Está en la página 1de 99

1

MANUAL DE BUENAS PRACTICAS AGRICOAS BPA PARA EL CULTIVO DE GULUPA


CONTENIDO

1. GENERALIDADES DEL CULTIVO 9


1.1. IMPORTANCIA DEL CULTIVO DE GULUPA 9
1.2. EL CULTIVO DE GULUPA 14

IMPLEMENTACIÓN DE BUENAS PRÁCTICAS AGRÍCOLAS, (BPA),


EN SISTEMAS DE PRODUCCIÓN DEL CULTIVO DE GULUPA 22
2. MANEJO INTEGRADO DEL CULTIVO 29
2.1. CONDICIONES AGROECOLÓGICAS 29

MANEJO AGRONÓMICO DEL CULTIVO BAJO BUENAS PRÁCTICAS


AGRÍCOLAS, (BPA) 30
2.3. MATERIAL VEGETAL 32
2.4. ESTABLECIMIENTO DEL CULTIVO 33
2.5. MANTENIMIENTO DEL CULTIVO 37
2.6. MANEJO INTEGRADO DE ENFERMEDADES Y PLAGAS 44
2.7. COSECHA Y POSCOSECHA DE LA GULUPA 58
3. CONSERVACIÓN DEL AMBIENTE 77

ASPECTOS A TENER EN CUENTA EN LA CONSERVACIÓN DEL


AMBIENTE 78
4. ÁREAS E INSTALACIONES 85
4.1. INSTALACIONES BÁSICAS PARA TENER EN CUENTA EN LAS
BPA 85

5. SALUD, SEGURIDAD Y BIENESTAR DE LOS


TRABAJADORES 86

6. ANEXOS 89

7. BIBLIOGRAFÍA 96

8. GLOSARIO 98

2
PRESENTACIÓN

La producción agrícola en Colombia no es competitiva, esto ha


llevado a que los sistemas productivos sean poco sostenibles en el
ámbito social, tecnológico, económico y ambiental. Algunos
renglones productivos que fueron potencialmente dinamizadores de
la economía de muchas regiones del país, hoy han desaparecido
para darle paso al sector comercial o industrial y los productores
tradicionales tuvieron que abandonar sus unidades productivas y
desplazarse hacia las ciudades a engrosar la lista de los
desplazados.

por ende se fomenta a la producción agropecuaria sostenible; en


las que plan-tea el apoyo y promoción de prácticas responsables y
ejemplares con el medio ambiente, apoyando proyectos que
involucren los conceptos de Buenas Prácticas Agrícolas – BPA. Es
así como se han venido realizando alianzas con entidades y
profesionales independientes de gran experiencia en diferentes
cultivos, para el desarrollo de Manuales de Actualización
Tecnológica, que para este caso el cultivo del gulupa bajo
conceptos de Buenas Prácticas Agrícolas – BPA.

A través de los lineamientos gubernamentales de las cadenas


productivas se debe dar una nueva mirada al sector rural, en la
cual se articulen los diferentes actores, teniendo claridad en la
comercialización para poder proyectar los demás eslabones de la
cadena. La normatividad existente también es pilar básico para que
el consumidor final pueda tener la trazabilidad de un producto y
estar seguro de lo que demanda y consume.

Para la producción de gulupa se deben seguir los lineamientos de la


Norma. Su aplicación es voluntaria según el compromiso del
productor, pero se debe tener en cuenta que los consumidores
cada vez son más exigentes con los modelos implementados y los
productos que consumen

3
INTRODUCCIÓN

Las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) son acciones involucradas en


la producción, procesamiento y transporte de los productos
agrícolas, orientados a asegurar la inocuidad de los productos, la
protección del ambiente y las condiciones laborales del personal
que trabaja en la explotación.

Los sistemas productivos agropecuarios se deben enfocar hacia la


productividad, competitividad y calidad. Su orientación está
basada en la normatividad vigente de cada país, para el caso de
Colombia, la Norma NTC 5400 de 2005 de Buenas Prácticas
Agrícolas - BPA y Resolución 4174 de 2009. Con esto se asegura la
inocuidad, protección del ambiente y condiciones laborales
favorables para el personal que participa de la actividad agrícola

Es de gran interés la promoción de estas prácticas por cuanto


conforman un aporte al bien público y posibilitan mejores niveles
de competitividad para la agricultura, además ayudan a la
divulgación y mantenimiento de la confianza de los productos del
país.

Las Buenas Prácticas Agrícolas se deben adoptar y aplicar desde la


selección del material vegetal hasta la actividad de cosecha y
poscosecha, permitiendo la trazabilidad de la actividad productiva
y la garantía para el consumidor final.

La necesidad de aplicar las BPA en el cultivo de Gulupa se justifica


por la necesidad generada de llevar a cabo procesos amigables con
el ambiente.

El presenta cartilla entrega las orientaciones técnicas para la


implementación de un esquema de BPA en el cultivo de gulupa
(Passiflora pinnatistipula), que permite desarrollar prácticas
ambientalmente sostenibles y de esta forma, mejorar la
competitividad del sector fruticultor del municipio de Pasca
Cundinamarca.

. 4
5
GENERALIDADES DEL

CULTIVO
1
1.1. IMPORTANCIA DEL CULTIVO DE GULUPA

1.1.1. Situación mundial

Según la Corporación Colombia Internacional (CCI), en el año 2002


la producción mundial de gulupa fue de 640.000 toneladas, siendo
Brasil el mayor productor representando un 70%; le siguen
Ecuador y Colombia con un 13% y 12% respectivamente. Cabe
destacar que en ese año la producción disminuyó aproximadamente
en 18% respecto al 2001, debido a la caída de la producción de
Ecuador, que había tenido incrementos notorios en la productividad
en los últimos años.

Sin embargo, el consumo de frutas como el ha incrementado de


manera notoria en países desarrollados. Este factor ha llevado a
una demanda de Gulupa en el comercio internacional, buscando
tener disponibilidad de este frutal durante todo el año (Figura 1).

Figura 1. Distribución de la demanda de Gulupa en América latina y


del Norte
6
1.2. EL CULTIVO DE GULUPA

1.2.1. Origen y clasificación

La gulupa es originario de Brasil, se produce principalmente en:


Brasil, Perú, Ecuador, Colombia, Bolivia y Venezuela. También se
tiene en Australia, Nueva Zelanda, Hawái, Sur África e Israel.

Taxonomía
Reino: Plantae
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Orden: Malpighiales
Familia: Passifloraceae
Género: Passiflora
Especie: Passiflora pinnatistipula

7
1.2.2. Morfología

La gulupa es una planta trepadora, leñosa y vigorosa, se


caracteriza por tener raíz ramificada y superficial, tallos
redondos, zarcillos, hojas ovaladas, flores hermafroditas y auto-
incompatibles, frutos redondos y semilla de color negro o marrón
oscuro.

Raíz: es totalmente ramificada y superficial, distribuida en su


mayoría en los primeros 15 a 45 cm de profundidad. Se debe tener
cuidado en el momento de realizar las deshierbas y demás labores
que remuevan el suelo para no causar daño al sistema radicular

Tallos: esta especie se caracteriza por ser una planta trepadora,


presenta tallo leñoso en la base y a medida que se acerca a la punta
va perdiendo esta consistencia; es de forma circular

Hojas: son de color verde profundo, brillante en el haz y más


pálido en el envés, son simples, alternas, trilobuladas, con dos
nectarios redondos en la base del folíolo, lámina foliar palmeada,
miden de 7 a 20 cm de largo.

