Está en la página 1de 43

UNIVERSIDAD NACIONAL DE CAJAMARCA

ESCUELA ACADEMICO PROFESIONAL

DE INGENIERIA CIVIL

ASIGNATURA:

GEOLOGÍA GENERAL

TEMA:

FORMACIÓN DE MONTAÑAS Y MOVIMIENTOS SÍSMICOS

DOCENTE:

ING. JORGE MANTILLA FAICHÍN

INTEGRANTES:

MEJIA ROJAS, Alexander

PÉREZ ESPEJO, Reynaldo Javier

TINGAL ZAMBRANO, Nehemias

VARGAS CULQUI, David Celestino

VALDEZ YAJAHUANCA, Jerfin Alexander

ZELADA REVILLA, Edson Fernando

MARZO DEL 2018


ÍNDICE

I. FORMACION DE MONTAÑAS .................................................................................. 3


1.1. CONCEPTOS GENERALES DE MOVIMIENTOS TECTONICOS - ZONAS
ORÓGENAS Y CRATÓGENAS ..................................................................................... 3
a. MOVIMIENTOS EPIROGÉNICOS. .................................................................. 3
b. MOVIMIENTOS OROGÉNICOS. - ................................................................... 3
ZONAS OROGENAS Y CRATOGENAS .................................................................... 4
1.2. FORMACIÓN DE MONTAÑAS – CORDILLERAS – CLASIFICACIÓN DE
MONTAÑAS .................................................................................................................. 5
1.2.1. DEFINICIONES PREVIAS ............................................................................ 5
1.2.2. FORMACIÓN DE MONTAÑAS - OROGÉNESIS .......................................... 8
1.2.3. CLASIFICACIÓN DE MONTAÑAS ............................................................. 11
1.2.4. TIPOS DE CORDILLERAS O PLEGAMIENTOS ........................................ 14
1.3. GEOSINCLINALES: ORIGEN- EVOLUCIÓN- MESETAS Y FOSA. ................... 16
1.3.1. ORIGEN: .................................................................................................... 17
1.3.2. MESETA:.................................................................................................... 17
1.3.3. FOSAS: ...................................................................................................... 19
II. MOVIMIENTOS SISMICOS ..................................................................................... 22
2.1. NATURALEZA DE LOS MOVIMIENTOS SÍSMICOS Y SUS EFECTOS- CAUSAS
DE LOSMOVIMIENTOS SÍMICOS............................................................................... 22
2.1.1. NATURALEZA DE LOS MOVIMIENTOS SÍSMICOS Y SUS EFECTOS: ... 22
2.1.2. CAUSAS DE LOS MOVIMIENTOS SÍSMICOS: ......................................... 26
2.2. PARÁMETROS SÍSMICOS- DETERMINACIÓN DEL FOCO- DISTRIBUCIÓN DE
LOS EPICENTROS ESCALAS SÍSMICAS. ................................................................. 28
2.2.1. DETERMINACIÓN DEL HIPOCENTRO O FOCO ...................................... 28
2.2.2. DETERMINACIÓN DEL EPICENTRO ........................................................ 29
2.2.3. ESCALAS SISMICAS: ................................................................................ 32
2.3. MAGNITUD Y ENERGÍA DE LOS TERREMOTOS- INTENSIDAD DE LOS
SISMOS- ZONAS SÍSMICAS Y LÍNEAS ISOSISTAS. ................................................. 38
2.3.1. PRODUCCIÓN Y PROPAGACIÓN DE ENERGÍA ...................................... 38
2.3.2. ZONAS SÍSMICAS ..................................................................................... 41
2.3.3. ESTRUCTURA INTERNA DE LA TIERRA. ................................................ 42
I. FORMACION DE MONTAÑAS

1.1. CONCEPTOS GENERALES DE MOVIMIENTOS TECTONICOS -


ZONAS ORÓGENAS Y CRATÓGENAS

Se entiende por “Tectonismo” a todos los movimientos -y su interrelación- que


afectan las partes sólidas de la Tierra y que son causados por fuerzas internas.
Los movimientos tectónicos producen pliegues, fallas y el levantamiento o
hundimiento de las rocas; se clasifican en; Epirogénicos y orogénicos.

a. MOVIMIENTOS EPIROGÉNICOS. - Son movimientos relativamente lentos


y que producen levantamientos o hundimientos amplios que afectan
grandes porciones de un continente; se caracterizan por la inclinación o
alabeo de la superficie. Las rocas sedimentarias involucradas son
perturbadas sólo ligeramente por estos movimientos.

Como efecto de este tipo de movimientos tenemos en el Perú a las terrazas


marinas de lea -que han sido levantadas varios cientos de metros por
encima del nivel del mar- y a los extensos tablazos de Piura.

b. MOVIMIENTOS OROGÉNICOS. - Son movimientos más intensos que los


epirogénicos y que afectan áreas largas y angostas., Producen fuerte
deformación en las rocas involucradas por lo que originan una topografía
montañosa con predominio de fallamientos y plegamientos. Si bien son
movimientos lentos ocurren más rápido geológicamente que los
epirogénicos. Los sismos y la actividad ígnea se hallan generalmente
asociados a este tipo de movimientos.

Se les conoce también como movimientos formadores de montañas u


“orogenia” (de oros = montaña y génesis = formación de). Un efecto

3
próximo a nosotros de la ocurrencia de este tipo de movimientos es la
Cordillera de los Andes, que recorre todo el borde oriental sudamericano.

1.1.1. ZONAS OROGENAS Y CRATOGENAS

a. Zonas Orógenas. - Son porciones estructurales alargadas de la corteza


terrestre de considerables dimensiones, en las que tanto los movimientos
orogénicos como los epirogénicos alcanzan su mayor intensidad y donde
las rocas sedimentarias -que llegan a tener espesores de algunos miles de
metros- se hallan fuertemente plegadas y falladas. Es en estas zonas
donde se forman los sistemas montañosos, los cuales pueden encontrarse
tanto en regiones continentales como marinas. La actividad ígnea -plutónica
o volcánica- se manifiesta en sus diversas formas.

b. Zonas Cratógenas. - Llamadas también de Plataforma o de Escudo. Son


zonas estables que no han sufrido movimientos significativos de elevación o
descenso -por lo menos durante los últimos 500 millones de años- y que se
hallan emplazadas generalmente en el centro de los continentes; los
movimientos epirogénicos cuando se presentan lo hacen en sus márgenes
y son de escasa intensidad. Los movimientos orogénicos no ocurren.

