Está en la página 1de 56

JUAN IGNACIO DÉCIMO

DERECHO INTERNACIONAL
PÚBLICO Y COMUNITARIO

UNIDADES 1, 2, 3 (INCOMPLETA), 4, 6, 7, 9

M.P.O.
Movimiento Popular Organizado
Juan Ignacio Décimo

UNIDAD N° 1
1) SOCIEDAD INTERNACIONAL

La sociedad es el estadio culminante de la relación en el que se han desarrollado las potencias


específicamente humanas. No puede haber Sociedad sin Comunidad previa. Se define por la
concurrencia de tres elementos:

a. Pluralidad de sujetos
b. Un acto o un conjunto de actos deliberados y libres de aquellos sujetos
c. Fines concertados entre los referidos sujetos por medio de estos actos deliberados y
libres.

COMUNIDAD INTERNACIONAL

Es la relación interhumana natural y forzosa. Es el estadio natural de la relación, y por lo tanto,


el primitivo, el inicial. Se la define por la concurrencia de tres elementos:

a. Pluralidad de sujetos
b. Un hecho natural o un conjunto de hechos naturales que se imponen a todos esos
sujetos
c. Intereses similares entre aquellos sujetos, producidos por estos hechos.

2) DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO

El Derecho Internacional Público es el conjunto sistematizado de principios y reglas


jurídicas, fundadas en la naturaleza humana y de las cosas, interpretadas por la razón
y en la historia, que rige las relaciones mutuas de las personas internacionales, para
que puedan satisfacer sus justos intereses.

Definición por sus cuatro causas

a) Causalidad formal: Es la normatividad jurídica. La convergencia de ésta con las


relaciones recíprocas de las personas internacionales determina, ni más ni menos, que
el surgimiento del Derecho Internacional. El DIP es la normatividad jurídica de las
relaciones recíprocas de las personas internacionales.
b) Causalidad material: Está dada por las relaciones recíprocas de las personas
internacionales. Su materialidad se ve con nitidez por su indeterminación, toda vez
que las referidas relaciones pueden ser valoradas u organizadas por diversas
disciplinas, ciencias o regulaciones. La relación internacional, no es sino una relación
humana.
c) Causalidad eficiente: los seres humanos, los pueblos.
d) Causalidad final: Es la satisfacción de los justos intereses de las personas
internacionales. La causalidad final, constituye el bien común internacional, o sea el
Juan Ignacio Décimo

buen vivir de la pluralidad de los pueblos, producido por la acción concertada por
todos ellos.

La causalidad final (la Paz y el Desarrollo) mueve a la causalidad eficiente (los seres humanos,
los pueblos) a unir la causalidad formal (la Justicia) con la causalidad material (las relaciones
internacionales). Es así como el orden ideal o esencial del Derecho Internacional ingresa en la
historia.

3) CARACTERES DISTINTIVOS

a) De la moralidad (coercibilidad): consiste en la fuerza de la ley que tienen las normas


que lo integran.
La obligatoriedad permite distinguir al DIP, de otros ordenamientos como la Moral
Internacional y la Cortesía Internacional, siempre que se entienda obligatorio en el
sentido de obligatoriedad coercible, o sea el derecho de ejercer fuerza para hacer
cumplir la obligación. Mas allá de que se la ejerza o no, o de que, de hecho, se la
pueda ejercer o no.
b) Del Derecho interno (universalidad): por alcance de esta obligatoriedad, extendida a
todos los sujetos del DI: obligatoriedad para todos los Estados y Organizaciones
Internacionales.
La universalidad permite distinguir al DI del derecho interno. Mientras el derecho
interno regula las relaciones de personas que constituyen el pueblo de un Estado, el DI
regula las relaciones de todas las personas del mundo, a través de la normatividad
relativa a las relaciones de todos los pueblos del mundo.
c) De la naturaleza del derecho: el DIP es, en cuanto a su naturaleza, en parte un
derecho natural y de subordinación y en otros aspectos un derecho positivo y de
coordinación entre las distintas soberanías.
d) Complejidad: sin perjuicio de la universalidad que presenta en sus dos granes
ramificaciones, el Derecho Natural y el Derecho Positivo General, él tiene modalidades
en especiales regiones de la tierra.
La complejidad permite visualizar la originalidad de este DI, ya que por la extensión de
su causalidad material, y por la potencia de sus súbditos, necesita adecuarse a las
modalidades especiales en determinadas regiones del planeta, siempre que no eclipse
a sus principios y reglas universales.

Análisis de los mismos en el art. 2 Carta de las Naciones Unidas

a) Universalidad: el art. 4° inc. 1 del Mango Tratado establece que: todo Estado del mudo
que tenga la mínima disposición necesaria para someterse a un orden jurídico, puede
integrar a la Institución internacional, y por lo tanto, ser súbdito del DI que regula a la
misma. Para el Magno Tratado también los Estados no miembros de la Naciones
Unidas, están sometidos a los Principios Jurídicos de la Institución, en base al art. 2°
inc. 6. El art. 2° inc. 6 consagra la igualdad soberana de todos los Estados miembros de
Naciones Unidas.

3
Juan Ignacio Décimo

b) Obligatoriedad: es objetivo explicito de la Institución internacional “crear condiciones


bajo las cuales puedan mantenerse la justicia y el respeto a las obligaciones emanadas
de los tratados y de otras fuentes del DI”. Esta obligatoriedad queda nítidamente
consagrada por los arts. 4 inc 1 y 2 ° inc. 6.
c) Complejidad: reconocido en el art. 52 inc. 1°.

5) FUNDAMENTO

Cuando interrogamos por el fundamento de algo, estamos preguntando cuál es su razón


suficiente y, cuando ese algo es un sistema normativo, la cuestión consiste en conocer su razón
de obligatoriedad, o sea por qué obligan las normas jurídico-internacionales.

Escuela teleológica

Como una esencia Escuela racionalista

Escuela utilitarista

Hombre Escuela absolutista

Como un fenómeno Escuela biológica

De otras fuerzas Escuela económica

Escuela histórica

Escuela de la solidaridad

Escuela de las nacionalidades

Relación humana Escuela positiva y de la autolimitación

Escuela de la voluntad colectiva

Norma jurídica Escuela normativista

1) TEOLÓGICA ESPAÑOLA

Se desarrolla en los siglos XVI y XVII, tiene como fundadores a Francisco de Vitoria, Francisco
Suárez, Domingo Soto, Baltasar Ayala, pudiendo citarse como precursores a Isidoro de Sevilla y
como fuente de inspiración filosófica a Santo Tomás de Aquino.

El fundamento último de DI y de todo derecho, es la Voluntad de Dios.

d. Esa voluntad de Dios no es caprichosa y arbitraria, sino armónica con la infinita


Razonabilidad del Pensamiento divino.
Juan Ignacio Décimo

e. La Voluntad de Dios se conoce en la Revelación bíblica, pero también y además en la


naturaleza humana, que es obra de la creación de Dios.

El hombre ha sido creado como naturaleza, o sea como esencia, como un modo o estructura
ontológica determinada, que hace que sea hombre y no otra cosa. Queda el ser humano
definido como unión sustancial de alma y cuerpo, de espíritu y materia. Cada hombre, por
naturaleza, lleva a los demás seres humanos en su alma. Por eso el hombre es un ser social.

Para Vitoria hay tres relaciones temporales fundamentales:

- la casa: la familia
- la urbe: la sociedad política
- la orbe: la sociedad internacional, relación inter omnes gentes.

Si la naturaleza humana es social, el Derecho tiene su fundamenta en dicha naturaleza, ya que


toda sociedad necesita un sistema normativo.

El Derecho natural es parte de una ley natural. La ley positiva surge por imperio del Derecho
natural.

La escuela teológica española pretendió elaborar un conjunto de formulaciones que


expresaran los derechos naturales. Y apoyándose en Santo Tomás, distinguió tres principios:

a. El de autoconservación, común a todos los entes del universo, en el hombre se


manifiesta en el derecho básico a la vida.
b. El de perpetuación de la especie, común tan solo a los vivientes y que, en el hombre se
manifiesta en el derecho de familia.
c. El de libertad, exclusivo del hombre.

Todos estos derechos son naturales porque son medios indispensables para que el hombre
alcance la plenitud de su naturaleza, la perfección del ser humano.

Santo Tomás elabora un pensamiento, que si bien no configura un tratado específico de DIP,
prácticamente contiene un sistema lógico suficiente para dar solución a toda la problemática
esencial de la materia jurídica. Ese pensamiento se desarrolla fundamentalmente a través de
tres doctrinas:

 La doctrina de la ley. Se desenvuelve en un sistema de tres escalones:


- Ley divina: pensamiento eterno de Dios.
- Ley natural. Participación de las cosas creadas en dicho pensamiento, por obra
y gracia de la creación misma.
- Ley positiva. Resulta necesaria para que la razón práctica llegue a obtener
soluciones más concretas.

Los tres ordenamientos legales se encuentran en una relación jerárquica, pues la


ley eterna da autoridad a la ley natural y la ley natural da autoridad a la humana.

 La doctrina de la guerra
 La doctrina de la paz

5
Juan Ignacio Décimo

El pensamiento tomista, concluye por fin en el Fundador del Derecho Internacional Público, el
dominico Francisco de Vitoria. Las doctrinas fundamentales de Vitoria son:

a) Primacía del Derecho natural frente al derecho positivo: para él el “derecho natural es
derecho divino”.
b) Limitación de la soberanía del Estado. Se opera por tres fuentes: la Iglesia, el Hombre y
la Sociedad Internacional. La primera, porque es la que tiene autoridad de las cosas del
espíritu. El hombre, porque trasciende al Estado, por la parte principal de su ser. Y la
Sociedad Internacional, por las exigencias del bien común.
c) Doctrina de la guerra justa: la única guerra lícita es la guerra por el imperio del
Derecho. Dice Vitoria: “una vez que ha estallado la guerra, por alguna causa justa, se
debe hacer, no para ruina y perdición de la nación a quien se hace, sin operar la
consecución de su derecho, y para defensa de la patria y la propia república”. El orbe
es una sociedad con autoridad para legislar.

Según Baquero Lazcano esta escuela ha favorecido el progreso del ordenamiento jurídico
internacional.

- Porque destaco la importancia del factor moral en el Derecho


- Porque al hacer actuar el factor moral y religioso en la actividad jurídica internacional
contribuyó a suavizar las costumbres y relaciones entre los pueblos y dignificarlos
- Porque impulso el desarrollo del espíritu ecuménico o universalista
- Porque, en general, favoreció la causa del mantenimiento de la paz

2) RACIONALISTA

Aparece en el siglo XVII, y tiene su principal figura en Samuel de Puffendorf, a quien


acompañaron en su posición, Thomasius, Marqués de Olivart, Rutteriforth, etc.

La tesis central de esta escuela es la identificación del Derecho Internacional con el Derecho
Natural; la identificación, a su vez, del Derecho Natural con la Moral; el origen natural de la
Moral, como expresión racional de la naturaleza humana, pero entendida esta naturaleza
como última ratio y no como expresión de la Voluntad de Dios, o sea del Ser infinito. La
naturaleza humana se vuelve autosuficiente y la razón que la expresa se considera
omnisciente.

Crítica: esta concepción del Derecho Natural, prescindió del método de la escuela teológica,
dejando de lado la consulta previa al consenso universal. La consecuencia fue la aparición de
múltiples Códigos de Derecho, tanto como autores. Y muchas veces esos Códigos eran
contradictorios. El ser humano fue perdiendo paulatinamente la convicción de que sus fines
estaban establecidos por Dios.

Este largo proceso va desde Hugo Grocio (para muchos fundador del DI) hasta el mismo Kant.

Hugo Grocio en su obra “De la guerra justa y la paz” de 1625, distingue:

Derecho Natural: se expresa en la razón humana

Derecho positivo:
Juan Ignacio Décimo

- que se impone por la voluntad de Dios (Derecho positivo divino)


- ya del hombre (Derecho positivo humano)

El Derecho positivo humano admite una triple ordenación:

- Ius civile o Derecho interno del Estado


- Derecho local o estamental: un sector de la población dentro del Estado
- Ius gentium: para las relaciones entre los pueblos

La guerra sólo es lícita para el imperio del Derecho y puede adoptar las formas restauradoras
del orden jurídico alterado o aún preventivas para evitar su violación. De esta concepción de la
finalidad bélica, Grocio deja de lado el principio de neutralidad, y justifica la acción de quien sin
haber sufrido la injuria, coadyuva para hacer justicia.

Crítica: confunde la Moral con el Derecho. Porque al declarar un derecho inmutable al


Derecho, presenta un derecho inactual.

3) UTILITARIA

Se desarrolla en los siglos XVIII y XIX, y tiene como principal precursores a Jeremías Bentham.
También acompañó el pensamiento Story.

Su tesis nos dice que la naturaleza humana fundamenta al Derecho, pero no como expresión
de la Voluntad divina, ni tampoco como revelación de la razón humana, sino como: instancia
determinada a su conservación y desarrollo, o sea por utilidad recíproca entre los hombres. Es
la voluntad humana, el oren apetitivo y no el orden intelectual-cognoscitivo, el fundamento
del Derecho.

El Derecho procura que la convicción satisfaga el interés recíproco. Cuando la relación humana
se proyecta al orden internacional, el fundamento del DI no es otro que la utilidad reciproca de
las naciones.

Crítica:

- El concepto de utilidad es sumamente elástico e impreciso


- El concepto de utilidad es muy variable de un caso a otro, lo que haría inestable al
Derecho
- Habría gran inseguridad en los derechos y obligaciones internacionales

4) ABSOLUTISTA

Tuvo su origen en Hobbes y alcanzó su máxima expresión jurídica en Von Ihering,


desarrollándose desde el siglo XVII al XIX.

Su tesis central dice que el hombre, como momento en el proceso de expansión de la fuerza
física, hace el Derecho, como, justamente, sistematización de la fuerza básicamente física.

Santo Tomás dice que “no se puede hacer lo que no se puede hacer lícitamente”. Para Santo
Tomas, la Autoridad genera el derecho de usar la fuerza: el Poder se origina en la Autoridad.

7
Juan Ignacio Décimo

Hobbes invierte, la frase de Santo Tomás y dice “se puede hace lícitamente todo lo que se
puede hacer”. Esta concepción es llamada absolutista o de la fuerza.

El estado natural del hombre es la situación de guerra o de hostilidad recíproca, que pone en
riesgo a cierto e inminente a todos y cada uno de los hombres. Por lo que se impone la
formulación de un Pacto (llamado sujecionis), por el cual todos los hombres transfieren aun
hombre, un Consejo, o un Gobierno la totalidad de sus derechos, en cuanto a su ejercicio y
titularidad misma.

Despojados totalmente los hombres, todo el poder queda en manos del gobernante. Y se
reconoce al hombre elegido, por ser justamente el que manda, el que tiene la fuerza para
decidir los actos de la colectividad. El Pacto es un supuesto: la realidad es alguien que tiene
poder, y por eso, por tenerlo, impone sus leyes.

5) BIOLÓGICA

Su figura ha sido Jorge Scelle. Si bien tiene sus raíces en el siglo XIX, alcanzó su máximo
desarrollo en el siglo XX.

Tesis central: explica la obligatoriedad del Derecho, a partir de la Humanidad, como momento
de evolución biológica.

Si sociedad y sin Derecho, ni el hombre puede vivir, ni las naciones pueden subsistir. La
necesidad de la vida exige la sociedad y la sociedad, a su vez, exige el Derecho. El Derecho
deriva, pues, de las leyes de la vida, de las leyes biológicas.

