Está en la página 1de 10

SECUENCIA DEL GUIÓN TEATRAL “EL ÚLTIMO PISCO SOUR”

PERSONAJES DEL ELENCO

 Director del Colegio.


 Capitán Profesor y Director de la obra.
 Profesora y poetisa Angela Patricia.
 Alumnos .
 Periodista entrevistador.
 Actor que representa a Miguel Grau.
 Marineros peruanos y chilenos.
 Actor que representa a Bolognesi.
 Actor que representa a Alfonso Ugarte.
 Actor que representa a Roque Saenz Peña.
 Soldados peruanos y Chilenos.
 Actor que representa al Mariscal Cáceres.
 Actor que representa a Leoncio Prado.
 Grupo musical de los Liberados.
ACTO I

COLEGIO BERNARDO O´HIGGINS DE TACNA.

ESCENA 1

Director:_¡Por favor profesor, entiéndalo!, sea más razonable. No se puede


presentar en el colegio una obra teatral sobre la Guerra con Chile, en un
momento como este,donde se está discutiendo en la Corte de la Haya si el mar
triangular de la frontera de Tacna y Arica es peruano o chileno. Me-nos aún
nuestro colegio que está en Tacna.

Profesor:_No hay nada que temer director. Nuestros alumnos son peruanos y
chilenos, y constantemente paran peleando y trompeándose . El hecho de que
trabajen juntos en el teatro, sobre un hecho histórico que los ha enfrentado,
pero por el cual tienen mucha curiosidad, va a motivarlos hacia la fraternidad
escolar.

Director:_Pero usted sabe que ese presidente dictador no entiende nada de


fraternidad escolar. Lo puede entender como una provocación de guerra.
Nuestro país también lo puede entender igual. Pueden cerrar el colegio y
mandarnos presos.

Profesor:_No exagere director. No hay que temer. La pieza teatral va ser


disimulada haciendo una comedia sobre si el Pisco Sour es peruano o chileno.
Por eso la obra se llama “El Último Pisco Sour”. Algo así como si el último
cartucho le pone fin a la guerra. Y todos terminamos en paz. Además el debut
va ser el 5 de febrero. El mismo día del Pisco Sour.

Director:_No sé que decirle profesor. Tengo mucho miedo.

Profesor:_No se asuste direc. Tome. Aquí tiene el libreto. Dele una leída.

(El Director lee de corrido, pasando rápidamente las hojas).

Director:_Está bien profesor. Confío en usted. Que se presente la obra.

Profesor: _¡Buena direc!, ¡Muchas gracias! ¡Así hablan los hombres!

Director:_¡Ah..a! Pero eso sí. A mí no me meta en su problema. Si vienen los


milicos rotos, que lo metan en cana a usted, no a mí. Yo no sé nada del
asunto. Usted lo hizo secretamente por su propia cuenta. Lo mismo le voy a
decir a nuestros compatriotas milicos cartuchos .
Profesor:_No hay problema direc. Lávese las manos y quite el cuerpo. Hoy día
me emborracho de contento.

Director:_Yo creo que usted ya está borracho.

Profesor:_Yo creo que los dos estamos borrachos. Usted con el Pisco Sour
chileno y yo con el Pisco Sour peruano. Su pisco no tiene huevos, pero el mío
si.

ESCENA 2

(Entran al colegio los alumnos peruanos_Cartuchos_, y chilenos_Rotos.)

Alumnos:Ja-Ja-Ja-Ja-Ja.¡ Hola profe!,¿Qué tal?, ¡Buenas direc!

Director:_Capitán Profesor , ponga usted orden. Este es un colegio militarizado.

Profesor:_ ¡Atención¡ ,¡Todos en fila, carajo! ¡Ya se acabó el recreo! ¡Cojan sus
armas!

(Los alumnos se enfilan militarmente. El director se retira).

