Está en la página 1de 31

ACTOS

DE
COMERCIO
INTRODUCCIÓN

El presente trabajo desarrolla el tema de los actos de comercio, en el cual nos


muestra su origen, su evolución a través del tiempo y las diferentes doctrinas
que tratan este tema, y su situación actual.

En primer término en el Capítulo Primero desarrollamos el tema referido al


comercio y los comerciantes en general. El comercio es en nuestro trabajo una
actividad desarrollada por los hombres con la finalidad de obtener aquellos
bienes que por su naturaleza no podemos producir todos y que tiene como
finalidad la mediación entre los productores y los consumidores, no siendo
necesaria la finalidad lucrativa. Y los comerciantes son aquellas personas
individuales o colectivas que tienen la capacidad reconocida para ejercer estos
actos, que lo ejercen como una profesión, de manera habitual y asumiendo las
responsabilidades que generan sus relaciones con sus clientes, o sea, en
nombre propio.

En el Capítulo Segundo tratamos el tema de los aspectos doctrinales del acto


de comercio, entre los que se encuentran las opiniones de los juristas en
relación al tema, como Rocco, Martínez Val, Bolaffio, Ripert, etc., quienes
presentan conceptos a veces diferentes y por ello es que no se ha llegado a un
concepto uniforme del acto de comercio. Además, se mencionan los
antecedentes de los sistemas objetivos y subjetivos del acto de comercio, que
son el código de comercio francés de 1807 y el código alemán de 1897.

En el Capítulo tercero hablaremos acerca de la clasificación de los actos de


comercio; debemos decir que este tema es algo complicado ya que no hay un
acuerdo general acerca de qué actos deben considerarse comerciales, por lo
que hemos decidido exponer los puntos de vista de autores argentinos,
chilenos, colombianos, españoles y peruanos; y con ello tratar de llegar a un
acuerdo acerca de la división de estos actos.

En el Capítulo Cuarto desarrollamos acerca de la legislación sobre los actos de


Comercio. En primer término hacemos mención el Código de Comercio, en el
cual mencionamos el Código de Comercio de 1902 y las tendencias hacia la
unificación entre el Código de Comercio y el Código Civil. Luego hacemos una
amplia referencia del Código Civil.

Y por ultimo en el Capitulo Quinto, mostramos la jurisprudencia nacional


mediante el cual se ha resuelto los litigios referentes a los actos de comercio.
En este caso se muestra la sentencia del tribunal constitucional en los casos
que trata sobre la continuación o cese de la actividad comercial por diversos
motivos.
INDICE

Contenido
INTRODUCCIÓN ............................................................................................................................. 1
INDICE............................................................................................................................................ 4
ACTOS DE COMERCIO......................................................................Error! Bookmark not defined.
1. DEFINICION............................................................................................................................ 5
2. EL COMERCIO ........................................................................................................................ 6
1.1. APARICION Y DESARROLLO DEL COMERCIO ..................................................................... 7
1.2. CLASIFICACION DEL COMERCIO ........................................................................................ 8
1.3. EL COMERCIANTE .............................................................................................................. 9
2. CARACTERISTICAS................................................................................................................ 11
2.1. TENER CAPACIDAD PARA EJERCER EL COMERCIO .......................................................... 11
2.2. REALIZAR LOS ACTOS DE COMERCIO EN NOMBRE PROPIO............................................ 12
2.3. REALIZAR LOS ACTOS DE COMERCIO HABITUALMENTE: ................................................ 13
2.4. EL PROPOSITO DE OBTENER LUCRO:............................................................................... 14
2.5. CLASES DE COMERCIANTE............................................................................................... 14
3. EL ACTO DE COMERCIO ....................................................................................................... 15
4. SUJETOS DEL DERECHO MERCANTIL ................................................................................... 16
5. Diferentes actos comerciales .............................................................................................. 18
5.1. Origen del Acto de Comercio: ......................................................................................... 19
6. CALSIFICACION DE LOS ACTOS DE COMERCIO .................................................................... 22
6.1. ACTOS DE COMERCIO OBJETIVOS: .................................................................................. 22
8. LEGISLACION SOBRE ACTOS DE COMERCIO ........................................................................ 29
CONCLUSIONES ........................................................................................................................... 30
BIBLIOGRAFIA .............................................................................................................................. 31
1. DEFINICION

Un acto de comercio será aquella acción que un individuo o empresa lleva a


cabo y por la cual concreta la compra de un bien, un producto, o en su defecto,
la adquisición de los derechos de los mencionados, a partir del pago de una
suma de dinero acordada con quien vende, que será hasta ese momento el
dueño o poseedor de los derechos del bien en cuestión.

Cabe destacarse que el objetivo final que se persigue a través del acto de
comercio es la obtención de un beneficio económico. En tanto, la ganancia
económica que se perciba quedará materializada desde el mismo momento en
el cual se consigue la disposición del bien y también podrá verse incrementada
si sobre el bien se efectúa una modificación que hace crecer el valor que se
pagó por él. Tal accionar se efectuará en el marco de una normativa
especializada, vigente, cada país dispone de una propia en función de sus
características y que guiará al acto.

Entre los actos de comercio más corrientes podemos citar los siguientes: la
compra de bienes muebles o de derechos inherentes a los mismos, las típicas
operaciones bancarias, la compra venta de artículos, entre otras.

El comerciante es el profesional que dispone de los medios y de la capacidad


de concretar un acto de comercio, ya que presenta un conocimiento
pormenorizado de la ley que regula el intercambio comercial en su país y en el
sector específico en el cual se desempeña. Por tanto no es correcto denominar
como comerciante a aquel que de pronto lleva a cabo un acto de comercio,
porque recibir tal denominación demanda una práctica habitual y el
conocimiento en profundidad del medio comercial.
2. EL COMERCIO

