Está en la página 1de 2

2.4.

Consecuencias o repercusiones de la violencia escolar

Repercusiones para el agredido

Los alumnos agredidos, habitualmente bajan su rendimiento académico y decrece


su autoestima. Ellos son sometidos a altos niveles de agresión física y psicológica.
Por otro lado, ellos son reprochados por sus padres y maestros debido a sus bajas
notas. La agresión entre compañeros genera daño en su salud y estos son
perdurables, también son infelices en la escuela y sienten soledad; los hombres
tienen más posibilidades de reportar la agresión a comparación de las mujeres, pero
estas son más propensas a reportar síntomas de la agresión. “[…] Gran número de
estudios señalan el padecimiento de trastornos psicológicos como: depresión,
ansiedad, baja autoestima, insomnio, llegando incluso al extremo del suicidio […]”
(Del Mar, 2012, pág. 134). Es decir, que los violentados sufren alteraciones
psicológicas, y los agredidos suelen suicidarse; por ello, es que los alumnos con
estos problemas deben tratarse con especialistas y poder evitar una tragedia.

Consecuencia para el agresor

Los niños que fueron agresores tienden a tener problemas en la justicia cuando son
mayores o adultos, ya que ellos presentan una conducta agresiva. Los jóvenes que
realizan violencia en su escuela, son propensos a ser cuando crezcan sean
delincuentes y es perjudicial, siendo una consecuencia muy grave. Así mismo, el
agresor obtiene poder mediante agresión, siendo el lenguaje que utilizan, la
televisión, la música de moda, las redes sociales una influencia negativa para los
abusadores que no toleran sus compañeros o espectadores.
[…] Los agresores también sufren las consecuencias de sus actos. […] Los
alumnos que habían sido agresores en edad escolar, mostraban un mayor
riesgo de abandono de estudios universitarios, abuso de alcohol y drogas,
padecimiento de trastornos psicosociales y una mayor conducta de tipo
antisocial, al alcanzar la madurez […]. (Del Mar, 2012, pág. 134).