Está en la página 1de 6

La intimidad como espectáculo

Alumna: María Jesús De Angelis.

Profesora: Laura Thrumpes.

Materia: Sociologia.

Comision: 3°A

Año: 2010.
La intimidad como espectáculo

¿La intimidad está en crisis?

Hay una crisis de la intimidad, la cual, como perteneciente al ámbito privado, ya no se opone al ámbito
público, porque pasa a exhibirse. En el siglo XVIII se privilegió el espacio público; fue el siglo del hombre
público. Y la privacidad, en ese contexto en el que empieza a configurarse la división entre lo público y lo
privado, quedó como el ámbito de la familia y de la mujer. En el siglo XIX hubo una inflación del espacio
privado, y el espacio público empezó a ser estigmatizado, temido por engañoso, hipócrita, y el espacio de
la intimidad pasó a ser el de la verdad y la autenticidad, donde se podía estar sin máscaras, y era
moralmente superior. La moralidad privilegiada era la del hogar, de las relaciones familiares, íntimas. Esa
superioridad moral de la intimidad no terminó. El ámbito público está cada vez más estigmatizado, más
asfixiado. En las décadas de 1960/70 algo empezó a cambiar de una forma compleja, desdibujando la
frontera entre lo privado y lo público. Desde entonces, la intimidad pasó a mostrarse en el espacio
público. Las personas necesitan ser escuchadas y porque tienen incógnitas propias y quieren mostrarlas,
contarlas para saciar su pregunta, pero lo que no saben es que la respuesta que se les da es totalmente
personal y que esa persona no será objetiva ya que hablara por sus propias experiencias. La identidad de
las personas está en crisis y eso hace que la gente recaiga en contar hasta lo más intimo porque
justamente toda su problemática tiene que ver con su yo interno, su yo esencial y su yo externo;
entonces todo se publica porque hasta que llegamos a la respuesta que nos hace bien, que nos conforma
con nosotros, hasta que las personas hayan el camino se sigue expresando todo. Cabe destacar que
últimamente las personas si bien expresan muchas cosas íntimas también se suelen reservar justamente
sus debilidades o las comparten con unos pocos y se muestran a los demás de otra forma como modo de
escudo. Son muchos los trastornos psicológicos por los cuales está pasando la sociedad y en vez de ir y
solucionarlo con un especialista por lo general los adolescentes y preadolescentes sobre todo buscan las
respuestas en otros medios y no por medio de un especialista. Asi todo los adultos también recaen en
estas cuestiones.

¿Qué pasó con la familia con este cambio de la intimidad?

La familia cambió, como casi todo; está en crisis. Era una institución disciplinaria, un espacio cerrado,
pero ya se abrió al cambio, no está formada de una vez para siempre. Antes el espacio familiar era
típicamente el ámbito de la mujer, y era poco lo que se podía cambiar. Ahora hay un estímulo al cambio.
Y mostrar la intimidad tiene que ver con el hecho de que es lo más valioso, aunque se trate de cosas
banales: cómo uno se lava los dientes, cómo es la decoración de mi casa, mi estilo. Entonces, lo que más
se valora es lo íntimo. Pero en algún punto dejó de ser íntimo, porque perdió su opuesto, lo público.
Antes lo íntimo era secreto, ahora se lo hace público en Internet. Formaba parte de la definición de lo
íntimo el pudor, lo oculto, había que cerrar las ventanas y puertas. Ahora se pone una webcam que
muestra todo lo que se hace dentro de una casa. Lo que se muestra en Internet deja de ser íntimo. Al ver
un estimulo al cambio y a mostrarse y que si uno se muestra es cuando es escuchado, entonces todo
toma su curso en direcciones opuestas como por ejemplo los padres que van a bailar con los hijos, las
madres que se visten como mas hijas, los niños no tienen control ya no escuchan a los padres ( la
mayoría no todos), todo se populariza a través de internet y lo hacen, padres, hijos, abuelos, tíos, etc.;
creemos que todo empieza con la desvalorización de la mujer en el hogar y afuera del mismo, la mujer se
siente exigida, se siente producto por eso las mujeres mamas buscan parecerse a sus hijas o a veces
hasta compiten con ellas, es porque quieren demostrarle a los demás que pueden, que valen, que el
“producto” jamás perdería vigencia. Pero eso no es bueno ya que en realidad no solo la mujer si no
también el hombre, y los niños no deberían tratar de buscar esa aprobación ajena, si no la propia. Estas
cosas llevan a las personas a que sus comportamientos no sean adecuados.

¿ Qué pasa con la escritura?