El comercio, entendido en el amplio sentido de actividad económica e


interposición entre el que ofrece y el que demanda para realizar o facilitar la
realización del cambio, obteniéndose generalmente un lucro. Así queda claro
que el comercio es una actividad o conjuntos de actividades, que tienen como
objetivo “ el cambio de bienes o servicios que están en el dominio de los
hombres y que son necesarios para la satisfacción de las necesidades
humanas” .Y que se desenvuelven , según lo anota Ulises Montoya, en un
doble aspecto:”uno de índole objetiva, consistente en la realización de los actos
de mediación , y otro de índole subjetiva, consistente en el propósito o ánimo
de lucro que persigue quien realiza la función de mediador” .
Lo anteriormente escrito que aparentemente parece reducirse a una sencilla
operación no lo es en el fondo puesto que “pone en juego todos los elementos
de la circulación y se diversifica en una multitud de industrias parciales todas
las cuales concurren al mismo fin: completar la utilidad de los productos
haciendo que estos lleguen al consumidor “.
Para llegar a entender lo que es el comercio debemos forzosamente
detenernos analizar el concepto de cambio, quienes cambian, y que es lo que
cambian. En ese sentido podemos empezar sosteniendo que la distinción entre
productores y consumidores es solamente didáctica, pues, en la realidad todos
somos, directa o indirectamente, productores y, a la vez, consumidores. Así
llegamos a sostener que el cambio es el hecho por el cual cada individuo
consigue los bienes que no produce entregando los que si produce. Sobre el
cambio se dice además que “tiene una enorme importancia como factor de
desarrollo y progreso de los pueblos; pues, gracias a el han salido de su
pequeña economía cerrada casi todos los grupos sociales. Esto, a la vez,
facilita, cada vez más, la división y especialización del trabajo, cuyas ventajas
no hace falta ponderar. Y, por último, la actividad cambiaria es vehículo de
cultura a través de las relaciones que fomenta; baste recordar el importante
papel del comercio a lo largo de la historia”.
Si nos preguntan ahora cuales son las causas y motivos de este fenómeno, la
respuesta necesariamente se da en dos aspectos, estos son:
A. La división social del trabajo, por la cual cada hombre produce un bien o
servicio diferente de los produce los demás.
B. La multiplicidad de necesidades personales, es decir, que todo hombre
solo tiene una necesidad que satisfacer, sino muchísimas, que requieren
de diversos bienes que no produce totalmente el individuo.

1.1. APARICION Y DESARROLLO DEL COMERCIO

Cuando el hombre, en su desarrollo como especie abandona la vida nómada y


errante empieza el gran paso al sedentarismo, luego a la conformación de
sociedades que cada vez se hallaban mejor organizadas y estructuradas así
como a la distinción en grupos familiares. En esta misma proporción aparece
para el hombre nuevas necesidades que por si solo, aislado de otros grupos no
podría satisfacer, y que cada vez se hacían más intensas y más importantes de
satisfacer. Estas necesidades ya no solo eran las básicas de alimentación sino
que el ser humano buscaba algo más que simplemente sobrevivir. Aparece de
esta manera la forma primaria del trueque, que no tiene una función de
mediación, sino más bien de intercambio de unos bienes por otros.
A través de los desarrollos el hombre logra organizar más efectivamente las
sociedades y los pueblos. De esta manera pueden ampliar sus mercados para
los productos intermedios y finales; los hebreos, indios, fenicios, chinos, etc.,
pueblos que mas se distinguieron en el comercio, perfeccionaron su sistema de
transporte terrestre y marítimo para llegar cada vez mas lejos con sus
mercancías y traer consigo nuevos productos desconocidos en la región de
origen, los productores se preocupaban de mejorar la calidad de sus articulo y
los consumidores, de encontrar nuevos medios de adquirir productos
indispensable para la subsistencia humana.
En la medida que se incremento el intercambio de productos, el hombre tuvo
que recurrir a nuevas formas para realizar para realizar el comercio. “La
necesidad de facilitar el intercambio cada vez mas creciente origino la aparición
de determinados elementos que, junto con otros factores han contribuido a
impulsar el comercio para establecer entre los bienes, objeto del cambio, se
crearon las pesas, las medidas y las balanzas. Para evitar las dificultades del
cambio directo se invito la moneda, como medida de apreciación común del
valor de las cosas. Sus características de poco peso, facilidad de manejo y
posibilidad de conservación, generalizaron su uso, dando agilidad a las
transacciones”.
Es así que podemos ver en la actualidad la forma en la que continúan aun
estos procesos de cambio en las diversas actividades relacionadas con al
actividad comercial y las distorsiones que sufre continuamente. Así vemos, por
ejemplo, como es que el Internet ha transformado completamente los
conceptos de mercado y de otros conceptos estrechamente relacionados con
este. Y no solo debemos reducir sus transformaciones a cambios tecnológicos,
sino analizarlos situándonos en el contexto histórico y político que interfiere
decididamente en el comercio; un ejemplo claro de esto son el desarrollo de las
doctrinas económicas que empiezan desde el fisiocratismo, mercantilismo,...,
etc.

1.2. CLASIFICACION DEL COMERCIO

La actividad comercial se clasifica en base a diversos criterios, entre los más


importantes tenemos:
a. Por las personas que intervienen: El comercio puede ser PÚBLICO o
PRIVADO, según si se realiza bajo el control o vigilancia directa o
indirecta del estado o si se realiza y efectúa entre particulares, que son
los únicos interesados en sus operaciones y prescindencia de dicho
control oficial. Pero esto no significa que no haya un interés público en el
comercio privado ya que el estado puede y debe intervenir para velar
porque esto no atente contra los intereses de la sociedad.
b. Por los medios de comunicación o de transporte: Los diferentes medios
que emplea el comerciante para facilitar el transporte de productos
dentro y fuera del país pueden ser el FLUVIAL, el TERRESTRE, el
MARÍTIMO y el AEREO.
c. Por el volumen o importancia de las relaciones mercantiles: El comercio
puede realizarse AL POR MAYOR y AL POR MENOR, el comerciante se
abastece en cantidades mayores en el sector producción para distribuir
a los consumidores en pequeñas cantidades.
d. Por el objeto: Cuando se entrega o recibe un bien o recibe un bien o
servicio, media el dinero. Este puede ser AL CONTADO, es decir que al
momento de entregar el bien se recibe dinero en efectivo
inmediatamente ; o también puede ser a crédito , cuando al momento de
entregar el bien no se recibe dinero en efectivo sino una letra de cambio,
un pagare, ... etc.
e. De acuerdo a la observancia o no de las leyes el comercio puede ser
LICITO o ILICITO.
f. Según la procedencia de las mercaderías pueden ser de
IMPORTACIÓN O EXPORTACIÓN si entran o salen del territorio
nacional.
g. Según la época en la que se desarrolla puede ser de guerra o de paz
h. El comercio puede ser libre o de monopolio según la cantidad de
ofertantes en el mercado.
i. Comercio por cuanta propia, cuando los comerciantes son los
propietarios de los productos que venden, por haberlos adquirido para
tal fin.

