Está en la página 1de 6

El niño y el adolescente en la legislación de

menores
Luis Edgardo Castillo Guevara (*)

En esta ocasión, voy a exponer sobre las Instituciones Jurídicas principales


que contempla el Código del Niño y del Adolescente, que deroga al Código de
menores de 1962.
En principio debo decirles que el Nuevo Código del Niño y Adolescente
está contenido en la Ley Nº 27337 el cual ha sido promulgado con fecha 02 de
agosto del 2000, en donde se define al niño como todo ser humano desde su
concepción hasta cumplir los 12 años de edad y al Adolescente desde los 12
hasta cumplir los 18 años de edad.
La nueva Doctrina concibe al Niño y al Adolescente como sujetos activos de
derechos y ya no como objetos de tutela, también se conceptualiza el principio
del interés superior del niño novedosa situación jurídica que es el padre de la
protección integral, y que se debe materializar con todas las acciones que adopte
el Estado relacionados con la infancia.
Entre los principales derechos del Niño y Adolescente contenidos en el
capítulo 1 del Libro Primero del Código en mención podemos señalar el derecho
a la vida, por el cual todo Niño tiene derecho a la vida desde el momento de la
concepción.
Una de las formas de garantizar el derecho a la vida es otorgando las
condiciones adecuadas a la madre durante la gestación parto y fase post- natal
cumpliendo dicha atención especializada a la adolescente -madre- señalando al
Estado como el responsable de este deber compartido con la sociedad, el Niño
también tiene el derecho a vivir en un ambiente sano.
Es decir a vivir en un ambiente ecológicamente equilibrado.- Este novísimo
derecho se lo conceptúa como el derecho de solidaridad y opera como una
garantía para el desarrollo saludable de la vida humana de todo menor.
EL Derecho de todo Niño de vivir con una familia, es decir, a vivir, crecer y
desarrollarse en el seno de su familia, la cual como célula fundamental de la
sociedad es el especio natural, para el desarrollo del infante y adolescente, en el
caso de los niños que carezcan de familia natural el Estado debe asegurarles una
familia adecuada mediante la adopción.
La libertad, principal que contempla el Código en comentario; es la de
OPINION que tiene todo Niño y Adolescente que está en condiciones de
formarse un juicio propio tiene derecho a expresar su voluntad libremente en
todos los asuntos que le afectan y por los medios que alega y que se tengan en
cuenta sus opiniones en función de su edad y madurez.
Podemos establecer como derecho complementario contemplados en el
Capítulo III, del libro ya mencionado las económicas, sociales y culturales, por
los cuales el niño tiene derecho:
A LA EDUCACION: Es decir, que el Estado asegura la gratuidad de su
enseñanza para quienes tienen limitaciones económicas y las formación que los
prepare para una sociedad libre; una vida en tolerancia y solidaridad; la
educación para el trabajo e invocarles el respeto a los valores nacionales.
EL DERECHO A LA SALUD: Por el cual todo menor tiene derecho a la
atención integral de su salud, mediante la ejecución de políticas que permitan su
desarrollo físico e integral, en condiciones adecuadas; resultando una obligación
del Estado y colaboración de la sociedad, los que deben brindar la atención
médica preventiva y de rehabilitación con mayor incidencia en los niños y
adolescentes limitados físicamente; quienes tendrán una atención especial tanto
para su recuperación como para su integración social.

EL RÉGIMEN DEL ADOLESCENTE TRABAJADOR


La Ley 27337 consagra en su artículo 51 el derecho del Adolescente a
trabajar en condiciones adecuadas compartibles con su proceso educativo desde
los doce años de edad, correspondiéndole al Estado tutelar y proteger la
prestación de sus servicios laborales amparando al adolescente que trabaja por
cuenta ajena en relación de dependencia como el que lo hace en forma
independiente responsabilizando de dicha protección al sector trabajo, salud,
educación, gobiernos Regionales y Municipales.
Las edades requeridas para trabajar los adolescentes en determinadas
actividades son:
a. Quince años, para labores agrícolas No industriales.
b. Dieciséis años, para labores industriales, comerciales o mineras.
c. Diecisisete años, para labores de pesca industrial.
Para el caso de las demás modalidades de trabajo doce años.

