Está en la página 1de 16

SIMCE LENGUAJE

APELLIDO PATERNO APELLIDO MATERNO NOMBRES

EXIGENCIA: 60

- % CURSO: FILA:
RUT
FECHA: 2017 PUNTAJE TOTAL: PUNTAJE OBTENIDO:
DÍA MES AÑO

Lee el siguiente texto y responde las preguntas de la 1 a la 3

A paseo de tortugas

Iba la tortuga Siguió la tortuga


Despacito, andando Su marcha cansada
Por entre guijarros Pequeña, obstinada
A orillas del mar Queriendo llegar

Una garza blanca La vio un aguilucho


De pico muy largo Cazador muy ducho
Le dijo: qué amargo Quien dijo altanero:
No poder volar. No puedes volar

Siguió su camino La encontró un cangrejo


La tortuga lenta Y mirando lejos
Dejando en la arena Le dijo: no vuelas
Su huella fugaz Mas puedes nadar

La vio una gaviota Y bajo una ola


De plumaje oscuro Espumosa y blanca
Le dijo: qué duro Cangrejo y tortuga
poder volar. Volvieron al mar.

Soledad López
1. Además de la garza, ¿qué otro animal se compadece de la tortuga?

A. La gaviota.
B. El cangrejo.
C. El aguilucho.

2. ¿Con quién se encontró primero la tortuga?

A. Con la garza.
B. Con la gaviota.
C. Con el cangrejo.
D. Con el aguilucho.

3. Según el texto, ¿qué ave tiene un pico largo?

A. La garza.
B. La gaviota.
C. El aguilucho.

Lee el siguiente texto y responde las preguntas de la 4 a la 9.

LAS ALAS DE ANA

Laura Martínez Bell

Últimamente me ronda la sospecha de que mi amiga Ana no es de este mundo. Hay


algo en ella que la hace especial, diferente. Cuando se enfada, se pone roja, roja
como un tomate, y si uno está cerca, puede ver cómo le empieza a salir de las
orejas un hilo de humo blanco. Y a la hora del recreo, cuando todos comemos la
colación que nos mandan de casa, una fruta, un jugo o un sándwich de jamón, ella se
aparta de todos y se esconde detrás de unos arbustos.

Así que he decidido espiarla para ver si descubro por qué Ana se comporta así. Es
una compañera nueva y nos tocó sentarnos juntos. Habla poco. Creo que es muy
tímida. Me cae bien, pero no puedo reprimir la idea de que esconde algo.

A la salida de clases, la sigo, teniendo cuidado de no ser visto. Me voy escondiendo


entre la gente. Me oculto tras los puestos de revistas, o detrás de las cabinas
telefónicas. Ella no voltea. Va distraída, pensando en sus cosas. De vez en cuando
se detiene y gira la cabeza, como he visto que hacen los perros al escuchar un
silbato. Yo contengo la respiración y, tras unos segundos, continúa avanzando.

Por fin algo. Ana llega a su casa. Es amarilla y tiene una puerta azul, toca tres veces. Toc,
toc, toc. Luego abren y ella pasa sin saludar a nadie. Yo me acerco e intento asomarme por
una ventana. Y entonces, veo algo que me deja perplejo. Atónito, sin habla.

Ana lanza la mochila sobre la mesa del comedor. Después, se estira. Luego, se tira las
orejas. Una con la mano izquierda y otra con la derecha. Y entonces, de su espalda brotan
unas alas enormes, bonitas, con plumas verdes. Ella se sacude y suspira. Liberada. Como
quien durante mucho tiempo tiene que encoger los dedos en unos zapatos apretados. Por
primera vez, la veo sonreír. La veo enseñar una fila de dientes blancos, radiantes, y sus ojos
brillan como miel traslucida. Me parece feliz. Recorre la habitación en busca de alguien.
Alguien viene. Con mis ojos sigo la ruta de la mirada de Ana. Y veo que corre a abrazar a
otro ser igual que ella.

Pero… ¿qué es, entonces, Ana? ¿Es un ángel? ¿Una niña pájaro? ¿Puede volar?

Tantas preguntas se me arremolinan de golpe y tropiezo sin darme cuenta con un macetero
con flores que hay en la ventana. El macetero cae al suelo haciendo un ruido enorme. Y yo,
salgo corriendo por donde he venido sin esperar que me descubran.