1.3. EL COMERCIANTE
Al respecto de este tema, Ulises Montoya, diferencia dos conceptos de quien
es en realidad un comerciante.” Desde el punto de vista económico, es
comerciante quien hace de la actividad comercial una profesión, bien sea
porque dirige directamente un establecimiento mercantil, o porque presta
servicios como factor empleado de un comerciante individual, como apoderado,
directo o gerente de una sociedad mercantil.
Jurídicamente el concepto de comerciantes es más restringido. Solo se reputa
comerciante a quien actúa para si y no para otros en actividad mercantil,
adquiriendo los derechos y asumiendo las obligaciones que de ella derivan”.
Nuestro aun vigente código de comercio de 1902 precisa la condición de los
comerciantes en estos términos:
Art. 1...- Son comerciantes, para los efectos de este código:
a. Los que teniendo capacidad legal para ejercer el comercio, se dedican a
él habitualmente.
b. Las compañías mercantiles o industriales que se constituyen con arreglo
a este código.
A decir de Bollafio: “comerciante es quien asume una posición económica
especial en su condición social, condición productiva de consecuencias legales.
La calidad de comerciantes es el resultado del ejercicio profesional de actos
comercio, es una carrera, posición social y económica”. Este concepto a pesar
de sus obvias limitaciones sigue siendo valido y aceptable.
Actualmente se han introducido innovaciones terminologicas, en los que se
emplea ya en forma equivalente las expresiones: comerciantes, empresario,
empresario mercantil, empresario individual y empresario mercantil individual. Y
además se estima que tales expresiones contienen también al empresario
industrial (GARRIGUES).
Existe también una tendencia doctrinal que niega la naturaleza o condición
mercantil del pequeño empresario, bao la explicación de que “no dispone de
una media o gran empresa” (BROSETA).
Entre ambas posiciones hay que intentar configurar un concepto valido, a la
vez doctrinal y legal, según nuestro Derecho positivo.
Langle nos recuerda que comerciante es el que comercia y comerciar es,
según la definición de la real academia de lengua española,” Negociar
comprando o vendiendo o permutando géneros. Pero en el derecho comercial
no nos sirve esta definición por ser demasiada estrecha y no contemplar ciertos
requisitos legales, imprescindibles para completar el concepto.
Existe otra definición dada por el profesor Uria: “Empresario individual es la
persona que ejercita en nombre propio, por si o por medio de representantes,
una actividad constitutiva de empresa “.
A pesar de que nuestro código de comercio de 1902 menciona en su primer
articulo que la calidad de comerciante no sirve por si solo para delimitar el
concepto, ni aun en el sentido puramente legal y no doctrinal, porque como
observa Garrigues “no conviene solo a lo definido”(hay personas que
ejerciendo efectivamente el comercio no son comerciantes, sino auxiliares) y
por el contrario ” excluye a personas que son comerciantes”( aunque no
ejercen el comercio por si ,sino por medio de representantes legales).El
precepto que comentamos omitió además, la nota jurídica diferenciadora :
Ejerce el comercio ”en nombre propio”. Y de ahí dimana toda la dificulta de
construcción de un concepto valido sobre el articulo citado. Existe una
definición conseguida por el profesor Espejo de Hinojosa: “son comerciantes(o
empresarios individuales, decimos ahora) las personas individuales que, con
capacidad legal y en nombre propio se dedican habitualmente a realizar actos
de comercio “.
“En referencia al concepto jurídico del comerciante individual, el C. de C.
señala dos notas configurativas : Una , las capacidad, elemento tomado del
Derecho civil , y otra, determinada por un elemento de carácter real, como es la
realización de una serie de actos comerciales practicados en forma habitual y
repetidos constantemente y no en forma ocasional o esporádica. No establece
el código diferencias en cuanto el volumen o significación económica de las
actividades que se ejercen “.
También observa, Ulises Montoya, que la definición es insuficiente, “ porque
hay personas que, no obstante tener capacidad legal para ejercer el comercio y
ejercerlo efectivamente no son comerciantes, tal ocurre con el personal auxiliar
del comerciante como el factor, el dependiente, el apoderado, etc. En general o
los directores, gerentes y administradores de las sociedades que ejercen el
comercio pero no a nombre propio sino a nombre del comerciante individual o
colectivo “. Los mandatarios o representantes legales de quienes ejercen el
comercio no son, pues, comerciantes, resultando de este modo que el código a
omitido agregar, con nota configurativa de la calidad de comerciantes, que el
ejercicio de comercio sea en nombre propio.

2. CARACTERISTICAS

2.1. TENER CAPACIDAD PARA EJERCER EL COMERCIO

Nuestro código de comercio de 1902 menciona en sus artículos 3, 9 y 5, lo


siguiente:
Existiría la presunción legal del ejercicio habitual del comercio desde que la
persona que se proponga ejercerlo anunciare por circulares, periódicos,
carteles, rótulos expuestos al publico de otro modo cualquiera, un
establecimiento que tenga por objeto alguna operación mercantil.
Pueden ejercer el comercio mayores de 21 años y los menores de edad
legalmente emancipados, que tengan la libre disposición de los bienes. Del
código de comercio alude a tres situaciones: ser mayor de edad, ser menor
legalmente emancipado y tener la libre disposición de bienes. Conforme a las
reglas del código civil la mayoría de edad se adquiere a los 18 años (Art.42) y
el menor podría ser legalmente emancipado o emanciparse a partir de los
dieciséis años (Art. 44). Lo mismo dispone el Art.30 de la constitución de 1993.
En cuanto a la libre disposición de los bienes, supone la posibilidad de realizar
respecto de ellos todos los actos permitidos por la ley, puesto que en el
ejercicio de la actividad comercial puede comprometerse el destino de los
bienes”.
La capacidad para ser comerciante se atribuye sin distinción de sexo, tal como
ocurre en la capacidad civil. Tampoco existe distinción entre nacionales y
extranjeros, pues según la constitución en el primer párrafo del artículo 63:” La
inversión nacional y extranjera se sujetan a las mismas condiciones. La
producción de bienes y servicios y el comercio exterior son libres. En tanto el
Art. 71: “En cuanto a la propiedad, los extranjeros, sean personas naturales o
jurídicas están en la misma condición que los peruanos sin que en caso alguno
puedan invocar excepción ni protección diplomática; con la excepción de que
dentro de cincuenta kilómetros de las fronteras, los extranjeros no pueden
adquirir ni poseer por título alguno , minas, bosques, tierras, aguas,
combustibles, ni fuentes de energía, directa ni indirectamente , individualmente
ni en sociedad , bajo pena de perder, en beneficio del estado, el derecho así
adquirido .Se exceptúa el caso de necesidad publica expresamente declarado
por el decreto supremo aprobado por el consejo de ministros conforme a ley.

2.2. REALIZAR LOS ACTOS DE COMERCIO EN NOMBRE


PROPIO
Pues de este modo el comerciante se vincula con las personas con las cuales
contrata. Así, por ejemplo, una persona puede tener un establecimiento abierto
al público en nombre propio; pero ejercer el comercio por cuenta ajena, y como
es natural las personas con las cuales contrata tienen interés en hacer
responsable de las obligaciones contraídas al dueño del establecimiento. Por
eso la doctrina moderna, así como muchas legislaciones exigen que el
comerciante practique en nombre propio los actos de comercio, pues de lo
contrario se volverían inciertas las relaciones mercantiles, ya que habría que
estar investigando en cada caso quien es el que debe responder por las
obligaciones contraídas. Para adquirir la calidad de comerciante, es indiferente
que el comercio se ejerza personalmente o por medio de un mandatario, Lo
que se requiere es que se use el nombre de la persona que lo ejerce; y éste en
su propio nombre asuma las obligaciones y derechos que derivan del comercio
que ejerce frente a los terceros con quienes contrate. “La palabra ejercer que
se emplea en el código no debe pues tomarse en el sentido material de
ejecutar, sino que significa asumir responsabilidades por el uso de la firma
propia en los actos de comercio “.

