Está en la página 1de 11

HISTORIA SISMICA DE BOLIVIA

La sismicidad en Bolivia está relacionada al proceso de subducción que la placa


de Nazca que experimenta en su avance hacia el continente sudamericano.
Los focos sísmicos por debajo del altiplano se encuentran entre los 70– 300 km de
profundidad (sismos de profundidad intermedia), focos sísmicos muy profundos se
originan en el extremo de la placa que se hunde a mas de 300 km de profundidad,
por debajo del sur del departamento de Santa Cruz y norte de la Argentina.
Tanto los focos sísmicos solo son sentidos en la superficie, cuando las
magnitudes de estos alcanzan valores extremos.
Un caso inusual se presento en ocasión del gran terremoto profundo a unos 300
km al norte de La Paz, a las 20:00 horas de del 8 de junio de1994, cuando
debido a la gran magnitud del sismo este fue sentido en casi todo el territorio
nacional. Se trato de un sismo con foco a la profundidad de 636 km, que alcanzo
la intensidad V, en la zona epicentral y se sintió incluso en Canadá.
En Bolivia la actividad sísmica de foco superficial, hasta 70 km de profundidad, se
concentra en la región central del país, entre los departamentos de Cochabamba,
Chuquisaca y Santa Cruz; otros focos de actividad sísmica superficial se ubican en
el norte del departamento de La Paz, al sur del departamento de Tarija en las
proximidades de Yacuiba y en regiones al oeste del departamento de Oruro y en la
frontera con Chile.
Siempre los focos de actividad sísmica superficial son los que causan más daños.
El sismo de Sipe Sipe, al oeste de Cochabamba en julio de 1909, causo 15
muertos. El sismo de marzo de 1948 en la ciudad de Sucre causo 3 muertos y
varios heridos.
La región central del país la que ha experimentado más temblores de tierra, todos
de focos superficiales, así las ciudades de Cochabamba, Sucre y Santa Cruz
fueron sacudidas por movimientos sísmicos desde siglos pasados.
Los últimos sismos del año 1986 se llegaron a percibir a nivel instrumental en la
ciudad pero fueron de regular intensidad en la región de Chapare a mas de 300
km al oeste de La Paz. La fig. muestra un mapa de sismicidad de Bolivia.

Fig. Mapa de intensidades sísmicas de Bolivia (izquierda – Escala de Ritcher)


(derecha – escala de Mercalli modificada).
Sismos históricos registrados en Bolivia

Se considera que la actividad sísmica en Bolivia es moderada, sin embargo


grandes terremotos han ocurrido en los siglos pasados de los cuales se
tiene escasa información. En la región central la actividad sísmica de foco
superficial se manifiesta por gran cantidad de terremotos de magnitudes menores
a 3.0; estos ocurren ya sea en forma aislada, o como premonitores o réplicas de
terremotos de mayor magnitud.
En la fig. podemos observar en el mapa de Bolivia la ubicación de los sismos
históricos de Bolivia.

La historia sísmica de Bolivia empieza en el año 1581, cuando un terremoto


se siente en la Villa Imperial de Potosí; entre los años 1662 y 1851
cinco terremotos fueron sentidos en la Villa Imperial y en poblaciones
cercanas (Vega, 1996).

En noviembre de 1650 un terremoto destruye la bóveda de la catedral de los


españoles en Chuquisaca; en 1845 otro terremoto en Santa Cruz causa daños en
construcciones de adobe; en 1871 otro terremoto causa daños cerca del pueblo de
San Antonio (hoy Villa Tunari); en 1887 y 1899 dos fuertes terremotos destruyen
viviendas de adobe en Yacuiba (al este de Tarija), causando algunos heridos
(Descotes y Cabré, 1973).

En los últimos cien años otros terremotos causan daños en la región central de
Bolivia: el 23 de julio de 1909 en Sipe Sipe un terremoto habría provocado 15
muertos y destrucción de viviendas de adobe, varias cercas de tapial de los
sembradíos se tumban así como cae el techo y campanario de la pequeña iglesia
(Vega, 1996).