Zarcillos: son redondos y en forma de espiral, tienen una especie


de gancho en su parte terminal; salen de las hojas junto a las
flores; algunos zarcillos alcanzan longitudes de 30-40 cm

Fruto: es una baya redonda u ovalada, con un promedio de 6 cm de


diámetro, pesa entre 60 y 100 gramos, es de color amarillo; la
pulpa es gelatinosa y tiene pequeñas semillas (entre 200 a 300 por
fruto), de color oscuro. Es jugoso, ácido y aromático. La cáscara es
rica en pectina

Flores: son hermafroditas y auto incompatibles, es decir, no se


auto fecundan, deben ser polinizadas por la acción de los insectos o
de forma manual. Están provistas de cinco pétalos y una corona de
filamentos radiante de color púrpura en la base y blanca en el
ápice, posee cinco estambres y tres estigmas

8
1.2.3. Fenología

Las etapas de desarrollo del cultivo en condiciones óptimas son de


20 meses, éstas comprenden: etapa vegetativa, etapa reproductiva
y etapa productiva.

La etapa vegetativa inicia con la germinación de la semilla –


trasplante, siembra, hasta el momento de la floración. Tiene una
duración de 180 días.

La etapa reproductiva inicia con la floración hasta la formación del


fruto. Esta etapa es de 420 días que equivalen a 14 meses,
considerando que cada cosecha grande tiene una duración de dos
meses, intercalados con dos cosechas pequeñas de cuatro meses.

La etapa productiva inicia con la formación del fruto hasta la


cosecha. Esta etapa contempla la vida útil del cultivo que está
entre dos y tres años; pero si es manejado con las técnicas
adecuadas puede llegar hasta cuatro años en producción.

En la Figura se observa el proceso fenológico de la planta de


gulupa

SEMILLERO TRANSPLANTE FLORACIÓN FORMACIÓN COSECHA


DEFINITIVO A CAMPO 3-4 meses DEL FRUTO

Ciclo total: 210 días (6-7 meses aproximadamente

Figura Fenología de la planta de la Gulupa

En el desarrollo fenológico del cultivo se resalta la polinización


como práctica exigida dentro de la producción de la especie, ya que
por su genética las plantas de laGulupa presentan una condición que
se denomina autoincompatibilidad, lo cual significa que las flores9 no
se polinizan solas; esto se presenta por la posición de sus anteras.
Las flores de esta planta permanecen viables sólo el día que abren
y en ese momento se debe hacer la polinización artificial (el
procedimiento consiste en llevar con los dedos polen de una flor a
otra

1.3. IMPLEMENTACIÓN DE BUENAS PRÁCTICAS


AGRÍCOLAS, (BPA),

EN SISTEMAS DE PRODUCCIÓN DEL CULTIVO DE


GULUPA

1.3.1. Definición de las BPA

Las BPA son las prácticas aplicadas en las unidades productivas


desde la planeación del cultivo hasta la cosecha, el empaque y el
transporte del alimento, frutas, hortalizas y otros, con el fin de
asegurar su inocuidad, la conservación del ambiente y la seguridad
y bienestar de los trabajadores. (Silva, 2013)

Es de gran interés la promoción de estas prácticas por cuanto


conforman un aporte al bien público y posibilitan mejores niveles
de competitividad para la agricultura, además ayudan al fomento y
mantenimiento de la confianza de los productos del país. (Silva,
2013)

El productor debe asumir un compromiso de aplicación de las BPA,


haciendo su propio auto evaluaciones, tomando las medidas
correctivas pertinentes e involucrando el personal en el sistema
productivo.

Para efectuar la trazabilidad y relacionar la información mantenida


en los registros de campo, es necesario identificar los siguientes
principios en la implementación de las BPA:

Elección del terreno: se debe elaborar un plano de ubicación del


terreno y, a su vez, un plano de ubicación del cultivo, fuentes de
agua y de las instalaciones dentro del predio. Además, se debe
caracterizar claramente la especie, variedad, fecha de siembra e
información relevante. 10
Debe estar disponible la información completa del productor
(nombre, RUT, teléfono, razón social, dirección), además la
información del administrador y del responsable de la
implementación de las BPA.

Control de plagas y enfermedades: los programas de control de


plagas y enfermedades deben incluir una serie de inspecciones
establecidas en el tiempo para identificar las situaciones que
pueden favorecer la introducción de éstos, identificar su presencia
y cuantificar su número. En los procesos de control de plagas y
enfermedades, se recomienda preferiblemente el uso de métodos
naturales, prácticas culturales y control biológico.

Desechos y contaminación: todas las operaciones se deben


realizar procuran-do una producción mínima de desechos, sean
éstos orgánicos o inorgánicos, para eliminar el riesgo de
contaminación.

Manejo poscosecha: es necesario cosechar en el momento óptimo


para maximizar el tiempo de almacenaje y mantener la calidad del
producto hasta su consumo.

1.3.2. Ventajas de la adopción de las BPA

• Permiten tener la información ordenada y detallada del


negocio, gracias a la obtención de registros.
• Previenen y reducen los riesgos ambientales y laborales.
• Permiten cumplir la legislación de países exportadores.
• Facilitan el acceso a los mercados nacionales e internacionales
• Permiten la reducción de costos, aumentan la competitividad y
la productividad por mayor especialización y dignificación del
trabajo agropecuario.
• Inducen al mejoramiento continuo de los procesos productivos
(mejoran la administración de la empresa, el control del
personal, de insumos y de instalaciones).

11
• Permiten la reducción de costos, aumentan la competitividad y
la productividad por mayor especialización y dignificación del
trabajo agropecuario.
• Inducen al mejoramiento continuo de los procesos productivos
(mejoran la administración de la empresa, el control del
personal, de insumos y de instalaciones).
• Disminuyen la intermediación comercial permitiendo la entrada
directa al mercado.
• Mejoran la calidad de vida de los productores mediante la
creación de capital humano por capacitación, aumento de
autoestima y mejoramiento de condiciones de higiene personal.

1.3.3. Limitantes de la adopción de las BPA

• Inversión económica para la adopción de las BPA. Se debe


pagar por la implementación, lo cual incluye adaptaciones y/o
mejoramiento de la infraestructura y además por la
certificación (auditorías).

• La certificación tiene validez por un año, su renovación


involucra algún costo.

• Se requiere un cambio de cultura del personal involucrado


(compromiso, uso de registros, cambio de hábitos higiénicos,
entre otros), lo cual significa inversión en tiempo y dinero.

• Capacitación del personal superior de la empresa y de los


trabajadores, involucrando inversión de tiempo y posiblemente
dinero.

• Exigen cumplir con la normativa nacional (normas ambientales,


sanitarias, entre otros).

• Largos períodos de tiempo, para implementar y alcanzar la


certificación, entre 6 y 18 meses.

• Auditorías periódicas, que crean temor entre el personal de las


empresas, por no comprender el rol de las normas. 12
1.3.4. Trazabilidad

Se debe implementar un sistema efectivo de trazabilidad e


identificación del producto, de manera que permita el retiro o
aislamiento de un producto asociado a un problema y la
rectificación de un problema detectado en cualquier etapa del
proceso productivo y comercial.

Hay que brindar confianza a los consumidores; por lo tanto, las


prácticas implementadas dentro de las BPA deben ser claras y
transparentes. Para esto se requiere contar con registro de las
operaciones realizadas y con un sistema de identificación de los
lotes, que permita hacer un seguimiento del producto hasta el sitio
de producción y conocer dónde y cómo fue producido, así como los
insumos utilizados.

El programa debe estar contenido en un documento escrito y debe


permitir conocer, al menos, la siguiente información:

• Identificación del productor.


• Identificación del producto (especie, variedad y categoría).
• Fecha y lote de embalaje.

REGISTROS

Los registros son una herramienta importante para implementar la


trazabilidad, entendida ésta como un sistema que permite conocer
la trayectoria de un producto, a través del registro,
almacenamiento y correlación de la información de las diferentes
etapas del proceso productivo y de los diferentes segmentos de la
cadena productiva.

Registros de campo: (Anexo 1)

Identificación del predio, la cual debe incluir al menos:

• Nombre del predio.