2.3. REALIZAR LOS ACTOS DE COMERCIO


HABITUALMENTE:
Es decir, estos actos deben practicarse como una profesión, como un medio de
vida, como fuente recursos aunque no sea la principal ni la única .Por ejemplo,
un individuo puede pagar sus jornales en cheque al banco, pero ese sujeto por
la sola realización de esos actos no adquiere la calidad de comerciante, por
que no los realiza como un medio de vida sino para cumplir sus obligaciones.
En cambio un banquero que emite cheques y descuenta letras, como esa es su
profesión, si es un comerciante en el sentido jurídico de la palabra. La
habitualidad es la cualidad o condición social que asume el que realiza actos
de comercio en nombre propio, a fin de manifestar la intención que tiene de
buscar en la ejecución de dicho acto un provecho permanente.
La calidad de comerciante no se desprende, pues, de la simple practica
ocasional de actos mercantiles. Es necesario que esta práctica sea profesional,
que la intención de conseguir un beneficio se desprenda del ejercicio
continuado de actos de comercio, que el comerciante emplee sistemáticamente
su actividad, o la de sus representantes, en una serie continúa de negocios. Ya
Baldao afirmaba que “la mercancía no hace al mercader, sino su profesión y
ejercicio”. Bedarri DICE: “si no concurriera el requisito de la habitualidad nos
expondríamos a no tener más que comerciantes en todas las clases de la
sociedad, porque no hay individuo que no haya suscrito una letra de cambio o
realizado algunas operaciones con capitalistas o banqueros”.
Nuestro código de comercio se remite a una presunción para determinar la
habitualidad; en su Art. 3 prescribe: “Existe la presunción legal de ejercicio de
habitual del comercio.

2.4. EL PROPOSITO DE OBTENER LUCRO:


Los comerciantes al realizar los actos de comercio deben tener el propósito de
obtener un lucro. No es necesario que la ganancia realmente se obtenga, basta
simplemente que exista in mente.
En función de estas cualidades podemos decir que comerciante es la persona
que practica habitualmente actos de comercio entre el que ofrece y el que
demanda, con el fin de lucro, ganancia o beneficio. Como los actos de
comercio se juzgan con criterio objetivo, el comercio puede ser ejercitado por
cualquier persona, pero la practica ocasional de actos de comercio no otorga la
calidad de comerciante a quien lo realiza

2.5. CLASES DE COMERCIANTE


De acuerdo con lo establecido por el Art. 1 del código de comercio
podemos decir que los comerciantes pueden ser de dos clases.

2.5.1. COMERCIANTES SINGULARES: Son las personas individuales o


físicas que teniendo capacidad legal para contratar realizan
habitualmente actos de comercio.

2.5.2. COMERCIANTES COLECTIVOS : Son las sociedades o compañías de


comercio.
El estado tiene como fin primordial satisfacer las exigencias públicas, salvando
las deficiencias de las instituciones sociales, pero puede, en algunas ocasiones
ejercitar actos de comercio. El estado actúa como comerciante cuando al
ejercitar el comercio se propone como fin inmediato obtener un lucro; como
cuando administra un ferrocarril para obtener rentas, o cuando se reserva la
explotación de ciertas industrias o productos como la sal, el guano, cigarrillos.
Lo mismo puede decirse de las corporaciones como la beneficencia publica,
que realiza con el ramo de las loterías acto de comercio. Al respecto Ulises
Montoya escribe :” Admitido que el acto de comercio es tal sin que su carácter
dependa de que sea realizado por un comerciante, cabe la posibilidad de que
el estado y las corporaciones o entidades de derecho publico los practiquen
quedando por este hecho sometidos a las disposiciones del Código de
Comercio y de las demás leyes de la actividad privada, bien sea que tales
actos se realicen directamente, o mediante servicios públicos descentralizados
, o por empresas estatales, o mediante la participación del estado en las
sociedades de economía mixta”.Esta diferencia de criterio es fácilmente
explicable . Como sabemos el comercio engendra relaciones de carácter
estrictamente jurídico, que caen todas, dentro del campo de las obligaciones o
de los contratos. Según las legislaciones, son diferentes los conceptos que
priman acerca de lo que se entiende por comerciante, pero estos matices se
verán mas adelante en un capitulo aparte.

3. EL ACTO DE COMERCIO

El comercio es una de las actividades económicas más viejas y clásicas que


practica la humanidad para lograr de ella un rédito económico. A partir del
mismo y abonando el correspondiente valor asignado, es plausible el
intercambio de bienes, de valores y hasta de servicios, que por un lado
satisfacerán las necesidades de un consumidor y por el otro le reportarán un
rédito económico a quien las vende, comercializa.

La definición del acto de comercio no es unitaria, puesto que los juristas


que han tratado este tema, toman como punto de partida criterios
diferentes para elaborar un concepto. Lo más adecuado es citar las
definiciones mas significativas para tener una mejor idea al respecto
Según Martínez Val, los actos de comercio son aquellos hechos que
producen efecto en el ámbito jurídico mercantil, comprendiéndose tanto
los que dependen de la voluntad de los hombres (actos propiamente
dichos), como también aquellos acontecimientos independientes de la
voluntad humana que tienen realidad en el mundo exterior, pero que de
alguna manera producen tales efectos (un naufragio). Autores como
Avilés, despojan al concepto de acto de comercio de esta última
característica, definiéndolos como “hechos voluntarios que originan
relaciones regidas por el Derecho Comercial”.
Para Sergio Le Pera, acto de comercio es aquél al cual se le imputa las
siguientes características:
Que el juzgamiento del acto corresponda a los tribunales de comercio.
Que someta a quien lo realiza habitual o profesionalmente a un régimen
especial, denominado “estatuto del comerciante”.
Que el acto esté regulado total o parcialmente por una ley distinta de la
común.
Jean Escarra dice que acto de comercio es el realizado por una
empresa. Pedro Flores Polo lo define como el acto jurídico que origina o
promueve la aplicación de las leyes comerciales y se caracteriza por la
concurrencia de notas peculiares como la intermediación entre
productores y consumidores.
Finalmente, Carlos López Rodríguez considera como acto de comercio,
a todo acto de intermediación entre la producción y el consumo de
mercaderías.

4. SUJETOS DEL DERECHO MERCANTIL

Las relaciones jurídicas mercantiles como toda relación jurídica se


constituyen con dos sujetos o más. El sujeto activo es el investido del
derecho subjetivo, el sujeto pasivo es aquél sobre el que pesa el deber o
la obligación.

