Está en la página 1de 1

La esposa en casa, dedicada a las labores del hogar y al cuidado de

los hijos, y el hombre, a ganar el pan nuestro de cada día. Este


panorama social, hasta hace no mucho visto como la división
lógica de los quehaceres cotidianos, está próximo a desaparecer.
Desgraciadamente, en muchos casos el acceso de la mujer a los
puestos de trabajo no va acompañada de una reducción de las
tareas domésticas.Un total de 1.175.000 mujeres trabajan en la
Comunidad de Madrid, región donde en más del 60% de los
hogares trabajan los dos cónyuges. Así lo anunció ayer el
consejero de Empleo y Mujer, Juan José Güemes, en la mesa
redonda Flexibilidad en la Empresa: estrategia para la
incorporación de la mujer al mercado labora l,
organizado por la Asociación Española de Dirección y
Desarrollo de Personas (Aedipe ). Güemes destacó que,
en los últimos doce meses, 87.000 mujeres se han
incorporado en la región al mercado laboral.
Remontándose a los últimos 10 años, recordó que en ese
período las mujeres activas en la comunidad han
aumentado un 57,2%, frente al incremento del 28,4%
masculino. En relación con el trabajo doméstico, el
consejero subrayó que las mujeres que trabajan fuera de
casa también lo hacen dentro de ella, dedicando una
media de 30 horas semanales, más del doble que al
trabajo remunerado.o.. Antonio Mingote y el
metropolitano trabaron amistad en los años setenta,
cuando el ilustrador hacía las felicitaciones navideñas de
la empresa. Este trato se afianzó cuando en 1987 decoró
la estación de Retiro.s..