Está en la página 1de 10

UNIDAD III: Tiempos modernos y posmodernos

El marxismo y el ateísmo moderno


INTRODUCCIÓN

En esta sesión virtual se analizará el gran rival que tuvo históricamente la ideología liberal,
analizada en la sesión sobre la Ilustración y el liberalismo. Este rival es la teoría marxista que dará
origen al comunismo internacional. A diferencia del liberalismo, esta teoría surge como una
respuesta a los principales problemas que originó la Revolución Industrial, el tratamiento a las
personas que trabajan en la industria, los obreros o proletarios. En este aprendizaje virtual se
estructura en 4 partes muy claras. La primera de ellas es representar el concepto de la ideología
marxista y a su principal exponente e iniciador de esta metodología para entender y captar la
realidad, Carlos Marx.

La segunda parte es tratar de explicar de manera resumida, la llega al poder del comunismo al
poder en el único país de Europa que era impensable que se diese, Rusia. Además se comentan
mediante breves biografías, dos de los principales líderes del movimiento comunista Lenin y Stalin.

Por último, se plantean algunos textos escogidos de la producción de Carlos Marx. En especial se
hace referencia al manifiesto comunista y sus ideas.
I. Concepto del marxismo
El marxismo es una teoría monista que ofrece una clave explicativa para todo lo
importante que acontece en la historia y en la sociedad. Esta clave es la modalidad de
producción económica, su funcionamiento, las divisiones y conflictos de clases que
genera, su efecto limitante y, por último, determinante sobre el resultado de los
acontecimientos. Ofrece una respuesta infalible al hambre de explicaciones que
sienten los que sufren el efecto adverso del proceso social.
EL MARXISMO: UNA EXPOSICIÓN SINÓPTICA
Sidney Hook. Estudios Públicos N° 25, 1987. Santiago. Pág 115.144.

II. La Revolución Industrial y su influencia en el marxismo


La Revolución Industrial es el antecedente más visible en el desarrollo de la ideología
marxista. En efecto, este proceso va a originar una fuerte concentración de la riqueza y
la polarización de la sociedad en sus primeros tiempos. Por un lado, los dueños de las
industrias e instituciones financieras y comerciales y por el otro, el proletariado
trabajador de las industrias surgidas al amparo de la Revolución Industrial. Las pugnas
por las mejoras económicas y, las luchas de los trabajadores, serán una constante en la
sociedad del siglo XIX. Ante esta situación nueva, el marxismo logra dar una respuesta
coherente y sistemática en la cual los obreros se sentirán respaldados y apoyados.

1 de mayo de 1886

El día 1 de mayo se celebra el día del trabajador en honor a una marcha


convocada por los obreros de Estados Unidos por la demanda de la exigencia
del trabajo de ocho horas. Esta se llevo a cabo en el año 1886 en la ciudad de
Chicago y sirve como símbolo de unidad internacional de los trabajadores del
mundo.

III. Carlos Marx ( 1818-1883)


Carlos Marx, nació en la localidad alemana de Tréveris. Era de origen judío y estudió
filosofía en las universidades de Bonn, Berlín y Jena. Expulsado de Alemania por su
apoyo a los movimientos revolucionarios de 1848, se radica en Londres donde vive
hasta su muerte acaecida en 1883.

El Manifiesto comunista
El manifiesto comunista representa un esfuerzo de divulgación de las ideas
marxistas- comunistas.
Sus ideas centrales son: la institucionalidad política y cultural derivan de la
modalidad de producción económica de la época.
Segundo, la aparición de la propiedad privada a través de las clases
sociales, originan enfrentamiento entre los grupos de la sociedad.
Estos grupos son los dueños de la producción económica y los carentes de
ello.
Finalmente, en la etapa final de la historia surge la clase proletarizada que
es la única depositaria del cambio final.
El triunfo de esta clase sobre la burguesía garantiza el fin del odio de las
clases sociales y, el término de la propiedad privada.
Su primera edición fue en el año 1847.

3.1 El Capital
El Capital, obra cumbre de la ideología marxista fue publicado en su primer
volumen en 1867. Los volúmenes 2 y 3 fueron publicados póstumamente
por el gran amigo de Marx, Federico Engels. En esta obra, desarrolló la
teoría en la cual explica que la clase trabajadora es explotada por la clase
capitalista al apropiarse ésta del valor excedente de la plusvalía producida
por aquella.