CAUSALES DE ABANDONO MORAL Y MATERIAL DEL NIÑO EN


LO PENAL
Un niño se encuentra en estado de abandono, cuando se encuentra en
condiciones de:
1. Expósito
2. Carezca en forma definitiva, de las personas que conforme a la ley
tienen el cuidado personal de su crianza, educación o si los hubiera,
incumplan las obligaciones o deberes correspondientes o carecieran de las
calidades morales, o mentales necesarias para asegurar la correcta formación;
3. Sea objeto de maltratos por quienes están obligados a protegerlos o
permitir que otros lo hicieran.
4. Sea entregado por sus padres a un establecimiento de asistencia
social público o privado y lo hubieran desatendido injustificadamente por
seis meses continuos o cuando la duración sumada exceda de esta plazo;
5. Sea dejado en Instituciones Hospitalarias u otras similares con el
evidente propósito de abandonarlo;
6. Haya sido entregado por sus padres o responsables a instituciones
públicas o privadas, para ser promovido en adopción.
7. Sea explotado en cualquier forma o utilizado en actividades
contrarias a la ley o a las buenas costumbres por sus padres o responsables
cuando tales actividades sean ejecutadas en su presencia.
8. Sea entregado por sus padres o responsables a otra persona mediante
remuneración o sin ella con el propósito de ser obligado a realizar trabajos no
acordes con su edad; y
9. Se encuentre en total desamparo.
La falta o carencia de recursos materiales e ningún caso da lugar a la
declaración del estado de abandono.
Al tener conocimiento de que un Niño o Adolescente se encuentra en alguna
de las situaciones señaladas la autoridad especializada, abrirá investigación
tutelada y según sea la causal de abandono que se presente podrá aplicar como
medidas de protección en su favor ya sea:
a. El cuidado en el propio hogar, para lo cual se orientará a los padres o
responsables para el cumplimiento de sus obligaciones, contando con apoyo
y seguimiento temporal por Instituciones de Defensa;
b. Participación en un programa oficial o comunitario de Defensa con
atención educativa, de salud y social;
c. Incorporación a una familia sustituta o colocación familiar; y
d. Atención Integral en un establecimiento de protección especial.

EL ADOLESCENTE INFRACTOR DE LA LEY PENAL


Se considera adolescente Infractor al autor o partícipe de un hecho punible
tipificado como delito o falta en la Ley Penal.
El Código materia de exposición garantiza el derecho a la libertad al señalar
que ningún adolescente podra ser privado de ella sino por mandato escrito y
motivado del Juez en caso de flagrante Infracción Penal, comunicándosele, por
escrito a sus padres o tutores los motivos de su detención.
Una de las nuevas innovaciones del presente código está referido al
Ministerio de Promoción de la Mujer y del Desarrollo Humano (PROMUDEH),
que asume competencia en materia tutelar a partir de los cientos ochenta días de
vigencia del presente Código, en tanto los Jueces de Familia siguen conociendo
de esta materia.
La investigación de un adolescente infractor tendrá las garantías del proceso
de la Administración de Justicia, consagradas en la Constitución; Convenios
Internacionales, la Convención de los Derechos del Niño; el Código de los
Niños y Adolescentes y demás leyes vigentes de la materia.
Lo más saltante del Nuevo Juzgamiento al adolescente debemos señalar
radicalmente, puesto que anteriormente, si bien es cierto no se juzgaba, sino se
abría Investigación tutelar; se internaba al menor sin señalar tiempo de
permanencia; no se le escuchaba y mucho menos tenía las garantías procesales;
en la actualidad con la Nueva Legislación, sólo podrá estar detenido 24 horas,
debiendo ser conducido por la Policía al Fiscal Especializado, teniendo derecho
a un defensor; debiendo declarar ante las autoridades; en presencia no sólo de
sus padres sino también de su defensor; concediéndosele el derecho de
Apelación de las Resoluciones emanadas por la Fiscalía o el Juzgado
Especializado.
El plazo mínimo e improrrogable para la conclusión del procedimiento
estando el adolescente interno será de 50 días y encontrándose en calidad de
citado 70 días.
Otro novedad en este nuevo instrumento legal es el plazo para la
prescripción de la Acción Judicial que es de 02 años de cometido el Acto
Infractor.
Una figura jurídica importante que incorpora el Código en materia del
Adolescente Infractor, es la Remisión, que consiste en la separación del
Adolescente del proceso judicial con el objeto de eliminar las consecuencias
negativas que pudiera ocasionarlas, siempre que la infracción no revista
gravedad, debiendo tenerse en cuenta sus antecedentes; entorno familiar y
medio social.- Dicha medida puede ser concedida por el Fiscal, antes de
iniciarse el Proceso Judicial; o dentro del proceso por el Juez o Sala como forma
de Extensión del Proceso.
Finalmente es bueno diferenciar que las sanciones prescritas en este Código
para los infractores no son penales sino son medidas Socio-Educativas que tiene
por objeto la Educación del Adolescente y reintegración social.
1. Amonestación.
2. Prestación de servicios a la comunidad.
3. Libertad asistida (8 meses).
4. Libertad Restringida (12 meses).
5. Internación (3 años)
Siendo esta última la medida de aplicación como último recurso cuando el
hecho es gravísimo con una fase prescrita al Código Penal mayor de 04 años;
por reiteración o por incumplimiento injustificado de la medida Socio-Educativa
impuesta anteriormente.
Se debe considerar según sea el caso la aplicación como medida Socio-
Educativa accesoria el resarcimiento del daño causado con la restitución del
bien o el pago de su valor.