Está en la página 1de 18

INVESTIGACIÓN DOCUMENTAL Y DE CAMPO

Informe final

“La influencia de las emociones en la alimentación en mujeres de la Ciudad de


México”

Nombre del aspirante:


CLAUDIA IVETTE MARTÍNEZ DONJUÁN

División de Ciencias de la Salud,


Biológicas y Ambientales (CSBA)

12 de mayo de 2018

1
ÍNDICE

Introducción ............................................................................................................................ 3
Planteamiento del problema .................................................................................................. 3
Objetivo general .................................................................................................................... 5
Objetivos específicos ............................................................................................................ 5
Justificación .......................................................................................................................... 6
Metodología ............................................................................................................................. 6
Participantes .......................................................................................................................... 6
Instrumento ........................................................................................................................... 7
Plan de trabajo ...................................................................................................................... 8
Resultados .............................................................................................................................. 8
Análisis de entrevista ............................................................................................................ 8
Análisis cuantitativo .............................................................................................................. 9
Conclusión ............................................................................................................................ 13
Recomendaciones .............................................................................................................. 14
Evaluación del proceso ....................................................................................................... 14
Referencias ........................................................................................................................... 14
Anexos ................................................................................................................................... 15
A. Escala sobre la alimentación y emociones.................................................................... 15
B. Guiones de entrevistas ................................................................................................. 16
C. Entrevistas realizadas .................................................................................................. 17
D. Bitácora de investigación ............................................................................................. 18

2
Introducción

Planteamiento del problema

Una de las características básicas de los seres humanos es la capacidad que se tiene
para poder experimentar reacciones fisiológicas ante ciertos estímulos, que de cierta forma
sirven para adaptarse al entorno pues tienen funciones de activación como una señal para
tener una conducta, sin embargo, muchas personas tienen dificultad para poder expresarlas
de tal manera que se van quedando en el cuerpo, mismas que al no ser expresadas o
controladas de una manera adecuada buscan una forma de salir y generalmente lo hacen a
través de la enfermedad y de ciertas conductas compulsivas o dañinas para el sujeto.
Emociones que se van quedando dentro del cuerpo desde pequeños porque tal vez se vivió
una infancia de represión en donde no estaba permitido el llorar, el enojarse, el tener miedo o
hasta el sentir alegría, o bien se acostumbró al niño que cuando estuviera triste se le diera un
dulce, chocolate o cualquier otro alimento que le permitiría sentirse mejor, esto es muy claro
en la vida cotidiana ya que cuando el pequeño experimenta una emoción los padres o personas
a su alrededor en lugar de dejarlo que experimente la emoción se le suspende otorgándole
una golosina para que se sienta mejor, esto lo llegan hacer hasta los médicos para que el niño
deje de llorar en el consultorio.
De tal manera, que conforme va creciendo va utilizando el alimento (generalmente algo
dulce) como una forma de afrontar esa emoción que le permita sentirse mejor. Así mismo, no
solo ocurre en las emociones negativas ya que generalmente se relaciona la felicidad con el
consumo de alimentos, por ejemplo, cuando es una celebración es muy común que haya una
fiesta o salir a comer a festejar algo, por tal motivo, cuando se es adulto se trae al presente
ese recuerdo de felicidad al momento de comer.
Ramos (2016) señala un término muy importante para poder entender anteriormente la
relación entre emociones y alimentación, ya que se refiere al comer emocional como una
estrategia de afrontamiento individual que puede estar asociada en gran medida al sobrepeso,
por lo que las consecuencias de utilizar tal método de afrontamiento pueden ser los diversos
problemas físicos y psicológicos que se asocian a la obesidad, es decir, que al no saber
manejar las emociones el individuo no encuentra otra manera de poder expresarlas más que
a través de la comida pues genera en el sujeto una imperiosa necesidad de llenar ese vacío
que tiene ya que al consumir el alimento reduce la emoción principalmente negativa porque
3
así pudo haberlo aprendido desde pequeño y que por tal motivo puede conducir a la obesidad
o a otras enfermedades.
Del mismo modo, Sánchez y Pontes (2012) en su carta científica “Influencia de las
emociones en la ingesta y control de peso” mencionan que la emoción en sí misma no puede
ser responsable de excesiva ingesta sino más bien, que la verdadera causante del sobrepeso,
es la forma en que la emoción es afrontada por la persona y por lo tanto se ha encontrado que
el vínculo entre emoción y alimentación es más fuerte en las personas obesas que en las no
obesas y en personas que hacen dieta en relación a las personas que no hacen dietas. Lo
anterior hace pensar que realmente no es tanto la emoción la que genera la conducta alimentaria
inadecuada sino más bien la manera en que el sujeto afronta esa emoción al carecer de
estrategias de afrontamiento o de inteligencia emocional ante las situaciones que se le presentan
en la vida diaria, por ejemplo, ante una pérdida el individuo trata de aliviar esa tristeza en lugar
de acudir con un profesional (psicólogo) lo hace comiendo pues es su manera de sentirse mejor
y aliviar esa emoción convirtiéndose la comida en una forma de analgésico.
Sin duda, son varios los autores que hablan sobre la relación que existe entre las
emociones y la alimentación, quedando claro que el hambre no solo tiene que ver con una
necesidad fisiológica sino también con otras variables psicológicas o hasta culturales, pero
para efecto de la presente investigación solo se revisarán las relacionadas con las emociones.
La Psicología de la nutrición es un tema muy amplio pues nos habla de las variables
psicológicas que influyen en la alimentación, sin embargo, se ha decidido enfocar para el
presente trabajo en las emociones en las mujeres, pues generalmente este sexo tiende más a
sacar sus emociones de alguna manera, en este caso a través de la alimentación, así como
las edades que se manejan y el escenario es debido a que se tiene mayor acceso al mismo.
La relación emociones-nutrición es clara, ya que en momentos de inestabilidad
emocional somos más propensos a consumir alimentos grasos. Esto no es positivo para el
control de peso y provoca un exceso de grasa en la dieta. Cuando usamos la dieta para calmar
nuestro estado emocional, a esto se le llama “alimentación emocional” (García-Allen, s.f.), por
lo anterior, se debería identificar que es lo que está pasando con el sujeto a nivel psicológico
ya que entonces el comer se convierte en su estrategia para afrontar sus situaciones y que
pudiera ser una de las razones por las cuales el sujeto a pesar de estar haciendo dietas las
deja de hacer.