IV. Marxismo-leninismo

4.1 Lenin

Después de la muerte, surgieron varios teóricos del marxismo entre los cuales destaca
el pensador y político ruso Vladimir llich Uliánov, conocido como Lenin, nació el 22 de
abril de 1870. Revolucionario de profesión, impulso el comunismo en Rusia gracias a la
Revolución de octubre de 1917, que puso fin a la dinastía zarista. Murió en al año 1924

4.2 Ideas de Lenin


Lenin puso de manifiesto que los monopolios constituyen la base más profunda del
imperialismo, descubrió el nexo y la relación recíproca entre las peculiaridades
económicas fundamentales del imperialismo y mostró cuál es el lugar histórico que le
corresponde.

Llegó a la conclusión de que el imperialismo es el capitalismo: 1) monopolista, 2)


parasitario o en descomposición y 3) agonizante. De ahí que eI imperialismo sea la
antesala de la revolución socialista.

Lenin mostró que en la época imperialista se forma el sistema capitalista de economía


mundial, y la explotación del trabajo por el capital se complementa con la explotación
de los pueblos de los países coloniales y semi coloniales por el capital financiero de las
metrópolis.

Este es el motivo de que el hundimiento del capitalismo se produzca como resultado de


la lucha revolucionaria de la clase obrera por el socialismo y de la lucha de liberación
nacional que sostienen los pueblos sometidos al imperialismo.

No puede salvar al régimen capitalista el capitalismo monopolista de Estado, que une la


fuerza de los monopolios y del Estado en un solo mecanismo, con el fin de enriquecer a
los monopolios y aplastar tanto al movimiento obrero como al de liberación nacional.
Lenin mostró que el capitalismo monopolista de Estado constituye la preparación
material más completa del socialismo. Realizó un profundo análisis de la ley de la
desigualdad del desarrollo económico y político de los países capitalistas en el período
del imperialismo y llego a la conclusión de que la revolución socialista podía triunfar
inicialmente en varios países capitalistas o en uno solo de ellos.

Cita de http://www.eumed.net/cursecon/dic/bzm/l/Lenin.htm

V. Revolución rusa ( 1917)


Una de las consecuencias de la Primera Guerra Mundial fue la caída de la dinastía de
los Romanov. Esta familia, había dirigido los destinos de Rusia desde el siglo XVII y los
desastres militares originaron su caída. Esto permitió a los comunistas hacerse con el
control del gobierno ruso.

Nicolás II
Imagen de Nicolás II, último Zar del autocrático gobierno ruso. Nació en
1868 y murió asesinado junto a toda su familia por partidarios comunistas
en 1918.

VI. Joseph Stalin


Con la muerte de Lenin, varios fueron los candidatos a sucederlo. En esta situación,
destacaron dos personalidades que representaban polos bien disímiles del
pensamiento comunista. Por una parte estaba León Trotsky, quien señalaba el carácter
permanente e internacional de la revolución comunista. En la vereda del frente estaba
Joseph Stalin, quien sostenía que el triunfo del comunismo pasaba por mantener en un
país (Rusia) la revolución y luego extenderla al mundo. Además se centraba en el
control del estado de la sociedad y la ideología comunista.

Guerra mundial de 1945


La Unión Soviética y el comunismo fue una de las grandes triunfadoras en
la Segunda Guerra Mundial. Su influencia posteriormente se extendió a
todo el mundo. Imagen propagandística representando a la URSS como la
madre, para aglutinar los esfuerzos de los rusos que estaban luchando
contra los alemanes.
VII. Guerra Fría y el comunismo

Mapa de la Guerra Fría y la expansión del comunismo


Extensión después de finalizada la Segunda Guerra mundial

VIII. Fuentes de Marx

8.1 El espectro del comunismo

Un espectro se cierne sobre Europa: el espectro del comunismo. Contra este espectro se
han conjurado en santa jauría todas las potencias de la vieja Europa, el Papa y el zar,
Metternich y Guizot, los radicales franceses y los polizontes alemanes.

No hay un solo partido de oposición a quien los adversarios gobernantes no motejen de


comunista, ni un solo partido de oposición que no lance al rostro de las oposiciones más
avanzadas, lo mismo que a los enemigos reaccionarios, la acusación estigmatizante de
comunismo.

