Está en la página 1de 6

Espacios confinados

En México, los trabajos en espacios confinados también cuentan con disposiciones legales
específicas para la protección de la Seguridad y Salud de los trabajadores que realizan actividades
en estos espacios.

En primer lugar, el Reglamento de Seguridad y Salud en el Trabajo, del 13 de noviembre de 2014,


dispone en su artículo 25 las obligaciones atribuibles a la figura del empresario y específicas para
este tipo de trabajos:

• Elaborar un análisis de Riesgos sobre las actividades por desarrollar;


• Contar con procedimientos de seguridad para las actividades a desarrollar y los equipos y
herramientas por utilizar;
• Contar con procedimientos de muestreo para detectar atmósferas peligrosas o deficientes
de oxígeno;
• Disponer de un plan de trabajo específico;
• Disponer del plan de rescate para posibles trabajadores accidentados, que incluya el
equipo respectivo;
• Señalizar la entrada del Espacio Confinado;
• Designar a un responsable de la supervisión de los trabajos que se ubicará en el exterior
del espacio confinado;
• Contar con mecanismos de comunicación entre el personal que realiza las actividades en
el espacio confinado y el personal supervisor;
• Mantener una atmósfera respirable por medio de sistemas de ventilación natural o
forzada, o utilizar equipo de protección personal con línea de suministro de aire o de
respiración autónomo;
• Utilizar instalaciones, herramientas y equipos eléctricos a prueba de explosión, en
presencia de sustancias inflamables o explosivas;
• Proveer iluminación al interior de los espacios confinados;
• Proporcionar a los trabajadores el equipo de protección personal requerido, de
conformidad con el análisis de Riesgos;
• Proporcionar información y capacitación a los trabajadores que realizan estas actividades;
• Expedir autorizaciones por escrito para la realización de trabajos en espacios confinados, y
• Llevar los registros del personal autorizado para su desarrollo; de su ingreso y salida de
dichos espacios; sus tiempos de permanencia, y el muestreo continuo de la atmósfera.

Además de estas obligaciones de carácter general, pueden existir otras que apliquen a las
empresas en función de las actividades que desarrollen en sus centros de trabajo. Buen ejemplo
de ello lo constituyen los trabajos de soldadura y corte, los cuales disponen de una regulación
específica. Esta regulación viene dada por la Norma Oficial Mexicana NOM-027-STPS-2008,
Actividades de soldadura y corte - Condiciones de seguridad e higiene.

En la Sección 10.5 de la Norma se estipulan las pautas que deberán seguirse durante las
actividades de soldadura y corte que vayan a realizarse en espacios confinados, siendo éstas:
I. El supervisor debe evaluar el interior del espacio confinado antes de entrar, durante y
al terminar la actividad de soldadura y corte, para verificar que el contenido de
oxígeno en el aire esté en el rango comprendido entre el 19.5% y el 23.5%;
II. Se debe evaluar la presencia de atmósferas explosivas a través de equipos de lectura
directa (explosi ́metros);
III. Se deben determinar los tipos de sustancias químicas almacenadas y aplicar el
procedimiento de descontaminación del espacio confinado;
IV. El trabajador debe contar con la autorización por escrito del empresario antes de
ingresar al espacio confinado;
V. El trabajador debe colocar tarjetas de seguridad que indiquen el bloqueo de energía
de alimentación, maquinaria y equipo que se relacione con el recipiente y espacio
confinado donde se realizará la actividad de soldadura o corte;
VI. Se deben ventilar y efectuar los controles oportunos con equipos de lectura directa
para corroborar los niveles de concentración de oxígeno en aire y la ausencia de una
atmósfera explosiva, en caso de no alcanzar el rango de 19.5% y 23.5%, se podrá
utilizar el equipo de protección respiratoria con suministro de aire respirable;
VII. Se deben utilizar equipos de extracción local para la eliminación de gases, vapores y
humos peligrosos;
VIII. El responsable del mantenimiento debe comprobar que el sistema de ventilación
artificial se encuentra en condiciones de funcionamiento y opera bajo un programa de
mantenimiento;
IX. Se deben colocar fuera del espacio confinado los cilindros y las fuentes de ignición;
X. Se debe controlar el tiempo de permanencia continua del trabajador dentro de un
espacio confinado. Por cada hora de trabajo continuo como máximo debe haber un
descanso mínimo de 15 minutos fuera del espacio confinado;
XI. Se deben eliminar o reducir al mínimo las atmósferas explosivas en los espacios
confinados que hayan contenido líquidos inflamables u otro tipo de combustibles,
antes de proceder a soldar o cortar;
XII. El supervisor debe vigilar que se apliquen los procedimientos de seguridad
establecidos, desde el ingreso del trabajador hasta el término de la operación;
XIII. El soldador durante la operación debe utilizar un arnés con una línea de vida. Las
cuerdas de la línea de vida deben ser resistentes a las sustancias químicas presentes y
con longitud suficiente para poder maniobrar dentro del área, y ser utilizada para
rescatarlo en caso de ser necesario;
XIV. Se debe realizar una limpieza e inspección para detectar y controlar los posibles
riesgos, tras la jornada de trabajo.