Estas zonas se caracterizan porque las rocas sedimentarias que yacen


sobre el basamento son de escaso espesor y porque su topografía es de
carácter suave y uniforme.

4
1.2. FORMACIÓN DE MONTAÑAS – CORDILLERAS – CLASIFICACIÓN
DE MONTAÑAS

1.2.1. DEFINICIONES PREVIAS

a. DEFINICIÓN DE MONTAÑA:
Montaña es la elevación o grupo elevaciones originadas por fuerzas endógenas
(orogénesis) y modeladas y divididas por fuerzas exógenas.

5
b. DEFINICIÓN DE COORDILLERA:
Conjunto de montañas alineadas a lo largo de un eje que forman una unidad.
Ejemplo "la cordillera de los Andes; la cordillera del Himalaya"
Sinónimos: cadena

CORDILLERA DE LOS ANDES

6
c. SUBDUCCIÓN (DEFINICIÓN)
Proceso por el que una placa litosférica oceánica se hunde bajo otra placa, ya sea
oceánica o continental.

d. GEOSINCLINAL
Fosa o depresión de la corteza terrestre, generalmente en una cuenca marina,
cuyo fondo se hunde paulatinamente y luego acoge gran cantidad de sedimentos
procedentes de la erosión de tierras próximas, que al plegarse darán lugar a una
cordillera.

7
e. ORÓGENO (DEFINICIÓN)
Cadena montañosa formada por orogénesis, en una zona inestable de la corteza
terrestre, donde tienen o han tenido lugar intensas deformaciones tectónicas, así
como manifestaciones metamórficas y magmáticas.

1.2.2. FORMACIÓN DE MONTAÑAS - OROGÉNESIS


La orogénesis es la formación o rejuvenecimiento de montañas y cordilleras
causada por la deformación compresiva de regiones más o menos extensas de
litosfera continental. Se produce un engrosamiento cortical y los materiales sufren
diversas deformaciones tectónicas de carácter compresivo, incluido plegamiento,
fallamiento y también el corrimiento de mantos.
a. INTERPRETACIÓN ACTUAL
El problema de la interpretación de la orogénesis ha sido el problema teórico
mayor de la Geología desde su origen. Se trata de explicar por qué, a pesar de la
continuidad de los procesos de erosión, no deja de haber en la Tierra relieves
elevados y abruptos. El desarrollo y aceptación de la teoría de la Tectónica de
Placas a partir de la década de 1960 ofreció un nuevo marco teórico para la
comprensión de este enigma. Hasta entonces las diversas teorías podían en su
mayoría encuadrarse dentro de un conjunto conocido como teorías del
geosinclinal/orógeno. Esta denominación alude al reconocimiento, no desmentido,
de que las grandes cordilleras se levantan sobre todo con materiales
sedimentarios acumulados en grandes cuencas marginales a los continentes, a las
que se llama geosinclinales. Se observa precisamente en el carácter sedimentario
pero deformado de las formaciones rocosas de las más altas cumbres
montañosas. Lo que faltaba en esas teorías tectónicas era una explicación
satisfactoria del origen de las inmensas fuerzas de compresión necesarias para
convertir un geosinclinal en un orógeno. La Teoría de la Tectónica de Placas
explica el levantamiento como un efecto derivado de la convergencia de placas
litosféricas. La convergencia arranca cuando la litosfera oceánica se rompe,
generalmente junto al margen continental, en el lado externo de un geosinclinal.
Consiste durante mucho tiempo en la subducción de esa litosfera oceánica bajo el
margen continental, para terminar frecuentemente con una fase en la que la
convergencia termina dando lugar a la colisión de dos fragmentos continentales.
Mientras se trata de subducción, la orogénesis produce cordilleras ricas en
fenómenos volcánicos; es el caso de los Andes. Cuando se alcanza, si es que
ocurre, la fase de colisión, los orógenos que se forman son muy extensos y
abruptos, con escasa actividad volcánica; este tipo viene ejemplificado por el
Himalaya o los Alpes.

8
b. TIPOS DE OROGÉNESIS Y DE ORÓGENOS
La orogénesis se produce siempre en bordes convergentes de placa, es decir en
las regiones contiguas al límite entre dos placas litosféricas cuyos
desplazamientos convergen.
b.1. OROGÉNESIS TÉRMICA U ORTOTECTÓNICA.

Se produce cuando una placa subduce por debajo de otra. Se llama orogénesis
térmica por la importancia de los fenómenos magmáticos, incluidos los volcánicos,
que se ponen en marcha como consecuencia de la fricción entre placas en el
plano de Benioff. El adjetivo “ortotectónica” alude al predominio de los
desplazamientos verticales, de los que los horizontales son subsidiarios. La
litosfera que subduce es invariablemente de tipo oceánico y arrastra y deforma los
materiales acumulados en un geosinclinal, los cuáles subducen en parte con la
litosfera oceánica, inyectando además en el manto agua, carbonatos y otros
materiales que contribuyen a mantener su estado relativamente fluido. En el límite
entre las dos placas se encontrará normalmente una fosa oceánica. En la otra
placa la litosfera puede ser inicialmente oceánica o directamente continental, y de
ello dependen las dos modalidades de orógenos térmico que debemos reconocer:
b.1.1. Arcos de islas.
Son archipiélagos en arco rodeados por el lado convexo por una fosa que
marca el límite entre las dos placas. Están formados por islas volcánicas. Las
Antillas, las Aleutianas o el arco de Insulindia son ejemplos nítidos de esta
estructura. Por detrás del arco, en su cara cóncava, la propia subducción
puede desencadenar procesos generadores de litosfera oceánica, ampliando la
cuenca continental. Esa extensión de trasarco se observa por ejemplo en el
Mar del Japón.

9
b.1.2. Cordilleras marginales.
La subducción puede arrancar cuando la compresión rompe la litosfera
oceánica junto al borde de un continente, poniendo en marcha una
convergencia y una subducción que levantan una cordillera en el borde del
continente. El caso más típico aparece representado ahora por los Andes. Las
costas de Sudamérica aparecen bordeadas, donde son contiguas a la placa de
Nazca, por una extensa fosa oceánica, la fosa del Perú. Levantamiento de un
orógeno por colisión continental; aunque en realidad la placa que inicialmente
subduce es la que termina cabalgando sobre la otra.
b.2. OROGÉNESIS MECÁNICA O PARATECTÓNICA.

