Está en la página 1de 2

Matías Nahúm Rubio Sepúlveda

Este ciervo del señor nació para sorpresa de sus padres en la víspera de año
nuevo, exactamente el 31 de diciembre del 2000. A pesar de haber nacido
con un peligroso tumor en el cerebro, esto no le impidió, para orgullo de su
madre, Sandra y su padre José Luis, llegar a ser uno de los mejores
estudiaste de su curso, con el incombinable sueño de estudiar medicina en la
misma universidad de su hermana valentina, la U. de los andes. Este
querubín ha estudiado en el IPE desde kínder, y fue en este curso en el que
conoció a su futuro mejor amigo, Cristóbal Tagle, con el que tendría grandes
aventuras y jocosas situaciones gracias al roce que tendrían este y su amada
y temida tia, esta emblemática mujer seria, “la tía Sonia”, la cual pensaba que
este alumno sería una mala influencia para su sobrino, ellos ignorando
esto no se han separado hasta 4to medio.
Matías siempre se destacó por un muy ser una persona muy sociable,
carismática y con una gran personalidad para hacer nuevos amigos, rara vez
se le vera enojado con alguien, pues no solo parece un gigante osito de
peluche, sino que también tiene la actitud de uno. Este ejemplar científico se
destacó principalmente por entender todas las clases de química, las cuales
sus compañeros le rogaban por enseñarles. A pesar de ser tan carismático y
sociable nunca ha entablado una relación, a pesar de haber tenido las
oportunidades, pero todos sus amigos saben que en algún momento el
caerá.
Este buen apóstol nunca ha sido de meterse en problemas, al contrario,
usualmente trataba de evitarlos, pues no le gusta que sus amigos peleen
entre ellos. Matías posee una gran cantidad de confiables amigos, con los
que le gusta salir y divertirse, pero siempre controlando la mano pues él,
como debía ser, tenía que levantarse temprano al día siguiente para ir a la
iglesia, para luego encontrarse con el grupo de jóvenes que ahí
se reúnen para conversar y pasar un buen rato… o al menos eso nos dice él.
A causa de haber estudiado en el IPE durante todos sus años de escolaridad,
Matías se apegó y encariñó con el establecimiento, pues cada vez que se
habla de salir del colegio él nos hace saber cuánto lo extrañara. Pero a pesar
de esto el siempre tuvo una clara idea de cómo quería que fuera su futuro, ya
que desde pequeño soñaba con ser médico y a penas su hermana entro a
estudiar, descubrió que universidad escogería, pues el aseguraba que ese
era el ambiente en el que desearía desenvolverse, este lugar, llamado
la universidad de zorrones por muchos, es la Universidad de los Andes.
Este angelical sujeto ha sido una gran persona durante todos estos años en
los que hemos estado con él, siempre sonriendo y haciéndonos reír. Con el
deseo de que algún día deje de vivir tan lejos de la humanidad y se
puedan hacer carretes en su casa, nos despedimos, pero no para siempre,
pues bien claro está que todos nos seguiremos viendo. Con los mejores
deseos, BENDICIONES ;) y mucho éxito en todo. Te queremos.

TU CURSO

S.N: Mati. Panda. Pastor soto. Po. Willy


F.T: “Yo le daría más color”. “Es que no puedo”. “Es que mi mamá…”
R.U: Un rosario. Un inhibidor de frecuencia. Un
flechazo de Cupido
S.F: No ser paqueado en cada carrete. Independencia
LQNSV: No recibiendo llamadas de su mamá
S.P: L.O.L., R.P., CSGO
D.E: En la iglesia. En el auto con su mamá

Intereses relacionados