6) ECONÓMICA

Se ha desarrollado en los siglos XIX y XX. Tiene a sus máximos representantes en Carlos Marx y
Federico Engels.

Tesis central: para esta escuela, la estructura económica domina todas las demás formas de
vida social, incluido el Derecho, que no es sino una superestructura derivada de la estructura
económica básica.

Para Marx y Engels, “la historia de todas las sociedades que han existido hasta nuestros días,
es la historia de la lucha de clases”.

El descubrimiento de América y la circunnavegación de África impulsaron el comercio


intensamente. El comercio exigía más productos. La manufactura sustituyó a la artesanía. El
vapor y la maquina revolucionaron la producción.

Se produce una interdependencia universal de las naciones y un crecimiento de la civilización


en todos los pueblos. La relación internacional, es una necesidad de mercado, de economía, y
por lo tanto, la superestructura jurídica, derivada de la estructura básica, o sea la económica,
expresará los ideales, deseos de la burguesía dominante, del proletariado y cuando a las
naciones que dominan.

Marx y Engels convocan a todos los proletarios del mundo a tomar el poder político.
Juan Ignacio Décimo

En Derecho Internacional no es sino una garantía de la burguesía para asegurar su dominación


mundial. Su fuerza obligatoria deriva de la estructura económica vigente. Marx y Engels no
previeron dos cosas: el establecimiento en el mundo de dos grandes potencias comunistas
(China y URSS) y la estrepitosa caída del sistema comunista en la URSS.

La existencia de dos potencias comunistas de primera magnitud como URSS y China, trasladó
al nivel internacional la lucha de clase.

- Esto llevó a dividir al DI, en el Derecho Internacional burgués y el Derecho


Internacional proletario.
- A eliminar, por tanto, principios sustanciales comunes
- A sostener doctrinas exclusivas en el ámbito de relaciones internacionales entre
Estados socialistas (como la doctrina de la soberanía limitada de los Estados
socialistas, de Brezhnev: según la cual los Estados socialistas tenían limitada su
soberanía a favor de la URSS).

Crítica: ha demostrado efectivamente la gran influencia del factor económico en el Derecho en


general y en particular en la política internacional.

Pero no pudo demostrar que el factor económico sea la única base de las normas jurídicas
internacionales, ni que carezcan de importancia los factores morales o espirituales en la
formación y transformaciones del Derecho.

7) HISTÓRICA

Se ha desarrollado en el Siglo XIX y tiene su gran representante en Savigny.

Tesis central: sostiene que el fundamento de todo derecho, incluido el internacional, es el


alma de los pueblos, alma que se reconoce en los usos y costumbre de cada pueblo.

8) DE LA SOLIDARIDAD

Alcanza su principal desarrollo en el siglo XX y su creador es León Duguit.

Tesis central: la relación entre los hombres. Fundamenta al Derecho en la interdependencia de


los hombres, hecho innegable, concretado en la relación permanente de los seres humanos,
forzados por las necesidades.

El fundamento del Derecho, es el mismo para todo el Derecho. El Derecho aparece así fundado
no en la voluntad del Estado, sino en el hecho social de la solidaridad o interdependencia de
los individuos en la sociedad, y en las necesidades sociales.

9) DE LAS NACIONALIDADES

Tesis central: encontró el fundamento de Derecho de una relación particular de los seres
humanos. Esta relación particular no es otra que la relación nacional.

Nación es: “la relación natural, forzada, que se produce entre los seres humanos, por el hecho
del nacimiento en un común ámbito geográfico y cultural, con conciencia de unidad,
reconocida ésta por participar de una tradición común y de una expectativa igualmente común.

9
Juan Ignacio Décimo

Su principal representante es Mancini. Para Mancini: “toda agrupación humana que posea una
nacionalidad propia y que sea consciente de su nacionalidad, tiene derecho a constituirse y a
ser reconocida como persona internacional”. Únicamente la Nación es persona internacional, y
conseguir su mantenimiento y desarrollo es el objeto de todas las normas que integran ese
Derecho.

El DIP tiene por objeto asegurar el desarrollo de las nacionalidades, de modo que todos los
pueblos que pertenezcan a una nacionalidad se organicen en un solo Estado.

10) POSITIVISTA

La escuela positivista clásica tuvo desarrollo en los siglos XVIII y XIX, alcanzó su culminación
filosófica con Augusto Comte y tuvo exponentes jurídicos en Bynkershoek y Rachel.

Tesis central: para esta corriente el fundamento último de obligatoriedad radica en la voluntad
de los Estados. Porque los hechos de la vida internacional son aquellos que producen los
Estados, y de los cuales debemos inducir las leyes que los regulan. Estos actos internacionales
configuran en tratados y costumbres, fuentes única del DIP. Las normas de éste obligan porque
así lo quieren los Estados.

En el orden internacional, el positivismo buscará los datos últimos de dicha realidad, que no
son otros que los actos interestatales, de tal suerte que la Ciencia del Derecho internacional se
limitará a indagar las constantes en las relaciones de los Estados. El fundamento del Derecho
en general, y del DIP en particular, es la concordancia de los Estados, ya sea explicita en la
Convención, ya sea tácita en la costumbre.

El fundamento para esta Escuela del DIP es: la voluntad, o el consentimiento de los Estados,
afirmando que este Derecho está creado contenido y manifestado exclusivamente en los
tratados, convenios y acuerdos celebrados entre los Estados, en los que su voluntad y
consentimiento está expresamente manifestados, y en las prácticas y costumbres
internacionales, en los que son tácitos la voluntad y el consentimiento de los Estados.

Crítica:

- Niegan la existencia de la rama más importante del DIP, el Derecho Natural.


- Los tratados, las costumbres y los precedentes históricos pueden ser injustos, o
contrariar exigencias de humanidad o de razón.
- La escuela exagera el concepto de soberanía de los Estados, presentándola como un
derecho absoluto, lo que es inaceptable.
- La escuela positivista priva de estabilidad a este derecho.
- La existencia y el cumplimiento del DIP es superior a la voluntad de los Estados.

11) DE LA AUTOLIMITACIÓN

Esta corriente surge en el siglo XIX, penetra en el siglo XX con Jellinek.

La escuela de la autolimitación es un derivad de dos líneas de diversa fuente, pero


convergentes en la exaltación desmesurada del Estado:
Juan Ignacio Décimo

- el positivismo, por una parte,


- y el idealismo alemán, con Hegel al frente, por otra parte.

Tesis central: esta escuela deriva de una concepción absoluta de la soberanía estatal, lo cual
torna simplemente imposible el establecimiento de una norma jurídica internacional, que esté
por encima del Estado. Lo absoluto no admite superior. Pero como la realidad nos exhibe la
existencia de normas jurídicas internacionales, que obligan a los Estados, que restringen sus
facultades, no queda otra alternativa que atribuir tal situación a la voluntad del propio Estado
que se resolvió autolimitarse en la norma jurídica.

Crítica:

- Si este derecho se fundamenta en la autolimitación de esa soberana voluntad de cada


Estado, este Derecho sería sumamente inestable.
- Dicha inestabilidad del orden jurídico internacional facilitaría las injusticias, violencias y
arbitrariedades de los Estados fuertes en detrimento de los Estados débiles
- La frase más dramática y expresiva del error de esta escuela está en la terrible
afirmación de Hegel: “el conflicto de los Estados, en cuanto las voluntades particulares
no hallan una conciliación, sólo puede ser resuelto por medio de la guerra”.

12) DE LA VOLUNTAD COLECTIVA

La escuela de la voluntad colectiva de los Estados, fue desarrollada en el siglo XX y tiene su


gran figura en Trieppel.

Tesis central: sostiene que el fundamento de las normas internacionales no puede ser la
voluntad del Estado que se autolimita, sino que es la fusión de voluntades de los Estados, con
un contenido y una finalidad específica, voluntad colectiva que ya no queda en el arbitrio de la
voluntad singular de cada Estado.

Crítica: los Estados que no pueden cambiar por sí solos la voluntad colectiva, pueden cambiarla
entre todos e incluso establecer una norma injusta.

13) NORMATIVISTA

Surge con Hans Kelsen, quien ha renovado el pensamiento positivista.

Tesis central: este autor, de raíz kantiana, busca el fundamento del DI, no ya en el hombre
mismo, ni en la relación entre los seres humanos, sino en el tercer elemento inexcusable de
toda situación jurídica: la propia norma.

Para Kelsen y para la escuela normativista, el fundamento de la norma jurídica no puede


encontrarse sino en la misma norma jurídica. Entre dos normas jurídicas no existe otra
diferencia jerárquica que la de antecedente y consecuente. Por tanto, cualquier norma jurídica
toma su fuerza obligatoria de una norma jurídica de superior jerarquía.

El DI es el que delimita el ámbito de competencia espacial, temporal y personal en que cada


Poder constituyente puede dictar su propia constitución.

11
Juan Ignacio Décimo

El DI, no encuentra un derecho de superior jerarquía, o al menos, más extenso. Por eso, no se
puede indicar la norma jurídica que funda el DI. Pero no se armoniza con la exigencia racional
imaginar que la disciplina fundante, carezca de fundamento. Y surge la norma hipotética. Es
hipotética, porque no es jurídica. Al no ser jurídica, no le compete al filosofo del derecho, al
teorizador del Derecho, suplir su vacancia.

Esa norma hipotética puede ser el más variado contenido extrajurídico. Pero en tanto es
extrajurídica, para el teórico del Derecho no puede ser otra cosa que una hipótesis. De ahí, la
norma hipotética como fundamento último del Derecho Internacional.

14) NEOIUSNATURALISTA

El nuevo derecho natural o neo-iusnaturalismo ha constituido todo un movimiento en el siglo


XX, a partir de la renovación filosófica tomista, emprendida por intelectuales entre los que
sobresalió Jacques Maritain, con Le Fur en principal relevancia.

Este movimiento se vio robustecido por el fracaso de las concepciones positivistas, que al
excluir a la justicia natural, posibilitaron el surgimiento de las más crueles tiranías de la
historia, como las presididas por Adolf Hitler, José Stalin.

Principios:

- Pacta sunt servanda


- Principio de autoridad: en toda sociedad es indispensable que exista una autoridad,
con poder para mantener el orden social. Principio anterior y superior a la existencia
del Estado.
- Principio natural de obediencia: complementa al principio de autoridad.
- Obligación de reparar o indemnizar el daño causado injustamente.

El desarrollo de la conciencia iusnaturalista posterior a la II Guerra Mundial añadió los tres


clásicos principios romanos: no dañar a otro, vivir honestamente y dar a cada uno lo suyo. Se
desarrolló la explicitación de los derechos universales del hombre, los derechos esenciales de
los pueblos y por encima de todo el valor Justicia como piedra angular del Derecho.

El fundamento de todos ellos se origina en la universal historia humana que, a pesar de todas
las diferencias históricas, accidentales entre los hombres, tiene la misma estructura
ontológica: todo hombre es una unidad de cuerpo y alma, de espíritu y materia, exigido por
corporalidad de integrarse solidariamente con los demás seres humanos.
Unidad N° 2

UNIDAD 2°
1) FUENTES

 Concepto

Baquero Lazcano establece que fuente del Derecho es “todo aquello de donde el Derecho
emana”.

Llamamos fuente del Derecho Internacional a todo hecho eficaz del ser humano para
establecer regulación de derechos y deberes en las relaciones de las personas internacionales.

Aquí aparecen las cuatro causas:

- Causalidad material: el principio indeterminado de la fuente del DI, es el hecho, sea


uno o múltiple.
- Causalidad formal: es la eficacia de ciertos hechos y no de otros, para establecer un
orden jurídico.
- Causalidad eficiente: pueblo.
- Causalidad final: establecer una regulación jurídica en las relaciones de las personas
internacionales.

 Clases

Distingue dos grandes grupos de fuentes:

- Fuentes directas, inmediatas o principales: son aquellas en las cuales las normas fluye
de las fuentes sin ninguna interposición.
- Fuentes indirectas, mediatas o secundarias: son aquéllas que produce la norma
mediante la interposición de otra fuente. No son “por sí” fuentes del Derecho
Internacional.

El art. 38.1 del estatuto de la Corte Internacional de Justicia. La Corte, cuya función es decidir
conforme al derecho internacional las controversias que le sean sometidas, deberá aplicar: a)
las convenciones, b) la costumbre, c) los principios generales del derecho reconocidos por las
naciones civilizadas.

A) LAS CONVENCIONES GENERALES Y PARTICULARES

La Convención o Tratado es la manifestación de voluntad común de una pluralidad de


personas internacionales sobre un objeto lícito posible, con el fin inmediato de crear,
conservar, modificar, transferir o extinguir derechos u obligaciones internacionales.

La definición integral del Tratado implica la exposición de las cuatro causas. La esencia del
Tratado Internacional está constituida por la manifestación de la voluntad común o forma y el
objeto posible lícito de ese acuerdo o materia. En cambio, la existencia del mismo deviene por
la voluntad de una pluralidad de personas internacionales (agentes) movidos por atracción de
un fin inmediato, que es el de reglar jurídicamente sus relaciones (finalidad).
Juan Ignacio Décimo

Precisiones terminológicas

 La expresión tratado se aplica al acuerdo político, mientras que convención se reserva


para el tratado técnico.
 La palabra acuerdo alude a soluciones de problemas específicos.
 Modus vivendi se refiere a tratados que proveen soluciones transitorias.
 Carta (y anteriormente pacto) designa convenios que constituyen Organizaciones
Internacionales o sientan bases para su constitución.
 Estatuto, define y regula a órganos internacionales (sean autónomos o integrantes de
Organizaciones Internacionales).
 Declaración es acuerdo sobre principios. Aunque en el ámbito actual de Naciones
Unidas se utiliza para designar la posición adoptada por unanimidad, diferenciándola
de la resolución que se impone por mayoría de votos. Sin embargo, esta utilización no
es compartida por Baquero Lazcano.
 Las Notas Reservales constituyen un acuerdo logrado por medio del intercambio de
notas de las Cancillerías.
 Protocolo, tiene el significado de aclarar o complementar un acuerdo de jerarquía
principal; o bien designa las conclusiones de una negociación de feliz término.
 Concordato es el convenio celebrado entre un Estado y la Santa Sede para regular sus
relaciones.
 Alianza, designa tratados políticos-militares.
 Convenio sirve para reemplazar en general a todas las otras expresiones.

Requisitos de validez de los Tratados Internacionales

1) Capacidad: es la aptitud o grado de aptitud para adquirir derechos o contraer


obligaciones. La misma puede ser plena o restringida. Hay que distinguir entre los
estados soberanos y semisoberanos. Solamente tienen capacidad plena los estados
soberanos; toda otra persona internacional tiene capacidad restringida. La restricción
está determinada por la finalidad para la que es creada la persona internacional
(Organizaciones Internacionales) o por el fundamento de la restricción (Estados
semisoberanos).
2) Consentimiento no viciado. El consentimiento en los tratados o convenios
internacionales, no sólo debe referirse a los Agentes Diplomáticos que los celebran,
sino también a los Estados a quienes estos Agentes representan. El consentimiento no
es otra cosa que la voluntad común de la pluralidad de personas internacionales
convergentes en el tratado. El consentimiento no debe estar viciado. Los vicios que
invalidad el consentimiento son el error, el dolo y la violencia. El error es la ausencia de
conocimiento (ignorancia) o el conocimiento falso (error propiamente dicho). El dolo
es el error ajeno producido por la maquinación del cocelebrante. El consentimiento
puede estar viciado por la violencia física (fuerza física irresistible) o moral (amenaza
de sufrir un mal grave o inminente), ya sea que se ejerza sobre el propio Estado
negociador, ya sea que se ejerza sobre sus representantes.
3) Licitud del objeto sobre el que versa el Tratado. El objeto de los tratados debe ser
posible y lícito. Llamamos objeto a la materia, la que es organizada jurídicamente. La
Unidad N° 2

materia, en el Derecho, no es otra cosa que las relaciones que, en el caso del Derecho
Internacional, son las relaciones internacionales.
4) Formas. La forma de los tratados es, la manifestación sensible de la voluntad común.
Esta manifestación puede ser por la palabra oral o escrita por otros signos.
5) Finalidad. Es el término jurídico intencional de las Personas Internacionales al celebrar
el acuerdo. Es requisito indispensable para la validez del acuerdo como Tratado que la
finalidad inmediata sea la producción de efectos jurídicos. La finalidad, como el objeto,
no debe ser existencialmente imposible ni jurídicamente ilícita.