Ocurre cuando el movimiento convergente de dos placas tectónicas arrastra un


fragmento continental contra otro. Las fuerzas y movimientos predominantes
son horizontales (patatectónicos) y de origen propiamente tectónico
(mecánico), con muy pequeña participación de procesos específicamente
volcánicos o, más generalmente, magmáticos. Se llama orógenos de colisión a
los que se forman por este mecanismo. Para que la colisión pueda llegar a
producirse es preciso primero que la subducción absorba la cuenca oceánica
entre dos placas continentales, lo que implica que siempre hay una fase de
orogénesis térmica antes de que se produzca la colisión continental. La
orogénesis de tipo mecánico ha producido el relieve más importante del
planeta, el formado por los Himalayas y la Meseta del Tibet, que se han
levantado por el choque de la placa que ahora forma la India, después de que
se separara de África Oriental, con el continente eurasiático. En el proceso
desapareció el mar de Tetis, del cual el mar Mediterráneo, el mar Negro y los
lagos mar Caspio, mar de Aral o el Lop Nor son sus restos.

10
1.2.3. CLASIFICACIÓN DE MONTAÑAS

a. TIPOS:
a.1. Según su altura. Se distingue entre montañas medias, de formas
generalmente redondeadas a consecuencia de diferencias de altura
escasas, y montañas altas, de formas agudas y pendientes abruptas,
consecuencia de una erosión intensa determinada por el carácter enérgico
del relieve (los Alpes).

a.2. Según su forma y extensión. Se distinguen montañas en cadena


(cordillera, cadenas montañosas), con una serie de cadenas paralelas
alargadas, y montañas-macizos, en las que la extensión es, más o menos,
igual en todas las direcciones.

a.3. Según su origen. Se distinguen montañas volcánicas, surgidas por la


actividad volcánica, y montañas tectónicas, que, a su vez, pueden ser
plegadas (en ellas los pliegues determinan aún las formas y el
agrupamiento de las cadenas), falladas o fracturadas (en ellas las fracturas
y fallas son las que determinan los rasgos esenciales de la estructura) y
plegado-fracturadas (los plegamientos están entremezclados en fallas).
Algunos montes se formaron por la confluencia de placas tectónicas en
desplazamiento y la afluencia de las rocas en sus límites. En este proceso
las rocas sedimentarias originarias del fondo oceánico se elevan y forman
mesetas intermontañas donde enormes capas horizontales son levantadas,
como el Tíbet en el Himalaya a 4200 metros de altitud o la meseta de
Colorado en el Gran Cañón a 1600 metros de altura. También forman
montañas plegadas, cuando el empuje contra escudos supone el
plegamiento de depósitos geosinclinales con espesores de 10 Km., ejemplo
Andes, Alpes, Himalaya y Rocallosas. Otras montañas pueden alzarse por
fractura; tales son las montañas de bloque como las de Ruwenzori entre
Uganda y Zaire. Un tercer tipo de montes puede formarse como resultado
de la actividad volcánica y ello puede ocurrir en regiones de plegamiento
orogénico activo como a lo largo de la costa Pacífico donde están los
volcanes Santa Helena(USA), Ruiz (Col.) y Misti (Per.). Hay otro tipo
fundamental de montaña, la que nace empujada hacia arriba por una
intrusión magmática o de un diapiro salino bajo la superficie.

11
b. CRITERIOS DE CLASIFICACIÓN DE LAS MONTAÑAS
Una clasificación sintética de los tipos de montaña se presenta aún como una
empresa muy difícil y aventurada, pues los criterios de clasificación son muy
numerosos. Se puede adoptar la forma de conjunto, la dirección, la altitud, la
antigüedad de la fase tectónica principal o del último levantamiento, las
disposiciones estructurales, las redes hidrográficas, los paisajes, etc. Los
aspectos, volumen topográfico, aspectos morfoclimáticos y arreglos
morfoestructurales, facilitan ésta clasificación.
b.1. Volumen topográfico. La importancia del volumen montañoso varía
entre límites muy altos, pues existen montañas sencillas de algunos km.
cúbicos, con una sola cumbre o restringidas cimas agrupadas. Es el caso
de volcanes erguidos en islas aisladas en las extensiones oceánicas o
sobre tierra (el Vesubio por ejemplo), o de las estribaciones separadas de
las cordilleras plegadas. Los macizos montañosos adoptan muy a menudo
la forma de un arco en media luna (Jura, Himalaya), doble forma de "S"
(Alpes, Andes), a veces muy poco pronunciada (Urales), otras incluso
exagerada (Cárpatos). Pero también existen montañas de forma
rectangular (Harz, Tian Chang), o de bordes rígidos (Vosgos, Sierra de
Córdoba en Argentina), explicados a menudo por fallas limitadas que
enmarcan el levantamiento. Las formas circulares son excepcionales o
están mal delimitadas (Macizo Central Francés). La dirección de conjunto
de los macizos montañosos es muy variada. Se observa sin embargo un
predominio de las direcciones submeridianas sobre el continente americano

12
y en el litoral oeste del Pacífico, y de las direcciones Este Oeste en Eurasia.
Actualmente se considera que la dirección de conjunto de los volúmenes
montañosos es el resultado del dibujo y del movimiento de las placas
siálicas, sin que por esto el problema haya quedado resuelto. La altitud de
los volúmenes montañosos depende de la amplitud del levantamiento más
reciente y de la degradación experimentada por las cumbres, pues dadas
ambas, proviene un cierto ajuste isostático, siendo normal que las cumbres
más altas correspondan a los levantamientos más recientes (Everest, Mont
Blanc). También las altitudes más pronunciadas se sitúan en los trópicos
pues posiblemente se ha dado una migración de las orogenias hacia el
Ecuador. La aireación del volumen montañoso está conectada con la
importancia de los puertos (divisorias de aguas) y de los valles, pues los
primeros suelen coincidir con fallas o fosas tectónicas transversales,
descensos de ejes de pliegues o ensilladuras. Ni la altitud ni el número de
puertos guardan relación directa alguna con el volumen montañoso. Los
valles cortan más o menos de manera densa y profunda el volumen
montañoso donde los valles longitudinales se prolongan paralelos a los ejes
de las cordilleras por facilidades estructurales como fajas de rocas blandas,
sinclinales, fosas, líneas de falla o de cabalgamiento.

b.2. Aspectos morfoclimáticos. Las cordilleras de montañas llevan en su


relieve la marca profunda de los sistemas de erosión que las atacan. Estos
dependen esencialmente del clima el que a su vez viene determinado por el
relieve actual y la latitud. El relieve actual, que provoca un descenso de la
temperatura, de un grado por 180 metros de altitud, supone violentos
contrastes térmicos, fuertes vientos y un gran aumento de la pluviosidad.
Las condiciones climáticas locales varían según la orientación de las
vertientes (a barlovento o a sotavento, solana o umbría) y la altitud (frío más
o menos vivo, zona de pluviosidad o de nubosidad máxima). La latitud,
como para el resto del globo. El límite de las nieves perpetuas, función del
régimen de las temperaturas y del de las precipitaciones, asciende desde el
ecuador a los trópicos (5000 m), después desciende en las zonas
templadas (de 2500 a 3100 en los Alpes) y en las zonas frías (600 m a 70
N). Cabe pues concebir una clasificación de las montañas según su
situación en tal o cual zona climática, teniendo en cuenta por supuesto la
acción de los paleoclimas del cuaternario. Son ellas montañas tipo
templado (Vosgos y Jura, en Francia), montañas tipo polar (Antártida y
Groenlandia), montañas tipo escandinavo (Escocia, Escandinavia,
Labrador), montañas tipo alto alpino (Alpes e Himalaya), montañas
semiárido (Sahara, Arabia), montaña tipo tropical (Macizo Brasileño).

