Está en la página 1de 5

Otros tipos de Biocatalizadores:

Vitaminas:
Las vitaminas son un grupo de sustancias orgánicas, de composición variada, necesarias en
cantidades muy pequeñas (del orden de miligramos o microgramos al día) para el correcto
funcionamiento del organismo; por eso las llamamos micronutrientes. Son compuestos esenciales
que no pueden ser sintetizados por la mayoría de los animales, por lo que deben ingerirse en la
dieta. En algunos casos, se incorporan en forma de provitaminas que, posteriormente, son
transformados en su forma activa.
Desempeñan funciones catalíticas, y algunas desarrollan funciones metabólicas específicas en las
rutas de transformación de los micronutrientes (lípidos, hidratos de carbono y proteínas). A
diferencia de estos, no son utilizadas ni como combustibles, ni para formar estructuras celulares.

-Clasificación:
Las trece vitaminas se clasifican en hidrosolubles y liposolubles.

Vitaminas hidrosolubles

Las vitaminas hidrosolubles son de naturaleza polar y, por tanto, se disuelven en agua. Debido a
ello, son excretadas o destruidas en el metabolismo celular, por lo que deben obtenerse
regularmente con la dieta. En este grupo se incluyen la titamina (vitamina B1), la riboflamina
(vitamina B2), el ácido nicotínico, el ácido panoténicola piridoxina (vitamina B6), la biotina, el ácido
fólico, la vitamina B12 y el ácido ascórbico (vitamina C).

Vitaminas liposolubles
Las vitaminas liposolubles son vitaminas a polares derivadas del isopreno, insolubles en agua y
solubles en disolventes apolares. Su insolubilidad en agua hace difícil su eliminación, por lo que su
exceso puede acumularse en el organismmo y producir toxicidad. Son de este tipo las vitaminas A,
D, E y K.

Exceso o defecto de las vitaminas.


Las vitaminas se precisan en pequeñas cantidades, y tanto su defecto como su exceso determinan
serios transtornos funcionales. En el primer caso se habla de avitaminosis, y en el segundo, de
hipervitaminosis.

La avitaminosis
Se produce cuando se sufre la ausencia extrema de alguna vitamina. Produce las llamadas
enfermedades carenciales, muy graves e, incluso, mortales. Entre las deficiencias más extendidas
se encuentran las de tiamina, niacina, riboflavina, ácido fólico y ácido ascórbico.

La hipervitaminosis

Se produce por un consumo excesivo de alguna vitamina, cuya acumulación en el organismo


puede producir efectos tóxicos. En general, suele causarla el exceso de vitaminas liposolubles (en
especial, el exceso de la A y la D) debido a la dificultad de su eliminación.

Hormonas:
Se conocen cerca de 200 hormonas en el cuerpo humano. Desde el punto de vista químico, las
hormonas son sustancias muy heterogéneas, desde derivados de ciertos aminoácidos (como la
adrenalina y la tiroxina), proteínas (como la oxitocina o la insulina) o esteroideas (como las
hormonas sexuales).
Las hormonas liberadas por las glándulas endocrinas o neurosecretoras van a parar a la sangre y
son transportadas por el sistema circulatorio a todas las partes del cuerpo. Sin embargo, solo
ejercen su acción en células u órganos concretos, llamados células u órganos diana. Estas células
disponen de moléculas receptoras que se unen específicamente a las hormonas.
El sistema endocrino colabora junto con el nervioso para controlar procesos como el crecimiento,
el desarrollo, el metabolismo, la reproducción, el contenido de agua y sales, o los niveles de
glucosa, proteínas y otros nutrientes, y para desencadenar respuestas adaptativas ante cambios
ambientales. La producción de la mayoría de las hormonas está controlada por un sistema de
retroalimentación negativa en el que intervienen el hipotálamo (parte del encéfalo) y una glándula
endocrina, la hipófisis (situada debajo del cerebro).

Este aparato hormonal comprende unas glándulas endocrinas principales: la pituitaria, la tiroides,
las suprarrenales, el páncreas y las gónadas.
Las hormonas son potentes. Se necesita solamente una cantidad mínima para provocar grandes
cambios en las células o inclusive en todo el cuerpo. Es por ello que el exceso o la falta de una
hormona específica pueden ser serios.
El sistema endocrino.