Al día siguiente Ana está sentada junto a mí. Yo la observo con más curiosidad que nunca.
Sé que no sonríe porque está incómoda. Sus alas están prisioneras en una cárcel que nadie
puede ver. La miro. Me mira. Siento que sospecha que he sido yo quien espiaba por la
ventana. O quizás, pienso eso porque no puedo con el peso de mi conciencia. Me muero por
decirle que sé que tiene alas, pero no me atrevo. No es el momento. Y decido esperar al
recreo.

Como Ana apenas habla, me es difícil encontrar un tema de conversación. Además, ella –
otra vez – se ha ido a esconder tras los arbustos. Pero me animo, me cargo de valor y voy
tras ella. Me asomo cauteloso, y la veo allí, sentada, viendo al cielo. Le digo “hola” y ella me
mira, extrañada. Me temo que quiere estar sola. Pero me da igual y me siento a su lado.

- ¿Qué miras? – pregunto.

Ana, sin dejar de ver el cielo, me contesta: - Las nubes.

Y entonces, suelto una pregunta tonta, absurda, de la cual me arrepiento nada más me sale
de mi boca. Pero le digo:
- ¿Tú vivías allí?

Ana me mira curiosa. Sé que sabe que conozco su secreto, pero aguanto s fulminante
mirada. No digo nada. No quiero estropear el momento.

Entonces, sucede algo increíble. Mágico. Algo que no pude entender hasta momentos más
tarde. Ella me sonríe, me toma de la mano y me susurra al oído que cierre los ojos. Yo
obedezco, sin dudar. Siento una ráfaga de aire fresco, como cuando se abre una ventana en
un día caluroso y comprendo, sin ver, que ella ha liberado sus enormes alas.

- Abre los ojos – vuelve a susurrarme.

Y al hacerlo, la veo tal como es ella. Libre. Sin ataduras. Sin secretos. Lista para volar. Me
agarra de las manos y emprende el vuelo. Nadie se percata de que sobrevolamos sobre sus
cabezas, absortos cada uno en lo suyo. Los profesores corrigiendo niños, chicos jugando
fútbol, la señora de la tienda, un joven parando un taxi. Nadie nos descubre, y yo no puedo
creer que la gente no se tome el tiempo de ver por encima de sus cabezas para vernos volar
por los aires.

Ella no me suelta. Yo siento el viento en mi


cara, volamos. Volamos alto. El momento dura
lo suficiente como para no querer que acabe
nunca. Me lleva a las nubes, que se deshacen
a nuestro paso como los hilos del algodón de
azúcar.

Después, me deja en el suelo. Firme. Se


acerca lentamente, como para darme un beso
en la mejilla. Pero en lugar se eso me susurra
al oído: - Gracias – y retoma el vuelo.
4. De acuerdo a sus acciones ¿cómo es el niño que relata la historia?

A. Tímido.
B. Curioso
C. Soñador

5. Al principio del relato, ¿cómo cree el niño que es Ana?

A. Alegre
B. Tímida
C. Curiosa
D. Enojona

6. A la hora del recreo, ¿Dónde se esconde la niña?

A. Detrás de un arbusto.
B. Tras un puesto de revista.
C. Tras una puerta de color azul.
D. Detrás de una cabina telefónica.

7. ¿En qué lugar el niño descubre el secreto de Ana?

A. En la calle.
B. En las nubes.
C. En la casa de Ana.
D. En el patio del colegio.

8. Cuando le toma la mano al niño, ¿Qué le susurra Ana al oído?

A. Que libere sus alas.


B. Que cierre los ojos.
C. Que guarde su secreto.
D. Que le obedezca sin dudar.

9. Al final del texto, ¿Por qué Ana le da las gracias al niño?

________________________________________________________________

________________________________________________________________

________________________________________________________________

________________________________________________________________
Lee el siguiente texto y responde las preguntas de la 10 a la 12.

El ratón navegante

Un ratón muy soñador quiso ir de expedición.


