Está en la página 1de 1

La educación en Colombia está regida por la Constitución Política de Colombia donde se

reconoce la educación como el derecho social, y se definen sus corresponsales, así

mismo se establece la gratuidad, regulación, administración y financiación por parte del

estado, podemos decir que el docente en su práctica cotidiana, se enfrenta a sus

estudiantes y sus expectativas, tan disímiles como el número de aprendices en el aula, y

se compromete con las particularidades de cada uno, no sólo el saber de cada estudiante

es diverso sino sus modos y fuentes de motivación hacia el aprendizaje. Es importante,

que los docentes, diseñen sus clases y adaptan los materiales de acuerdo con las

necesidades y los retos pedagógicos a los que se enfrentan, permitiendo, formar hombres

y mujeres con las capacidades y conocimientos necesarios para participar activamente en

su sociedad.

Podemos concluir que el docente del siglo XXI es un formador de ciudadanos, capaz de

leer los contextos locales y globales que le rodean y de responder a los retos de su tiempo.

Es un facilitador que domina su disciplina y que, a través de metodologías activas, ofrece

las herramientas necesarias para que los estudiantes comprendan el mundo desde

diversos lenguajes, aprendan a vivir con los demás y sean productivos, debemos seguir

trabando para mejorar la educación y sus aprendizajes, de igual manera felicitar a todos

los docente que somos los formadores del futuro de nuestros estudiantes.

Carlos Patiño Millán “En la historia de la educación se identifica una gran lucha
y un verdadero esfuerzo por hacer de la enseñanza un medio de instrucción para, el ser

humano en su ámbito académico y personal.”