B) LA COSTUMBRE INTERNACIONAL

La costumbre es la reiteración racional de actos uniformes y continuos en el ámbito


internacional, producida por las personas internacionales con la conciencia clara y
distinta de que su realización constituye el ejercicio de un derecho o el cumplimiento
de una obligación, procurándose así remediar una situación de necesidad
internacional, determinada por hipótesis no reguladas por normas positivas
congruentes con el sistema de valores prevalentes en el universo mundial, continental,
regional o local en que se configura la misma.

a) Causalidad material: es la reiteración de actos racionales (práctica) de manera uniforme y


continua (uso) en el ámbito internacional.
b) Causalidad formal: es la juridicidad o sea la conciencia clara y distinta de las personas
internacionales de que la realización de determinado acto constituye el ejercicio del
derecho o el cumplimiento de una obligación.
Con la convergencia de la causalidad material y forma, queda definida la esencia de la
costumbre.
c) Causalidad eficiente: es la pluralidad de personas internacionales, bastando el plural
mínimo o sea dos.
d) Causalidad final: es la conciencia de remediar un estado de necesidad internacional. Y el
estado de necesidad internacional no es otra cosa que toda hipótesis internacional no
regulada por norma positiva congruente.

El Art. 38 del Estatuto de la Corte Internacional, obliga a la Corte a aplicar la costumbre


internacional como prueba de una práctica generalmente aceptada como derecho.

El derecho consuetudinario y el derecho escrito tienen la misma categoría. La costumbre


posterior deroga a la norma convencional anterior, y la norma convencional posterior deroga a
la costumbre anterior. Generalmente el proceso no es contradictorio.

 Condiciones de existencia

a) Continuidad temporal: no implica la necesidad de práctica remota, sino únicamente


realizada “desde largo tiempo atrás”. La largueza del tiempo a que alude el autor es
cualitativamente y señala el tiempo necesario y suficiente para que se consume el
proceso de acto a práctica, de práctica a uso y de uso a costumbre.
Juan Ignacio Décimo

b) Uniformidad variable: exige que siempre que se han presentado las mismas
circunstancias se ha procedido del mismo modo, no debiendo haber, por lo tanto,
contradicciones en la práctica realizada.
c) Racionalidad: no debe estar en pugna con exigencias de la razón. Lo que se está
señalando al afirmar la racionalidad, es que la práctica de los Estados y de las personas
internacionales en general, no es suficiente para configurar el Derecho, el cual siempre
reposa en la naturaleza humana racional. Toda norma irracional no es Derecho, en
sentido estricto.
d) Internacionalidad: es requisito indispensable, pues las costumbres internas no
configuran no configuran normas internacionales. Significa que la costumbre se refiera
a las relaciones de Estado a Estado o con Organizaciones Internacionales dotadas de
personería internacional.
e) Juridicidad: consiste en que ese hecho que constituye la costumbre, sea practicado con
la convicción de que al practicarlo se ejerce un derecho, o se cumple una obligación
jurídica.

“Los actos realizados forman primeramente solo una práctica, que al ser reiterada, uniforme e
invariable en el tiempo llegan a constituir usos internacionales, cuya reiteración constante y
uniforme termine por originar la costumbre”.

 Desuetudo

La desuetudo no se configura por la infracción reiterada de la costumbre, sino porque el


apartamiento de los Estados o personas internacionales de la conducta acostumbrada, es fruto
de una “modificación general de la conciencia jurídica”.

C) LOS PRINCIPIOS GENERALES

Los principios son las normas jurídicas que, en virtud de la naturaleza humana y de las
cosas, interpretadas por la razón conforme al consenso general y por el hecho de existir
la Comunidad internacional regulan los acontecimientos necesarios para la subsistencia
y desarrollo de la misma.

Señala Baquero Lazcano, que los partidarios del positivismo jurídico dejan de lado esta fuente
de normas internacionales. En cambio, para los defensores del neojusnaturalismo, estas
fuentes son de importancia primordial.

De la naturaleza humana y de la razón derivan directamente como exigencias imperiosas de la


humanidad y de razón, un conjunto de principios jurídicos obligatorios, que son en realidad los
principios supremos del DI, y que sirven de base a toda otra norma internacional positiva
convencional o positiva consuetudinaria.

Estos son los Principios generales del Derecho a que alude el Art. 3 inc. 1 ap. “c” del Estatuto
de la Corte Internacional de Justicia.

Cuando el art. 38 del Estatuto de la Corte habla de los principios reconocidos, no está diciendo
los principios derivados de la voluntad positiva de los Estados, sino justamente lo contrario, o
Unidad N° 2

sea de principios a los cuales, por derivar de instancia superior, los Estados no los constituyen,
no los crean, sino que se limitan a reconocerlos.

Los principios de los sistemas jurídicos nacionales, aun coincidiendo por su sentido, no forman
parte del Derecho Internacional.

Santo Tomás de Aquino distingue tres órdenes de principios derivados de la naturaleza


humana:

1) Aquéllos que corresponden al orden de lo natural común a todos los seres y que tiene
su fundamento en el principio de autoconservación [Paz].
2) Aquéllos que tienen su correspondencia en el orden natural de la vida y cuyo
fundamento es el principio de comunicación [Cooperación].
3) Aquéllos que corresponden al orden natural exclusivamente humano de la
racionalidad y libertad [Autodeterminación].

Mientras que en el caso de las personas individuales, estos derechos se concretan en los tres
fundamentales de vida, familia y libertad, en el caso de los Estados se traducen en los
principios supremos de la Paz, la Cooperación y la Autodeterminación.

Baquero Lazcano menciona los siguientes principios:

a. Principio de autoridad
b. Principio de obediencia debida
c. El “pacta sunt servanda”
d. El que obliga a reparar todo daño injustamente causado
e. Los supremos conceptos y sentimientos de justicia y equidad.

 Reconocimiento positivo

Los Principios del Derecho Internacional reconocidos como fuente normativa por el propio
Derecho Positivo, no son otra cosa que los Principios del Derecho Natural aplicados al ámbito
circunscripto de las relaciones internacionales.

Estos son los Principios generales del Derecho a que alude el art. 3, inc. 1, ap. “c” del Estatuto
de la Corte Internacional de Justicia.

La Carta Constitucional de las Naciones Unidas ha establecido en su Art. 2:

Este artículo es esencial para la comprensión del valor que tienen los Principios en el actual
orden jurídico internacional positivo. Establece el reconocimiento de varios de ellos:

a) La Paz: se encuentra en el inciso 3° y 4°. Esta paz es la no alteración por la fuerza física de
la situación de hecho internacional. La Resolución 2625 de la Asamblea General de las
Naciones Unidas de 1970 dedica a este principio dos explicitaciones: a) “el principio de que
los Estados, en sus relaciones internaciones, se abstendrán de recurrir a la amenaza o al
uso de la fuerza contra la integridad territorial la independencia política de cualquier
Estado”; b) “el principio de que los Estados arreglarán sus controversias por medios
pacíficos”.
Juan Ignacio Décimo

La obligación jurídica internacional de respetar el principio de la Paz, implica tres


condenas: la agresión armada, el terrorismo y la subversión.
b) La Cooperación. Es una acción concertada por pluralidad de pueblos para el bien común.
Para satisfacer este propósito esencial de alianza o cooperación, el Art. 2 inc. 2 de la Carta,
fija el principio de la buena fe. La buena fe es el cumplimiento de las obligaciones y el
ejercicio de los derechos, conforme a la voluntad real que tuvieron los constituyentes al
determinarlos. Sin buena fe, toda cooperación se esteriliza y se simula concordancia para
ocultar intrigas. La Resolución 2625 prevé dos principios que explicitan el principio de
cooperación internacional: 1) “la obligación de los Estados de cooperar entre sí”; 2) “el
principio de que los Estados cumplirán de buena fe las obligaciones contraídas por ellos de
conformidad con la Carta”.
c) La autodeterminación. Aparece consagrado como principio de la “libre autodeterminación
de los pueblos”. No se trata del derecho de cada pueblo de decidir arbitrariamente su
destino, pues esto ha sido la raíz de las guerras y desgracias de la humanidad, sino el
derecho de aceptar decisiones por sí dentro de la Moral y el Derecho Internacional. El
principio de libre o auto-determinación de los pueblos es expresamente ratificado por la
Resolución 2625, a la vez que en este texto aparece relacionado al principio de igualdad
soberana y al de igualdad de derechos. La autodeterminación es el verdadero principio,
que opera definiendo la competencia y autoridad del sujeto de la relación internacional.
Los principios de igualdad soberana y de la igualdad de derechos, constituyen el
fundamento y la consecuencia del principio de libre determinación, pero no el principio
mismo. El Estado tiene derecho a la autodeterminación, en cuanto representa al Pueblo.
La igualdad soberana de los pueblos es fundamento de la libre determinación.
La Resolución 2625 lo define como el “derecho de determinar libremente, sin injerencia
externa, su condición política y de proseguir su desarrollo económico, social y cultural”. Del
principio de libre determinación se sigue necesariamente la ilicitud de la injerencia
colectiva. La Resolución 2625 condena al colonialismo, a la vez que condena la
intervención, estableciendo “el principio relativo a la obligación de no intervenir en los
asuntos que son de la jurisdicción interna de los Estados”.
d) La Justicia, voluntad perpetua y constante de dar a cada uno lo suyo, es principio supremo
del Derecho Internacional y la Carta de Naciones Unidas lo señala en su Art. 1 inc. 1°. La
Equidad no es sino una manera de hacer efectiva la justicia, atenuando el rigor que surge
de la necesaria generalidad con que debe expresarse la norma jurídica, pues si no se
atenuase no se lograría la finalidad propia de la norma jurídica. El Derecho Internacional
actual la admite. La Justicia, fundamenta el principio de Juridicidad, de modo tal que las
relaciones entre las personas internacionales no se definirán por la astucia ni por la fuerza,
sino por la razonabilidad y justicia del orden legal.

 Art. 3 Carta de Organización de Estados Americanos

La Carta de OEA expone los principios jurídicos-internacionales en América.

El Principio de la Paz está expuesto en los incisos e) y g) del Art. 3. Se prohíbe la guerra y se
impone la solución pacifica de los conflictos internacionales.
Unidad N° 2

El Principio de la Cooperación está expresado en los incisos c), d), i) y k) del Art. 3. La
solidaridad, que deriva del principio de Cooperación, aparece en el inc. d con la novedad de
que, para América, el principio de solidaridad exige el ejercicio efectivo de la democracia
representativa.

El Principio de la Autodeterminación se expresa en los incisos b) y j).

Por último, el Principio de la Justicia, y su derivado la Juridicidad, parecen explícitamente


señalados en los incisos a), h) e inciso 1.

D) LA JURISPRUDENCIA INTERNACIONAL

La jurisprudencia internacional es el conjunto de pronunciamientos que resuelven casos


concretos de relevancia internacional, producidos por tribunales internacionales o
nacionales, permanentes u ocasionales, judiciales o arbitrales, y con efecto obligatorio
(sentencia) o facultativo (opinión consultiva).

La internacionalidad de la jurisprudencia no está dada por la internacionalidad del órgano que


la produce, sino por la de la materia sobre la que versa. Puede un juez ordinario nacional crear
jurisprudencia, como es el caso de un juez en lo civil que tiene que resolver una cuestión
relativa a un cónsul extranjero y éste alega que tiene privilegios internacionales especiales. El
juez debe resolver si existen o no esos privilegios invocados y, para ello, aplica las normas del
Derecho Internacional, sentando jurisprudencia.

E) LA DOCTRINA

El otro medio auxiliar para determinar las reglas de derecho internacional, previsto por el Art.
38 del Estatuto de la Corte Internacional de Justicia, es el conjunto de “doctrinas de los
publicistas de mayor competencia de las distintas naciones”. Esta es la Doctrina, o sea el juicio
científico de relevancia para el ordenamiento jurídico de la Sociedad Internacional.

La Doctrina no tiene relevancia jurídica por sí, pero tiene relevancia para ilustrar la
organización normativa de las relaciones internacionales.

Tiene una especial importancia la Doctrina en materia referida a la expresión del contenido
normativo implícito en alguna costumbre internacional, a la interpretación de tratados, o a
casos nuevos, no regidos directamente por ninguna norma.

La Doctrina incluye no solamente a las opiniones científicas individuales, sino también a las de
Asociaciones científicas de relevancia para el Derecho Internacional, aunque no se trate
específicamente de instituciones internacionales.

F) LA EQUIDAD

Es una manera de hacer efectiva la Justicia, atenuando el rigor que surge de la necesaria
generalidad con que debe expresarse la norma jurídica, pues si no se atenuase no se lograría la
finalidad propia de la norma jurídica. El DI actual la admite, pues el Estatuto de la Corte
Juan Ignacio Décimo

Internacional permite que pueda servir de fundamento a la decisión del Tribunal (Art. 38 inc.
2).

3) APLICACIÓN ORDEN DE PRELACIÓN Y NORMATIVA

La aplicación del Derecho Internacional al caso concreto es la determinación en la situación


particular, de la valoración de conductas contenidas en la hipótesis general de la norma. El Art.
38 del Estatuto de la Corte Internacional establece un criterio de aplicación para los jueces del
Alto Tribunal.

Primeramente se aplicarán los tratados generales y luego los particulares, se aplicarán las
costumbres internacionales; y a falta de convención o costumbre, se aplicarán los principios
generales del Derecho Internacional. Pero en ningún caso se aplicará un tratado o costumbre si
es violatoria de un principio. Porque los principios son normas que garantizan la subsistencia
de la sociedad internacional misma.

Ámbito de extensión personal: el sujeto de aplicación de los tratados (extensible a costumbres


y principios) por el Art. 26 de la Convención de Viena de 1969, es el Estado-Parte.

Ámbito de extensión temporal: en cuanto al tiempo, se fija el principio de irretroactividad o


sea que los hechos o actos anteriores al tratado no quedan atrapados por éste.

Ámbito de extensión espacial: los tratados se aplican sobre la totalidad territorial.


Unidad N° 3

UNIDAD 3°
1) HISTORIA DE LAS RELACIONES INTERNACIONALES

El estudio de la historia de las relaciones internaciones tiene por fin: conocer cómo la esencia
del DI se va constituyendo en existencia.

Hay tres Edades: Antigüedad, Medioevo y Modernidad (que comprende a las edades moderna
y contemporánea de la opinión común), y cada una de ellas responde a un momento en la
evolución de la relación internacional.

A) ANTIGÜEDAD

 Caracteres generales de las relaciones internacionales

1) Predomino del aislamiento y de la hostilidad recíproca entre los Estados.


