Está en la página 1de 31

HABLAR EN PUBLICO

Nosotros enseñamos el mensaje con palabras inteligentes que vienen de Dios. Exponer un tema,
no se limita a tomar la palabra y "soltar" un discurso; sino, consiste en establecer una
comunicación efectiva con los oyentes, en la que seamos capaces de transmitir un mensaje
edificante.

1 Corintios 2:6-7 “Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez; y
sabiduría, no de este siglo, ni de los príncipes de este siglo que perecen. Más hablamos
sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos
para nuestra gloria”.

Es una oportunidad que debemos aprovechar ya que se nos está dando el privilegio de sembrar la
semilla de La Palabra en el corazón de los oyentes. Por esa razón, las exposiciones verbales hay
que prepararlas a conciencia, lo que implica no limitarse a elaborar un tema escrito, sino hay que
ensayar el orden en que se va a exponer.

ORATORIA: Es exhortar, “convencer”, educar o informar a un auditorio. Inlcuye principios básicos


de la comunicación, la pedagogía y la homilética para presentar discursos, conferencias, seminarios y
sermones.

La manera en que se expongan y transmitan las ideas juega un papel fundamental

Cuando se habla en publico o en grupos pequeños se tiene que conseguir que los oyentes se
interesen por lo que les va a decir y esto demanda tener algunas nociones de la comunicación.

Una cosa es conocer una materia y otra muy distinta es saber hablar de la misma. Al exponer de
una manera atractiva se consigue captar la atención de los oyentes para no aburrirlos; es
necesario aportar algún testimonio, historia interesante, etc.

Cuando se va a hablar sobre un tema hay que dominarlo. En el momento que se tome la palabra se
debe tener un conocimiento sobre el mismo muy superior del que tiene el público o grupo de personas
a quienes nos dirigimos

Uno debe evitar hablar sobre un tema que apenas domine ya que correría el riesgo de no edificar
a nadie. Para no fallar en lo anterior, se sugiere estudiar el tema en detalle, antes de explicarlo o
enseñarlo.

EL PROBLEMA QUE NOS HACEMOS EN NUESTRA CABEZA: EL MIEDO A


HABLAR EN PUBLICO

Éxodo 4:10-12 Moisés dijo al Señor: "¡Ay, Señor, nunca he sido hombre de fácil palabra: ni
antes, ni desde que tú hablas a tu siervo; porque soy tardo en el habla y torpe de lengua". El
Señor le respondió: "¿Quién dio la boca al hombre? ¿Y quién hizo al mudo y al sordo, al que
ve y al ciego? ¿No soy yo Jehová? Ahora, ve, y yo estaré con tu boca, y te enseñaré lo que
hayas de hablar".
La esencia de la oratoria es aportar algo útil a los oyentes.” Por lo tanto, céntrate en el mensaje y
no en tus inquietudes. En el siglo primero había personas que no consideraban al apóstol Pablo
un modelo o ejemplo de elocuencia, pero él era eficaz, pues siempre tenía algo provechoso que
decir (2 Corintios 11:6). De igual modo, si la información que expones es importante y crees en
ella, es más fácil que te sientas menos nervioso.

El público no es el enemigo, sino, al contrario, son personas que consideran que el expositor
puede aportarles algo y que no van a perder el tiempo escuchándole, por eso acuden a escuchar.
Tener miedo de hablar en público es algo natural, por lo que uno no debería de considerarse una
persona débil e insegura, cuando esto ocurre.

Hay que analizar el miedo que a uno le invade y descubrir las causas que lo originan. Uno se
dará cuenta de que gran parte de este miedo, no obedece a motivos lógicos sino es un miedo de
hacer el ridículo, de que se rían de uno, de tartamudear, etc.

Este miedo hay que rechazarlo y llenarnos de valor, que surge por el amor a Dios y a los oyentes.

Otro tipo de miedo, obedece a situaciones adversas que pueden presentarse (quedarse en blanco,
no saber contestar a una pregunta, etc.). Frente a este tipo de miedo lo que hay que hacer es
tomar todas las medidas posibles para reducir al mínimo las posibilidades, por ejemplo, llevando
apuntes de apoyo, preparando la enseñanza o mensaje a conciencia, verificando previamente sus
apuntes.

PAUTAS A CONSIDERAR
Aprendamos estos 10 puntos que se debe tener en cuenta para manejar el hablar en publico:

1. Gestione bien tus emociones. Un buen orador sabe gestionar sus emociones (alegría, tristeza,
miedo, sorpresa, enfado) de manera adecuada para mostrarse siempre sereno, tranquilo,
equilibrado y no llegar nunca a la ira, perder los estribos, etc… hablando en público.

2. La llamada postura de "neutralidad". Es una posición en la que el orador está de pie, con
su peso equilibrado en ambas caderas y los brazos colgando. Sus brazos y sus manos se mueven
en cuanto comienza a hablar. Da sensación de seguridad delante del público. Si esta sentado
tener una postura relajada.

3. Gestione bien su mente. Todos los miedos e inseguridades que tenemos proceden de nuestros
pensamientos, nosotros mismos los creamos.

4. Utiliza las tres claves de la Oratoria

§ Naturalidad (sea usted mismo)


§ Humildad (no creerse más que nadie, no ser prepotente al hablar en público o con
grupos pequeños)
§ Hablar desde el corazón (con ganas, con pasión permítase ser dirigido por el Espíritu
Santo)

2
5. Consiga que el publico se mantenga atento. A fin de evitar los discursos, necesitamos
emplear lo que se llaman "buenos inicios y finales". "El mejor discurso es que tiene un buen
principio, un buen final, y en el que la distancia entre ambos es la mínima posible". Una
anécdota personal, una cita, etc… pueden constituir un buen inicio o un buen final.

6. Prepara bien la presentación. Cualquier otro tipo de presentación visual tienes que tener en
cuenta que ese elemento no es para ti, sino para tu público. Por tanto, lo que no se pueda leer no
se puede poner y es preciso que el público pueda ver de una simple mirada lo que queremos
decir.

7. ¡Domine su voz! Nuestra voz no la podemos cambiar pero sí el uso que hacemos de ella.
Puedes tener el mejor discurso o la mejor presentación del mundo pero si no sabes interpretarlo
adecuadamente, saldrá muy mal. Por ejemplo saber hablar con los silencios y las pausas.

8. Utilice un Lenguaje No Verbal (LNV) adecuado. Vestir según la imagen que quieras dar y
según el público que tengas delante; evitar gestos inadecuados (tocarse la cara, anillos, pulseras,
corbatas, uso del bolígrafo, manos cerradas o brazos o piernas cruzados) y mover las manos al
ritmo de la voz, son pautas fundamentales de un buen uso del lenguaje no verbal en oratoria.

9. Adapta tu lenguaje a tu público. No puede ser lo mismo hablar para niños, adolescentes,
personas de la tercera edad, profesionales, médicos, profesores, abogados, ingenieros, policías,
etc… el orador debe adaptar su lenguaje verbal a las personas que tiene delante, de manera que
todo el mundo entienda lo que va a decir.

10. Trata de ser coherente en los tres tipos de lenguaje. El ser humano utiliza tres tipos de
lenguaje: lenguaje verbal (mensaje), lenguaje paraverbal (voz) y lenguaje no verbal
(cuerpo). Para que un orador sea creíble sus tres tipos de lenguaje deben ser coherentes, es decir,
los tres deben indicar lo mismo. Si un orador no es coherente pierde credibilidad.

Y por supuesto, después de tener en cuenta todos los anteriores, la base es: practicar, practicar,
practicar.

CARACTERÍSTICAS DEL EXPOSITOR

¡Sean gratas las palabras de mi boca, y el susurro de mi corazón, sin tregua ante ti, Yahveh,
roca mía, mi redentor!. Salmo 100:14

ü Integridad: Un discurso será eficaz solamente si el comportamiento del orador testimonia


su mensaje, de lo contrario sus acciones desmentirán sus palabras. El auditorio descubre
muy fácilmente cuando el orador tiene intenciones turbias o propósitos ocultos.
ü Conocimiento: Es necesario que el que habla en público posea una cultura general amplia,
que le permita contar con un vocabulario variado y adecuado a los receptores, que le apoye a
convencer, como para tener razonamientos y argumentos suficientes que puedan defender
sus ideas y refutar las contrarias.
ü Confianza: La confianza en sí mismo y la verdad de los argumentos despertarán el interés
en el auditorio. Una persona reservada, cauta y siniestra no inspira confianza ni predispone a
escucharle.

3
ü Destreza: La comunicación oral se beneficia cuando es apoyada por la facilidad de palabra,
el control de la voz y la coordinación de los movimientos corporales.

PRESENTACIÓN DEL MENSAJE

Salmo 119:130 LBLA “Exponer tus palabras es dar luz y abrir la inteligencia de los
sencillos”.

En primer lugar hay que seleccionar el tema de la enseñanza, el mensaje si es un discipulado leer
y aprender las lecciones del material.

Defina el tema, hay que determinar las ideas clave que se quieren transmitir y sobre las que va a girar
toda el tema. Una vez seleccionadas las ideas clave, hay que buscar argumentos con que ilustrarlas o
ejemplificarlas.

Hay que dar tiempo a la imaginación; las ideas surgen inesperadamente. Una vez que se dispone
de una lista de posibles argumentos hay que seleccionar los más relevantes. Hay que tener
presente que en un discurso la capacidad de retención que tiene el público es limitada y que
difícilmente va a ser capaz de asimilar demasiados conceptos. Se utilizarán, datos, ejemplos,
citas, anécdotas, notas de humor aunque el tema sea muy serio.

