Está en la página 1de 9

Inertizacion.

La inertización es un término técnico que significa "dejar quieto", "dejar inactivo", se


aplica en la ingeniería ambiental para indicar un proceso de tratamiento de residuos
catalogados como residuo peligroso, sean líquidos o sólidos, con la finalidad de
inactivar o minimizar su potencial naturaleza química y su posterior disposición final.

Este procesode inertización, se conoce también como, neutralización de los residuos


no recuperables que deban ser dispuestos en:

 Vertidos a la red de desagües una vez pasados por una planta de tratamientos
de Riles en cumplimiento con normativas medioambientales legales.
 Las celdas habilitadas en los depósitos de talud para tal propósito, serán
sometidos a un proceso que permita minimizar la movilidad química de sus
contaminantes.

Inertización con Nitrógeno

Cuando se almacenan sustancias altamente volátiles o sustancias propensas a la


oxidación, la conservación del producto y la seguridad revisten la mayor importancia.

La inertización con nitrógeno o cubrimiento con nitrógeno es un método seguro y


fiable para mantener constantemente una capa protectora de gas por encima de la
sustancia.

La humedad del espacio superior se sustituye por nitrógeno de alta pureza, inerte y
completamente seco. Un sistema de control de la válvula preciso garantiza que cuando
el depósito se llene o se vacíe, el contenido de nitrógeno se compensará
automáticamente para mantener la capa protectora.

El resultado es seguridad, fiabilidad y protección de la degradación mediante la


oxidación.

Para los recipientes que con frecuencia se utilizan en procesos discontinuos,


caracterizados por el llenado y vaciado cíclicos, hemos creado compuertas de gas
inerte especiales que impiden la entrada de oxígeno de forma eficaz.

Los procesos más usuales son:

• Eliminación de oxígeno en depósitos de gases combustibles para su puesta en


marcha.

• Eliminación de gas natural en tuberías y depósitos para trabajos de mantenimiento.

• Eliminación de metano en digestores anaeróbios.


• Eliminación de atmósferas explosivas

Tratamientos químicos inertizantes: Este tratamiento puede hacerse por vía


húmeda, semi-húmeda y por vía seca.

Los tratamientos por vía húmeda: se hacen en reactores especialmente


acondicionados para ello, usando el agua como carrier dee mixtura. Tanto la vía semi-
húmeda como por la seca, se utilizan contenedores rotatorios (betoneras) para lograr la
mixtura homogénea de la mezcla. La vía húmeda se usa para mezclar sólidos solubles,
mezclas acuosas neutralizantes etc.

En la vía semi-húmeda: uno de los ingredientes contiene humedad necesaria para


la reacción con un reactivo.

En la vía seca: uno de los componentes es usado ya sea como material


adsorbente o dilutor (solvente) seco.

En los reactores se inertizan los residuos peligrosos mediante un tratamiento


químico agregando reactivos que al reaccionar con los agentes activos indeseados
contenidos en los residuos forman otras sustancias inocuas y químicamente estables.

Estos procesos inertizadores por vía húmeda pueden ser:

• Neutralización alcalina de residuos contaminados con ácidos.

• Neutralización ácida de residuos contaminados con sustancias alcalinas

• Destrucción de cianuros en residuos contaminados.

Estos procesos se realizan por vía húmeda para lo cual es necesario que los
materiales se introduzcan en el estanque reactor donde se adicionan los reactivos y
ocurra la neutralización química o la destrucción de los compuestos peligrosos y su
transformación química a sustancias inocuas.

Los líquidos químicamente inertes pueden usarse de nuevo en ulteriores procesos


como agentes dilutores, mientras los sólidos obtenidos se descartarán como residuo
inerte o se utilizarán, si su composición lo amerita, como estabilizadores de suelo o
material de relleno de caminos.

El tratamiento de la neutralización de ácidos inorgánicos y orgánicos y sus


disoluciones está orientado a residuos sólidos que contengan estos componentes o
tierras contaminadas con ellos, los que habrá que disolver para su tratamiento por vía
húmeda. Con un filtro de prensa se realizará la separación del sólido de la solución que
se neutralizará, mientras el sólido que es inerte se dispondrá en las celdas para
residuos no peligrosos.

La destrucción de los residuos con contenidos de ácidos inorgánicos fuertes, como


por ejemplo el ácido clorhídrico (HCl), el ácido bromhídrico (HBr), el ácido yodhídrico
(HI), el ácido nítrico (HNO3), el ácido fosfórico (H3PO4) y el ácido sulfúrico (H2SO4) se
basa en la neutralización con una base inorgánica: bicarbonato de sodio (NaHCO3),
carbonato de sodio (Na2CO3), hidróxido de sodio (NaOH) o de potasio (KOH),
usualmente Cal (CaOH2) etc.

El tratamiento supone una inactivación de la capacidad corrosiva de la especie, sin


embargo, cuando la especie es ácido cianhídrico ( HCN ) por ejemplo, el aníón cianuro
no pierde su toxicidad y debe ser transformado a isocianato.

