Está en la página 1de 2

ADMINISTRACIÓN DEL VIRREYNATO DEL PERÚ

Desde los primeros descubrimientos geográficos la corona española fue consciente de la


necesidad de crear un organismo que velara por sus nuevos territorios. Tras casi 20 años de
exploraciones en el continente americano el reino de España creó el Real y Supremo Consejo de
Indias. Si bien empezó sus funciones en 1524, desde un inicio actuó como intermediario entre el
rey y las indias y, durante el siglo XVIII, como organismo asesor para las secretarías de gobierno.
De este organismo emanaron las leyes y el corpus legislativo base para la administración del
virreinato, tanto en México como en Perú. El Consejo de Indias tuvo un campo de acción
amplísimo. Fue el encargado de proponer los posibles candidatos a virreyes para las Indias y
Filipinas, así como también de los oidores, corregidores y gobernadores de las ciudades
americanas. De igual manera, en el ámbito judicial, fue la máxima instancia para las apelaciones de
los casos impartidos por las audiencias.

ECONIMIA VIRREYNAL
La economía en el virreinato del Perú durante la segunda mitad del siglo XVI y finales del siglo XVII,
estuvo influenciada por objetivos comerciales. De esta forma para alcanzar estos objetivos se
dependía de la abundancia de dinero, a través de la acumulación de oro y metales preciosos. La
minería por lo tanto se constituyó en el principal pilar de la economía. Así mismo a parte de la
extracción de metales, la explotación y exportación materias primas obtenidos del sector agrícola los
cuales eran destinados para abastecer el mercado europeo, todas estas actividades fueron
determinando la creación de diversos núcleos exportadores en cuyo alrededor se crearon otras
actividades productivas que en conjunto formaron sistemas de explotación y apropiación.
AGRICULTURA VIRREYNAL
Durante el coloniaje la propiedad de la Tierra está caracterizada por la aparición de grandes
haciendas o latifundios. Latifundismo y servidumbre serán los pilares básicos de la agricultura
colonial. Adquiriendo una fisonomía cuasi feudal, el indio estará atado al latifundio como el siervo
lo estuvo al feudo. Su origen no está en las encomiendas, dado que éstas no daban derechos sobre
la tierra. Podían formarse a partir de tierras que el Rey cedía a particulares, lo cual era llamado
“Merced de tierra”. A veces algún español se posesionaba de tierras libres (que en teoría
pertenecían todas a la corona) y después legalizaba su propiedad. A esto se le llamaba
“Composición”. La mano de obra en la costa fue proporcionada por los esclavos, en la sierra los
yanaconas fueron la mano de obra explotada. Los yanaconas fueron indios que huían de sus pueblos
para eludir el tributo y la mita y trabajaban gratuitamente en las haciendas a cambio de una parcela
para cultivar.

SOCIEDAD COLONIAL
En el Perú colonial confluyeron distintos grupos humanos. Los principales los indígenas, los
europeos y los africanos. Las relaciones entre estos grupos raciales fue Jerárquica, pues el sistema
colonial daba a los españoles un status superior sobre los demás. A pesar de estas diferencias existió
un fuerte mestizaje racial y cultural, que dio origen a las castas.
LA RELIGION EN EL VIRREYNATO
La iglesia católica tuvo presencia en el nuevo mundo desde los primeros días de conquista. Los
soldados se encargaron de extender la fe cristiana pues ellos mismos se consideraron agentes de
evangelización frente a los indígenas. Y es que la conquista fue entendida por muchos españoles
como un intento de la corona, no solo por extender sus dominios, sino también como justificación
en la propagación de la fe. Así, durante los primeros años de presencia española en el Perú, fueron
los soldados los que se encargaron de mantener la fe. Al virreinato del Perú llegaron las órdenes
religiosas casi al mismo tiempo que los conquistadores.

LA CULTURA EN EL VIRREYNATO
El ARTE BARROCO DEL VIRREINATO

El arte durante los primeros años virreinales fue exclusividad de los religiosos y tuvo un fin de
adoctrinamiento. Su característica principal fue el barroco, que dominó casi por dos siglos las artes
como la pintura, escultura, arquitectura, música y literatura.

En el interior, la situación no fue diferente, en Cusco, Arequipa, Cajamarca, Ayacucho, Puno y


Trujillo buscaron su lenguaje propio, basados en el uso de elementos de Lima.

LA PINTURA Y ESCULTURA

Estas artes recibieron influencias italianas debido a la visita de artistas como Bernardo Bitti, Mateo
Pérez y Angelino Medoro. Y en el siglo XVII surgió una pintura mestiza, cuya máxima expresión se
dio en el Cusco.

La escultura fue introducida por la iglesia y se caracterizó por ser trabajada al detalle.

ARQUITECTURA

La arquitectura virreinal alcanzó su máxima expresión en la edificación de iglesias, claustros, casas


y mansiones señoriales, y en menor medida fortalezas y cuarteles.

Su desarrollo fue incentivado fundamentalmente por la actividad religiosa, que construyó


catedrales, claustros y conventos urbanos y rurales, dispersos por toda su geografía.

DATO

En 1568 los jesuitas fueron los primeros en inaugurar representaciones al aire libre en la plazuela
de San Pedro en Lima.

Intereses relacionados