Está en la página 1de 1

Generalmente se define como el estudio de toda la historia de las palabras, no solo su origen.

El término
se originó en la Antigua Grecia, proviene del griego antiguo Etymon (verdadero sentido) y logos
(palabra). Mientras que en la época clásica se trataba de significados, hoy la etimología se ocupa de la
historia de las palabras. El término fue transformado por los Estoicos, un grupo de filósofos griegos del
siglo IV a.C. como un grupo de palabras griegas.

La información etimológica no solo proporciona el origen de la palabra sino que también hace referencia
a los cognados, es decir, palabras 'parientes' familiares en forma. La importancia de esta se le atribuye a
la posibilidad de mejor comprensión y retención de nuevos elementos en el vocabulario de distintos
idiomas.

El principal problema de la investigación etimológica es el hecho de que el significado original de un


lexema es incomprensible.

El significado a menudo cambia, y si volvemos a mirar la historia de una palabra, podríamos llegar a una
era de la que somos historia, podríamos llegar a una era de la que no tenemos información, pero
sabemos que se hablaron idiomas en ese momento, y las palabras seguramente existieron.

- Etimología popular:

Cuando las personas escuchan una palabra extranjera o desconocida por primera vez, intentan darle
sentido relacionándola con palabras que conocen bien. Sin embargo, a menudo adivinan
incorrectamente, y si suficientes personas hacen la misma suposición incorrecta, el error puede
convertirse en parte del lenguaje. Estas formas erróneas se llaman folk o etimologías populares.

- Nombres

Uno de los aspectos más populares de la etimología es la historia de los nombres. El estudio lingüístico
de los nombres se llama onomástico. Entre sus ramas se encuentran el estudio de nombres personales
(antropoomástica) y topónimos (toponomastica). Pero en la actualidad el tema trata mucho más que la
etimología, e investiga una amplia gama de cuestiones sociales, psicológicas y legales. Cuando hablamos
de nombres personales, hablamos de nombres, apellidos y apodos. Otros tipos de nombres son
nombres de lugares, nombres de objetos, etc.

- Nombres de objetos

Cuando hablamos de nombrar objetos, definitivamente debemos mencionar un proceso donde los
nombres se usan en la formación de nuevos lexemas. Cuando se usa un nombre personal de esta
manera, se lo conoce como un epónimo, y el proceso se conoce como eponimia*. También podemos
definir epónimos como palabras nuevas basadas en nombres. La cantidad de palabras nuevas de este
tipo en campos como biología, física y medicina es muy grande, ya que los descubrimientos nuevos a
menudo se llaman así por sus descubridores.

(*) – Eponimia: un proceso donde los nombres se usan en la formación de nuevos lexemas.