Con relación al derecho comercial el problema concreto es saber quién o


quiénes, pueden ser sujetos de las relaciones jurídicas mercantiles,
pudiéndose enfocar la cuestión desde un doble punto de vista: a) según
la naturaleza jurídica del ente que constituye la relación, y b) según las
modalidades con que las relaciones jurídicas mercantiles suelen
constituirse.
a) Naturaleza jurídica del ente que constituye la relación: Aún
cuando el hombre sería sujeto de derecho, por necesidades prácticas
se han creado sujetos colectivos, incluidos dentro del concepto de
persona y que pueden ser también sujetos de las relaciones
jurídicas. Por lo tanto, podemos decir que pueden serlo las personas
físicas o jurídicas.

b) Modalidades con que las relaciones jurídicas mercantiles


suelen constituirse: Nuestro código ha estructurado la materia
mercantil con criterio objetivo. Ha establecido una serie de actos
objetivos de comercio (por su naturaleza, por conexión, por
disposición de la ley, bilateral o unilateralmente comerciales) que
originan relaciones jurídicas mercantiles entre personas que pueden
o no, ser comerciantes.

c) Personas físicas no comerciantes: realizan esporádica y


ocasionalmente actos de comercio. Así pues, la capacidad de las
personas no comerciantes para realizar ocasionalmente actos de
comercio se rige por el derecho civil.

d) Personas jurídicas no comerciantes: cabe distinguir entre las de


derecho privado y las de derecho público. Estas últimas son, según
el Código, las entidades autárquicas, la Iglesia Católica, el Estado
Nacional, los Municipios. Dentro de la categoría de entidades
autárquicas se puede citar los Bancos oficiales, etc.

No cabe confundir los establecimientos públicos (organismo


autárquicos del Estado que atienden servicios generales,
respondiendo a un fin de utilidad común, que gozan de cierta
autoridad o imperium en el ejercicio de su gestión, rigiéndose en
cuanto a su constitución y actividad por el derecho administrativo)
con los establecimientos de utilidad pública, (entes de derecho
privado que, por concesión del Estado, atienden la explotación de
ciertos servicios públicos, teniendo como finalidad el lucro privado
que marca la diferencia con la anterior categoría. Se rigen por el
derecho administrativo en las relaciones con el poder otorgante de la
concesión y en su constitución, funcionamiento interno y relaciones
con los particulares, se rigen por el derecho privado).

Los establecimientos públicos, como personas jurídicas de derecho


público, pueden realizar actos de comercio y su capacidad se rige por
las normas de derecho público, pero dado que el Estado -por esencia-,
no persigue fines de lucro privado sino objetivos de beneficio general, no
puede adquirir la calidad de comerciante. El Estado y los
establecimientos públicos pueden realizar actos de comercio aislados y
también pueden ejercerlos habitualmente sin adquirir por ello la calidad
de comerciantes.

En cuanto a los establecimientos de utilidad pública, como personas


jurídicas de derecho privado, pueden realizar actos aislados de comercio
y en tal caso, si la entidad es de carácter civil, su capacidad se regulará
por las normas de derecho civil. Si se dedican a ejercer
profesionalmente actos de comercio (por ej. el transporte) adquirirán la
calidad de comerciantes y quedarán sujetos, también en cuanto a su
capacidad, a las normas de derecho mercantil.

5. Diferentes actos comerciales


Se pueden establecer muchas clasificaciones dentro de las actividades
comerciales, las mismas se realizan en base a diversos criterios, los cuales
pueden ser:
 Público o privado: si se tiene en cuenta a las personas que intervienen
en el acto. Si se realiza habiendo un control directo del Estado será
público; de lo contrario, será privado, lo cual no significa que el Estado
no vele por los derechos de cada una de las partes, sino que no tiene
intereses en dicha operación;
 Fluvial, terrestre, marino o aéreo: de acuerdo al medio que el
comerciante utiliza para transportar el producto y el tipo de comunicación
que existe entre las partes;
 Al por mayor o menor: dependiendo del volumen del producto. Por
ejemplo: el comerciante que tiene un negocio de venta de alimentos
compra en grandes cantidades a un proveedor (al por mayor) y luego
vende en pequeñas cantidades a los particulares (al por menor);
 Al contado o a crédito: si se tiene en cuenta la forma de pago con la que
se realiza el intercambio. Si el que compra paga con dinero o cheque se
dice que paga al contado (el pago se realiza al instante) y si lo hace con
tarjeta de crédito o pagaré será a crédito (se realizará el pago al finalizar
el mes);
 Lícito o ilícito: de acuerdo con grado de observancia de las leyes
vigentes de comercio. Si no se respetan, se dice que es ilícito y si lo
hacen, será un acto comercial lícito;
 De importación o exportación: con respecto al lugar de procedencia
del producto, sea del territorio nacional o del extranjero;
 Libre o monopólico: si se tiene en cuenta qué cantidad de ofertantes
existen en el mercado. Si existe un sólo proveedor, entonces estaremos
frente a un acto de monopolio; si existen muchos comerciantes
ofreciendo un mismo producto y compitiendo en el mercado, se dice
que es un acto comercial libre.
Es importante que los participantes en un acto comercial tengan total
capacidad para ejercer dicho comercio; la misma puede conocerse si se tiene
en cuenta la ley y la observancia de la misma en el intercambio. Además, de
acuerdo al rubro en el que se esté comercializando deberán tenerse en cuenta
exigencias características de dicho sector.

5.1. Origen del Acto de Comercio:


El origen del acto de comercio se encuentra en las primeras actividades
humanas. En el tiempo de las corporaciones, únicamente se consideraba como
actos de comercio a los que realizan los comerciantes inscritos en las
comunidades (antecedentes del sistema subjetivo); así lo consigna la
ordenanza de 1673. Las controversias surgidas entre los comerciantes se
resolvían en los Tribunales Consulares. Como acto jurídico lícito nace con la
autonomía del derecho mercantil.

5.1.1. Edad Moderna:


Se produjeron avances gracias a la caída de Constantinopla y al
descubrimiento de América, como el surgimiento de la navegación de altura o
travesía, por la invención de la brújula, la aparición de tribunales especiales, en
los cuales se desarrollaban juicios. Estos tribunales eran dirigidos por
comerciantes.

5.1.2. Compilaciones legales:


Ordenanzas de comercio (1673) o Código Savary, en homenaje al autor de la
obra. “El Perfecto Negociante” (1675), que influyó en dicha ordenanza. Fue
redactado por una comisión de magistrados y comerciantes, que aceptaron
tanto los usos locales, así como de otros países.
Ordenanzas de Marina (1681):
Redactadas por una comisión formada exclusivamente por comerciantes
expertos en los usos propios y en el comercio marítimo. Se les conoce con el
nombre de Ordenanzas de Colbert y sirvieron de base al Código de Comercio
francés de 1807.

5.1.3. Hermandades de comerciantes:


Tuvieron su origen en la Edad Media. Se encargaban del desarrollo del
comercio y de su libertad, así como a consolidar el derecho de los
comerciantes para cobrar gravámenes.