4
Por lo tanto, como señala Servian (2017) cuando usamos la comida para calmar nuestro
estado emocional estamos alimentándonos emocionalmente. De alguna manera la
preocupación por nuestro peso y por nuestro cuerpo enmascara preocupaciones aún más
profundas. Esto se convierte en un círculo vicioso de preocupaciones que no se resuelven y que
frenan nuestra capacidad de crecer y desarrollarnos.
Mientras no se acuda a buscar ayuda con un profesional para trabajar las situaciones
emocionales por mas dietas que haga el sujeto estas no funcionarán pues lo que necesitan no
es un alimento físico sino un alimento emocional, desafortunadamente si se sigue con esta
conducta podría generar problemas como la obesidad o en su defecto transtornos alimenticios.
Se puede decir que realmente las emociones principalmente las negativas como la
tristeza, enojo, miedo, entre otras, influyen en la alimentación debido a que se relacionan con
esa forma de llenar el vacío que tienen ya sea porque fue aprendido durante su infancia o
como una forma de afrontar las situaciones difíciles según los autores mencionados, por lo
tanto, se considera que sería muy importante poder determinar si existe una relación entre las
emociones y la forma en que se alimentan las mujeres, sin descartar que pudiera pasar
también en los hombres.

Objetivo general
Identificar la influencia que tienen las emociones en la alimentación de mujeres de la Ciudad
de México con el fin de mostrar la forma que tienen de manejar el hambre emocional con el
consumo de alimentos no saludables a través de la aplicación de una escala y una
entrevista.