El 25 de octubre de 1925 ocurre un terremoto que causa daños en Aiquile; el 1º de


septiembre de 1958 otro terremoto destruye casas de adobe en Aiquile (algunas
quedan inestables), se reportan algunos heridos, las familias alarmadas se
refugian en Mizque (Descotes y Cabré, 1973); el 22 de febrero de 1976 ocurre otro
terremoto en Aiquile que alarma a los pobladores.

El 25 de diciembre de 1942 y el 18 de febrero de 1943 la ciudad de


Cochabamba siente dos terremotos, el segundo causa destrucción de algunas
viviendas de adobe y pánico entre los pobladores; el 19 de octubre de 1959 otro
terremoto causa alarma en la ciudad de Cochabamba; el último terremoto
importante sentido en la ciudad de Cochabamba ocurreel 12 de mayo de 1972,
algunas viviendas de adobe se rajan y la población alarmada sale a las calles
(Rodríguez y Vega, 1976).

En la provincia Carrasco de Cochabamba, en Ivirgarsama, el 23 de julio de


1981 un terremoto provoca el desplazamiento horizontal de la losa central del
puente; en la misma zona entre el 9 de mayo y 19 de junio de1986 tres terremotos
causan alarma entre los pobladores, en Chipiriri los campesinos no pueden
permanecer de pie, en Villa Tunari las cabañas de los ingenieros agrónomos se
mecen bruscamente.

El 27 de marzo de 1948 un fuerte terremoto semi destruye la capital de la


república, la ciudad de Sucre reporta tres muertos y algunos heridos; varias
construcciones coloniales de adobe son destruidas, el gobierno declara zona de
desastre y levanta un empréstito para afrontar las pérdidas materiales (Vega,
1996). El 26 de agosto de 1957 el sur de Santa Cruz esafectado por un terremoto;
en la población de Postrervalle viviendas de adobe son destruidas, no se reportan
ni muertos ni heridos.

Entre las poblaciones de Totora, Aiquile y Mizque (al sureste de


Cochabamba) el 22 de mayo de 1998 ocurre el terremoto más destructor de
la región central de Bolivia: el terremoto de magnitud 6.5 causa cerca de 80
muertos entre las poblaciones de Totora, Aiquile y Mizque; más de un
centenar de heridos son reportados en la zona epicentral; gran parte de
la zona antigua de la población de Aiquile es destruida, en gran mayoría
casa de adobe.

En Totora se observan hundimientos de techos deteja y barro, voladura de


parapetos de las casas de tipo colonial, algunas de ellas quedan inestables y debe
ser reparadas; sólo una casa es destruida.

En Mizque se desploman algunos techos pero la torre de la iglesia resulta más


afectada; la antigua construcción de la torre con adobes, piedras y barro, reparada
más de una vez con rellenos de ladrillo y estuco, se derrumba días después de
ocurrido el terremoto.

En varios sectores de las serranías de la zona epicentral aparecen nuevos


manantiales de agua, otros se secan, otros aparecen con agua turbia y contenido
orgánico producto del derrumbe de bofedales (Vega y Minaya, 1998).

También en otras regiones del país los terremotos causan destrucción: el 24 de


febrero de 1947 un fuerte terremoto de magnitud 6.4 causa destrucción en
Consata (Provincia Larecaja de La Paz), hundimientos y deslizamientos de tierra
se producen en la zona epicentral, muerte de ganado y destrucción de cultivos
afectan a los campesinos; el terremoto es sentido en varias poblaciones del
Altiplano de La Paz, en la ciudad de La Paz los habitantes salen a las calles,
algunas viviendas de adobe se agrietan, en los cerros aledaños se observan
pequeños deslizamientos de tierra; el 23 de agosto de 1956 ocurre otro terremoto
en Consata pero con menor intensidad, el terremoto es sentido también en la
ciudad de La Paz (Vega, 1990).

El 6 de noviembre de 1995 ocurre un terremoto de magnitud 5.3 que destruye el


poblado de Cumujo (Provincia Atahuallpa de Oruro), casi todas la viviendas de
adobe son destruidas y se reporta un herido (Vega, 1997); en la misma zona el 4
de abril del 2001 un terremoto de magnitud 4.6 causa rajaduras de viviendas de
adobe en la población de Coipasa.