ESTRUCTURA DE UN MENSAJE O ENSEÑANZA

El mensaje o enseñanza no debe ser leída, debe emplearse un lenguaje claro y directo, frases
sencillas y cortas. Hay que facilitarle al público su comprensión.

Debe resaltar la idea de la brevedad (el público lo agradece). La brevedad no implica que el
discurso tenga que ser necesariamente corto, sino que no debe extenderse más allá de lo
estrictamente necesario (ir "al grano", evitar rodeos que tan sólo dificultan la comprensión y
terminan aburriendo).

Hay que ser capaz de ir al núcleo del asunto. Es preferible centrarse en un solo mensaje que
quede claro, que abordar distintas ideas que al final sólo produzcan confusión. Una última
observación: Un toque de humor, sabiamente administrado, no está reñido con la seriedad ni con
el rigor (además, ayuda a acercarse a la audiencia).

La estructura podría ser:

La introducción
La introducción plantea el tema que se va a abordar y la idea que se quiere transmitir. Es una
parte fundamental del discurso. Si la introducción resulta interesante, atractiva, novedosa,
sugerente, y si el orador parece preparado, agradable, entusiasta, entretenido, es posible captar la
atención del público.

4
La presentación tiene que ser breve, se trata simplemente de introducir el tema que se va a tratar;
ya habrá tiempo más adelante para desarrollarlo. La introducción debe empezar con entusiasmo,
con energía. Marca la línea que debe seguir el resto de la exposición.

El desarrollo
Durante el desarrollo del discurso se presentan los distintos argumentos que sustentan la idea; se
expondrán aquellos argumentos principales, no hay que extenderse más allá de lo necesario. No
hay que abusar de los datos, de los detalles (ocultan los aspectos fundamentales del tema).

Hay que dar aquella información que sea realmente relevante. El desarrollo debe ser ágil,
combinando conceptos teóricos, ejemplos, comparaciones, anécdotas etc. Es conveniente que
estos conceptos sean relevantes, vengan al caso, y no se utilicen simplemente para tratar de
impresionar al público con los conocimientos que uno posee (el público rechaza la jactancia).

El desarrollo debe ser equilibrado, repartiendo el tiempo entre las distintas partes que se van a
exponer, evitando extenderse demasiado en un punto determinado y pasar "de puntillas" por otro
igualmente importante. Preferiblemente se deben utilizar medios de apoyo (pizarra,
transparencias, etc.), con idea de ir alternando la palabra con la imagen, dando movimiento a la
presentación y evitando la monotonía.

La conclusión

En la conclusión se resalta nuevamente la idea y se enumeran los argumentos utilizados. Es un


recordatorio del tema tratado y de los principales argumentos presentados. La conclusión debe
ser breve, destacando únicamente los puntos básicos que se han expuesto.

LA UTILIZACIÓN DE LA VOZ

Durante la exposición hay que cuidar la voz: Una voz monótona, desagradable, un volumen bajo,
etc. llevan a la audiencia a desconectarse.

También es interesante preguntarle a alguien su opinión. Aunque la voz sea difícil de cambiar, sí
se pueden mejorar algunos defectos que dificultan su comprensión o que la hacen poco atractiva
(una voz nasal, una voz excesivamente fina o ronca, etc.).

Hay que saber modular la voz: subir y bajar el volumen, cambiar el ritmo, acentuar las
palabras; todo ello ayuda a captar la atención del público.

Se debe usar la voz para enfatizar los puntos importantes del discurso. Por ejemplo, si se realiza
una afirmación hay que hablar con determinación (voz firme, alta, sin titubeos); en otras partes
del discurso (una explicación, una anécdota, etc.) se puede utilizar un tono más distendido, más
relajado. Vocalizar con mayor precisión que de costumbre, remarcar los finales de palabra, etc.

También es muy frecuente hablar demasiado rápido, tendencia que se intensifica cuando se habla
en público (debido a los nervios). Dificulta la comprensión y proyecta una imagen de
nerviosismo. El tener un equilibrio entre hablar rápido y lento facilita la comprensión, proyecta
una imagen de seguridad y ayuda a calmar los nervios.

5
Cuando la audiencia es medianamente numerosa (más de 50 personas) es conveniente utilizar
micrófono, lo que exige una cierta práctica: El micrófono hay que mantenerlo siempre a la
misma distancia de la boca (si se acerca y se aleja, el volumen presentará oscilaciones).

Si uno habla bajo no debe recurrir a elevar el volumen del micrófono, sino que tendrá que
esforzarse en hablar más alto. Una regla de oro cuando se habla en público es la naturalidad: El
publico agradece la naturalidad. Si uno tiene acento no tiene por qué ocultarlo (espontaneidad)
pero tampoco exagerarlo (dificultaría la comprensión).

EL LENGUAJE

1 Corintios 14:19 LBLA “Pero en la iglesia prefiero decir cinco palabras que se entiendan, para
enseñar así a otros, que decir diez mil palabras en lengua extraña”.

El lenguaje debe ser preciso y directo, con frases sencillas y cortas. En definitiva, el público aprecia la
sencillez.

Hay que utilizar un lenguaje apropiado para el público al que uno se dirige, ya que lo primero
que uno debe procurar es ser entendido. Por ello, no se deben utilizar términos y expresiones que
parte del público NO pueda entender. Únicamente se emplearán términos griegos hebreos etc. si
se explica su significado y se adecuan al tema.

El objetivo del discurso es persuadir al público, no tratar de asombrarlo con nuestro vasto
dominio del idioma. Hay que huir de un lenguaje rebuscado o frases complicadas. Hay que evitar
emplear "muletas" que a veces se intercalan continuamente en la conversación, sin que uno sea
consciente (ya ves, entiendes, la verdad es que, me sigues, fíjense, verdad, etc.). La regla que
debe presidir todo discurso es la de la sencillez.

LA MIRADA

Lucas 6:20 LBLA “Él entonces dirigió la mirada a sus discípulos y dijo: "Dichosos ustedes los
pobres, porque el reino de Dios les pertenece”.

Cuando se habla en público la mirada juega un papel fundamental. Es un excelente medio de


conexión entre la persona que habla y la audiencia. Al público le gusta que la persona que le
habla le dirija la mirada.

El orador que no mira al público da la impresión de tener miedo o falta de interés. Cuando se
mira al público hay que intentar presentar una imagen abierta, agradable, optimista, sonriente. La
simpatía conquista el corazón del público.

La ventaja de haber preparado el discurso, utilizando notas de apoyo, en lugar de leerlo, es que
resulta mucho más fácil mirar al público. En los momentos de silencio hay que mirar al público.
Permite intensificar la conexión "orador-audiencia". Mientras alguien formule una pregunta se le
dirigirá la mirada, pero cuando se responda se mirará a toda la audiencia (todos pueden estar
interesados en conocer la respuesta).

6
EL LENGUAJE CORPORAL

Ezequiel 21:17 LBLA “Yo también golpearé mano contra mano y haré que se asiente mi ira. Yo,
Jehová, he hablado”.

Hay un lenguaje corporal (movimientos, gestos, actitudes, etc.) del que muchas veces uno no es
consciente, ni sabe muy bien cómo funcionan. A través de este lenguaje corporal, el orador
transmite también mensajes: nervios, timidez, seguridad, confianza, dominio, entusiasmo, dudas,
sarcasmo, burla, prepotencia, etc.

Desde el momento en el que uno accede al escenario, el movimiento de las manos, la expresión
de la cara, la postura, los movimientos en el estrado, la mirada, etc. todo ello está transmitiendo
mensajes diversos. El público los capta con total nitidez. A veces puede suceder que estos
mensajes sean contrarios a lo que el orador está tratando de comunicar con el lenguaje verbal.

Por ejemplo, alguien dice; que lo que más le preocupa es el bienestar de ellos, pero en ningún
momento se toma la molestia de mirarlos a la cara, sus palabras suenan vacías.

Hay que utilizar este lenguaje corporal en sentido positivo, facilitando la conexión con el
público, reforzando su imagen. Hay que transmitir serenidad y naturalidad, evitando gestos,
actitudes o movimientos que resulten negativos. Hay que subir al estrado con seguridad, con
tranquilidad (las prisas denotan nerviosismo e inseguridad).

Durante la intervención es conveniente moverse por el escenario, no quedarse inmóvil, pero


controlando los movimientos. La movilidad rompe la monotonía y ayuda a captar la atención del
público. Para establecer una comunicación con el público es fundamental el contacto visual. Si
es posible (por ejemplo en un aula) es aconsejable moverse entre el público, ayuda a romper las
distancias, transmitiendo una imagen de cercanía.

Hay que tratar de superar la timidez, transmite inseguridad y dificulta la conexión con el público.
Los gestos de la cara deben ser relajados: una sonrisa sirve para ganarse al público, mientras que
una expresión demasiado seria o enojada provoca rechazo.

LA IMAGEN QUE PRESENTAMOS

Lucas 9:18-20 LBLA “Un día en que Jesús estaba orando solo, y sus discípulos estaban con
él, les preguntó: -¿Quién dice la gente que soy yo? Ellos contestaron: -Algunos dicen que
eres Juan el Bautista, otros dicen que eres Elías, y otros dicen que eres uno de los antiguos
profetas, que ha resucitado. -Y ustedes, ¿quién dicen que soy? -les preguntó. Y Pedro le
respondió: -Eres el Mesías de Dios”.

