Está en la página 1de 6

¿Qué es lo que distingue a los miles de años de historia de lo que pensamos como los tiempos

modernos? La respuesta va mucho más allá de los avances de la ciencia, la tecnología, el


capitalismo y la democracia.

El pasado lejano fue tachonado de brillantes científicos, matemáticos, inventores, tecnólogos, y los
filósofos políticos. Cientos de años antes del nacimiento de Cristo, los cielos habían sido asignados,
la gran biblioteca de Alejandría construida, y la geometría de Euclides enseñado. La demanda de la
innovación tecnológica en la guerra era tan insaciable como lo es hoy. Carbón, petróleo, hierro y
cobre han estado al servicio de los seres humanos durante miles de años, y viajar y comunicación
marcar los inicios de civilización grabada.

La idea revolucionaria que define el límite entre los tiempos modernos y el pasado es el dominio
del riesgo: la idea de que el futuro es más que un capricho de los dioses y que los hombres y las
mujeres no son pasivos ante la naturaleza. Hasta los seres humanos descubrieron un camino a
través de ese límite, el futuro era un espejo del pasado o el dominio oscuro de oráculos y adivino .;
que tenía el monopolio sobre el conocimiento de los eventos anticipados.

Este libro cuenta la historia de un grupo de pensadores cuya visión notable puesto de manifiesto
cómo poner el futuro al servicio del presente. Al mostrar al mundo la manera de entender el
riesgo, medirlo, y pesar de sus consecuencias, convirtieron la asunción de riesgos en uno de los
principales catalizadores que impulsa la sociedad occidental moderna. Como Prometeo, que
desafiaron a los dioses y se sondearon la oscuridad en busca de la luz que convierte el futuro de un
enemigo en una oportunidad. La transformación en las actitudes hacia la gestión del riesgo
desatada por sus logros ha canalizado la pasión humana para los juegos y apuestas en el
crecimiento económico, la mejora de la calidad DELAVIDA, y el progreso tecnológico.

Mediante la definición de un proceso racional de toma de riesgos, estos innovadores proporcionan


el ingrediente que falta que ha impulsado la ciencia y de la empresa en el mundo de la velocidad,
la potencia, la comunicación instantánea, y las finanzas sofisticada que marca nuestra época. Sus
descubrimientos sobre la naturaleza del riesgo, y el arte y la ciencia de la elección, se encuentran
en el núcleo de nuestra moderna economía de mercado que las naciones de todo el mundo están
acelerando [0 unen.

Teniendo en cuenta todos sus problemas y dificultades, la economía de libre elección, con en su
centro, que ha llevado a la humanidad un acceso sin precedentes a las cosas buenas de la vida. La
capacidad de definir whafmay suceda en el futuro y para elegir entre alternativas se encuentra en
el corazón de las sociedades contemporáneas. La gestión del riesgo nos guía a través de una
amplia gama de toma de decisiones, a partir de la asignación de la riqueza para salvaguardar la
salud pública, desde waglng guerra para planificar una familia, del pago de las primas de seguro a
usar el cinturón de seguridad, desde la siembra de maíz de cereales de marketing. En los viejos
tiempos, las herramientas de cultivo, la producción, la gestión empresarial, y la comunicación eran
simples, eran frecuentes averías, reparaciones, pero se podrían hacer sin llamar al fontanero, el
electricista, el científico de la computación - o los contadores y los asesores de inversión.

Fallo en una zona rara vez tuvo un impacto directo sobre otra. Hoy en día, las herramientas que
utilizamos son complejas, y las averías pueden ser catastróficas, con consecuencias
trascendentales. Debemos ser const: lntly consciente de la probabilidad de fallos y errores. Sin una
orden de la teoría de la probabilidad y otros instrumentos de gestión de riesgos, los ingenieros
nunca podrían haber diseñado los grandes puentes que cruzan los ríos más anchos, casas seguirían
siendo calentadas por chimeneas o estufas de PADOR, no existirían los servicios públicos de
energía eléctrica, la polio todavía estaría mutilando los niños, no hay aviones volarían. y los viajes
espaciales sería sólo un sueño: Sin seguro en sus muchas variedades, la muerte del sostén
reduciría las familias jóvenes a la inanición o la caridad. aún más personas se les niega la asistencia
sanitaria, y sólo los más ricos podían permitirse el lujo de poseer una casa. Si los agricultores no
podían vender sus cosechas a un precio fijo antes de la cosecha, que se producen menos
alimentos de los que lo hacen.

