Está en la página 1de 3

Jorge Chanduví

Jorge se integró a la empresa de arquitectura como un dibujante hace dos años. Tiene 35
años de edad y ha trabajado en ese rol desde que se graduó de un instituto técnico luego
de dos años de estudios. Está casado y tiene cuatro hijos. En los últimos 12 años ha
trabajado en 4 empresas de arquitectura.
Jorge llegó con recomendaciones no muy entusiastas de su anterior empleador pero se le
contrató porque se necesitaba un dibujante de experiencia con extrema urgencia.
Debido al boom de la construcción los trabajos no cesaban de llegar, lo cual era muy
bueno, pero demandaba crecer rápidamente en recursos. Y ese crecimiento se ha estado
dando a expensas de las buenas prácticas de recursos humanos que antes se practicaban
religiosamente. Ya no se hacen revisiones del desempeño o reuniones de feedback o de
consejería sobre desarrollo de carrera o desarrollo profesional. Más aún, la costumbre de
cerrar la oficina temprano los viernes para compartir algunas horas de camaradería en el
llamado “happy hour” de la oficina es ahora sólo un recuerdo. La tensión en la oficina
ha crecido debido a las presiones de plazos y de las entregas, y a la falta de un staff
adecuado. El quedarse fuera de horas trabajando se ha convertido en la regla y ya no en
la excepción como había sido hace algunos años.
Sin embargo hasta el momento el desempeño de Jorge había dejado sumamente
satisfecha a la empresa. Hasta hace poco trabajaba muy intensamente y de manera
consistente producía trabajos de alta calidad. Más aún, frecuentemente se ofrecía de
voluntario para proyectos especiales, hacía muchas sugerencias para mejorar el
ambiente de trabajo y demostraba un conocimiento práctico muy profundo de los
principios arquitectónicos e inclusive del negocio de la construcción.

Sin embargo en los últimos tres meses definitivamente parece ser otra persona. No
parece estar tan entusiasmado con el trabajo y varias veces ha sido sorprendido soñando
despierto en su mesa de trabajo. Pero lo que más ha llamado la atención son la serie de
incidentes que ha tenido con arquitectos con los que se ha enfrascado en agrias
discusiones sobre especificaciones técnicas o procedimientos de diseño para los
proyectos más recientes.
Después de uno de esos tensos encuentros le escuchaste a Jorge quejarse a su
compañero de cubículo “Nadie por aquí respeta mi opinión. Soy simplemente un
humilde dibujante. Sé tanto como esos rimbombantes arquitectos pero como yo no
tengo un grado universitario ignoran mis aportes y estoy anclado haciendo el trabajo
duro. Y para agregar el insulto a la injuria mi esposa ha tenido que conseguir un trabajo
para ayudar en los gastos de la familia. Yo debo ser la persona peor pagada en esta
empresa”. Y en respuesta a la pregunta amable de su colega sobre por qué no completó
sus estudios para lograr su grado de arquitecto Jorge respondió más irónico todavía
“¿Tienes una idea de lo duro que es llevar el pan a la mesa familiar, pagar las cuotas de
la casa, hacer sobretiempo, ser un razonablemente bueno padre y esposo, y además de
eso estudiar de noche? ¡Vamos, tienes que ser realista!”.

¿Qué está pasando? ¿Qué harías como jefe de Chanduví?


Análisis de Competencias Básicas – Caso Chanduví

Alumno: Barboza Benites, Anghelo

Entre las seis competencias básicas para la efectividad individual y gerencial tenemos
los siguientes:

 Manejo Propio:

Últimamente Chanduví no tenía un manejo propio notándose en las actividades y


comentarios realizados por él a su compañero donde se evidencia que no existía un
equilibrio entre su vida personal y profesional. Además, no admite que tienen cosas por
aprender al creerse con mayor conocimiento que otros arquitectos.

 Manejo de las Comunicaciones:

Últimamente al no ser participativo y enfrascarse en agrías discusiones con otros


arquitectos no tiene un manejo de las comunicaciones. Él debe ser capaz de primero
desarrollar una escucha activa con los demás arquitectos y poder transmitir sus
emociones hacia ellos.

 Manejo de la Diversidad:

Últimamente al alejarse, no dar sugerencias para mejorar y enfrascarse en discusiones


no es capaz de trabajar juntos con efectividad y no aprovecha los distintos
conocimientos de los otros arquitectos al creerse superior a ellos. No aprovecha la
diversidad de arquitectos que pueden tener diferentes puntos de vista en un tema
específico.

 Manejo de la ética:

Al no haber evaluaciones del desempeño, reuniones fuera de la hora trabajo o horas


extras de trabajo exigidos Chanduví empieza a no tener respeto por los demás al tener
desconocimiento de las leyes, normas o reglas del lugar de trabajo.

 Manejo de Equipos

Al tomar la actitud de conflicto con sus demás compañeros no tiene esta competencia
básica para poder resolver sus conflictos y hacer creer personalmente a los que
acompañan.

 Manejo del Cambio

Para el caso de Chanduví no aplica esta competencia ya que no es capaz de liderar


usando las otras competencias debido a que no tiene esas competencias básicas.

 Transculturalidad

No aprecia la in