5.1.4. Institución Consular:


Cónsul es aquél funcionario que es o llega a ser privativo de comercio. Los
comerciantes de ciudades del Asia Menor, Venecia, se asentaron en Egipto,
estableciendo factorías exoneradas de impuestos, puesto que eran útiles.
También disponían de cuarteles donde residían los comerciantes extranjeros,
los cuales usaban las costumbres propias de sus regiones, de ahí es que era
indispensable que alguien conociera esos usos y los aplicara, éste es el origen
de los cónsules.
El cónsul debía de conocer los sistemas jurídicos vigentes de la época, lo cual
presentaba problemas porque las leyes eran territoriales y cada Estado tenía la
potestad de querer aplicar o no la ley extranjera. A fines del siglo XII, aparece
la teoría de los estatutos, que posibilita la división de la ley: relativa a la
capacidad de las personas y a su estado civil (estatuto personal); relativa a los
bienes (estatuto real). El primero es extraterritorial y el segundo territorial.
Finalmente, se puede decir que lo más destacado que se produjo, fueron el
surgimiento de doctrinas económicas como la del mercantilismo, que dominó
en Europa durante todo el siglo XVI y parte del XVII, pero que fue decayendo a
su vez por la aparición de políticas económicas diferentes, como la fisiocracia y
en especial, el liberalismo, que tendían a dejar de lado la antigua
reglamentación, porque tanto las ideas de los filósofos de la Ilustración, como
la Revolución Industrial, habían marcado un futuro nuevo y más avanzado.
Pero mientras esto sucedía en Francia e Inglaterra, en España durante el siglo
XVIII, se trató de dar un nuevo impulso al mercantilismo, revitalizando las
relaciones mercantiles con sus colonias, como el prohibir las importaciones
competitivas. A este conjunto de medios para mejorar su economía, se les
conoce como “Reformas Borbónicas”.

5.2. Edad Contemporánea:


Se caracteriza por la regulación hecha por parte del Estado hacia el
comerciante, mediante leyes e instituciones apropiadas(a diferencia de la Edad
Media), porque el comercio era visto desde mucho antes como un negocio
nacional. Otro rasgo importante, es que el comercio exterior era realizado por
compañías, puesto que aquél era difícil y costoso para los comerciantes
individuales.

5.3. Actos de comercio por su naturaleza:


Primero, observa Rocco que existen veinticuatro actos de comercio en el
Código y que algunos lo son por su naturaleza intrínseca y otros lo son por su
conexión con los primeros. A los actos de comercio por su naturaleza intrínseca
los reúne en 4 grupos:

5.4. Actos de comercio por conexión:


Actos de comercio por conexión son aquéllos que la Ley declara comerciales
en razón de su vinculación con una actividad mercantil. Se trata de actos que,
por sí mismos, por su naturaleza, podrán ser civiles o mercantiles, pero
advienen en comerciales al relacionarse con un acto mercantil fundamental.
Distingue: actos cuya conexión debe probarse en cada caso. Así por ejemplo,
el mandato, el depósito, el préstamo; actos para los cuales corresponde una
presunción genérica de comercialidad pero que admiten prueba en contrario
(así por ejemplo, los actos realización por comerciantes que se presumen
comerciales salvo prueba en contrario); actos en los cuales se declara la
comercialidad sin admitir prueba en contra. Ejemplo, la letra de cambio.
Después de realizar este examen, Rocco señala que del examen de la
legislación positiva, puede extraerse un concepto de acto de comercio. De
acuerdo al autor, la noción sustancial del acto de comercio sólo puede
obtenerse de los actos intrínsecamente comerciales.
Lo común en todos ellos es “la interposición en la realización del cambio o el
cambio indirecto o mediato”. Concluye definiendo al acto de comercio como
todo acto que realiza o facilita la interposición en el cambio.

6. CALSIFICACION DE LOS ACTOS DE COMERCIO


Los Actos de Comercio se clasifican de acuerdo a lo que determina el artículo 2
del Código de Comercio, a la cualidad de las partes intervinientes y a la
naturaleza del acto en sí mismo en Actos de Comercio Objetivos, Subjetivos y
Mixtos. También se admite una clasificación en base al número de partes que
se obligan en el acto de comercio, en Unilaterales y Bilaterales, o según
coexista la dualidad de la naturaleza civil y mercantil, o prive la mercantil
solamente.

6.1. ACTOS DE COMERCIO OBJETIVOS:

El artículo 2 del Código de Comercio enumera en sus 23 ordinales los Actos de


Comercio, ya de parte de todos los contratantes, ya de parte de algunos
solamente. Con la entrada en vigencia de la Ley de Comercio Marítimo,
quedaron exceptuados los actos enumerados en los ordinales 17 al 22. Se les
denominan Actos de Comercio Objetivos, porque están establecidos en el
Código de Comercio, bastándose a sí mismos, sin necesidad de tener que
recurrir a otros elementos de juicio para poder determinarlos; y porque se toma
en cuenta la sola naturaleza del acto, que es dada por el citado artículo y por
quienes interviene en él.

Loa Actos de Comercio Objetivos pueden consistir en la mera operación


mercantil, como las operaciones de Banco y las de cambio (Ord. 14º, Art. 2
C.Com); en empresas, como organización social y de capital que realiza
actividad comercial, como las fábricas y construcciones (Ord. 5º, Art. 2 C.Com);
en obligaciones de los comerciantes, como en los casos del transporte de
personas o cosas por tierra (Ord. 9º, Art. 2 C.Com.); en contratos mercantiles ,
como en el caso de compra y venta de un establecimiento de comercio (Ord.
3º, Art. 2 C.Com.); y en títulos , como la letra de cambio y el pagaré (Ord. 13º
Art. 2 C.Com.). Y las partes intervinientes pueden ser Comerciantes o No
Comerciantes.

6.2. ACTOS DE COMERCIO SUBJETIVOS:

El artículo 3 del Código de Comercio establece “además actos de comercio,


cualquiera otros contratos y cualquiera otras obligaciones de los comerciantes,
si no resulta lo contrario del acto mismo, o si tales contratos y obligaciones no
son de naturaleza esencialmente civil”. Estos actos de comercio son subjetivos
porque, al contrario de los objetivos, se toma en cuenta para su determinación
la cualidad de comerciante de la parte interviniente, como requisito
fundamental. Pero el acto que se reputa como de comercio por el hecho de ser
parte el comerciante, no puede resultar lo contrario del acto mismo, como
ocurre con la compra de frutos para consumo del adquirente aunque sea
comerciante (Art. 5 C.Com).

