Está en la página 1de 6

Empresa

Una empresa es una organización o institución dedicada a actividades o persecución de


fines económicos o comerciales para satisfacer las necesidades de bienes o servicios
de los solicitantes, a la par de asegurar la continuidad de la estructura productivo-
comercial así como sus necesarias inversiones.

Se puede considerar que una definición de uso común en círculos comerciales es la


siguiente: “Una empresa es un sistema con su entorno definido como la industria en la
cual se materializa una idea, de forma planificada, dando satisfacción a demandas y
deseos de clientes, a través de una actividad comercial". Requiere de una razón de ser,
una misión, una estrategia, objetivos, tácticas y políticas de actuación. Se necesita de
una visión previa, y de una formulación y desarrollo estratégico de la empresa. Se debe
partir de una buena definición de la misión, y la planificación posterior está
condicionada por dicha definición.1 La Comisión de la Unión Europea sugiere la
siguiente definición: «Se considerará empresa toda entidad, independientemente de su
forma jurídica, que ejerza una actividad económica. En particular, se considerarán
empresas las entidades que ejerzan una actividad artesanal u otras actividades a título
individual o familiar, las sociedades de personas, y las asociaciones que ejerzan una
actividad económica de forma regular».

Finalidades económicas y sociales de las empresas


Finalidad económica externa, es la producción de bienes o servicios para satisfacer
necesidades de la sociedad.

Finalidad económica interna, que es la obtención de un valor agregado para remunerar


a los integrantes de la empresa. A unos en forma de utilidades o dividendos y a otros en
forma de sueldos, salarios y prestaciones. Esta finalidad incluye la de abrir
oportunidades de inversión para inversionistas y de empleo para trabajadores. Se ha
discutido mucho si una de estas dos finalidades está por encima de la otra. Ambas son
fundamentales, están estrechamente vinculadas y se debe tratar de alcanzarlas
simultáneamente. La empresa está para servir a los hombres de afuera (la sociedad) y
a los hombres de adentro (sus integrantes).

Finalidad social externa, que es contribuir al pleno desarrollo de la sociedad, tratando


que en su desempeño económico no solamente no se vulneren los valores sociales y
personales fundamentales, sino que en lo posible se promuevan.

Finalidad social interna, que es contribuir, en el seno de la empresa, al pleno desarrollo


de sus integrantes, tratando de no vulnerar valores humanos fundamentales, sino
también promoviéndolos.
Clases de empresa
Industriales
En el mundo existen muchos tipos de empresas que s0065gún los productos que nos
ofrezcan o en el sector en el que desempeñen su actividad podemos catalogar en
diferentes grupos. En este sentido caben destacar las empresas industriales, un
concepto amplio que abarca un gran número de áreas en las que los profesionales
pueden desarrollar su trabajo. Estamos acostumbrados a escuchar el término empresa
industrial, ¿pero realmente lo entendemos en su totalidad?

¿Qué es una empresa industrial?


Dentro del amplio abanico de empresas que existen, las de tipo industrial son aquellas
que se dedican a convertir materias primas en otros productos. Estos artículos finales
pueden servir para cubrir las necesidades de los consumidores o por el contrario
presentarse como un elemento más en otros procesos de producción.

Como ya sabemos, una empresa es una red organizada con una cierta suma de capital
que lleva a cabo procesos productivos por medio de sus trabajadores y ayudados por
las mejores tecnologías. Además de crear una gran cantidad de productos, también
deben realizar otros tipos de tareas como las que están relacionadas con la
administración (documentación) y las de comercialización para la compra y venta de los
diferentes recursos que se utilizan en la empresa.

Características de una empresa industrial


Por normal general las empresas industriales, lideradas por un profesional que cuente
con un máster en administración de empresas, suelen estar ubicadas en grandes
espacios para poder llevar a cabo sus tareas de producción. Por este motivo, lo habitual
es que fabriquen productos a gran escala, aunque también existen empresas más
pequeñas con una producción más reducida. Este tipo de negocios generan un buen
número de puestos de trabajo, ya que se necesita mucha mano de obra para llevar a
cabo todo el proceso. Además, para el desempeño de las distintas actividades se
utilizan unas normas y pautas de actuación estándares, siendo raro encontrarnos una
empresa industrial con un proceso específico, aunque puede haber algunas según el
sector en el que se trabaje.

Finalmente, entre sus características principales hay que destacar también que pueden
llevar dos tipos de producción, ya sea en línea o en serie, pero esto dependerá
directamente del producto final al que se quiera llegar. Por supuesto, la gran mayoría
utilizan materias primas para el proceso de transformación.
Comerciales
Una empresa es una organización dedicada a actividades con fines económicos o
comerciales para satisfacer las necesidades de algún bien o servicio en el mercado.
Existen varios tipos de empresa, uno de los más reconocidas son las empresas
comerciales pero ¿Qué es una empresa comercial? ¿Qué hace? ¿Cómo reconocerla?
Es importante dejar claro estos conceptos.

