Está en la página 1de 21

Introducción

En cualquier país del mundo, el sistema financiero es una pieza clave para el desarrollo
económico. En este sentido, su función principal consiste en servir como un vínculo o
intermediario entre las personas (físicas o jurídicas) que desean ahorrar y aquellas
personas que tienen necesidades de recursos, ya sea para consumir o emprender
algún proyecto de inversión Esta labor permite a los agentes económicos reducir sus
costos de información y transacciones y de esta forma la economía, como un todo,
logra una mejor asignación de los recursos. El sistema monetario y financiero de la
República Dominicana está regulado de manera exclusiva por la Constitución de la
República y la referida Ley, los Reglamentos que para su desarrollo dicte la Junta
Monetaria y los Instructivos que subordinados jerárquicamente a los Reglamentos que
dicte la Junta Monetaria, dicten el Banco Central y la Superintendencia de Bancos en el
área de sus respectivas competencias. Serán de aplicación supletoria en los asuntos no
previstos específicamente en las anteriores normas, las disposiciones generales del
Derecho Administrativo y en su defecto las del Derecho Común. La Administración
Monetaria y Financiera está compuesta por la Junta Monetaria, el Banco Central y la
Superintendencia de Bancos, siendo la Junta Monetaria el órgano principal de ambas
entidades. La Administración Monetaria y Financiera goza de autonomía funcional,
presupuestaria y organizativa para el cumplimiento de sus funciones. El objeto del
nuevo Código Monetario y Financiero de la República Dominicana es establecer un
régimen regulatorio del sistema monetario y financiero de la República Dominicana,
fortalecer el poder normativo de los organismos encargados de la regulación de estos
sistemas para mantener la estabilidad de precios, base indispensable para el desarrollo
económico nacional. Al tratar de adaptar el sistema monetario y financiero al avance de
los tiempos modernos, la Ley 183-02 es una de las leyes de mayor trascendencia
aprobadas en los últimos años.

1
CAPITULO I: MARCO TEORICO CONCEPTUAL

1.1 Marco teórico

El régimen monetario y financiero está consagrado a nivel constitucional.


La Constitución de la República Dominicana de 2015 establece en su artículo
223 que corresponde a la Junta Monetaria, como órgano superior del Banco Central la
regulación del sistema monetario y financiero de la Nación.

En ese mismo orden, establece que la Junta Monetaria, representada por el


Gobernador del Banco Central, tendrá a su cargo la dirección y adecuada aplicación
de las políticas monetarias, cambiarias y financieras de la Nación y la coordinación
de los entes reguladores del sistema y del mercado financiero (art. 226).

El Sistema Monetario y Financiero está bajo la regulación y disposiciones generales


que emanan de la Ley 183-02 (Ley Monetaria yFinanciera). La ley se divide en 4
títulos:
 Título I - Marco Regulatorio e Institucional.
 Título II - De la Regulación del Sistema Monetario.
 Título III -De la Regulación del Sistema Financiero.
 Título IV -Disposiciones Adicionales, Finales, Transitorias y Derogatorias.

El título III: trata de manera específica todo lo concerniente al sistema


financiero, mientras que los títulos I y IV tratan sobre aspectos generales o comunes,
tanto al sistema monetario como al financiero.

2
Alguna teoría sobre el sistema financiero

Entre los determinantes del crecimiento económico en el ámbito mundial, ninguna


variable había generado tanta discusión entre los investigador es como la relacionada
con el sistema financiero y los flujos de capital Internacionales, en la República
Dominicana.

Pareciera no haber discusión en torno a los canales a través de los cuales la


intermediación financiera incide sobre el comportamiento de la actividad productiva y
más bien, lo que algunos trabajos empíricos han procurado identificar es la variable
relevante del sistema financiero que mejor explica el comportamiento la actividad
productiva.

Los procesos de liberalización financiera de principios de la década de los 1990’s en


Centroamérica y República Dominicana, dieron paso al vertiginoso crecimiento de la
actividad bancaria y de seguros y al surgimiento del mercado bursátil, conglomerados
financieros, intermediarios financieros no bancarios, casas de cambio, fondos de
inversión, fondos de pensiones y de arrendamiento financiero, entre otros.