La gente tiene una imagen de nosotros en relación a la forma en que vivimos y nos
comportamos. La palabra imagen, significa opinión o juicio subjetivo que refleja la forma de ver,
el estado de ánimo y la actitud de la gente con respecto a otras personas. La función de predicar
o enseñar, tiene mucha relación con lo que la gente piensa de nosotros, por supuesto esa imagen
depende mucho de nuestro testimonio y de nuestras actitudes.

Además de la imagen que presentamos con nuestra forma de vida, el orador también transmite
una imagen personal, cuando diserta, que será valorada positiva o negativamente por el
público. Hay que tratar de proyectar una imagen positiva.

7
Una imagen agradable, abierta, La imagen es valorada favorablemente por el público y ayuda a
ganarse su estima. Una imagen descuidada, tosca, antipática, pone al público en contra (aunque
comparta las ideas expuestas).

El orador debe vestir de forma apropiada para la ocasión: Tiene que sentirse cómodo, a gusto con
su apariencia. No obstante, debe evitar todo exceso. La imagen debe realzar su figura, pero sin
llegar a eclipsarla (el público tiene que prestar atención al discurso y no distraerse con un
atuendo espectacular).

La imagen también debe estar en consonancia con el mensaje que se quiere transmitir. Bien
peinado, bien afeitado, dentadura reluciente, zapatos limpios, los botones abrochados, corbata
bien colocada, vestido apropiado, etc.

Hay que evitar cualquier detalle que pueda afectar negativamente a la imagen. Por ejemplo, si el
orador es de baja estatura debe cuidar que el atril que utilice sea el apropiado (que no quede
oculto detrás).

Preguntas y respuestas

Un turno de preguntas al finalizar la presentación permite que ésta se desarrolle con continuidad,
sin interferencia, y facilita al orador a controlar mejor su tiempo. Hay que evitar que unas pocas
personas monopolicen el turno de preguntas, tratando de que intervenga el mayor número
posible de personas. Mientras se formula la pregunta el orador mirará a la persona que la plantea,
pero cuando responda mirará a toda la audiencia.

Las preguntas se deben contestar con claridad, con precisión, evitando divagar. El orador debe
contestar siempre con educación, aunque la pregunta formulada carezca totalmente de interés o
haya sido ya planteada. Si alguien formula una pregunta que nada tiene que ver con el tema
tratado, se le indicará amablemente que la pregunta planteada no es pertinente.

Si el orador no sabe cómo contestar una pregunta, debe evitar mostrar nerviosismo o
contrariedad. Indicará con total naturalidad que desconoce la respuesta y solicitará al público
asistente si alguien puede responder. Si nadie contesta, el orador se comprometerá a analizar el
tema planteado y a dar una respuesta a la mayor brevedad posible. Lo que no puede hacer bajo
ningún concepto es inventarse la respuesta. El público valora la sinceridad y comprende que el
orador puede desconocer algún aspecto determinado del tema tratado.


8
COMO INTERPRETAR UN TEXTO O PASAJE BIBLICO
La primera tarea antes de preparar un sermón es seleccionar un texto o pasaje bíblico, su idea
principal y además estudiar el pasaje bíblico para encontrar el mensaje que se transmitió a las
personas en el momento de haber sido escrito este texto bíblico y la enseñanza que podemos
aplicar a nuestra vida actual.
Existen algunos pasos que podemos seguir a la hora de seleccionar la idea principal y estudiar
nuestro pasaje bíblico. Por supuesto que antes de poder determinar en qué porción bíblica
quiero predicar o quiero estudiar es muy importante ponerse de rodillas y pedirle a Dios que
nos oriente sobre qué temas hablar a nuestra audiencia.
Es muy importante entonces ponerse de rodillas y pedirle al señor que use nuestro cerebro,
nuestros ojos, nuestras manos y nos de la palabra que las personas de la iglesia a la que vamos
a hablar necesitan escuchar. Recuerde que nosotros sólo somos instrumentos utilizados por
Dios y que sin importar si vamos a condenar el pecado o hablar del amor de Cristo lo que
salgan nuestros labios no tiene que ser mensaje nuestro sino palabra de Dios.
Pasamos entonces a explicar los pasos necesarios para poder estudiar un pasaje bíblico; al
final del mismo se provee un pequeño formulario para poder trabajar con otros pasajes y
ejercitarnos en la búsqueda de la idea principal en textos bíblicos.

A. LA BIBLIA SU PROPIO INTÉRPRETE


Esta es la primera regla y la fundamental. La Escritura explicada por la misma Escritura. Por
esta razón, es de vital importancia que toda enseñanza sea comprobada con la misma Biblia,
de otra manera ninguna interpretación por mucho que quiera decir o bonita que sea, se podrá
aceptar dentro de la fe cristiana como una doctrina.

Al fijarse en palabras o versículos aislados de su conjunto y al no permitir que la


Escritura se explique por si misma, los judíos hallaron aparente apoyo bíblico para desconocer
y rechazar a Cristo (Deuteronomio 21:22, 23). Durante miles de años, muchos, obrado del
mismo modo han caído en las más dañinas e infernales sectas religiosas.

Con esta regla, los versículos podrán ser explicados por lo que se pueden entender con
mayor facilidad

• No existe algo que sea más perfecto que la Palabra. Salmo 19:7
• Tampoco hay algo que sea más seguro que la palabra de Dios. 2 Pedro 1:19
Estos dos párrafos anteriores nos iluminan sobre la verdad que si no entendemos con
claridad alguna parte de la Biblia, debemos acudir a otras porciones que nos ayuden.
Tener presente que no existe algo que sea más confiable que la misma Biblia.

9
B. INTERPRETAR LAS PALABRAS EN SU SENTIDO USUAL Y ORDINARIO

Los Escritores de la Biblia escribieron de forma natural y sencilla con el objeto de hacerse
entender por la mayoría del pueblo. Los escritores bíblicos no se dirigieron a cierta casta de
personas privilegiadas, sino al pueblo en general, letrado e iletrado y por tanto, no usaron un
lenguaje sofisticado. Ellos usaron un lenguaje figurado y popular. El hombre de hoy también
tiene ese privilegio.

Entonces, el primer cuidado en la interpretación o recta comprensión de las Escrituras es


averiguar y determinar cuál era el propósito usual y ordinario. Si se ignora o se viola este
principio en muchas partes la Biblia, no tendrá otro sentido que el que le quiera dar el
capricho humano. Se debe tener cuidado que el sentido usual y ordinario no siempre equivale
al sentido literal.

C. INTERPRETAR EN EL SENTIDO QUE INDICA LA FRASE

Dentro de cualquier lenguaje existen palabras que cambian su significado dependiendo el


sentido de la frase en que se encuentran. Ejemplos: Fe. Casi siempre significa confianza. Pero
cuando Pablo dice: Ahora anuncio la fe que en otro tiempo destruía. Aquí no significa
confianza, sino creencia o la doctrina del evangelio. Gálatas 1:23 dice: “Solamente oían decir:
Aquel que en otro tiempo nos perseguía, ahora predica la fe que en otro tiempo asolaba”.

Otra es Romanos 14:23 “pero el que duda sobre lo que come, es condenado, porque no lo
hace con fe; y Todo lo que no proviene de fe es pecado”. Aquí la palabra indica convicción.

En el lenguaje bíblico como en el secular existen palabras cuyo significado varía mucho,
según el sentido de la frase o argumento en que ocurren.

Por lo tanto, es importante averiguar el pensamiento especial o central que el escritor se


propuso expresar en su escrito. Tomando esto en cuenta, se puede determinar el sentido
positivo de la palabra que ofrece dificultad.

Ejercicio:

Lea el versículo y darle la interpretación según el sentido que indique la frase de cada
versículo. Mirar si concuerda con el significado anotado de antemano.

Gracia: Efesios 2:8: Misericordia y bondad de Dios.


Hechos 14:3: La predicación del evangelio.
1 Pedro 1:13: doctrinas del evangelio.

Carne: Ezequiel 36:26 Disposición tierna y dócil.


Efesios 2:3: Deseos sexuales.
Gálatas 3:3: Observancias de la ley.

10
Sangre: Mateo 27:25: Culpa y consecuencias.
Hechos 17:26: De un solo hombre.
Efesios 1:17: La muerte expiatoria de Cristo.

Esta regla cobra importancia especial cuando se trata de determinar si las palabras deben
tomarse en sentido literal o figurado. Para no caer en errores de interpretación, es importante
guiarse por el pensamiento del escritor y tomar las palabras en el sentido que indica el
conjunto del versículo. Ejemplo: “Tomó Jesús el pan, y lo bendijo y lo partió y dio a sus
discípulos, y dijo: Tomad, comed. Esto es mi cuerpo”.

Si nos guiamos por el conjunto de este versículo, resulta evidente que la palabra cuerpo no se
usa en sentido literal, sino figurado. Usa Jesús, la palabra en sentido simbólico, para darles a
entender que el pan representa su cuerpo.

D. INTERPRETAR CON EL SENTIDO QUE INDIQUE EL CONTEXTO

El contexto son los versículos que preceden y también que siguen al texto que se estudia. Es
corriente que con solo leer el conjunto de una frase se pueda determinar cuál es el verdadero
significado de ciertas palabras. Por tanto, en este caso, se debe empezar la lectura más arriba
del texto en mención, y continuarla más abajo para tener en cuenta lo que precede y lo que
sigue a la expresión estudiada y un poco oscura. De esta manera se halla claridad en el
contexto para interpretar.