2) Inexistencia de la Sociedad Internacional
3) Inexistencia de normas jurídicas internacionales, escasas y no sistematizadas
4) Predominio de la barbarie y la crueldad en la guerra

Esta situación estaba determinada en buena medida por la religión propia de los pueblos
antiguos (local), por su organización social (rígida) y por el sistema económico (para el
consumo, y no intercambio) que aplicaban.

Toda la historia antigua es la historia sucesiva de un pueblo: egipcios, hititas y medos, persas,
griegos y romanos, y no la historia conjunta de todos. El objetivo de esa política internacional
hegemónica: expandir la dominación como forma de subsistir, y por ello, sus dos instituciones
centrales son el Imperio y la Esclavitud.

Normas jurídicas aisladas de relevancia internacional:

- Código de Manú: rigió en los pueblos de la India, unos 1500 años antes de Jesucristo,
hay normas relativas a los diplomáticos que representan un monarca ante otro.
- Estela de los Buitres: contiene el tratado entre dos grandes ciudades vecinas de la
Mesopotamia, Lagash y Umma, que prevé incluso el arbitraje.
- Entre el faraón Ramsés II y el Rey de los hititas en 1272 A.C., se firmo un tratado
grabado en los muros de piedra de Tebas, que contiene clausulas sobre la entrega
recíproca de refugiados.

 Antecedentes de instituciones actuales en Grecia y Roma:

No existió un solo estado en Grecia que uniera a todos los pueblos Grecia en un solo cuerpo
político, sino que en el territorio que hoy le pertenece existían diversos estados urbanos o
Estados-ciudades (se destacaron Atenas, Tebas y Esparta).

- Ciertas relaciones entre esas ciudades-Estado eran similares a las que corresponden a
los actuales Estados. Así, entre Atenas y Esparta, o entre Atenas y Beocia, se firmaron
varios tratados.
Juan Ignacio Décimo

- Por otra parte, las ciudades-Estados constituían Ligas como la del Peloponeso,
Ateniense, Corintia, o Anfictionías como las de Delfos, antecedentes de las modernas
organizaciones internacionales.
- Practicaban el derecho de legación.
- Bloqueo de la guerra marítima.
- Derecho de asilo, por el refugio de los perseguidos en los templos, particularmente en
el de Apolo.

Roma:

- Practicó activa y pasivamente la diplomacia.


- Realizó otros actos de relaciones exteriores como: firma de los tratados, declaración
de la guerra, concertación de la paz, etc.
Eran acompañados de ceremonias religiosas cuyo cumplimiento se encargaba a un
grupo de sacerdotes, llamados los feciales, que para ello practicaban el Ius feciale. Es
en el Ius feciale donde se encuentran antecedentes de relevancia para el DI, aunque
nunca deben confundirse, pues aquél era un derecho interno de Rma. Por el mismo
motivo tampoco puede entenderse el Ius Gentium como un DI.

b) Medioevo

c) Modernidad

d) Edad contemporánea

2) PRIMERA GUERRA MUNDIAL

3) SEGUNDA GUERRA MUNDIAL


Unidad N° 4

UNIDAD N° 4
1) SUJETOS INTERNACIONALES

Los sujetos internaciones, no por ser internaciones, dejan de ser sujetos.

Desde el punto de vista lógico, se llama sujeto a “aquello de que se afirma o niega algo”, como
cuando decimos que la naturaleza es el sujeto de la regulación jurídico ambiental.

Desde el punto de vista metafísico, el sujeto es la sustancia misma, la realidad que sustenta
todas las cosas cambiantes, o sea a los accidentes.

Y, desde el punto de vista jurídico, dado que el Derecho es regulador de relaciones


interhumanas, el sujeto es la realidad de los seres humanos mismos, que se relacionan en la
relación. No es la relación; son los relacionados. ¿Quiénes pueden relacionarse jurídicamente?
Entramos al tema de las Personas Internacionales, porque los Sujetos no son sino las
realidades jurídicamente relacionas en el acto. Y las Personas son las realidades que tienen
aptitud para relacionarse jurídicamente, bastando que tengan esa aptitud obviamente en
potencia.

f. Es Persona quien puede relacionarse jurídicamente.


g. Es Sujeto quien se relaciona jurídicamente.

Boecio originó una definición de persona que se hizo clásica: “persona es sustancia individual
de naturaleza racional”. Santo Tomás de Aquino hizo suya esta definición, analizándola en
profundidad. Esta noción de persona ha desprendido la convicción de que hay dos notas que
distinguen a la misma: racionalidad y totalidad.

Baquero Lazcano define a las Personas Internacionales como “los entes susceptibles de
adquirir derechos y contraer obligaciones internacionales”. Y llama a los derechos y
obligaciones, internacionales, cuando en su origen, en su ámbito de aplicación o en su
garantía, actúa más de una entidad soberana.

Verdross dice que “sujetos del DI son aquellas personas cuyo comportamiento regula
directamente el orden jurídico internacional”. Aquí se ve puntualizada la distinción entre
persona y sujeto, pues justamente la persona deviene sujeto cuando se comporta, o sea
cuando actúa o sea cuando realiza un acto, coincidiendo con la regulación del DI de ese acto o
comportamiento.

CLASIFICACIÓN

Las personas necesarias son aquellas sin cuya presencia no existe la Sociedad Internacional.
Tienen de común nota que todas son sustancias. No son accidentes.

En el caso de cada ser humano resulta claro.

El pueblo es “la pluralidad de ser políticamente relacionados”; cada pueblo no es sino una
pluralidad de hombres o sea una pluralidad de sustancias. Lo que ocurre es que esas sustancias
Juan Ignacio Décimo

coinciden en un fin colectivo, distinto aunque no opuesto a los fines individuales de cada ser
humano.

La Humanidad es el pueblo de los pueblos, es la universal y planetaria pluralidad de todos los


hombres políticamente relaciones. Supuesta la Sociedad Internacional, deben darse:
individuos, pueblos y humanidad.

En el Pacto de Derechos Civiles y Políticos de ONU, aparecen estas tres categorías de personas
internacionales, reconocidas. El Art. 16 declara que el individuo humano es persona
internacional, pues tiene derecho protegido por la norma jurídica internacional, frente a todos
los Estados de la Tierra.

A su vez, el art. 1,1 del mismo instrumento internacional señala que “todos los pueblos tienen
derecho de libre determinación.”, con lo que explícitamente está reconociendo a cada pueblo
la titularidad de un derecho internacional, ante el cual todos los Estados del mundo deben
inclinarse obligados.

En cuanto a la Humanidad:

- Debe reconocerse al Derecho Internacional Espacial el merito de haber descubierto


tan importante sujeto. El Tratado sobre los Principios que deben regir las actividades
de los Estados en la exploración y utilización del espacio ultraterrestre, incluso la Luna
y otros cuerpos celestes, reconoce este sujeto.
- Pero el gran paso en este proceso de afirmación de la personalidad jurídica
internacional de la Humanidad, lo da la Resolución de Asamblea General de Naciones
Unidas, 2749 del año 1970.
- También se menciona la Humanidad en el art. 136 de la Convención sobre el derecho
del mar, de Montego Bay.

En cuanto a las personas históricas, ellas no vienen peticionadas necesariamente por la


existencia de la Sociedad internacional: son creaciones históricas. Siempre que hubo relación
internacional, hubo individuos humanos, hubo pueblo y hubo humanidad. No siempre existió
en cambio, el Estado, ni la Iglesia Católica, ni la ONU, etc. Se ve claramente que estas otras
personas internacionales pudieron ser o no ser, pudieron existir o no existir, o sea que fueron
contingentes.

Las diversas clases de personas internacionales mencionadas pueden distinguirse, según su


relación con el bien común internacional suprema finalidad de toda la vida internacional.

 Los Estados y las Colectividades (usado el término en sentido amplio, por ej: las
comunidades no beligerantes o las minorías) persiguen una finalidad inmediata que es
el bien común propio, particular, nacional o colectivo, según el caso. A su vez, la
subsistencia de colectividades, dadas ciertas condiciones, y en los Estados, es de
intereses para el bien común internacional, ya que se trata de socios, cuyos aportes
enriquecen a dicha finalidad.
 La Iglesia Católica persigue fines trascendentes al bien común internacional, como lo
es la relación del hombre con Dios, pero dicha relación es de esencial importancia y
gravitación para el bien común.
Unidad N° 4

 Las Organizaciones Internacionales como Naciones Unidas, por ej, persiguen directa o
inmediatamente el bien común internacional, en el ámbito material, espacial, personal
y temporal que corresponda, según el caso.
 Las Comunidades, como la Europea, persiguen directamente una de las finalidades del
bien internacional, cual es de la cooperación, en su más alto grado, la integración de
pueblos.
 Las Asociaciones como la Asociación Internacional del Congo, persiguen una finalidad
de bien propio de los asociados, un bien particular, pero coincidente con el objetivo de
bien común internacional.
 La Orden de Malta, a su vez, procura una finalidad trascendente al bien común
internacional, como lo es la relación del hombre con Dios, pero en un ámbito de
objetivo específicamente coincidente con uno de los elementos requeridos por el bien
común internacional, como es la atención humanitaria del hombre.

Todas estas Personas internacionales tienen imperium, autoridad suprema de mando, en sus
respectivos ámbitos. Por eso son Personas Internacionales públicas. Esta posición no es
taxativa, ya que:

a) Existen otras personas internacionales, que deben analizarse de manera profunda.


b) Las personas históricas pueden ir aumentando indefinidamente y no solo en su
cantidad, sino también en su condición o naturaleza peculiar.

Individuales: cada ser humano

NECESARIAS

Colectivas Los Pueblos

La Humanidad

Estados

Colectividades

Iglesia Católica

HISTÓRICAS Organizaciones

Comunidades

Asociaciones

Cruz de Malta
Juan Ignacio Décimo

2) EL ESTADO

El Estado es una asociación permanente y considerable de personas o familias, que


viven en un territorio que le pertenece, y que tienen una organización jurídica
política con un gobierno propio, capaz de mantener el orden en el interior y
relaciones responsables en el exterior, con los Estados extranjeros, y que tienen un
fin ético y social [Bluntschi].

a. Causalidad material: es la relación entre los seres humanos, individualmente o en


familias, y sociedades intermedias. Grave error es considerar a las personas humanas
como materia del Estado.
b. Causalidad formal: la ley justa que organiza las conductas de la pluralidad de seres
humanos, para el bien común.
c. Causalidad eficiente: es el Pueblo. El Pueblo es la pluralidad de personas humanas
políticamente relacionadas, o sea relacionadas en orden al bien común. El Pueblo no
es la relación política; el Pueblo son los relacionados en la relación política.
d. Causalidad final: alcanzar el bien común. El bien común es un bien universal y no
particular, ni de individuos, ni familias, ni de sociedades intermedias. Es bien para la
totalidad de integrantes del Pueblo.

 Elementos constitutivos

1) El elemento humano: es la población.


2) El elemento geográfico: es el territorio.
3) El elemento jurídico y político: es la organización legal o constitucional, con el gobierno
propio.
4) El elemento sociológico y moral: es el fin ético y social.

 Clasificación

Desde el punto de vista de su mayor o menor amplitud en el derecho de soberanía, o sea


desde el punto de vista de su capacidad jurídica internacional, los Estados se pueden clasificar
en soberanos y semisoberanos; entendiendo por aquellos a los que tienen capacidad jurídica
internacional amplia y, por éstos, a los que tienen capacidad jurídica internacional restringida.

Los Estados soberanos e independientes son “las personas internacionales por excelencia,
gozan de la plenitud de sus derechos y tienen los deberes establecidos por el derecho de
gentes, en situación de igualdad jurídica internacional con los otros Estados soberanos
independientes”.

Los Estados semisoberanos pueden ser:

a. Estados vasallos: se caracterizan por reconocer la supremacía de algún Estado


extranjero, que ejerce respecto de ellos una especie de tutelaje internacional, que se
manifiesta en la obligación de pagar un tributo periódico al Estado superior, en la
participación con tropas y auxilio económico en las guerras de este Estado. La
Unidad N° 4

personalidad internacional del Estado vasallo existe, pero es muy limitada su


capacidad para el ejercicio de la soberanía en el orden exterior. Ejemplo: Bulgaria
(1878 a 1908), Serbia y Rumania (1856 a 1878) y Egipto (1840 a 1882) respecto de
Turquía.
b. Estado protegido o Protectorado: son situaciones jurídicas o políticas, de base
generalmente convencional, aunque a veces son establecidas por disposición
unilateral, en cuya virtud el Estado protegido es colocado, más o menos ampliamente,
en dependencia, tutelaje y protección respecto de uno o varios Estados extranjeros,
más fuertes y poderosos, que ejercen su protección, limitando más o menos
ampliamente su independencia y soberanía. Los Estados bajo protectorado tienen
personería internacional, pero es limitada su capacidad jurídica y política para actuar
en la vida internacional.
- Causalidad material: relación jerárquica entre el Estado protector y el
protegido.
- Causalidad formal: el tratado o convención que fija por consenso de ambas
partes, la nueva relación jurídica.
- Causalidad eficiente: voluntad concordante de ambas partes, expresada en el
tratado o convención.
- Causalidad final: orientada principalmente al interés del Estado protegido,
antes que al protector.
c. Los Estados tributarios: se caracterizan por la obligación de pagar cierta cantidad de
dinero al Estado superior periódicamente. Se trata de una forma de vasallaje, aunque
más suave. Ej: Andorra tributaria de Francia.
d. El Estado asociado: se caracteriza por ser independiente, libre y soberano, pero delega
ciertas facultades de su soberanía e independencia, en el Estado socio. Es una cierta
manera de Protectorado.
- Causalidad material: sociedad de dos o más Estados.
- Causalidad formal: acuerdo expreso (tratado) o implícito (conducta
congruente) entre ambos Estados que regula jurídicamente la sociedad de
ellos.
- Causalidad eficiente: voluntad concordante de los socios.
- Causalidad final: interés común de ambos Estados, con lo cual se advierte una
fuerte diferencia con la protección, dirigida al amparo del interés del
protegido. Ej: Puerto Rico con los EEUU.
e. Los Estados bajo mandato en el sistema del Pacto de las Naciones y en fideicomiso en
el sistema de las Naciones Unidas, presentan diferencias. Hoy han desaparecido los
Estados fideicometidos, lo que no ocurrió tan aceleradamente con los países bajo
mandato.

 Comienzo, desarrollo

La existencia de los Estados puede tener orígenes diversos.

a) Algunos Estados se han formado por la posesión inmemorial de un territorio: tal el


caso de la Republica de China o de la Republica Francesa.
Juan Ignacio Décimo

b) Otros Estados se formaron por emancipación de un pueblo respecto de otro, que era
su metrópolis de la cual se independizaron: así se originaron la mayor parte de los
Estados americanos.
c) Otros Estados se forman por secesión: una provincia que forma parte de un Estado se
separa de él y forma un nuevo Estado independiente. Ej: las repúblicas de Uruguay,
Bolivia y Paraguay, eran parte de las Provincias Unidas del Rio de la Plata se
constituyeron en nuevos Estados independientes de éstas; en este caso el Estado que
sufre la desmembración no pierde su personalidad internacional.
d) Distinto es el caso de separación de dos o más Estados que formaban uno solo, como
ocurrió cuando se separaron Suecia y Noruega, que habían formado antes un solo
Estado. En este caso el Estado anterior se extingue y cada uno de los Estados que lo
formaban constituye una nueva persona internacional.
e) Un nuevo Estado puede ser el resultado de la fusión de Suecia y Noruega en un nuevo
Estado; en este caso la fusión da origen a la formación de un nuevo Estado, mientras
que los Estados que se fusionan pueden conservar o no su personería internacional.
Por ej: conservaran su personería internacional si constituyen una confederación, pero
la perderán si forman un Estado Federal o Unitario al fusionarse.
f) También puede ocurrir que el Estado encuentre su origen en un congreso
internacional, como el Estado independiente del Congo en el Congreso de Berlín de
1885, o los Estados que surgieron convencionalmente, como Yugoslavia, o
Checoslovaquia, después de la guerra de 1914.