Es simple de describir, con el surgimiento de internet, de los blogs, de las redes sociales, de los fotologs,
de los sitios web en donde hasta se descargan libros; se ha perdido la lectura de libros que culturalmente
nos nutrían pero también, nos nutrían gramaticalmente hoy por hoy es muy diverso lo que se publica
por internet y no siempre tiene una buena gramática, por ende no puede ser tomado encuentra la
ortografía y gramática que nos brinda internet, pero aparentemente por el consumo que se le da a la
internet es lo que más vemos, o sea se consume mucho de lo incorrecto, y eso lleva a que nosotros lo
sigamos como modelo, es de lo que más se ve; con esto quiero decir que si leemos en internet leemos
cosas que están mal escritas pero al leerlas tanto terminamos escribiendo así, de manera incorrecta; y
como muchos crean modismos, muchos otros terminan adaptándolos; y eso hace que la educación en la
escritura sea boicoteada o pobre. También cabe destacar que al tener correctores electrónicos
automáticos la mayoría de las personas no piensan en los errores de escritura y cuando tiene que
realizar un manuscrito lo termina haciendo con muchos errores gramaticales y de ortografía. Quiere
decir que las tecnologías si bien dan comodidad como poder comunicarte por menos precio a la
distancia, el obtener información, el obtener música, libros, etc.; debemos darnos cuenta de que es
demasiada la comodidad tanta que ya nos aliena, nos saca capacidades, nos atrofia muchas cosas; el ser
humano cada vez mas inventa tecnologías para delegar responsabilidades, para saltear procesos, para
pensar menos y para desarrollarnos menos, para ser dependientes constantemente de la tecnología.
Esta comodidad este “facilismo” que se les da a las personas hace que las personas cada vez tengan más
ansiedad, y la ansiedad se contrarresta con el estar ocupado, con el ejercicio pero si cada vez nos van a
dar más comodidades, seguiremos ansiosos, sin saber qué hacer, y cada vez mas haremos cosas que en
realidad no nos son necesarias y nos agotaremos de quehaceres que en realidad no tienen importancia.
Ahí radica el problema; lo importante, lo que es de esfuerzo, lo realizan las maquinas, la tecnología, no
el ser humano y así es como las personas quedamos sumergidas en ocuparnos de las cosas
“superficiales “, en vez de preocuparnos más por lo esencial, por lo primordial.

¿Cómo queda configurado el yo?

El yo tiene que elaborar sus experiencias y comprender el sentido de lo que le sucede, y para eso
requiere de ejercicios de introspección y de confesión íntima, diario íntimo, cartas, lectura, escritura.
Esas prácticas tenían lugar en la interioridad; se guardaban dentro de cada uno, dando una riqueza
enorme, pero también una atadura, ya que era aquello que estaba adentro de uno y uno no se lo podía
sacar. Ahí quedaba, por ejemplo, aquella culpa nacida de chiquito; aunque uno se haya olvidado,
permanecía y podía reaparecer; nos condenaba. Ahora hay un desplazamiento que desinfla la
interioridad, sacando sus contenidos, y el eje y el centro de lo que somos deja de estar ahí adentro para
mostrarse, para estar visible, y esto hace que la estabilidad del yo se pierda, con lo bueno y lo malo que
esto implica. Se luchó mucho por no tener que estar condenado a una identidad impuesta, para poder
auto crearse. Hoy tenemos la posibilidad de romper condicionamientos de origen, con el idioma, con la
profesión del padre, con todo a lo que antes uno estaba condenado. En este sentido no se ve negativo
este avance; pero si es negativo que se hayan perdido los limites.

La crisis de identidad de la que se hablaba en párrafos anteriores justamente viene ligada al como uno
forma su yo interno; ya no hay tranquilidad interior, hay ansiedad, hay crisis, hay desorden; internet
hace que hasta la persona menos sociable sea sociable virtualmente, y eso crea una ilusión en el yo
interno; uno en internet muestra lo que quiere ser, y no lo que es; sabe que tiene “espectadores” y
espera aprobación ,por ende se comporta en base a como quisieran sus “espectadores” que se
comporte. Con esto queremos decir que las personas internautas no se comportan como son y en ese
juego constante de ser “actor” siempre terminan cayendo en una confusión sobre su ser, ya no saben
quien son, a donde quieren ir, que les gusta, que quieren ser.

¿Qué consecuencias trae esto?