Pensó en cruzar los mares en un barquito de lunares.
Cuando contó lo que ansiaba, eso que tanto deseaba,
nadie la idea aprobó, y cosas feas escuchó:
¡Un ratón de navegante, vaya que es extravagante!,
Dijo su abuela Teresa, tomándose la cabeza.
¡Esto es un desatino, me temo estás confundido!
dijo su abuelo Ramón, tomándose el corazón.
El ratoncito escuchaba, mas de opinión no cambiaba:
mi sueño yo cumpliré, los mares navegaré.
La familia temerosa no pensaba en otra cosa
que convencer al pequeño de que abandone su sueño.
Mientras tanto el ratoncito fabricaba su barquito:
Una zapatilla rota a la que agregó una ojota.
Encontró un gran botón y lo cosió de timón;
un mástil improvisó usando un lápiz color bordó.
Y una noche de gran luna zarpó hacia la aventura.
¡Su sueño era realidad, navegaba de verdad!
La familia preocupada con esmero buscaba
y mirando hacia la orilla, vieron su bella barquilla.
Le pidieron que volviera para que no se perdiera,
Y el ratón obedeció y muy pronto retornó.
Su familia lo retó, pues sin permiso salió.
¡Sin permiso has salido, el reto es bien merecido!
El ratoncito entendió y la razón él les dio.
Y sobre lo sucedido, charlaron largo y tendido.
Y llegaron a un acuerdo que al ratón puso contento.
Agrandaron la zapatilla y salieron en familia.
Juntos todos navegaron y grandes mares surcaron.
El ratoncito sentía una gran felicidad, compartía en familia el amor por
alta mar.

Liana Castello
10. Al principio del poema, ¿qué quería lograr la familia del ratón?

A. Que el ratón compartiera su amor por alta mar.


B. Que el ratón dejara de pensar en navegar.
C. Que el ratón volviera de su viaje.

11. ¿qué fue lo primero que hizo el ratón para fabricar su barquito?

A. Improvisó un mástil,
B. Cosió un botón de timón
C. Agregó una ojota a una zapatilla

12. ¿Con qué hizo un mástil el ratón?

A. Con un botón grande.


B. Con una zapatilla rota.
C. Con un lápiz color bordó.
Lee el siguiente texto y responde las preguntas de la 13 a la 16.

EL CIENTÍFICO Jueves, 23 de julio de 2013

Un niño inventa un sistema para que los


pájaros no choquen contra las ventanas.
Charlie Sobcov, un Rica que realizó hace cuatro años con sus padres.
niño canadiense de Ahí, aprendió que la población de pájaros está
octavo básico quería disminuyendo alrededor del mundo y que muchos
detener la muerte de científicos creen que esto se debe al calentamiento
pájaros producida global.
por choques con
ventanas, pero no Después leyó que unos 500 millones de pájaros
quería arruinar la morían cada año en México, Estados Unidos y
vista a través de Canadá producto de choques contra las ventanas.
ellas. Muchos de estos choques se producen en edificios
que están en las rutas migratorias de las aves.
Por esta razón, para su último trabajo de ciencias
inventó una especie de calcomanía de plástico que Sobcov decidió ayudar a salvar la vida de algunos
coloca discretamente en los cristales de las de estos pájaros, comenzó a estudiar la visión de
ventanas. las aves y descubrió que los ojos de los pájaros
perciben colores en el rango ultravioleta. Después
“La pintura de la calcomanía es de un color que los de muchas averiguaciones, contactó a una fábrica
pájaros pueden ver, pero los seres humanos no” en Montreal que le proporcionó una pintura
dijo Charlie a CBC radio “Para las aves, es como ultravioleta.
poner un gran disco pare en medio de la ventana”
agregó. En efecto, para su invento utilizó un color Hasta ahora, Charlie ha probado sus calcomanías
ultravioleta que está más allá del rango de colores de halcones en el piso superior de una casa
visibles al ojo humano. Esto significa que el disco cercana a la de su familia. “De inmediato los
pare permite a las aves saber que la ventana es pájaros dejaron de volar hacia estas ventanas”
sólida, pero los humanos no lo ven. cuenta.

Si bien ya existía un invento similar, etiquetas en Después de este resultado, Sobcov puso una nota
forma de halcón que se ponían en las ventanas de en el diario local preguntando por voluntarios que le
algunos edificios, estas son negras y pueden ayuden a probar las calcomanías, las cuales se
obstruir la vista. pueden sacar fácilmente y reusar en otra ventana.
Ha recibido respuestas de 40 voluntarios,
Charlie Sobcov, quien estudia en Turnbull, una incluyendo algunos que quieren comprar su
escuela privada de Ottawa, Canadá, cuenta que invento. Charlie quiere completar su experimento
quedó fascinado con los pájaros en un viaje a en febrero y después de eso podría pensar en la
Costa venta de su invención.

