Está en la página 1de 2

Durante el régimen colonial, España organizó un sistema económico que sirvió totalmente a sus intereses colonialistas.

Europa en general financió su desarrollo basado en el dominio, sometimiento y a través de la política de antidesarrollo
implantado. Para el Perú este sistema impuesto creó una deformación económica por el exagerado desarrollo de un
solo sector: la explotación de la Plata, y por la existencia de un comercio de intercambio desigual: Europa enviaba
manufacturas a precios muy por encima de su valor que eran obligados a comprar en América.
El sistema laboral impuesto en las colonias, era muy desigual al existente en
el viejo mundo, mientras que en la Europa occidental el trabajador recibía un
salario por su trabajo, en el Virreinato del Perú los indios sujetos a servidumbre
y los negros esclavizados, no recibían nada sumado esto a un despiadado
abuso.
Para sacar mejor provecho de los recursos económicos de las colonias y
controlar el monopolio comercial, España creó las siguientes instituciones:

1. La Casa de Contratación: Creada por los Reyes Católicos en 1503, y con


sede en el Puerto de Sevilla. Su función principal era organizar y controlar
el intercambio comercial entre España y sus colonias.

2. El Tribunal del Consulado: Institución que ejercía una intervención directa


en todo lo relacionado con el comercio en cada colonia, tenía como sede
Lima.

3. Los Repartimientos: Era la distribución de las tierras entre los soberanos españoles, en consecuencia, los indios
que vivían en dichas tierras tenían la obligación de trabajar para el nuevo propietario. Hubo también repartimientos
de indios entre los españoles en la etapa inicial de la dominación hispana.

4. La Encomienda: Consistía en la adjudicación (Encomendar) de tierras y de centenares de miles de indígenas que


debían pagar tributo y prestar servicios personales a determinado español (Encomendero); esta modalidad se
constituyó en el primer sistema de explotación. La idea de la Corona Española fue en un principio que el
encomendero español era el responsable de los indios que se les había encomendado y que debía servirse de
ellos moderadamente, pero en la práctica fue todo lo contrario pues los encomenderos se dedicaron a exigir a los
indios tributos en especies y metales preciosos y exigirles trabajos y servicios personales que no pagaban.

5. La Mita: Eran los trabajos forzados que tenían que realizar los indios o mitayos miembros de las comunidades, por
turno en los centros mineros, en la agricultura, el pastoreo de ganado, transporte de carga, servicio doméstico y en
los obrajes o centros de producción textil, en la teoría deberían recibir un pago, pero en la práctica recibían muy
poco o en la mayoría de los casos no lo recibían.

La implantación de la nueva organización económica española, se instauró en los territorios invadidos la PROPIEDAD
PRIVADA, que era la apropiación de las tierras de los indígenas en un principio por la llamada MERCEDES (regalos)
con la que eran favorecidos ciertos europeos, pero ante la disconformidad de la
gran mayoría se iniciaron las invasiones de tierras que no eran de propiedad
pública o de las comunidades indígenas, pero posteriormente ocupaban
terrenos de estos últimos. Esta situación fue tolerada por la Corona, creando un
nuevo tributo o multa denominado COMPOSICIÓN.

PRINCIPALES ACTIVIDADES ECONÓMICAS:


a) La Minería: La minería de la colonia fue sobre todo de Plata y no de oro, la
cual llegó a ser la principal actividad económica de la Colonia, la cual se pudo
realizar por la disponibilidad de la mano de obra indígena, que fue obligada a
realizar por la implantación de la Mita (trabajos forzados y obligatorios en las
minas). Todo el trabajo en las minas era realizado por los indígenas.

b) La Agricultura: Al producirse la invasión del Tahuantinsuyo por los


europeos, se encontraron con una de las culturas agrícolas más avanzadas y pese a que se vio enriquecida por
los nuevos productos agrícolas que trajeron como el trigo, solo aprovecharon parcialmente estos conocimientos.
Las técnicas agrícolas del Tahuantinsuyo de los Incas superaban a las existentes en otras latitudes del mundo
(Asirios y Egipcios), sus conocimientos estaban plasmados en obras hidráulicas de irrigación, en una eficiente red
de depósitos para las cosechas, en eficientes técnicas para la conservación de los alimentos, etc. pero que no
fueron o no supieron ser aprovechadas, solo utilizaron aquellas que estaban ligadas a su modelo europeo,
conveniencia, servicio personal o para el sostenimiento de la colonia.
Con la instauración de la propiedad privada, y la posesión de grandes extensiones de terrenos (latifundios).
Aparecieron las primeras haciendas en el Perú. Se produjo una sustitución parcial de los cultivos, principalmente
de aquellos productos producidos para su consumo. La agricultura no logró prosperar y alcanzar su auge en
producción como en el Antiguo Perú. En la nueva redistribución de tierras en la colonia, se crearon otros tipos de
propiedad de los terrenos, como del rey, privados de los españoles y de las comunidades indígenas. Este último
tipo de propiedad fue el más perjudicado, ante la ambición de los españoles por más tierras, éstos ocupaban
terrenos de los indígenas repercutiendo en la producción de alimentos para su consumo.