El 9 de junio de 1994 ocurre en Bolivia el terremoto de foco profundo y de


mayor magnitud en la historia sísmica; la zona epicentral se ubica
entre las provincias Iturralde de La Paz y Ballivián del Beni (al oeste
del curiche del Rosario); el terremoto es sentido en casi todo el país y
en el resto del continente; en Cobija (Departamento de Pando) el
terremoto provoca rajaduras en paredes y movimiento de las cabañas; en
San Joaquín, Santa Ana de Yacuma y en Trinidad (Departamento del Beni)
el terremoto alarma a los pobladores y hace que salgan a las calles; en
la ciudad de La Paz los edificios altos oscilan suavemente, sus
moradores salen a las plazas y calles (Vega, 1994).

El terremoto sentido en varias capitales de Sudamérica y en algunas de


Norteamérica, causó muertos en la sierra del Perú y heridos en Río
Branco (Brasil).

Fig. Sismos históricos registrados en Bolivia

Re: HISTORIA SISMICA DE BOLIVIA

El terremoto de mayor magnitud registrado en Bolivia se produjo el 9 de


junio de 1994 en la zona central de las provincias Iturralde de La Paz y
Ballivián del Beni.

Según los datos obtenidos por el


Observatorio San Calixto, el terremoto de 8.9 grados de magnitud en la
escala de Richter se sintió en casi todo el país y en el resto del
continente
En Pando, el terremoto provocó rajaduras en paredes y
movimiento de las cabañas; en San Joaquín, Santa Ana de Yacuma y
Trinidad alarmó a los pobladores que salieron a las calles.

El
sismo, considerado el más fuerte en la historia del país, se produjo a
630 kilómetros de profundidad por lo que no dejó víctimas.

Sin
embargo, el terremoto fue sentido en varias capitales de Sudamérica y en
algunas de Norteamérica. Causó muertos en la sierra del Perú y heridos
en Río Branco, Brasil.

HISTORIA DE

LOS SISMOS

Con un terremoto que se sintió en Potosí en 1581 se inició la historia


sísmica de Bolivia. En esa época no se contaban con equipos de medición
sismológica ni instituciones a cargo de este tipo de trabajo.

En ese mismo departamento cinco terremotos más fueron sentidos entre los años
1662 y 1851.

La
bóveda de la Catedral de Chuquisaca fue destruida por un terremoto en
noviembre de 1650, y en 1845 otro terremoto en Santa Cruz causó daños
en las construcciones de adobe.

En Villa Tunari, en el año 1871, otro terremoto causó daños cerca del pueblo.

Según
datos históricos, en 1887 y 1899 dos fuertes terremotos se produjeron
en Yacuiba. El último ocurrido un 23 de marzo con una magnitud de 6.3 en
la escala de Richter y una intensidad de VIII grados en la escala de
Mercalli, que dejó tres personas muertas y varias heridas, además de
destruir y afectar las casas de ese municipio tarijeño. Este sismo
también afectó varias localidades de la provincia Salta en Argentina.

En el último siglo, unos 49 sismos causaron daños en la región central y occidental


de Bolivia.
El 23 de julio de 1909 en Sipe Sipe un movimiento telúrico provocó 15 muertos y la
destrucción de varias viviendas.

El
25 de octubre de 1925 Aiquile fue afectada por un terremoto. En el
mismo municipio, el 1 de septiembre de 1958 otro sismo destruyó casas de
adobe y dejó algunos heridos. Dieciocho años después, el 22 de febrero
de 1976 volvió a temblar la tierra en Aiquile alarmando a los
pobladores.

En la ciudad de Cochabamba el 25 de diciembre de


1942 y el 18 de febrero de 1943 se sintieron dos terremotos, el segundo
causó la destrucción de viviendas de adobe.

El 19 de octubre de
1959 otro movimiento causó alarma en Cochabamba, al igual que el sismo
sentido el 12 de mayo de 1972, donde algunas viviendas resultaron
rajadas.

