Está en la página 1de 7

UNIVERSIDAD NESTOR CÁCERES VELASQUEZ

FACULTAD DE CIENCIAS E INGENIERÍA


“INGENIERÍA CIVIL”
Mecánica de rocas

Esfuerzos Efectivos y Totales en:


Docente:
Arenas - Arcillas

Ing. Jaime Villa

Alumnos:
- Sindy Lizbeth Meneses Bailón

Arequipa – Mayo 2017


INDICE

INTRUDUCCIÓN ....................................................................................................................... 3

DEFINICIÓN .............................................................................................................................. 3

GENERALIDADES .................................................................................................................... 3

LA ENVOLVENTE CÍRCULO DE MOHR – COULOMB ................................................... 6

II
INTRUDUCCIÓN

La relación de esfuerzos efectivos iniciales es requerida para cualquier análisis de


comportamiento mecánico del suelo, en cuanto que constituye el punto de arranque de
cualquier trayectoria de esfuerzos. Su evaluación resulta ineludible para poder determinar
los máximos incrementos de carga antes de que se produzca la falla y para calcular las
deformaciones y desplazamientos del suelo producidos por las cargas impuestas.

DEFINICIÓN

Esfuerzo (suelo seco):


– Esfuerzo promedio producido por los contactos entre las partículas:
σ = σ´ Esfuerzo (suelo saturado):
– Esfuerzo total:
σ

– Presión del agua de los poros (presión hidrostática, presión inicial) / Exceso de
presión de poros (presión del agua de los poros producida por la carga):
u/Δu
Esfuerzo efectivo: Contacto efectivo entre partículas:
σ´ = σ – u (principio de los esfuerzos efectivos)

GENERALIDADES

El Principio de Esfuerzos Efectivos en Suelos Secos o Saturados

El principio de los esfuerzos efectivos fue propuesto por Karl Terzaghi en 1923 y se
representa en la siguiente ecuación:

σ = (σ − µ) (1).
La expresión anterior fue establecida para suelos saturados o suelos granulares
secos. De acuerdo a Lambe y Whitman (1969), el principio de esfuerzos efectivos se
enuncia del modo siguiente:
a) El esfuerzo efectivo es igual al esfuerzo total menos la presión de poros.

b) El esfuerzo efectivo controla ciertos aspectos del comportamiento del suelo,


especialmente la compresibilidad y la resistencia.

3
Bishop y Blight

En 1963 indicaron que existen dos condiciones necesarias y suficientes para que
la ec. (1) se cumpla rigurosamente para el cambio de volumen y la resistencia de suelos
saturados o secos:
1) Las partículas del suelo son incompresibles.

2) El esfuerzo de fluencia en la partícula sólida, que controla el área de contacto y la


resistencia cortante intergranular, es independiente del esfuerzo de confinamiento. Los
suelos reales no satisfacen completamente estas dos condiciones, tal como fue indicado
por Skempton (1961); el comportamiento mecánico de los suelos y otros materiales
porosos está controlado más exactamente por un esfuerzo efectivo que es función del
esfuerzo total y la presión de poros en la forma:

σ =σ − kµ
donde, para cambios en la resistencia cortante:

y para cambios volumétricos:

donde:
a = área de contacto entre partículas por área unitaria bruta del material.
ψ = ángulo de fricción intrínseca de la sustancia sólida que compone las partículas.
φ = ángulo de resistencia cortante del material poroso.
Cs = compresibilidad de la sustancia sólida que compone las partículas.
C = compresibilidad del material poroso.

Ecuación de falla de Coulomb (1776) Coulomb observó que si el empuje de un


suelo contra un muro produce un desplazamiento en el muro, en el suelo retenido se forma
un plano recto de deslizamiento.

Él postuló que LA MÁXIMA RESISTENCIA AL CORTE, τf, en el plano de falla,


está dada por:
τf = c + σ tg φ donde:
σ = Es el esfuerzo normal total en el plano de falla.
φ = Es el ángulo de fricción del suelo (por ejemplo, arena)
c = Es la cohesión del suelo (por ejemplo, arcilla).

4
Esta es una relación empírica y se basa en la LEY DE FRICCIÓN DE
AMONTON para el deslizamiento de dos superficies planas, con la inclusión de un
término de cohesión c para incluir la Stiction propia del suelo arcilloso.
En los materiales granulares, c = 0 y por lo tanto:
τf = σ tg φ Suelo granular
Contrariamente, en suelos puramente cohesivos, φ = 0, luego:
τf = c Suelo cohesivo puro

TERZAGUI publica su expresión σ = σ’ + U con el principio de los esfuerzos efectivos


(el agua no tiene cortante).
Entonces: τf = c ‘+ σ’ tg φ’ (

Puesto que la resistencia al cortante depende de los esfuerzos efectivos, en el suelo los
análisis deben hacerse en esos términos, involucrando c’ y φ’, cuyos valores se obtienen
del ENSAYO DE CORTE DIRECTO:

El esqueleto mineral es más resistente al corte, en las arenas densas por lo que la fricción
efectiva φ’ resulta mayor. La pendiente de la envolvente da el valor de φ’, que en suelos
granulares llega a ser:

5
- Suelos granulares (arenas, gravas)
- Suelos blandos (arcillas, limos)

Compresión triaxial drenada

LA ENVOLVENTE CÍRCULO DE MOHR – COULOMB

Para dibujar la envolvente de falla, se requieren ensayos en los que se alcance el


nivel de esfuerzos que demanda la falla. La situación se logra con σ1f; σ3f. El círculo N
muestra una situación estable, pero el incremento de σ1 lo lleva a la situación C y la
reducción de σ3, a la situación A. En B, se cambian ambas.

6
El sistema de clasificación de suelos utilizado en la ingeniería de carreteras, denominado
sistema AASHTO, tiende a ser de este tipo, con el valor A1 para las arenas limpias y A7
para las arcillas plásticas.