Está en la página 1de 2

Pedro Reinel

Pedro Reinel (? - 1542) fue un cartógrafo portugués del siglo XVI, autor de la carta naútica firmada más antigua de Portugal
(c. 1485). Esa carta cubría Europa Occidental y parte de África, y ya mostraba las exploraciones realizadas por Diogo Cão en
1482-1485.

Con su hijo Jorge Reinel (1502-1572) y el cartógrafo Lopo Homem, participó de la construcción del famoso Atlas Miller
(1519). Su carta atlántica de 1504 es la primera carta náutica con una escala de latitudes y una rosa de los vientos con una flor
de lis claramente dibujada.

Martin Behaim

La elaboración del globo terráqueo reflejaba todas las tierras descubiertas por los exploradores antes del descubrimiento de
América en 1492. El globo, conocido como Erdapfel (literalmente, «manzana de la Tierra») mide 507 mm de diámetro, no
indica una red moderna de latitud y longitud pero representa el ecuador, un meridiano, los trópicos y las doce constelaciones
del zodíaco. Dicho globo contiene los errores que posee el mapa de Paolo Toscanelli. Posee además figuras representativas
de los países mostrados y una información corta de éstos, incluyen dibujos de figuras de sus habitantes. Actualmente el
Erdapfel se encuentra en el museo de Núremberg (Museo Nacional Germano), y se conocen varios facsímiles de este único
globo terráqueo.

Jorge de Aguiar

El cartógrafo portugués Jorge de Aguiar elabora la más antigua carta náutica portuguesa firmada y datada (definir que son
cartas náuticas)

Planisferio de Cantino

Un cartógrafo portugués anónimo elabora el Planisferio de Cantino, primera carta náutica que representa implícitamente
latitudes. El nombre se debe a Alberto Cantino, un agente italiano que lo llevó a Italia. El mapa es notable por representar con
gran precisión zonas del mundo hasta entonces poco exploradas por los europeos. La costa de Brasil aparece parcialmente
trazada, confirmando la conjetura de Pedro Álvares Cabral, que dos años antes afirmó que Brasil no era sólo un territorio
pequeño, sino quizás un continente que se extendía mucho más al sur. La información contenida en el mapa tenía entonces un
gran valor, y tuvo un gran impacto en las relaciones comerciales de Italia con Portugal en la época.

Pedro Reinel dibuja la más antigua carta náutica con escala de latitudes.

El mapa es de tipo portulano, con numerosas líneas loxodrómicas indicando rutas de navegación. En medio del Atlántico se
encuentra una gran rosa de los vientos, siendo la primera orientada al norte, estableciendo una práctica que se expandirá
rápidamente. Se trata también de la primera carta de navegación con indicación de la latitud, valiéndose para ello de dos
escalas, una que cruza el Atlántico de norte a sur y otra menor, secundaria, inscrita a lo largo de Terranova y orientada hacia
el norte verdadero, indicando una declinación magnética de 21 grados oeste.

El geógrafo alemán Martin Waldseemüller es el primero en usar el término América.

Se considera que el mapa realizado en 1507 por Martin Waldseemüller, un geógrafo alemán, fue el primero en designar con
el nombre de América a las tierras transatlánticas recién descubiertas. El nombre de América es un reconocimiento a la labor
de Américo Vespucio, quien comenzó a trazar los mapas de sus viajes por el continente una vez instalado en Sevilla (1508) al
servicio del rey Fernando.

Los cartógrafos portugueses Lopo Homem, Pedro Reinel y Jorge Reinel elaboran un grupo de mapas conocidos como
Atlas Miller
El atlas combina elementos geográficos y visuales de tres orígenes muy diferentes: las cartas portulanas, los mapas
ptolemaicos y las miniaturas iluminadas. Su decoración presenta una calidad artística superior a la de cualquier otra obra
cartográfica portuguesa del siglo XVI. Todos los mapas, textos e ilustraciones del atlas se dibujaron a mano. Las leyendas
principales están escritas en latín y la mayoría de los topónimos en portugués.

Diego Ribero, un cartógrafo portugués al servicio de España, crea el que es considerado primer mapamundi
científico, conocido como Padrón Real

Era el principal mapa español, oficial y secreto, que era utilizado como modelo para los mapas y cartas náuticas presentes en
todos los barcos españoles durante los años 1500. Su realización y mantenimiento se hacía en Sevilla por la Casa de
Contratación de Indias. Los pilotos de los barcos españoles estaban obligados a utilizar una copia de la carta oficial, bajo el
riesgo de la pena de una multa de 50 doblas.2 El mapa probablemente incluía una carta de gran tamaño que colgaba de la
pared del antiguo Alcázar de Sevilla.2 Numerosos cartógrafos oficiales y pilotos contribuyeron a su desarrollo, entre ellos
Américo Vespucio, Sebastián Cabot, Alonso de Santa Cruz y Juan López de Velasco.

Gerardo Mercator inventa la proyección Mercator, la mejor para la navegación en aquella fecha.

La proyección de Mercator es un tipo de proyección cartográfica cilíndrica, ideada por Gerardus Mercator en 1569, para
elaborar mapas de la superficie terrestre. Ha sido muy utilizada desde el siglo XVIII para cartas náuticas porque permitía
trazar fácilmente las rutas de rumbo constante o loxodrómico como líneas rectas.

Mercator, mediante proyección, pretende representar la superficie esférica terrestre sobre una superficie cilíndrica, tangente al
ecuador, que al desplegarse genera un mapa terrestre plano. Es un modelo idealizado que trata a la Tierra como un globo
hinchable que se introduce en un cilindro y que empieza a «inflarse» ocupando el volumen del cilindro, imprimiendo el mapa
en su cara exterior. Este cilindro cortado longitudinalmente y desplegado sería parecido al mapa con la proyección de
Mercator.

Abraham Ortelius publica el Theatrum Orbis Terrarum, considerado el primer Atlas moderno.

El Theatrum Orbis Terrarum está considerado como el primer atlas moderno. Es obra de Abraham Ortelius y fue editado por
primera vez el 20 de mayo de 1570, en Amberes (Bélgica).

Desde su primera impresión, el atlas fue regularmente revisado y ampliado por su autor en sus sucesivas ediciones y formatos
en los que fue editado, hasta su muerte en 1598. Desde los originales 70 mapas y 87 referencias bibliográficas en su primera
edición de 1570, el atlas creció a lo largo de sus 31 ediciones hasta alcanzar 183 referencias y 167 mapas en el año 1612, en 7
lenguas diferentes: holandés (1571), alemán (1572), francés (1572), español (1588), inglés (1606) e italiano (1608). Además,
se editaron cinco suplementos, que Ortelius tituló "Additamenta". En 1629 Willem Blaeu amplió sus fondos de mapas con la
compra de las planchas utilizadas por Abraham Ortelius para el Theatrum Orbis Terrarum. En los años posteriores, la familia
Blaeu continuó editando el trabajo de Abraham Ortelius bajo un título similar, Theatrum Orbis Terrarum, sive, Atlas Novus.
Posteriormente este atlas en sus múltiples ediciones y ampliaciones a cargo de la familia Blaeu ha venido a llamarse Atlas
Novus o generalmente Atlas Maior.