Si no tuviéramos los mercados de capitales líquidos que permiten a los ahorradores a diversift sus
riesgos, si los inversores se limitan a ser dueño de un solo archivo (como lo fueron en los primeros
días del capitalismo), las grandes empresas innovadoras que definen nuestra época compañías
como Microsoft, Merck , DuPont, Alcoa, Boeing y McDonald's- nunca podría haber llegado a ser. La
capacidad de gestión de riesgos, y con ella el apetito para tomar riesgos y tomar decisiones a
futuro, son elementos clave de la energía que impulsa el sistema económico hacia adelante.

La concepción moderna de riesgo se basa en el sistema de numeración hindú-árabe que llegó a


Occidente hace siete a ocho cien años. Sin embargo, el estudio serio de riesgo comenzó en el
Renacimiento, cuando la gente se desprendieron de las limitaciones del pasado y creencias vieja
certidumbre sometidos a abrir desafío. Este fue un momento en que gran parte del mundo iba a
ser descubierto y explotado sus recursos. Fue un momento de tunTIoil religiosa, el capitalismo
naciente, y un enfoque vigoroso para la ciencia y el futuro.

En 1654, un momento en el Renacimiento estaba en plena floración, el Chevalier de Mere, un


noble francés con un sabor tanto para los juegos de azar y las matemáticas, desafió el famoso
matemático francés Blaise Pascal para resolver un rompecabezas. La cuestión era cómo dividir las
apuestas de un juego de azar sin terminar entre dos jugadores cuando uno de ellos está por
delante. El rompecabezas se había confundido a los matemáticos desde que se planteó unos
doscientos años antes por el monje Luca Paccioli. Este fue el hombre que trajo la contabilidad por
partida doble a la atención de los gerentes de empresas de su tiempo --- y tutor de Leonardo Vinci
CLA en las tablas de multiplicar. Pascal pidió ayuda a Pierre de Femut, un abogado que también
era un matemático brillante. El resultado de esta colaboración fue la dinamita intelectual. Lo que
podría parecer haber sido una versión del siglo XVII de la partida de Trivial Pursuit llevó al Che
descubrimiento de la teoría de la probabilidad, el corazón matemática del concepto

de riesgo.

Su solución al rompecabezas de Paccioli significaba que la gente podría por primera vez tomar
decisiones y pronosticar el futuro con la ayuda de los números. En los mundos medievales y
antiguos, incluso en preliteI <1TE y las sociedades campesinas, se las arreglaron para tomar
decisiones, promover sus intereses, y continuar rf :: lde, pero sin una comprensión real del riesgo o
la naturaleza si decisiotl de decisiones. Hoy en día, confiamos menos en la superstición y la
tradición que la gente hizo en el pasado, no porque seamos más racional, sino porque

nuestra comprensión del riesgo nos permite tomar decisiones en un modo racional.

En el momento Pascal y Fermat hicieron su avance en el fascinante mundo de la probabilidad, la


sociedad estaba experimentando una extraordinaria ola de la innovación y la exploración. Por
1654 la redondez de la tierra fue un hecho establecido, vastas nuevas tierras había sido
descubierta, la pólvora estaba reduciendo castillos medievales hasta el polvo, la impresión con
tipos móviles había dejado de ser una novedad, los artistas eran expertos en el uso de la
perspectiva che, la riqueza era verter en Europa, y el intercambio de Amsterdam stock fue
floreciente. Algunos años antes, en la década de 1630, la burbuja de los tulipanes holandeses
famoso había reventado como consecuencia de la emisión de opciones cuyas características
esenciales eran idénticos a los instrumentos financieros sofisticados en uso hoy en día.

Estos acontecimientos tuvieron consecuencias profundas que ponen a la mística

en la carrera. En ese momento Martin Luther había tenido su decir y halos había desaparecido

la mayoría de las pinturas de la Santísima Trinidad y los santos. Williarn

Harvey tenía overthrO \ vn las enseñanzas de los antiguos médicos con su

descubrimiento de la circulación de la sangre -y Rembrandt pintó "La

La lección de anatomía ", con su blanco, cuerpo humano fría, desnuda. En tal una

medio ambiente, a alguien pronto habría salido de la teoría de la probabilidad,

incluso si el Chevalier de Mere nunca se había enfrentado con Pascal

su rompecabezas.