13
b.3. Arreglos morfoestructurales. La clasificación morfoestructural aunque
es la más interesante de todas, tropieza con numerosas dificultades como
lo precario de los conocimientos actuales, la complejidad de los conjuntos
montañosos que jamás son homogéneos en grandes extensiones y el
criterio clasificador que integre elementos estructurales y morfológicos. Los
tipos regionales se han propuesto principalmente, bajo consideraciones
estructurales. Aquí existirían en espacios del orden de las decenas de km:

1º desniveles principales que reproducen directamente las últimas


deformaciones tectónicas, donde las cumbres corresponden a los puntos
más elevados y las depresiones a los puntos más bajos.

2º Desniveles principales que se deben a la resistencia desigual de las


rocas, donde los puntos altos corresponden a las capas más duras y los
bajos a las más blandas.

3º Desniveles principales que se sitúan entre crestas y depresiones, donde


la red hidrográfica que se desarrolla sobre un material rocoso relativamente
homogéneo es la que crea por sí misma la organización del relieve.

Los tipos planetarios se han propuesto a nivel continental como


morfoestructuras del orden de los cientos y miles de km.. Son las mismas
cordilleras que se describirán adelante cuyos criterios no pueden ser los
mismos utilizados en los tipos regionales pues se distinguen porque aquí se
ponen en evidencia los grandes dominios estructurales que dividen el
planeta.

1.2.4. TIPOS DE CORDILLERAS O PLEGAMIENTOS


Se pueden distinguir cuatro tipos principales de cordilleras, cuyo origen e
instauración derivan de procesos distintos:

a. Cordilleras intracontinentales o intracratónicas. Se desarrollan


en partes ya consolidadas de la corteza terrestre y no en los fondos
oceánicos. Se caracterizan por una tectónica de fondo y otra de
recubrimiento que afecta a una cobertura poco diferente de la de las
cuencas sedimentarias vecinas. Ejemplo los Pirineos y Urales, en
donde predomina la tectónica de fondo o Provenza y Jura donde es
la tectónica de cubierta.

14
b. Dorsales medio-oceánicas. Comprenden una "provincia de cresta"
de aproximadamente 10 Km. de ancho, cuyo eje lo ocupa una fosa o
rift de una profundidad a veces de 3 Km.

En ocasiones las dorsales son el resultado de la consolidación del basalto


suboceánico y están en el origen de la expansión del fondo de los océanos.

c. Cordilleras geosinclinales o intracratónicas (tipo alpino).


Caracterizadas por flysch, ofiolitos y mantos de corrimiento. Los
arcos insulares (Japón, Islas de la Sonda) comprendidos entre un
cratón y una placa pueden ser asignados a éste tipo).

15
d. Cordilleras liminares o pericratónicas (tipo andino). Desprovistas
de flyschs, ofiolitas y mantos de corrimiento, pero donde el
vulcanismo es activo. La unión de las dos cordilleras liminares no
puede dar en ningún caso una cordillera geosinclinal.

1.3. GEOSINCLINALES: ORIGEN- EVOLUCIÓN- MESETAS Y FOSA.

El término geosinclinal, ha sido usado principalmente para un concepto geológico


ahora obsoleto que intentaba explicar el movimiento vertical de la corteza terrestre
y otras observaciones geológicas. Este concepto fue enunciado por los geólogos
estadounidenses James Hall y James Dwight Dana a mediados del siglo XIX
durante sus estudios clásicos de las Montañas Apalaches, en referencia a una
cuenca de profundización y llenado gradual resultante de su concepto de
contracción de la corteza, debido a un enfriamiento y contracción de la Tierra, la
llamada hipótesis contraccionista.
Los geosinclinales son cuencas de sedimentación de extensión regional, cuyo
hundimiento relativamente rápido y prolongado se determina por el espesor de los
sedimentos acumulados.
Representan áreas de deposición inestables localizadas en cuencas continentales
o como es más común en los propios océanos, aunque muy próximos de los
bordes continentales, produciéndose el hundimiento paulatinamente y a medida
que se depositan los sedimentos, pudiendo llegar a espesores que alcanzan hasta
los 15000 m.

16
1.3.1. ORIGEN:
En la formación de un geosinclinal se distinguen claramente tres etapas bien
definidas:
 Hundimiento y sedimentación
 Deformación
 Ascenso isostático y formación de las cadenas montañosas
Es evidente de que cada etapa, sobre todo la primera implica un muy largo
proceso que puede durar millones de años y cuya evolución no siempre puede ser
completada.

1.3.2. MESETA:
En geografía, una meseta es una altiplanicie extensa situada a una determinada
altitud sobre el nivel del mar (más de 500 m) provocada por fuerzas tectónicas,
por erosión del terreno circundante, o por el emergimiento de una meseta
submarina. También se genera por la convergencia de las placas tectónicas.
En el primer caso, las fuerzas tectónicas producen el elevamiento de una serie de
estratos que se mantienen horizontales con respecto al entorno; en el segundo
caso, los agentes externos (principalmente ríos) erosionan la parte de la superficie
menos resistente a la erosión, creando la meseta; y en el último, la meseta
proviene del emergimiento de una meseta volcánica. Las mesetas volcánicas se
forman en el agua.
Las mesetas que emergen del agua también pueden ser antiguas mesetas
originadas por fuerzas tectónicas o por erosión que fueron sumergidas.
Según sea la región del mundo, hay varios accidentes del relieve más pequeños
que tienen características de mesetas pequeñas. Estas formas del relieve son
denominadas de diferentes formas locales:
a. Altiplano: Es una meseta intermontada elevada, que se encuentra
generalmente localizada entre dos o más cadenas montañosas recientes.
b. Butte: En los Estados Unidos y Canadá, es una prominente colina aislada,
de laderas bien pronunciadas y con una pequeña cima plana.
c. Chapada: En las regiones Centro-Oeste y Nordeste de Brasil, es una
formación rocosa elevada (superior a los 600 metros de altura), que tiene
una porción muy plana en la parte superior

