Está en la página 1de 1

, ,

Dios continua manifestandose


Dios está manifestándose constantemente a través de la historia.
Y Dios se manifestó en plenitud, el Padre se manifestó en plenitud
por medio de Su Parábola Viviente: Su propio Hijo.

Es cierto que ahora como en el Antiguo Testamento,


no se levantan profetas para hablar con ese tono profético de advertencia a los hombres.
Pero eso no significa que la voz de Dios se haya silenciado,
eso no significa que Dios se haya despreocupado del hombre,
eso no significa que Dios deje de influir en la vida de la humanidad
y en cada momento del gran drama cósmico.
Eso no quiere decir que Él ya se haya cansado de Su obra.
Él continúa todavía hablando por boca de otros instrumentos,
Él continúa actuando por otras manos, por otros pies, por otro corazón,
por otros corazones, por otras mentes.
Pero continúa mis queridos estudiantes,
continúa Él hablándonos y continúa Él manifestándose.

Y nosotros precisamente podemos constatar eso, y somos testigos de Su manifestación.


Y somos testigos de esa manifestación cuando le sentimos
que Él se manifiesta en lo más íntimo de nuestro ser y cuando en la meditación,
en el silencio de la meditación SENTIMOS la transformación interna
de nuestras conciencias y de nuestras vidas.
Ese cambio que se opera, cambio de mentalidad, cambio de actitudes,
cambio de conciencia, cambio de visión de las cosas,
¡ESTA ES OBRA DE DIOS!