Está en la página 1de 19

I.E.P..

«San Pablo»
ÁREA: HISTORIA, GEOGRAFÍA Y ECONOMÍA
LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL
1939 - 1945
INTRODUCCIÓN
· Alemania pierde la guerra, el káiser Guillermo I abdica y firma el Tratado de Versalles, admitiendo su
inferioridad y se esfuma el imperio alemán.

· Los obreros, la pequeña burguesía alemana y el ejército se reúnen en Weimar y deciden adoptar un gobierno
de tipo republicano, aceptando que la soberanía de un país reside en el pueblo, y que este debe por lo tanto
elegir a sus representantes. Se la conoce como la República de Weimer.

· Esta república no contó con el apoyo de los sectores más poderosos, como la burguesía industrial, por que
suponían que los obreros podrían formar un duro sector que iría contra sus intereses.(Pensemos que estaba de
moda el socialismos de Rusia).

· Por otro lado la nueva república aceptaba las disposiciones del Tratado de Versalles y creía conveniente pagar
todas las exigencias estipuladas en dicho tratado, actitud que creó una importante resistencia, como la de
algunas estrategias económicas que produjo una descontrolada inflación entre 1919 y 1923. Un dólar, llegó a
equivaler 4.250.000.000 marcos alemanes, cuando antes costaba 76 marcos.

· En esta etapa aparece un partido nacionalista que dirigido por un líder que arengaba discursos conmovedores,
de ideas nacionalistas, les fue devolviendo el orgullo y la fe al pueblo alemán, proponiéndole el rearmen
militar, la pureza de la raza aria y la unificación de una Gran Alemania. Ese conductor fue: Adolf Hitler, y su
partido se denominaba nacionalsocialista o simplemente NAZI.

· Este partido decidió culpar a los judíos, marxistas y liberales de las desgracias actuales de Alemania, por lo
que comenzó una política de persecución y eliminación sistemática de todos estos sectores. Para Hitler los
judíos, que controlaban la economía capitalista habían dividido al pueblo germano y habían detenido el
crecimiento económico de Alemania, y no le hacia nada bien al país.
· Hitler cuando consiguió cierto poder y apoyo de algunos militares, dio un golpe político que se conoce como el Putsch
de Munich, que fracaso porque aún su poder no estaba consolidado y algunos seguidores lo abandonaron en el camino.
Estuvo preso 8 meses y allí escribió su libro cumbre, Mi Lucha, en donde asentó sus ideas y su plan de lucha futuro. Su
secretario fue Rudolf Hess que más tarde sería uno de los mas importantes líderes del nazismo del Tercer Reich.

· Llega el año 1929, comienza la más grande crisis económica mundial del capitalismo en el siglo XX, la Bolsa de Wall
Street se derrumba y como un dominó las empresas comienzan a caerse una tras otra, la desocupación toma índices
increíbles. A esa situación Alemania no está para nada exenta, y los desocupados alcanzan a 6.000.000 en ese país.

· La república no logra resultados positivos para paliar la crisis, y comienza a debilitarse. Ante este caos y sin propuestas
efectivas el partido NAZI surge como una posibilidad cierta de crecimiento y mejoras económicas el pueblo lo escucha
con atención, ven en Hitler una salida rápida y aparecen nuevos adeptos. En las elecciones de 1932 el nazismo
consigue el 37% de las bancas en el Parlamento.

· Los nazi también son apoyados por una gran masa de campesinos que estaban al borde de la pobreza, la clase media
también lo sigue.

· En 1933 es nombrado Canciller y su plan comienza a funcionar, toma gran poder y se relaciona con la burguesía
industrial, les promete y asegura mucho trabajo en el rearme bélico.

· Organiza grupos violentos y sanguinarios para perseguir a los disidentes al sistema y fueron la guardia personal del
furher. Fueron los grupos S.A. y S.S.

· Siendo Canciller incendió el Parlamento y culpó a los comunista, de esta manera justificó la persecución a este sector.
Mas tarde clausura el Parlamento y crea el Tercer Reich, que durará 1000 años, él será el conductor -el Furher- y exige
una total sumisión y fidelidad a su persona.
· Con la S.S. persiguió y eliminó a todos los opositores "enemigos del Reich" , además quemó libros públicamente y creó
los campos de concentración. Armó un aparato publicitario en apoyo a sus gobierno y comenzó el Plan de purificación de
la raza. En antisemitismo ya estaba un poco arraigado en la población europea, por lo que no fue muy difícil inculcarles
este sentimiento de rechazo a gitanos y judíos. Por ejemplo Inglaterra hablaba de la superioridad racial para justificar su
política de agresión y dominación imperialista en los países pobres y débiles que tenía sometidos en diversas partes del
globo.