En el contexto se hallan expresiones, versículos o ejemplos que nos


aclaran y precisan el significado de la palabra oscura o difícil de
interpretar. Ejemplo: Ef 3:4 cuando Pablo escribe: “Podéis entender
cuál sea mi conocimiento en el misterio de Cristo”.

Se crea una incógnita respecto a la palabra misterio. Pero si se analiza


el contexto se puede inferir el significado como la participación de los
gentiles en los beneficios del evangelio. Como esta palabra se halla en diferentes pasajes, es
necesario hacer lo mismo con el contexto.

En algunos casos, se aclara el significado de una palabra oscura en el contexto, por el empleo
de una palabra que tiene casi el mismo significado, o bien, por una palabra opuesta y contraria
a la oscura. Ejemplo: la frase: “Esto, pues, digo: El pacto previamente ratificado por Dios
para con Cristo, la ley que vino cuatrocientos treinta años después, no lo abroga para
invalidar la promesa”. Contrato hecho con Abraham” (Gálatas 3:17), se explica en el mismo
versículo por la palabra promesa.

En algunas ocasiones, una palabra que expresa una idea general y absoluta, se debe tomar en
sentido restrictivo, según lo determine alguna circunstancia especial del contexto, o bien, el
conjunto de las declaraciones de las Escrituras en asuntos de doctrina. Ejemplo: Cuando
David exclama: Sal 7:8 “Júzgame, ¡Oh Jehová!, conforme a mi justicia y conforme a mi
integridad”.

11
El análisis del contexto nos aclara que David protestaba su justicia y rectitud en cuanto a las
calumnias que contra él levantó Cus, el benjamita. La conexión de los versículos con el pasaje
donde se encuentran, es lo que les da su significado verdadero. El contexto puede ser
inmediato o remoto.

E. ES NECESARIO CONSULTAR LOS PASAJES PARALELOS

Por pasajes paralelos se entiende aquí aquellos que se refieren el uno al otro. Que tienen
alguna relación entre sí. O tratan de una manera u otra de un mismo tema. No solo se debe
apelar a estos pasajes paralelos para aclarar determinados pasajes difíciles u oscuros, sino
también, para adquirir conocimientos bíblicos exactos en cuanto a doctrinas y practicas
cristianas. Se observa que hay pasajes paralelos entre palabras, ideas y enseñanzas generales.

Esto se puede apreciar cuando un pasaje de la Biblia se encuentra en dos o más libros. Esto es
muy corriente en los evangelios sinópticos. Ejemplo. Los tres pasajes que tratan la deidad de
Jesucristo. Colosenses 1:15-19; Hebreos 1:1-3 y Apocalipsis 1:48. Estos son considerados
pasajes paralelos porque tratan el mismo asunto. Aunque cada uno aporta datos especiales en
conexion.
En cuanto a la sanidad de un cojo, podemos hallar la historia bien completa si consultamos de
la siguiente manera: En Mateo 9:2-8 dice que el paralítico fue llevado por varios hombres. En
Marcos 2:2-12 dice que le llevaron entre cuatro hombres y le bajaron por el techo, y en Lucas
5:17-26 habla que el techo era de teja.

En cuanto a la resurrección de la hija de Jairo encontramos lo siguiente: En Mateo 9:18 dice


que la hija de Jairo acaba de morir; En Marcos 5:23, dice Jairo: Mi hija está agonizando.
¿Cuál afirmación será la verdadera? Lucas 8:41,42 apoya las palabras de Marcos, diciendo
que se estaba muriendo y en el versículo 49 da a entender el estado mental en el que fue Jairo
cuando salió en busca de Jesús.

Cotejar los pasajes paralelos siguientes: Por parejas

Lucas 14: 26 y Mateo 10:34-39 (v. 37)


___________________________________________________________________________
___________________________________________________________________________
___________________________________________________________________________

Mateo 9:18-34; Marcos 5:21-43; Lucas 8:40-56 (v. 42)


___________________________________________________________________________
___________________________________________________________________________












12

MÉTODO GRAMÁTICO-HISTÓRICO
Requiere que se interprete de acuerdo con las características del lenguaje, especialmente los
originales.

También los idiomas intermedios y el idioma actual. Considera además que la Biblia fue
escrita como una historia fidedigna, es decir, no alegórica, ni compuesta de fábulas, leyendas,
mitos, tradiciones, mentiras u otros aspectos.

Este método ha sido considerado por casi todos los estudiosos de la Biblia como útil y
necesario para la comprensión del texto. El mismo ya era conocido entre los judíos de los
primeros siglos. Su uso se verifica antes del segundo milenio de la era cristiana.

Pretende hallar el significado de un texto sobre la base de lo que sus palabras expresan en su
sentido llano y simple a la luz del contexto histórico en que fueron escritas.

El estudio gramático-histórico de un texto incluye su análisis lingüístico (Palabra, gramática,


contexto, pasajes paralelos, lenguaje figurado) y el examen de su fondo histórico. Aunque a
muchos de nosotros se nos dificulte conocer las lenguas originales, no debemos renunciar al
trabajo necesario de aproximarnos al texto original.

En la actualidad existen diccionarios, concordancias y comentarios exegéticos que, usados


con discernimiento, nos pueden ayudar a conseguir resultados muy satisfactorios.

Dentro de este estudio se debe considerar el estudio histórico del pasaje, datos geográficos, el
momento histórico, la circunstancias especiales, los destinatarios, el propósito del autor,
estudio literal del pasaje, análisis gramatical, relación del pasaje con su contexto, pasajes
paralelo.

DIFERENCIA ENTRE PREDICAR Y ENSEÑAR.


Primeramente la Predicación es cuando Dios nos da una Palabra para una vida o vidas y en
obediencia anunciamos el mensaje. Esta Palabra puede ser y debe ser por medio de las
Sagradas Escrituras.

Por otra parte, enseñar es informar a las vidas de cosas que ellos desconocen. Por ejemplo, el
enseñar sobre el bautismo, o la santa cena, o el plan de redención de Dios hacia el hombre.
Aquí se trae conocimiento bíblico a las vidas y se les saca de una vida de confusión y de
oscuridad. La enseñanza ungida liberta al cautivo. Le hace conocer la Verdad y la Verdad le
hace libre.














13

Tipos de sermones
"se denomina sermón al género de la oratoria que consiste en un discurso de tema religioso, por
lo general pronunciado por un predicador quien se dirige a una audiencia con el objeto de
instruirla y persuadirla". Un sermón es un discurso sistemático, dirigido y adaptado a la mente
popular y basada en verdades bíblicas, elaborado cuidadosamente, con el propósito de persuadir
al ser humano.
Hoy día existen muchas formas de exponer la Palabra de Dios. Todas válidas y, en su mayoría,
eficaces. Para que tengamos una mejor comprensión de cuáles y cuántas son las clases de
sermones, hacemos a continuación una breve descripción:
El Sermón Textual: toma como base un texto específico, generalmente un solo versículo. Por
ejemplo, Juan 3:16. Sobre este escrito entramos a desarrollar la enseñanza. El propósito es
desglosar su estructura, haciendo particular énfasis en palabras en el sentido particular de las
frases.

El Sermón Expositivo: este género de Sermón se desarrolla fundamentado en un pasaje


bíblico. Las ideas que se exponen guardan un orden lógico. El predicador no fuerza un
versículo para que concatene con otro o quizá para que diga lo que él quiere. Por el contrario,
toma con naturalidad cada una de las ideas y puntos que van surgiendo en cada versículo. Es
uno de los estilos más complejos pero a su vez, de los más enriquecedores. Charles Spurgeon es
uno de los mejores ejemplos de esta forma de predicación.

El Sermón Temático: toma un tema y lo desarrolla. Por ejemplo, el pecado. Se analizan todos
los versículos en los cuales la palabra pecado ejerce un papel preponderante. Se requiere una
exploración bíblica con el propósito de definir sus orígenes, causas, evolución y consecuencias.
Tenemos allí un tema expuesto. Este género es muy frecuente en las congregaciones.

El Sermón Biográfico: a diferencia de los anteriores, que se predican desarrollando un tema


central, el Sermón Biográfico toma su base en un personaje de la Biblia y es el más apropiado
para adelantar predicaciones en serie, es decir, para varios servicios religiosos. Del personaje
objeto de estudio, se buscan aspectos positivos, los negativos, qué principios espirituales aplicó
a su existencia y cuáles son válidos hoy día, entre otros.

Por otra parte, es relevante conocer las diferencias entre una prédica y una enseñanza; en la que
fundamentalmente la primera es dictar a un público una palabra de la Biblia desde un punto de
vista personal, transmitiendo un mensaje. Mientras que la segunda, es llegar al público con el
tema específico que se quiere mostrar.

Finalmente, todo Cristiano tendrá la oportunidad de dar un Sermón en el pulpito, por lo que es
necesario que conozca que es un Sermón y los tipos existentes, entre los que destacan textual,
expositivo, temático y biográfico.

USO DE LA VOZ
el orador se apoya en su voz y desarrolla habilidades para dominar adecuadamente las pausas,
la rapidez al hablar o leer, la entonación, la pronunciación y la respiración. Puede ser que posea
un timbre de voz estridente o agradable. Una voz equilibrada, bastante fuerte, pero sin matices
de gritería, proporcional a la cantidad de oyentes es lo aconsejable, porque si es chillona
molesta rápidamente y suena de un modo desagradable en los oídos, cansa y agota a los que la
escuchan.