Con el paso de los años, los matemáticos transforman teoría de la probabilidad de juguete 'a los
jugadores en un poderoso instrumento para organizar, interpretar y aplicar la información. Como
una idea ingeniosa estaba apilada encima de otra, las técnicas cuantitativas de gestión de riesgos
que han surgido ayudó a desencadenar el ritmo de los tiempos modernos. Por 1725, los
matemáticos estaban compitiendo entre sí en la elaboración de tablas de esperanza de vida, y el
gobierno Inglés financiaba mediante la venta de rentas vitalicias. A mediados de siglo, el seguro
marítimo se había convertido en un floreciente, sofisticada

negocios en Londres.

En 1703, Gottfried van Leibniz cooullented al científico suizo y matemático Jacob Bemoulli que
"[N] tura ha establecido patrones procedentes de la devolución de los acontecimientos, pero sólo
en su mayor parte, '", motivando con ello Bemoulli inventar la Ley de los Grandes Números y los
métodos de muestreo estadístico que impulsan modernas: actividades tan variadas como las
encuestas de opinión, degustación de vinos, la selección de valores, y la prueba de nuevos

drogas: de Leibniz admonition- "bm única en su mayor parte" -fue más profunda de lo que se haya
dado cuenta, porque él proporcionó la clave de por qué existe una cosa tal como el riesgo en el
primer lugar: sin que QUALIFIC: ación, todo sería sea predecible, y en un mundo donde cada
evento es idéntico: al a un evento anterior jamás ocurrirá ningún cambio.

En 1730, Abraham de Moivre sugirió la estructura de la distribución nonnal-también conocida


como la curva- campana: y descubrió el concepto de desviación estándar. Juntos, estos dos
conceptos m: aga lo que se conoce popularmente como la ley de promedios y son ingredientes
esenciales de las técnicas modernas para la cuantificación del riesgo. Ocho años más tarde, D:
Aniel Bernoulli, sobrino de Jacob y un igualmente distinguido matemático y científico, el primero
en definir el proceso sistemático mediante el cual la mayoría de las personas toman decisiones y
llegar a decisiones. Aún más importante, se propuso la idea de que la satisfacción resultante de
cualquier pequeño incremento de la riqueza "será inversamente proporcional a la cantidad de
bienes que posee previamente." Con esta afirmación que suena inocente, Bernoulli explica por
qué el rey Midas era un hombre infeliz, ¿por qué la gente tiende a ser de riesgo: aversión, y por
qué los precios deben caer si los clientes han de ser persuadido a comprar más.

La declaración de Bernoulli se colocaba como el domin: paradigma de la hormiga del


comportamiento racional para los próximos 250 años, y sentó las bases de los principios modernos
de gestión de inversiones. Casi exactamente cien años después del Coll: aboration entre

Pascal y Fennat, un ministro Inglés disidente llamado Thomas Bayes hizo un avance notable en las
estadísticas mediante la demostración de cómo tomar decisiones mejor infonned por nueva
infonnation matemáticamente mezcla en edad infonnation. El teorema de Bayes se centra en las
frecuentes ocasiones en que tenemos sonar juicios intuitivos sobre la probabilidad de un evento y
queremos entender cómo: alterar esas sentencias

como actu: a1 eventos se desarrollan.

Todas las herramientas que utilizan hoy en día en la gestión de riesgos y en el análisis de las
decisiones y la elección, de la estricta racionalidad de la teoría de juegos a los desafíos de la teoría
del caos. se derivan de los desarrollos que tuvieron lugar entre 1654 y 1760, con sólo dos
excepciones: en 1875, Frands Galron, un matemático aficionado que fue Charles

primo de Darwin, descubrió regresión a la media, lo que explica por qué la soberbia; Y antes de la
caída y por qué las nubes tienden a tener las guarniciones de plata. Cada vez que hacemos
cualquier decisión basada en la expectativa de que las cosas volverán a "nonnal," estamos
empleando la noción de regresión a la lnean.

En 1952, el Premio Nobel Harry Markowitz, entonces un joven estudiante graduado que estudia la
investigación de operaciones en la Universidad de Chicago, demostró matemáticamente por qué
poner todos sus huevos en onc cesta es una estrategia de riesgo inaceptable y por qué la
diversificación es la más cercana a un inversor o gerente de negocios nunca se puede llegado a ol
almuerzo gratis. Esa revelación provocó el movimiento intelectual thOlt revolucionó Wall Street,
finanzas corporativas, y las decisiones de negocio en todo el mundo; sus efectos se siguen
sintiendo hoy.

La historia que tengo que contar está marcado todo el camino a través de una tensión persistente
entre aquellos que afirman que las mejores decisiones se basan en la cuantificación y números,
determinada por los patrones del pasado, y aquellos que basan sus decisiones en grados más
subjetivos de la creencia sobre el futuro uncercain. Esta es una polémica que no ha sido resuelto.