· Con los judíos comenzó quitándoles diversos derechos civiles, y poco a poco los fue obligando a vivir aislados de la
sociedad y encerrados en guetos , que eran sectores dentro de la ciudad, pero cercado por un alambrado y controlados
por la policía alemana. El mayor fue el de Varsovia, y famoso por su rebelión, contra los nazi.
· Los campos de concentración que eran cientos, estaban distribuidos por todo el país. Allí se los obligaba a realizar
trabajos forzados de cualquier tipo, y recibían una pequeña dosis en calorías de comida diaria, lo que aseguraba que en
sólo 6 meses de penurias esos judíos morían de debilidad. (estaba todo calculado, en su Plan: "La Solución Final").Por
otro lado no tenían mucha protección contra el helado clima de algunas zonas, por lo que muchos morían de frío. Todos
lo judíos que se consideraban ineptos para el trabajo como los viejos, chicos y enfermos eran clasificados diariamente y
llevado a las cámara de gas, donde se los asfixiaba y los cadáveres de los quemaba en grandes hornos. Los muertos
llegaron a 6.000.0000 en toda la guerra, donde gran porcentaje fueron eliminados en los últimos 2 años. Inclusive llegó a
descuidar la guerra en pos de completar su "Plan" con los judíos.

· Económicamente el gobierno de Hitler logró una importante recuperación y su plan se basaba en:
Obras públicas importantes, desarrollo de la industria automotriz, parcelas de 125 ha. cada una para que se sean
trabajadas por los campesinos y aumentar así la producción agrícola. Producción de armamento bélico. Los desocupados
eran incorporados a la milicia alemana. Eliminar todo opositor del sistema, para que la política establecida no se vea
entorpecida por estos "enemigos del país". Aplastó a los sindicatos. Controló la prensa pública.
DEFINICIÓN
La segunda guerra mundial fue un conflicto armado que se extendió prácticamente
por todo el mundo entre los años 1939 y 1945, en la que participaron de forma activa
o pasiva, países de todos los continentes, fue una contienda en la que naciones con
siglos de civilización se enfrentaron en una escala destructiva sin precedentes,
concluyendo con la derrota del eje.

PAISES BELIGERANTES
 Las potencias del eje Alemania, Italia y Japón (Berlín-Roma-Tokio).
 Las potencias aliadas, Francia, Inglaterra, EE.UU., la Unión Soviética y en menor medida
China.

P. Aliadas
P. Del Eje
CAUSAS
Para el estudio de las causas que motivaron el estallido de la II Guerra Mundial, se ha creído
conveniente dividir el tema tres partes.

a) La primera es la evolución de las relaciones internacionales antes de la guerra.

a) La segunda las causas generales, las que se veían venir desde hacía tiempo: deseo de
revancha de Hitler y la aplicación de la ideología nazi, pacifismo de las democracias
occidentales que no desean una nueva guerra (política de apaciguamiento con Hitler),
rivalidad económica, la crisis de 1929 y el rearme de los países... Y,

a) La tercera parte, la que denominamos las causas inmediatas, las que determinan el
estallido de la guerra, en éstas hacemos alusión a los distintos pasos que van dando Hitler
y Mussolini incorporándose territorios hasta que las democracias occidentales les
declaran la guerra.
I. LAS RELACIONES INTERNACIONALES ENTRE 1933 Y 1939:
EL CAMINO HACIA LA GUERRA, LAS POTENCIAS SE VAN COLOCANDO.

El año 1933 asciende al poder de Hitler, con su política revanchista y la promesa


de acabar con el desempleo en Alemania consiguió el apoyo de un gran número de
ciudadanos.

Una vez consolidado en el poder se encargó de acabar con las instituciones democráticas e
inició un rearme que llevaría a la II Guerra Mundial. Pero no es sólo Hitler el causante de la
guerra. Las demás potencias viendo el cariz que estaban tomando los acontecimientos en
Europa se aprestaron a consolidar alianzas militares contra Alemania.