Cuando se constituye el Estado, o sea que un Pueblo asentado en un territorio sobre el que
ejerce imperium, se organiza jurídica y políticamente para proveer un fin ético social, el Estado
comienza su existencia como tal.

Cuando el Estado se constituye, no hace falta el reconocimiento internacional para su


condición de tal.

a) El reconocimiento es un acto puramente declarativo y no de naturaleza constitutiva. El


reconocimiento puede ser expreso o tácito.
b) Otra distinción es el reconocimiento condicional o incondicional.
c) Pero la más importante distinción es la del reconocimiento de jure o de facto.

Los Estados extranjeros no pueden condicionar la personalidad jurídica internacional del


Estado nuevo, pero sí pueden limitar su actuación como sujetos de efectivas relaciones, en
todo lo que no sea esencial a la condición de Estado mismo, o sea los derechos esenciales.

La organización jurídico-política de los Estados tiene relevancia en la esfera internacional, para


determinar cuál es la personería internacional que emana de dicho Estado. Tres son las
maneras típicas de organización estatal en esta materia:

a. Estados unitarios: el Poder soberano del Pueblo, se concentra en un único centro (ej:
Uruguay).
b. Estados federales: el Poder soberano del Pueblo, se distribuye en un centro de común
y una pluralidad de centros autónomos, atribuyéndose a dicho centro común la
responsabilidad de las relaciones internacionales (ej: Argentina).
Unidad N° 4

c. Estados confederados: el Poder soberano del Pueblo, se distribuye entre un centro


común y una pluralidad de centros soberanos, delegándose en el centro común ciertas
atribuciones, pero conservando los centros soberanos la responsabilidad internacional,
en todo lo no delegado.

 Fin de la existencia

Cuando un Estado pierde uno de sus elementos esenciales de existencia, desaparece o sea
extingue.

Aparte del caso de pérdida de alguno de sus elementos, generalmente el territorio, los casos
más imaginables de extinción de los Estados son tres:

a) Anexión total de un Estado a otro.


b) Fusión de dos o más Estados para constituir un nuevo Estado
c) División de un Estado en dos o más Estados que lo sustituyen

 Transformaciones políticas, territoriales y demográficas

a. Anexión, en que todo el territorio de un Estado pasa a ser parte integrante del territorio
de otro Estado.
b. Anexión parcial o cesión, en que una parte de un Estado pasa a ser integrante del
territorio de otro Estado.
c. Fusión: cuando una pluralidad de Estados desaparece para constituir un nuevo y único
Estado.
d. Separación: cuando parte del territorio de un Estado pasa a constituir el territorio de un
nuevo y naciente Estado.
e. Desmembración: cuando el territorio de un Estado se divide en una pluralidad de nuevos
Estados, con extinción del anterior Estado.

Como consecuencia de estas transformaciones se plantean cuestiones jurídicas severas,


relativas a la vigencia o no de tratados, deudas públicas, bienes del dominio público o privado
del Estado, nacionalidad de la población, afectada por la modificación, vigencia de las leyes y
acciones judiciales.

 Derechos y deberes de los estados

Los Estados, desde su constitución, son personas internacionales y, por tanto, aptos para
adquirir derechos y contraer obligaciones de alcance internacional. Cuando esa potencia se
actualiza en la relación jurídica internacional, los Estados son sujetos y, como tales, les
corresponden derechos y deberes internacionales.

El derecho natural es el único que puede explicar porque el Derecho Internacional sería
inconcebible sin los derechos fundamentales. Los derechos de los Estados no son sino
participaciones de los mismos en los derechos de los Pueblos y los derechos de los Pueblos son
modalidades de los derechos de los hombres.
Juan Ignacio Décimo

Los derechos esenciales del Estado son aquellos derechos internacionales del Estado que
vienen otorgados por la naturaleza misma del hombre actuando como Pueblo que se organiza
en Estado. El fundamento es la naturaleza del ser humano. El Estado no es sino una estructura
surgida dentro de la sociedad política para servir al bien común del Pueblo.

Derecho a la existencia

La terminología correcta es derecho a la subsistencia, pues la existencia de un Estado es un


hecho, del cual derivan los derechos. El derecho a la subsistencia no es otra cosa que la
facultad que tiene el Estado de adoptar todas las decisiones lícitas que considere necesarias o
convenientes para que perdure su existencia.

Derecho a la conservación

Si estas decisiones lícitas se ordenan a mantener los niveles de existencia dados, el derecho a
la subsistencia se manifiesta como derecho a la conservación. Por virtud del derecho de
conservación:

d) Un Estado tiene el derecho de defensa, que le faculta a organizar las fuerzas armadas
suficientes para que garanticen la subsistencia del Estado.

Derecho al progreso

Pero si las decisiones adoptadas se ordenan a actualizar potencias del Estado, el derecho a la
subsistencia se transforma en derecho al progreso. Por virtud del derecho al progreso:

e) Un Estado tiene el derecho a mejorar la calidad de vida de su pueblo y de ello derivan


los derechos a la salud y cultura.

En cada derecho fundamental encontramos un principio jurídico internacional que lo ampara,


lo despliega y lo sostiene. El principio de la paz es el que sostiene al derecho fundamental a la
subsistencia, pues la paz exige que no se altere la situación existente, o sea la presencia real
del Estado.

Derecho de participar de la vida internacional

Implica ser informado de toda situación que pueda afectar al interés universal de la Sociedad
Internacional, o al interés particular del Estado y de ser oído al respecto. Este derecho de
participar de la vida internacional implica un doble derecho: ser informado y ser escuchado;
derecho a la información internacional y derecho de audiencia internacional. El principio
fundante de este derecho, es el principio de cooperación.

Derecho de soberanía e independencia

La soberanía es término genérico que comprende tanto lo que habitualmente se llama


soberanía interna cuando a la independencia, que no es otra cosa que la soberanía del Estado
en sus relaciones con otras personas internacionales, o sea su libertad de acción, dentro del
campo de lo lícito.
Unidad N° 4

La soberanía es una cualidad del poder del Estado, que vuelve a dicho poder, supremo en un
ámbito espacial (territorio), temporal (validez) y personal (población) determinado. Supremo
no significa absoluto, porque absoluto quiere decir libre de toda limitación; y el poder del
Estado tiene limitaciones. Supremo quiere decir “última instancia de decisión”, en ese ámbito
espacial, temporal y personal.

f) Con respecto al ámbito personal, el poder soberano del Estado encuentra límite, pues
no puede invadir la relación de la persona humana con los valores absolutos: la
Verdad, el Bien y la Belleza.
g) Los otros límites al poder soberano del Estado vienen dados por los derechos de las
demás personas internacionales y por el bien común de la Sociedad Internacional.

Esta concesión de la soberanía como poder supremo, y por lo tanto, limitado a un ámbito
determinado, no absoluto, no debe confundirse con cierta tendencia actual que pretende
arrasar con toda soberanía de los Estados nacionales.

El poder soberano del Estado se limita para servir al bien común internacional y no al bien
particular de otro Estado, y mucho menos, de una entidad particular.

El derecho de soberanía e independencia se fundamenta en los dos grandes principios


jurídicos internacionales: el de autodeterminación por una parte; el de igualdad de los
Estados, por la otra.

 El poder del Estado es supremo en razón de la autoridad que tiene el Estado en su


ámbito espacial, temporal y personal. Y esa autoridad deriva del principio de
autodeterminación, en cuanto cada pueblo, por estar constituido por seres humanos,
concentra la dignidad de las personas humanas que lo forman y, el ser humano libre,
decide por sí el proceso de perfeccionamiento que su naturaleza le convoca. Si cada
hombre es libre, la pluralidad de hombres será libre. El pueblo, pluralidad de
hombres, es libre para decidir su historia, su desarrollo, su organización.
 Como la dignidad de las personas humanas no deriva del accidente de cantidad, sino
de la cualidad de ser totalidades, cada uno de todos los pueblos posee la misma
dignidad, independientemente de todo su poder, o del número de sus pobladores, o
del desarrollo tecnológico o industrial o económico que tenga. Y si todos los pueblos
poseen la misma dignidad, son iguales, esto es, tienen la misma capacidad jurídica.

La independencia implica tres derechos básicos, siempre limitados por la licitud:

a. El derecho de hacer la guerra y celebrar la paz.


b. El derecho de celebrar tratados.
c. El derecho de legación.

La soberanía interna implica para cada Estado el derecho en su pueblo de darse una
constitución, de dictar sus leyes, de aplicarlas al caso concreto, de mantener el orden público y
de promover el bien común.
Juan Ignacio Décimo

 La intervención

Del derecho a la soberanía e independencia deriva el derecho a la no intervención., o sea a no


ser objeto de la intervención, entendiendo a ésta, como la injerencia coactiva e ilícita de una
persona internacional, habitualmente un Estado, en los asuntos internos o externos de otro
Estado que no está bajo su dependencia, a fin de someter al segundo a la voluntad y acción del
primero. La intervención implica una usurpación de atribuciones soberanas y la imposición de
una voluntad extraña.

No existe intervención, al no haber coacción, al menos objetivamente, en los casos siguientes:

h) Injerencia de un Estado protector en los asuntos concernientes al orden interno o


externo de un Estado protegido.
i) Injerencia prevista y pactada entre dos Estados.
j) Injerencia del Estado garante a fin de asegurar la neutralidad del Estado neutralizado.

Formas

La intervención se presenta bajo diversas formas, maneras o modos.

a) Atendiendo a la causa formal, diplomática (por presentaciones verbales o escritas),


sea oficial (por actos públicos) u oficiosa (observaciones sin publicidad); o bien armada
(apoyada por la fuerza militar).
b) La causa material admiten variados instrumentos que van desde: la presión
económica, a la penetración cultural, o a la intimación política, como se advierte en
los casos de bloqueo económico, de infiltración de comunicaciones subversivas hasta
el recurso político del ultimátum.
c) Por la causalidad eficiente, puede distinguirse: la intervención individual (ejercida por
una sola persona internacional), de la colectiva (ejercida por el concierto de una
pluralidad de personas internacionales).
d) Por la causa final puede ser total o parcial (según se pretenda el sometimiento de la
política de un Estado a otro, o tan solo una decisión particular).

4) COMUNIDAD BRITÁNICA DE NACIONES

La Commonwealth no es una persona jurídica internacional, simplemente porque es: una


comunidad y no una sociedad en sentido estricto.

Se designa con esta expresión al conjunto de naciones originadas en el viejo Imperio Británico,
que reconocen una unidad cultural histórica cuyo símbolo es la Corona Británica. Dentro de la
Commonwealth hay intenso tráfico, pero no por mediación de una entidad distinta de los
Estados reunidos en la Comunidad británica de naciones.

Hay una tímida acción para transitar de comunidad a sociedad, y es la creación de la Secretaria
del Commonwealth, pero de ninguna manera puede identificarse con la elaboración de fines,
órganos e instituciones que configuran una organización internacional.
Unidad N° 4

En realidad, la Commonwealth es una creación política de la dirigencia británica para perdurar


el influjo imperial inglés, pues la Comunidad está integrada por pueblos que, en su gran
mayoría, tienen poco que agradecer y mucho que reclamar al viejo Imperio.

EL ESTADO VATICANO Y LA SANTA SEDE

La Iglesia Católica y el Estado Ciudad del Vaticano son dos personas internacionales distintas,
aunque relacionadas.

a) La Iglesia Católica es una sociedad de personas cristianas, que reconociendo como


máxima autoridad visible al Papa, persiguen el bien común eterno.
b) El Estado Ciudad del Vaticano es un Estado, o sea una población asentada en un
territorio, que tiene un orden jurídico y político propio, que le da un gobierno para
buscar el bien común nacional, o sea de los súbditos de ese pequeño Estado.

Una y otra son personas históricas, o sea no exigidas necesariamente por la existencia de la
Sociedad Internacional, pero la Iglesia Católica, acompaño históricamente desde el origen
mismo de la Sociedad internacional. El Estado Ciudad del Vaticano, es de una creación mucho
más reciente, pues data del tratado de Letrán del año 1929. El bien común buscado por el
Vaticano, se ordena al bien eterno buscado por la Iglesia.

La Iglesia ha sido históricamente reconocida desde un comienzo como persona internacional,


pero ello es así porque sus fines, se dirigen al bien común eterno. La búsqueda de ese bien
común eterno, promueve necesariamente el bien común temporal.

El Catecismo de la Iglesia Católica, dado en 1992 por el Papa Juan Pablo II, declara que: la
palabra “Iglesia” designa no sólo la asamblea litúrgica, sino también la comunidad local o toda
la comunidad universal de los creyentes. Estas tres significaciones son inseparables de hecho.

La Iglesia Católica es persona jurídica de carácter público en el Derecho nacional argentino


conforme al art. 33 Código Civil (comunidad local), y también es persona jurídica internacional
(comunidad universal).

a) La Iglesia Católica o Santa Sede, tiene derecho de legación, pues envía y recibe
embajadores. Los que envía suelen llamarse “nuncios” o “internuncios”.
b) Posee también el derecho de negociar acuerdos internacionales, habitualmente
llamados concordatos, pero que configuran verdaderos tratados en igualdad jurídica
de las partes.
c) No posee, el derecho de declarar la guerra y celebrar la paz.

El Estado Ciudad del Vaticano es un Estado creado por el Tratado Político de los Acuerdos de
Letrán en 1929, firmado en la propia ciudad de Roma. Los Acuerdos de Letrán están integrados
por el: Tratado Político, por el Convenio Financiero y por un Concordato regulador de las
relaciones entre Italia y la Santa Sede.

Elementos del Estado Ciudad del Vaticano


Juan Ignacio Décimo

a. Territorio: superficie de 440 Km2. Sobre el Vaticano la Santa Sede tiene propiedad y
soberano imperio. Es pues, territorio del nuevo Estado. Sobre los otros inmuebles
tiene propiedad, pero no imperio soberano (forman parte del territorio italiano).
b. Población: “quedan sometidas a la soberanía de la Santa Sede todas las personas que
tienen domicilio establecido en la Ciudad del Vaticano”. El criterio para determinar la
nacionalidad es el domicilio. No es el jus sanguinis, ni el jus soli.
c. Organización jurídico-política: tiene una autoridad, que es el Papa, bajo cuya soberanía
Italia le reconoce. El Vaticano está bajo la soberanía del Papa, quien es, a la vez, Jefe
de la Iglesia Católica y, por serlo, esquíen tiene autoridad y soberanía sobre el
Vaticano. El Vaticano es el único Estado del mundo, cuya autoridad es otra persona
internacional, que, a su vez, no es un Estado. El Vaticano está sometido a la autoridad
no de una persona física, sino de una persona moral que es la Iglesia.
d. Fin ético social: el bien común temporal que permita a la Iglesia cumplir su misión.

Desarrollo:

a. Constitución de los llamados Estados Pontificios, en el centro de Italia, por donación de


emperadores y fieles cristianos, alrededor del año 756, hasta la caída de Roma en
poder de las fuerzas italianas, que buscaban la unificación de Italia, en 1870.
b. Desde esta fecha hasta los Acuerdos de Letrán (1929).
c. Desde los Acuerdos de Letrán hasta la actualidad.