Profesor: _Paso a informarles que a partir de mañana se iniciarán los ensayos


teatrales para la presentación de la obra “El Último Pisco Sour” del día 5 de
febrero.

Alumnos: _¡Buena Profe!, ¡Chévere!, ¡Lo logramos! ¡Eh-eh-eh-eh-eh-ja-ja-ja-ja!

(Los alumnos rompen filas. Tiran los fusiles y los quepís al aire. Saltan y se
abrazan)El Profesor riendo mira al público y dice:_Que bien. Ya se está
iniciando la fraternidad entre peruanos y chilenos_luego se pone serio, saca el
pecho, y exclama:

Profesor:_¡En fila cabrones!, ¡Este es un colegio de hombres, no de


mariquitas!, ¡Aquí se les ha enseñado a controlar sus impulsos!, ¿Qué les
pasa?

(Los alumnos se enfilan. En segundos de silencio, el profesor pasa revista con


su férrea mirada)

Profesor:_¿Algún precadete tiene que preguntarme algo?


(Un alumno da un paso al frente, y haciendo saludo militar formula la pregunta)

Alumno:_Perdón profesor…

Profesor: _¿Profesor?

Alumno:_ Disculpe. Capitán Profesor. Solamente quiero saber que le hizo


cambiar de idea al director.

Profesor:_El director no sabe nada al respecto. Hoy día sale de vacaciones y


ya no viene hasta la quincena de febrero. Por lo tanto la suprema autoridad
direccional del colegio O´Higgins la tengo yo a partir de este momento.¿Está
usted conforme precadete?

Alumno:_Sí, Capitán Profesor.

( El alumno se retiró a su fila. En ese momento entró una profesora. Los


alumnos gritaron)

Alumnos._¡U-u-u-u-u-u-u-u-u-u-u-u-u-u-u-u!

Profesor:_¡Silencio mierdas! ¡No saben repetar a su profesora! ¡O quieren que


ahorita mismo los consigne en un calabozo, y no hay teatro, ni fin de semana!
¡En marcha¡ (Se van los alumnos).

ESCENA 3

(El Profesor y la Profesora dialogan románticamente. Luego hay un monólogo


leído de la Profesora)

Profesor:_Hola mi amor. Tuve pensando en ti toda la mañana. (Se besan)

Profesora:_Yo también mi amor. Quiero leerte mis dos cartas que fueron
rechazadas por el correo de Lima, ya que por esos días no se podía enviar
ninguna carta a Tacna.

Profesor:_Que bien amor. Siempre quise leerlas. Leémelas. Te escucho con


los oídos de mi corazón.
Profesora:_Que lindo es escucharte al decir esas frases. Mi corazón es
también el que te hablará ahora: (La profesora abre las cartas y comienza a
leer)Monólogo.

Amado: M. A. D. C.

Todas las noches extraño el calor de tu cuerpo que avivaba la pasión de mi


piel. Rugí como una cachorra de leona cuando me desfloraste con tu espada
de caballero. Esa tarde invernal reposamos la siesta erótica, contemplando el
horizonte marítimo desde la ventanita del Mama Cocha.

Contigo me sentía devorada por el Rey de la selva. Perdón. Por el Rey del mar.
Me-jor aún: por Poseidón que me inunda con el oleaje de su apasionamiento,
que me clava su triden-te de dios marino. Tu pensamiento revolucionario entra
y transforma mi corazón cuando succiona mis protuberancias. En tus labios mi
pesones se veían como escudos afodisiacos. Saboreaste el néctar de mis
labios para transferirme tu elocuente oratoria, y saboreaste mis labios vaginales
para procrear los retoños de estos versos. Mi vellosidad pubiana fue la lira de
tu inspiración al cos-quillarte esa nariz de filósofo. La firmeza de tus
sentimientos la conocí hundiendo mi olfato y mi oí-do en el pelaje coronario que
abriga la esencia de tu alma. Me sentía caminar sobre las nubes en el
momento que mordías los deditos de mis pies. Era como si volara en una
alfombra mágica. Me comunicaste la virilidad de los conquistadores al pasar tu
húmeda lengua desde el cuello hasta las cavernas de las orejas. El olor de tu
fascinante río blanco, es para mí la fragancia de un perfume de la diosa Venus.