• Localización.
• Plano de ubicación
13
• Plano del predio.
• Nombre del dueño o representante legal.
• Nombre del administrador.
• Nombre del encargado de BPA.
• Teléfono y correo electrónico de contacto.

• Razón social.

• RUT de la empresa.

Registros del cultivo por cada unidad de manejo: (Anexo 2)

• Fecha del monitoreo.


• Estado fenológico.
• Plagas, enfermedad y nivel de infestación según el hospedero.

Registro de aplicación de productos sanitarios: toda aplicación de


producto fitosanitario debe quedar debidamente registrada.

Los registros de aplicaciones deben mantener los siguientes datos:


nombre del cultivo (especie y variedad), nombre o número de lugar
de aplicación, fecha y hora de la aplicación, condiciones climáticas,
justificación de la aplicación (agente a controlar), aprobación
técnica por escrito del profesional calificado, los productos
utilizados señalados de acuerdo a la etiqueta por nombre
comercial, porcentaje de ingrediente activo y formulación,
cantidades aplicadas (volumen de agua y dosis de los productos),
nombre de los aplicadores, individualización del equipo de
aplicación. Se deben registrar, además, las calibraciones,
reparaciones y mantenciones de los equipos de aplicación. (Anexo
3).

Registro de las aplicaciones de fertilizantes: se debe registrar


la fecha de aplicación, el tipo de producto utilizado, la forma de
aplicación y los registros completos de las aplicaciones de abonos
orgánicos. (Anexo 4).

14
Registro de mantenimiento de equipos de aplicación: se debe
individualizar cada equipo según su identificación, registrar la
fecha de cada mantenimiento y las acciones realizadas, las cuales
se deben efectuar por personal calificado, quedando registrado el
nombre del responsable. Cada riego debe quedar registrado en el
cuaderno de campo, identificando la fecha, el método utilizado, el
tiempo, la frecuencia y la carga. (Anexo 5).

Registros de capacitación del personal: llevar un registro de


todos los cursos efectuados en la temporada, indicando el
contenido de la capacitación, el nombre de los asistentes y el
responsable de impartirla. (Anexo 6).

Registros de higiene del predio: se deben registrar las


condiciones de higiene de la unidad de manejo, acequias, canales,
tranques y construcciones; la limpieza general de los equipos y la
condición de higiene de los baños, comedores y cocina,
registrándose para cada revisión; fecha, observaciones
encontradas y medidas correctivas tomadas. (Anexo 7).

Registro de seguridad e higiene del personal: llevar el registro


de los accidentes y las ausencias por enfermedad, como también el
registro de cualquier padecimiento físico que tenga el personal que
sea de importancia para el cuidado de su salud. (Anexo 8).

Se debe llevar un registro por escrito detallado de las actividades


que se realizan en el campo. Este registro es una herramienta
básica para efectuar la trazabilidad o seguimiento de las
condiciones de producción del cultivo. Los registros se deben
mantener actualizados, realizarse por cada unidad productiva y
mantenerse archivados, al menos, por tres años.

Registro de auditoría interna: deben existir registros


disponibles de las auditorías internas efectuadas, al menos
anualmente y mantener disponibles los documentos que respalden
la implementación de las medidas correctivas adoptadas. (Anexo
9).

15
16
2
2. MANEJO INTEGRADO DEL CULTIVO

2.1. CONDICIONES AGROECOLÓGICAS

Al momento de establecer un cultivo es necesario tener en cuenta


las condiciones climáticas, edáficas y ambientales convenientes
para este cultivo, con lo que se garantiza que su desarrollo
presente las condiciones favorables. La zona de vida óptima para el
cultivo debe contemplar los siguientes parámetros:

Altitud: la altura sobre el nivel del mar más apta está entre los
800 y 1.200 metros. Las moderadamente aptas están entre los 400
y 800 metros y de los 1.200 a los 1.600 metros.

Clima: el clima es un factor muy importante. Éste cultivo se


desarrolla adecuadamente en clima cálido.

Luminosidad: se recomienda más de cuatro horas al día de


radiación solar. Debido a que la calidad del fruto está
directamente relacionada con la exposición lumínica del área de las
hojas; los frutos que son expuestos al sol bajan su tamaño, pero
contienen mayor jugo.

Temperatura: las temperaturas varían entre 21 y 28 grados


centígrados.

Precipitación: está entre 1.500 a 3.000 mm/año, teniendo los


mejores rendimientos en aquellas zonas donde se tienen 1.000
mm/año de precipitación.

Vientos: deben ser suaves; los vientos fuertes pueden causar la


caída de las plantas y su deshidratación.

Suelos: este frutal se adapta a diferentes tipos de suelo, siempre


y cuando sean de textura suelta, como son los francos, franco
arenosos o franco arcillosos; buena porosidad pero con capacidad
de retención de humedad, profundos bien drenados, con baja 17
salinidad y alto porcentaje de materia orgánica. Deben tener una
pendiente inferior al 30%, para evitar volcamiento de las plantas;
preferiblemente de estructura granular; con un pH de 4,5 – 6,5 ya
que soporta suelos con salinidad moderada.

2.2. MANEJO AGRONÓMICO DEL CULTIVO BAJO BUENAS


PRÁCTICAS AGRÍCOLAS, (BPA)

El manejo agronómico del cultivo de Gulupa contiene la


planificación y selección de las prácticas de cultivo, además de los
métodos fitosanitarios y el manejo de la cosecha y poscosecha, de
tal forma que se mantenga el equilibrio en los cultivos, conservando
los suelos, las fuentes de agua y la protección a las personas como
los sugiere la norma (BPA).

2.2.1. Identificación del lugar

En primera instancia para seleccionar el sitio donde se cultiva la


gulupa se debe consultar el Plan de Ordenamiento Territorial,
(POT), correspondiente a la zona; con el objetivo de verificar el
uso asignado a ese terreno y conocer si es apto para producir
cultivos frutícolas. Según el POT,

Se debe elaborar un plano de ubicación del predio y, a su vez, un


plano de ubicación del cultivo, de las fuentes de agua y de las
instalaciones dentro del predio; además, tener todos los datos del
administrador y del encargado de BPA.

Tener un historial de al menos cinco años de los usos anteriores del


suelo. En caso de que existan, deben estar documentadas las
rotaciones de cultivo y, en caso de que no existan, debe haber una
justificación por escrito.

2.2.2. Manejo y conservación del suelo

El cultivo y manejo del suelo debe promover la conservación y


recuperación de la fertilidad, el contenido de materia orgánica, la
actividad biológica y la estructura del suelo. La preparación del
suelo se debe hacer oportunamente y con la debida anticipación18a
la siembra. En lo posible. Los suelos deben lograr las mejores
preparaciones con relación a la profundidad y nivelación con
labranza mínima para así conservar una buena estructura y
documentar técnicamente la necesidad de usar enmiendas.

2.2.3. Calidad del agua

El agua se debe manejar como un recurso escaso, por lo que todos


los manejos deben apuntar a su conservación y buen uso.

• Identificar los posibles riesgos de contaminación del agua


para así destinarla a distintos usos (lavado, riego, bebida, entre
otros).

• Realizar una evaluación de riesgo del agua empleada, que dé


como resultado la frecuencia de los análisis según el origen y
posibles contaminantes.

• Los resultados del análisis de agua se deben documentar y


comparar con los estándares nacionales o internacionalmente
aceptados.

• Si los resultados son desfavorables se debe acreditar el uso


de buenas prácticas de mitigación del problema y de los resultados
obtenidos.

• Si el agua proviene de pozos profundos y es destinada al


consumo del personal, debe contar con la autorización del
Ministerio de Salud.

• Los pozos deben contar con protecciones sanitarias en sus


bordes para evitar la contaminación del agua y de los sistemas de
extracción.