6.3. ACTOS DE COMERCIO MIXTOS:


Si los actos de comercio suelen ser objetivos y subjetivos; y pueden ser de
comercio para una parte y no para la otra; es posible su coexistencia con el
acto de comercio a los efectos de la naturaleza de las obligaciones que genera
y de la jurisdicción y la competencia ante la cual quedan sometidos los
conflictos que se deriven. Este es el caso de seguro de vida, que es acto de
comercio para la empresa aseguradora pero no para el asegurado, aunque sea
comerciante, porque la vida no es objeto de comercio (Art. 6 C.Com). La
Cuenta Corriente y el Cheque no son actos de comercio por parte de las
personas no comerciantes, a menos que procedan de causa mercantil (Art. 6
C.Com). Quiere decir, que son actos de comercio para los comerciantes pero
no para quienes no los son. Por consiguiente, puede coexistir en el <acto de
comercio la naturaleza dual civil y mercantil permitida por la ley, razón por la
cual se les denomina Acto de Comercio Mixto.

6.4. ACTOS DE COMERCIO BILATERALES Y UNILATERALES:

Aparte de la clasificación anterior, existen Actos de Comercio Bilaterales y


Unilaterales. Estas dos acepciones se han considerado, generalmente, para
determinar los Contratos Unilaterales y Bilaterales y sus respectivas
consecuencias jurídicas, en cuanto a las obligaciones de las partes. El Contrato
es Unilateral, cuando una sola parte se obliga; y Bilateral, cuando se obligan
recíprocamente (Art. 1134 CC). Loa Actos de Comercio no solamente son
meras operaciones mercantiles, sino obligaciones y contratos mercantiles. En
este sentido, es posible su clasificación , en Unilateral, cuando una sola parte
del Acto de comercio se obliga; y Bilateral, cuando las partes se obligan
recíprocamente.

7. PERÚ
Daremos el punto de vista de tres autores peruanos, empezando con Alberto
Ballon-Landa que clasifica a los actos de comercio de esta manera:
 Subjetivos y Objetivos.- Son subjetivos los actos practicados por una
persona que es comerciante, esto es, que la calidad del sujeto hace
comercial al acto. Son objetivos los que, por su propia naturaleza son
mercantiles, sin tomar en cuenta al sujeto y por lo mismo, pueden ser
realizados por cualquier persona.

 Principales y Accesorios.- Son los principales los que, perteneciendo a la


categoría de los objetivos o subjetivos, están considerados como
esencialmente comerciales; por ejemplo: el contrato de sociedad o
compañía, el de cuenta corriente, el de transporte, etc. Y son accesorios
los que, sin ser esencialmente comerciales, adquieren tal carácter por
hallarse íntimamente vinculados a algún acto principal, como los actos
preparatorios al establecimiento de un negocio, consistentes por
ejemplo, en la compra de escaparates, el contrato de alquiler de un
local, etc.

Ulises Montoya sostiene que los actos de comercio han sido clasificados en
diferentes categorías, atendiendo, principalmente, a la preponderancia del
elemento personal, comerciante o empresario, en cuanto a los actos
concernientes a su actividad profesional; o en base del elemento real, del acto
de comercio. Estas categorías son las siguientes:
La primera clasificación destaca el Aspecto Subjetivo. La segunda, el Aspecto

 Objetivo, absoluto o real, por su naturaleza.


 Actos Comerciales por Conexión o Accesorios.- Aquellos no
comprendidos dentro de la clasificación de objetivos y subjetivos
principales.
 Actos Unilaterales o Mixtos.- Aquellos que se consideran civiles para
una de las partes y comerciales para la otra. La cuestión a decidir en
estos casos es cual es la ley que los regiría, ya que tratándose de un
mismo negocio jurídico seria inadmisible la aplicación de dos
legislaciones distintas.
El español Garriges clasifica a los actos de comercio en Propios e Impropios,
según pertenezcan a la explotación de industrias mercantiles organizadas, o
las realizadas ocasionalmente, sea por comerciantes o por no comerciantes.
En cuanto a la clasificación de los actos de comercio en Principales y
Accesorios, el tratadista español señala que pueden haber actos jurídicamente
principales (seguros, sociedades, depósitos, etc.), que son económicamente
accesorios de una industria determinada. Y, al contrario, actos
económicamente principales, como seria el de comisión para el comisionista,
que son jurídicamente accesorios. Garriges considera como actos principales o
constitutivos del comercio: los actos de interposición en el cambio de
mercancías (compraventa); los actos de interposición en el cambio de dinero
contra dinero a crédito (operaciones de banca); los actos de interposición en el
cambio de valores (operaciones de bolsa). En cuanto a los actos accesorios o
por conexión serian: actos que tienen por finalidad la realización de actos de
comercio principales (sociedad, comisión, préstamo, deposito cuando tenga por
causa la realización de operaciones mercantiles), actos complementarios de
otros principales (transporte, afianzamiento, seguro, deposito cuando se hagan
como consecuencia de operaciones mercantiles), actos de derecho marítimo.
Por ultimo, Demetrio Masías plantea dos sistemas de clasificación:
Actos de Comercio Subjetivos y Objetivos.- La clasificación subjetiva toma
como base de clasificación, al sujeto que realiza la operación mercantil, y la
objetiva toma como base el objeto de la operación mercantil.
Otro sistema de clasificación que se reconoce dentro de la doctrina mercantil,
divide a los actos de comercio en Actos Accesorios de Comercio y Actos
Mixtos.
Son actos accesorios de comercio, los que por si solos no son actos de
comercio; pero revisten ese carácter por una relación de dependencia que los
vincula con otras empresas mercantiles. Desde este punto de vista resultan
innumerables los actos accesorios de comercio; ya en atención a la persona
que los realiza, o por ser preparatorios de empresas mercantiles, como por
ejemplo la compra de implementos para una empresa mercantil.
Actos mixtos, son aquellos que son mercantiles para una de las partes que los
realizan y civiles para la otra. Tal sucede con la venta de almacenes o tiendas
abiertas al publico. El comerciante al vender realiza un acto mercantil, tiene por
objeto realizar un cambio percibiendo un lucro o ganancia, pero la persona que
compra verifica un acto civil porque con eso satisface sus necesidades; ha
hecho no una compra de circulación, como lo es la compraventa mercantil, sino
una compra de consumo.
Después de haber visto las propuestas de los autores mencionados en este
capítulo, podemos llegar a un acuerdo y dar una clasificación general de los
actos de comercio, y estos serian los siguientes:
 Actos Objetivos.- Vienen a ser los actos comprendidos en las
enumeraciones hechas por las leyes y códigos de cada país.
 Actos Subjetivos.- Son los actos realizados única y exclusivamente por
el comerciante, o sea, que la calidad del sujeto hace comercial al acto.
 Actos Principales.- Son los actos que se encuentran considerados
esencialmente como comerciales y estos pueden ser actos objetivos o
subjetivos.
 Actos Accesorios.- Vienen a ser aquellos que esencialmente no son
comerciales, pero que adquieren esa categoría por encontrarse
íntimamente vinculados a un acto principal.
 Actos Mixtos.- Estos actos vienen a ser aquellos que tienen carácter
mercantil para una de las partes y civil para la otra; esto se puede ver,
por ejemplo, en una compra venta de algún alimento, ya que para el
comerciante viene a ser un acto mercantil porque con ello percibe una
ganancia, pero para el cliente viene a ser un acto civil ya que con ello
satisface sus necesidades vitales.