Objetivos específicos
- Identificar los factores psicológicos que influyen en la alimentación y que obstaculizan
las dietas.
- Relacionar el manejo del estrés o de las situaciones de preocupación con los hábitos
alimenticios identificando su forma de comer cuando están ante una situación
estresante.
- Determinar los principales alimentos que se consumen en emociones específicas
identificando en cada emoción que alimento se consume principalmente.
- Identificar si existe una relación entre la forma de afrontar las emociones en su infancia
y la forma como lo hace en la actualidad
5
- Analizar la opinión de los especialistas en los problemas de alimentación (nutriólogo y
psicólogo)
Justificación
La elección del tema radica en que generalmente muchas personas tienen problemas
en cuanto a sus hábitos alimenticios lo que genera sobrepeso y obesidad, sin embargo, la
mayoría de las personas piensan que comen demasiado simplemente porque les gusta la
comida, pero detrás de esa imposibilidad para controlar la alimentación hay factores
psicológicos que no le permiten seguir un plan de alimentación por mas que tenga fuerza de
voluntad que tenga, es entonces cuando cabe preguntarse ¿cuál es la verdadera razón del
comer? ¿de que manera influye tener una emoción al momento de alimentarse? Ya que a
algunas personas cuando están enojadas, tristes, con miedo o hasta alegres tienden a comer
más cantidad de alimento. ¿acaso podrían utilizar la comida como una forma de afrontar sus
emociones? De cierta manera podría ser entendible que a través de la alimentación llene ese
vacío que se tiene desde la infancia o que cuando se fue niño haya sido la forma para sentirse
mejor en determinado momento. Por tal motivo, se busca conocer de que manera influyen las
emociones en la alimentación.

Metodología
La metodología que se utilizó para realizar esta investigación fue de tipo mixta
(cualitativa y cuantitativa) ya que se aplicó una entrevista y una escala para la recolección de
datos que permitirían lograr los objetivos de la investigación.

Participantes
En el diseño cualitativo se aplicó una entrevista a tres participantes con preguntas de
acuerdo a su características para el estudio, el primero fue un especialista en Nutrición el cual
permitió identificar desde su áreas las razones de porque algunos planes de alimentación no
cumplían su objetivo,; el segundo participante fue un especialista en psicología cuyo objetivo
era identificar desde su área la relación de las emociones con la alimentación y el tercer
participante permitió analizar desde las respuestas del sujeto la relación entre las variables
emoción y alimentación. De este diseño se obtuvieron tres entrevistas 2 de ellas grabadas en
audio y una con la toma de notas.

6
En el diseño cuantitativo la muestra utilizada para la aplicación del instrumento fue de
40 mujeres todas de la Ciudad de México y cuyas edades oscilaban entre 20 y 50 años, debido
a que se considera que las mujeres tienden más a manifestar en la alimentación las emociones
utilizando el alimento como una forma de sentirse mejor. Otra de las características que debía
tener la participante es que tuviera problemas en su forma de alimentarse, es decir, que no se
alimentara de manera adecuada o bien, que hubiera intentado bajar de peso pero dejara los
planes de alimentación.
Después de haber aplicado las escalas se procede a vaciar los datos o a utilizar un
programa que permita hacer los gráficos de los datos recolectados, en este caso se utilizó la
aplicación de Google forms para el diseño de la encuesta de tal manera que los sujetos
pudieran contestarla en línea y el mismo programa llevara a cabo la realización de los gráficos.
Se recolectaron las encuestas en línea y se procedió al análisis de datos.

Instrumento
Se diseñaron tres guiones de entrevistas de acuerdo a la persona a la que se le aplicaría
la entrevista, en el caso del especialista en nutrición se le preguntaron aspectos sobre la
alimentación y porque a veces los planes de alimentación no funcionaban, así como la manera
que procedía cuando identificaba que el paciente no avanzaba; al psicólogo se le preguntó de
manera general sobre las emociones y su influencia en la alimentación y por último, se
entrevistó a una paciente para saber como afrontaba las emociones y si ellas influían en su
alimentación.
Se diseñó una escala de 12 reactivos cuyas respuestas iban desde Totalmente en
desacuerdo hasta totalmente de acuerdo, cuyas ponderaciones iban de 1 a 5 con valores
intermedios (2 en desacuerdo, 3 ni acuerdo ni desacuerdo y 4 de acuerdo) y el participante
debía de marcar la que se adecuara a su opinión. El objetivo de esta escala era identificar si
existía una relación entre las emociones (enojo, tristeza, miedo, alegría) y la alimentación
inadecuada en el sujeto refiriéndose a que generalmente no tenía buenos hábitos alimenticios,
es decir, si una emoción influía en su forma de alimentarse.
Dichos instrumentos de recolección de datos se pueden revisar en los anexos de este
documento.