Una empresa comercial es aquella que se encarga de adquirir: materias primas


(recursos o materiales para ser procesados y convertidos en bienes), bienes
intermedios (que aún requieren uno o varios procesos antes de ser acto para el
consumo), bienes terminados (listos para el consumo), bienes de capital (equipos
pesado como maquinaria pesada, carretillas elevadoras, generadores o vehículos) para
luego venderlas a otras empresas o a los consumidores finales.

Función de una empresa comercial


Este tipo de empresa tiene por función llevar a cabo la relación de intercambio de
productos en el mercado.

Desde el punto de vista del marketing, la función comercial conecta a la empresa con el
mercado y lo hace de la siguiente manera:
 Conociendo las necesidades existentes en el mercado, bien sea del consumidor
final o de otras empresas, según el producto que comercialice.
 Desarrollando la demanda, es decir generar una necesidad específica del
producto que comercializa.
 Servir a la demanda suministrándole lo que necesita. Para ello tendrá que tener
a disposición productos en función de las necesidades del consumidor, además
tener en cuenta la competencia, la rentabilidad, cumplir con objetivos de ventas.

Características de las empresas comerciales


Se caracteriza porque dentro de sus operaciones no se incluye ningún proceso
productivo, no realizan ninguna transformación sobre los materiales que adquiere, ni
genera los costos ocasionados en estos procesos, a diferencia de las empresas
manufactureras o industriales.

Las empresas comerciales cumplen una función de intermediarios, se encargan de la


distribución, el traslado, almacenaje y venta, de productos.

Pueden ser de tipo público o privado. Suelen haber muchos casos de empresas mixtas
que se dedican tanto a la producción como a la comercialización de productos y otro
tipo de empresa mixta es aquella que compra y vende productos y además ofrece
servicio de mantenimiento y reparación.
De servicio
Existen diferentes necesidades colectivas, que deben ser satisfechas de una u otra
forma, no siempre es por medio de la obtención o adquisición de un bien material, sino
que es por el hecho de que nos presten un servicio que nos sentimos conformes y con
nuestras necesidades cumplidas o cubiertas, las Empresas de Servicios tienen el fin de
brindarle a la comunidad este beneficio para ser complacidos.

Una Empresa de Servicios es aquella cuya actividad principal es ofrecer un servicio


(intangible) con el objetivo de satisfacer necesidades colectivas, cumpliendo con su
ejercicio económico (fines de lucro). Estas empresas pueden ser públicas, privadas o
mixtas, cuando son públicas es porque el Estado está en mejor capacidad de cumplir
con esta actividad que un particular (y son empleadas para cubrir las llamadas
necesidades públicas), pero generalmente al ser empresas privadas la calidad del
servicio es mejor.

Este tipo de organizaciones tienen ciertas características, que la definen y una de ellas
es que no venden un bien o un producto al cual puedas decir “esto me pertenece” sin
embargo si llegasen a hacerlo sería por un valor agregado, de ello tenemos un empresa
de telefonía, que a pesar de vender teléfonos (físicos) también venden el servicio de
llamadas, mensajería, entre otros (virtuales o intangibles). La intangibilidad del servicio
se alude a aquello que no podemos tocar, tener, comer, oler, sentir, es decir no puede
ser percibido por ninguno de nuestros sentidos.

Se dice que las empresas de servicios venden logística, organización, planeación o


conocimiento, por tal motivo deben estar especializadas en su rama. Por otro lado
también se tiene que los servicios no pueden ser separados de sus proveedores porque
de hacerlo se puede alterar el resultado del servicio, y si el mismo es prestado con
calidad y buena voluntad las empresas mantendrán siempre a sus clientes satisfechos y
leales.

A pesar de que hemos insistido en que los servicios como tal son intangibles siempre
se necesita de distintos medios para lograr tal objetivo, por ejemplo una aerolínea es
una empresa de servicio que se especializa en trasladarte de un lugar a otro sin
embargo se necesita del avión y el piloto (que si los puedes ver y tocar) para poder
hacerlo.

Hay muchos ejemplos de empresas de servicios, como lo son las de electricidad, agua,
gas, comercio, transporte, comunicaciones, cultura, espectáculo, hoteles, turismo, entre
otras.
Pequeña empresa
Son organizaciones privadas, llamadas de esta forma porque sus activos anuales no
exceden los 2 millones de dólares y su nómina no supera los 50 empleados, aunque
estas cifra puede variar dependiendo del Estado donde se encuentre ubicada la
empresa. Por su tamaño estas no son predominantes en los mercados en los que se
desempeñan, pero esto no significa que no sean rentables a la hora de obtener
ganancias.