Calidad del agua utilizada por el personal

En todas las labores del predio se debe contar con agua de calidad,
potable, destinada a la bebida y lavado del personal.
19
• Efectuar por lo menos un análisis microbiológico anual al
agua destinada al consumo del personal, con la excepción de
aquellos casos en que el agua provenga de una empresa de servicios
públicos

2.3. MATERIAL VEGETAL

Según la normatividad sobre Buenas Prácticas Agrícolas, toda


semilla o material vegetal debe provenir de casas comerciales o
viveros certificados por el ICA; garantizando la trazabilidad e
inocuidad del producto desde el inicio de su desarrollo.

Para la gulupa, la forma más utilizada de multiplicación de la planta


es por semilla. La propagación vegetativa por estacas e injertos no
es muy utilizada en Colombia, por sus costos.

El método de propagación por semilla, según la normatividad


vigente, se debe realizar con personal certificado y cultivos que
cumplan con las características técnicas exigidas de calidad, que
hayan aplicado la NTC 5400. No es recomendable que los
productores realicen este proceso de obtención de semilla en sus
cultivos, pues no se tendría el proceso de trazabilidad.

En caso que el productor decida comprar la semilla y establecer


sus propios semilleros o plantuladeros, se aconseja:

• Comprar la semilla en casas comerciales que tengan registro


ICA
• Utilizar sustratos adecuados y desinfectados para tener una
buena germinación. el sustrato más recomendado es la turba,
por ser el más completo y el que ha presentado mejores
resultados en relación a la germinación de la semilla. También
se puede utilizar una mezcla de suelo esterilizado (40%), arena
(40%) y turba de coco comercial (20%).

La norma reglamentaria, exige que el vivero donde se


establezca el semillero esté protegido con plástico y en el
interior del techo tenga polisombra (33% de sombra), con el
objetivo de disminuir la entrada directa de luz. Realizar el
riego dos veces al día durante los primeros 15 días20 de
sembrada la semilla, luego se realiza una vez al día hasta el
momento del trasplante a campo (a los 25 días después de la
germinación).

• Utilizar recipientes adecuados para la germinación. Las


bandejas más recomendadas son las de 200 cavidades. Se
siembra una semilla por cavidad.

• Las bandejas con las semillas se colocan en un sitio sombreado,


se deben cubrir con un plástico negro aproximadamente diez
días. Las plántulas emergen y están listas para su trasplante a
los 28 - 30 días después de su siembra.

• La temperatura (entre 20 – 24 ºC) y la humedad relativa (entre


60 – 70%) dentro del semillero deben ser controladas para
propiciar un desarrollo adecuado de las plántulas.

• Realizar monitoreo a los insectos plagas y las enfermedades


dentro del semillero para su manejo a tiempo y bajo la norma
BPA. Si se utilizan agroquímicos estos deben ser rotados según
el ingrediente activo y la recomendación de la norma.

• Eliminar de manera adecuada todo material vegetal que no


cumpla con los requerimientos para su siembra o con la norma
BPA

2.4. ESTABLECIMIENTO DEL CULTIVO

Antes de iniciar el establecimiento de cualquier cultivo agrícola a


nivel comercial, es necesario tener claro todo lo relacionado con las
Buenas Prácticas Agrícolas

– BPA y su implementación en el predio. En el establecimiento del


cultivo de gulupa se deben implementar los 55 parámetros que la
Norma 5400 exige (Anexo 10).

21
2.4.1. Preparación del terreno

La preparación del terreno tiene como objetivo proporcionar las


condiciones físicas necesarias para el buen desarrollo del sistema
radicular y que éste pueda hacer un mejor aprovechamiento de
agua y nutrientes. Es necesario realizar una nivelación adecuada
para evitar el encharcamiento del lote; cuando el terreno es muy
plano se deben elaborar caballones para evitar problemas de
Fusarium.

Para el cultivo de gulupa los terrenos no deben estar muy


erosionados para evitar pérdida de la capa arable y de capas
superficiales fértiles. Si el suelo está muy desprovisto de
vegetación, se deben tomar medidas de protección con coberturas
vivas que no afecten el desarrollo del cultivo.

La norma de BPA exige que se tenga un plan de fertilización basado


en el análisis de suelo. Este debe ser realizado en un laboratorio
acreditado por el ICA y los resultados analizados por un ingeniero
agrónomo, el cual dará el aval del plan de fertilización respectivo
para el cultivo de gulupa. Para la toma de la muestra se procede de
la siguiente manera:

Selección del lote: es importante contar con la información sobre


los cultivos anteriores, enmiendas o abonos aplicados en el lote a
sembrar con gulupa

Toma de muestra de suelo: esta se hace en zig zag, abarcando


todo el lote y tomando una submuestra en cada punto. Se
recomienda un número superior a diez submuestras por hectárea.
La toma de la muestra se puede hacer con un barreno o con una
pala. La profundidad a que se toma la muestrea puede ser de 20,
25 o 30 cm.

22
Envío de muestra al laboratorio: el suelo de cada submuestra se
mezcla en un recipiente de plástico o balde que esté limpio de
cualquier químico, cal o abono. Se pone a secar en un lugar fresco,
luego se tamiza y se saca un kilo de suelo; se empaca en una bolsa
plástica transparente o negra, se rotula con toda la información de
la finca y con los datos del propietario y se envía al laboratorio a
más tardar tres días después de su recolección.

Cuando el terreno tiene dificultades de humedad, compactación o


mal drenaje, se deben realizar las respectivas obras para
solucionar las dificultades que se presenten.

El cultivo de gulupa requiere una buena labranza, preparando sólo


los surcos por donde se sembrarán las plantas, sin afectar las
calles (Figura 19)

Figura 19. Preparación del lote

2.4.2. Trazado

En el trazado del lote se considera la pendiente del terreno y la


dirección de los vientos dominantes; en esa dirección se trazan los
surcos para proteger el cultivo. Cuando el trazado es en pendiente
que no supera el 30% se utiliza el sistema en triángulo; si las
pendientes son superiores al 30% se utiliza el sistema de curvas a
nivel y si el terreno es plano, debe tener buen drenaje y utilizar el
trazado en cuadro.

23
2.4.3. Siembra en el sitio definitivo

Sembrar plántulas que tengan una altura entre 15 y 20 cm, esto


ocurre a los 28 días después de la siembra en semilleros, pero
puede tardar de 65 a 75 días, según las condiciones de climáticas
de la región donde se establezca el vivero (Figura 20).

Procedimiento de siembra: se realiza el ahoyado a una buena


profundidad (20 – 30 cm) y se introduce la planta cuidando que
quede bien anclada al suelo para evitar volcamiento por fuertes
vientos o lluvias.

Figura 20. Siembra de planta de gulupa

2.4.4. Distancias de siembra

Para el establecimiento del cultivo se pueden utilizar diferentes


distancias de siembra, dependiendo de la fertilidad del suelo y del
tipo de tutorado. A mayor fertilidad, las distancias deben ser más
amplias y a menor fertilidad deben ser más cortas. las distancias
más utilizadas y que han dado buenos rendimientos en la
producción son: 4 m entre surco x 2 m entre plantas. Según
reporte de la literatura de investigaciones realizadas se tienen
distancias de siembra de 2,5 m entre surcos x 3 m entre plantas, o
de 4 m entre surcos x 3 m entre plantas y una profundidad del
hoyo entre 30 y 35 cm. (CIAT, 2012).

24
2.5. MANTENIMIENTO DEL CULTIVO

2.5.1. Tutorado

El sistema de tutorado para el cultivo de gulupa varía según las


condiciones de la zona, del suelo y de la pendiente del terreno.