Se rompía definitivamente el principio de la seguridad colectiva que era sustituido por


pactos militares entre las grandes potencias
1. El viraje franco-soviético.
Tras el ascenso de Hitler Francia se siente de nuevo obsesionada con Alemania, en ese clima
busca una aproximación a la Rusia Soviética, potencia con la que no mantenía ningún tipo de
relación y hacia la que mostraba hasta entonces sólo signos de hostilidad.

Alemania, a su vez, se siente cercada y moralmente desligada de los acuerdos de Locarno,


esto hará aumentar aún más la tensión. La aproximación entre Francia y la U.R.S.S. se
materializa en Stresa, donde se reúnen los ministros de asuntos exteriores de Francia, la
U.R.S.S. e Italia; si en Locarno la Unión Soviética había quedado marginada, ahora era
Alemania.

2. El viraje británico o ruptura entre Gran Bretaña e Italia.


La Italia fascista inicia la conquista de Etiopía, Gran Bretaña duda, si busca el equilibrio debe
apoyar a Italia para consolidar un frente contra Alemania, si busca la seguridad colectiva
debe apoyar las sanciones de la S.D.N. contra Italia; opta por lo segundo y aunque al final se
llegue a algún tipo de aproximación, el entendimiento es imposible.
3. El viraje italiano o alianza entre Italia y Alemania.

En 1934 Italia había afirmado que no reconocería nunca la anexión de Austria por Alemania.

En 1936 el ambiente había cambiado, Italia estaba aislada por la conquista de Etiopía y
Alemania era el único país que reconocía sus conquistas.

El nuevo ministro de asuntos exteriores italiano –el conde Ciano- viaja a Berlín donde
colabora con los nazis en la ayuda al bando nacionalista en la Guerra Civil Española, además
entra con Alemania y Japón en el pacto Antikomintern (anticomunista), el apoyo italiano
dejaba a Hitler las manos libres contra Austria, Checoslovaquia...

4. El viraje germano-soviético.

Si había en Europa dos regímenes incompatibles estos eran Alemania y la Unión Soviética.

Stalin ante la amenaza que suponía Alemania no había obtenido ningún apoyo concreto de
Gran Bretaña y Francia (el pacto franco-soviético no había cubierto las expectativas de
Stalin) y no deseaba enfrentarse él solo a la maquinaria bélica alemana. Hitler si quería
conquistar Polonia debía asegurarse la neutralidad rusa.
Estos intereses hacen que se firme el 23 de agosto de 1939 el pacto de no-agresión entre
estos dos países. El 1 de septiembre Hitler invadía Polonia.
II. CAUSAS GENERALES:
1. Hitler y el deseo de revancha.
Ya sabemos que el Tratado de Versalles por el que se ponía fin a la I Guerra Mundial fue una
humillación para Alemania, más que un tratado fue una imposición.

Alemania perdía parte de sus territorios (Alsacia, Lorena...). Se prohibió que se rearmara el
ejército alemán y que tuviera unidades militares en las proximidades del Rin (Renania).

Por si fuera poco, Alemania tenía que hacer frente a una desorbitada indemnización de
guerra que pagaría, sobre todo, a Francia, país que no dudó en ocupar la zona del Ruhr en
1923 para cobrarse la deuda, al no poder pagar el gobierno alemán ese año.

El odio hacia los franceses y el orgullo nacional herido por Versalles van a ser aprovechados
por Hitler para ascender al poder, su doctrina es la venganza. Con la reducción del pago de 6
millones a sólo 400.000 se va a ganar la simpatía y el apoyo de su pueblo y Hitler, tras la
eliminación violenta de todo tipo de oposición, va a poner en práctica una política agresiva
que le va a llevar, no sólo a rechazar las cláusulas de Versalles, sino a conquistar un buen
número de territorios en Europa central.
2. La ideología expansionista de Hitler: la teoría del espacio vital.

Ya veíamos anteriormente los puntos básicos de la ideología de Hitler, recordemos en


concreto los que hacen referencia a su expansionismo.

El pensamiento de Hitler es ultranacionalista, para él la nación alemana está llamada a


grandes designios. El territorio de Alemania es insuficiente para mantener a una población
en continuo crecimiento, es la teoría del espacio vital (lebensraum), y basándose en ella
reclamará el expansionismo territorial y la incorporación a Alemania de todos los territorios
de lengua alemana, y aquellos en los que los alemanes sean demográficamente mayoría:
Austria, los Sudetes en Checoslovaquia... pero no se quedará sólo en eso y aspirará a
controlar todo el continente. Recordemos que las ideas expansionistas son también propias
de Mussolini (invasión de Etiopía en 1936, Albania...) y de Japón que lo practica desde antes
(Manchuria, 1931).
3. Las democracias occidentales y el apaciguamiento.