De este hecho se desprenden dos consecuencias:

La primera es que el comunismo se halla reconocido como una potencia por todas las
potencias europeas.

La segunda, que es ya hora de que los comunistas expresen a la luz del día y ante el mundo
entero sus ideas, sus tendencias, sus aspiraciones, saliendo así al paso de esa leyenda del
espectro comunista con un manifiesto de su partido.
8.2 El manifiesto comunista

Con este fin se han congregado en Londres los representantes comunistas de diferentes
países y redactado el siguiente manifiesto, que aparecerá en lengua inglesa, francesa,
alemana, italiana, flamenca y danesa.

a) Burgueses y proletarios

Toda la historia de la sociedad humana, hasta la actualidad, es una historia de


luchas de clases.

Libres y esclavos, patricios y plebeyos, barones y siervos de la gleba, maestros y


oficiales; en una palabra, opresores y oprimidos, frente a frente siempre,
empeñados en una lucha ininterrumpida, velada unas veces, y otras franca y
abierta, en una lucha que conduce en cada etapa a la transformación
revolucionaria de todo el régimen social o al exterminio de ambas clases
beligerantes.

En los tiempos históricos nos encontramos a la sociedad dividida casi por doquier
en una serie de estamentos, dentro de cada uno de los cuales reina, a su vez, una
nueva jerarquía social de grados y posiciones. En la Roma antigua son los patricios,
los équites, los plebeyos, los esclavos; en la Edad Media, los señores feudales, los
vasallos, los maestros y los oficiales de los gremios, los siervos de la gleba, y dentro
de cada una de esas clases todavía nos encontramos con nuevos matices y
gradaciones.

La moderna sociedad burguesa que se alza sobre las ruinas de la sociedad feudal no
ha abolido los antagonismos de clase. Lo que ha hecho ha sido crear nuevas clases,
nuevas condiciones de opresión, nuevas modalidades de lucha, que han venido a
sustituir a las antiguas.

Sin embargo, nuestra época, la época de la burguesía, se caracteriza por haber


simplificado estos antagonismos de clase. Hoy, toda la sociedad tiende a separarse,
cada vez más abiertamente, en dos grandes campos enemigos, en dos grandes
clases antagónicas: la burguesía y el proletariado.

De los siervos de la gleba de la Edad Media surgieron los “villanos” de las primeras
ciudades; y estos villanos fueron el germen de donde brotaron los primeros
elementos de la burguesía.

El descubrimiento de América, la circunnavegación de África abrieron nuevos


horizontes e imprimieron nuevo impulso a la burguesía. El mercado de China y de
las Indias orientales, la colonización de América, el intercambio con las colonias, el
incremento de los medios de cambio y de las mercaderías en general, dieron al
comercio, a la navegación, a la industria, un empuje jamás conocido, atizando con
ello el elemento revolucionario que se escondía en el seno de la sociedad feudal en
descomposición.

b) Proletarios y comunistas

¿Qué relación guardan los comunistas con los proletarios en general?

Los comunistas no forman un partido aparte de los demás partidos obreros.

No tienen intereses propios que se distingan de los intereses generales del


proletariado. No profesan principios especiales con los que aspiren a modelar el
movimiento proletario.

Los comunistas no se distinguen de los demás partidos proletarios más que en


esto: en que destacan y reivindican siempre, en todas y cada una de las acciones
nacionales proletarias, los intereses comunes y peculiares de todo el proletariado,
independientes de su nacionalidad, y en que, cualquiera que sea la etapa histórica
en que se mueva la lucha entre el proletariado y la burguesía, mantienen siempre
el interés del movimiento enfocado en su conjunto.

Los comunistas son, pues, prácticamente, la parte más decidida, el acicate siempre
en tensión de todos los partidos obreros del mundo; teóricamente, llevan de
ventaja a las grandes masas del proletariado su clara visión de las condiciones, los
derroteros y los resultados generales a que ha de abocar el movimiento proletario.