El sistema más común y utilizado es el de espaldera. Este sistema


es el más económico, permite mayor densidad de siembra y se ha
demostrado que es más efectivo en el control de plagas y
enfermedades. En los cultivos que requieren polinización manual el
sistema facilita esta actividad. Consiste en una hilera de postes
verticales de madera o guadua de 2,5 m de largo que en la parte
superior van unidos por una línea de alambre a través del cual
pasan 2 hilos de alambre galvanizado calibre 12, separados 65 cm.
Se instalan los madrinos que son postes de cemento (220/ha) y los
palos de madera intercalados e inclinados para el sostenimiento del
tutorado (400/ha). Adicional se necesitan 900 guaduas por
hectárea para construir el sistema. Se debe colocar el alambre
calibre 12 en la parte superior. La altura recomendada del
tutorado es de 2 m. (Figura 21).

Figura 21. Sistema de tutorado en espaldera

25
2.5.2. Guía de la planta en el tutor

Un mes después de la siembra definitiva en campo se realiza la


actividad de guiar la planta en el tutor respectivo. Esta labor
consiste en tomar la punta de la planta amarrarla y guiarla hasta el
extremo donde se encuentra el alambre. Cada cuatro o cinco días
se debe realizar esta actividad. Es recomendable amarrar el tallo a
la altura de la última hoja bajera y llevar el hilo hasta el alambre
del tutor (Figura 23).

Figura 23. Proceso de


guiada de la planta
de gulupa

2.5.3. Manejo de arvenses

El manejo de arvenses (plantas no deseadas), se hace para evitar


competencia por agua y nutrientes, e impedir que se conviertan en
foco de plagas y enfermedades. Lo más recomendable
agronómicamente para el cultivo es el uso de coberturas vegetales,
especialmente en suelos donde se han utilizado prácticas
convencionales en su laboreo, teniendo en cuenta que esta especie
proporciona poca protección al suelo. Se toleran las arvenses que
no son perjudiciales y hasta una altura de 20 cm porque sirven
como cobertura. Su control se debe realizar con guadaña
acompañado de plateo manual. Al inicio de la producción se debe
hacer el control de las arvenses cada dos meses.
26
2.5.4. Plan de fertilización

Antes de tomar la decisión sobre la aplicación de fertilizantes a la


planta o al suelo se deben tener en cuenta los requerimientos
nutricionales del cultivo y la disponibilidad o contenido de éstos en
el suelo. Con base en lo anterior y según los lineamientos de las
BPA, se diseña el plan de fertilización, el cual debe contemplar

 elementos mayores como el Nitrógeno (N), el Fósforo (P) y


el Potasio (K). Elementos secundarios como el Calcio (Ca),
Magnesio Mg), y el Azufre (S) y elementos menores como
Hierro (Fe), Boro (B), Manganeso (Mn), Cobre (Cu) y
Molibdeno (Mo), entre otros.

 Investigaciones realizadas en este frutal reportan que los


requerimientos de macro y micronutrientes para el gulupa
en orden decreciente son: N>K>-Ca>S>P>Mg y
Fe>B>Mn>Zn>Cu>Mo, respectivamente (Malavolta, 1994).

 La base del plan de fertilización es el análisis físico -


químico del suelo y cuando sea indispensable el análisis
foliar. Estos guían al ingeniero agrónomo en la decisión más
asertiva en cuanto a la fertilización del cultivo de gulupa.

Tabla 3. Extracción de nutrientes de un cultivo de gulupa


(ha/año)
Elemento Extracción de
nutrientes por ha

Nitrógeno 205,5 kg
Fósforo 17,4 kg
Potasio 184,2 kg
Calcio 151,7 kg
Magnesio 14,4 kg
Azufre 25,1 kg
Boro 296 kg 27
Cobre 199 kg
Hierro 779 kg
Manganeso 2810,3 kg
Zinc 316 kg

Fuente: García 2002, Citado por Romero & González 2012.

La fertilización para la gulupa en su etapa de desarrollo (fase


vegetativa), debe ser rica en N, P, K. Se recomienda aplicaciones al
suelo en drench.

En la aparición de los primeros frutos se deben aplicar elementos


nutritivos que estimulen el llenado de frutos como el fósforo y
elementos menores y estos combinarlos con nitrato de potasio.

La aplicación controlada de calcio, ayuda en la formación de las


paredes externas de la célula (dureza de la cáscara), impidiendo el
ataque del hongo Fusarium sp. Se pueden aplicar 800 kg/ha de
calcio para cada cosecha.

La fertilización foliar es importante realizarla cuando se deba


suplir la necesidad de elementos menores (Mn, Fe, B, Zn); ya que
con esta labor se busca mejorar tanto la calidad de los frutos
como el rendimiento, en momentos específicos del ciclo de la
planta.

No aplicar dosis de fertilizante mayor a la recomendación técnica


del ingeniero agrónomo, al igual que en la época que la requiera la
planta y donde tenga un alto porcentaje de aprovechamiento
(corona a unos 20- 40 cm alejado de la raíz).

La fertilización química se complementa con la orgánica, teniendo


en cuenta las exigencias de las BPA en este aspecto. La Norma
5400 sobre Buenas Práctica Agrícolas exige la trazabilidad de los
insumos y bioinsumos a utilizar en el sistema productivo y
evidenciar con registros: análisis de suelo y/o foliar, tipo de
producto, dosis, fecha de aplicación, fecha de vencimiento,
registro oficial ante el ICA y ficha técnica del producto donde se
28
tengan las especificaciones de composición y uso.
2.5.5. Riego

Es indispensable al planear un cultivo tener en cuenta el diseño del


sistema de riego, de acuerdo a la especie agrícola y a la demanda
de agua de las plantas. En las zonas donde no se tenga agua natural
(nacimientos, quebradas, ríos, entre otros), es importante contar
con una fuente alterna (reservorio o pozo). Para el cultivo de gulupa
se usa principalmente el riego por goteo o por gravedad (Figura
24).

Cada planta requiere desde el momento del trasplante hasta los


dos meses de edad, cuatro litros de agua por día. Después de este
tiempo necesita 20 litros de agua por día. Se tienen reportes de
investigaciones en campo donde al utilizar riego por goteo la
producción se duplica, debido a la gran exigencia de agua de la
planta.

Este frutal tiene procesos de floración y fructificación durante


todo el año. Por lo tanto se debe contar con el suministro de agua a
lo largo del tiempo y distribuirla

Figura 24. Sistema de riego por goteo

29
2.5.6. Podas

El crecimiento de la planta presenta inconvenientes para su


manejo, por lo tanto, en la producción se deben utilizar podas
durante su desarrollo para un adecuado balance entre la fase
vegetativa y la reproductiva. Las siguientes podas se deben
realizar para tener una buena productividad y calidad de la fruta,

Poda de formación: esta es una práctica obligatoria en el cultivo.


Consiste en cortar por encima cuando la planta sobrepasa 20 cm
del alambre. Se cuentan seis nudos de la punta hacia abajo y se
hace un corte de la yema apical, lo cual hace que se estimule la
brotación de yemas laterales. A medida que la planta crece emite
una serie de ramas laterales en cada nudo, estas se eliminan hasta
la altura del alambre, acelerando su crecimiento y desarrollo.
(Figura 25).

Poda de renovación: consiste en dejar dos tallos por planta. A los


24 meses de establecido el cultivo, se hace la poda de renovación
del tallo que está guiado. Cuando la producción inicia su proceso de
disminución se presenta demasiado follaje, llevando a la caída de la
estructura; por lo tanto se deben podar las guías, despuntándolas a
35 cm de la raíz hacia arriba.

Figura 25. Rama apta para podar

30
2.6. MANEJO INTEGRADO DE ENFERMEDADES Y PLAGAS

Es un método utilizado para el manejo responsable e integrado de


las plagas y enfermedades que se presentan en un cultivo y que
afectan la producción. Se busca preservar la salud del productor y
del consumidor final, además de conservar el ambiente.

Esta estrategia utilizan diferentes métodos: físicos, mecánicos,


químicos, biológicos, genéticos, legales y culturales. Estos métodos
se aplican en tres etapas: prevención, observación y aplicación.