Los sistemas financieros de los países abarcan bancos, mercados de valores, fondos
de pensiones y fondos comunes de inversión, compañías de seguros, infraestructuras
de mercado, el banco central y autoridades regulatorias y supervisoras. Estas
instituciones y mercados ofrecen un marco para la realización de las transacciones
económicas y para la conducción de la política monetaria. Además, ayudan a canalizar
de manera eficiente el ahorro hacia la inversión, sustentando así el crecimiento
económico.

Los problemas en los sistemas financieros no solo perturban la intermediación


financiera, sino que también pueden socavar la eficacia de la política monetaria,
exacerbar las desaceleraciones de la economía, desencadenar la fuga de capitales y
presiones cambiarias y crear un elevado costo fiscal si hiciera falta sanear las

3
instituciones financieras que atraviesan dificultades. Además, dada la creciente
conectividad entre las instituciones financieras y los vínculos financieros y comerciales
cada vez más estrechos entre los países, los shocks financieros de una jurisdicción
pueden extenderse rápidamente entre sectores financieros y más allá de las fronteras
nacionales.

Por lo tanto, los sistemas financieros resistentes bien reglamentados y supervisados


son cruciales para la estabilidad económica y financiera tanto nacional como
internacional. Por otro lado, estudios analíticos realizados recientemente por el personal
técnico del FMI revelan la existencia de vínculos cruciales entre la estabilidad
financiera, la profundidad financiera y la inclusión financiera.

El análisis destaca la importancia de que las autoridades y los reguladores tengan en


cuenta las disyuntivas y las sinergias entre la estabilidad financiera y el desarrollo
financiero y económico.

República Dominicana ha observado modificaciones recientes a la normativa de sus


instituciones financieras. En 2002 entró en vigencia la Ley Monetaria y Financiera que
básicamente perseguía otorgar potestades al Banco Central de la República
Dominicana y a la Superintendencia de Bancos con base en los estándares
internacionales de regulación y supervisión bancaria y financiera. La referida ley es en
realidad un código que abarca la normativa para el Banco Central y la
Superintendencia de Bancos de la República Dominicana. En la actualidad, el sistema
bancario y financiero dominicano está compuesto por 13 bancos comerciales, 15
bancos de desarrollo, 1 banco hipotecario, 5 instituciones financieras estatales, 2
financieras privadas, 18 asociaciones de ahorro y préstamo y 22 casas de préstamo de
menor cuantía.

De igual forma, en 2000 se creó la Ley del Mercado de Valores y para los efectos de
supervisión se creó la Superintendencia de Valores. Existe una Bolsa de Valores, la
Bolsa de Valores de la República Dominicana, 9 puestos de bolsas y un emisor de

4
valores. Los fondos de inversión están supervisados con base en lo estipulado en la
Ley del Mercado de Valores. En la práctica se desconoce sobre la existencia de
administradoras de fondos de inversión. Así mismo desde 2002 rige la Ley sobre
Seguros y Fianzas a efectos de regular y supervisar las actividades de 24
aseguradoras y 3 reaseguradoras.

A fin de sustituir el régimen de pensiones basado en el reparto a otro de cuentas


individuales, en 2001 entró en vigor la Ley sobre el Sistema Dominicano de Seguridad
Social. Con dicha ley fue creada la Superintendencia de Pensiones. En la actualidad se
cuentan 9 administradoras de pensiones privadas con una cobertura de 869,436
cotizantes. Con el propósito de controlar el lavado de dinero proveniente de actividades
fraudulentas y estipular sanciones, en 2002 fue creada la Ley Contra el Lavado de
Activos.

Intermediación financiera y Sistema Financiero

El sistema financiero de la República Dominicana cumple en la actualidad con normas


de calidad internacional y muy especialmente con el tema de la administración de
riesgos que permite identificar, medir, evaluar y controlar los riesgos característicos de
la actividad y la determinación de un capital mínimo para afrontar el grado de
exposición en que se encuentren las entidades.

En marzo del 2004 la Junta Monetaria aprobó la “ Norma de Adecuación Patrimonial”


que básicamente recoge de Basilea I la determinación del riesgo crediticio, con la
diferencia que establece un capital mínimo de 10%(en vez de 8%) del total de los
activos y contingentes ponderados por riesgo. Con una nueva administración del Dr.