13. ¿En qué país Charlie se interesó por los pájaros?

A. México.
B. Costa Rica.
C. Canadá
D. Estados Unidos.
14. ¿Para qué Charlie se contactó con una fábrica?

A. Para averiguar sobre calcomanías similares a la de él.


B. Para experimentar el funcionamiento de su calcomanía.
C. Para obtener una pintura ultravioleta para su calcomanía.

15. ¿Para qué Charlie utiliza el diario local?

A. Para vender su calcomanía.


B. Para buscar fábricas de pinturas.
C. Para conseguir voluntarios que prueben su calcomanía.
D. Para averiguar sobre las razones de la muerte de los pájaros.

16. ¿Qué pasaría con el invento de Charlie si los humanos pudieran ver el color
ultravioleta?

________________________________________________________________

________________________________________________________________

________________________________________________________________

________________________________________________________________
Lee el siguiente texto y responde las preguntas de la 17 a la 19.

Un día en la vida
¿Cómo es la vida de un niño en Brasil?

Renán Rodríguez Almeida es un niño brasilero de 10 años que va a la


escuela como muchos otros niños del mundo. Él nos contará cómo un niño
brasilero pasa un día típico en su escuela.

¡Hola! Soy Renán Rodríguez Almeida y tengo 10 años. vivo con mis dos
hermanos, dos hermanas y mis padres en una ciudad cerca de Sao
Paulo.

Este es mi día típico:

07:00 A.M.
Me levanto, lavo mis dientes y me visto. Luego, camino a la escuela con mis hermanos y un vecino.
A las 08:00 nos sirven el desayuno en los comedores de la escuela. Bebemos una leche con
chocolate y comemos galleta y plátano frito.

8:30 A.M.
Las clases empiezan. Me gusta mi escuela y mis profesores. Mi asignatura favorita es portugués.
También me gusta escribir y la historia. Estoy escribiendo un texto sobre Pedro Alvares Cabral, él
solicitó la Independencia de Brasil a Portugal.

Los días viernes, tengo clases de violín y computación.

12:00 A.M.
Es hora de almorzar. Usualmente comemos arroz con legumbres, carne y ensaladas. Una vez que
terminamos, jugamos fútbol en la cancha de la escuela. Mi jugadora favorita es mi compañera Marta
¡Que goles más lindos anota!

13:00 P.M.
¡Vuelta a clases! Ahora estoy trabajando en un proyecto de Ciencias Sociales. También desarrollo
ejercicios de matemática y al final, escribo una historia sobre los alienígenas. Antes de que me dé
cuenta, ¡ya son las 15:20! Es el fin de mi día de escuela.

15:30 P.M.
Mis hermanos y yo volvemos juntos a casa. Inmediatamente me cambio el uniforme y me pongo a
trabajar en mis deberes: hoy tengo que lavar los platos. Cuando termino, mi mamá me deja jugar.
Mis amigos y yo nos encontramos afuera y jugamos fútbol. ¡Es mi deporte favorito! Mi equipo
predilecto es el Corinthians.

16:00 P.M.
Me baño y duermo una siesta. Cuando me levanto, mi mamá me hace jugo de limones, mango o
guayabas. El de mango es mi favorito, pero me tomo feliz cualquiera que mi mamá me haga.

18:00 P.M.
Casi siempre como pamonha, que es parecida a la humita chilena, pero envuelta en hojas de
plátano. Mi mamá las prepara dulce o salada. Luego veo tele un rato antes de hacer mis tareas.
Después de eso, mis hermanos y yo compartimos un rato en nuestra pieza, jugamos en el
computador o hacemos un mini partido de fútbol con una pelota de papel.

21:00P.M.
Es hora de cenar. Comemos pollo apanado con arroz, legumbres y ensalada. ¡Qué rico! Después de
comer, mi mamá nos manda a acostarnos. Siempre voy a dormir apenas ella me lo pide. ¡Buenas
Noches!
17. ¿cuál es la última actividad que realiza Renán justo antes de terminar su jornada en
la escuela?

A. Trabaja en un proyecto de Ciencias Sociales.


B. Juega fútbol en la cancha de la escuela.
C. Escribe una historia sobre alienígenas.
D. Desarrolla ejercicios de matemáticas.

18. ¿A qué hora terminan las clases de Renán?

A. 13:30 PM
B. 15:20 PM
C. 15:30 PM

19. ¿Qué hace Renán inmediatamente después de comer pamonha?