7
Plan de trabajo

A continuación, se observa el plan de trabajo en el cual se basó para realizar la investigación


de acuerdo a cada una de las etapas establecidas.
PERIODO 9 al 13 de 14 al 20 de 21 al 27 de 30 de mayo al 4 al 12 de
mayo mayo mayo 3 de junio junio

ACTIVIDAD
Delimitación del tema y
elaboración del Plan de trabajo
Selección y recopilación de
información
Análisis y abstracción de la
información
Bitácora de investigación
Planeación y aplicación de
entrevista
Análisis de datos
Aplicación de encuestas y
análisis
Integración y redacción del
informe final
Presentación y exposición de
los resultados

Resultados
Análisis de entrevista
En cuanto al enfoque cualitativo, la entrevista permitió identificar los puntos de vista de
los especialistas acerca de la relación entre las emociones y la alimentación, en el caso de la
paciente permitió identificar la manera en que afrontaba sus emociones utilizando a la
alimentación como una forma de sentirse mejor.
De acuerdo a los datos encontrados en la entrevista realizada al nutriólogo hace énfasis
en que muchas veces los planes de alimentación no funcionan, no porque estén mal diseñados
sino porque existen variables personales del paciente que no les permiten bajar de peso, en
este caso factores psicológicos y la importancia del trabajo coordinado con el psicólogo y el
instructor físico. Así mismo, el psicólogo también comenta que la forma de afrontar las
emociones desde que se es niño va a influir en la alimentación, de tal manera que cuando no
se expresan en su momento se recurre a otras conductas para poder sentirse mejor, en este
caso, a través de la comida. En la entrevista a la paciente también menciona situaciones en
las cuales para poder sentirse mejor se ponía a comer.
De tal modo, como lo señalan Sánchez y Pontes (2012) solamente conociendo los factores
emocionales podremos reforzar los hábitos saludables que nos permitan controlar el peso, por

8
todo ello en los comedores emocionales para controlar el sobrepeso y la obesidad se
recomienda seguir una terapia cognitiva para controlar mejor las emociones, una dieta sana y
practicar de ejercicio regularmente. De lo anterior, es importante retomar que cuando se
identifican las causas de la alimentación inadecuada y se trabaja de manera conjunta con otros
especialistas se podrán lograr los objetivos de los pacientes mediante la aplicación de
estrategias donde se busque expresar las emociones para que no afecten en la alimentación,
bien lo dice la famosa frase “Mente sana en cuerpo sano” del poeta romano Décimo Junio
Juvenal.

Análisis cuantitativo
En cuanto a los resultados de la escala aplicada se puede observar lo siguiente:
De las 40 mujeres a las que se les aplicó la escala 26 eran de 20 a 30 años, 10 de 31 a 40
años y 4 de 41 a 50 años como se pueden observar los porcentajes en el gráfico, por lo tanto,
un 65% de las participantes tenía entre 20 y 30 años.

En cuanto a la variable estado civil se encontraron los siguientes datos, el 60% son solteras,
20% viven en unión libre, 15% son casadas y 5% tienen otro estado civil que pudiera ser
divorciada o viuda

De acuerdo a los reactivos diseñados para la escala y cuyo objetivo era identificar si existía
una relación entre las emociones y la alimentación se obtuvieron los siguientes resultados que
se observan en los histogramas:

9
En la gráfica anterior se puede observar que de las 40 mujeres a las que se les aplicó la escala
15 de ellas tienen problemas con la forma de alimentarse, tomando en cuenta que esto se
puede referir tanto a la cantidad de alimentos consumidos y sus hábitos alimenticios, lo que se
relaciona con lo que señala Zafra (2015) cuando menciona que los comportamientos
alimentarios están en continua relación con la construcción de las emociones y la expresión
de los sentimientos, lo que hace suponer que una persona que tiene problemas en su
alimentación podría tener una etiología emocional.