14
10 PASOS PARA ESTUDIAR UN PASAJE BÍBLICO

A. ORACION
Recordar que el propósito es declarar las mismas palabras de Dios para que haya entendimiento
y obediencia a Dio en mi vida y en la vida de cada oyente. Que Dios me ayude a entender
correctamente el pasaje, y saber aplicarlo a mi vida y a las vidas de mis oyentes, saber
estructurar la predica, para que sea entendible, y a comunicar el mensaje de una manera
apasionada e impactante.

B. MEDITAR SOBRE EL TEXTO


Una vez escogido el pasaje meditar en el, orar por lo que no entiendo, esperar en Dios por
entendimiento. Tener a la mano varias traducciones eso ayudara a la comprensión de palabras.
El primer paso entonces es identificar la idea central de la porción escrita. La idea central en
otras palabras es el concepto principal que el autor trata de comunicar por medio escrito a su
audiencia. Si tienes dificultad de encontrar la idea principal procura leer el mismo pasaje
utilizando otras versiones de la Biblia.
MUY IMPORTANTE:

Leer y releer: en varias versiones, y dele prioridad a las traducciones de equivalencia formal,
pero sin descuidar las traducciones de equivalencia dinámica

TRADUCCION EQUIVALENCIA FORMAL TRADUCCION DE EQUIVALENCIA DINAMICA


Intenta comunicar el contenido del pasaje de Intentan transmitir la idea de acuerdo a la
la manera mas literal posible, palabra por interpretación de los traductores
palabra
Reina Valera y La Biblia de las Américas Nueva Traducción Viviente y Nueva Versión
Internacional

No se debe descansar en las traducciones de equivalencia dinámica para tomar decisiones


interpretativas, sin embargo estas traducciones pueden ser muy útiles para ver el pasaje con
otros ojos.
A medida que vaya leyendo el pasaje en diferentes versiones, tome nota de los puntos que
tienen en común, así como de las variaciones. Ese simple ejercicio le mostrara cuales son las
partes del texto a las que tendrá que poner mayor atención para determinar su significado.

C. ESTUDIO
Después de meditar y orar por el pasaje, debo empezar un proceso de estudio profundo del
mismo.

1. OBSERVAR.- despierta mi curiosidad para que pueda investigar mas sobre le pasaje, y
responde a la pregunta, ¿qué dice el pasaje?. Debo escribir todo lo que me llama la atención en
el pasaje. Puede ser el uso de ciertas palabras; palabras que se repite o listas de palabras;
amonestaciones o exhortaciones, metáforas, analogías y juegos de palabras; sinónimos y
contrastes, etc. Debo escribir mis preguntas también y las cosas que no entiendo. En este paso,
no tengo que preocuparme si mis ideas son desordenadas lo importante es escribir todo lo que
me llama la atención. En este paso, no tengo que preocuparme si mis ideas son desordenadas lo
importante es escribir todo lo que me llama la atención, todo lo que me impacta o que me causa
curiosidad en una lluvia de ideas.

15
Algunas preguntas importantes en la observación son:

a. ¿Dónde? ¿Dónde pasaron estos eventos?


b. ¿Cuándo? ¿Cuándo sucedió eso?
c. ¿Quién¿ ¿Quiénes son las personas involucradas en este pasaje? ¿Qué puedo saber acerca de
ellos, sus vidas?
d. ¿Qué? ¿Qué sucedió? ¿Qué ideas fueron expresadas en el pasaje? ¿Qué puedo aprender acerca
de Dios en este pasaje? ¿Qué puedo aprender acerca de los hombres de este pasaje?
e. ¿Cómo? ¿cómo obro Dios en este pasaje? ¿Cómo nos enseña Dios esa verdad? ¿Cómo debería
afectar esa verdad mi vida en mi diario vivir?
f. ¿Por qué? ¿por qué paso esto así? ¿Cuál es la verdad clave que Dios quiere enseñarme aquí?

2. ESTUDIAR EL CONTEXTO DEL PASAJE.- después de escribir todas mis observaciones, el


siguiente paso es estudiar el contexto del pasaje bíblico. Lo ideal es hacer esto al principio del
estudio porque ayudara a evitar imponer sobre el pasaje un sentido artificial, que el texto no
amerita. Esto requiere mas tiempo y esfuerzo:

a. Tomar en cuenta la parte de la biblia en la cual se encuentra el texto que se va a exponer. Es


decir, ¿esta en el Antiguo Testamento o en el Nuevo Testamento? Cada testamento tiene ciertas
características teológicas propias de ello, las cuales el predicador de be tomar en cuenta al hacer
su estudio exegético.

b. Tomar en cuenta el mensaje del libro entero en el cual se encuentra el texto que se va a
exponer. Es importante que el predicador entienda bien la relación que existe entre el pasaje
que va a exponer y el mensaje del todo el libro en el cual el texto se encuentra. Esto le
preparara para interpretar correctamente el pasaje sobre el cual va a predicar Ej: antes de
predicar sobre Josué 5, hay que tomar en cuenta que el tema principal de libro de Josué es la
conquista de l atierra prometida
c. Leer en mas detalle algunos capítulos anteriores y algunos capítulos posteriores al texto que se
va a exponer. A veces eso nos ayuda a entender mejor el contexto del pasaje que nos toca.

3. ESTUDIAR EL PASAJE PALABRA POR PALABRA: Es importante investigar el significado


de todas las palabras importantes en su idioma original. Una buena herramienta para poder
hacer eso es: e-sword es un programa que se puede descargar de internet y es gratis, el nuevo
testamento interlineal griego-español, el antiguo testamento interlineal hebreo-español junto
con un diccionario Vine.

Un método sencillo para estudiar es responder a las preguntas ¿Qué dice? Y ¿Qué significa?
Para cada versículo.

4. ANALIZAR LA ESTRUCTURA DEL PASAJE (diagramación): Habiendo estudiado el pasaje


palabra por palabra, estoy listo para hacer un análisis formal (estructural) del pasaje, anotando
los puntos principales. Aquí la repetición de palabras o frases ayudara, como también el uso de
ciertas palabras que proveen el enlace entre los pensamientos del texto.

5. COMPARAR CON OTROS PASAJES PARALELOS: Es importante hacer esto cuando se esta
predicando sobre una porción de la Biblia en la cual hay pasajes paralelos o complementarios.
Los pasajes paralelos suplen información complementaria, y es importante anotar cualquier
diferencia en palabras, etc., como también los detalles adicionales que otros pasajes suplen.

16
6. INTERPRETAR: Es el resumen y la conclusión de todo lo que ha aprendido en la parte de
observación, y responde ala pregunta, “¿Qué significa este texto? La respuesta la encuentro
dentro de la información que he descubierto en la parte de “observación”; así que, si entiendo

bien lo que dice el texto, voy a pasar menos tiempo en la parte de interpretación, y las
conclusiones van a ser mas exactas. Aquí anoto los principios bíblicos explícitos o implícitos
dentro del pasaje.

7. IDENTIFICAR EL TEMA CENTRAL: Uno de los propósitos principales de todo el estudio


que se ha hecho hasta el momento es identificar el tema central del pasaje. Esto es de mayor
importancia, porque para poder predicar con impacto, la predica tiene que tener un solo tema, o
una sola meta principal, con todos los puntos apoyando ese tema. Es importante preguntar: De
todo lo que he estudiado, ¿Cuál es la enseñanza central que este pasaje enseña? En otras
palabras, ¿Cuál es la pregunta que el autor explicita o implícitamente esta respondiendo en este
pasaje? ¿Cuál fue el propósito del autor al escribir este pasaje? ¿Por que es importante este
pasaje?.

8. BUSCAR LA APLICACION DEL TEMA CENTRAL DEL PASAJE A LA VIDA REAL:


después de estudiar el pasaje, el ultimo paso, pero el paso mas importante, es aplicar la verdad
bíblica a la vida real.
Buscando una aplicación del pasaje a la vida real, tengo que recordar que no debo enseñar para
dar a los oyentes mas información, sino para CAMBIAR VIDAS. La meta es que los oyentes
respondan a la Palabra de Dios en obediencia, para que puedan glorificar a Dios en su manera
de vivir. La pregunta clave es que la aplicación responde a la pregunta: ¿qué debo hacer?
¿Cómo debería cambiar mi vida como consecuencia de haber estudiado este pasaje? ¿Cómo
puedo poner esta verdad bíblica en practica en mi vida diaria? Debo tomar en cuenta:

a. Obediencia es el requisito (Salmos 119:59-60). El resultado del estudio bíblico debe ser
obedecer la voz del Señor hablada a través de su palabra. El obedecer la verdad dela Palabra no
es opcional para el creyente.
b. La aplicación debe ser practica, personal y especifica
c. Antes de tratar de aplicar la verdad bíblica a las vidas de los oyentes, tengo que ser impactada
yo primero.
d. La aplicación debe incluir un cambio de una actitud o habito equivocado, o hacer una acción
positiva que antes no hacia. No es suficiente animar a las personas a cambiar solo en su manera
de pensar. Si mi predica no resulta en vidas cambiadas, he fracasado

9. COMPARARA MIS CONCLUSIONES con lo que dicen comentarios bíblicos, para tener
certeza que haya apuntado bien en mi estudio

10. ORAR. Pedir a Dios su ayude a poder entender bien el pasaje, que me ayude a saber aplicarlo a
mi vida, que me ayude a saber aplicar el pasaje a la vida de mis oyentes, que me ayude a saber
estructurar la predica para sea entendible, y para que me ayude a comunicar el mensaje en una
manera impactante.