En espera de haberte dejado satisfecho con este orgasmo literario, me despido


con esta pluma que es para mí la flecha de Cupido que atravezó el corazón de
mis entrañas.

Adiós inglesito de mi vida.

Antes de seguir leyendo, aprieta estos botones sociales para que sepas
cuando publiquemos otro cuento:

 Facebook
 Twitter
 Google+
 WhatsApp

P.D.T.A: Mi carnecita rojita de ese túnel profundo que tú exploraste, siempre


será solamente tuya. Tú sabes que es acidita y embriagadora como el Pisco
Sour. Ji-Ji-Ji-Ji-Ji-Ji-Ji. Au.
(La Profesora da un beso al profesor y abre otra carta)

Amado M.A.D.C.

Evoqué nuestro romance al tomar un Pisco Sour en el restaurant Haití de


Miraflores. Te acuerdas que nuestros ojos verdosolados se encontraban con la
inclinación de las copas espumantes hacia los labios. Esos días maravillosos
tendrán que volver.

Los ochenta años del Pisco Sour han añejado mi corazón y el tuyo, para
perpetuarlos en este mundo. La espumita de ese licor se parece a la espuma
del Monitor Huascar que desplegó al navegar por el Pacífico. Así se ve en el
cuadro que me regalaste. Que bonito pin-tas. Para mí el Pisco Sour es como
una agua marina, seleccionada en una copa, que traslada la nave de los
pensamientos y sentimientos a los puertos soñadores.

Ese acidito del Sour enjugaba mis labios de una misteriosa esperanza, que
nunca comprendí. No sé como eran tus degustaciones. Espero que sean tan
extrañas como las mías. El Pisco Sou nos acompañó en las festividades del
colegio, en las tardes invernales del buque, en las noches de discotecas y en la
privacidad romántica de las posadas.

Melosa me ponía con la dulce canela del sauer. Saborié la dulzura de tus labios
y la de tu alma también. El Pisco Sour tiene que ser peruano. De lo contrario no
sería el antídoto contra el veneno de la monotonía que tanto nos atormenta.

¡Salud!, por ese Perú que tanto amamos.

¡Salud!, por ese Perú que nos ama.

¡Salud!, por el Pisco Sour.

Adiós Inglesito de mi vida.

Te ama: A.P.T.V.

P.D.T.A: El Huascar también es peruano.

(Cae el Telón)

ACTO II
(El Capitán Profesor es el director de escena de la obra teatral “EL ÚLTIMO
PISCO SOUR”)

Escena 1

(El director de escena cuetiona y corrige los ensayos teatrales del Combate de
Iquique)

Director de Escena: _Hay algunos detalles por corregir. Miguel Grau en el


momento que sales y dices ¡Alto!, saca más la barriga. No solamente porque
Grau era panzón, sino también como signo de autoridad. El pecho debe de salir
en sincronía con el vientre. De esa manera el cuerpo, homogéneamente,
trasmite el lenguaje del poder. Para eso se le ha rellenado con algodón la
panza. Además nunca debes de dejar de lado tu copa de Pisco Sour.