A. Juega fútbol.
B. Hace las tareas.
C. Ve la televisión.
D. Toma jugo de uva.

Lee el siguiente texto y responde las preguntas de la 20 a la 22.

NATACIÓN

La natación es un deporte de agua en el que se compite individualmente o por equipos de


relevos. Los nadadores compiten en diferentes pruebas, y el primer deportista o equipo que
cubre una distancia determinada utilizando un estilo específico, gana la prueba. Es un deporte
en el que la resistencia y el buen estado físico son claves para el éxito. Hay pruebas en cada
uno de los siguientes estilos: pecho, mariposa, espalda y libre (crawl).

Para registrar los tiempos de Los hombres llevan shorts y


los competidores y juzgar el las mujeres trajes de baño de
orden de llegada se emplean una pieza, abiertos solo por
equipos electrónicos, que la espalda. Si se desea se
cronometran hasta las pueden llevar lentes y gorros
centésimas de segundos. de baño.

Historia
En la antigüedad, era parte importante de los entrenamientos de los
soldados. Sin embargo, en La Edad Media, por miedo a que la natación al
aire libre extendiera enfermedades, apenas se practicaba.
La natación competitiva moderna empezó en el siglo 19. Es considerada
deporte olímpico masculino desde 1896 y femenino desde 1912.

Kristel Köbrich Schimpl


Es una nadadora chilena. Su especialidad son las pruebas de 800 y 1500 metros de estilo
libre, donde ha obtenido importantes logros internacionales.
Ha destacado como la principal exponente en su disciplina tanto en Chile como en el resto
de Sudamérica, logrando buenas participaciones en Juegos Olímpicos, campeonatos
mundiales, Juegos Odesur, Juegos Panamericanos y Sudamericanos de natación, además
de competencias nacionales.
Estilos
Crawl:
Es el estilo más rápido, utilizado en las pruebas de estilo libre. El nadador sube y baja las piernas desde la cadera. Mueve
los brazos y las piernas alternadamente. Mantiene el cuerpo lo más recto y plano posible.

Espalda:
Es el único que tiene salida dentro del agua. Los brazos se mueven alternadamente como un remolino. El cuerpo se
mantiene lo más recto posible.

Pecho:

Es el estilo más lento. Los brazos y las piernas no salen del agua.
Los brazos se mueven paralelamente con un movimiento circular desde una posición estirada hacia fuera y pasando por
debajo de la barbilla. Las piernas se flexionan y estiran simultáneamente.

Mariposa:

Al igual que braza, tiene un movimiento simétrico. Con un fuerte movimiento paralelo de brazos, el nadador sale por encima
de la superficie. Las piernas se mueven de arriba abajo como cola de delfín.

20. ¿Qué estilo de natación usaría Kristel Köbrich preferentemente, en las competencias
de 800 o 1500 metros para ganar?

A. Pecho.
B. Crawl
C. Espalda
D. Mariposa
21. ¿En qué estilo de natación las piernas se mueven como la cola de un delfín?

A. Pecho.
B. Crawl.
C. Espalda.
D. Mariposa.

22. ¿Qué estilo de natación representa la siguiente imagen?

A. Pecho.
B. Crawl.
C. Espalda.
D. Mariposa.

Lee el siguiente texto y responde las preguntas de la 23 a la 25.

Pino de galletas

Para las galletas: Para la base:


180gramos de mantequilla 1 vela
2 tazas de azúcar. 1 portavela.
3 huevos. Papel celofán verde.
50 gramos de nueces. Cinta dorada.
50 gramos de almendras.
500 gramos de harina sin polvos de
hornear.
Esencia de vainilla.

Procedimiento
1. Mezcla el azúcar con la mantequilla hasta que se forme una pasta.
2. Agrega los huevos, las nueces, las almendras molidas y la esencia de
vainilla. Revuelve con una cuchara hasta que le quede una masa uniforme.
3. Pon a enfriar la masa en el refrigerador por 30 minutos.
4. Aplana la masa con un uslero o con una botella y córtala en forma de
estrellas y círculos de diferentes tamaños, dejándoles un orificio en el
centro para que pasen por la vela
5. Agrega las pelotitas de colores y con la ayuda de un adulto, hornea las
galletas a temperatura alta entre 15 y 20 minutos
6. Cuando estén frías ponlas en la vela comenzando con la más grande y
terminando con la más pequeña, de modo que se forme un árbol de
Navidad.
7. Forra el portavela con el papel celofán y amárrale la cinta dorada.
23. En este texto, ¿qué quiere decir la palabra “Procedimiento”?