En Ivirgarzama, ubicado en la zona del trópico, el 23


de julio de 1981 un terremoto ocasionó el desplazamiento horizontal de
la losa central del puente de esa población.

En la misma zona, el 9 de mayo y 19 de junio de 1986 tres sismos causaron


alarma entre los pobladores.

SUCRE Y SANTA CRUZ

En
la capital del país, Sucre, el 27 de marzo de 1948 un fuerte temblor
destruyó la ciudad dejando tres muertos y varios heridos y algunas
construcciones coloniales de adobe quedaron destruidas, mientras que el
Gobierno declaró zona de desastre para afrontar las pérdidas materiales.

En
Consata Mapiri, La Paz el 24 de febrero de 1947, un fuerte movimiento
de una magnitud 6.4 destruyó casas y provocó hundimientos y
deslizamientos de tierra. El terremoto mató al ganado y destruyó los
cultivos de los campesinos.

El 26 de agosto de 1957 la tierra


de Postrervalle, situado al sur de San Cruz, tembló. Allí destruyó
viviendas de adobe, pero no se reportaron heridos.
Luego de
muchos años, el 9 de junio de 1994, en la provincias Iturralde de La
Paz y Ballivián del Beni se produjo el sismo más fuerte del país que fue
mencionado con anterioridad en esta nota.

En Comujo, Oruro, el
6 de noviembre de 1995, ocurrió un terremoto de magnitud 5.3 en la
escala de Richter que destruyó gran parte de esta población. Allí casi
todas las viviendas de adobe quedaron en escombros y se reportó un
herido.

El terremoto más devastador de la historia del país por


los daños materiales y la pérdida de vidas fue el 22 de mayo de 1998 en
la zona de Totora, Aiquile y Mizque.

El sismo de una magnitud


de 6.5 en la escala de Richter causó la muerte de más de medio centenar
de personas y dejó en escombros a la población de Aiquile ocasionando
además serios daños en estructuras coloniales del municipio de Totora y
Mizque.

En la población de Coipasa el 4 de abril del 2001 un terremoto de magnitud 4.6


causó rajaduras de viviendas de adobe.

En
la última década se han registrado en varias regiones del país, como
Cochabamba, Potosí, La Paz y Tarija una serie de sismos de magnitudes
menores a los 4 y 3 grados en no ocasionaron daños personales ni
materiales en la población. Sin embargo, los pequeños sismos son
sentidos en las zonas donde se presentan.

Según expertos, en
Bolivia se registran constantes movimientos de tierra, pero
afortunadamente ninguno, hasta ahora, se asemejan a los reportados en
Chile, Haití, Japón u otros países del mundo, donde miles de personas
murieron, otras tantas quedaron heridas y hubo millonarias pérdidas.

Nueve temblores en este año

Según
datos de sismicidad del Observatorio San Calixto, en el territorio
nacional se sintieron nueve sismos hasta el 15 de mayo.

De estos movimientos de tierra registrados seis son sismos intermedios y tres


superficiales.
El
primer sismo del año se registró en la localidad de Sur Chichas,
Potosí, con una magnitud de 5.1 en la escala de Richter. El segundo el 9
de febrero en el Gran Chaco, Tarija, con una intensidad de 4 grados,
por su profundidad este último no fue sentido por la población.

El
tercer movimiento de tierra del año se produjo el 13 de marzo en la
localidad de Quijarro en Potosí con una magnitud de 4.6 en la escala de
Richter.

El 1 de abril en Nor Lípez, Potosí, se registró un sismo intermedio con una


magnitud de 4.9 grados.

El
27 de abril se reportaron tres sismos; uno en la localidad de Quijarro
de 4.8, otro en Nor Lípez de 4.1 y en Punata, Cochabamba, de 3.8 de
magnitud. Este último fue superficial por lo que la población sintió,
mientras que los dos primeros fueron profundos.