Frente al resurgimiento del militarismo y el triunfo de las ideas de Hitler en Alemania, las
potencias que firmaron el tratado de Versalles sólo muestran preocupación.
Frente a las democracias han ascendido en Europa dos tipos de regímenes totalitarios: el
comunismo en Rusia y el fascismo y nazismo en Italia y Alemania, las democracias empiezan
a ser minoría. En Gran Bretaña y Francia la juventud era pacifista, no quería que se repitiera
una nueva tragedia y estaban dispuestos a ceder ante Hitler fiándose de su palabra: cada vez
que incorporaba un territorio se mostraba satisfecho y decía que ese era el último; Gran
Bretaña y Francia creían que se había evitado la guerra. En el interior de estas democracias
también surgen partidos de corte fascista (en Bélgica, Francia y Gran Bretaña),y, aunque
siempre fueron minoritarios, sí fueron muy activos. Estados Unidos en tiempos de Roosevelt
vivía en un espléndido aislamiento, desentendido totalmente de lo que pasaba en Europa.
4. Las rivalidades ideológicas.

Las democracias estaban en minoría. Recordemos que además de los regímenes de Hitler y
Mussolini, las dictaduras de corte más o menos fascista se van a extender por toda la Europa
oriental y del sur; y casi todos esos regímenes muestran un odio atroz hacia la democracia lo
que no fomenta precisamente el diálogo. Pero las fobias del nazismo y el fascismo se dirigían
también contra el comunismo contra el que sentían todavía más aversión. Francia y Gran
Bretaña tal vez creían que los dos movimientos totalitarios se destruirían entre ellos y por eso
se mostraron confiadas.

Como conclusión diremos que la guerra era inevitable, y que todos los países se preparaban
para ella desde finales de la década de los treinta, con excepción de Alemania que lo hizo con
anterioridad. El rearme de los países supuso una salida a la crisis del 29 con la reactivación de
la industria militar, de esta forma Hitler acabó con el paro. Lo único que no se sabía era la
fecha, y las democracias occidentales esperaban retrasarla para prepararse mejor o con el
convencimiento de que se podría evitar.
III. LAS CAUSAS INMEDIATAS: LOS PASOS HACIA LA GUERRA.

Fruto de lo anteriormente expuesto son una serie de pasos de Alemania, Italia y Japón que
van a llevar hacia la guerra. La tensión en Europa era muy alta y Hitler se aprovechó de esa
tensión y del deseo de paz de las democracias para avanzar un paso más en la expansión
territorial de Alemania.
1. Los pasos de Alemania.

A partir del año 1936 Hitler profundiza en la idea de fortalecimiento militar, como símbolo
del rechazo de Versalles ocupó militarmente Renania, Francia y Gran Bretaña casi no
protestaron. En ese mismo año Alemania firmó con Japón el pacto antikomintern
(anticomunista), Italia se adhirió en 1937.

Por otra parte la Guerra Civil Española, que estalló en 1936, unió todavía más a Alemania e
Italia, en esa guerra se ensayarían armas y tácticas militares que luego se desarrollarían en la
II Guerra Mundial.
a) El anschluss o anexión de Austria por Alemania.

Austria tras su derrota en la I Guerra Mundial quedó reducida a un territorio muy pequeño de
lengua y cultura alemana. Ya en los acuerdos de paz tras la I Guerra Mundial se habló de la
posibilidad de que quedara unida a Alemania, esa posibilidad no se cumplió por el rechazo
frontal de Francia e Italia.

En 1934 Hitler intenta esa incorporación, él era austríaco de nacimiento y pretendía la unión
de todos los territorios de lengua y cultura alemanas. En esta fecha tan temprana no pudo
conseguirse por la oposición de Italia, entonces aliada a Gran Bretaña y Francia.
En 1938 Hitler presionó al canciller austríaco para que nombrara al dirigente del partido nazi
austríaco, Seyss-Inquart como ministro del interior. En marzo el canciller convoca un
referéndum para ratificar o no la unión de Austria con Alemania, quería con ello mantener la
independencia de Austria, Hitler exige la anulación de la convocatoria y que se nombre
canciller a Seyss-Inquart, esto último es aceptado, a la fuerza, y tres días después las tropas
alemanas entran sin oposición en el país, el referéndum se realizará pero “supervisado” por
los alemanes, el resultado es sospechoso: 99´75% de los votos a favor de la unión con
Alemania.
b) La anexión de los Sudetes.

