Está en la página 1de 16

Técnico en Enfermería

nivel Superior

Flora microbiana normal,


habitual y transitoria
FUNDAMENTOS DE MICROBIOLOGÍA Y ASEPSIA

Integrantes: Claudio Cid Acuña


Daniela Grez
Docente: Srta. Natalia Carolina Millahueque
Fecha: 26 de abril del 2018; La Unión
1

INDICE

Índice………………………………………………………………………………1
Introducción……………………………………………………………………….2
Flora microbiana normal…………………………………………………………3
Importancia de la flora normal…………………………………………………..4
Factores que determinan el tipo de microbiota………………………………..5
Flora normal de la piel……………………………………………………………6
Flora conjuntiva……………………………………………………………………7
Flora normal aparato digestivo ………………………………………………….8
Flora normal vaginal………………………………………………………………9
Flora normal aparato respiratorio………………………………………………..9
Flora normal de la uretra…………………………………………………………10
Microflora residente……………………………………………………………….11
Tabla de la microflora residente………………………………………………….12
Microflora Transitoria……………………………………………………………..13
Conclusión…………………………………………………………………………14
Bibliografía…………………………………………………………………………15
2

Introducción

Los microorganismos se encuentran abundantemente en el medio ambiente: aire,


suelo, agua, alimentos, animales que conviven con el hombre, objetos que toca, etc.
esto hace que el organismo humano, aunque sano, tenga bacterias: es la flora
saprofita o comensal normal, la cual desempeña un papel importante en la
protección del huésped frente a la invasión de agentes patógenos por diversos
mecanismos: interferencia, tropismo, producción de bacteriocinas, estimulación del
sistema inmune. La flora microbiana albergada por el huésped puede dividirse en
dos grupos:
1) Flora residente normal, hallada de forma habitual y que, si es destruida, es
reemplazada rápidamente por otra.
2) Flora transitoria, que puede colonizar al huésped durante cierto tiempo, pero que
no se establece de forma permanente.
3

FLORA MICROBIANA NORMAL

La flora microbiana normal, también denominada microflora o microbiota, se refiere


a los diferentes microorganismos que habitan en las superficies internas y externas
de los seres humanos convencionalmente sanos. Dicho ecosistema microbiano está
conformado por una multitud de bacterias, hongos, protozoarios y otros microbios
que constituyen la flora normal; Asimismo, se localiza en ambientes específicos en
el humano como son: piel, orofaringe, tracto gastrointestinal y genitourinario, entre
otros.

Esta microbiota normal está en relación simbiótica con el hospedero, ya que


también se obtienen ventajas de ellos tanto como ellos la obtienen del individuo;
estos ayudan en la digestión del alimento, producir vitaminas y protegen contra la
colonización de otros microorganismos que pueden ser patógenos, lo cual es
llamado antagonismo microbiano.

La colonización es el proceso mediante el cual los microorganismos se instalan en


un determinado sitio, e inicia inmediatamente después del nacimiento. Esta
colonización inicial es fortuita, que depende del primer microorganismo que llegue
a un sitio particular, iniciándose un proceso en el cual generalmente hay un benéfico
mutuo. Asimismo, participan varios factores como el tipo de alimentación recibida y
el grado de exposición al medio ambiente. En la mayoría de los casos, después de
algunos meses del nacimiento, la representación de especies microbianas en la
flora neonatal es muy similar al patrón de colonización en el adulto. Sin embargo,
las bifidobacterias y otras bacterias productoras de ácido láctico constituyen la flora
intestinal predominante en lactantes.

La microbiota humana rebasa en número en un orden de magnitud al de células que


conforman nuestro cuerpo (100 billones de células microbianas vs. 30 billones de
células corporales) aunque, debido a su reducido tamaño, aportan solo del 1 al 3%
de nuestra masa corporal (con todo, pueden pesar tanto o más que nuestro cerebro
(1,35 Kg en un adulto aproximadamente).
4

La microbiota humana se divide en dos categorías:

 Microbiota autóctona: Engloba a aquellos microorganismos que colonizan


al hospedero durante un tiempo prolongado, pueden participar en las
funciones fisiológicas y han evolucionado junto a la especie
 Microbiota alóctona: Que incluye a los microorganismos que se pueden
encontrar en cualquier hábitat y en cualquier sistema, normalmente no
contribuyen a la fisiología del hospedero y están presentes de forma
transitoria o latente.