SOBERANA ORDEN DE MALTA

Ha pasado cuatro situaciones jurídicas:

a) Fue fundada como Orden religiosa para atender a los heridos y enfermos de las
Cruzadas. Llamada inicialmente Orden de los Hospitalarios de San Juan. Establecidos
en el Hospital de San Juan en Jerusalén a partir de 1042.
b) Un segundo periodo se da cuando por necesidades de defensa, ante la agresión
armada de los musulmanes, la Orden religiosa se convierte en una Orden religioso-
militar.
c) Un tercer periodo es el de Estado, a partir del año 1310, cuando ocupó la Isla de
Rodas, pues ya había capitulado el mundo cristiano en 1187. Teniendo territorio, ponía
su organización fines altamente humanitarios y quedaba configurado como Estado. En
1523 son expulsados de Rodas por los musulmanes, pero Carlos V les asienta en la Isla
de Malta en 1530. El Estad continúa hasta que son expulsados por Napoleón, en 1798
y, finalmente, por el Tratado de Paría de 1814, la Isla de Malta queda para Inglaterra.
d) El cuarto periodo es la vuelta al origen, o sea nada más que una Orden religiosa, tal
cual lo ha dejado asentado la sentencia de la Curia romana de 1953.

Pero como es una Orden religiosa que arrastra una historia secular, esta historia ha dejado
altos grados de autonomía en su organización, por más que su dependencia del Papa queda
fuera de toda duda, y además, ha acumulado costumbres internacionales que le reconocen
derechos y deberes internacionales.
Unidad N° 4

Ejerce el derecho de legación, activo y pasivo, con varios Estados, incluidos España y Argentina.
Celebra tratados con Estados. Es una verdadera persona internacional.

Está presidida por el Gran Maestre, que recibe honores, privilegios e inmunidades de Jefe de
Estado. Su última constitución data de 1961.

Los fines humanitarios de la Orden de Malta favorecen y ayudan al bien común internacional.
Son fines de utilidad común, de servicio público. No son fines de interés particular.

CRUZ ROJA INTERNACIONAL

Verdross le reconoce personalidad jurídico-internacional por dos razones:

a. Porque el convenio de Ginebra de 1949 para la protección de las víctimas de la guerra


confiere también al Comité Internacional de la Cruz Roja un estatuto jurídico-
internacional, al confiarle en determinadas circunstancias las tareas de las potencias
protectoras.
b. Porque al estar representados en las Conferencias internacionales de la Cruz Roja no
solo las sociedades nacionales, sino también los Estados adheridos a la Convención de
Ginebra, ello implica reconocer que “la Cruz Roja internacional cumple un cometido de
la comunidad de los Estados y es, por ende, un sujeto de DI de índole peculiar, que
puede relacionarse directamente con los Estados en el marco de su actividad”.

La Cruz Roja fue fundada en 1863 en Suiza, como una entidad privada para cumplir servicios
humanitarios en la atención de victimas de las guerras. Constituida en secciones nacionales
tiene, no obstante, tres órganos internacionales:

d) El Comité Internacional de la Cruz Roja


e) La Liga de las Sociedades (nacionales) de la Cruz Roja
f) La Conferencia Internacional

Tales órganos no son creación del Derecho Internacional Público, sino del Derecho privado.
Ello, no obstante, los convenios internacionales sobre víctimas de la guerra, aluden
frecuentemente a la Cruz Roja o a su Comité Internacional.

Es una verdadera persona jurídica internacional, aunque con capacidad limitada a sus fines
humanitarios en caso bélico. En efecto, puede llegar a actuar como Potencia protectora por vía
de sustitución.

Derechos del Comité Internacional:

g) Derecho internacional de visita


h) Abastecimiento de población
i) Información sobre destacamentos de trabajo, prisioneros, desaparecidos y niños
evacuados
j) Derecho de integración de los miembros de Comisiones medicas
k) Derecho de comunicación
Juan Ignacio Décimo

Estos derechos imponen la contrapartida de la obligación de los Estados contendientes, de


satisfacerlos. Por lo tanto, es un sujeto de derechos internacionales.

Es pues, sujeto de obligaciones jurídico internacionales. Sujeto, en definitiva, de derechos y


obligaciones internacionales, para lo cual es imprescindible que tenga personalidad jurídica
internacional.

Advertencia: quien tiene esta personalidad es el Comité Internacional de la Cruz Roja y no las
Cruz Rojas que son nacionales: ni siquiera la liga de estas sociedades nacionales, pues a quien
se atribuye derechos es al Comité.
UNIDAD N° 6
1) ÓRGANOS DE LAS RELACIONES INTERNACIONALES

Los órganos de las relaciones internacionales son los órganos por medio de los cuales actúan,
en el plano internacional, los Estados y las Organizaciones Internacionales.

En el orden internacional, los sujetos habituales no son las personas físicas, actuando por
derecho propio, sino los Estados y las Organizaciones Internacionales actuando por medio de
sus representantes que son personas físicas.

Estos órganos o personas físicas pueden agruparse en tres categorías fundamentales:

a. Quienes detentan la máxima representación de la Persona Colectiva o sea el llamado


Jefe de Estado.
b. Quienes detentan la máxima jerarquía de colaboración con el Jefe de Estado.
c. Quienes cubren las demás jerarquías de representación de la Persona Colectiva.

2) JEFES DE ESTADO Y JEFES DE GOBIERNO

El Jefe de Estado es la representación más elevada del Estado ante las naciones extranjeras y
las funciones que le corresponden son determinadas por el derecho interno de cada país.

Generalmente se le encarga la dirección de la política exterior, como ocurre en la República


Argentina.

En la dirección de la política exterior debe contar con la colaboración de otras ramas del poder
(ej: Parlamento, en el caso de la firma de tratados con el extranjero).

Los Jefes de Estado, así como utilizan título en su actuación interna, también lo hacen en su
actuación internacional. Es obligación de los otros Estados darle esos títulos en todas las
negociaciones que realicen con ese Estado.

Fuera de los casos excepcionales, en que el reconocimiento de un nuevo título implica el


reconocimiento de un nuevo derecho, los Estados no deben poner ningún obstáculo al
reconocimiento de un nuevo título de un Jefe de Estado.

Todos los Jefes de Estado, cualquiera sea su título, reyes, emperadores, presientes, comisarios
de pueblo, etc., son iguales; no ha entre ellos diferencias jurídicas ni de carácter protocolar.

 Privilegios e inmunidades

Deben estar protegidos por todos los países.

Los Jefes de Estado pueden abandonar el territorio de su país, penetran en el territorio de un


Estado extranjero y viajar por él. Pero pueden hacerlo en dos condiciones distinta: de incognito
o como Jefe de Estado. Cuando viaja de incognito no goza de los derechos, inmunidades y
Juan Ignacio Décimo

Prerrogativas que le corresponden especialmente como Jefe de Estado. De modo que la


inmunidad, la inviolabilidad y la extraterritorialidad del Jefe de Estado, tiene como condición
indispensable que no se encuentre de incógnito en territorio en que quiere hacer valer sus
derechos.

 Derechos especiales

Inviolabilidad personal: protección de su persona y de su honor contra cualquier ataque físico


o verbal. Sólo cuando se trata de calumnia o injuria, puede considerarse que ha sido dañado el
derecho de inviolabilidad de que goza todo Jefe de Estado. Esta es una inviolabilidad calificada.

Puede haber casos en que el Jefe de Estado, aún viajando como persona del Derecho Público,
es decir como representante de la soberanía de un Estado, no pueda invocar este derecho de
la inviolabilidad calificada.

Ello puede ocurrir, cuando el Jefe de Estado se ha colocado en una situación de peligro, a pesar
de las advertencias formuladas por el Estado en cuyo territorio se encuentra. Ej: se advierte a
un Jefe de Estado extranjero que es peligroso acudir a un acto determinado y a pesar de ello él
acude.

Otro caso en que no se puede invocar este derecho: cuando es el Jefe de Estado quien provoca
la agresión.

Extraterritorialidad: por ficción del derecho, se considera que el Jefe de un Estado estará
siempre regido por la ley del país de ese Jefe de Estado. Siendo el Jefe de un Estado
representante de una soberanía, debe estar siempre regido por las leyes de esa soberanía.

Inmunidad de jurisdicción: es decir, que el Jefe de un Estado que se encuentra en el territorio


de un país extranjero, goza de inmunidad de jurisdicción respecto de la justicia de ese Estado.

En el orden penal es amplia la norma de la jurisdicción.

El otro caso de inmunidad del Jefe de Estado, se refiere a la justicia civil o mercantil, no es tan
amplia como la inmunidad de jurisdicción en materia penal.

El Jefe de Estado no puede ser sometido a juicio ante un juez de otro país por asuntos que
haya procedido como Jefe de Estado, es decir, en ejercicio del derecho de soberanía, pero sí
puede ser sometido a juicio en aquellos asuntos en que haya actuado como simple particular,
en los cuales para nada entra la soberanía del Estado del cual es soberano.

Los Jefes de Estado suelen compartir y distribuir funciones con los llamados Jefes de Gobierno.
Esto ocurre tanto en los Estados republicanos, como Francia e Italia, cuanto en Estados
monárquicos, como Inglaterra o España. Las normas establecidas para los Jefes de Estado son
igualmente válidas para los Jefes de Gobierno.

MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES

El Jefe de Estado tiene la colaboración en la máxima jerarquía, de un Secretario de Estado, que


no es otro que el Canciller o Ministro de Relaciones Exteriores.
UNIDAD N° 6

El Ministerio de Relaciones Exteriores es el funcionario de máxima colaboración jerárquica


con el Jefe de Estado en lo atinente a la conducción de la política exterior del país.

El Ministerio mismo es una organización de creciente complejidad, en que el propio Canciller


se ve asistido por los Subsecretarios, para cada tarea genérica encomendada al Ministerio, o
sea a las Relaciones Exteriores, Culto y el Comercio Exterior.

El Canciller tiene, en el ámbito internacional, la función de representación del Estado y los


privilegios e inmunidades similares a los Jefes de Estado.

3) MISIÓN DIPLOMÁTICA

La Misión Diplomática es el conjunto de personas afectadas por un Estado a la representación


del mismo en el exterior. La utilización de la palabra “misión” como sustantivo colectivo,
implica remarcar que, en el concepto actual, ya no se trata de funciones solitarias, sino de un
sistema colectivo de representación, lo que exige la debida coordinación funcional y un cierto
nivel de responsabilidad colectiva.

 Integración

1) El Jefe de Misión: es el superior jerárquico del personal de la Misión, y quien


desempeñe tan función será determinado por el propio Estado que envía a la Misión.
Hay tres categorías de Jefes de Misión (conf. art. 14)
a. Embajadores o Nuncios, estos últimos son los embajadores de la Santa Sede.
b. Enviados, Ministros o Internuncios.
c. Encargados de Negocios: opera como Jefe de Misión por situación transitoria.
La acreditación de las dos primeras clases se realiza ante el Jefe de Estado y, la de la
tercera categoría, ante el Canciller.
2) El personal diplomático: es quien satisface la finalidad misma de la Misión, realizando
la representación del Estado.
3) El personal administrativo y técnico: es quien presta servicios instrumentales para la
gestión del personal diplomático.
4) El personal doméstico: es el afectado a las tareas materiales necesarias para la
actuación del personal administrativo-técnico y diplomático. No incluye a lo que la
Convención llama el “criado particular” que es la persona afectada al servicio material
de un miembro de la Misión.
5) Los familiares de los agentes diplomáticos.

Se denomina genéricamente agentes diplomáticos a las personas que ejercen la


representación oficial de un Estado en otro Estado, pero en la Convención de Viena 1961 (art.
1°) se reserva esa denominación sólo para el “Jefe de la misma” y para los “miembros del
personal diplomático.

 Funciones

Sus funciones principales son (conf. Art. 3.1 de la Convención de Viena 1961).
Juan Ignacio Décimo

 Representar al Estado acreditado ante el Estado receptor


 Proteger los intereses del Estado acreditante y los de sus nacionales, en el Estado
receptor.
 Negociar con el Estado receptor (reuniones, acuerdos, tratados, etc.)
 Enterarse -por todos los medios lícitos- de las condiciones y de la evolución comercial,
económica, social, cultural, etc., en el país receptor e informar sobre ello al Estado
acreditante.
 Fomentar las relaciones amistosas y desarrollar las relaciones económicas, culturales y
científicas entre el Estado acreditante y el Estado receptor.

Al ejercitar estas funciones, la misión diplomática debe tener presente dos limitaciones:

1) Respetar la legislación del Estado receptor


2) No inmiscuirse en los asuntos internos del Estado receptor

 Privilegios e inmunidades

Los privilegios son beneficios extraordinarios que se otorgan a la misión y a los agentes
diplomáticos.

Las inmunidades son garantías extraordinarias que se le otorgan contra la aplicación coactiva
de las normas jurídicas del Estado receptor.

Privilegios e inmunidades de la Misión Diplomática

a. Inviolabilidad del local o la sede de la misión (art. 22 de la Convención). Los locales de


la misión son inviolables. Los agentes del Estado receptor no pueden entrar en ellos sin
consentimiento del jefe de misión. Además, los locales de la misión, sus muebles y los
medios de transporte de la misión, no podrán ser objeto de ningún registro, requisa,
embargo o medida de ejecución.
b. Inviolabilidad de los archivos, documentos, de la correspondencia oficial y de la valija
diplomática (art. 24 y 27 de la Convención). Los mencionados son inviolables.
c. Libertad de comunicación. Para todos los fines oficiales (art. 27). Para comunicarse
con su gobierno, con las demás misiones o consulados de su país, donde quiera que
estén, la misión podrá emplear todos los medios de comunicación adecuados, entre
ellos los correos diplomáticos y los mensajes en clave o en cifra.
d. Libertad de circulación y de tránsito. (art. 26) los miembros de la misión gozarán de
libertad de circulación y tránsito por el Estado receptor.
e. Derecho de emplear la bandera y el escudo de su país (art. 20). La misión y su jefe
tendrán derecho a colocar la bandera y el escudo del Estado acreditando en los locales
de la misión, incluyendo la residencia del Jefe de Misión y en los medios de transporte
de éste.
f. Exención fiscal (art. 23). Los locales de la misión están exentos de toda clase de
impuestos y gravámenes.

Privilegios e inmunidades de los Agentes Diplomáticos


UNIDAD N° 6

a. Inviolabilidad personal del agente diplomático (art. 29 y 30): la persona del agente
diplomático es inviolable. No puede ser objeto de ninguna forma de detención, arresto
o atentado contra su persona, su libertad o dignidad. Esta inviolabilidad se extiende a
su residencia particular, a sus documentos, correspondencia y bienes.
b. Inmunidad de jurisdicción: el agente diplomático tiene absoluta inmunidad penal. No
puede ser sometido a la jurisdicción de los tribunales del Estado receptor. Si se prueba
que cometió delito se lo declara “persona non grata” y se lo extradita para someterlo a
la jurisdicción territorial del Estado que lo envió.
También gozan de inmunidad de la jurisdicción civil (salvo se que se trate de: acciones
reales, sucesorias o derivadas de actividades profesionales o comerciales) y
administrativa (referente a sanciones de tipo contravencional o de policía).
c. Exención fiscal: los agentes diplomáticos están exentos de impuestos o gravámenes
nacionales, provinciales o municipales, ya sean personales o reales, salvo: impuestos
sobre inmuebles, sucesiones, actividades profesionales o comerciales que realice,
impuestos directos, aranceles judiciales, hipotecas y timbre en bienes inmueble.
d. Exención de derechos aduaneros (art. 36): sobre los objetos para uso oficial y personal
(salvo los gastos de almacenaje, acarreo y servicios similares).
El equipaje personal de los agentes diplomáticos está extendido de inspección, salvo
que haya motivos fundados para suponer que contiene objetos no destinados al uso
oficial o personal, u objetos cuya importancia y exportación están prohibidas por las
leyes del Estado receptor (art. 36.2).

