Está en la página 1de 7

COMUNICACIONES O RESÚMENES

(LA DEBATIDORA)

Luis de Góngora vs Francisco de


Quevedo

1. Contexto del barroco.


2. Texto.
3. Palabras principales.
4. Webgrafía.
El 17 de mayo del 2018 (Viernes), el alumnado de 3º de la ESO se
enfrentará en un debate en el patio del colegio Bizarain Ikastola. Para
empezar, cada uno defenderá sus derechos: unos defenderán a Luis de
Góngora (gongorinos) defendiendo el Culteranismo y otros sin embargo,
defenderán a Francisco de Quevedo (quevedianos) que defenderán el
conceptismo. Por lo tanto, ¿tú que eres, gongorino o quevediano?

1. CONTEXTO (siglo XVII).

El Barraco fue un movimiento artístico y cultural desarrollado en Europa en los


siglos XVII y parte del XVIII, que abarcaba no solo pintura, escultura y arquitectura,
sino también música, literatura y todas las artes de la época.
El término Barroco, no tiene un origen muy seguro. Se dice que esta palabra viene
de “Barrocco o barrocoera”, una palabra portuguesa que designaba las perlas de
forma irregular. Por extensión, se dio despectivamente este nombre a las cosas
defectuosas o de poco valor. En general, barroco sirvió para calificar todo lo que era
desordenado y confuso.
El siglo XVII fue para España un período de grave crisis política, militar, económica
y social debido a que los llamados Austrias menores (Felipe III, Felipe IV y Carlos II)
dejaron el gobierno de la nación española en manos de ministros, que robaban el
dinero del pueblo, mientras que el pueblo pasaba una situación dolorosa y dura.

En el siglo XVII, España sufrió una grave crisis demográfica, consecuencia de la


expulsión de casi 300.000 moriscos y de la mortalidad provocada por las continuas
guerras, el hambre y la peste.
La sociedad española del siglo XVII era una sociedad escindida: la nobleza y el
clero conservaron tierras y privilegios, mientras que los campesinos sufrieron en
todo su rigor la crisis económica. La miseria en el campo arrastró a muchos
campesinos hacia las ciudades, donde esperaban mejorar su calidad de vida; pero
en las ciudades se vieron abocados al ejercicio de la mendicidad cuando no
directamente a la delincuencia.
Por otra parte, la jerarquización y el conservadurismo social dificultan el paso de un
estamento a otro y sólo algunos burgueses lograron acceder a la nobleza. La única
posibilidad que se ofrecía al estado llano para obtener los beneficios que la
sociedad estamental concede a los estamentos privilegiados era pasar a engrosar
las filas del clero. Este hecho, unido al clima de fervor religioso, trajo como
consecuencia que durante el siglo XVII se duplicará el número de eclesiásticos en
España.Esto afectó directamente a la literatura

En cuanto al desengaño en el Barroco. es sin ninguna duda uno de los temas más
importantes de esta época. Se podría decir que el Barroco y el desengaño son, de
alguna manera, palabras sinónimas. Sobre todo, este tema se vio incrementado en
la literatura de tono mural o contenidos religiosos. También, el desengaño forma
parte de la visión del mundo en el Barroco, que en buena medida se percibe como
crisis y pesimismo. Existe un sentimiento de amenaza e inestabilidad, una
sensación generalizada de crisis (que se muestra en muchos aspectos de la vida, y
con múltiples raíces: políticas, militares, religiosas y, a veces, personales), lo que
lleva en algunos autores barrocos al rechazo del mundo, a la renuncia de todo lo
mundano (es el caso de la solución ascética): junto al desengaño, estos escritores
cantarán la vanidad de la vida, la fugacidad de todo lo terreno, aparecerá el
escepticismo; plantearán en sus obras el conflicto entre la realidad y la apariencia
(la vida es sueño, los sentidos son engañosos, toda la belleza es caduca, etc.).
En primer lugar, está la propia crisis política que la crisis religiosa lleva consigo,
porque la división en estados católicos y protestantes, derivará en un constante
enfrentamiento entre ellos, que finalmente desembocará en las guerras de religión
Se trata por tanto de una época de crisis en muchos aspectos, y el arte refleja esta
crisis a través de un movimiento como el Manierismo, que al romper con el
clasicismo del Cinquecento, está rompiendo también con una visión serena y
apacible de una época complaciente como era la del Alto Renacimiento.

En cuanto al estilo, en el barroco, se podría decir que había dos corrientes o


tendencias estilísticas: el conceptismo y el culteranismo. Los cuales trajeron una
ruptura del equilibrio entre la forma (las palabras) y el contenido (las ideas). Estas
tendencias estilísticas traen diferentes pensamientos.

● El conceptismo complica el contenido: se busca la condensación expresiva,


el "decir mucho con pocas palabras", por lo tanto, se juega con sus
significados, haciendo asociaciones ingeniosas de ideas, juegos de palabras,
dilogías (usar una misma palabra con dos significados al mismo tiempo),
antítesis, metáforas ingeniosas, comparaciones sorprendentes.... Su máximo
representante será Francisco de Quevedo, uno de los escritores más
ingeniosos, mordaces, sorprendentes y políticamente incorrectos de nuestras
letras que nos ha demostrado que a través de esta corriente se pueden hacer
poemas magníficos.
● El culteranismo complica la forma: cualquier realidad se nombra buscando la
expresión más brillante y complicada posible gracias al uso de los recursos
retóricos con abundancia de adjetivación, aliteraciones, paralelismos,
metáforas insólitas, comparaciones, hipérbatos (alteraciones del orden) a
veces violentísimos, alusiones mitológicas, cultismos... Su máximo
representante será Luis de Góngora, que en algunas de sus obras lleva a tal
extremo esta complicación formal, que llegó a recibir el apodo de "Príncipe de
las Tinieblas" debido a su fortaleza usando esta corriente.