A. Receta
B. Ingredientes.
C. Preparación
D. Recomendaciones.

24. Según el texto, ¿para qué se debe dejar un orificio en el centro de las galletas?

A. Para que tengan una forma novedosa.


B. Para que queden más bonitas.
C. Para que tengan menos masa.
D. Para que pasen por la vela

25. Al poner las galletas en la vela, ¿para qué se empieza con la más grande y se
termina con la más pequeña?

A. Para poder forrar con celofán las galletas.


B. Para facilitar el enfriamiento de las galletas.
C. Para imitar la forma de un pino con las galletas.
D. Para afirmar las pelotitas de colores en las galletas.

Lee el siguiente texto y responde las preguntas de la 26 a la 29.

La familia polillal

La polilla come lana La familia polillal


de la noche a la mañana. la espía por un ojal,
Muerde y come, come y muerde y le apunta con la aguja
Lana roja, lana verde. a la Naftalina bruja.

Sentadita en el ropero Pero don Polillo ordena:


Con su plato y su babero, -No la maten, me da pena;
Come lana de color Vámonos a otros roperos
Con cuchillo y tenedor. a llenarlos de agujeros.

Sus hijitos comilones Y se van todo de viaje


Tienen cuna de botones. con muchísimo equipaje:
Su marido, don Polillo, las hilachas de una blusa
Balconea en un bolsillo. Y un paquete de pelusa.

De repente se avecina
María Elena Walsh
la señora Naftalina.
Muy oronda la verán,
toda envuelta en celofán.
26. ¿Dónde vive la familia polillal?

A. En el bolsillo.
B. En un babero.
C. En un ropero.
D. Eb un botón.

27. ¿Cuál es la cuna de los hijos de la polilla?

A. Un plato.
B. Un bolsillo.
C. Unos botones.
D. Unas hilachas

28. ¿Qué ordenó hacer don Polillo cuando apareció la señora Naftalina?

A. Ir a otro ropero.
B. Espiarla por un ojal.
C. Morderla y comerla.
D. Apuntarla con una aguja.

29. ¿Por qué don Polillo decide no matar a la señora Naftalina?

A. Porque sintió miedo de ella.


B. Porque sintió pena por ella.
C. Porque sintió rabia con ella.

Lee el siguiente texto y responde las preguntas de la 30 a la 34.