Las instalaciones de inertización deben cumplir las reglamentaciones ambientales


en rigor. Es usualmente un terreno de escasa capilaridad en cuyo diseño se
contemplan los siguientes componentes:

 Zona de romana
 Zona de muestreo
 Zona de Laboratorio
 Depósito de residuos peligrosos
 Depósito de residuos no peligrosos
 Contenedor de seguridad de residuos altamente peligrosos.
 Zona de almacenamiento temporal residuos corrosivo y tóxico.
 Zona de almacenaje de inflamables
 Zona de acumulación de envases
 Zona de residuos para reciclaje
 Zona de inertización química
 Zona de descarga de residuos
 Zona de tratamiento de lodos
 Zona de piscina de decantación
 Zona de evaporación solar
 Otras instalaciones menores

Sistema de controladores en la inertizacion: El sistema de controladores en la


inertizacion es independiente del control del proceso ejecutado, evitando la sobrecarga
del mismo. El control del proceso de inertizacion se comunica con el entorno a través
de de diversas tarjetas de entrada y salida digitales y analógicas, algunas señales del
proceso de inertizacion; permiten conocer la situación del proceso de preparación
termoplásticas en caliente, donde la parte de control se relaciona con la válvula
proporcional controlada y el sensor de gas a través de señales analógicas de tipo 4-20
mA. Algunos de los controladores usados son:
 Sensores electroquímicos: Un sensor electroquímico consiste en un electrodo
sensor (cátodo) y un electrodo contador (ánodo) separados por una delgada
capa de electrolito. El gas que se pone en contacto con el sensor reacciona en la
superficie del electrodo sensor y provoca un mecanismo de oxidación o
reducción. Los materiales de electrodo específicamente diseñados para el gas
de inertes catalizan esa reacción. Generan una corriente eléctrica proporcional a
la contenctracion del gas.

Las caractrísticas mas importantes de un sensor electroquímico son:

 Consumo de poca potencia, por lo que es apropiado para unidades portátiles


que se alimentan de baterías.
 Comparándolo con otros muchos mas sensores, éste es selectivo para un gas
determinado. Sin embargo algunos sensores tienen poca selectividad,
dependiendo de que gas detectan.
 Su vida es normalmente de uno a tres años, aunque algunos tienen
especificación de dosis de exposición al gas, como el sensor de ammonia de
5.000 ppm. Si el sensor esta expuesto constantemente a 50 ppm, tendrá una
vida de 100 horas.
 Sensores termoparamagnéticos: Son sensores basados en la variación de la
conductividad térmica de un cuerpo caliente en contacto con otro. El sistema se
basa en un puente de Wheatstone con unas resistencias de platino cerradas en
celdas. El puente está en equilibrio cuando por las 4 celdas circula el mismo gas.

Los atributos importantes de este tipo de sensor son:

 Los más versátiles de los sensores, pueden detectar una gran gama de gases
en rangos de ppm o combustibles. Se pueden conseguir diferentes
características de respuesta variando los materiales de oxido de metales, las
técnicas del proceso y la temperatura de trabajo. Detectan cientos de gases en
amplios rangos.
 Su simplicidad constructiva da una vida de 10 a 25 años libre de problemas. Es
robusto, aguanta los choques y las vibraciones y es válido para servicio
antiexplosión.
 Tiene una selectividad limitada y es susceptible a interferencias o gases de
fondo que le pueden activar y dar falsas alarmas. En esta aplicación se está
utilizando un sensor de O2 tipo termoparamagnético. Este tipo de sensor mide la
concentración de oxígeno existente en un gas basándose en las propiedades
paramagnéticas del oxígeno.

La propiedad magnética del oxígeno es unas 100 veces mayor que la mayoría de
los gases comunes, pudiéndolo distinguir fácilmente de los otros gases basándose en
su atracción hacia un campo magnético. Combinando un gradiente de campo
magnético con un gradiente de temperatura se crea un flujo de gas, llamado flujo
inducido o “viento magnético”. La intensidad de este flujo inducido es proporcional a la
concentración de oxigeno presente en la mezcla de gases.

En la cámara superior del analizador se utilizan imanes permanentes para generar


un flujo magnético. La temperatura de la cámara se mantiene de forma controlada a 45
°C para mantener el equilibrio térmico. La cámara contiene dos pares de termistores,
uno de cada par se encuentra en el interior del campo magnético y el resto fuera del
campo. Al estar los termistores eléctricamente calentados se genera un gradiente de
temperatura en el interior del campo magnético.

Las aplicaciones mas conocidas en la que influye la inertizacion son:

 Blanketing: Después del purgado, es necesario mantener al producto aislado


del oxigeno del aire. Para esto, debe mantenerse una atmofesra inerte y
uniforme por encima de la sustancia combustible a manera de una capa
protectora.
 Purgado: El riesgo de oxidaciln, incendio, y/o explosión se reduce dezplasando
elmaire onvapor de un contenedor con nitrógeno inerte seco.
 Trasvase por presión: En la operación de transferencia de producto por
presion, el nitrogeno es utilizado como protector y propulsor en un sistema
cerrado de transporte.