Los Sudetes es una zona del noroeste de Checoslovaquia donde vivían tres millones de
alemanes que eran bien tratados por los checos. Estos alemanes pedirán la
autodeterminación. Para apoyar a esta minoría alemana Hitler desplazó 750.000
soldados a la frontera con Checoslovaquia y reforzó la frontera con Francia por si había
alguna reacción de ésta ya que era aliada de Checoslovaquia. El riesgo de guerra era
inminente, ante esta circunstancia y a instancias del primer ministro británico
Chamberlain se reunieron el 29 de agosto de 1938 en la Conferencia de Munich el inglés
Chamberlain, el francés Deladier, Hitler y Mussolini. En esta conferencia se aceptó la
anexión de los Sudetes por Hitler a cambio de que diera garantías a Francia y Gran Bretaña
de que con eso acababan sus ambiciones. Chamberlain pensaba que se había evitado la
guerra. Hitler firmó pactos con la intención de no cumplirlos. En esta conferencia se
manifestó la impotencia y debilidad de las democracias que cedieron ante Hitler y
sacrificaron a Checoslovaquia, un país democrático.
c) El resto de Checoslovaquia y Memel.

Con la incorporación de los Sudetes y de Austria la situación de Checoslovaquia


era desesperada, formaba una cuña que se adentraba en Alemania. Tras la conferencia
de Munich y la anexión de los Sudetes Checoslovaquia había quedado debilitada y Hitler
decide ocupar en marzo de 1939 la parte checa y Eslovaquia se convierte en un país
independiente bajo tutela alemana.
Seis días después de la ocupación de Checoslovaquia Hitler se anexiona Memel, una ciudad
declarada libres en el tratado de Versalles. En este momento Francia y Gran Bretaña
declaran que ante una nueva agresión intervendrán militarmente, esto frenó de momento a
Hitler. No obstante, y ante la ocupación de Albania por Italia, Hitler firmó el pacto de Acero
con Mussolini, por él Alemania e Italia se aliaron militarmente.
El siguiente paso sería Polonia, la U.R.S.S. intenta evitarlo y busca apoyos en Francia y Gran
Bretaña, no se llegó a firmar ningún pacto por la oposición del presidente polaco Beck que
no quería dar una excusa a Hitler, con ello firmaba su sentencia de muerte. Al no
materializarse este pacto Stalin buscó un entendimiento con Hitler y ambos firmaron el
pacto germano-soviético el 21 de agosto, era un pacto de no agresión y los ministros de
exteriores ruso y alemán (Molotov y Ribbentrop) incluyeron una cláusula secreta para
repartirse Polonia y los países bálticos.
En la madrugada del 1 de septiembre de 1939 las tropas alemanas invaden Polonia tomando
como excusa la negativa polaca a entregarles Danzig, dos días más tarde Francia y Gran
Bretaña le declaran la guerra.
2. El expansionismo italiano y japonés.

Además de Alemania, protagonista principal en Europa, no debemos olvidar el


papel de las otras dos potencias aliadas suyas.

a) Mussolini y la expansión italiana.

Mussolini es partidario también del expansionismo territorial y siguió un proceso similar al


alemán. En 1935 inició la conquista de Etiopía, país independiente y soberano en África y
miembro de la Sociedad de Naciones. Esto le valió la condena internacional e hizo que
abandonara la alianza con Francia y Gran Bretaña que había firmado en Stresa para frenar el
expansionismo alemán, este hecho consuma el acercamiento a Alemania que va a ser
progresivo.
En abril de 1939, tras la anexión de Checoslovaquia y Memel por Hitler, Mussolini inició la
conquista de Albania y se consolidó su alianza con Hitler con la firma del pacto de Acero.

b) Japón y el expansionismo en el Pacífico.

La guerra en el Pacífico, el otro escenario de la II Guerra Mundial, será iniciada por Japón. El
gobierno japonés en 1931 apoya la intervención de su ejército en el territorio chino de
Manchuria, un año después crea allí un estado-satélite denominado Manchu-Kuo. A este
territorio le seguirán otros y cuando en 1937 inicie la guerra contra china se producirá el
inicio de la II Guerra Mundial en esa zona.