Como se puede observar en la gráfica anterior 20 de las participantes están de acuerdo y


totalmente de acuerdo en que la mayor parte del día tienen hambre, lo que sería importante
determinar es si esa hambre es porque necesitamos comer sin realmente tener hambre o
porque nos sentimos mal emocionalmente.

Gottau (2012) menciona que podemos ir en busca de comida para sentirnos mejor, y en
realidad, hay alimentos que ayudan a calmar la ansiedad porque en su composición incluyen
triptófano, un aminoácido que estimula la liberación de serotonina y nos relaja al mismo tiempo
que nos vuelve más felices. Lo anterior se puede observar en la gráfica ya que 19 de las
participantes señalan estar de acuerdo en que su alimentación aumenta cuando están tristes

10
Es muy común que cuando tenemos un logro o nos sentimos felices lo primero que se nos
ocurra es el ir a festejar y compartir con amigos nuestra felicidad, esto se refleja en los
resultados de este reactivo ya que 25 personas aseguran estar de acuerdo con la afirmación

Muchas personas suelen para poder sentirse mejor el empezar a comer como una forma de
disminuir la preocupación, en este caso para Romano (2015) recurrir a la comida como vía de
escape de los problemas solo complica más las cosas. Respecto a lo que dice el autor se
puede confirmar al señalar que se utiliza la comida como una forma de no afrontar la realidad
teniendo 25 mujeres entre la opción de acuerdo y totalmente de acuerdo como una salida ante
el estrés o las preocupaciones

Generalmente el enojo produce en nuestro organismo una serie de reacciones fisiológicas que
son muy evidentes, del mismo modo, que muchos prefieren no comer y otros comer algo
picante o salado como una forma de expresar su enojo, de tal manera que en el reactivo
anterior se puede observar que 22 mujeres coinciden en lo señalado

Se nos ha enseñado a ser educados y aceptar lo que otra persona nos ofrece, en el caso de
la comida nos sentimos comprometidos en aceptarlo pues se tiende a pensar que es una
persona mal educada, como se observa en la gráfica anterior casi la mitad de la población
encuestada señala estar de acuerdo en que le cuesta trabajo decir que no, aquí cabría
determinar si es por no querer verse mal ante los demás o porque realmente no puede rechazar
el alimento para comérselo.

11
Desde pequeños se establece un vínculo entre la emoción y la alimentación pues esa
sensación de malestar está relacionada con la comida que se convierte en una forma de
bienestar al ingerirla. Como menciona Menendez (2007) se suelen atribuir poderes especiales
a la comida, pues puede representar el poder o la seguridad que nos faltan, ante determinadas
situaciones de la vida, por su capacidad para evocar al padre, a la madre, a los primos, al
entorno familiar, tan acogedor y seguro. Lo anterior se refleja en la gráfica ya que poco más
de la mitad de las mujeres aceptan que se les daba algún alimento cuando eran niñas para
poder sentirse mejor

Los regalos siempre generan emoción, mucho más cuando es algo sorpresivo y así lo admiten
23 de las mujeres encuestadas al referir que les agrada que alguien les regale algo de comer
principalmente chocolates o golosinas, y esto también puede ser un factor social ya que se le
atribuye a los chocolate con el amor o el cariño

Cuando se es ama de casa o madre de familia muchos de los alimentos que están en la
alacena van a ser aquellos que sean satisfactorios para su paladar y que cree que lo serán
para el resto de la familia. La mitad de las participantes señala estar de acuerdo en tener este
tipo de alimentos

12
La comida se convierte en un escape ya que a través de la alimentación se genera un sentido
de bienestar y olvido de las situaciones estresantes o que causan ansiedad, por lo tanto, se
puede observar que casi la mitad de las encuestadas asume que el comer hace olvidarse de
los problemas.