Comandante Prat usted abra más los ojos y saque más la lengua cuando esté
muerto. A ver hágalo. (El actor abre los ojos) . ¡Muy bien hecho! No se olvide
que esta es una obra con algo de tragicomedia. Dirigida a esa juventud que
todo lo mira raro, diferente y huachafo. Y hablando de ojos. Por favor una cosa
son ojos de cadáver como los de Prat y otros son ojos de malvado como el
capitán del Huascar que ordenó matar a los náufragos . Ahí también va para
los náufragos.A ustedes les ha faltado poner los ojos de miedo. Ojos de terror
a la muerte. O de cara de pena, de piedad, de mendigo de vida. Capitán
observe e imite los ojos perversos de los marinos del monitor que iban a
acribillar a los náufragos. Y ustedes náufragos háganse la idea de que se están
asustando por esos ojos. ¡Ya!.¡A ensayar! (Entre risas comenzó el ensayo de
ojos. Luego el director ordenó el cambio de escena).
¡ Bien!.¡ Ahí no más! Cambio de escena. Muevan todo esto. Pasemos a la
Batalla de Arica.

ESCENA 2

Director de escena:_No quiero que se repitan los errores de ayer. Cada uno
ubíquese en la posición corporal de escena que le
corresponde. (Bolognesi en el suelo, Alfonso Ugarte sobre una escalera,
con un caballo de palo de escoba, Roque Saenz Peña parado, y los soldados
rodeando a todos).

Asistentes. Levántenle un poco más las puntas de los bigotes de Bolognesi y


respinguen más la punta de la barba. Deben de tener presente que Bolognesi
tiene que dar la impresión de profeta, de un ser pintoresco para el público. Así
los espectadores repararán más en sus locuciones. Bolognesi cuando
digas:”Tengo deberes sagrados que cumplir”, tienes que mirar al cielo.
Tampoco te olvides de tu copa de Pisco Sour. Algunos historiadores malcriados
dicen que estabas borracho. Tu mirada tiene que ser extasiada. Como
buscando la voluntad divina. Y cuando menciones la frase del último cartucho,
saca una bala de tu revólver y acércala al rostro del emisario chileno. No
importa si así ha sucedido o no, como me lo preguntaron ayer. Lo que importa
es que se despierte la motivación del espectador. Hay que ser pedagógico con
el público. Bolognesi tu pos-tura está muy bien. Es casi igual como el de la
pintura. Pero no pongas cara de viejito triste o débil, cuando dispares. No
quiero cara de hospicio, sino cara de viejo verde. De guerrero. De furioso o
rabioso ante la derrota. Grr.r.r. Que no se da por vencido (El personaje
cambia de postura). Que aún mantiene su aliento de vida. Quiero un rostro de
viejo, similar al de los dioses griegos. Quiero un viejo titán que lucha por vivir
ante la muerte que lo persigue.

(Después se dirige al protagonista de Roque Saenz Peña)

Roque saca más el pecho. Acuérdate que el general Saenz Peña no perdió en
la batalla su prestancia de militar. Mira más altivo. Los argentinos son más
orgullosos que los chilenos. ¡Ah!. No se olviden asistentes. El Tango sobre la
batalla de Arica, solamente debe ponerse cuando se le enfoque a Roque. Todo
debe salir como está en el cuadro y como está en la historia.

(Finalmente se dirige al personaje de Alfonso Ugarte)

Alfonso Ugarte no pongas cara de asustado cuando embrinques tu caballo. No


te vas a caer al abismo. Solamente tienes que saltar con tu caballito de juguete.
Si crees que te vas a romper un hueso, te ponemos una colchoneta. Nunca te
olvides de apegar a tu corazón la bandera peruana. No importa si eso fue
verdad o mentira. Por ahí dicen que Alfonso Ugarte huyó y se quitó a Francia.
Bueno. No hay tiempo que perder. Dejemos mejor para mañana la batalla de
Arica, y empezemos ya con el Brujo de los Andes y Leoncio Prado. Muevan
todo. Cambio de escena.

ESCENA 3

Director de escena:_Empezemos ensayando la Escena del Brujo y de la


muerte de Prado, que es la que más han fallado ustedes. No yo por se acaso.
Manos a la obra.

