Está en la página 1de 1

Curas naturales para la vaginosis bacteriana: causas, síntomas y

medidas de alivio

La vaginosis bacteriana es una afección irritante que afecta a las mujeres debido a la abundancia
de bacterias dañinas en la región vaginal. Por lo general, causa un flujo vaginal como uno de sus
síntomas principales y es muy incómodo para las mujeres experimentar.

En algunos casos, la descarga bacteriana se combina con un olor fétido, como olor a pescado, a
diferencia de una descarga normal que es incolora e inodoro.

Si la infección es leve por naturaleza, el olor y la secreción pueden tener lugar solo después del
coito sin otros síntomas presentes. Los casos más severos usualmente involucran síntomas
adicionales como hinchazón, irritación, secreción excesiva, olor fuerte, calambres, dolores de
estómago y picazón intensa.

Normalmente, una gran mayoría de los casos de vaginosis bacteriana en mujeres no se detectan
debido a la falta de síntomas o condiciones potencialmente mortales. Por supuesto, puede ser
muy embarazoso para una dama si el olor a pescado comienza y luego comienza a crecer en
intensidad.

Las mujeres embarazadas que sufren de esta infección tienen que estar más preocupadas porque
pueden desarrollar complicaciones adicionales, como posibles abortos, dificultad para dar a luz al
bebé, calambres estomacales intensos y la posibilidad de envenenamiento fetal.

La causa real de la vaginosis bacteriana se puede atribuir a al menos dos razones diferentes. La
primera es una infección bacteriana y la segunda razón más importante es una Candida Albicans o
infección micótica por hongos.

Hay varios remedios naturales que se han conocido para aliviar los síntomas asociados con esta
infección frustrante. Incluyen tomar cápsulas de Goldenseal, ajo o una hierba tradicional conocida
como traqueal.

El tratamiento Goldenseal consistiría en tomar una cápsula de 500 mg una o dos veces al día hasta
que los síntomas de la infección de levadura se hayan disipado. Los químicos en las cápsulas
trabajan para combatir la acumulación de bacterias y la infección que reside dentro de las
membranas mucosas de las paredes de la vagina.

El ajo es uno de los remedios naturales más conocidos para el control de la infección de levadura y
se puede lograr tomando una o dos tabletas de ajo al día.

Haz click aquí para leer el artículo completo…