Así mismo, también se les clasifica por el tiempo de estancia en el hospedero


siendo:

 Microbiota residente: Que son los microorganismos que preserva el


hospedero durante casi toda la vida, no presentan fluctuaciones mayores en
su población y suelen tener actividad simbiótica con el hospedero.
 Microbiota transitoria: Es aquella que presenta fluctuaciones continuas en
su población y suele no ser indispensable para la supervivencia del
hospedero. Entre los cambios que afectan la colonización por estos
microorganismos se encuentran: el cambio de hábitat, la edad, la estación
del año, el uso de antibióticos, etc.

Importancia y función de la flora normal

La flora de la piel tiene múltiples funciones importantes de homeostasis, interviene


en la defensa contra las infecciones bacterianas por medio de interferencia
bacteriana, tiene actividad sobre la degradación de lípidos en la superficie cutánea
favoreciendo la función de barrera de la piel, además de ser la responsable directa
de la producción de olor al degradar componentes del sudor apócrino.
5

Efectos directos Efectos indirectos


Producción de bacteriocinas Aumento de la producción de
anticuerpos.
Producción de metabolitos tóxicos Estímulo de la fagocitosis
Reducción del potencial redox Aumento de la producción de interferón
Consumo de nutrientes esenciales Deconjugación de ácidos biliares
Competencia por receptores

Factores que determinan el tipo de microbiota:

o Edad  los lactantes presentan una flora inestable y variada, con


predominio de S. epidermidis y Estreptococos, en los púberes y
adultos jóvenes aumenta la colonización por propionibacterium por el
aumento en la producción sebácea, y en la edad avanzada
nuevamente se aumenta la población por estreptococos
o Dieta
o Estado hormonal
o Salud
o Higiene  el lavado también contribuye a la dispersión y diseminación
de las colonias, ya que éstas disminuyen temporalmente, pero al
fragmentarse y esparcirse favorecen la diseminación
o Medio ambiente  ya que se ha visto que la humedad y la temperatura
aumentan el crecimiento bacteriano
o Sexo  En el sexo masculino se han aislado en mayor porcentaje el
S. aureus, mientras que en el sexo femenino existe predominio de
micrococos
6

Flora normal por aparatos:

Flora normal de la piel: La piel del ser humano es un extenso y heterogéneo


territorio con grandes variaciones en cuanto a estructura y condiciones ambientales,
lo que determina diferencias en la densidad y composición de la flora según el área
considerada.
Zona de la piel con mayor flora

 Cuero cabelludo, cara y oído.


 Axilas.
 Regiones urinarias y anales.
 Plantas y espacios interdigitales de los pies

Los mecanismos de defensa a nivel de la piel están representados por:

 el continuo recambio celular de las capas superficiales del epitelio


 pH bajo debido a metabolitos de las glándulas sebáceas
 macrófagos de la piel

La composición de la flora, tanto en sus aspectos cuali como cuantitativos, puede


estar influida por factores tales como clima, condiciones de higiene, etc.

Predominan los gérmenes Gram positivos. La flora basal:

 Staphylococcus spp.
 S. epidermidis
 Micrococcus spp.

Es un bacilo Gram positivo anaerobio que se encuentra colonizando glándulas


sebáceas.La flora transitoria está integrada por S. aureus y menor cantidad de
bacilos Gram negativos (Enterobacterias, Acinetobacter) en regiones como axilas,
ingle y perineo. La flora cutánea se ve involucrada en infecciones cuando la piel
presenta soluciones de continuidad. Los staphilococcus y el propionibacterium
producen acidos grasos que inhiben el crecimiento de los hongos. La flora del
conducto auditivo externo es similar a la de la piel. El oído medio es estéril.
7

Flora normal conjuntiva: Carece de una flora basal ya que no se dan interacciones
estables entre esta mucosa y los gérmenes. El saco conjuntival puede contener
cierta cantidad de microorganismos que proceden de la piel circundante o que
provienen de contactos mano-ojo. La secreción lacrimal efectúa un continuo barrido
de las partículas que se depositan en la conjuntiva. Esta secreción es rica en
lizosima, enzima que destruye bacterias, en especial las gram positivas

Flora de la zona conjuntiva

 Staphilococcus:
 Epidermidis
 aureus.
 Streptococcus.
 Propionibacterium acnes.
 Haemophillus sp. Neisserias sp.