Leonel Fernández y el reinicio en enero del 2005 del acuerdo con el FMI la
Administración Monetaria concentró esfuerzos en completar la totalidad de los
reglamentos requeridos por la Ley Monetaria y Financiera y así, en término del riesgo,
la JM aprobó el 29 de marzo del 2005 los reglamentos

5
Para el Manejo de los Riesgos de Mercado Financiero” y “ Riesgo de Liquidez” .

En los riesgos de mercado el reglamento los divide en riesgo por tasas de interés y por
tasa de cambio y mediante el método estándar de Basilea I, que se repite en Basilea II,
se determina el valor en riesgo para ambos casos y obliga a la constitución de capital
equivalente al 100% de estos montos. El reglamento de riesgo de liquidez establece la
metodología para determinar la exposición de las entidades para calcular las “ Razones
de Liquidez” , fija los porcentajes mínimos y las entidades que presenten valores
inferiores deberán remitir a la Superintendencia de Bancos un programa de
reestructuración de activos y pasivos para elevar los indicadores a los mínimos
requeridos.

El riesgo operativo de las entidades de intermediación financiera, en línea con Basilea


II, fue incorporada por la JM este 2 de abril con la aprobación del reglamento “ Sobre
Riesgo Operacional” , que va a permitir evaluar las posibles pérdidas patrimoniales por
los factores de riesgo operacional como los procesos internos, los empleados, eventos
externos y tecnología de la información, así como en un plazo de dos años determinar
los requerimientos mínimos de capital para cubrir este riesgo.

Gracias al correcto manejo de las entidades y a la mejoría en la calidad de la


supervisión por parte de la Superintendencia de Bancos, el país puede exhibir un
sistema financiero con adecuada capitalización, provisiones superiores a las requeridas,
bajísima morosidad y capacidad para resistir los choques externos en un mundo donde
han colapsado instituciones financieras iconos de la economía global.

Capítulo I: Aspecto general de la Investigación

1.1 Antecedentes

En la República Dominicana el Sistema Bancario Dominicano (SBD consiste en un


conjunto de entidades de intermediación financiera bajo la rectoría y supervisión de la

6
Junta Monetaria, Banco Central de la República Dominicana y la Superintendencia de
Bancos, las cuales pueden ser de naturaleza pública o privada, y ofrecen un servicio
de intermediación de recursos financieros a los agentes económicos de la economía.

La primera empresa de intermediación financiera que surge en la República


Dominicana fue el Banco Nacional de Santo Domingo, el cual se crea en año 1869.
Para el año1909 bajo la responsabilidad de la Secretaria de Hacienda y Comercio, con
la finalidad de controlar las operaciones bancarias y autorización de sucursales por
parte del Estado Dominicano a través de inspectores, se promulga la primera
legislación (Ley No. 4911) referente a la supervisión bancaria.

Luego de la segunda guerra mundial el sistema monetario y financiero internacional


sufre una transformación con la creación del FMI y Banco Mundial, lo cual a nivel
interno promueve la primera gran reforma financiera realizada en República
Dominicana, que data de la década de los años 40. Dentro de los hitos acontecidos en
este periodo se encuentra la creación del Banco de Reservas en 1941 mediante la Ley
No.586, convirtiéndose así el Estado Dominicano en uno de los pioneros del servicio
bancario. Para 1947 se crean el Banco Central y la Superintendencia de Bancos
mediante la promulgación de las leyes No. 1529 y 1530 respectivamente. En ese mismo
año, se crea el Peso Dominicano moneda y medio cambio oficial de la nación.

Los cambios sufridos por la economía dominicana y aumento de la demanda del crédito
promovieron el surgimiento de nuevas entidades financieras, como lo fueron la
Asociación Popular de Ahorros y Préstamos (APAP) en 1962 y el Banco Popular que
abre sus puertas al público en 1964, esto trajo como consecuencia cambios profundos
en la supervisión bancaria a través de Ley General de Bancos (Ley No. 708) del 14 de
abril del 1965.

De dicha legislación se desprendieron la Ley No. 292 (1966) y la Ley 171 (1971)
incorporándose así al ámbito de la supervisión bancaria los bancos de desarrollo e
hipotecarios respectivamente La Ley 708-65 se mantuvo vigente hasta el 2002 cuando

7
se promulga la Ley No. 183-02 con el objetivo de mejorar la competencia del sector
financiero de cara a los requerimientos internacionales, entre los factores que causaron
la derogación de la Ley General de Bancos tenemos:
• El aumento del número de las entidades financieras con incorporación de los
denominadas “financieras”, lo que supuso un desbordamiento del control financiero de
las autoridades.
• La instauración del modelo neoliberal en América Latina el cual demandaba una
reforma estructural del sistema financiero, basada en la liberalización del tipo de interés,
desregulación del mercado, apertura para los capitales extranjeros.