4) AGENTES CONSULARES

La Convención de Viena sobre relaciones consulares fue firmada en 1963, entró en vigencia en
1967 y fue ratificada por Argentina por la ley 17.081.

La diferencia esencial entre la función diplomática y la función consular es que la primera


constituye una función política y la segunda, una función administrativa.

La finalidad de la tarea diplomática es la representación de la soberanía política del Estado. La


finalidad de la tarea consular es el cumplimiento de tareas administrativas en territorio
extranjero.

Oficina consular: es todo consulado general, consulado, viceconsulado o agencia consular. En


cambio, la “circunscripción consular” es el ámbito espacial de competencia de la Oficina
Consular.

Integrantes

La Oficina Consular se integra por personas y cosas,

Las personas que la integran son:


Juan Ignacio Décimo

a) Los funcionarios consulares: que asumen la responsabilidad del cumplimiento de la


función consular misma, entre los cuales se destaca por su jerarquía y autoridad el Jefe
de la Oficina Consular.
b) Los empleados consulares: o sea las personas que prestan servicios instrumentales
(administrativos) o de asesoramiento (técnicos) o de significado prevalentemente
material (servicio).

En cuanto a las cosas, ellas están integradas por:

c) Locales consulares: o sea todo edificio y terreno contiguo, afectado exclusivamente a


los fines de la Oficina Consular.
d) Archivo consular: incluye todo instrumento de significación (sean papeles,
correspondencia, libros, películas, etc.).

Funciones

1) Proteger en el Estado receptor los intereses del Estado que envía y de sus nacionales
(sean personas naturales o jurídicas). La protección a los interés de las personas cubre
tres casos particulares: incapacidad de sus nacionales, ausencia y derechos por causa
de muerte en territorio extranjero
2) Información. La función de información consular apunta más a la dinámica de la
sociedad civil extranjera.
3) Fomento de relaciones comerciales, económicas, culturales y científicas entre el
Estado que envía y el Estado receptor, pero más se compadece con la función
consular, el fomento de relaciones amistosas, y de mutuo conocimiento entre los
pueblos de los dos Estados.
4) Cumple funciones de Registro Civil, de notario y de órgano comisionado para
diligenciar rogatorias o para expedir documentación.
5) El Consulado ejerce control de buques y aeronaves que están bajo pabellón de su
Estado con obligación de asistirlos y de investigar y hasta juzgar los incidentes
ocurridos en la travesía y litigios de “todo orden”.
6) Extender pasaportes y documentos de viaje a los nacionales del Estado que envía, y
visados a documentos adecuados a las personas que desean viajar a dicho Estado.

Principio y fin

El comienzo de las relaciones consulares se efectúa por consentimiento mutuo de los Estados,
consentimiento que está implícitamente dado por el establecimiento de las relaciones
diplomáticas, pero la ruptura de estas no destruye la existencia de las relaciones consulares.

A los Jefes de la Oficina Consular los nombra el Estado que envía y el documento que acredita
su designación se llama Carta patente. La autorización para ejercer las funciones de Jefe de la
Oficina Consular se llama Exequátur.

Las funciones de los miembros de la Oficina Consular terminan: por decisión del Estado que
envía, mediante notificación de que ha cesado en sus funciones, efectuada al Estado receptor;
o bien por decisión de este último, que puede tomar dos maneras: revocatoria del Exequátur o
UNIDAD N° 6

bien notificación al Estado que envía de que el Estado receptor ha cesado de considera a la
persona como miembro del personal consular.

Las relaciones consulares pueden cesar por ruptura de las mismas

Derechos

La Oficina Consular tiene el derecho de:

a) Asistir al detenido nacional en el Estado receptor


b) Debe ser informada sin demora de las defunciones de nacionales en su circunscripción
del nombramiento del tutor, curador, y del caso de accidente de buque o avión de
matrícula del Estado que envía
c) Percibir derechos y aranceles

5) MISIONES ESPECIALES

La Convención sobre Misiones Especiales fue firmada en Nueva York en 1969 y fue ratificada
por la Argentina por ley N° 19.802.

La Misión especial es una representación política o sea del Estado ante otro Estado, para tratar
asuntos determinados o cumplir un objeto determinado, siendo, por consiguiente, temporal su
tarea, pues cumplido el cometido o tratado el asunto, cesa dicha Misión.

Se caracterizan por ser:

a. Temporales
b. Representativas del Estado
c. Limitadas a un propósito determinado
d. Deben ser aceptadas por el Estado receptor.

Para enviar una misión especial ante otro Estado es preciso obtener (por vía diplomática) el
consentimiento de este último (art. 2°). Para el envío de la misión especial a otro país no es
necesaria la existencia de relaciones diplomáticas o consulares (art. 7°).

Funciones: serán determinadas por consentimiento mutuo del Estado que envía y el Estado
receptor (art. 3°).

6) EL SERVICIO EXTERIOR DE ARGENTINA

La ley de Servicio Exterior de la Nación Argentina fue sancionada en 1975 y lleva el número
20.957.

Define los objetivos de dicho servicio: preservar, defender y resguardar la soberanía argentina,
el interés y la dignidad de la República, en el ámbito mundial y continental.

a. Preservar es evitar la depresión de tales extremos.


Juan Ignacio Décimo

b. Defender es invalidar las agresiones a los mismos.


c. Resguardar es consolidarlos.
d) La soberanía implica el derecho de mando o jus imperium, tanto en el orden interno
cuanto en la libertad o independencia exterior.
e) El interés es la voluntad de la Nación, que sea conforme a la justicia.
f) La dignidad es el honor de la República y su prestigio internacional, comprendiendo, la
autoestima de la República y la valoración de la misma por extraños Estados y
Organizaciones Internacionales.

El Servicio se integra por:

 El Cuerpo Permanente activo: abarcando como tal no solamente a los funcionarios


diplomáticos, sino también y además a los funcionarios consulares. El Cuerpo
Permanente activo comprende asimismo a los llamados Embajadores Políticos.
 Cuerpo Permanente Pasivo: para los funcionarios con estado diplomático en jubilación
o retiro.

Las categorías del personal permanente del Servicio Exterior son siete y se distinguen por
letras:

A) Embajador extraordinario y plenipotenciario.


B) Ministro plenipotenciario de primera clase
C) Ministro plenipotenciario de segunda clase
D) Consejero de Embajada y, en el mismo rango, Cónsul General
E) Secretario de Embajada de primera clase, y en el mismo rango, Cónsul de primera
clase
F) Secretario de embajada de segunda clase, y en el mismo rango, Cónsul de segunda
clase
G) Secretario de embajada de tercera clase, y en el mismo rango, Cónsul de tercera clase.

Los requisitos para ingresar al Servicio Exterior son ocho, se origina por la última categoría y
por egreso del Instituto de Servicio Exterior de la Nación:

a. Argentino nativo o por opción.


b. Goce pleno de los derechos civiles y políticos.
c. Conducta pública y privada honorable
d. Conducta económica ordenada e inobjetable
e. Condiciones psicofísicas y socio-culturales adecuadas
f. Nacionalidad argentina del cónyuge, si es funcionario casado
g. Jurar fidelidad a la Nación y a la CN
h. Ingresar conforme a la ley y reglamentación de ingreso

La eliminación del Cuerpo permanente puede operarse:

a) Por renuncia
b) Por edad (70 años en categoría A; 67 años en categorías B y C; y 65 en las demás
categorías
c) Por condena criminal
UNIDAD N° 6

d) Por sanción de cesantía o exoneración


e) Por desaparición de los requisitos
f) Por falta de idoneidad al no aprobar los cursos reglamentarios del Instituyo de Servicio
Exterior, en dos oportunidades, categorías E y D
g) Por promoción automática tras permanecer en la misma categoría, 10 años, en la E, F
ó G y 12 años en la D.

El art. 19 establece que el estado diplomático queda sometido al principio de legalidad. Crea
un derecho adquirido, del cual no puede ser privado sino conforme a la ley y Constitución.

Las funciones comprenden, según las categorías:

a) Representación de la Nación
b) Promoción de sus intereses
c) Ejercicio de funciones de escribano público y jefe de Registro Civil para los agentes
consulares
d) Los jefes de misión diplomática pueden receptar, en casos de urgencia, juramentos o
testimonios, y autenticar actos notariales.

Las obligaciones principales incluyen:

a) Juramento de fidelidad
b) Desempeño regular de sus funciones
c) Difundir el conocimiento de la República
d) Fomentar las relaciones
e) Información, reserva
f) Declarar bajo juramento los bienes y las modificaciones que experimentare su
patrimonio
g) Honorable conducta pública y privada

Los principales derechos de los funcionarios del Servicio son:

a) Estabilidad y promoción conforme a la ley


b) Uso del título y tratamiento correspondiente a la categoría que tengan
c) A la retribución integral
d) Introducir libre todo derecho y gravamen los bienes muebles de uso personal, suyos,
de su familia y personal de servicio
e) Recabar en casos severos
f) Instrucciones escritas del superior
g) Jubilación, retiro y pensión para sus derechos habientes

Prohibiciones absolutas:

a) Vedan al funcionario la intervención política en el país de funciones


b) Ejercer allí comercio, ni profesión, ni actividades empresariales al servicio estas últimas
de firmas extranjeras
Juan Ignacio Décimo

c) Percibir remuneraciones de la Administración argentina nacional provincial o


municipal en la docencia universitaria
d) Uso indebido de elementos secretos, reservados o confidenciales
e) Prestar servicios en el país originario del cónyuge salvo razones de interés nacional y
siempre que este tenga 8 años de nacionalidad argentina y 8 de residencia continua o
discontinua en la República

Prohibiciones relativas, porque pueden levantarse por autorización expresa:

a) Comprende la representación de intereses de terceros Estados o sus nacionales.


b) Comprometer a la República con declaraciones políticas
c) Ejercer acciones judiciales
d) Prestar testimonio o renunciar a la inmunidad de jurisdicción (lo que se extiende a la
familia, cónyuge
e) Ejercer docencia salvo universitaria

El Capítulo III crea el Consejo Superior de Embajadores como órgano asesor de la Cancillería
integrado por los Embajadores de mayor experiencia o sea los funcionarios de la categoría A
del Cuerpo permanente activo, que hubiesen cumplido 65 años de edad y con 12 años en el
cargo. Duran 3 años, actúan por Salas y pueden cubrir misiones permanentes o transitorias.

El art. 36 prevé una Junta Calificadora de 5 miembros. Sus funciones son atinentes a la
calificación del personal para la elaboración del escalafón. Asesora la Junta al Ministro en todo
lo relativo a la relación entre el funcionario y el Estado.

El Capítulo V prevé el Régimen disciplinario.

El Capitulo XI crea el Instituto del Servicio Exterior de la Nación como “organismo único de
selección, formación e incorporación del personal para el cuerpo permanente activo”. Tiene
como objetivo “afirmar y desarrollar la vocación profesional, los principios éticos y morales y la
convicción patriótica que informan la conducta de los aspirantes a integrantes del Servicio
Exterior de la Nación. Está previsto que su Dirección sea desempeñada por un Embajador
extraordinario y plenipotenciario, bajo directa dependencia del Ministerio de Relaciones
Exteriores.
UNIDAD N° 7
1) EL ESTADO Y SU TERRITORIO

El dominio espacial es el señorío de las Personas Internacionales sobre un ámbito espacial.

Causas del dominio público:

 Causa material: realidad material.


 Causa formal: sometimiento de la materia a los fines del espíritu.
 Causa eficiente: el hombre.
 Causa final: satisfacer el interés justo de las Personas Internacionales:

El dominio internacional, o sea el dominio de la PI sobre la realidad material: es el señorío de


las PI sobre ámbitos espaciales determinados, para la satisfacción de justos intereses
humanos.

Las PI que ejercen dominio internacional, de modo habitual, son los Estados. Se le llama
“dominio internacional” al señorío de los Estados sobre su propio territorio, porque es el
Derecho Internacional el que lo reconoce y justifica.

La soberanía internacional, “es la soberanía política aplicada a un determinado territorio”.

El territorio de un Estado es “la porción de globo terráqueo adjudicada a cada soberanía”.

Todo territorio se determina por medio de límites, aunque antes se lo hacía también por
fronteras.

 Los límites son geométricamente líneas. Han perdurado para separar territorios.
 Las fronteras son geométricamente superficies. Cumplen en la actualidad, una función
de seguridad.

La delimitación del ámbito espacial de dominio del Estado queda, pues, determinado por
líneas llamadas límites. Tales límites son siempre acordados por los Estados, pero distinguen
en naturales o artificiales, según tomen como base para su determinación accidentes
geográficos, o el puro arbitrio de la voluntad de los Estados. La mayoría de los límites actuales
han respondido al acuerdo tácito de la costumbre internacional.

Los límites naturales habitualmente se basan en la orografía o en la hidrografía, en las


montañas o en los ríos.

 Orografía: algunos autores sostienen que el límite es la línea que une las más altas
cumbres. Otros afirman que debe ser la línea montañosa divisoria de las aguas hacia
una u otra pendiente.
A su vez, hay una nueva discrepancia, pues la división de las aguas, puede tomar a las
aguas topográficas (divisiones superficiales) o a las divisiones reales (divisiones
subterráneas) de las aguas.
Juan Ignacio Décimo

El criterio que ha prevalecido es el de la línea de las altas cumbres que sean divisorias
de las aguas superficiales. La razón de este criterio es la mayor potencia que tiene para
un país el aporte de agua.
 Hidrografía: pueden darse tres hipótesis.
1) Que el rio interpuesto entre la tierra firme de dos o más Estados, pertenezca única y
exclusivamente a uno de ellos. En tal caso, el límite lo señala la banda opuesta del rio.
Todo el río pertenece al ámbito territorial de un Estado.
2) Que el río pertenezca a los Estados ribereños en condominio. Es un imperio
compartido por ambos Estados. El imperio territorial exclusivo de cada Estado se
extiende hasta la propia línea ribereña.
3) Que el río mismo divida el ámbito espacial de uno y otro Estado. Aquí se adoptan
dos criterios: uno de esos criterios es la línea media de la superficie del río; otro de los
criterios es la línea del cauce más profundo (talweg). Se prefiere este último criterio.

Modos de adquisición territorial

El dominio territorial se adquiere de diversas maneras, que pueden clasificarse en:

 Formas originarias: son aquellas en que se impone el señorío de la Persona


Internacional sobre el ámbito espacial libre de todo otro señorío. A su vez, pueden
originar el territorio, o bien incrementarlo.
 Formas derivadas: son aquellas en que se transfiere el señorío de una Persona
Internacional a otra.

No hay más que dos formas originarias:

- La ocupación: corresponde a la adquisición originante del territorio de un Estado.


- La accesión: corresponde a su incremento.

Aclaración: la prescripción adquisitiva no es sino reconocimiento por costumbre internacional


de un dominio, sea originario o adquirido.