Aparato digestivo: La flora normal intestinal contribuye a la síntesis de vitaminas


K y vitaminas del complejo B y colabora con procesos digestivos. Además compite
con los microorganismos patógenos por nutrientes y receptores y elabora
bacteriocinas.
Boca: La cavidad oral es uno de los hábitats microbianos más complejos y
heterogéneos del cuerpo.
 Streptococcus del grupo viridans:
 mitis.
 mutans (relacionados con las caries).
 sanguis.
 Otros Streptococcus no viridans..
 Trichomonas tenax.
 Cándida.
Cuando los dientes no se limpian con regularidad, la placa se puede acumular
rápidamente y la actividad de ciertas bacterias, especialmente el Streptococcus
mutans, puede dar lugar a la destrucción dental (caries). La prevalencia de caries
guarda relación con la dieta.
8

Estomago: El pH gástrico es extremadamente ácido, alrededor de 2; este pH


aumenta al ingerir alimentos. La densidad de bacterias es relativamente baja y se
compone de gérmenes de la flora oro faríngea que han sido deglutidos como
Streptococcus α hemolíticos, Lactobacillus sp., cocos anaerobios, Candida sp. y
otros gérmenes capaces de resistir el medio ácido.
Intestino delgado:
 En el duodeno se mantiene el pH que limita el crecimiento de gérmenes.
 El peristaltismo representa un mecanismo importante que mantiene un
número bajo de bacterias.
 La bilis tiene propiedades antimicrobianas e inhibe de muchos gérmenes.
 El número de bacterias aumenta gradualmente hacia el íleon. En sectores
distales del intestino delgado la flora se asemeja a la colónica. de 106 a 108
bacterias por ml de contenido intestinal, con predominio de los anaerobios

Intestino grueso: más complejo ecosistema microbiano del organismo. Las


bacterias representan aproximadamente el 40% del peso seco de las materias
fecales.
 El aumento del contenido bacteriano probablemente se explica por: -
disminución del peristaltismo, - aumento del pH; cercano al fisiológico, -
disminución del contenido de agua.
 Conviven más de 500 especies diferentes de bacterias, con un predominio
notorio de gérmenes anaerobios, ejemplo:
 Enterobacterias, Escherichia coli y Especies de Klebsiella.
 Salmonellas, Pseudomonas y Eubacterias.
 Bifidobacterias, Lactobacillus, Staphilococcus aureus y Estreptococos
Importancia de la flora digestiva:
 La presencia de la flora determina un correcto desarrollo de la mucosa
intestinal.
 Interviene en el metabolismo de sustancias como el ácido fólico, biotina,
vitaminas B12, K y E.
 Favorece la producción de IgA
9

Flora normal vaginal: La composición de la flora depende del contenido de


estrógenos.
El estímulo hormonal determina la proliferación de las células epiteliales que
aumentan su contenido de glucógeno. En la mujer en edad genital activa
predominan distintas especies de Lactobacillus, otros bacilos Gram positivos y
menor número de cocos Gram positivos
 Streptococcus
 Enterococcus
También pueden encontrarse en bajo número Actinomyces, bacilos Gram negativos
anaerobios como Bacteroides y distintas especies enterobacterias. Streptococcus
agalactiae se aísla en un porcentaje variable a esta edad. Si bien no suele producir
enfermedad en la mujer, su presencia implica riesgo para el recién nacido, en el
cual puede causar enfermedad severa. Antes de la pubertad predominan
staphilococcus, streptococcus, difteroides y escherichia coli.
Luego de la pubertad predomina el Lactobacillus aerophillus, y la fermentación del
glucógeno por esa bacteria es responsable del mantenimiento de una pH ácido, lo
que evita el crecimiento excesivo de otros organismos vaginales. Se encuentran
algunos hongos, incluyendo Cándida, que puede proliferar para causar candidiasis
si el pH vaginal aumenta y disminuyen las bacterias competidoras.
El protozoo Trichomonas vaginalis se puede hallar en mujeres sanas.
 Lactobacillus
 Lactobacillus y células epiteliales de la vagina (CDC).
Aparato respiratorio Es dividido en dos sectores anatómicos: alto y bajo. En el
sujeto normal solamente el árbol respiratorio alto:
 (fosas nasales y faringe) presenta flora normal
 los senos paranasales, oído medio, tráquea, bronquios pulmonares y pleura
son estériles.
A nivel del tejido pulmonar se encuentran macrófagos alveolares que contribuyen
fagocitando bacterias y otras partículas. El sistema mucociliar, la capa de moco y
los reflejos como la tos, el estornudo y la broncoconstricción son otros mecanismos
de defensa importantes.
Faringe: la flora está compuesta principalmente por Streptococcus α hemolíticos.
En las fosas nasales se encuentran gérmenes de tipo cutáneo:
 Staphylococcus epidermidis
 especies de Corynebacterium.
 A nivel faríngeo se encuentran además diferentes especies de:
 Lactobacillus
10