El programa de manejo integrado inicia con la identificación de las


plagas y las enfermedades que afectan las plantas, siendo el
manejo biológico demasiado importante en este programa.

Método físico: este consiste en usar prácticas basadas en calor y


agua.

Método mecánico: consiste en utilizar trampas para el monitoreo


y control de plagas. Estas pueden ser pegajosas de color amarillo,
utilizadas también para el manejo de mosca blanca e insectos
minadores o azules para el Thrips y Trampas de luz para el control
de cucarrones (chiza, mojojoy o marceño) y otros insectos
voladores (Figura 26).

Método genético: para este se deben utilizar variedades de


plantas resistentes a las plagas o enfermedades y que además
genéticamente se adapten a las condiciones agroecológicas de la
región donde se va a establecer el cultivo de gulupa

Figura 26. Trampa para monitoreo de plaga 31


Método cultural: consiste en una adecuada preparación del suelo,
eliminación de residuos de cosecha, rotación de cultivos,
fertilización adecuada y oportuna, eliminación de hospederos y
partes enfermas de la planta, labores culturales y riego oportuno.

Método biológico: es el empleo de agentes patógenos para el


manejo de poblaciones de plagas y enfermedades (hongos,
bacterias, virus, entre otros).

Método legal: son las diferentes normas que expide el gobierno a


través de instituciones de control y vigilancia fitosanitaria, como
el ICA, para evitar que un insecto o una enfermedad perjudicial
lleguen al cultivo. Una de las medidas más utilizadas por las
instituciones de control son las cuarentenas.

Método químico: este método ha sido el más utilizado


culturalmente por los productores, sin embargo, bajo los principios
de las Buenas Prácticas Agrícolas, éste debe ser utilizado sólo en
los casos estrictamente necesarios, cuando otro método no sea
eficiente en el control de plagas.

Cuando este método es usado se deben utilizar productos químicos


de baja toxicidad categoría III – IV y productos a base de
extractos vegetales.

A continuación se presentan las plagas y enfermedades más


comunes en el cultivo de gulupa

NOMBRE DEL IN
ENFERMEDADES SÍNTOMAS MEDIDA DE CONTROL

Antracnosis En las hojas se Cultural: la semilla se debe


(Colletotrichum sp.) producen manchas obtener de frutos maduros y
foliares de forma y sanos provenientes de plantas
tamaño variables, de sanas, vigorosas y
apariencia aceitosa productivas. La semilla debe
en los bordes y con ser tratada con productos
anillos concéntricos fungicidas e insecticidas, para
desde el centro hacia evitar que se infecte con el
afuera. hongo.

En los frutos las Es conveniente desinfectar


32 los
lesiones empiezan suelos o el sustrato utilizado
como manchas en vivero.
Antracnosis Gulupa aceitosas que se
vuelven lesiones En el vivero y el cultivo se
hendidas y luego debe mantener una densidad
chancros de color de plantas adecuadas,
pardo a negro donde teniendo en cuenta el clima
hay crecimiento del para mejorar la aireación y
hongo. alejar los patógenos foliares.
En el vivero se erradican las
plantas que presenten
síntomas.

Inician como una


decoloración de los
tejidos,
posteriormente se
Fruto afectado por vuelven acuosos, Cuando el fruto está en
luego con el formación se recomienda
Cladosporium sp. secamiento de los aplicar productos a base de
tejidos aparecen azufre. Las aspersiones con
lesiones en forma de sulfato de cobre y cal
verrugas. previenen la enfermedad en
Internamente el fruto un alto porcentaje.
no sufre daño,
limitándose la
enfermedad a la
parte externa de la
cáscara. En ataques
severos puede llegar
a cubrir todo el fruto
y deformarlo.

SEC Fuente: Orlando Quejada 2013


TO DAÑO MANEJO

33
INSECTOS SÍNTOMAS MEDIDA DE CONTROL

Ácaros (Tetranichus Se ubican en los En el control químico para esta


urticae) puntos terminales y plaga, las aspersiones se hacen
causa un evitando afectar las poblaciones
encrespamiento de insectos polinizadores. Por
de las hojas consiguiente, se aplican los
jóvenes. productos en las primeras horas
de la mañana, se emplean
El daño directo es de productos de baja residualidad,
poca importancia; y se tiene en cuenta la etapa de
sin embargo, se ha floración del cultivo.

Reportado como vector


de enfermedades
virales en Gulupa,
las cuales tienen
gran importancia
Económica.

Se ubican en los
puntos terminales y
causan En el control químico para esta
Un encrespamiento plaga, las aspersiones se hacen
Áfidos (Aphis gossipii de las hojas evitando afectar las poblaciones
jóvenes. de insectos polinizadores. Por
consiguiente, se aplican los
El daño directo es de productos en las primeras horas
poca importancia; de la mañana, se emplean
sin embargo, se ha productos de baja residualidad,
reportado como vector y se tiene en cuenta la etapa de
de enfermedades floración del cultivo
virales en Gulupa las
cuales tienen
gran importancia
Económica

Cultural: recoger los botones


La hembra coloca los florales caídos al suelo y
Mosca del ovario (Dasiops huevos en los botones sumergirlos en una solución de
sp.) florales y ocasiona la un insecticida para eliminar las
caída de éstos. Ataca larvas que aún se encuentren
en estado larval en ellos; de este modo se
rompe el ciclo biológico del
insecto. 34
Químico: aplicar insecticidas
que contengan como
ingrediente activo el Etofenprox,
que se considera de bajo
impacto con la fauna benéfica.
Se recomienda realizar
aplicaciones espaciadas que
permitan romper el ciclo de la
plaga

Químico: al momento del


(Trips Son insectos muy trasplante y en los primeros 20
Trips tabaci L., Trips pequeños localizados días después de éste, aplicar
palmi,Frankliniellaoccidentalis, sobre las yemas productos con base en el
terminales, atrofian ingrediente activo
Neohydatothrips signifer). el desarrollo normal (tiametozamlambdacihalotrina)
de la planta y están
asociados con la Cultural: se deben hacer
Transmisión de virus. monitorios constantes en el
Se presentan, cultivo para detectar el ataque
de plaga y hacer los controles
Principalmente, cuatro respectivos para evitar daños
meses después del
establecimiento del
cultivo.
Fuente: Orlando Quejada 2013

2.6.1. Manejo seguro de plaguicidas

La protección de los cultivos contra plagas, enfermedades,


arvenses y contaminantes, es uno de los aspectos críticos en un
esquema de Buenas Prácticas Agrícolas. La regla general es tender
a minimizar las aplicaciones de productos químicos tóxicos para las
personas, la fauna y el medio ambiente mediante un esquema de
manejo integrado de plagas y de buenas prácticas de manejo en la
manipulación, aplicación, almacenamiento, eliminación y disposición
de las sustancias tóxicas. Complementariamente, es importante
aplicar productos registrados en las dosis correctas, guardando el
debido período de carencia y reingreso.
35
Clases de plaguicidas

Existen distintos tipos de plaguicidas. Unos tienen efecto sobre


ciertas plagas, pero son ineficaces contra otras. Los plaguicidas
varían según su modo de acción, la forma en que se aplican, la
toxicidad y otras características.

En la Tabla 6, se presentan los plaguicidas más comunes y las


plagas que combaten y en la Tabla 7, se presenta la clasificación y
modo de acción.

Tabla 6. Tipos de plaguicidas

Tipo de Plaguicida Plagas que combate


Acaricida Ácaros
Bactericida Bacterias
Fungicida Hongos
Herbicida Arvenses agresivas (malezas)
Insecticida Insectos
Molusquicida Lapas y Caracoles
Nematicida Nemátodos
Rodenticida Roedores

Fuente: Orlando Quejada, 2013

Los plaguicidas actúan de diferentes maneras sobre las plagas y


enfermedades. La etiqueta de los plaguicidas contiene la
información sobre la forma de acción y las instrucciones y
precauciones para su uso

36
Tabla 7. Clasificación y modo de acción de los plaguicidas

CLASIFICACIÓN DE LOS MODO DE ACCIÓN


PLAGUICIDAS

Contacto Necesita tener contacto directo


con la plaga para afectarla.