Los requisitos de la ocupación son cuatro:

1. Materia o ámbito espacial que sea res nullis, cosa de nadie.


2. Efectividad formal de la ocupación.
3. Acción por representación de la autoridad pública como agente último de la
ocupación.
4. Finalidad justa, o sea contribuyente al bien común internacional, aunque mas no sea
por la sumisión de un ámbito espacial al imperio humano, lo que ya es desarrollo del
bien común.

La accesión tiene lugar por el incremento de un territorio y aquí hay que distinguir entre:

- Aluvión: el agente desencadenante del incremento territorial es el agua (ej:


incremento de sedimentos que, paulatinamente, los ríos van arrastrando).
- Avulsión: el agente es cualquier otra fuerza geológica (ej: terremoto).
UNIDAD N° 7

- A su vez, el aluvión puede ser originado en la pura acción natural o artificial, cuando se
produce por el artificio humano (ej: diques y canales creados, como en el caso de
Holanda).

Las formas derivadas siempre implican la transferencia de señorío, y como un señorío es el


dominio del espíritu sobre la materia, los señoríos no se transmiten legítimamente sino por
consentimiento. Esto hace que la conquista hoy en día este proscripta.

Las formas legítimas de transferencia territorial son tres:

- La compraventa: transfiriendo el dominio por un precio cierto en dinero (ej: compra


que hizo EEUU a Rusia, de Alaska).
- La permuta: transfiriendo el dominio por una contraprestación no en dinero.
- La cesión: transfiriendo el dominio sin contraprestación (ej: Grecia a Inglaterra, de las
Islas Jónicas).

2) CUESTIONES TERRITORIALES DE ARGENTINA

 ISLAS MALVINAS

Descubrimiento

Ocupación

Títulos de Argentina:

1) Concesiones territoriales realizadas a favor de España por las bulas pontificias,


principalmente por la bula inter-ceteral de Alejandro VI, en 1493.
2) Prioridad del descubrimiento.
3) Prioridad de la ocupación efectiva.
4) Reconocimiento de la soberanía española sobre el archipiélago por los Estados
europeos, incluido Inglaterra.
5) Reconocimiento especial por Inglaterra de la soberanía española en el acuerdo de
1771, al aceptar en silencio la salvedad de los derechos de España sobre las Islas
Malvinas.
6) Herencia por las Provincias Unidas del Rio de la Plata de los derechos de soberanía de
la Corona española sobre los territorios del antiguo virreinato.
7) Ejercicio de esa soberanía sobre las Malvinas por el nuevo Estado, ejercicio de
soberanía silenciosamente aceptado por Inglaterra, hasta 1829, fecha de la primera
reclamación británica.
8) Principio de continuidad o vecindad. Las Malvinas son una dependencia natural de la
parte sur del continente americano perteneciente a la República Argentina.

 EL BEAGLE Y EL TRATADO DE PAZ Y AMISTAD DE 1984

1) Tratado de Amistad, Alianza, Comercio y Navegación, del 20 de noviembre de 1826


Juan Ignacio Décimo

2) Tratado de Paz, Amistad, Comercio y Navegación, 30 de agosto de 1855


3) Tratado definitivo de límites entre Argentina y Chile, Buenos Aires, 23 de julio de 1881

Protocolo Adicional del 1° de mayo de 1893

4) Nuevo tratado en Santiago de Chile el 17 de abril de 1896


5) El 2 de mayo de 1977
UNIDAD N° 9
1) ACTOS JURÍDICOS INTERNACIONALES

El hecho jurídico internacional es toda manifestación sensible susceptible de producir efectos


jurídicos para Personas Internacionales. Se encuentran las cuatro causas:

f) Causalidad material: manifestación sensible


g) Causalidad formal: es la potencia o aptitud de producir efectos jurídicos
h) Causalidad eficiente: es todo agente productor de manifestación sensible
i) Causalidad final: está constituida por los eventuales efectos jurídicos.

El acto jurídico es: la declaración de voluntad de una o más Personas Internacionales, con la
finalidad inmediata de establecer, conservar, modificar, transferir o extinguir derechos u
obligaciones en las relaciones internacionales.

El acto jurídico tiene de novedoso respecto al mero hecho jurídico, que la manifestación
sensible constituye la materia de éste, es asumida por el espíritu humano y transfigurada en
una declaración o sea en una manifestación sensible intencional.

a) Causalidad material: manifestación sensible


b) Causalidad formal: es la intencionalidad expuesta en dicha manifestación
c) Causalidad eficiente: es necesariamente una Persona Internacional o varias Personas
Internacionales
d) Causalidad final: crear, conservar, modificar, transferir o extinguir derechos u
obligaciones internacionales.

 Clasificación

Por la causa material:

- Positivos: acción. Modificación del mundo sensible. Ej: tratados internacionales.


- Negativos: omisión. Ausencia de modificación del mundo sensible. Ej: silencio.

Por la causa formal:

- Imperativos: los efectos jurídicos se imponen por acto de autoridad.


- Dispositivos: los efectos jurídicos se imponen por voluntad de partes.

Por la causa eficiente:

- Unilaterales: se constituye por obra de una sola Persona Internacional.


- Bilaterales: se constituye por la concurrencia de una pluralidad de éstas.

Por la causa final:

- Generales: satisfacen intereses coincidentes.


- Particulares: satisfacen intereses contrapuestos.
Juan Ignacio Décimo

La costumbre internacional es también un acto jurídico porque ella se constituye como norma
jurídica cuando a la materia o práctica, la asume la intencionalidad jurídica de las Personas
Internacionales.

2) ACTOS UNILATERALES

Son aquellos actos jurídicos constituidos por una sola Persona Internacional. Según Verdross,
los actos jurídicos internacionales unilaterales requieren recepción, pero no aceptación,
puesto que la consecuencia jurídica se produce en el instante mismo de llegar la declaración a
su destinatario.

Para ser acto jurídico, debe satisfacer todas las exigencias para que un acto humano pueda ser
jurídico.

Los actos unilaterales pueden producirse no solamente por Estados, sino también por otras
Personas Internacionales, como la Iglesia Católica, la Soberana Orden de Malta, las
Organizaciones Internacionales, etc.

Los actos jurídicos internacionales unilaterales general derechos internacionales para el


productor de los mismos, o para el destinatario. En el primer caso el efecto es transitorio en
tanto subsista la voluntad del agente. En el segundo caso, el efecto es definitiva.

Los principales actos internacionales unilaterales son:

1) El reconocimiento: es el acto jurídico internacional unilateral por el cual una Persona


Internacional declara que conoce y acepta a una situación internacional susceptible de
producir efectos jurídicos internacionales. Una vez notificado, el reconocimiento no
puede ser modificado ni retractado, pues otorga al destinatario un derecho y sobre los
derechos ajenos no tiene autoridad el agente.
2) La protesta: una Persona Internacional declara que conoce y no acepta una situación
susceptible de producir efectos jurídicos internacionales. La protesta admite
retractación.
3) La retractación: es el acto jurídico internacional unilateral, por el cual una Persona
Internacional declara que retira una posición generadora exclusivamente de derechos
para sí. Implica una situación jurídica previa de afirmación de un derecho, situación
que se revisa y se modifica.
4) La renuncia: es el acto jurídico internacional unilateral por el cual una Persona
Internacional declina un derecho. Opera con prescindencia de toda situación anterior.
5) La notificación: es el acto jurídico internacional unilateral, por el cual una Persona
Internacional hace saber a otra la existencia de una situación susceptible de producir
efectos jurídicos internacionales. La notificación no es susceptible de retractación y su
efecto es definitivo.
6) El silencio: es el acto jurídico internacional unilateral por el cual una Persona
Internacional se abstiene de todo pronunciamiento ante la notificación que le
efectuara otra Persona Internacional, o ante un hecho de público y notorio
conocimiento. El silencio puede retractarse.
UNIDAD N° 9

7) La promesa: es el acto jurídico internacional unilateral por el cual una Persona


Internacional declara que adoptará, en el futuro, una conducta internacional
determinada, susceptible de producir efectos jurídicos internacionales. La promesa no
admite retractación en la medida en que genere derechos en los destinatarios, pero en
principio, por pura expresión de la soberanía, puede rectificarse.

Baquero Lazcano no acepta que los llamados por Verdross negocios unilaterales dependientes
sean varaderos actos unilaterales.

Tampoco es un acto jurídico internacional unilateral:

- La adhesión
- La objeción a la reserva
- La denuncia de un tratado, entendida esta en sentido amplio: ataque de nulidad, el
planteo de conclusión y el de suspensión.

3) TRATADOS INTERNACIONALES

La Convención o Tratado es la manifestación de voluntad común de una pluralidad de


personas internacionales sobre un objeto lícito posible, con el fin inmediato de crear, conservar,
modificar, transferir o extinguir derechos u obligaciones internacionales.

a) Causalidad material: objeto posible y licito


b) Causalidad formal: manifestación de voluntad común o forma
c) Causalidad eficiente: pluralidad de personas internacionales (agentes)
d) Causalidad final: regular jurídicamente sus relaciones.

CLASIFICACIÓN

 Celebración y entrada en vigor

La constitución de la voluntad concordante, se concreta en un proceso que adopta varios


momentos:

1) La negociación: cuya culminación es la adopción del texto, que se concreta por


unanimidad en la negociación ordinaria o por 2/3 de los presentes y votantes. El texto
adoptado implica ya un principio de voluntad común. La adopción del texto se firma
aunque sea ad referéndum o se rubrica.
2) El consentimiento: del gobierno de un Estado es obligarse por el Tratado, aunque ad
referéndum de su aprobación popular.
3) La ratificación: es la aprobación por el pueblo del tratado celebrado por su Gobierno.
la ratificación es lo mismo que la aprobación una y otra constituyen la aceptación del
acuerdo internacional.
Si ese consentimiento se manifiesta por la sola firma del representante
gubernamental, el tratado se da en forma simplificada.
Si el consentimiento se opera por ratificación (aceptación o aprobación) el tratado se
da en buena y debida forma.
Juan Ignacio Décimo

Las otras dos vías previstas por las Convencionales o sea el canje instrumental y la
adhesión implican la aprobación popular en el primer caso y la integración en el
segundo caso, del adherente, a la voluntad concordante.
La adhesión es una aceptación ulterior al convenio.

Los tratados comienzan a existir desde la declaración forma de voluntad común, aunque no
estén vigentes, o sea aunque no produzcan los efectos propios de sus estipulaciones.

RESERVA

La reserva no es un acto jurídico unilateral como la define la Convención de Viena, tanto 1969
como 1986. La reserva no produce efectos jurídicos por sí sola. Necesita del consentimiento de
los demás signatarios, sea un consentimiento previo, posterior o tácito.

La reserva es un elemento integrante de la voluntad común del tratado.

La reserva se ordena a formar la voluntad común y la finalidad del acto es lo que le da unidad.
No hay pues, acto unilateral, sino que es un acto que se integra al acto único constitutivo de la
voluntad colectiva creadora del tratado internacional.

 Aplicación, interpretación, enmienda y modificación

Una vez vigente un tratado internacional, y sin perjuicio de su eventual nulidad, genera los
derechos y obligaciones que sus cláusulas estipulan, hasta su extinción. Ambas Convenciones
contienen 5 artículos que resumen la normativa jurídica en la materia:

1) “Todo tratado obliga a las partes y debe ser cumplido por ellas de buena fe” (art. 26).
Este es el ámbito personal de aplicación de los tratados: las partes.
2) “Las disposiciones de un tratado no obligarán a una parte respecto de ningún acto o
hecho que haya tenido lugar con anterioridad a la fecha de entrada en vigor…” (art.
28). Salvo acuerdo en contrario, desde luego.
Este es el ámbito temporal de aplicación del tratado. Se consagra la irretroactividad.
3) “Un tratado será obligatorio para cada una de las partes por lo que respecta a la
totalidad de su territorio” (art. 29).
Este es el ámbito espacial de aplicación.
4) “Un tratado no crea obligaciones ni derechos para un tercer Estado (o una tercera
organización) sin el consentimiento de ese Estado (o de esa organización)” (art. 34)
5) “Un tratado podrá ser enmendado por acuerdo entre las partes” (art. 39)
Es la simple aplicación de la regla o principio “pacta sunt servanda”. La voluntad
misma de la Convención, siempre puede modificarse por sí misma o sea por voluntad
común de las partes.

 Nulidad

La nulidad de un tratado puede darse por:

a) Vicios el consentimiento
b) Insuficiencia de la capacidad
UNIDAD N° 9

c) Objeto ilícito

El efecto de la nulidad es, en principio, la invalidez no sólo de los actos futuros, sino también de
los actos pasados, con dos excepciones:

- La restitución de la situación se hará en la medida de lo posible


- Los actos de buena fe no se presumen ilícitos, aunque no beneficiara al culpable de
dolo, corrupción o coacción.

 Terminación

La terminación de un tratado internacional, se opera siempre por extinción de la voluntad


común y concordante, aunque a veces, parezca otro el motivo.

Las causas de terminación o pérdida definitiva de vigencia de un tratado son las siguientes:

1) Acuerdo unánime.
Este acuerdo puede estar anticipado.
Más aun, este acuerdo puede resultar tácitamente de la interpretación de la intención
de las partes o de la naturaleza del convenio, en cuyo caso la denuncia debe
efectuarse 12 meses antes.
También se da este acuerdo, por celebración de tratado posterior incompatible con el
anterior.
2) Retiro de la voluntad de una parte, por violación grave, lo que faculta (no obliga) a la
otra parte a denunciar el convenio. Tal denuncia significa acuerdo para extinguir la
voluntad común y concordante, aunque no se acepte la ilicitud de la conducta
violatoria. Denunciado el tratado, ya no se puede reclamar su cumplimiento. Lo
contrario si es posible.
3) Extinción no culpable de objeto indispensable. La voluntad común y concordante se
extingue, por desaparición o destrucción definitiva de tal objeto. Este cambio no
autoriza al culpable.
Definitivo quiere decir sin posibilidad de recuperación.
Destrucción quiere decir extinción física.
Desaparición quiere decir que el objeto queda fuera del conocimiento y alcance de las
partes.
4) Cambio fundamental de las circunstancias existentes al tiempo de constituirse la
voluntad común y concordante. Este cambio no autoriza al culpable, a pedir la
terminación. El efecto de la terminación es el cese de los efectos jurídicos futuros,
pero no de los anteriores.

 Suspensión de la aplicación de los tratados

La suspensión se diferencia de la terminación en que no extingue a la Convención, sino que


temporalmente deja de producir efectos. La suspensión depende exclusivamente de la
voluntad común y concordante.

 Procedimiento en los casos de nulidad, suspensión y terminación.


Juan Ignacio Décimo

1) Notificación escrita: de la pretensión a las demás partes, medidas a adoptar y


fundamentos, con plazo no menor a 3 meses.
2) Respuesta de la contraparte: si opta por el silencio hay aceptación tácita, pero si
formula objeción, quedan ambas partes obligadas a los medios pacíficos de solución
de los conflictos internacionales.
3) Naturaleza jurídica:

 Depósito y registro

Al celebrar un tratado los Estados negociadores deben designar al “depositario” del tratado. El
depositario podrá ser uno o más Estados, una organización internacional o el principal
funcionario administrativo de la organización internacional (ej: Secretaria General). Este
procedimiento es común cuando se trata de tratados multinacionales.

Las principales funciones del depositario son:

- Custodiar el texto original del tratado


- Extender copias certificadas del tratado
- Recibir y custodiar todos los instrumentos relativos al tratado
- Examinar si los instrumentos están en debida forma
- Registrar el tratado en la Secretaria de las Naciones Unidas

Integra el campo de la forma, es la entrega a una sede convencionalmente prevista.