17
Ejemplo de mesetas
Las mesetas del mundo situadas a más altitud son:
La Meseta del Tíbet, situada al norte del Himalaya, a más de 4000 m de altitud;
El Altiplano Andino una gran extensión a más de 3000 m de altura, al este de
los Andes;
La Puna de Atacama más de 100 000 km² a más de 3000 msnm correspondientes
a parte de Argentina y Chile (se encuentra separada del Altiplano Andino
propiamente dicho por un nudo orográfico de la cordillera de los Andes).
Las mesetas más altas, con respecto al terreno circundante, son:
Los tepuyes de Venezuela, Guyana y Brasil, de paredes totalmente verticales,
algunos de más de 1 km de altitud sobre la selva circundante. La cascada más
alta del mundo, el Salto Ángel, se descuelga de un impresionante tepuy en
territorio venezolano.
Otras mesetas importantes son las siguientes:
En España, la Meseta Central que ocupa la mayor parte del territorio del país, con
una elevación media de entre 600 y 700 m, rodeada casi por completo
de cordilleras que la separan de las zonas costeras. El choque de las placas
tectónicas produjo la elevación horizontal de la mayor parte de la península
Ibérica, formando la gran meseta y las cordilleras circundantes en sus bordes.
Esta gran meseta está partida por la mitad, donde se formó el Sistema Central,
aislando la submeseta norte (la actual comunidad de Castilla y León) de la
submeseta sur (las actuales comunidades de Castilla-La
Mancha, Extremadura y Madrid). La meseta norte mucho más homogénea y con
mayor altitud que la sur. La meseta central abarca a cuatro comunidades
autónomas: Madrid, Castilla y León, Extremadura y Castilla-La Mancha. Debido a
ello se suele decir que España es el segundo país más montañoso
de Europa tras Suiza aunque en realidad es el quinto país de Europa con mayor
altitud media (tras la mencionada Suiza, Andorra, Austria y Liechtenstein),
fundamentalmente por la gran extensión de esta meseta que no es muy elevada.
La meseta más densa del planeta se encuentra en el continente es de Australia y
recibe el nombre de «Meseta Rocco» (meseta rocosa), que mide 1360 m².
En Colombia, país con elevaciones importantes de terreno, se destaca el altiplano
cundiboyacence, que cubre un área de aproximadamente 25 000 km2, a una
altitud promedio de 2600 msnm esta vasta región del Colombia representa una
zona ecológica bastante especial por la particularidad del clima, sobre este
altiplano se localiza la ciudad de Bogotá.

18
El mítico cerro Chenque, meseta de la zona que bordea a la
ciudadpatagónica de Comodoro Rivadavia.
En Argentina, la Meseta patagónica se encuentra en el sur, desde el pie de la
Cordillera hasta unos pocos kilómetros cerca de la costa con el mar Argentino.
También la Payunia es una meseta importante que se eleva a unos 2200 metros
de altura, en el sur de la provincia de Mendoza, y que se caracteriza por extensos
terrenos cubiertos de lava, estepa árida, baja humedad y numerosos volcanes.
La meseta misionera integra el reborde sur del Macizo de Brasilia.
La Puna es una altiplanicie de gran magnitud: se extiende por el oeste del territorio
de las provincias argentinas de Jujuy, Salta y Catamarca.

1.3.3. FOSAS:
a. FOSA OCEÁNICA
Las fosas oceánicas son estrechas y profundas trincheras que suelen encontrarse
adosadas a los bordes continentales o junto a arcos de islas volcánicas,
especialmente en el Pacífico.
La temperatura del agua en las fosas oceánicas se mantiene fija en casi 4º, que es
la que tiene el agua a gran profundidad. Aunque no lo parezca, en las fosas
oceánicas existe vida marina, como por ejemplo algunos tipos de moluscos y
peces, en especial, de especies bioluminiscentes de pequeño tamaño.
En el Pacífico occidental se encuentra el mayor número de fosas y las más
profundas, con seis fosas que superan los 10 000 m de profundidad.
Durante años sorprendió que las zonas más profundas del océano no se hallasen
en su centro, sino junto a las costas de islas volcánicas y continentes. El
fenómeno es perfectamente comprensible ahora a la luz de la teoría de
la tectónica de placas.
a.1. Procesos Geológicos:
Las fosas marinas se forman en las zonas de subducción, lugares de la corteza
terrestre donde dos placas litosféricas convergen, colisionan, y una de ellas (la de
mayor densidad) se introduce (subduce) bajo la otra. Como resultado produce una
gran depresión en el suelo submarino; un buen ejemplo de ello es el de la fosa
peruano-chilena que es el resultado del choque entre una placa
continental sudamericana y la placa oceánica de Nazca.
Dichas zonas de subducción están asociadas a una intensa actividad
sísmica provocada por las tensiones, compresiones y rozamiento entre las dos
placas. Los grandes terremotos y tsunamis del Japón o de Indonesia están
causados por este fenómeno.

19
Cuando la placa que subduce alcanza la astenosfera se funde, y los materiales
fundidos, más ligeros, ascienden originando volcanes. Según la naturaleza de las
placas que convergen se pueden distinguir dos casos:
Si las dos placas que colisionan están compuestas por litosfera oceánica, la
intensa actividad volcánica origina arcos de islas, como
las Aleutianas, Japón, Filipinas, Islas de la Sonda o las Antillas. Junto a estas islas
existen profundas fosas submarinas (fosa de las Marianas, fosa de Japón, fosa de
Puerto Rico, etc.).
Si una placa oceánica subduce bajo una continental, junto a la intensa actividad
volcánica se produce un orógeno, es decir, se origina una cordillera; tal es el caso
de la placa de Nazca que al subducir bajo la placa Sudamericana originó
los Andes. Como en el caso anterior, hay asociada también una fosa oceánica
(fosa de Perú-Chile).
a.2. Principales fosas oceánicas

Fosa oceánica Localización Profundidad


(m)

Fosa Challenger o de las Pacífico Sur (Islas Marianas) 11 034


Marianas

Fosa de Tonga Pacífico Sur (NE Nueva 10 822


Zelanda)