Ingestión Es necesario que la plaga lo ingiera


para que haga efecto.

Inhalación Es necesario que la plaga lo inhale


para que haga efecto.

sistémico Necesita entrar en el sistema


vascular de la planta para poder
hacer efecto a la planta o
animales.

Selectivo Afecta ciertas clases de plantas o


animales.

No selectivo Afecta a la mayoría de la planta y


animales

Curativos Se debe aplicar cuando la plaga


está presente (enfermedades)

Protestantes Se puede aplicar sin haber


(preventivos) presencia de la plaga tratando de
prevenir la entrada de la plaga
(enfermedad) al cultivo.

Fuente: Orlando Quejada 2013


37
Planeación: antes de tomar la decisión de usar un plaguicida, se
identifican las plagas, enfermedades y arvenses que afectan el
cultivo.

• Se decide el tipo de tratamiento que se debe dar al cultivo:


preventivo o curativo.

• Se establecen los estándares permitidos según las normativas.

• Se precisa el estado fenológico o el tipo de ataque al cultivo


para comenzar a emplear los métodos de control.

• Se propone un sistema de manejo integrado de plagas.

• En la etiqueta de los plaguicidas se encuentra la información


sobre la forma en que ellos actúan y las instrucciones y
precauciones para su uso.

Elección del agroquímico: elegir entre los productos


recomendados por un técnico que conozca el cultivo y de las
normativas de BPA; hacer que el técnico visite el cultivo, evalúe el
daño e identifique la causa del problema sanitario; elegir
solamente productos que tengan el registro del ICA y que sean
específicos de la plaga en cuestión; que tengan un efecto mínimo en
el ambiente, en los trabajadores y en los consumidores; no repetir
el ingrediente activo aplicado cuando sea necesario repetir el
tratamiento (elegir otro producto recomendado).

Clasificación toxicológica

Para conocer que tan peligrosos pueden ser los plaguicidas para los
humanos, se realizan estudios toxicológicos en animales. Los
resultados de estos estudios permiten predecir los riesgos para el
humano, establecer medidas de precaución durante su manejo y
clasificar los productos de acuerdo a su peligrosidad. En la Tabla 8
se presenta una clasificación de los productos para la protección
de cultivos de acuerdo a su peligrosidad.

38
Tabla 8. Clasificación de productos para la protección de
cultivos OMS (Orgazación Mundial de la
Salud)

GRADO DE
CLASIFICACIÓN PELIGRO

Fuente: ANDI, Plaguicidas 2013

Equipos de protección para la aplicación de plaguicidas

El equipo de protección está compuesto por: overol, guantes, botas,


protector ocular, protector respiratorio, delantal, sombrero, gorra
o capucha. La ropa y el equipo de protección, incluyendo los filtros,
se deben almacenar separados de los productos agroquímicos y en
un área ventilada.

Aplicación segura de plaguicidas (antes, durante y después)

El personal responsable de la aplicación debe tener debido


conocimiento de que las condiciones climáticas (humedad,
temperatura, viento) y del cultivo son las adecuadas para
efectuarlas, como también de las instrucciones incluidas en la
etiqueta de el o los envases.

39
La preparación se debe hacer en un lugar adecuado y restringido,
con utensilios especiales para dicha actividad, de acuerdo a las
instrucciones que aparecen en el envase del producto. A. Calcular
las dosis y seleccionar el predio donde se aplicará la mezcla
preparada. B. Cargar la aspersor en un sitio abierto,

full Base con cartuchos


multipropósitos

guantes

overol

botas

Full f

Figura 27. Equipo de protección personal para


aplicación de insumos agrícolas.

ventilado, iluminado y alejado de personas, animales


cos.ivia.
gipcitri
Foto:

domésticos y alimentos. C. Agregar primero el


es

agroquímico y después el agua. D. En caso de


derrame limpiar rápidamente. E. Lavar el equipo de
protección personal, no comer, no beber, no fumar y
no ir a al baño durante la preparación de la mezcla.
F. Usar siempre el equipo de protección personal al
realizar una mezcla de pesticidas

40
La persona que sufra contaminación con plaguicida en alguna parte
de su cuerpo debe lavar cuidadosamente la parte afectada con
agua y jabón y cambiar su ropa.

Si el químico cae en la cara, se debe suspender el trabajo, lavarse


adecuadamente y acudir el médico. En caso de síntomas de
intoxicación como: dolor de cabeza, mareo, malestar en el pecho,
ganas de vomitar, vista nublada, diarrea, dolor de estómago, sudor,
calambres, vómitos, secreciones por boca y nariz, parálisis,
dificultad para respirar o convulsiones, se debe acudir al médico,
clínica u hospital más cercano. Cualquier síntoma o molestia en una
persona expuesta a plaguicidas puede significar una intoxicación.

El Decreto 1843 de 1991 en el Artículo 172, establece que el


personal que labore con plaguicidas, debe recibir capacitación y
entrenamiento por cuenta de la persona natural o jurídica que los
contrate. Estas capacitaciones de carácter teórico – práctico,
deben tener una intensidad mínima de 60 horas acumulables al año
y un contenido acorde con el tipo de actividad a desarrollar
(Decreto 1843/91, Art. 172).

Equipo de fumigación y calibración de fumigadoras

Para aplicar correctamente un agroquímico se debe utilizar el


equipo correcto y asegurarse que haya recibido mantenimiento y
esté ajustado; revisar todas las válvulas y sellos para evitar
goteos; calibrar con precisión el equipo de aplicación en una base
plana; dirigir la aspersión del plaguicida hacia el objetivo planeado;
verificar que todas las aplicaciones entreguen la cantidad correcta
del agroquímico; respetar tanto el intervalo entre la aplicación y el
reingreso en el cultivo como el “período de carencia”, que
comprende el tiempo entre la aplicación del producto y la cosecha
de los frutos.

41
Almacenamiento de plaguicidas

El lugar y las condiciones de almacenaje deben cumplir con la


Legislación Nacional respectiva, de acuerdo a las características
de cada sustancia.

Los productos fitosanitarios se deben almacenar en un lugar de uso


exclusivo, cerrado (bajo llave), seguro, fresco y seco (cubierto de
la lluvia y el rocío), bien ventilado, iluminado, fuera del alcance de
personas no autorizadas, niños y animales.

La bodega debe estar identificada como “Lugar de almacenamiento


de productos fitosanitarios, precaución, entrada solo a personal
autorizado”.

Figura 29. Aforo de equipos antes de aplicación

Figura 30. Almacenamiento de agroquímicos y


plaguicidas.

42
Transporte de plaguicidas

El Decreto 1609 de julio de 2002, reglamenta el manejo y


transporte automotor de mercancías peligrosas por carretera,
indica las acciones a tomar por parte del remitente y/o
propietario, al igual que las multas correspondientes en caso de
incumplir lo anteriormente estipulado.

Para el transporte de plaguicidas se deben tener en cuenta las


siguientes recomendaciones:

• El transporte se debe hacer en la parte trasera de un camión o


camioneta. Nunca se deben transportar en la cabina o
compartimiento para pasajeros. Los vehículos para transporte
de plaguicidas deben contar con permiso de la Seccional de
Salud Departamental.

• Inspeccionar los envases antes de subirlos al vehículo y


verificar que estén bien tapados y en buenas condiciones.

• Mantener los comestibles, alimentos para animales,


fertilizantes, semillas y otros artículos, separados de los
plaguicidas para evitar que se contaminen con vapores,
emanaciones o derrames.