17

COMO ELABORAR EL MENSAJE


El deseo de quien prepara un mensaje es que tenga un impacto profundo en la vida de los
oyentes para esto se debe contar con la ayuda del Espíritu Santo y con un mensaje bien
estructurado. Para esto hay que dedicar tiempo a la elaboración del mismo.

Hay 3 razones por las cuales es importante que el sermón tenga una buena estructura:

a. Ayuda al predicador a pensar claramente: muchas veces es difícil entender lo que el predicador
esta diciendo porque el no ha pensado con claramente en lo que quiere decir.
b. Ayuda a la congregación o al grupo escuchar el sermón: si el sermón esta bien estructurado, el
publico lograra seguir mejor el pensamiento del predicador, y por ende podrá entender mas
claramente el mensaje. “El sermón debe estar construido de tal manera que los oyentes puedan
captar sin dificultad la esencia del mensaje y los puntos de apoyo.
c. Ayuda a la congregación a recordar e sermón: es difícil recordar un sermón que no ha sido
claramente estructurado.

Texto.

Tema

Objetivo

Introducción

El sermón bíblico está compuesto de las siguientes partes:


Cuerpo o plan :

Divisiones principales
o mayores

Divisiones menores

Divisiones
subordinadadas

Conclusión

Aplicación

18
PASOS A PASO ARMANDO LA ESTRUCTURA DEL SERMON

1. ORAR. 1 Pedro 4:11

2. EL TEXTO: Es aquella porción de la escritura corta o extensa y contribuye la base bíblica del
sermón que se predica.
Puede ser un versículo, una parte, 2 – 3 o más versículos. Siempre y cuando encierre una sola
idea.

• Romanos 3: 24a fracción.


• Romanos 4: 25a fracción.
• Romanos 5: 8 completo.
• 2 Timoteo 4:7 completo.
• Efesios 2: 8:10 más de uno
• 2 Timoteo 4:1-4 más de uno.
Sugerencias:
1) El estudio de la Biblia diario y abundante siempre será mejor para encontrar el Texto que
necesitamos: El predicador debe ser un devoto lector de las escrituras, debe leerla por lo menos
dos veces al año, a fin de comprenderla y saturar su mente de verdades religiosas.

Se puede estudiar la Biblia de las siguientes maneras:


Ø Comparativamente:
Mediante este tipo de estudio se ven puntos semejantes o diferencias entre los libros de la
Biblia, naturalmente no todos los libros de la Biblia se prestan para este tipo de estudio: Josué y
Hechos se los puede estudiar comparativamente. Josué habla de la conquista del pueblo de
Dios, los hechos habla de la conquista del mundo por los creyentes mediante la predicación del
evangelio, otro es los libros proféticos como Daniel y Apocalipsis que se los puede estudiar
comparativamente.

Ø Tomando un libro completo para comprenderlo en su contenido:


Se sugieren se tomen libros cortos, Rut, Filemón, las cartas de Juan, Tito, etc.

Ø Desde el punto Devocional:


Cuando estudia devocionalmente la Biblia siempre procura encontrar algo para sí mismo, en los
devocionales encontramos verdades que después podemos trasmitir; se afirma que todo
predicador idóneo es el que se predica para sí mismo, de manera que cuando un texto nos ha
hablado a nosotros con toda seguridad el sermón que surja de ese texto será predicado con
profunda convicción y será de bendición para los creyentes.

2) La observación de lo que pasa en el mundo:


Analizar los problemas de la vida, observar las necesidades espirituales de las personas
creyentes o no, aportan valiosas sugerencias de ideas sobre el texto de la Biblia que podemos
predicar.

3) En forma general la lectura abundante.

19


Reglas para elegir un Texto:
§ El predicador debe coger un texto que se apodere de su propio corazón:
§ Se debe escoger un texto pertinente: que contribuya a las necesidades espirituales del
auditorio
§ El texto que usted escoja debe ser claro: comprensible
§ No debemos desechar los Textos conocidos: Juan 3:16
§ En la elección del Texto no descuide la totalidad de la escritura:
Tengamos presente todo el consejo de Dios que debemos predicar se encuentra en el A.T. y
N.T. Por otro lado no será provechoso insistir siempre en una sana doctrina descuidando
las demás.
§ Dedique tiempo: todo el que sea necesario para buscar la dirección divina, el texto que el
Espíritu Santo quiere usar.

Como hacer para la recta interpretación del texto selección.

Primero:
Averiguaciones generales que sobre el texto elegido:
a.- ¿Contiene una enseñanza dirigida solo a judíos?
Hay que averiguar si el texto contiene enseñanza exclusivamente dirigida solamente a
judíos ¿Cómo lo haremos? Por medio del contexto.
b.- Leer l texto en varias versiones:
Si se conoce el idioma original en que fue escrito el texto(Hebreo-Griego) debe leerlo en
cuantas versiones sea posible, tratando de encontrar la mejor traducción del texto.
c.- Consultar los comentarios:
La opinión de los comentarios acerca del texto nos va a dar nuevas ideas
d.- Tres cosas debe poder preguntarse y contestarse todo predicador que cree haber
encontrado el texto bíblico para su sermón:
Qué dice exactamente el texto (2 crónicas 7-14)
A quién o quienes le dice: Israel.
Qué carácter tiene el texto: misericordia y perdón.
Es una amonestación, enseñanza o consejo

Segundo: Reglas para interpretar el texto seleccionado.


Ø Interpretar el texto gramaticalmente:
Es decir hacer todo lo posible por determinar el sentido preciso de cada palabra, de cada frase
del texto. Debemos analizar el texto gramaticalmente observando las partes de la oración,
sustantivo, verbos, adverbios, etc. Debemos estudiar los tiempos en que están los verbos.

Ø Interpretarse al texto lógicamente:


Hay que estudiar el texto teniendo en cuenta su contexto, a veces será necesario considerar toda
la epístola o el libro donde se encuentra el texto.
En otras ocasiones será necesario considerar la enseñanza general de las escrituras para estudiar
lógicamente el texto.

Ø Interpretarse al texto históricamente:


Es decir tengan en cuenta las costumbres, las prácticas de los judíos o gentiles a quienes se
dirige el texto.


20
Ø Interprétese al texto figuradamente: parábolas, metáforas, símiles, etc
Ø Tenga presente el contexto general.

MUY IMPORTANTE:

Leer y releer: en varias versiones, y dele prioridad a las traducciones de equivalencia formal,
pero sin descuidar las traducciones de equivalencia dinámica

TRADUCCION EQUIVALENCIA FORMAL TRADUCCION DE EQUIVALENCIA DINAMICA


Intenta comunicar el contenido del pasaje de Intentan transmitir la idea de acuerdo a la
la manera mas literal posible, palabra por interpretación de los traductores
palabra
Reina Valera y La Biblia de las Américas Nueva Traducción Viviente y Nueva Versión
Internacional

No se debe descansar en las traducciones de equivalencia dinámica para tomar decisiones interpretativas, sin
embargo estas traducciones pueden ser muy útiles para ver el pasaje con otros ojos.
A medida que vaya leyendo el pasaje en diferentes versiones, tome nota de los puntos que tienen en común, así
como de las variaciones. Ese simple ejercicio le mostrara cuales son las partes del texto a las que tendrá que
poner mayor atención para determinar su significado.

3. EL TEMA:
Significa por tema aquello de lo que se ha de hablar. Es el asunto del sermón. Por regla
general se obtiene del mismo texto para que el tema surja con facilidad.

Característica del Tema.


§ La sencillez:
Esto quiere decir que las palabras que afirman el tema. No deben ser desconocidas por
los oyentes, también debe expresar la idea principal del texto.
§ Precisión:
Esto quiere decir que en la redacción del tema debe usarse solo las palabras necesarias,
las menos palabras posibles.
§ Vitalidad :
El tema debe estar relacionado con la viva palabra de Dios, se expresa algunas verdades
eternas.
§ De valor práctico:
Debe tener un valor práctico para los que escuchan.

Ejemplo de un tema que no cumple las características anotadas:


“La praxis de la dialéctica cristiana misteriosamente revelada en la Biblia tanto en el Antiguo
Testamento como en el Nuevo Testamento”. Ese tema no es sencillo, hay palabras que no se
conocen como: praxis y dialéctica. No es preciso tienen 25 palabras, no es claro, pues no se
entiende. Por otro lado no es práctico ni vital.

Ejemplo de un tema que se cumple las condiciones:


“El nuevo nacimiento”. Este tema es sencillo, todas sus palabras son conocidas y se entienden,
es preciso, solo 3 palabras lo componen. Es claro y se comprenden de lo que se va hablar.

21
Maneras correctas de redactar o escribir el Tema del Texto elegido.
a. La redacción del tema debe encerrar la enseñanza completa del texto.
b. El tema debe redactarse con las menos palabras posibles.
c. Se lo puede redactar en forma lógica, esto es como una oración gramatical completa; se lo
puede redactar en forma retórica, esto es como una frase corta y atractiva que encierra un
pensamiento completo y la idea fundamental del texto.

EJEMPLOS:
§ Texto: Juan 3:5
Tema: El nuevo nacimiento es esencial para entrar en el Reino de Dios.
§ Texto: 2 Corintios 5: 17
Tema: estar en Cristo es básico para ser una nueva criatura.