Una de las novedades que se desprende de la Ley 183-02 es que toma en cuenta los
principios de Basilea , dedica una importante sección al tratamiento de la transparencia
Bancaria; habilita el denominado “Sistema de Información de Riesgos”, para facilitar la
clasificación homogénea de todos los deudores del sistema; regula el secreto bancario,
estableciéndolo no como un derecho de la entidad financiera, sino como una obligación
que se modela en función de los intereses de los depositantes; establece la supervisión
en base consolidada de grupos económicos; un procedimiento expedito de disolución
de entidades financieras en sede administrativa; constituye un Fondo de Contingencia,
al que aportan todas las entidades de intermediación financiera.

Además, establece un régimen sancionador con las reglas de ponderación, los tipos de
infracción y las correspondientes sanciones, así como las especialidades del
procedimiento sancionador.

1.2 Porque es importante investigar sobre el sistema financiero

La importancia del sistema financiero se puede mostrar también con aspectos


relacionados en la vida cotidiana, tales como la demanda de dinero o la tenencia de
activos.

8
Al ofrecer rendimientos atractivos, liquidez y reducciones en el riesgo se estimula el
ahorro y también se permite evaluar opciones de inversión o acceso a créditos que se
reflejan en el uso eficiente de los recursos.

Lo anterior implica que cada producto y servicio que ofrecen las instituciones
financieras logran satisfacer adecuadamente a los usuarios. La posibilidad de realizar
transacciones o pagos de manera rápida y eficaz sin correr mayores riesgos, también
permite que las personas encuentren un sitio seguro para guardar sus ahorros
obteniendo adicionalmente una rentabilidad.

El sector también tiene una función transaccional, ya que facilita el pago de bienes y
servicios y de esta manera, el comercio e intercambio entre personas, empresas y
países. Al permitir el uso de tecnología y de diferentes medios de pago con amplia
aceptación reduce costos transaccionales. Las entidades bancarias son las encargadas
de proporcionar la liquidez que necesita la economía para continuar con su crecimiento.

Entre más robusto y equilibrado sea el sistema financiero más va a contribuir al


desarrollo y crecimiento tanto de la sociedad como del país.

1.3 Justificación

El hecho de tener un sistema financiero sano promueve el desarrollo económico de un


país porque permite la inversión de capital hacia actividades productivas, como la
construcción, la industria, tecnología y la expansión de los mercados. Es decir que el
sistema financiero contribuye al progreso de una sociedad, ofreciendo soluciones para
suplir necesidades de vivienda, estudio, trabajo, entre otros.

El conjunto de entidades que conforman el sistema financiero están organizadas de tal


forma que intentan llegar a cubrir la mayoría de necesidades que una población puede
exigir para que el ciclo económico no pierda su velocidad.

9
Es por lo anterior que existen establecimientos como los bancos, corporaciones
financieras y compañías de financiamiento. Todas con objetivos y funciones que
identifican diferentes mercados y distintas necesidades. Los productos y servicios que
ofrece el sistema financiero afectan directamente la vida de todos los agentes que
participan en él, lo que obliga al Estado a realizar una vigilancia a través de normas y
regulaciones, otorgando confianza a la sociedad y estabilidad a la economía en general.

1.4 Objetivos

Una investigación financiera se puede usar como instrumento para revelar delitos
precedentes no descubiertos y para identificar a otras personas o empresas. Así, es
imperativo que los países usen la inteligencia financiera aguas arriba y abajo dentro de
su cadena de valor. Esto significa que el flujo de inteligencia financiera entre
legisladores, supervisores, UIF, autoridades de cumplimiento de la ley y demás
autoridades competentes (la cadena de valor) deberá correr libremente y desde todas
las entidades de acuerdo con las leyes, políticas y procedimientos nacionales
existentes, y deberá estar impulsado por los resultados, no por lo procesos. Si se
establece tal sistema fluido de información e inteligencia financiera compartidas, el país
estará haciendo un uso más efectivo de los datos financieros, tornándose más eficiente
en la lucha contra el lavado de dinero, el financiamiento del terrorismo y los delitos que
generan importantes producidos.