Flora de la nariz y fosas nasales


 Staphilococcus (Estafilococos).
 aureus (20 % de la poblacion).
 Micrococcus.
 Streptococcus (Estreptococos).

A nivel de las criptas amigdalinas, Cierto porcentaje de individuos alberga:


 S. pneumoniae
 Haemophillus influenzae
Sin que esto signifique enfermedad
Flora de la uretra
 Staphylococcus epidermidis.
 Estreptococos, sobre todo alfa hemoliticos.
 Enterococcus feacalis.
 En ocasiones:
 Corinebacterias y bacilos gramnegativos.
En los pacientes con sondas Foley permanentes puede aparecer Cándida en la
orina.
11

MICROFLORA RESIDENTE

Son aquellos organismos que presentan la capacidad de multiplicarse y sobrevivir


adheridos a la superficie cutánea, los cuales se encuentran como constituyentes
dominantes de la piel. Esta flora residente, por regla general, no representa peligro
alguno para el ser humano. El número de organismos oscila entre 200 y 50 000/cm2
Una persona sana vive en armonía con la flora residente. En lugar de causar una
enfermedad, esta flora suele proteger el cuerpo de los microorganismos que
provocan enfermedades. Si resulta alterada de alguna manera, rápidamente se
recupera.
Diversos factores medioambientales (como la dieta, las condiciones sanitarias, la
polución del aire y los hábitos higiénicos) influyen en el desarrollo de las especies
que van a constituir la flora residente de un individuo.
En determinadas condiciones, los microorganismos que forman parte de la flora
residente de una persona pueden provocar una enfermedad. Por ejemplo, los
estreptococos piógenos pueden vivir en la garganta sin causar daño alguno, pero si
las defensas del organismo se debilitan o si los estreptococos son de una variedad
particularmente peligrosa, pueden provocar una faringitis estreptocócica (infección
de garganta). De forma similar, otros microorganismos que forman parte de la flora
residente se volverían invasores, provocando enfermedades en el individuo que
tiene alteradas sus barreras defensivas. Por ejemplo, quienes padecen cáncer de
colon son vulnerables a la invasión de microorganismos que normalmente viven en
el intestino; éstos pueden trasladarse a través de la sangre e infectar las válvulas
cardíacas. La exposición a dosis masivas de radiación también puede ocasionar
una invasión por parte de estos microorganismos y conllevar una infección grave.
Población microbiológica estable que constituye el 10%-20%, puede habitar las
capas epidérmicas profundas de la piel, que crece, se multiplica y permanece en el
estrato córneo. Pueden ser cultivados ocasionalmente: Staphylococcus coagulasa
negativa, difteroides, Micrococcus, Propionibacterium acnes, levaduras. Los
microorganismos residentes no se pueden remover con los jabones comunes, pero
pueden ser inhibidos con los productos que contienen ingredientes antimicrobianos
12
13

MICROFLORA TRANSITORIA.