Para García-Allen (s.f.) la relación emociones-alimentación es clara, ya que en momentos de


inestabilidad emocional somos más propensos a consumir alimentos grasos. Cuando usamos
la dieta para calmar nuestro estado emocional, a esto se le llama alimentación emocional. Por
lo tanto, nuestro estado de ánimo o la emoción que tengamos influirá en nuestra alimentación
y eso se ve reflejado en la gráfica anterior donde la mayoría de las mujeres encuestadas
señalan que el estado de ánimo en el que se encuentren se verá mejorado si comen. Aquí
sería importante definir cuales son los tipos de alimentos que les ayudan a sentirse mejor.

Conclusión
Por lo tanto, los resultados anteriores nos muestran que existe una relación entre las
emociones y la alimentación debido que cuando nos encontramos ante una y no sabemos
cómo afrontarla se busca la comida como una forma de analgésico que nos haga sentirnos
mejor, tal como lo señala Menendez (2007) algunos alimentos tienen un valor especial porque
han estado asociados a afectos placenteros que alimentaban nuestra estima, a relaciones
donde el amor y la ternura se enlazaban y nos hacían sentir bien. Entonces,
cuando necesitamos aliviar nuestra tristeza o cualquier emoción desagradable, buscamos
aquel alimento asociado con un instante de la vida en el que nos sentíamos seguros y queridos.
Todo esto porque cuando éramos niños la primera forma de sentirnos seguros fue a través del
pecho de la madre o bien que al momento de que llora el bebé inmediatamente se le da leche
o algún alimento para sentirse mejor o hasta se utiliza el dulce o la comida ante el miedo por
ejemplo lo que hacen los médicos o en algunos negocios. De tal manera y de acuerdo a los
resultados obtenidos se puede decir que existe una relación entre las emociones y la
alimentación.

13
Recomendaciones
Sería importante para futuros proyectos delimitar aún más las emociones y tal vez se pudieran
hacer sobre la manera que influye cada una en la alimentación y no únicamente en los
problemas de obesidad sino también en los transtornos alimentarios o hacer comparaciones
con los hombres. Considero que es un tema del cual hay mucho que conocer y del cual me
gustaría seguir investigando

Evaluación del proceso


De acuerdo al proceso llevado a cabo durante este curso en cuanto a la investigación,
lo que puedo comentar de manera personal es que me interesa mucho la investigación pues
me permite adquirir mayor conocimiento y entre más leía más dudas me surgían por esa
hambre de conocimiento, del mismo modo conforme avance surgieron otras temáticas que me
gustaría investigar, mi idea es seguir sobre este tema, pero haciendo una delimitación más
clara. En algunos momentos sentí que faltaba información en cuanto a las instrucciones de lo
solicitado por ejemplo en la entrevista que no se nos pidió análisis, sin duda, una investigación
requiere de tiempo y de alguna manera tenía que hacer las cosas muy aprisa y sin mayor
profundidad, sin embargo, considero que se logró el objetivo de la investigación que era
determinar si había una relación entre las emociones y la alimentación y cuál era su influencia.