Fosa de Japón Pacífico (E Japón) 10 554

Fosa de las Kuriles o Pacífico (S Islas Kuriles) 10 542


de Kamchatka

Fosa de Filipinas Pacífico (E de Filipinas) 10 540

Fosa de Kermadec Pacífico Sur (NE de Nueva 10 047


Zelanda)

Fosa de Puerto Rico Atlántico (E Puerto Rico) 8800

20
Fosa de Bougainville Pacífico (E Nueva Guinea) 9140

Fosa de las Sandwich del Sur Atlántico (E Islas Sandwich) 8428

Fosa de Perú-Chile o Fosa de Pacífico (O de Perú y Chile) 80811


Atacama

Fosa de las Aleutianas Pacífico (S Islas Aleutianas) 7822

Fosa de las Caimán Mar Caribe (S Cuba) 7680

Fosa de Java Índico (S Isla de Java) 7450

Fosa de Cabo Verde Atlántico (O Islas Cabo 7292


Verde)

21
II. MOVIMIENTOS SISMICOS

2.1. NATURALEZA DE LOS MOVIMIENTOS SÍSMICOS Y SUS EFECTOS-


CAUSAS DE LOSMOVIMIENTOS SÍMICOS.

2.1.1. NATURALEZA DE LOS MOVIMIENTOS SÍSMICOS Y SUS EFECTOS:

a. SISMOS (DEFINICIÓN)
También llamado seísmo, temblor, temblor de tierra o movimiento telúrico, es un
fenómeno de sacudida brusca y pasajera de la corteza terrestre producida por la
liberación de energía acumulada en forma de ondas sísmicas. Los más comunes
se producen por la actividad de fallas geológicas. También pueden ocurrir por otras
causas como, por ejemplo, fricción en el borde de placas tectónicas,
procesos volcánicos, impactos de asteroides o cometas, o incluso pueden ser
producidas por el ser humano al realizar pruebas de detonaciones nucleares
subterráneas.

El punto de origen de un terremoto se denomina foco o hipocentro. El epicentro es


el punto de la superficie terrestre que se encuentra directamente sobre el
hipocentro. Dependiendo de su intensidad y origen, un terremoto puede causar
desplazamientos de la corteza terrestre, corrimientos de tierras, maremotos (o
también llamados tsunamis) o la actividad volcánica. Para medir la energía liberada
por un terremoto se emplean diversas escalas, entre ellas, la escala de Richter es
la más conocida y utilizada por los medios de comunicación.

Los sismos son perturbaciones súbitas en el interior de la tierra que dan origen a
vibraciones o movimientos del suelo; la causa principal y responsable de la mayoría
de los sismos (grandes y pequeños) es la ruptura y fracturamiento de las rocas en
las capas más exteriores de la tierra.

22
Daños producidos por el terremoto del 1906 en San Francisco, Estados Unidos

b. CONSECUENCIA DE LOS MOVIMIENTOS SÍSMICOS

b.1. EN EL MAR

23
b.1.1. MAREMOTOS

Un maremoto es una invasión súbita de la franja costera por las aguas oceánicas
debida a un tsunami, una gran ola marítima originada por un temblor de tierra
submarino. Cuando esto ocurre, suele causar graves daños en el área afectada.

Los maremotos son más comunes en los litorales de los océanos Pacífico e Índico,
en las zonas sísmicamente activas.

Los términos maremoto y tsunami se consideran sinónimos. De todos


los movimientos sísmicos, el tsunami puede ser el más mortífero, ya que puede
recorrer mucha distancia y afecta a las costas, que suelen ser zonas muy
densamente pobladas.

b.1.2. TSUNAMIS
Los terremotos submarinos provocan movimientos del agua del mar (maremotos o
tsunamis). Los tsunamis son olas enormes con longitudes de onda de hasta 100
kilómetros que viajan a velocidades de 700 a 1000 km/h. En alta mar la altura de la
ola es pequeña, sin superar el metro; pero cuando llegan a la costa, al rodar sobre
el fondo marino alcanzan alturas mucho mayores, de hasta 30 y más metros.

El tsunami está formado por varias olas que llegan separadas entre sí unos 15 o 20
minutos. La primera que llega no suele ser la más alta, sino que es muy parecida a
las normales. Después se produce un impresionante descenso del nivel del mar
seguido por la primera ola gigantesca y a continuación por varias más.

La falsa seguridad que suele dar el descenso del nivel del mar ha ocasionado
muchas víctimas entre las personas que, imprudentemente, se acercan por
curiosidad u otros motivos, a la línea de costa.

24
b.1.2.1. EL SISTEMA DE ALARMA DE TSUNAMI
El objetivo operacional del Sistema de Alarma de Tsunami del Pacífico (SATP) es
detectar y ubicar los terremotos ocurridos en Regiones, determinar si ellos han
generado tsunami, y proporcionar información del tsunami y alarmas en forma
oportuna y efectiva a la población. El Perú cuenta con este sistema.

25
b.1.2.2. SISTEMA NACIONAL DE ALARMA DE MAREMOTOS (SNAM)

Actualmente contamos con un Sistema que está al más alto nivel en términos de
infraestructura, tecnología y capacidad profesional, situándonos como uno de los
Centros de Alerta más importantes de la cuenca del Pacífico”.

2.1.2. CAUSAS DE LOS MOVIMIENTOS SÍSMICOS:

 Los terremotos tectónicos se suelen producir en zonas donde la


concentración de fuerzas generadas por los choque de las placas tectónicas
dan lugar a movimientos en el interior y en la superficie de la Tierra.

26
 Es por esto que los sismos o seísmos de origen tectónico están íntimamente
asociados con la formación de fallas geológicas.

OTROS FACTORES QUE ORIGINAN LOS SISMOS


 Desprendimientos de rocas en las laderas de las montañas y el hundimiento
de cavernas, variaciones bruscas en la presión atmosférica por ciclones e
incluso la actividad humana.
Estos mecanismos generan eventos de baja magnitud que generalmente
caen en el rango de microsismos, temblores que sólo pueden ser detectados
por sismógrafos.

27
2.2. PARÁMETROS SÍSMICOS- DETERMINACIÓN DEL FOCO-
DISTRIBUCIÓN DE LOS EPICENTROS ESCALAS SÍSMICAS.

2.2.1. DETERMINACIÓN DEL HIPOCENTRO O FOCO

El hipocentro (foco) es el punto al interior de la tierra, donde se inicia el movimiento


sísmico. También corresponde al punto en el cual se produce la fractura de la
corteza terrestre, que genera un terremoto. En él se produce también la liberación
de energía.