4. EL OBJETIVO: sale del tema central del pasaje,. También tiene que responder a la necesidad
de los oyentes. El objetivo es aquello que deseamos lograr mediante la predica. Es una
declaración en la cual expresamos el cambio que quisiéramos ver en lo oyentes como resultado
de escuchar la predica. Debe ser expresada en forma sencilla y especifica. Ej:

“Que los miembros entiendan la importancia de leer la biblia y orar, y que empiecen a tener un tiempo
devocional cada día”

“Que las visitas entiendan el amor de Dios por ellos y que reciban a Jesús como Señor y Salvador”

Si no tenemos un objetivo claro, no tendremos un punto hacia el cual orientar la predica. Por
eso, cada palabra en el objetivo debe ser elegida cuidadosamente para poder presentar con
precisión el pensamiento principal de la predica

Características de un buen objetivo es un sermón:


ü El objetivo debe ser claro.
La mera donde queremos llegar con nuestro mensaje debe quedar claro; sino habrá mucha
dificultad al concluir el mensaje.

ü El objetivo debe estar escrito en pocas palabras.

ü El objetivo debe estar relacionado con el texto y tema del sermón.


A veces ocurre que el predicador escribe un objetivo que no tiene ninguna dependencia con su
texto con su tema.

ü El objetivo debe ser práctico.


Debe encerrar una idea bien definida relacionándola con la vida práctica de los oyentes en las
diversas facetas y circunstancias

Ejemplos de Objetivos.
§ Texto: Efesios 5: 25.
Tema: El plan de Dios para el esposo.
Objetivo: Enseñar el papel y la responsabilidad que Dios ha dado a los
esposos.

§ Texto: Mateo 9:38


Tema: El método divino para la provisión de obreros.
Objetivo: Dar a conocer a la iglesia la necesidad de la súplica al Señor para que provea obreros

22
5. INTRODUCCION.-
La introducción se le ha definido como el golpecito suave que se da en la mente del oyente
parar captar la atención. Para entrar a la persona con nuestro mensaje solo hay una vía
correcta, la puerta de su mente.
Como regla téngase muy presente que si no se prepara primero la mente del oyente para
despertar su interés, con toda seguridad no va a prestar atención a nuestro mensaje.

Característica de la introducción.

§ Debe relacionarse con el tema del mensaje: por ejemplo. Al hablar de la importancia de la
oración, sería incorrecto a la introducción que se refiera al dinero o la santidad es decir ideas
ajenas a lo que vamos a hablar.
§ Debe ser basado en algo conocido: Es decir cosas relacionadas a las experiencias diarias de
nuestros oyentes.
§ Debe ser corta: La introducción debe ser de 3 a 7 minutos.
§ Debe ser clara: si la función primordial de la introducción es despertar el interés general de la
gente no debemos hablar de cosas oscuras sino de cosas que sean claras para los oyentes.
§ Debe ser modesta: No debe prometer mucho a la gente, puede ser que lo que usted diga en la
introducción entusiasme al auditorio para oír un gran mensaje, y si el mensaje resulta pobre o
superficial el oyente empieza a perder interés en el mensaje.

Diversas maneras de hacer la introducción.


1. Haciendo una explicación del contexto cuando este arroje luz, sobre el texto base del sermón.
2. Presentando informes históricos o geográficos que hagan más claro el sentido del texto.
3. Mencionando algunos detalles relacionados con las palabras de nuestro texto.
4. Hablando de las cosa particulares, de las personas a quienes fue dirigido el texto.
5. Haciendo observaciones de la ocasión que motivó el tema a presentarse.
6. Haciendo alguna alusión a los tiempos actuales a algún suceso a fin de demostrar porque hemos
elegido el texto.
7. Presentando un resumen de varias realidades en torno al tema.
8. Mediante una pregunta o preguntas que presenten un desafío.
9. Haciendo comentario de alguna noticia del día.
10. Recitando una breve poesía.
11. Haciendo la narración de un relato.
12. Definiendo alguna palabra del tema que necesita ser aclarada.

6. CUERPO O PLAN DEL SERMON.-


El cuerpo o plan es el sermón expresado en un bosquejo. El cuerpo o plan consta de unas
partes que se llaman divisiones, a saber:

Divisiones Divisiones
mayores o menores o DIVISIONES
SUBORDINADAS
principales subdivisiones

23
1) Divisiones mayores o principales.
Constituyen la parte más importante del cuerpo o plan, son consideradas como las columnas
que sostienen el edificio del sermón. En estas divisiones están contenidas las partes principales
del tema y texto elegido. Se identifica con números romanos
grandes, a saber. I, II, III, etc. También se la identifica con letras del alfabeto mayúscula a saber
A, B, C, etc.

2) Divisiones menores.
Van a continuación de las divisiones principales a mayores. Cumplen la función de explicar la
división principal respectiva. Si las divisiones mayores, se las enumera con números romanos
(I, II, III, etc.) entonces las divisiones menores se las enumera con número arábigos: 1, 2, 3. Si
las divisiones mayores se las ha identificado con letras mayúscula, entonces las divisiones
menores serán identificadas con letras minúsculas: a, b, c etc.

3) Divisiones subordinadas:
Van a continuación d las divisiones menores. Cumple la función de explicar la respectiva
división menor. Se las identifica con números arábigos entre paréntesis a saber: (1), (2), (3),
etc. Si se ha buscado número para las anteriores divisiones.
Por regla general todas las divisiones serán dos y máximo tres viéndolo anterior en forma
objetiva:

Cuerpo plan (sistema numérico) Cuerpo o plan (sistema alfabético)



I. ………………………………………… A. …………………………………
1. ………………………………………… a. …………………………………

(1) …………………………..…………… (a) ………………………………
(2) …………………………………..…… (b) …………………………….…

2. ………………………………………… b. …..……………………….……

(1) …………………………………… (a) …………………………..…
(2) ……………………………………. (b) ………………………..……

II. ……………………………………… B. ……………………………….

Maneras de escribir o de redactar las divisiones.


a. El metido lógico: consiste este método, en declarar completamente el aspecto que expresa cada
parte del texto y tema que se tratará en las respectivas divisiones.
b. El método retórico: consiste en el uso de una serie de frases que no son oraciones completas.
Se busca por este método la síntesis y la expresión bella de cada una de las partes del texto y
del tema.
c. El método interrogativo: por este método las divisiones se indican con una serie de preguntas
que el texto elegido contesta.

24
Ejemplos de las divisiones principales de un cuerpo o plan redactadas en tres formas
mencionadas, siendo el texto: Hechos 10: 38.

Forma Lógica: Cuerpo o Plan.


I. Lo que hizo Dios con Jesús de Nazaret. (Hch. 10:38a)
II. Lo que anduvo haciendo Jesús de Nazaret. (Hch. 10:38b)
III. La razón por la cual Jesús pudo hacerlo. (Hch. 10:38c)
Forma Retórica: Cuerpo o Plan.
I. La unción divina sobre Cristo (Hch. 10:38ª)
II. El obrar de Cristo (Hch. 10:38b)
III. El porqué de su obrar. (Hch 10:30c)
Forma Interrogativa: Cuerpo o Plan.
I. Qué hizo Dios con Jesús. (Hch. 10:38ª)
II. Qué hizo Jesús. (Hch. 10:38b)
III. Por qué hizo Jesús. (Hch. 10:38c)
Nota:
Las formas anotadas para escribir las divisiones del cuerpo, se las puede usar combinándolas.
Es decir que una división se la empieza con la forma lógica, otra, por la forma retórica y otra
por la forma interrogativa. Se trata de que el predicador use la forma más conveniente y de que
la redacción de las divisiones se le facilite.

CUERPO O PLAN CON SUS RESPECTIVAS DIVISIONES: MAYORES, MENORES


Y SUBORDINADAS
EJEMPLO # 1
Texto: Hechos 10:38
I. ¿Que hizo Dios con Jesús?
1. Ungió a Jesús de Nazaret.
1) Lo que significa ungir.
2) Un ejemplo.
2. ¿Con que lo ungió?
1) Con el Espíritu Santo.
2) Con poder.
II. ¿Qué hizo Jesús?
1. Jesús anduvo haciendo bienes. ¿Cuáles?
1) Dio de comer a los hambrientos.
2) Consoló a los afligidos de corazón.
3) Dio vista a los ciegos.
2. Anduvo sanando a todos los oprimidos por el Diablo. ¿Cuáles?
1) Los poseídos por demonios.
2) Los enfermos por causa del Diablo.
III. ¿Por qué lo hizo Jesús?
1. Porque Jesús no estaba solo en su ministerio.
1) En su andar y en su obrar no estuvo solo.
2) Contó con el respaldo de Dios su Padre.
25
2. Dios estaba con Él. ¿Cómo?
1) Mediante su Espíritu Santo.
2) Mediante la presencia de todo su poder

7. LA CONCLUSION
La conclusión es terminación del cuerpo del sermón: según esto la conclusión forma parte del
cuerpo o que el plan se extiende hasta la conclusión.
La conclusión es la parte del sermón donde aparece con mayor claridad, el objetivo del sermón.
Por esto cuando se vaya hacer la conclusión hay que revisar el objetivo para saber la
terminación del Cuerpo o Plan.

