Está en la página 1de 3

El teatro es la rama de las Artes

escénicas relacionada con la actuación, que


representa historias actuadas frente a los
espectadores o frente a una cámara usando
una combinación de
discurso, gestos, escenografía, música, sonid
o y espectáculo.
También se entiende por «teatro» al género
literario que comprende las obras de teatro representadas ante un público o bien para
ser grabadas y reproducidas en cine ante un público, así como a la edificación donde se
presentan tradicionalmente dichas obras o grabaciones. En adición a la narrativa
común, el estilo de diálogo, el teatro también toma otras formas como la ópera, el ballet,
el cine, la ópera china y la pantomima.

De acuerdo con los teóricos, el teatro nace en la antigua


civilización griega; sin Embargo, la mayoría de estudios
afirman que las primeras manifestaciones teatrales surgen
en la prehistoria, cuando el hombre se cubría con pieles de
animales e imitaba los movimientos de las fieras que iban a
cazar, estas dazas mímicas eran una especie de ritual.

De igual modo puede considerarse, en el estudio de los


orígenes del teatro, a las antiguas ceremonias religiosas
celebradas en torno a la agricultura, en las que se incluían cantos, danzas y recitaciones
oraciones elaboradas para ser presentadas antes el público.

El teatro entendido como arte dramático comenzó en


la antigua Grecia y por tanto este post parte de aquellos
lugares destinados a la representación: el teatro griego.

Las primeras representaciones evolucionan de los


primeros actos religiosos (Komos) y por tanto tienen
un componente didáctico. Debido a esto, es lógico que que estas construcciones tengan
como principal objetivo la buena visión y acústica de los espectadores hacia un punto
fijo. Para ello se sitúan en laderas de colinas, aprovechando la pendiente.

Consta de tres partes bien diferenciadas:

Escena: En ella se sitúan decorados inicialmente pintados hasta giratorios en forma de


prismas triangulares.

Orquesta: Tiene forma circular y es donde se sitúa la orquesta.

Graderío: Es de planta ultrasemicircular, rodeando en parte a la orquesta.

El teatro como se ha podido observar, constituye un todo


orgánico del que sus diferentes elementos forman una parte
indisoluble. Esos elementos, no obstante, poseen cada uno
características y leyes propias y, en función de la época, de la
personalidad del director o de otras circunstancias, es habitual
que se conceda a unos u otros mayor relevancia dentro del
conjunto. Estos elementos son:

Las obras dramáticas se escriben en diálogos y en primera


persona, en el que existe las acciones que van entre
paréntesis, (llamado lenguaje de acotaciones).

En la tradición occidental, el texto, la obra dramática, se ha


considerado siempre la pieza esencial del teatro, llamado "el
arte de la palabra". Dado que, de forma más matizada, esta
orientación predomina también en las culturas orientales, cabe cuando menos admitir
como justificada tal primacía.

La personalidad del director como artista creativo se


consolidó a fines del siglo XIX, aunque su figura ya existía
como coordinador de los elementos teatrales, desde la
escenografía a la interpretación. A él corresponde convertir
el texto, si existe, en teatro, con los procedimientos y
objetivos que se precisen. Poderosos ejemplos de dicha
tarea fueron los alemanes Bertolt Brecht y Erwin Piscator, dedicando su energía a
conseguir del espectador su máxima capacidad de reflexión, o el ascetismo del polaco
Jerzy Grotowski.

Las técnicas de actuación han variado enormemente a lo


largo de la historia y no siempre de manera uniforme. En
el teatro occidental clásico, por ejemplo los grandes actores,
los "monstruos sagrados", tendían a enfatizar las
emociones con objeto de destacar el contenido de la obra,
en la comedia del arte el intérprete dejaba rienda suelta a
su instinto; los actores japoneses del Nō y kabuki, hacen
patentes determinados estados de ánimo por medio de gestos simbólicos, bien de gran
sutileza o deliberadamente exagerados.

De forma estricta, se entiende por decorado al ambiente en que


se desarrolla una representación dramática, y por escenografía,
al arte de crear los decorados. Hoy en día, tiende a introducirse
en el concepto de "aparato escenográfico" a todos los elementos
que permiten la creación de ese ambiente, entre los que cabría
destacar fundamentalmente a la maquinaria o tramoya y la
iluminación.