Según San Calixto, uno de los últimos temblores, en lo que va de este año, se
produjo el 13 de mayo en Capinota,

Cochabamba con 3.8 grados. Asimismo, está el temblor

“intermedio” reportado el 16 de mayo en Sur Lípez, Potosí con 3.5 de magnitud.


http://www.opinion.com.bo/opinion/informe_especial/2011/0522/suplementos.php?i
d=820

AnaPaula
Administrador

Mensajes : 17167
Puntos a la fecha : 20697
Valoración : 132
Edad : 50
Sexo :
Fecha de inscripción : 17/11/2010







Re: HISTORIA SISMICA DE BOLIVIA

por AnaPaula el Vie Mayo 18, 2012 6:45 pm

Bolivia en riesgo de sufrir un megasismo igual al de Chile

Dos millones de bolivianos están


expuestos a un peligro de terremoto de una magnitud de hasta 8,9, un
sismo que sería 125 veces más potente de lo que auguraban estimaciones
anteriores, según un estudio publicado ayer.

El
descubrimiento, divulgado por la revista científica británica Nature,
constituye una sorpresa incluso para los propios investigadores.

"Nadie
sospechaba de que las estimaciones precedentes habían sido
subestimadas", destacó Benjamin Brooks, geofísico de la Universidad de
Hawai en Manoa y principal autor del estudio.

Grandes
tensiones subterráneas acumuladas. Según los cálculos efectuados hasta
entonces y fundados sobre una historia sísmica relativamente en calma
para esta zona, la magnitud de un terremoto en la región situada al Este
de Los Andes centrales no habría superado los 7,5.

Pero
un minucioso análisis de cálculos efectuados con GPS (Sistema de
Posicionamiento Global según sus siglas en inglés), realizados en el
flanco oriental de la cadena montañosa, sugirió que las tensiones
subterráneas que se acumulan allí desde hace siglos podrían provocar un
sismo de magnitud entre 8,7 y 8,9.

La
advertencia debe ser tomada muy en cuenta. "Esperamos que estas
informaciones serán ampliamente difundidas en Bolivia y tomadas en
cuenta por la gente que podría resultar más afectada", dijo Brooks.

Esos
cálculos muestran en efecto que la zona situada al oeste de la falla de
Mandeyapecua, orientada Norte-Sur, se desplazó mucho más que el área
situada al este de esta falla. Según los investigadores, una sección
relativamente poco profunda de esta falla está bloqueada sobre unos 100
kilómetros y es allí donde se concentran las tensiones provocadas por la
confluencia de dos placas tectónicas situadas bajo la región.

"La
ruptura de toda esta sección 'encerrada' durante un solo sismo podría
culminar en un temblor de magnitud 8,9", estimó Brooks.

Se
estudia la historia sísmica de la zona. No obstante, es imposible saber
cuándo dicho megasismo podría producirse, ni siquiera decir con certeza
si se producirá algún día. Una serie de temblores menos potentes podría
en efecto disipar las tensiones telúricas sin provocar un megasismo.

Brooks
y su equipo están estudiando actualmente la historia sísmica de la
región para determinar la fecha y el alcance de los terremotos del
pasado y tratar de descubrir si un megasismo de esta potencia se ha
manifestado ya.

En
los últimos años se han producido sismos de mayor magnitud (9,0 en
Japón en marzo pasado y 8,8 en Chile en febrero de 2010) que han
incitado a los especialistas a revisar sus estimaciones.

"Probablemente,
deberíamos evaluar de nuevo nuestras estimaciones de los sismos", dijo
Ross Stein, sismólogo del Sistema de Vigilancia Geológica de EEUU.
6,8 Grados en la escala de Richter fue el destructor terremoto que ocurrió en
Aiquile el 22 de mayo de 1998.

DETALLES
La historia sísmica de Bolivia empieza en el año 1581

INICIA
EN EL AÑO 1581, cuando un terremoto se siente en Potosí. Entre los años
1662 y 1851 cinco terremotos fueron sentidos en la Villa Imperial y en
poblaciones cercanas (Vega, 1996). En noviembre de 1650 un terremoto
destruye la bóveda de la catedral de Chuquisaca; en 1845 otro terremoto
en Santa Cruz causa daños en construcciones de adobe.

EL
TERREMOTO del 22 de mayo de 1998 afectó a seis municipios, alrededor de
trescientas comunidades y se sintió en casi todo el país. Las
poblaciones de Aiquile, Totora y Mizque fueron las más afectadas