Está en la página 1de 2

Ahí está

No puede existir en este mundo más certeza


que el saber que ella ahí está
a pesar del tiempo y mis bajezas.

Inexplicablemente ella vuelve a dar refugio


a todos mis fracasos mil
a mi amor de vagabundo.

Ahí está
siempre esperando por mí;
su amor es tal
que inevitablemente
se vuelve a entregar por completo a mí.