1.4.1 Objetivo general de la investigación.

Este documento tiene por objetivo identifica los canales a través de los cuales la
intermediación financiera en Centroamérica y República Dominicana podría estar
incidiendo sobre el comportamiento de largo plazo de la actividad productiva. Se intenta
dar respuesta al planteamiento de si el vertiginoso ascenso de la actividad financiera en
la subregión guarda correspondencia con el comportamiento de largo plazo de la
actividad real.

10
Para obtener este objetivo, dar respuesta al planteamiento y poner a prueba la hipótesis
del documento, se realiza en el acápite primero una revisión de la literatura que
desarrolla el marco teórico así como el análisis de la evidencia empírica en el ámbito
internacional en torno a la contribución de la intermediación financiera en el crecimiento
económico.

1.4.2 Objetivos específicos

Entender como el modelo macroeconómico basado en las finanzas propuestas por


Greenwald y Stiglitz (1988 y 1990) que se fundamenta en la aversión al riesgo por parte
de los inversionistas, constituye un marco teórico fundamental para la interpretación de
los ciclos económicos.

El elemento más importante del modelo es la forma como se determina la inversión.

CAPITULO II: MARCO TEORICO Y CONCEPTUAL

2.1 ASPECTOS CONCEPTUALES

2.1.1 Definición de términos.

Macroeconómico:

La macroeconomía es la parte de la teoría económica que se encarga de estudiar los


indicadores globales de la economía mediante el análisis de las variables agregadas
como el monto total de bienes

Inversionistas:

Los inversionistas son todas aquellas personas y/o empresas, nacionales o extranjeras,
que invierten en instrumentos financieros con la finalidad de obtener una ganancia.

11
Transaccionales:

Una enmienda transaccional es aquella que, en el proceso de adopción de un


determinado texto en un órgano de decisión, es creada a partir del espíritu o la
intención de otras enmiendas presentadas por otro u otros participantes en dicho
proceso, para aunarlas, logrando así agilizar el debate con el fin de generar consenso
en torno a dicho texto.

2.2 ASPECTOS GENERALES DEL TEMA EN CUESTIÓN.

2.2.1.1 Origen del Sistema Financiero en la República Dominicana.

El primer banco que se estableció en el país fue el Banco Nacional de Santo Domingo,
a mediado del año 1869, en virtud de una concepción otorgada por el presidente Báez
a favor de la firma de Nueva York denominada Prince & Hollester.
Su objetivo primordial consistía en disfrutar del privilegio de la emisión de billetes
nacionales, con la obligación de convertir estos en monedas de oro y plata.

Después de este año se autorizo a varias personas la instalación de instituciones


bancarias que no llegaron a prosperar y entre ellas podemos citar en 1874 a los
Señores G. O. Gravis y M. B. Cunha Reis.

El Banco Nacional de Santo Domingo fue poco a poco declinando y ya para el año 1914
el Señor Santiago Michelena quedo asignado depositario de los fondos del estado.
Luego comenzaron sus operaciones en el país las agencias de bancos extranjeros, las
cuales ejercieron todas las actividades propias de la banca comercial. Fue el 5 de
Febrero de 1917 la International Banking Corporation, subsidiaria del nacional City Bank
y posteriormente en 1920 The Bank of Nova Scotia.

12
La Supervisión Bancaria, en la República Dominicana, se remonta al año 1869 cuando
se creó el Banco Nacional de Santo Domingo como primera entidad de esta naturaleza
que aparece posterior a la independencia de la República.

En 1909 Se promulga la primera legislación bancaria la cual estaba bajo la


responsabilidad de la Secretaria de Hacienda y Comercio (Finanzas) y cuya finalidad
era el control de las operaciones bancarias y autorización de sucursales por parte del
Estado Dominicano a través de interventores (o inspectores).

La transformación del sistema monetario y financiero internacional, con la creación del


FMI y BM, fue de tal impacto en el país, que auspicio la creación del Banco Central, el
signo monetario nacional y a su vez se promulga la Ley No. 1530 el 9 de octubre de
1947, la cual creó la Superintendencia de Bancos.