En México, los trabajos en espacios confinados también cuentan con disposiciones legales
específicas para la protección de la Seguridad y Salud de los trabajadores que realizan actividades
en estos espacios.
En primer lugar, el Reglamento de Seguridad y Salud en el Trabajo, del 13 de noviembre de 2014,
dispone en su artículo 25 las obligaciones atribuibles a la figura del empresario y específicas para
este tipo de trabajos:

• Elaborar un análisis de Riesgos sobre las actividades por desarrollar;


• Contar con procedimientos de seguridad para las actividades a desarrollar y los equipos y
herramientas por utilizar;
• Contar con procedimientos de muestreo para detectar atmósferas peligrosas o deficientes
de oxígeno;
• Disponer de un plan de trabajo específico;
• Disponer del plan de rescate para posibles trabajadores accidentados, que incluya el
equipo respectivo;
• Señalizar la entrada del Espacio Confinado;
• Designar a un responsable de la supervisión de los trabajos que se ubicará en el exterior
del espacio confinado;
• Contar con mecanismos de comunicación entre el personal que realiza las actividades en
el espacio confinado y el personal supervisor;
• Mantener una atmósfera respirable por medio de sistemas de ventilación natural o
forzada, o utilizar equipo de protección personal con línea de suministro de aire o de
respiración autónomo;
• Utilizar instalaciones, herramientas y equipos eléctricos a prueba de explosión, en
presencia de sustancias inflamables o explosivas;
• Proveer iluminación al interior de los espacios confinados;
• Proporcionar a los trabajadores el equipo de protección personal requerido, de
conformidad con el análisis de Riesgos;
• Proporcionar información y capacitación a los trabajadores que realizan estas actividades;
• Expedir autorizaciones por escrito para la realización de trabajos en espacios confinados, y
• Llevar los registros del personal autorizado para su desarrollo; de su ingreso y salida de
dichos espacios; sus tiempos de permanencia, y el muestreo continuo de la atmósfera.

Además de estas obligaciones de carácter general, pueden existir otras que apliquen a las
empresas en función de las actividades que desarrollen en sus centros de trabajo. Buen ejemplo
de ello lo constituyen los trabajos de soldadura y corte, los cuales disponen de una regulación
específica. Esta regulación viene dada por la Norma Oficial Mexicana NOM-027-STPS-2008,
Actividades de soldadura y corte - Condiciones de seguridad e higiene.

En la Sección 10.5 de la Norma se estipulan las pautas que deberán seguirse durante las
actividades de soldadura y corte que vayan a realizarse en espacios confinados, siendo éstas:

I. El supervisor debe evaluar el interior del espacio confinado antes de entrar, durante y al
terminar la actividad de soldadura y corte, para verificar que el contenido de oxígeno en el
aire esté en el rango comprendido entre el 19.5% y el 23.5%;
II. Se debe evaluar la presencia de atmósferas explosivas a través de equipos de lectura
directa (explosi ́metros);
III. Se deben determinar los tipos de sustancias químicas almacenadas y aplicar el
procedimiento de descontaminación del espacio confinado;
IV. El trabajador debe contar con la autorización por escrito del empresario antes de ingresar
al espacio confinado;
V. El trabajador debe colocar tarjetas de seguridad que indiquen el bloqueo de energía de
alimentación, maquinaria y equipo que se relacione con el recipiente y espacio confinado
donde se realizará la actividad de soldadura o corte;
VI. Se deben ventilar y efectuar los controles oportunos con equipos de lectura directa para
corroborar los niveles de concentración de oxígeno en aire y la ausencia de una atmósfera
explosiva, en caso de no alcanzar el rango de 19.5% y 23.5%, se podrá utilizar el equipo de
protección respiratoria con suministro de aire respirable;
VII. Se deben utilizar equipos de extracción local para la eliminación de gases, vapores y
humos peligrosos;
VIII. El responsable del mantenimiento debe comprobar que el sistema de ventilación artificial
se encuentra en condiciones de funcionamiento y opera bajo un programa de
mantenimiento;
IX. Se deben colocar fuera del espacio confinado los cilindros y las fuentes de ignición;
X. Se debe controlar el tiempo de permanencia continua del trabajador dentro de un espacio
confinado. Por cada hora de trabajo continuo como máximo debe haber un descanso
mínimo de 15 minutos fuera del espacio confinado;
XI. Se deben eliminar o reducir al mínimo las atmósferas explosivas en los espacios
confinados que hayan contenido líquidos inflamables u otro tipo de combustibles, antes
de proceder a soldar o cortar;
XII. El supervisor debe vigilar que se apliquen los procedimientos de seguridad establecidos,
desde el ingreso del trabajador hasta el término de la operación;
XIII. El soldador durante la operación debe utilizar un arnés con una línea de vida. Las cuerdas
de la línea de vida deben ser resistentes a las sustancias químicas presentes y con longitud
suficiente para poder maniobrar dentro del área, y ser utilizada para rescatarlo en caso de
ser necesario;
XIV. Se debe realizar una limpieza e inspección para detectar y controlar los posibles riesgos,
tras la jornada de trabajo.