( Sale el Mariscal Andrés Avelino Cáceres “Brujo de los Andes”, protagonizado


por el director de escena, con capirucho, un parche en el ojo, túnica y una
varita mágica)

Brujo de los Andes: _Ja- Ja-Ja-Ja-Ja. Nunca podrán atraparme. Yo soy el


Mariscal Andrés Avelino Cáceres “ El Brujo de los Andes”. He triunfado en
todas las batallas contra ustedes. Nunca podrán derrotarme. Ja-Ja-Ja-Ja- Ja-
ja. ¿Quierén tomar una pócima de mi mágico Pisco Sour?

Soldados Chilenos:_¡Oh!. Es el Brujo de los andes. Ha triunfado en las batallas


de Sangrar, Pucará, Marcavalle, Concepción y San Pablo. ¡Huyamos!. El trae
el espíritu de la muerte.

Director de Escena._¡Muy bien! Ahora si les ha salido bien. El resto lo dejamos


para mañana. No perdamos tiempo. La obra tiene que presentarse de aquí a
tres semanas. Vamos con la muerte de Leoncio Prado. Como tenemos dos
versiones. La de la cucharita y la taza de café, y el pá, lo dejamos también para
mañana. Vamos con la del cambio de revólver. Por última vez a mover todo.
Cambiemos de escena.

ESCENA 4

Director de escena:_Todo listo ya. ¡Acción!

(Un alumno soldado cambia un revólver por otro. Mira al Público).

Alumno soldado:_Ese chucha de su madre del Capitán Profesor, pese a yo ser


su compatriota me trataba como una mierda porque yo era cholo, serrano, no
era blanco como los otros precadetes. Por eso lo voy a matar. No. ¿Qué digo?
El se va a suicidar con su propia arma. Je-Je-Je-Je-Je.

(Entra todo el elenco de oficiales peruanos,con sus esposas, El Presidente


Miguel Iglesias y el Coronel Leoncio Prado, interpretado por el Director de
escena)(Un mozo atiende las copas de Pisco Sour).

Presidente General Miguel Iglesias: Coronel Leoncio Prado, por su heroísmo


en la Batalla de Huamachuco, que le ha costado la salud de una pierna, La
milicia peruana lo condecora al grado de General del ejército peruano.

Oficial patriota:_Disculpe Señor Presidente de la República y todos los oficiales


del ejército peruano, con sus respectivas damas esposas. Pero quiero darles a
conocer algo que es necesario saber, por respeto al estado, a nuestra heroíca
milicia y a la moral de la nación. El Coronel Leoncio Prado es hijo natural, no
legítimo, del expresidente Coronel Mariano Ignacio Prado. Es hijo de una
amante. No de la esposa oficial del matrimonio.

(Un ¡Oh! De sorpresa avergonzó tanto al coronel Leoncio Prado, que lo obligó a
sacar su revólver y tirarse un tiro en la sien. Empezó el griterío. Bajaron el
telón. Minutos después volvieron a subirlo. Un alumno le hablaba al yacente
Capitán Profesor y Director de Escena)
Alumno soldado:_Ya pues Capitán Profesor. Ya acabó la obra. No se haga el
muerto. Así no se juega. Levántese.

Otro Alumno soldado: (Después de tocarle la yugular y el corazón, grita)_¡Han


asesinado al Capitán Profesor!, ¡Llamen a la policía!. (Todo el elenco
grita:¡Profesor, no!

(Bajan el Telón. Lo Vuelven a subir. El Profesor con su elenco salen riéndose y


abrazados, con copas de Pisco sour)

Director de Escena:_Bien señores del público . El Capitán Profesor o el Director


de Escena, como ustedes quieren reconocerlo, fue EL ÚLTIMO PISCO SOUR
que sin querer se sacrificó en el teatro para que sus alumnos peruanos y
chilenos fueran verdaderamente amigos fraternos. ¡Salud por el Pisco Sour!,
¡Salud por la paz de Perú y Chile!

FIN DE LA OBRA TEATRAL