Había una vez un curandero muy querido por todos los habitantes de El Mayab, porque era
el único que podía cura todas las enfermedades. Cuando los enfermos iban a rogarle que
los aliviara, él sacaba una piedra verde de su bolsillo, la tomaba entre sus manos y
susurraba algunas palabras. Eso era suficiente para sanar cualquier mal.
Pero una mañana, el curandero salió a pasear a la selva; allí quiso acostarse un rato y se
entretuvo horas completas al escuchar el canto de los pájaros. De pronto unas nubes negras
se apoderaron del cielo y empezó a caer un gran aguacero. El curandero se levantó y corrió
a refugiarse de la lluvia, pero por la prisa, no se dio cuenta de que su piedra verde se le salió
del bolsillo. Al llegar a su casa lo esperaba una mujer para pedirle que sanara a su hijo,
entonces el curandero buscó su piedra y vio que no estaba. Muy preocupado, quiso salir a
buscarla, pero creyó que se tardaría demasiado en hallarla, así mandó a reunir a varios
animales. Pronto llegaron el venado, la liebre, el buitre y el cocay. Muy serio, el curandero
les dijo:
- ¡Necesito ayuda! Perdí mi piedra verde en la selva y sin ella no puedo curar.
Ustedes conocen mejor que nadie los caminos, las cavernas y
los rincones de la selva; busquen ahí mi piedra, quien la
encuentre, será bien premiado.
Al oír esas últimas palabras, los animales corrieron en busca de
la piedra verde.
Mientras el cocay volaba despacio y se preguntaba una y otra
vez:
- ¿Dónde estará la piedra? Tengo que encontrarla, sólo así el
curandero podrá curar de nuevo.
Y aunque el cocay fue desde el inicio quien más se ocupó de la
búsqueda, el venado encontró primero la piedra. Al verla tan
bonita, no quiso compartirla con nadie y se la tragó
- Aquí nadie la descubrirá – se dijo -. A partir de hoy de
hoy.
Yo haré las curaciones y los enfermos tendrán que pagarme
por ellas.
Pero en cuanto pensó esas palabras, el venado se sintió
enfermo: le dio un dolor panza tan fuerte que tuvo que botar la
piedra, luego huyó asustado dejándola tirada.
Entre tanto, el cocay daba vuelta por toda la selva. Se metía en
los huecos más pequeños, revisaba todos los rincones y las
hojas de las plantas. No hablaba con nadie, solo pensaba en qué lugar estaría la piedra
verde.
Para ese entonces, los animales, que iniciaron la búsqueda ya se habían cansado. El buitre
volaba demasiado alto y no alcanzaba a ver el suelo, la liebre corría muy rápido sin ver a su
alrededor el venado no quería saber nada de la piedra. Así hubo un momento en que el
único en buscar era el cocay.
Un día, después de horas enteras de meditar sobre el paradero de la piedra, el cocay sintió
un chispazo de luz en su cabeza:
-¡Ya sé dónde está! – gritó feliz, pues de tanto esforzarse y pensar había visto en su mente
el lugar en que la piedra había quedado tirada. Voló de inmediato hacia allí y aunque al
principio no se dio cuenta, luego sintió cómo una luz salía de su cuerpo e iluminaba su
camino. Muy pronto halló la piedra y más pronto se la llevó a su dueño.
- Curandero busqué en todos los rincones de la selva y por fin hoy di con tu piedra – le dijo
el cocay muy contento, al tiempo que su cuerpo se encendía.
- Gracias cocay – le contestó el curandero -. Veo que tú mismo has logrado una
recompensa. Esa luz que sale de ti representa la nobleza de tus sentimientos y lo brillante
de tu inteligencia. Desde hoy te acompañará siempre para guiar tu vida.
El cocay se despidió muy contento y fue a contarles a los animales lo que había pasado.
Todo lo felicitaron por su nuevo don, menos la liebre, que sintió envidia de la luz del cocay y
quiso robársela.
- Esa chispa me quedaría mejor a mí, ¿qué tal se me vería en un collar? – pensó la liebre.
Así, para lograr su deseo, esperó a que el cocay se despidiera y comenzó a seguirlo por el
monte.
-- ¡Cocay! Ven, enséñame tu luz – le gritó al insecto cuando estuvo seguro que nadie los
veía – Claro que sí – dijo el cocay, y detuvo su vuelo. Entonces. La liebre aprovechó y le
saltó encima. El cocay quedó aplastado bajo su panza y ya casi no podía respirar cuando la
liebre empezó a saltar de un lado a otro, porque creía que el cocay se le había escapado.
El cocay empezó a volar despacito para esconderse de la liebre. Ahora, fue él quien la
persiguió un rato y en cuanto la vio distraída, voló arriba de ella y se puso encima de su
frente, al mismo tiempo que se iluminaba, la liebre se llevó un susto terrible, pues creyó que
le había caído un rayo en la cabeza. Pero en cuanto saltó, el cocay voló lejos y desde lo alto
se rió mucho de la liebre, que trataba de salir del lago toda empapada.
Desde entonces, hasta los animales más grande respetan al cocay, no vaya a ser que un
día los engañe con su luz.
30. ¿Por qué el cocay tiene una luz que le sale de su cuerpo?

A. Porque se tragó una piedra verde.


B. Porque el premio a sus nobles sentimientos.
C. Porque curaba a las personas cuando se enfermaban.

31. En relación con la búsqueda de la piedra, ¿en qué se diferenciaba el cocay del resto
delos animales?

A. Era más fuerte.


B. Era más distraído.
C. Era más esforzado.
D. Era más codicioso.

32. De acuerdo a sus acciones, ¿qué tienen en común el venado y la liebre?

A. Ambos atacaron al cocay.


B. Ambos se sintieron enfermos.
C. Ambos fueron engañados por el cocay.
D. Ambos se quisieron quedarse con algo ajeno.

33. ¿Quién encontró primero la piedra verde?

A. El cocay
B. El buitre.
C. La liebre.
D. El venado.

34. Además de usar una piedra verde, ¿qué necesitaba hacer el curandero del Mayab
para sanar a los enfermos?

A. Emitir una luz.


B. Susurrar unas palabras.
C. Salir a pasear por la selva.
D. Administrar plantas medicinales.