c) El Comercio: La actividad económica durante la colonia llegó a formar parte de la red comercial mundial de
intercambios de la época, realizándose bajo el régimen dictado por las potencias europeas dominantes en el cual
las colonias aportaban materias primas y minerales principalmente, recibiendo productos manufacturados del viejo
continente pero a altos precios.
La colonia del Perú se ubicaba geográficamente como la más alejada de la Corona española, como el realizado de
Sevilla-Potosí-Sevilla, que duraba ocho años, lo que dificultó la administración de los nuevos territorios. En los
inicios de la colonia fue poco el desarrollo que alcanzó el comercio, debido al monopolio impuesto, a la deficiente
producción industrial, a la falta de buenos caminos y a que no se supo aprovechar los avanzados conocimientos
de los indios, pero durante el siglo XVIII, cambió esta modalidad por el libre comercio, autorizando a exportar e
importar mercaderías los puertos españoles y americanos. Con el libre comercio España no pudo impedir que otras
potencias europeas lograsen dominar el comercio mundial particularmente la de las colonias, como el impuesto
por Inglaterra que llegó a controlar el comercio mundial con la creación de las COMPAÑIAS INGLESAS y con el
nacimiento de la REVOLUCION INDUSTRIAL, que era la sustitución de la fuerza humana por la mecánica.

d) La Industria Textil (Obrajes): Eran grandes centros manufactureros donde se


fabricaban telas de las más variadas calidades. Después de la minería fue la
segunda actividad por su volumen, pero menos beneficiosa para la Real
Hacienda. Los obrajes estuvieron dedicados a la producción textil, estuvieron
ubicados principalmente en la sierra y en algunas provincias costeñas, durante
el siglo XVII llegó a su auge con el funcionamiento de hasta 300 obrajes cuya
producción tuvo el nombre de Ropa de Tierra que era destinada a los esclavos,
clases populares y campesinos, quienes se vieron obligados a comprar dicha
ropa por imposición forzosa del Corregidor. A fines del siglo XVIII, 3,000
trabajadores laboraban en los obrajes peruanos, cuyos productos eran
comercializados desde Panamá hasta Buenos Aires, atendiendo una clientela
de un millón de personas con una producción de diez millones de varas. Los
Obrajes eran de propiedad de curas, encomenderos, funcionarios y hasta
caciques, estos variaban de tamaño y cantidad de trabajadores, algunos Mitayos y otros libres con un bajo salario.
Las labores eran desempeñadas tan duramente como en las minas, con muchas horas de trabajo, se podían
encontrar trabajando a niños de cinco años, y a los hombres sólo se le daba autorización para ausentarse treinta
días del año (quince para sembrar y quince para cosechar). El fin de los obrajes se debió a la revolución industrial
o mecanización de la producción europea, a la libre importación, etc.

e) Los Impuestos: Tributos que pagaban los habitantes de las colonias,


que era utilizado para los gastos de administración, defensa de los dominios
en América y todo gasto que se realizaba en el reino. Entre los principales
impuestos que existían son:
 El Almojarifazgo o impuesto de aduana que se cobraba a los
productos que provenían de España así como a todos aquellos que se
exportaban para ese país.
 La Alcabala, impuesto que se efectuaba por la venta o compra de
propiedades o inmuebles, y que hasta la fecha se efectúa.
 El Tributo impuesto que pagaban anualmente los indios hábiles por el
cual eran obligados a trabajar por el Corregidor.
 El Quinto Real, impuesto que pesaba sobre la industria minera, que frecuentemente era la quinta parte de lo
que se obtenía pero que podía incrementarse hasta el diez o cien por ciento.
 La Media Anata, Lo debían pagar los funcionarios del Estado, con la mitad de sus ganancias del primer año de
empleo.
 El Diezmo, Lo debían pagar los agricultores, con la décima parta de sus ganancias anuales. Lo cobraba la
Iglesia.
 La Primicia, Lo debían pagar los ganaderos. También era para la Iglesia.
 Cobos, Lo debían pagar quienes mandaban acuñar monedas.
Otra fuente de ingreso para el estado colonial, era la venta de papel sellado, venta de cargos públicos, venta de
naipes, tabaco, coca y otros productos.