ARTICULO 75

 La ley reputa actos de comercio:


 Todas las adquisiciones, enajenaciones y alquileres verificados con
propósito
 De especulación comercial, de mantenimientos, artículos, muebles o
mercaderías, sea en estado natural, sea después de trabajados o
labrados;
 Las compras y ventas de bienes inmuebles, cuando se hagan con dicho
propósito de especulación comercial;
 Las compras y ventas de porciones, acciones y obligaciones de
las sociedades mercantiles;
 Los contratos relativos y obligaciones del estado u otros títulos de
crédito corrientes en el comercio;
 Las empresas de abastecimientos y suministros;
 Las empresas de construcciones, y trabajos públicos y privados;
 Las empresas de fabricas y manufacturas;
 Las empresas de trasportes de personas o cosas, por tierra o por agua;
y las empresas de turismo;
 Las librerías, y las empresas editoriales y tipográficas;
 Las empresas de comisiones, de agencias, de oficinas
de negocios comerciales y establecimientos de ventas en publica
almoneda;
 Las empresas de espectáculos públicos;
 Las operaciones de comisión mercantil;
 Las operaciones de mediación de negocios mercantiles;
 Las operaciones de bancos;
 Todos los contratos relativos al comercio marítimo y a la navegación
interior y exterior;
 Los contratos de seguros de toda especie, siempre que sean hechos por
empresas;
 Los depósitos por causa de comercio;
 Los depósitos en los almacenes generales y todas las operaciones
hechas sobre los certificados de deposito y bonos de prenda librados por
los mismos;
 Los cheques, letras de cambio o remesas de dinero de una plaza a otra,
entre toda clase de personas;
 Los vales u otros títulos a la orden o al portador, y las obligaciones de
los comerciantes, a no ser que se pruebe que se derivan de una causa
extraña al comercio;
 Las obligaciones entre comerciantes y banqueros, si no son
de naturaleza esencialmente civil;
 Los contratos y obligaciones de los empleados de los comerciantes en lo
que concierne al comercio del negociante que los tiene a su servicio;
 La enajenación que el propietario o el cultivador hagan de
los productos de su finca o de su cultivo;
 Las operaciones contenidas en la ley general de títulos y operaciones de
crédito;
 Cualesquiera otros actos de naturaleza análoga a los expresados en
este código.
 En caso de duda, la naturaleza comercial del acto será fijada por arbitrio
judicial.
8. LEGISLACION SOBRE ACTOS DE COMERCIO
Como todos sabemos los actos de comercio significa actos jurídicos regidos
por el derecho comercial. En muchos casos un acto único de comercio está
compuesto, en realidad, por una serie de actos jurídicos que si bien tomados
aisladamente podrían ser actos independientes o autónomos, se encuentran
vinculados entre sí social y económicamente, y son disciplinados por el
derecho comercial.
Según esta definición nos permitirá con mayor facilidad poder ubicar aquellos
actos en el código civil en el caso de Perú, sabiendo de la inminente
“civilización del derecho comercial”.
En un tiempo de esplendor de la lex mercatoria los comerciantes hicieron su
ley, tuvieron sus propios tribunales, y designaron sus jueces. Esa ley se aplicó
también a los no comerciantes, sea por la teoría objetiva de los actos de
comercio a partir del Código de Comercio francés de 1807 (art. 631, inc. 3º),
fuera por la teoría del acto unilateralmente mercantil difundida por el Código de
Comercio alemán de 1861 (art. 277).

8.1. EN EL CÓDIGO DEL COMERCIO


A inicios a un nuevo milenio, aún contamos con un instrumento normativo
comercial de comienzos del siglo pasado, nos estamos refiriendo a nuestro
Código de Comercio de 1902 el cual en sus 99 años de vigencia ha sufrido una
serie de cambios y modificaciones; por lo que, a la fecha muchas de las
instituciones que formaban parte de su contenido original, tales como las
compañías mercantiles, los títulos valores, la quiebra, entre otras, han sido
derogadas y pasado a ser reguladas por leyes especiales e inclusive por el
Código Civil de 1984 en lo relativo a los contratos; habiéndose iniciado un
proceso de decodificación de las normas mercantiles y de unificación de las
obligaciones. En este sentido, el Código de Comercio se ha convertido en un
compendio de disposiciones derogadas y en un instrumento fuera de época , el
cual urge que sea sustituido por una nueva y moderna ley.
CONCLUSIONES

Los comerciantes son, en este sentido, las personas que practican


habitualmente actos de comercio entre el que ofrece y el que demanda, con el
fin de lucro, ganancia o beneficio. Como los actos de comercio se juzgan con
criterio objetivo, el comercio puede ser ejercitado por cualquier persona, pero la
practica ocasional de actos de comercio no otorga la calidad de comerciante a
quien lo realiza
La definición de los actos de comercio se puede desdoblar en tres aspectos:
histórico, doctrinario y legal. A este último aspecto se le suele criticar, porque la
delimitación de una rama jurídica no puede quedar librada al simple arbitrio del
legislador.
No hay una definición unitaria acerca del acto de comercio, puesto que los
aportes hechos por los juristas son, divergentes. Así, para algunos, el acto de
comercio es el realizado por la empresa, para otros, es el que busca un
provecho económico, e incluso, se considera acto de comercio a aquel acto
que el legislador deseó considerarlo como tal.
A nivel jurisprudencial, específicamente el nacional, podemos decir que
generalmente trata sobre la continuación o no de las actividades económicas,
los casos que mostramos nos reflejan como el tribunal constitucional resuelve
los casos de acción de amparo.
BIBLIOGRAFIA

 DE LA REP. DOM. : CÓDIGO DEL COMERCIO (2003).


 ENCARTA. : DERECHO COMERCIAL (2014).
 DECIMA TERCERA EDICIÓN : GACETA JURÍDICA VIRTUAL (2013).
 http://ciberconta.unizar.es/LECCION/der021/100.HTM
 www.todalaley.com
 http://www.condusef.gob.mx/aspectos_contratos/contratos/contrato_arre
ndamiento.htm
 http://www.nodo50.org/sindpitagoras/EL-CT.htm
 http://www.cadeco.org/CAMARA/VARIOS/documentos/compra_y_venta.
htm
 http://www.monografias.com/trabajos7/legem/legem.shtml#ele
 http://www.myownbusiness.org/espanol/s3
 http://www.arrancar.com/financiacion/prestamo.html
 www.siem.gob.mx
 www.imss.gob.mx
 http://www.unla.edu.mx/iusunla/actualidad/AFORE1.htm
 http://www.profuturognp.com.mx/Profuturo/PgnpRegistro?option=3