Las glándulas endocrinas son de secreción interna, ya que carecen de conductos propios. La mayor
parte de las hormonas se producen en este tipo de glándulas, aunque otras son segregadas por
neuronas o por ciertos órganos como pueden ser el estómago o el intestino delgado. El exceso o la
insuficiencia en la producción de hormonas dan lugar a enfermedades como las tiroideas, la
diabetes o el bocio.

La pituitaria.
Imprescindible para el desarrollo del cuerpo humano y situado en la base del cerebro,
segrega la hormona del crecimiento (responsable del desarrollo de los huesos y los músculos) y
estimula a otras glándulas endocrinas para que segreguen sus respectivas hormonas.

El hipotálamo.

El hipotálamo, porción del cerebro de donde deriva la hipófisis, produce las hormonas
“controladoras". Estas hormonas regulan procesos corporales tales como el metabolismo y
controlan la liberación de hormonas de glándulas como la tiroides, las suprarrenales y las gónadas
(testículos u ovarios). También secreta una hormona antidiurética (que controla la excreción de
agua) denominada vasopresina, que circula y se almacena en el lóbulo posterior de la hipófisis. La
vasopresina controla la cantidad de agua excretada por los riñones e incrementa la presión
sanguínea.
Glándulas suprarrenales.

Las dos glándulas se localizan sobre los riñones.

Cada glándula suprarrenal está formada por una zona interna denominada médula y una zona
externa que recibe el nombre de corteza.
Las glándulas suprarrenales producen hormonas tales como estrógeno, esteroides, cortisol,
cortisona, además de sustancias químicas como adrenalina y dopamina.

Tiroides.
La tiroides es una glándula bilobulada situada en el cuello.

Páncreas.
La mayor parte del páncreas está formado por tejido exocrino que libera enzimas en el duodeno.
Hay grupos de células endocrinas, denominados islotes de Langerhans, distribuidos por todo el
tejido que secretan insulina y glucagón. La insulina actúa sobre el metabolismo de los hidratos de
carbono, proteínas y grasas, aumentando la tasa de utilización de la glucosa y favoreciendo la
formación de proteínas y el almacenamiento de grasas.

ACCION HORMONAL:

Las hormonas tienen acción en el metabolismo, en el crecimiento, desarrollo, equilibrio


hidroelectrolítico, reproducción y comportamiento

Una de estas formas de acción hormonal es por receptores hormonales que pueden actuar, o
mediante señalización intracelular y por mecanismos de segundo mensajero.Los receptores son
proteínas de gran tamaño, entre 2000 y 100000 receptores por célula, para cada hormona hay un
receptor especifico y se localizan principalmente en:
- En o sobre la superficie de la membrana celular: Hormonas proteicas y Hormonas catecolaminas.
- En el citoplasma: Hormonas esteroideas
- En el núcleo: hormonas tiroideas.
Como hemos mencionado los mecanismos de acción hormonal pueden actuar o por señalización
intracelular o por mecanismos de segundo mensajero

- Por señalización intracelular:

1) Modificación de la permeabilidad de membrana: La unión de la hormona cambia la estructura


del receptor, provoca una apertura o cierre de los canales ionicos, produciendo cambios eléctricos
(despolarizacion o hiperpolarizacion)

2) Activación de enzimas intracelulares: como ya se ha dicho la unión de la hormona provoca un


cambio en la estructura del receptor de la membrana, por lo que activa la accion de la enzima
cinasa activada y produce la fosforilación de proteínas.

3) Activacion de genes: Se forma un complejo hormona receptor que produce la unión del
complejo a la cadena de DNA.

- Mecanismos del segundo mensajero:

La hormona estimula la formación o activación de un segundo mensajero que induce efectos


posteriores intracelulares. Entre estos, pueden ser:
AMPc, fosfolipasa C, calmodulina, iones de calcio, GMPc.

ELIMINACION DE LAS HORMONAS

Ocurre por la destrucción metabólica por parte de los tejidos, por la unión de tejidos, excreción
hepática de la bilis, excreción renal en la orina. la vida media depende del tipo de hormonas, por
ejemplo, las esteroides suprarrenales duran entre 20 y 100 minutos y las tiroideas entre 1 y 6 días.