La cuestión se reduce a un solo punto de vista acerca de la medida en la que el pasado determina
el futuro. No podemos cuantificar el futuro, ya que es un desconocido, pero CW han aprendido a
utilizar los números de escudriñar lo que sucedió en el pasado. Pero CO qué punto debemos
confiar en los patrones del pasado que nos diga lo que el futuro será como? Qué tiene más
importancia cuando se enfrentan a un riesgo, los hechos tal como ellos o nuestra creencia
subjetiva en lo que se oculta en el vacío oftime vemos? La gestión de riesgos es una ciencia o un
arte? Podemos incluso decir con certeza, precisamente, donde la línea divisoria beeween che t \
vo se acerca mentiras? Una cosa es establecer un modelo matemático que parece explicar todo.
Pero cuando nos enfrentamos a la lucha de la vida diaria, de constante prueba y error, la
ambigüedad de los hechos, así como el poder de los latidos del corazón humano pueden destruir
el modelo en el corto plazo. El fallecido Fischer Negro, un teórico pionero de las finanzas del
módem que se trasladó desde M.LT. a Wall Street, dijo: "Los mercados parecen mucho menos
eficiente de las orillas del Hudson que de las orillas del Charles." 2

Con el tiempo, la controversia entre la cuantificación basada en la observación!> Del pasado -y


grados mbjective de creencia ha adquirido un significado más profundo. El aparato impulsado
matemáticamente de la gestión de riesgos moderna contiene las semillas de una tecnología
deshumanizante y autodestructivo. Nobellaureate Kenneth Arrow ha advertido, "[conocimientos
Olur de cómo funcionan las cosas, en la sociedad o en la naturaleza, viene arrastrando nubes de
vaguedad. Males Vastas han seguido una creencia en certeza." 3 En el proceso de liberarse del
pasado que puede se han convertido en daves de una nueva religión, un credo que isjust tan
implacable, confinar y arbitrario como el viejo.

Nuestras vidas están repletas de números, pero a veces hay que olvidar que los números son sólo
herramientas. No tienen alma; que por consiguiente pueden ser fetiches. Muchas de nuestras
decisiones más importantes son tomadas por los ordenadores, artilugios que devoran los números
como monstruos voraces e insisten en ser alimentado con cantidades cada vez mayores de dígitos
para crujir, digerir, y vomitar de nuevo.

Para juzgar el grado en que los métodos actuales de hacer frente a los riesgos son o bien un
beneficio o una amenaza, hay que saber toda la historia, desde sus comienzos. Debemos saber por
qué la gente de los tiempos pasados hicieron-o no-tratan de dominar los riesgos, cómo se
acercaban a la tarea, lo que los modos de pensamiento y lenguaje surgió de su experiencia, y
cómo sus actividades interactuaron con otros eventos, grandes y pequeñas, a cambiar el

curso de cultura.

Esta perspectiva nos llevará a una mejor comprensión de dónde estamos, y en el que puede ser la
partida. En el camino, nos referiremos a menudo a los juegos de azar, que tienen aplicaciones que
van mucho más allá del giro de la rueda de la ruleta. Muchas de las ideas más sofisticadas acerca
de la gestión del riesgo y la toma de decisiones se han desarrollado a partir del análisis de la más
infantil de juegos. Uno no tiene que ser un jugador o incluso un inversor para reconocer lo que los
juegos de azar y la inversión revelar sobre el riesgo. Los dados y la ruleta, junto con el mercado de
valores y el mercado de bonos, son laboratorios naturales para el estudio de riesgo porque se
prestan tan fácilmente a la cuantificación; su lenguaje es el lenguaje de los números. También
revelan mucho acerca de nosotros mismos.

Cuando contenemos la respiración observando el pequeño rebote de la pelota blanca sobre la


rueda de la ruleta girando, y cuando llamamos a nuestro agente para comprar o vender algunas
partes de la acción, nuestro corazón está latiendo junto con los números. Por lo tanto, [00, con
todos los resultados importantes que dependen de oportunidad. La palabra "riesgo" se deriva de
principios risimre italiano, que significa "atreverse". En este sentido, el riesgo es una opción en
lugar de un destino. Las acciones que se atreven a tomar, que dependen de la forma en que somos
libres de tomar decisiones, son lo que la historia de riesgo se trata. Y la historia del sombrero
[ayuda a definir lo que significa ser un ser hunun.