El Advenimiento de cambios en la economía dominicana, acompañado de la presencia


de nuevas entidades financieras (Banco Popular, Asociaciones de Ahorros y
Préstamos) auspiciaron cambios profundos en la supervisión bancaria a través de la
nueva Ley No. 708 o Ley General de Bancos del 14 de abril del 1965.
Durante el período 1965-1977, el sistema financiero dominicano se desarrolló sin
dificultades y el alcance de la ley No. 708 parecería formidable ya que la credibilidad, la
confianza y la solidez estaban garantizadas.

La República Dominicana está tratando de salir de una importante crisis financiera y


económica que estalló en el 2003 y cuyos orígenes se encuentran en:
 Una fuerte reducción en la demanda de moneda nacional por moneda extranjera
a partir de mediados del 2002, que se acentuó en el 2003 por la caída de
Banínter y el posterior colapso de dos bancos de menor tamaño.
 Un severo desequilibrio fiscal y una aguda falta de confianza sobre el presente y
futuro de la economía nacional. (Círculo vicioso: confianza, devaluación,
inflación).

13
 Para enfrentar esta situación el país está haciendo esfuerzos financieros y
económicos:

Financieros: Acuerdo con el FMI, Banco Mundial, BID.

Económicos: Programa de estabilización que procura restablecer la confianza en la


moneda nacional, lo que conducirá a que el público mantenga pesos en lugar de
dólares.

En la medida en que ello se logre, se estabilizará y reducirá la tasa de cambio y la


inflación.

El Sistema financiero dominicano crece alrededor de 3.2%.

El superintendente de Bancos, Haivanjoe Cortiñas, resaltó el desempeño positivo que


ha registrado el sistema financiero dominicano en el primer trimestre del año,
experimentando un incremento porcentual de 3.2 por ciento.

Cortinas informó que los activos totales del sistema financiero a marzo de 2010
alcanzan los 697 mil 208.4 millones de pesos con una variación absoluta de 21 mil
835.8 millones con relación a su nivel en diciembre de 2009, cuyo crecimiento
porcentual supera los 2.2.

Según el superintendente, dicho crecimiento beneficia a todos los sectores, siendo los
más aventajados los sectores construcción, turismo y el comercio, entre otros.

De acuerdo con el funcionario la cartera de crédito también ha experimentado un


crecimiento por el orden de los 5.7 por ciento con un ritmo ascendente observado
desde septiembre de 2009.

Por otro lado de las captaciones también se ha experimentado un significativo


incremento.

14
Dice que de continuar este crecimiento, a finales de 2010 se espera que el crecimiento
sea de 18 a 20 por ciento.

CAPITULO III: SISTEMA FINANCIERO EN LA REPUBLICA DOMINICANA

3.1 El sistema financiero en República Dominicana

Estructura del Sistema Financiero Dominicano


Aportes del SF.
El sistema monetario y financiero de la República Dominicana está regulado
principalmente por la Constitución, la Ley Monetaria y Financiera No. 183-02
(la “LMF”) y sus normativas complementarias. En esta entrada analizamos todo lo
relativo al régimen monetario y financiero, incluyendo sus reguladores y participantes.

Los entes reguladores del sistema son:

La Junta Monetaria, el Banco Central de la República Dominicana y la Superintendencia


de Bancos de la República Dominicana
.
Estas instituciones conforman la Administración Monetaria y Financiera (AMF), la cual
tiene la autoridad para fijar políticas, formular e implementar regulaciones y aplicar
sanciones.

1869 se creó el Banco Nacional de Santo Domingo como primera entidad bancaria.

1909 se promulga la primera legislación bancaria, donde ya operaban 9 bancos


extranjeros durante el 1909-1920.

9 de octubre de 1947 se crea el Banco Central y la Superintendencia de Bancos

15
mediante la promulgación de las leyes No. 1529 y 1530.

14 de abril de 1965. Ley General de Bancos, que impulsó cambios profundos en la


supervisión bancaria.

2 de abril de 1992 la Junta Monetaria emitió resoluciones orientadas a transformar el


esquema operativo e institucional para instituir el modelo de Banca Múltiple en
sustitución de la banca especializada.

Promulgación de la Ley Monetaria y Financiera, No 183-02, de noviembre del 2002.

 La Superintendencia de Bancos.
 La Junta Monetaria.
 Banco Central de la Rep. Dom.