Referencias
García-Allen, J. (s.f.). La importancia de la alimentación emocional. Recuperado el 14 de mayo de 2018,
de https://psicologiaymentenet/nutricion/psicologia-nutricion-alimentacion-emocional
Gottau, G. (2012). Alimentación y emociones: un vínculo complejo. Obtenido de
https://www.directoalpaladar.com/salud/alimentacion-y-emociones-un-vinculo-
complejo
Menendez, I. (2007). Alimentación emocional: La relación entre nuestras emociones y los conflictos con
la comida. Barcelona: Grijalbo. Obtenido de
http://www.isabelmenendez.es/libros/ALIMENTACION%20EMOCIONAL%20%20
Isabel%20Menendez.pdf
Ramos, J.González K. (2016). Efecto de la interacción entre el sexo y el peso en el comer emocional
en adolescentes. Psicología y Salud, 26(1). Obtenido de
http://revistas.uv.mx/index.php/psicysalud/article/view/1899/3473
Romano, M. (2015). Comer por estrés: diferencia hambre real de la emocional. Obtenido de
https://www.clarin.com/ser-zen/comer-estres-diferencia-hambreemocional_0_SyODy4F
14
wmx.html
Sánchez, J. , Pontes T.(2012). Influencia de las emociones en la ingesta y control de peso. Nutrición
Hospitalaria. Obtenido de http://scielo.isciii.es/pdf/nh/v27n6/50cartacientifica 02.pdf
Servian F. (2017). ¿Cuál es el vínculo entre emoción y alimentación? Recuperado el 16 de
mayo de 2018 de https://lamenteesmaravillosa.com/cual-es-el-vinculo-entre-emoción
- =y-alimentacion/
Zafra, E. (2015). Cuerpos, emociones y alimentación: Narrativas sobre la “incorporación”
(embodiment) y “corporización” (somatización) de las emociones en los
comportamientos alimentarios de adolescentes en Catalunya. Tessituras: Revista
de Antropologia e Arqueologia. Obtenido de
https://periodicos.ufpel.edu.br/ojs2/index.php/tessituras/article/view/5930

Anexos
A continuación se anexan los documentos y enlaces que se diseñaron y que sirvieron de apoyo
para la realización de esta investigación.

A. Escala sobre la alimentación y emociones


https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSdtg9ADxuPgublBsxVuUaJKXGy1_r-
bszxPqXL5fKIcIzXl3g/viewform

15
B. Guiones de entrevistas
Nutrióloga

1. ¿Cuáles son sus estudios?


2. ¿Qué es la alimentación?
3. ¿Cuál es la diferencia entre alimentación y nutrición?
4. ¿Qué es el apetito?
5. ¿Qué significa “dieta”?
6. ¿Por qué comemos?
7. ¿Qué pasa después de que comemos?
8. ¿De qué depende que un plan de alimentación funcione?
9. ¿Qué alimentos generan mayor sensación de bienestar y por qué?
10. ¿Cómo influyen las emociones en la alimentación?
11. ¿Cuáles son los efectos del estrés o ansiedad en la depresión?
12. ¿Cuál es la relación del ser humano con la comida?
13. ¿Cuál es la estrategia de trabajo cuando se da cuenta que el paciente quiere bajar de peso, pero le
causa mucha dificultad llevar a cabo su plan de alimentación?
14. ¿Qué propone para que pueda disminuir el número de pacientes con obesidad o transtornos
alimentarios?
15. Algo más que le gustaría agregar

Psicólogo

1. ¿En qué área de la psicología está especializado?


2. ¿Cuál es su enfoque terapéutico?
3. ¿Cómo definiría usted las emociones?
4. ¿De que manera influyen las emociones en la conducta? ¿Y en la alimentación?
5. ¿Qué hay detrás de la obesidad o de los transtornos alimenticios?
6. ¿De donde vienen los hábitos alimenticios inadecuados?
7. ¿Cuál es el origen del hambre emocional?
8. ¿Cuál es el tratamiento psicológico que se les da a los pacientes cuando identifica que el paciente tiene
hambre emocional?
9. ¿Cómo es el trabajo interdisciplinario con otras disciplinas para el control de peso?
10. Algo más que desee agregar

16
Paciente

1. ¿Alguna vez has asistido al nutriólogo? Si es así ¿cuál fue la razón? ¿Y cuánto tiempo duraste
asistiendo?
2. ¿Cuál es tu peso y estatura?
3. Describe tus hábitos alimenticios
4. ¿Comes entre comidas? Si es así que tipo de alimentos
5. Cuando tienes una emoción intensa ¿cómo la afrontas?
6. Cuando estás muy feliz ¿consumes algún alimento en específico? Y si es así ¿cuál?
7. ¿Como eran tus hábitos alimenticios cuando eras pequeña?
8. Cuando tenías una emoción negativa de pequeña ¿cómo te tranquilizaban las personas a tu alrededor?
9. ¿Tienes algún alimento preferido? ¿cuál es?
10. ¿Consideras que tu estado de ánimo influye en lo que comes?
11. Te gustaría agregar algo más

