Está en la página 1de 2

CANTOS PARA SANTÍSIMA TRINIDAD

ENTRADA

SI VIENES CONMIGO
Si vienes conmigo y alientas mi fe, si estás a mi lado, ¿a quién temeré?
A nada tengo miedo, a nadie he de temer, Señor, si me protegen tu amor y tu poder. Me llevas de la
mano, me ofreces todo bien. Señor, Tú me levantas si vuelvo a caer.
¡Qué largo mi camino! ¡Qué hondo mi dolor! Ni un árbol me da sombra, ni escucho una canción. ¿Será
que a nadie puedo mirar ni sonreír? Señor, Tú sólo quedas Tú sólo junto a mí.

OFRENDAS
CON AMOR TE PRESENTO, SEÑOR
Con amor te presento, Señor, lo mejor de mi vida: te presento, Señor, mi amistad; con amor te
presento, Señor, para ser mi manjar la viña, el racimo, el trigal, el pan de mi hogar te presento con
amor.
Con mis manos abiertas a Ti contemplando tu lámpara te presento, Señor, mi esperanza; hacia Ti se
dirige mi barca, hacia el cielo se va; es largo el camino, el remar; ruta pascual, Dios me guía al caminar.
Con mi ofrenda también yo te doy lo mejor de mis lágrimas: te presento, Señor, mi dolor, te presento,
Señor, mi oración: ofertorio de amor; el grano enterrado ya es flor, la espiga, oblación, la semilla
redención.

COMUNIÓN
PAN DE VIDA, PAN DE FE
Camino y desierto andamos a la tierra prometida; vuelvan, Señor tus torrentes a saciarnos de agua
viva
Mi cuerpo es: Tomad y comed; Mi sangre es: Tomad y bebed; Este es el pan de vida, este es
el pan de fe (Bis).
Nos pesa nuestro pecado, dolores, hambres y guerras: venga tu paz como llama a morar en nuestras
tiendas.
Que todos son mis hermanos, así reza el Testamento: amor a Dios y a los hombres, es el culto
verdadero.
Afanes son nuestras horas que ofrecemos como espigas: florecerán con el alba cuál maná, manjar
de vida.
Es cada altar en la tierra la mesa del Sacramento: Cristo es quien da vida plena con su Sangre, con
su cuerpo.
Unamos todas las almas en la hostia de su cuerpo. Aquí se da el pan de vida, aquí se hace el hombre
nuevo.
A paso de peregrino andamos nuestra jornada; tú calmarás los anhelos el domingo de tu Pascua.
Adórenle de rodillas doquiera el orbe entero; y el mundo cante en sus lenguas Gloria a Cristo, el
Hombre Nuevo.

SALIDA
TE DEN GRACIAS
Te den gracias todos los pueblos, que todos los pueblos te den gracias. (Bis).
Señor, Señor; gracias te damos, por esta Misa que hemos celebrado; Tu Cuerpo y Sangre hemos
recibido, volvemos a la vida entusiasmados.
Señor, qué bien se vive aquí en tu casa, en Cristo siempre unidos como hermanos, Señor, que sea
esto un anticipo del cielo que ya estamos comenzando.

También podría gustarte