3.2 Tipos de sistema s financieros.

Antes de 1962 la República Dominicana contaba con cinco bancos, uno de los cuales
es propiedad del Estado (Banco de Reservas) y los cuatro restantes eran bancos
extranjeros. Posterior a 1962 surgen los bancos especializados como los bancos de
ahorro y créditos, y los bancos de desarrollo. Bancos hipotecarios y de construcción
surgen a partir de 1971, los cuales ofrecen el financiamiento a largo plazo requerido
durante el desarrollo económico de la década de 1970.

En la década de los 1980s, debido a la crisis internacional y el agotamiento del modelo


de substitución de importaciones, las autoridades comienzan a implementar reformas
financieras enfocadas en la diversificación de los bancos especiales. La reforma
también afectó los bancos hipotecarios y de desarrollo ya que éstos podían competir
con los bancos comerciales y los de ahorros y créditos; actividad anteriormente
prohibida. Intermediación del sector financiero por parte del Estado también tiene su
comienzo en esta etapa.

16
En 2001 surgen las siguientes instituciones financieras especializadas con el propósito
de impulsar el desarrollo de algunos sectores económicos:
 Banco Nacional de la Vivienda
 Banco Agrícola de la República Dominicana
 Corporación de Fomento Industrial
 Instituto de Desarrollo y Crédito Cooperativo
 Caja de Ahorros para Obreros y Monte de Piedad

3.3 El gobierno en el sistema financiero

Principios de la regulación del sistema monetario y financiero

Artículo 1. Objeto de la Ley y Régimen Jurídico del Sistema Monetario y


Financiero.

a) Objeto de la Ley. La presente Ley tiene por objeto establecer el régimen


regulatorio del sistema monetario y financiero de la República Dominicana.
b) Alcance de la Regulación. La regulación del sistema monetario y financiero en
todo el territorio de la República Dominicana se lleva a cabo exclusivamente por la
Administración Monetaria y Financiera. La regulación del sistema comprende la fijación
de políticas, reglamentación, ejecución, supervisión y aplicación de sanciones, en los
términos establecidos en esta Ley y en los Reglamentos dictados para su desarrollo.
c) Régimen Jurídico. La regulación del sistema monetario y financiero se regirá
exclusivamente por la Constitución de la República y esta Ley. Los Reglamentos que
para su desarrollo dicte la Junta Monetaria, y los Instructivos, que subordinados
jerárquicamente a los Reglamentos que dicte la Junta Monetaria, dicten el Banco
Central y la Superintendencia de Bancos en el área de sus respectivas competencias.
Serán de aplicación supletoria en los asuntos no previstos específicamente en las
anteriores normas, las disposiciones generales del Derecho Administrativo y en su
defecto las del Derecho Común.

17
d) Coordinación de Competencias. El sistema monetario y financiero, el mercado de
valores y los sistemas de seguros y pensiones se regirán por sus propias Leyes. La
Administración Monetaria y Financiera y los Organismos reguladores y supervisores del
mercado de valores, seguros y pensiones guardarán la necesaria coordinación en el
ejercicio de sus respectivas competencias regulatorias, con el objeto de permitir una
adecuada ejecución de sus funciones, una eficiente supervisión en base consolidada y
un fluido intercambio de las informaciones necesarias para llevar a cabo sus tareas,
conforme a lo dispuesto en la presente Ley. La Junta Monetaria reglamentará, previa
consulta a los referidos Organismos, el procedimiento para la solución de discrepancias
y conflictos de competencias que pudieran derivarse del cumplimiento de dicha
obligación de coordinación.

Artículo 2. Objeto de la Regulación.

a) Regulación del Sistema Monetario. La regulación del sistema monetario


tendrá por objeto mantener la estabilidad de precios, la cual es base indispensable para
el desarrollo económico nacional.
b) Regulación del Sistema Financiero. La regulación del sistema financiero tendrá
por objeto velar por el cumplimiento de las condiciones de liquidez, solvencia y gestión
que deben cumplir en todo momento las entidades de intermediación financiera de
conformidad con lo establecido en esta Ley, para procurar el normal funcionamiento del
sistema en un entorno de competitividad, eficiencia y libre mercado.

3.4 El sistema financiero para las microempresa.

República dominicana cuenta con el sistema de microcréditos más fuerte de América


Latina en términos relativos, tomando en cuenta el tamaño de su economía y de su
población. Además, es el primero en Centroamérica y el Caribe y el quinto de mayor
importancia en Latinoamérica.