Es una conquista que engendró monstruos. A partir de la década de 1960 se desajustan los valores
tradicionales y hay una reivindicación de la espontaneidad, de la creatividad, de la informalidad, de la
juventud, de la posibilidad de cambiar. Son conquistas ante el típico trabajador industrial representado
por la figura de Chaplin en Tiempos Modernos, que adquiere los ritmos de la máquina, que hace siempre
lo mismo y sale alienado. Lo que ofrece el mercado de trabajo hoy no es exactamente eso, aunque le
siga ocurriendo a mucha gente, y no sólo en China. El capitalismo contemporáneo requiere gente
creativa, dispuesta a cambiar, espontánea, ávida, ansiosa y con muchos deseos no reprimidos. Esto
quiere decir que si no sigues los parámetros del capitalismo entonces quedas fuera de la sociedad; por
ende el capitalismo y la globalización nos lleva a que consumamos mas y mas, porque sería como un
medio de aceptación. En conclusión la problemática está en que buscamos la aceptación ajena y no la
propia, no nos mentalizamos en que debe estar el auto crecimiento; si no que nos apoyamos en la
competitividad, en la posesividad, en que se tiene que “ganar” por mas que no se haga de manera
correcta, ya no hay moralidad para con uno ni para con los demás. Cada vez más nos vamos atrofiando
los sentidos, las cualidades, y eso es algo que permite la sociedad, ahí es donde le abren la puerta a que
se corra el riesgo de la no valorización de las cosas; si la sociedad sigue el mismo tenor terminaremos
siendo “adornos” ya que no haremos nada porque las maquinas, la tecnología lo hará por nosotros, y no
podremos mostrar nuestras destrezas. Sintiéndonos así la nada misma. Y eso seremos la nada misma,
gente que no sabe hacer las cosas por si solas que siempre tendrá que estar una maquina de por medio
para hacer lo que nosotros deberíamos hacer.
Conclusión:

A continuación para concluir veremos dos videos de como seria la vida real si haríamos las cosas que las
personas hacen en facebook, y de paso vemos como la intimidad ya es totalmente publica, donde no hay
límites, donde todos miran de todo, y en donde uno a veces busca la descalificación propia ya que se
expone a ciertas cosas que no debería exponerse, pero que sabe que consecuencias trae o al menos eso
las personas lo deberían saber.

Podemos concluir que no solamente la gente busca un daño a si mismo inconscientemente si no que
también, no hay conciencia y no hay ganas de tener límites, y de generar orden; porque así están
“cómodos”, en el mundo virtual donde todo es posible , en donde las personas se auto engañar, en
donde las personas no se quieren, en donde no ven la realidad; de ahí que surge la comodidad, es esa
comodidad de no querer ver la realidad ya que esta es compleja y porque no tenemos a nadie de por
medio que nos ayude todavía a solucionar ciertas problemáticas propias de la realidad, porque la
sociedad se acostumbro con la maquinaria y con la tecnología a delegar responsabilidades; entonces
esta forma de “entretenimiento” y de dar paso al olvido a las responsabilidades demuestra la delegación
que la sociedad quiere hacer sobre las cosas, no se cree capaz, no confía en si mismo, no se quiere, se
compara, no sabe quién es, no se valora, no se cuida, siempre esperamos a que otro nos ayude; y ahí
radica el error, nuestro interior esta atrofiado, si bien nuestras familias son un sostén, una guía, pero no
por eso uno de afuera lo será con nosotros; nosotros mismos debemos valorarnos, querernos,
cuidarnos, confiar, si uno no desarrolla su interior es donde se pierde todo; desarrollamos mucho el
exterior, mostramos el interior pero no lo desarrollamos y ese es el mayor problema. Mientras cada
individuo siga sin desarrollar su interior jamás nos entenderemos los unos a los otros porque nosotros
somos un conjunto: cuerpo, alma y ser. Como dijo un filosofo “si las almas se entienden, los cuerpos se
acompañan”; y en esta Era el alma no la estamos desarrollando, por ende el cuerpo dispara para
cualquier lado y nuestro ser no sabe ni quien es y obra sin saber, y ahí es cuando se da lugar a demostrar
lo intimo las problemáticas mas intimas, las cosas que realizamos durante el día, si bien esto fue
incentivado por los medios de comunicación con los realitys shows, las redes sociales, los fotologs, etc.
Debemos reconocer que el error es nuestro le damos importancia y nos ocupamos de lo banal mientras
que de las cosas más importantes como el interior, lo intimo lo descuidamos exhibiéndolo como si no
tuviera valor.

Nota: Informe realizado en base al libro “La intimidad como espectáculo” de Paula Sibilia y por artículo
periodístico del diario Clarin del dia 21/09/08 “La intimidad como espectáculo”. También hemos
tomados como prueba de la realidad de la intimidad como espectáculo los siguientes videos:
http://www.youtube.com/watch?v=w7sqwML3u70; http://www.youtube.com/watch?
v=joyRlxe1XKQ&feature=related y http://www.youtube.com/watch?v=XkoGVQRUxgk&feature=fvw .