28
2.2.2. DETERMINACIÓN DEL EPICENTRO

El epicentro es el punto en la superficie de la tierra que está directamente encima


del foco o hipocentro, el punto donde un terremoto o una explosión bajo tierra se
origina.

El epicentro es usualmente el lugar con mayor daño.

29
a. COMO SE DETECTAN LOS SISMOS:

 Sismómetro: Detector del movimiento de la Tierra, entrega señal que


contiene información cuantitativa del movimiento.
 Sismógrafo: Instrumento completo; sismómetro más amplificadores, más
filtros eléctricos y aparato control del tiempo, más inscriptor.
 Acelerógrafo: registra aceleraciones del suelo provocadas por el sismo.

a.1. SISMÓMETRO ELEMENTAL

Sismómetro o sismógrafo es un instrumento para medir terremotos para la


sismología o pequeños temblores provocados.

Cuando la Tierra se mueve, electrónicamente se trata de mantener la masa fija a


través de la retroalimentación del circuito. La cantidad de fuerza necesaria para
conseguir esto es entonces registrada.

30
a.2. LOS GEÓFONOS
Los geófonos son transductores de desplazamiento, velocidad o aceleración que
convierten el movimiento del suelo en una señal eléctrica. Casi todos los geófonos
empleados para la prospección sísmica en la superficie terrestre son del tipo
electromagnético.

Geófono electromagnético

Un geófono electromagnético es un transductor de velocidad. El mismo consiste en


una bobina suspendida de un sistema de resortes que se mueve en un campo
magnético generado por un imán permanente. El sistema masa-resorte más sencillo
de estudiar es el que no considera amortiguamiento del movimiento de la masa y
que responde a la ecuación diferencial:

Siendo:

𝑚 la masa móvil del sistema.

𝑘 la constante de rigidez del resorte.

𝑥 el desplazamiento de la masa respecto al punto de equilibrio estático.

31
a.3. SISMÓGRAFO DE TAMBOR

2.2.3. ESCALAS SISMICAS:

a. ESCALA SISMOLÓGICA DE RITCHER


La escala sismológica de Richter, también conocida como escala de magnitud
local (ML), es una escala logarítmica arbitraria que asigna un número para
cuantificar la energía que libera un terremoto, denominada así en honor
del sismólogo estadounidense Charles Francis Richter.

La sismología mundial usa esta escala para determinar las fuerzas de sismos de
una magnitud entre 2,0 y 6,9 y de 0 a 400 kilómetros de profundidad. Aunque los
medios de comunicación suelen confundir las escalas, para referirse a eventos
telúricos actuales se considera incorrecto decir que un sismo «fue de magnitud
superior a 7,0 en la escala de Richter», pues los sismos con magnitud superior a

32
6,9 se miden desde 1978 con la escala sismológica de magnitud de momento, por
tratarse esta última de una escala que discrimina mejor en los valores extremos.

Fue desarrollada por Charles Francis Richter con la colaboración de Beno


Gutenberg en 1935, ambos investigadores del Instituto de Tecnología de California,
con el propósito original de separar el gran número de terremotos pequeños de los
menos frecuentes terremotos mayores observados en California en su tiempo. La
escala fue desarrollada para estudiar únicamente aquellos terremotos ocurridos
dentro de un área particular del sur de California cuyos sismogramas hubieran sido
recogidos exclusivamente por el sismómetrode torsión de Wood-Anderson. Richter
reportó inicialmente valores con una precisión de un cuarto de unidad, sin embargo,
usó números decimales más tarde.

Donde:

A = amplitud de las ondas en milímetros, tomada directamente en


el sismograma.

∆T = tiempo en segundos desde el inicio de las ondas P (Primarias) al de las


ondas S (Secundarias).

33
M = magnitud arbitraria pero constante a terremotos que liberan la misma
cantidad de energía.

El uso del logaritmo en la escala es para reflejar la energía que se desprende en un


terremoto. El logaritmo incorporado a la escala hace que los valores asignados a
cada nivel aumenten de forma logarítmica, y no de forma lineal. Richter tomó la idea
del uso de logaritmos en la escala de magnitud estelar, usada en la astronomía para
describir el brillo de las estrellas y de otros objetos celestes. Richter arbitrariamente
escogió un temblor de magnitud 0 para describir un terremoto que produciría un
desplazamiento horizontal máximo de 1 μm en un sismograma trazado por un
sismómetro de torsión Wood-Anderson localizado a 100 km de distancia
del epicentro. Esta decisión tuvo la intención de prevenir la asignación de
magnitudes negativas. Sin embargo, la escala de Richter no tenía límite máximo o
mínimo, y actualmente habiendo sismógrafos modernos más sensibles, estos
comúnmente detectan movimientos con magnitudes negativas.

Debido a las limitaciones del sismómetro de torsión Wood-Anderson usado para


desarrollar la escala, la magnitud original ML no puede ser calculada para temblores
mayores a 6,8. Varios investigadores propusieron extensiones a la escala de
magnitud local, siendo las más populares la magnitud de ondas superficiales MS y
la magnitud de las ondas de cuerpo.

34
b. ESCALA DE MERCALLI
La escala sismológica de Mercalli es una escala de doce grados desarrollada para
evaluar la intensidad de los terremotos a través de los efectos y daños causados a
distintas estructuras. Así, la intensidad de un terremoto no está totalmente
determinada por su magnitud, sino que se basa en sus consecuencias,
empíricamente observadas. Debe su nombre al físico y sacerdote italiano Giuseppe
Mercalli.

Grado Descripción

Imperceptible para la mayoría excepto en condiciones


I - Muy débil.
favorables. Aceleración menor a 0,5

Perceptible solo por algunas personas en reposo,


particularmente aquellas que se encuentran ubicadas en los
II - Débil.
pisos superiores de los edificios. Los objetos colgantes suelen
oscilar. Aceleración entre 0,5 y 2,5 Gal.

Perceptible por algunas personas dentro de los edificios,


especialmente en pisos altos. Muchos no lo perciben como un
III - Leve. terremoto. Los automóviles detenidos se mueven ligeramente.
Sensación semejante al paso de un camión pequeño.
Aceleración entre 2,5 y 6,0 Gal.

Perceptible por la mayoría de personas dentro de los edificios,


IV - Moderado. por pocas personas en el exterior durante el día. Durante la

noche algunas personas pueden despertarse. Perturbación en

35
cerámica, puertas y ventanas. Las paredes suelen hacer ruido.
Los automóviles detenidos se mueven con más energía.
Sensación semejante al paso de un camión grande. Aceleración
entre 6,0 y 10 Gal.