Flora transitoria Está constituido por microorganismos que provienen del medio
ambiente que caen libremente en la piel en forma fortuita sin relacionarse con ella,
permaneciendo por periodos cortos: se encuentra con mayor frecuencia en la piel
expuesta, son incapaces de crecer y multiplicarse en un ambiente relativamente
inhóspito y no tienen apego por la piel. En adición a estos dos grupos de
microorganismos, un tercer grupo parece ser capaz de colonizar ocasionalmente la
piel en una minoría de personas. Estos organismos son llamados flora nómada,
residente temporal o flora asociada debido a su tendencia de adherirse y
multiplicarse en la piel por periodos cortos, dependiendo de las actividades de la
flora residente e influencias del medio ambiente.
Estos microorganismos que se encuentran en la piel y representan los
contaminantes recientes, pueden sobrevivir solamente un período limitado de
tiempo, varían en tipo y cantidad, no se reproducen, la mayoría muere o desaparece
por efecto mecánico o arrastre durante la higiene habitual de las manos. Estos
microorganismos son transmitidos a las manos por contacto con reservorios
animados e inanimados. Son los microorganismos frecuentemente asociados con
las infecciones asociadas al personal hospitalario.
Componentes de la flora transitoria:
La flora transitoria está formada por los microorganismos que caen libremente en la
piel en forma fortuita del medio ambiente. Varían en número y tipo, persisten
brevemente en pequeño número antes de desaparecer; son incapaces de crecer y
reproducirse en un ambiente relativamente inhóspito y no tienen apego por la piel,
se encuentran primariamente en piel expuesta. La flora transitoria está integrada
por los estreptococos piógenos beta hemolítico del grupo A, el más frecuente; otros
estreptococos incluyen el S. viridans, Neisseria spp, S. aureus, bacilos
gramnegativos (E coli, Proteus spp, Enterobacter, Pseudomonas, Mycobacterium
spp, etc). El estafilococo coagulasa positivo, patógeno principal de la piel, no se
encuentra en la piel normal, está presente en la piel de pacientes con psoriasis y
dermatitis atópica. Se encuentra en 35% en el tercio anterior de las fosas nasales;
15%, a nivel perineal; 15%, en las axilas; 2%, a nivel interdigital
14

Conclusión

En el presente trabajo realizado, aprendimos sobre los diversos microorganismos que


habitan en nuestro organismos, muchos de ellos sin darnos cuenta de las muchas funciones
de inmunología de la cuales nos salvan en caso de una infección.
Dentro de la flora humana hay zonas en donde no hay microorganismos, por eso en caso
de una herida o infección hay que tener mucho cuidado con el paciente para no causarle
mayor daño del que ya posee.
La Flora transitoria está asociada a la mayoría de las infecciones asociadas a la atención
de la salud , por eso el lavado de manos es tan importante para así poder eliminar a base
de agua y jabón y u otras sustancias estas bacterias dañinas
15

Bibliografía

1. Microbiota autóctona; Juan Evaristo Suárez Fernández, Susana Redecillas


Ferreiro. Portal de formación AEP (Asociación Española de Pediatría)
2. Infección del tracto urinano: flora saprofita. Resistencia bacteriana a los
antimicronianos OLGA LÓPEZ, Fernando DE LA TORRE Y Juan J. Picazo
UCM. Madrid. 1997
3. Flora cutánea normal e infección bacteriana secundaria X. Soria y J.M.
Carrascosa Actas Dermosifiliogr. 2007;98 Supl 1:15-21
4. RELACIÓN HUÉSPED PARASITO: FLORA HUMANA NORMAL, María Eugenia
Torres
5. Flora cutánea como protección y barrera de la piel normal, Dr. Virgilio
Santamaría González,* Dra. Araceli Alvarado Delgadillo Rev Cent Dermatol
Pascua • Vol. 11, Núm. 1 • Ene-Abr 2002
6. Alarcón Cavero T, D’Auria G, Delgado Palacio S, Del Campo Moreno, R,
Ferrer Martínez, M. Microbiota. 59. Del Campo Moreno R (coordinadora).
Procedimientos en Microbiología Clínica. Cercenado Mansilla E, Cantón
Moreno R (editores). Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y
Microbiología Clínica (SEIMC). 2016.
7. Front. Immunol., 27 November 2014 |
https://doi.org/10.3389/fimmu.2014.00595 Exploring preterm birth as a
polymicrobial disease: an overview of the uterine microbiome imageMatthew
S. Payne* and imageSara Bayatibojakhi
8. Grens, Kerry. The maternal Microbiome.
9. Funkhouser, Lisa. Mom knows best: the universality of maternal microbial
transmission
10. Capítulo 10 Higiene de manos Benedetta Allegranzi, Claire Kilpatrick y Didier
Pittet
11. Exploring preterm birth as a polymicrobial disease: an overview of the uterine
microbiome Matthew S. Payne* and Sara Bayatibojakhi