Característica de la Conclusión:
§ Debe ser corta: no se debe repetir todo lo que se dijo en el sermón porque se agotará la
atención del auditorio.
§ Debe ser natural: es decir libre de toda emoción artificial…
§ Debe ser precisa: el predicador sin rodeos debe terminar la verdad que ha venido
presentando en el cuerpo.
§ Debe ser clara: la conclusión debe tener una buena preparación. Los términos que
deben usarse todos deben estar correctamente dispuestos; la conclusión debe causar
impresión, es decir que ha de golpear la mente del oyente.
§ Debe ser variada: hay distintas formas de hacer la concusión, el predicador debe
emplearlas equilibradamente.
Diferentes formas de hacer la conclusión:
Se puede hacer la conclusión mediante la recapitulación o haciendo un resumen breve de los
puntos principales. Por regla general los puntos principales deben mencionarse con palabras
distintas a las que están en el cuerpo del sermón. Resumir no significa volver a explicar los
puntos principales, sino simplemente mencionarlos, fijarlos en la mente del oyente a fin de
darse paso natural a la aplicación.

Se puede hacer la conclusión contando una historia secular o bíblica que tenga relación con un
caso de la vida real. Pero esta debe tener estrecha relación con lo que se ha venido diciendo. Si
esto no es así, será fatal para el sermón. El oyente debe vivir la historia dicha.

Se puede hacer la conclusión haciendo preguntas como si se estableciera un diálogo a una sola
persona del auditorio, a la que se interroga con el propósito de hacerla reflexionar profunda y
seriamente.

NOTA:
Se recomienda cuando se inicia en la experiencia de la predicación, que el orador escriba
completamente la conclusión de su mensaje.

Cosas que deben evitarse en la conclusión:

§ Hay que evitar que el oyente pierda el interés.


§ Hay que evitar que la conclusión pierda el interés.
§ Hay que evitar que un mensaje serio termine en un chiste.
§ Hay que evitar la monotonía en la conclusión. Esto no se debe concluir los sermones
siempre de la misma manera.

26
§ Hay que evitar el uso del palabras gastadas como: “ahora para concluir”, “vamos a
concluir”, vamos a terminar el sermón”. La conclusión no debe anunciarse, si el
sermón y la conclusión se ha preparado cuidadosamente, la conclusión vendrá natural y
espontáneamente sin necesidad de anunciarla.

8.-LA APLICACION

Es la parte del sermón en la que el predicador da un carácter práctico a su mensaje, elevándolo


al terreno personal del oyente. Cuando llega esta parte, la mente del predicador está
concentrada en las personas que lo han escuchado y a quienes tiene que hacer llegar su
mensaje.

Para lograr esto es necesario tener en cuento que el lenguaje que usemos no debe ser el de las
generalizaciones, ni el de las pluralidades, sino el lenguaje que precisa y singulariza para cada
oyente la verdad. En esta relación, debe enterrarse de nuestro vocabulario el nosotros, ustedes,
vosotros o ellos y ser remplazado por el lenguaje directo de usted a tú.

En todo el desarrollo del mensaje, el predicador ha estado indistintamente apelando al intelecto,


emociones o voluntad del oyente. En la aplicación, el predicador ha de concentrarse
plenamente a golpear la voluntad del oyente, teniendo presente el objetivo, esto es hacer la
aplicación del mensaje presentado.

Modos generales de hacer la aplicación.


Si la aplicación consiste en llevar al terreno de la práctica, la verdad se ha presentado, he aquí
algunas formas de lograrlo:
• Sugiriendo al oyente el modo, métodos a formas de cómo él puede poner en práctica lo que se
ha predicado.
• Puede hacerse también relacionando la verdad contenida en el objetivo, con la vida diaria del
oyente en las circunstancias que debe estar contenidas el objetivo.
• Recuerde siempre, que en la aplicación se apela a la voluntad del oyente, llevándolo a tomar
decisiones en torno al mensaje y a su objetivo.

Ya que el mensaje no es para dar información sino para transformar vidas debemos tomar en
cuenta:
a. Ayudar a los oyentes a aplicar la verdad bíblica del pasaje a la vida real. Desarrollar una
aplicación que es practica, personal y especifica
Ejemplo: no es especifico decir : Así que tenemos que amarnos el uno al otro
Es especifico decir : quisiera que pensaras en una persona que realmente te cuesta amar.
Quisiera que pidieras perdón a Dios por tu falta de amor. Pídele ayuda a Dios para amara a esa
persona. Búscale a esta persona en la semana y sírvele en amor.

8. DESARROLLAR LA PREDICA.-Ahora recién estamos listos para llenar el bosquejo y


desarrollar la predica.

9. EVALUAR LA PREDICA.- pasarla por 5 filtros:

a. Es Cristo-centrica? O ¿Se podría predicar este mensaje en una iglesia mormona?


b. Comunica correctamente el mensaje que quiso comunicar el autor, con los puntos claros?
c. Usa ilustraciones

27
d. Es relevante a las necesidades de los oyentes
e. Tiene una aplicación fuerte y una introducción que capta la atención

Y así hemos desarrollado de manera rápida el contenido de la estructura de un sermón, el


objetivo de este estudio es animarlas a comenzar a estudiar la palabra de manera correcta, no se
preocupe si hay cosas que no entendió totalmente, el estudio de la palabra es una práctica
constante y en ese camino adquirimos sabiduría, entendimiento, madurez y crecemos en
nuestro conocimiento para ponerlo en practica en nuestras vidas.

Y que recorriendo ese camino puedan enseñar a otros la palabra de Dios con denuedo sea en
una reunión, en una célula, en un discipulado, en un ayuno, en un culto.

¡BIEN HEMOS ACABADO ESTE FASCINANTE RECORRIDO DE CÓMO ESTUDIAR


DETENIDAMENTE LA PALABRA DE DIOS1

GLORIA A DIOS

28
ANEXOS

EJEMPLOS:
Estudio de un texto biblico
2da. Tesalonicenses 3: 6-10
6 Pero os ordenamos, hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que os apartéis de todo
hermano que ande desordenadamente, y no según la enseñanza que recibisteis de nosotros.
7 Porque vosotros mismos sabéis de qué manera debéis imitarnos; pues nosotros no anduvimos
desordenadamente entre vosotros,
8 ni comimos de balde el pan de nadie, sino que trabajamos con afán y fatiga día y noche, para no ser
gravosos a ninguno de vosotros;
9 no porque no tuviésemos derecho, sino por daros nosotros mismos un ejemplo para que nos imitaseis.
10 Porque también cuando estábamos con vosotros, os ordenábamos esto: Si alguno no quiere
trabajar, tampoco coma.

1 Idea principal
1.1 ¿De quién o de qué está hablando el pasaje?
1.2 ¿Qué es lo que se dice de la persona o cosa?
1.3 ¿Cuándo ocurre la situación?
1.4 ¿Dónde tiene lugar la situación?
1.5 ¿Por qué sucede o se dice?
1.6 ¿Cómo?
1.7 ¿Para qué?
2 ¿Qué lecciones personales encuentro?
2.1 ¿Qué principios bíblicos encuentro en este pasaje?
2.2 ¿Cómo puedo aplicar esos principios bíblicos a mi vida diaria?

Ejemplos de contextos inmediatos

En Génesis 18:12
“Se rió, pues, Sara entre sí diciendo: ¿Después que he envejecido tendré deleite, siendo
también mi señor ya viejo? 13 Entonces Jehová dijo a Abraham: ¿Por qué se ha reído Sara
diciendo: Será cierto que he de dar a luz siendo ya vieja?

La palabra placer, algunos la toman en cuanto al acto sexual, pero el texto 13 aclara con la
pregunta del Señor. La declaración correcta es. Una mujer como yo ¿tendrá el placer de
concebir un hijo?

Ejemplos de temas
1) Texto: 1 Timoteo 1:15.
Tema: La misión de Cristo en el mundo.

2) Texto: Salmos 9: 18.


Tema: Promesa para los necesitados.

3) Texto: Romanos 6:23.


Tema: Muerte o vida eterna.
Ejemplo de Cuerpo o plan del sermón

BOSQUEJOS SENCILLOS

Texto: Esdras 7:10


I. Esdras preparo su corazón para estudiar la ley de Jehová
II. Esdras preparo su corazón para obedecer la ley de Jehová
III. Esdras preparo su corazón para enseñar la ley de Jehová

Texto: 1 Co 13:1-13
I. La preeminencia del amor (1 Co 13:1-3)
II. Las características del amor (1 Co 13:4-7)
III. La permanencia del amor (1 Co 13:8-13)

BOSQUEJO COMPLETO
Texto: Juan 3:16

I. Dios amó en forma infinita al mundo: “Porque de tal manera Dios amó al mundo”
1. ¿Qué significa en forma infinita?
1) Amor sin límite.
2) Amor perdurable.
3) Amor que lo llena todo.
2. ¿Cuál es el objeto dl amor infinito de Dios?
1) El mundo, no refiriéndose a la creación.
2) Este es, a los seres humanos que habitan sobre la faz de la tierra.
3. La condición moral y espiritual de los hombres amados por Dios.
1) Estos atestados o llenos de inmundicia o pecado.
2) Son enemigos de Dios.
3) Están muertos espiritualmente.
II. La condición moral y espiritual de los hombres amados por Dios.
1. “Que ha dado”
1) De modo real y cierto.
2) Dádiva perfectamente ya realizada, pero sus resultados trascienden hoy.
2. ¿Qué ha dado Dios?
1) A su Hijo.
2) A su Hijo único.
III. ¿Para qué Dios dio a su Hijo único?
1. Negativamente: “Para todo aquel que en él cree no se pierda”
1) Para todo aquel. Esto es cualquier persona”
2) Que en él cree. Que confía o pone su fe en Cristo.
3) No se pierda. No se condene o no vaya al infierno.
2. Positivamente: “Mas tenga vida terna”
1) Tenga la vida de Dios.
2) Tenga una vida que dure para siempre.