2. TEXTO- El barroco.

1-LUIS DE GÓNGORA

Luis de Góngora y Argote (nacido Luis de Argote y Góngora,Córdoba, 11 de


julio de 1561-ibídem, 23 de mayo de 1627) fue un poeta y dramaturgo español del
Siglo de Oro, máximo exponente de la corriente literaria conocida más tarde, y con
simplificación perpetuada a lo largo de siglos, como culteranismo o gongorismo,
cuya obra será imitada tanto en su siglo como en los siglos posteriores en Europa y
América. Como si se tratara de un clásico latino, sus obras fueron objeto de
exégesis ya en su misma época.

Nació en la antigua calle de Las Pavas en una casa propiedad de su tío Francisco
Góngora. Estudió la Universidad de Salamanca, donde llamó ya entonces la
atención como poeta.

Desde 1589 viajó en diversas comisiones de su cabildo por Navarra, León


Salamanca, Andalucía y por ambas Castillas (Madrid, Granada, Jaén, Cuenca o
Toledo). Compuso entonces numerosos sonetos, romances y letrillas satíricas y
líricas, y músicos como Diego Gómez, Gabriel Díaz o Claudio de la Sablonara le
buscaron para musicar estos poemas.

Góngora durante su trayectoria literaria y vital tuvo enemigos:


Francisco de Quevedo y Lope de la Vega, ambos escritores del Siglo de Oro.

También tenía amigos.


Góngora defendió en todo momento el culteranismo, a causa de esto tuvo una
gran disputa con Quevedo porque este defendía el conceptismo

Góngora hizo muchas obras, estas unas de ellas:


Francisco de Quevedo

Francisco de Quevedo fue un escritor español del Siglo de Oro. Se trata de uno de
los autores más destacados de la historia de la literatura española, tras haber
escrito poemas, teatro, opúsculos filosóficos , morales y políticos…
A pesar de haber escrito muchas cosas y tener obras muy conocidas, sus obras
más destacadas son “ Vida del buscón” (obra picaresca), “Parnaso español” (serie
de poesías de carácter burlesco), “La hora de todos y fortuna de seso” (obra en
prosa satírico- moral), etc.
Quevedo siempre ha defendido el conceptismo (escuela literaria del Barroco que se
basa en el concepto) debido a que sus obras se basaban en esto; por esta razón,
Francisco de Quevedo tuvo un pique durante su vida con Luis de Góngora (también
escritor del Siglo de Oro) ya que este defendía el culteranismo . La imagen que
suele tenerse de Quevedo es la de un escritor chocarrero y procaz. Pero, aunque es
cierto que escribió cosas de esa propiedad, se le hace una gran injusticia al no
reconocer que, además, es uno de los grandes escritores, como lírico, como escritor
político y como severo moralista.
Como en Góngora, se da en él una disociación chocante entre el sarcasmo
(desengañado, amargo) y la hondura (superior a la de Góngora) poética y de
pensamiento.
Nadie como Quevedo representa el vitalismo frustrado que está en las raíces del
Barroco. Nadie expresó tan radicalmente el dolor por España, las decepciones
personales, o sobre todo, la angustia metafísica. Y de ese mismo dolor nacen sus
burlas.
De él ha podido afirmarse que Quevedo "equivale a toda una literatura".

3. El barroco fue un movimiento cultural y artístico que se desarrolló en


Europa y sus colonias americanas entre finales del siglo XVI y principios del
XVIII. A lo largo del barroco, han habido varias características las cuales han
sido principales en el movimiento barroco. Por esta razón, escogeremos 10
palabras clave que sinteticen el movimiento barroco:

1. Corrupción:
2. Culteranismo
3. Conceptismo
4. Contraste
5. Crisis (España en el siglo XV pasa una gran crisis).
6. Desengaño.
7. Pesismismo.
8. Arte.
9. Pueblo.
10. Nobleza

Se puede apreciar que a pesar del arte el resto del movimiento barroco, fue muy
dura y una época oscura.

WEBGRAFÍA:
1. http://teresadientedeleon.blogspot.com.es/2016/06/el-siglo-xvii-el-
barroco-y-su-desengano.html
2. http://iessedavi.opennemas.com/articulo/economia/crisis-
renacimiento/20140610140831000299.html
3. https://sites.google.com/site/quevedobarroco/una-falsa-imagen-de-
quevedo
4. https://es.wikipedia.org/wiki/Luis_de_G%C3%B3ngora
5. https://www.poetica2puntocero.com/gongora-quevedo-lope-mas-
enemigos/
6. https://kuaest.enl.plus/2009/11/obras-quevedo.html
7. http://bachilleratura.blogspot.com.es/2011/01/contexto-historico-y-
social-del-barroco.html
8.