Por lo general cuando una persona toma la decisión de emprender su propio negocio es
porque ya tiene a la mano un producto que ofrecer en el mercado y con el que piensa
podría obtener ganancias, la necesidad de generar dinero extra y el deseo de crear su
propia empresa pueden ser otras motivaciones que llevan a los emprendedores a tomar
esa decisión.

Este tipo de empresas se caracterizan por utilizar mano de obra directa, aunque existen
casos donde se encuentran modernizadas con maquinarias de última tecnología, lo que
aumenta la producción del producto que venda. Compite con organizaciones de su
mismo calibre y que por lo general ofrece los mismos servicios y productos, es por esto
que la calidad del producto que la empresa ofrece es de suma importancia, ya que a
través de la competencia se fomenta el crecimiento de ésta, que en algunas ocasiones
es más acelerado que el de la mediana y grande empresa. Se requiere de un mayor
nivel organizacional que la microempresa a nivel de insumos y también en el área
financiera, también en la división del trabajo, ya que a medida que la organización
aumente su nivel, las funciones se van incrementando y así su complejidad.

La creación de una empresa es muy compleja principalmente por el financiamiento que


estas requieren y que son pocas las instituciones financieras que apoyan a estos
emprendedores en sus inicios, es por esto que se ven en la obligación de invertir el
dinero que tienen ahorrado para así comenzar con su objetivo que es producir el
producto que se quiere vender, a lo que se puede agregar que su nivel de negociación
con los proveedores de insumos es relativamente bajo en comparación con las grandes
corporaciones (sus compras son mucho menores), lo que las limita a un mercado más
local.

A pesar de la complejidad que conlleva a la creación y desarrollo de este tipo de


empresas, estas cuentan con ventajas de las que quizás las grandes empresas no
gozan, como por ejemplo: estas son más moldeable a las exigencias que se presenten
en el mercado, brinda fuentes de empleo a personas que quizás carecían de uno, lo
que beneficia al desarrollo econòmico de un paìs y allí también radica su importancia.
Medianas empresas
Son instituciones dedicadas al comercio, a la industria, a las finanzas e incluso a prestar
distintos servicios al público y cuyos recursos están organizados de manera ordenada
para así lograr su objetivo. Para que una empresa entre en el rango de mediana, no
deberá exceder el límite de trabajadores, recursos y ventas anuales, los cuales van a
ser establecidos por el Estado donde se encuentre establecida dicha organización.

En algunos países es considerada mediana empresa aquellas instituciones poseen una


nómina de entre cincuenta y doscientos cincuenta trabajadores, con un balance anual
entre los 10 y los 48 millones de euros, mientras que en otros países los límites
dependen del rubro en que se especialice dicha organización,por ejemplo en Argentina
se considera mediana a una empresa si posee un máximo de trescientos empleados y
sus ventas anuales no superan los 18 millones de pesos, en cambio una empresa del
sector comercio es mediana si posee hasta 100 empleados y no supera los 13 millones
de pesos en ventas. Por lo general este tipo de empresas se desempeñan
principalmente en el sector del comercio, esto se debe a que las inversiones requeridas
para entrar en el sector industrial son muy elevadas y también por el limitaciones en el
número de personal que opera en la empresa.

Estas empresas en muchas ocasiones sirven de ayuda para las grandes empresas,
puesto que son contratadas para realizar servicios que quizás sin son realizados por la
gran empresa los costos de dicho servicio serían más elevados.

A diferencia de las grandes empresas, los productos que ésta ofrece no suelen ser tan
estandarizados, lo que les permite adaptarse a las exigencias del consumidor lo que les
da ventaja sobre las grandes corporaciones.

En los últimos años han sido mucho los avances tecnológicos en distintas áreas y por
supuesto el sector empresarial no podría quedarse fuera de dichos avances, esto ha
permitido a muchas de estas empresas modernizarse para así poder prestar una mejor
calidad de servicios y productos, esto puede ser contraproducente para aquellas
organizaciones que no cuentan con los recursos necesarios para adquirir dicha
tecnología, esto causa un estancamiento en el desarrollo y crecimiento de las industrias
medianas y frena considerablemente su objetivo que es el de ofrecer productos de
calidad, es por ello que en muchos países este tipo de empresas se encuentran
protegidas por el Estado, lo que implica que tienen las mismas oportunidades de
acceder a un crédito que las grandes organizaciones empresariales, permitiéndoles
poder competir en los distintos mercados, además de ofrecer gran cantidad de empleos
a aquellas personas que los requieran, fomentando así el crecimiento económico del
Estado donde esté establecida.