18
Así lo afirmaron Guillermo Rondón, presidente de la Red Dominicana de Microfinanzas
(Redomif); Geraldo Orozco, vicepresidente; Mercedes Canalda de Beras-Goico,
secretaria del consejo; Valerie Valette, directora ejecutiva; Julio Caminero, miembro, y
Francisco J. Abatef, coordinador académico del Foro Dominicano de la Microempresa,
al participar como invitados en el Encuentro Económico de HOY.

Los dirigentes de Redomif destacaron el impulso que ha tomado el microcrédito en el


país, al señalar que las primeras instituciones que incursionaron en ese sector han
demostrado al sistema financiero dominicano que ese es un segmento de la economía
nacional muy importante y ha llegado a personas que son muy pagadoras.

Indicaron que eso ha contribuido a que la banca comercial vea al microcrédito como un
producto atractivo y por eso cada institución financiera tiene un capítulo para otorgar
crédito a las micro, pequeñas y medianas empresas (mipyme).

Recordaron que según estadísticas, en el país el 97 por ciento de los negocios son
mipyme, las cuales aportan el 30 por ciento del producto interno bruto (PIB).
Resaltaron el crecimiento sostenido anual que han venido registrando las microfinanzas
en el país, al explicar que el promedio general en América Latina es de un 10 a un 15%,
mientras en la República Dominicana llega a un 20%, incluso por encima del sistema
financiero local.

Explicaron que el mercado del microcrédito dominicano representa la mitad de toda


Centroamérica y el Caribe.
Puntualizaron que cuando la República Dominicana se compara con naciones como
Colombia, Perú, México y Ecuador, relativamente es el más grande y tomando en
cuenta el tamaño de su economía y población es el quinto de toda América Latina.

19
Capitulo IV: Descripción y análisis

Conclusión

El Sistema Monetario y Financiero en la República Dominicana, desde su creación ha


tenido un gran desarrollo en sus leyes y políticas financieras. Haces años atrás el
sistema bancario en nuestro país presentaba un sin números de dificultades en sus
operaciones, las cuales no eran controlada, ni supervisada correctamente, pero esos
percances han quedado en el pasado mediante la nueva ley financiera.

El crecimiento de nuestra economía en los últimos años se debe a la estabilidad


financiera que han tenidos nuestras instituciones bancarias. Ofreciendo una gama de
servicios, tasas de créditos adecuada para el crecimiento de la micro y mediana
empresa. El Banco Central implementa y controlas políticas financieras y monetarias de
la banca local con el objetivo de lograr estabilidad económica y mantener la estabilidad
de la moneda local.

Recomiendo al Banco Central de la República Dominicana implementar políticas


monetarias y financieras que beneficien nuestra economía; bajando la tasa de interés,
para préstamos personales, empresariales para que las empresas crezcan y ofrezcan
mayores oportunidades de empleos. Bajar la tasa de interés para préstamos
hipotecarios, para que las familias Dominicanas puedan adquirir su vivienda con
mayores facilidades.

Además para que los Bancos de Desarrollo puedan seguir ayudando con el Desarrollo
del país y por ende a los ciudadanos Dominicanos.

20
Bibliografía

http://www.aba.org.do/index.php/graficos-educativos-aba/4707-composicion-del-
sistema-financiero-de-republica-dominicana
http://www20.iadb.org/intal/catalogo/pe/2007/00908.pdf
https://es.scribd.com/document/274193033/Analisis-Ley-183-02
http://investigare.pucmm.edu.do:8080/xmlui/bitstream/handle/20.500.12060/1848/Lucas
Reyes2016_TesisM.pdf?sequence=1&isAllowed=y
http://www.imf.org/external/np/exr/facts/spa/bankings.htm
http://www.asobancaria.com/sabermassermas/para-que-sirve-el-sistema-financiero/
http://hoy.com.do/gestion-de-riesgos-en-la-banca-dominicana/
https://economistadominicano.wordpress.com/2010/10/18/el-sector-financiero-de-la-
republica-dominicana/
http://www.digepres.gob.do/?page_id=835
http://www.omg.com.do/files/Uploads/Documents/Ley%20No.%20183-
02,%20Que%20Aprueba%20la%20Ley%20Monetaria%20y%20Financiera.pdf
http://hoy.com.do/rd-cuenta-con-el-sistema-de-microcreditos-mas-fuerte-de-al/

21