Sacudida sentida casi por todo el país o zona y algunas piezas


de vajilla o cristales de ventanas se rompen; pocos casos de
V - Poco agrietamiento de aplanados; caen objetos inestables. Se
fuerte. observan perturbaciones en los árboles, postes y otros objetos
altos. Se detienen los relojes de péndulo. Aceleración entre 10 y
20 Gal.

Sacudida sentida por todo el país o zona. Algunos muebles


VI - Fuerte. pesados cambian de sitio y provoca daños leves, en especial en
viviendas de material ligero. Aceleración entre 20 y 35 Gal.

Ponerse de pie es difícil. Muebles dañados. Daños insignificantes


en estructuras de buen diseño y construcción. Daños leves a
VII - Muy moderados en estructuras ordinarias bien construidas. Daños
fuerte. considerables en estructuras pobremente
construidas. Mampostería dañada. Perceptible por personas en
vehículos en movimiento. Aceleración entre 35 y 60 Gal.

Daños leves en estructuras especializadas. Daños considerables


VIII en estructuras ordinarias bien construidas, posibles derrumbes.
- Destructivo. Fuertes daños en estructuras pobremente
construidas. Mampostería seriamente dañada o destruida.

36
Muebles completamente sacados de lugar. Aceleración entre 60
y 100 Gal.

Pánico generalizado. Daños considerables en estructuras


IX - Muy especializadas, paredes fuera de plomo. Grandes daños en
destructivo. importantes edificios, con derrumbes parciales. Edificios
desplazados fuera de las bases. Aceleración entre 100 y 250 Gal.

Algunas estructuras de madera bien construidas quedan


X destruidas. La mayoría de las estructuras de mampostería y el
- Desastroso. marco destruido con sus bases. Vías ferroviarias dobladas.
Aceleración entre 250 y 500 Gal.34

Pocas estructuras de mampostería, si las hubiera, permanecen


XI - Muy
en pie. Puentes destruidos. Vías ferroviarias curvadas en gran
desastroso.
medida. Aceleración mayor a 500 Gal.34

Destrucción total con pocos supervivientes. Los objetos saltan al


XII
aire. Los niveles y perspectivas quedan distorsionados.
- Catastrófico.
Imposibilidad de mantenerse en pie.

37
2.3. MAGNITUD Y ENERGÍA DE LOS TERREMOTOS- INTENSIDAD DE
LOS SISMOS- ZONAS SÍSMICAS Y LÍNEAS ISOSISTAS.

2.3.1. PRODUCCIÓN Y PROPAGACIÓN DE ENERGÍA

La energía elástica los terremotos se propaga a partir del hipocentro,mediante


cuatro tipos distintos de ondas.
 Ondas P (longitudinal).

 Onda S (transversal).

 Onda Love(sup. transv).

 Onda Rayleigh.

38
a. ONDAS LONGITUDINALES, PRIMARIAS O P

Tipo de ondas de cuerpo que se propagan a una velocidad de entre 8 y 13 km/s y


en el mismo sentido que la vibración de las partículas. Circulan por el interior de la
Tierra, atravesando tanto líquidos como sólidos. Son las primeras que registran los
aparatos de medida o sismógrafos, de ahí su nombre “P”.

b. ONDAS TRANSVERSALES, SECUNDARIAS O S

Son ondas de cuerpo más lentas que las anteriores (entre 4 y 8 km/s) y se propagan
perpendicularmente en el sentido de vibración de las partículas. Atraviesan
únicamente los sólidos y se registran en segundo lugar en los aparatos de medida.

39
c. ONDAS LOVE (SUPERFICIALES)

Son las más lentas de todas (3,5 km/s ) y son producto de la interacción entre las
ondas P y S a lo largo de la superficie de la Tierra. Son las que producen más daños.
Se propagan apartir del epicentro y son similares a las ondas que se forman sobre
la superficie del mar. Este tipo de ondas son las que se registran en último lugar en
los sismógrafos.

40
2.3.2. ZONAS SÍSMICAS

La mayoría de los grandes terremotos se han producido en las profundidades de


la superficie terrestre, en los extremos de las placas tectónicas.

41
2.3.3. ESTRUCTURA INTERNA DE LA TIERRA.
La estructura interna de la Tierra (Fig. 1.1) está formada principalmente por la
corteza, manto y núcleo, siendo en estos medios en donde las ondas sísmicas al
propagarse, se reflejan o refractan.

a. EL NÚCLEO:
El Núcleo es la parte central de la Tierra formada por metales, principalmente
hierro y níquel, que en el núcleo interno se encuentran en estado sólido. Estos
metales están a altas temperaturas y presiones.
El Núcleo interno tiene un radio de alrededor de 1.230 kilómetros, mientras que el
núcleo externo, donde los metales están en estado líquido, tiene un espesor de
alrededor de 2.250 kilómetros. El núcleo contiene cerca del 30% de la masa total
de la tierra. La densidad del núcleo es alrededor de 10,5 veces la densidad del
agua.
b. EL MANTO:
El Manto está formado por sólidos y tiene un espesor aproximado de 2.900
kilómetros. Constituye la mayor parte del volumen de la Tierra (más de un 80%) y
algo menos del 70% de su masa total. Está compuesto principalmente de silicato
de magnesio, silicato de sodio y silicato de hierro. Su densidad es alrededor de 4,5
veces la densidad del agua.
c. LA ASTENOSFERA:
La Astenosfera es la división mayor del planeta Tierra que está conformada por
material viscoso, susceptible de deformarse mucho más fácilmente y que sería el
asiento de movimientos de material importante, esta se encuentra sobre el manto.

42
d. LA LITOSFERA:
La Litosfera es la capa externa de la Tierra y está formada por materiales sólidos,
engloba la corteza continental, de entre 20 y 70 km de espesor, y la corteza
oceánica o parte superficial del manto consolidado, de unos 10 km de espesor. Se
presenta dividida en placas tectónicas que se desplazan lentamente sobre la
astenosfera.
e. LA CORTEZA:
La Corteza está compuesta por silicatos tales como el cuarzo y el feldespato.
Tiene un espesor promedio de alrededor de 40 kilómetros pero varía entre un
mínimo de alrededor de 5 kilómetros en el fondo oceánico hasta un máximo de
hasta 100 kilómetros en las grandes cordilleras. Su densidad es de
aproximadamente 3 veces la densidad del agua y constituye alrededor del 1 % de
la masa total de la Tierra. La Corteza terrestre está dividida en porciones
irregulares llamadas placas que se mueven sobre la superficie del manto. Sus
movimientos dan origen a la migración o deriva de los continentes.

43