En México, los trabajos en espacios confinados también cuentan con disposiciones legales
específicas para la protección de la Seguridad y Salud de los trabajadores que realizan actividades
en estos espacios.

En primer lugar, el Reglamento de Seguridad y Salud en el Trabajo, del 13 de noviembre de 2014,


dispone en su artículo 25 las obligaciones atribuibles a la figura del empresario y específicas para
este tipo de trabajos:

• Elaborar un análisis de Riesgos sobre las actividades por desarrollar;


• Contar con procedimientos de seguridad para las actividades a desarrollar y los equipos y
herramientas por utilizar;
• Contar con procedimientos de muestreo para detectar atmósferas peligrosas o deficientes
de oxígeno;
• Disponer de un plan de trabajo específico;
• Disponer del plan de rescate para posibles trabajadores accidentados, que incluya el
equipo respectivo;
• Señalizar la entrada del Espacio Confinado;
• Designar a un responsable de la supervisión de los trabajos que se ubicará en el exterior
del espacio confinado;
• Contar con mecanismos de comunicación entre el personal que realiza las actividades en
el espacio confinado y el personal supervisor;
• Mantener una atmósfera respirable por medio de sistemas de ventilación natural o
forzada, o utilizar equipo de protección personal con línea de suministro de aire o de
respiración autónomo;
• Utilizar instalaciones, herramientas y equipos eléctricos a prueba de explosión, en
presencia de sustancias inflamables o explosivas;
• Proveer iluminación al interior de los espacios confinados;
• Proporcionar a los trabajadores el equipo de protección personal requerido, de
conformidad con el análisis de Riesgos;
• Proporcionar información y capacitación a los trabajadores que realizan estas actividades;
• Expedir autorizaciones por escrito para la realización de trabajos en espacios confinados, y
• Llevar los registros del personal autorizado para su desarrollo; de su ingreso y salida de
dichos espacios; sus tiempos de permanencia, y el muestreo continuo de la atmósfera.

Además de estas obligaciones de carácter general, pueden existir otras que apliquen a las
empresas en función de las actividades que desarrollen en sus centros de trabajo. Buen ejemplo
de ello lo constituyen los trabajos de soldadura y corte, los cuales disponen de una regulación
específica. Esta regulación viene dada por la Norma Oficial Mexicana NOM-027-STPS-2008,
Actividades de soldadura y corte - Condiciones de seguridad e higiene.

En la Sección 10.5 de la Norma se estipulan las pautas que deberán seguirse durante las
actividades de soldadura y corte que vayan a realizarse en espacios confinados, siendo éstas:

I. El supervisor debe evaluar el interior del espacio confinado antes de entrar, durante y al
terminar la actividad de soldadura y corte, para verificar que el contenido de oxígeno en el
aire esté en el rango comprendido entre el 19.5% y el 23.5%;
II. Se debe evaluar la presencia de atmósferas explosivas a través de equipos de lectura
directa (explosi ́metros);
III. Se deben determinar los tipos de sustancias químicas almacenadas y aplicar el
procedimiento de descontaminación del espacio confinado;
IV. El trabajador debe contar con la autorización por escrito del empresario antes de ingresar
al espacio confinado;
V. El trabajador debe colocar tarjetas de seguridad que indiquen el bloqueo de energía de
alimentación, maquinaria y equipo que se relacione con el recipiente y espacio confinado
donde se realizará la actividad de soldadura o corte;
VI. Se deben ventilar y efectuar los controles oportunos con equipos de lectura directa para
corroborar los niveles de concentración de oxígeno en aire y la ausencia de una atmósfera
explosiva, en caso de no alcanzar el rango de 19.5% y 23.5%, se podrá utilizar el equipo de
protección respiratoria con suministro de aire respirable;
VII. Se deben utilizar equipos de extracción local para la eliminación de gases, vapores y
humos peligrosos;
VIII. El responsable del mantenimiento debe comprobar que el sistema de ventilación artificial
se encuentra en condiciones de funcionamiento y opera bajo un programa de
mantenimiento;
IX. Se deben colocar fuera del espacio confinado los cilindros y las fuentes de ignición;
X. Se debe controlar el tiempo de permanencia continua del trabajador dentro de un espacio
confinado. Por cada hora de trabajo continuo como máximo debe haber un descanso
mínimo de 15 minutos fuera del espacio confinado;
XI. Se deben eliminar o reducir al mínimo las atmósferas explosivas en los espacios
confinados que hayan contenido líquidos inflamables u otro tipo de combustibles, antes
de proceder a soldar o cortar;
XII. El supervisor debe vigilar que se apliquen los procedimientos de seguridad establecidos,
desde el ingreso del trabajador hasta el término de la operación;
XIII. El soldador durante la operación debe utilizar un arnés con una línea de vida. Las cuerdas
de la línea de vida deben ser resistentes a las sustancias químicas presentes y con longitud
suficiente para poder maniobrar dentro del área, y ser utilizada para rescatarlo en caso de
ser necesario;
XIV. Se debe realizar una limpieza e inspección para detectar y controlar los posibles riesgos,
tras la jornada de trabajo.