C. Entrevistas realizadas

Las entrevistas se pueden revisar en los siguientes enlaces:


https://www.youtube.com/watch?v=pWLUrOIzWJE&t=877s
https://www.youtube.com/watch?v=RnlMcZqkGfA&t=435s

Transcripción de la entrevista:
ENTREVISTADORA: Buenas tardes A. como te había mencionado previamente el objetivo de esta entrevista es
saber de que manera influye el estado en ánimo en lo que comemos. Te voy a hacer una serie de preguntas y
pues ya me irás contestando, así mismo te recuerdo que tus datos son confidenciales solo con fines académicos
ENTREVISTADA: Ok. perfecto
ENTREVISTADORA: ¿Alguna vez has asistido al nutriólogo?
ENTREVISTADA: si solo una vez, hace como medio año, pero me dijo que por mi hipotiroidismo así comiera
cualquier cosa subiría de peso, solo asistí tres veces pues ya no me dio cita porque tengo que ir con el endocrino
para que me trate primero y luego ya una dieta, por eso acudí con el endocrinólogo pues mi tiroides no funciona
y dependeré de por vida de 200mcg de levotiroxina sódica
ENTREVISTADORA: llevas actualmente algún plan alimenticio por tu cuenta
ENTREVISTADA: No, aunque a veces me da hambre por las noches y a veces no, por ejemplo desayuno a las 7
por ejemplo una gelatina otras veces una pieza de pan y café con leche deslactosada, almuerzo a las 12 un coctel
de frutas y como a las 6 ya sea arroz o sopa y el guisado o solo el guisado y si llego a cenar la mitad de un pan
y un te y durante el día tomo mucha agua
ENTREVISTADORA: ¿Consumes alimentos entre comidas?
ENTREVISTADA: a veces golosinas como panditas generalmente en la mañana por mi hipotensión me ayuda el
azúcar pues sino, me siento con sueño todo el día
ENTREVISTADORA: que tan seguido se te baja la presión
ENTREVISTADA: cada vez que tengo noches de insomnio, preocupaciones o incluso enojo o porque hace mucho
calor, por preocupaciones, ya sabe, cuando se le ocurren a uno las mil y una ideas para solucionar algo, incluso
hay veces que solo duermo 3 horas y son suficientes, pero otras duermo 8 horas y quisiera dormir mas
ENTREVISTADORA: hace rato comentabas que te daba hambre por las noches, ¿te levantas a comer o te
aguantas?
ENTREVISTADA: si como, pero si me aguanto, aproximadamente a los 10 minutos se quita esa sensación, pero
si me levanto voy por palomitas de maíz, pan con leche e incluso galletas y con eso ya estoy satisfecha tampoco
como tanto.
ENTREVISTADORA: Generalmente cuales son las emociones que mas experimentas de manera intensa

17
ENTREVISTADA: por ejemplo, cuando tengo tristeza o decepción empiezo a ingerir hielo o agua helada para
calmar la sensación de quemarme por dentro y cuando estoy estresada como algo picante, pero cuando estoy
enojada se me va totalmente el hambre, después de que consumo se me calma un poco hasta que se resuelve
y mientras consumo y consumo
ENTREVISTADORA: Cuando te sientes feliz hay algún alimento que consumas en específico
ENTREVISTADA: pues lo normal, pastel, dulces, golosinas
ENTREVISTADORA: Cuando eras niña como te tranquilizaban tus padres
ENTREVISTADA: mi mama me abrazaba cuando estaba triste pero nunca fui de muchas palabras, a veces me
daba un dulce y pues ya me calmaba pero ahorita ya no soporto las cosas dulces pues me empalago
ENTREVISTADORA: ¿Como manejas tus emociones?
ENTREVISTADA: Actualmente las enfrento pero antes pues si explotaba y mi estado emocional depende de la
situación y de las personas a mi alrededor
ENTREVISTADORA: Pues te agradezco mucho tu tiempo
ENTREVISTADA: Gracias a usted

D. Bitácora de investigación

18