Consideraciones importantes:

 Ficha de datos de seguridad del dióxido de carbono (refrigerado).


Identificación de la sustancia y de la sociedad o empresa.
Nombre del producto: DIOXIDO DE CARBONO (Refrigerado).
Fórmula química: C02.
Identificación de la Empresa: ABELLO LINDE, S.A.
Teléfono de emergencia: 93 207 30 11
 Composición e información sobre los componentes.
Sustancia o mezcla: Sustancia.
Componentes o impurezas: No contiene otros componentes o impurezas que
puedan influiren la clasificación del producto.
Número CAS: 00124-38-9.
Número CEE (EINECS): 2046969.
 Identificación de los peligros.

Gas licuado fuertemente refrigerado, El contacto con el producto puede producir

quemaduras por frío o congelación.

Puede causar asfixia en altas concentraciones.

 Primeros auxilios.
Inhalación:

Los síntomas de asfixia pueden incluir la pérdida de consciencia o movilidad La víctima

puede no haberse dado cuenta de que se asfixia.

Concentraciones pequeñas (3 a 5%) provocan aumento de la frecuencia respiratoria y


dolor

de cabeza.

Retirar a la víctima a un área no contaminada llevando colocada la protección


respiratoria

adecuada.

Mantener a la víctima caliente y en reposo. Llamar al doctor. Aplicar la respiración

artificial si se para la respiración.

 Contacto con la piel:

Lavar inmediatamente los ojos con agua durante al menos, 15 minutos.

En caso de congelación rociar con agua a temperatura ambiente durante 15 minutos.

Aplicar un vendaje estéril.

Obtener asistencia médica.

 Ingestión

La ingestión no está considerada corno una vía potencial de exposición.

 Medidas de lucha contra incendios.

Riesgos específicos:

La exposición al fuego puede causar la rotura o explosión de los recipientes.

No inflamable.

 Productos peligrosos de la combustión: Ninguno.

Medios de extinción adecuados: Se pueden utilizar todos los agentes extintores


conocidos.

Métodos específicos de actuación: Si es posible detener la fuga de producto.


Sacar los recipientes al exterior o enfriar con agua desde un lugar protegido.

Equipo de protección especial para la actuación en incendios:

En espacios confinados utilizar equipos de respiración autónoma de presión positiva.

Medidas que deben tomarse en caso de escape/vertido accidental

 Precauciones personales:

Evacuar el área.

Usar ropa de protección.

Utilizar equipos de respiración autónoma cuando entren en el área a menos que esté

probado que la atmósfera es segura.

Asegurar la adecuada ventilación de aire.

 Precauciones a tomar en el área afectada:

Intentar detener el escape o derrame.

Prevenir la entrada en alcantarillas, sótanos, fosas de trabajo o en cualquier otro lugar

donde la acumulación pueda ser peligrosa.

 Métodos de limpieza:

Ventilar el área

 Manipulación y almacenamiento.

Debe prevenirse la entrada de agua al interior del recipiente.

No permitir al retroceso hacia el interior del recipiente.

Utilizar sólo el equipo específicamente apropiado para este producto y para su presión
y

temperatura de suministro, en caso de duda contacte con su suministrador.

Mantener el recipiente por debajo de 50 ºC en un lugar bien ventilado.

Las fugas de líquido pueden producir fragilidad en materiales estructurales.

Controles de exposición/protección individual.


 Valor limite de exposición TLV:

• TLV; 5000 ppm (año 1994-1995).

• STEL: 30.000 ppm (año 1994-1995).

 Protección personal:

Asegurar una ventilación adecuada.

Proteger los ojos, cara y piel de las salpicaduras del líquido.

En la manipulación del recipiente, utilizar guantes y calzado de seguridad.

 Propiedades físicas y químicas

Peso molecular: 44.

Punto triple: -56.6 ºC.

Temperatura de sublimación: -78.6 ºC.

Temperatura crítica: 31.1 ºC.

Densidad relativa del gas (aire=1): 1.52.

Densidad relativa del líquido (agua=1): 1.03 a (-20 ºC, 20 bar).

Presión de vapor a 20 ºC: 57.3 bar.

Solubilidad en agua (mg/l): 2000.

Apariencia y color: Líquido incoloro.

 Olor:

Sin olor que advierta de sus propiedades.

Otras datos:

El vapor es más pesado que el aire. Puede acumularse en espacios confinados,

particularmente al nivel del suelo o en sótanos.

 Estabilidad y reactividad.

Estable en condiciones normales.

 Información toxicológica.
General:

Concentraciones pequeñas producen una rápida insuficiencia circulatoria. Los síntomas

son dolor de cabeza, náuseas y vómitos, los cuales pueden conducir a la inconsciencia.

 Informaciones ecológicas.

General:

Cuando se descarga en grandes cantidades puede contribuir al efecto invernadero.

Puede causar hielo que dañe a la vegetación.

 Consideraciones sobre la eliminación.

General:

No descargar dentro de ningún lugar donde su acumulación pudiera ser peligrosa. Se


debe

evitar descargar a la atmósfera en grandes cantidades.

Contactar con el suministrador si se necesita orientación.