El objetivo inmediato de los comunistas es idéntico al que persiguen los demás


partidos proletarios en general: formar la conciencia de clase del proletariado,
derrocar el régimen de la burguesía, llevar al proletariado a la conquista del
Poder.Fuentes de Marx. El Manifiesto comunista

c) Literatura socialista y comunista


• El socialismo reaccionario

• El socialismo feudal

La aristocracia francesa e inglesa, que no se resignaba a abandonar su puesto


histórico, se dedicó, cuando ya no pudo hacer otra cosa, a escribir libelos contra la
moderna sociedad burguesa. En la revolución francesa de julio de 1830, en el
movimiento reformista inglés, volvió a sucumbir, arrollada por el odiado intruso. Y
no pudiendo dar ya ninguna batalla política seria, no le quedaba más arma que la
pluma. Mas también en la palestra literaria habían cambiado los tiempos; ya no era
posible seguir empleando el lenguaje de la época de la Restauración. Para ganarse
simpatías, la aristocracia hubo de olvidar aparentemente sus intereses y acusar a la
burguesía, sin tener presente más interés que el de la clase obrera explotada. De
este modo, se daba el gusto de provocar a su adversario y vencedor.

• El socialismo alemán o “verdadero” socialismo


La literatura socialista y comunista de Francia, nacida bajo la presión de una
burguesía gobernante y expresión literaria de la lucha librada contra su
avasallamiento, fue importada en Alemania en el mismo instante en que la
burguesía empezaba a sacudir el yugo del absolutismo feudal.

Los filósofos, pseudofilósofos y grandes ingenios del país se asimilaron


codiciosamente aquella literatura, pero olvidando que con las doctrinas no habían
pasado la frontera también las condiciones sociales a que respondían. Al
enfrentarse con la situación alemana, la literatura socialista francesa perdió toda su
importancia práctica directa, para asumir una fisonomía puramente literaria y
convertirse en una ociosa especulación acerca del espíritu humano y de sus
proyecciones sobre la realidad. Y así, mientras que los postulados de la primera
revolución francesa eran, para los filósofos alemanes del siglo XVIII, los postulados
de la “razón práctica” en general, las aspiraciones de la burguesía francesa
revolucionaria representaban a sus ojos las leyes de la voluntad pura, de la
voluntad ideal, de una voluntad verdaderamente humana.

La única preocupación de los literatos alemanes era armonizar las nuevas ideas
francesas con su vieja conciencia filosófica, o, por mejor decir, asimilarse desde su
punto de vista filosófico aquellas ideas.

Esta asimilación se llevó a cabo por el mismo procedimiento con que se asimila uno
una lengua extranjera: traduciéndola.

Todo el mundo sabe que los monjes medievales se dedicaban a recamar los
manuscritos que atesoraba las obras clásicas del paganismo con todo género de
insubstanciales historias de santos de la Iglesia católica. Los literatos alemanes
procedieron con la literatura francesa profana de un modo inverso. Lo que hicieron
fue empalmar sus absurdos filosóficos a los originales franceses. Y así, donde el
origina desarrollaba la crítica del dinero, ellos pusieron: “expropiación del ser
humano”; donde se criticaba el Estado burgués: “abolición del imperio de lo
general abstracto”, y así por el estilo.

RESUMEN

La teoría marxista es la ideología que mayor disputa logró hacer a la doctrina del liberal tanto en el
siglo XIX como en el siglo XX. El marxismo, teoría que busca interpretar la realidad de la historia
tomando como eje analítico la economía, nació del análisis que efectuó de la sociedad un pensador
judío-alemán Carlos Marx. Sus obras obedecen a dos dimensiones importantes de su quehacer. La
obra más práctica, la del periodista, del polemista le llevará participar activamente de los
problemas de su tiempo y la manera de resolverlos.
El triunfo y declive de la ideología comunista (marxista), está directamente relacionado con el auge
del proletariado como clase. Surgida por la Revolución Industrial, el marxismo sirvió como la
herramienta de interpretación de la realidad para las luchas del movimiento obrero.

Después de la muerte de Carlos Marx, varios líderes quisieron tomar su legado en el mundo
comunista. En esta situación destacó las figuras de Lenin y Stalin posteriormente. Ambos, si bien
reconocieron la explicación de la historia desarrollada por Marx, le agregaron sus propias variantes
que ayudaron a extender al comunismo en varias zonas del globo terráqueo.

Por último, cabe recordar que el marxismo tal como se ha conocido hasta nuestros días obedece a
las aspiraciones de una clase social muy particular, el obrero que surge de las fábricas. Esta nueva
realidad en la actualidad, está siendo superada debido a que la mayoría de la población trabaja en
sectores de servicios. Al menos en la cultura occidental.