• Asegurar y amarrar bien los envases para evitar roturas y


derrames.

• Proteger los plaguicidas envasados en bolsas de papel o cajas


de cartón para evitar que se mojen o humedezcan.

• Proteger los plaguicidas de las altas temperaturas; no


estacionar el vehículo donde reciba directamente la luz solar.

43
Manejo de derrames de plaguicidas

Si el derrame es de un plaguicida líquido, se debe cubrir con arena,


tierra, aserrín o cualquier otro material adsorbente en suficiente
cantidad para adsorber todo el líquido derramado. Verter todo el
material contaminado con una pala en un envase a prueba de agua y
eliminarlo como si se tratara de un sobrante de plaguicida.

Si un plaguicida líquido se derrama sobre el terreno, se debe sacar


con una pala toda la tierra contaminada y disponerla en un envase a
prueba de agua. Eliminar la tierra contaminada como si se tratara
de un sobrante de plaguicida.

Los derrames de polvos, polvos humedecibles y gránulos, se


recogen y se reutilizan; si están muy mojados o contaminados con
suelo u otros materiales extraños se deben recoger con una pala,
depositarlos en un envase a prueba de agua y disponer de ellos
como si se tratara de un sobrante de plaguicida. Para impedir que
estos plaguicidas secos se dispersen durante el recogido, se debe
mojar levemente el derrame con una llovizna de agua bien fina o
cubrir el derrame con un plástico.

2.7. COSECHA Y POSCOSECHA

Antes de realizar el proceso de cosecha y poscosecha del fruto de


gulupa, es importante tener en cuenta los siguientes aspectos:

Demanda: con anterioridad a la planeación del establecimiento del


cultivo, se debe identificar el mercado objetivo, lo que permite:
determinar el volumen de fruta que le comprará el mercado final
(con esto define el área a sembrar), calidad, tipo de empaque,
frecuencia de entrega (semanal, quincenal, mensual), precio y
condiciones de pago. Todos estos parámetros ayudan a que el
productor tenga una visión clara de su negocio – empresarial, sus
proyecciones futuras y el nivel de ingreso y rentabilidad; para que
tome la decisión asertiva si siembra o no este tipo de frutal

44
Disponibilidad de mano de obra en la zona: esta variable es muy
importante, pues en algunas regiones productoras de la fruta es
muy escasa la mano de obra y, si existe, no tiene la experiencia
suficiente en gulupa; esto afecta el valor del jornal y disminuye la
rentabilidad de la actividad productiva.

Acceso a herramientas y elementos básicos para realizar la


cosecha: en la mayoría de los casos no se tiene una buena logística
que permita realizar la cosecha bajo los parámetros de las Buenas
Prácticas Agrícolas – BPA, llegando a pérdidas hasta del 30% de la
producción, afectando la rentabilidad del agronegocio. Se
recomienda que el productor y sus trabajadores estén capacitados
en este tema, para poder cumplir la norma BPA y los
requerimientos del comprador final (Anexos 11, 12 y 13).

Contar con los medios de transporte desde el lote donde se


cosecha la fruta hasta el punto final de acopio del producto.

Empaque: tener claro el tipo de empaque exigido por el comprador


de la fruta; el productor debe conocer quien le suministrará el
empaque, el precio y la disponibilidad en el mercado.

Recursos económicos: se debe tener disponibilidad de capital para


el pago oportuno de trabajadores y demás pagos que sean
inherentes en el proceso de cosecha y poscosecha, para evitar
inconvenientes que afecten esta actividad. Es importante conocer
muy bien el ciclo del cultivo para determinar la época de cosecha
del fruto.

45
2.7.1. Cosecha

La gulupa es una planta fructífera que comienza a producir en el


primer año de sembrado y tiene un período de vida relativamente
corta. El mayor rendimiento se obtiene en el segundo o tercer año
y disminuye en los años siguientes.

Esta planta permite obtener al año cuatro cosechas de buena


calidad, tanto en tamaño como color y sabor. Los picos de mayor
producción están ubicados en los meses de mayo y junio. Esto hace
que la dinámica comercial se concentre en las plazas mayoristas,
donde se distribuye de la siguiente manera: primera calidad para
almacenes de cadena, segunda para revuelterías - fruterías y
consumo al menudeo. Las demás calidades son de uso industrial.

Los frutos alcanzan su madurez entre los 50-60 días después de la


floración (7-8 meses después de la siembra del cultivo). En este
punto alcanza su máximo peso (130 g), rendimiento de jugo (36%) y
contenido de sólidos solubles (13-18 °Brix). En este tiempo el fruto
toma una coloración morado, 20 días después de alcanzar este
color el fruto se cae y comienza la senescencia (vejez),
disminuyendo su peso, acidez y azucares totales. (Figura 31).

Figura 31. Estado de madurez

46
Recolección

La recolección consiste en desprender de la planta los frutos con


la madurez comercial necesaria. Cuando se destinan para el
mercado en fresco se recomienda hacer la recolección del fruto de
Gulupa manualmente, para esto se utilizan tijeras o se dobla el
pedúnculo con ayuda de los dedos pulgar e índice, a la altura del
segundo nudo o punto de abscisión, de esta forma la fruta queda
con dos centímetros de pedúnculo, evitando el ataque de hongos y
pérdida de peso (Figura 35).

Se debe tener cuidado de no halar (jalar) la fruta, pues se pueden


producir lesiones causantes de la muerte de ramas por
desgarramiento.

Figura 35. Punto de corte del


pedúnculo

47
Para la práctica de recolección de los frutos, se deben seguir las
orientaciones de la norma de Buenas Prácticas Agrícolas - BPA y
Buenas Prácticas de Manufactura – BPM: mantener las uñas cortas,
usar guantes para evitar daños físicos al fruto, no golpear el fruto
ni tirarlo al suelo, desinfectarse las manos constantemente y
lavárselas después de ir al baño o comer.

La fruta de gulupa se debe recoger preferiblemente en las horas


de la mañana o en las horas del día, cuando el ambiente este
fresco. No cosechar frutos húmedos o en tiempo de lluvia. Aquellos
frutos que tengan daños externos causados por insectos,
enfermedades, daño mecánico, ambiental u otro daño, se deben
recolectar aparte de los que cumplen con la calidad, para evitar su
contaminación.

Programar la recolección diaria de los frutos de gulupa que cumplan


con la madurez exigida por el mercado, para evitar tener fruta
sobremadura en el cultivo y por ende incurrir en grandes pérdidas
del producto final. Para tal fin se debe contar con recipientes de
poca profundidad y de mayor superficie (canastilla plástica), con un
recubrimiento interno de papel o con lámina de espuma para evitar
daños físicos al fruto. Se debe tener presente que la radiación
solar y el movimiento del aire acelera el deterioro por
arrugamiento de la cáscara. La cosecha finaliza una vez el fruto es
depositado en la canastilla, las operaciones siguientes a esta etapa,
pertenecen a la poscosecha (Figura 36).

Figura 36. Disposición final de la fruta para proceso de


poscosecha

48
2.7.2. Poscosecha

Es considerado el último proceso del ciclo productivo de toda


especie agrícola, comprende desde el momento de la recolección
hasta que llega al comercializador o consumidor final. En esta etapa
se desarrollan actividades como selección, clasificación, empaque,
almacenamiento y transporte, con el fin de ofrecer una fruta de
excelente calidad.

Procedimiento para la fase de poscosecha en gulupa:

Acopio de la cosecha: una vez finalizada la recolección, se deben


llevar los frutos a un sitio común dentro del cultivo (acopio
transitorio). Este debe cumplir con todos los requerimiento de las
BPA: preferiblemente techado y protegido de la luz directa del sol,
equidistante del cultivo y de la salida al punto de entrada del medio
de transporte, que sea destinado exclusivamente para las
operaciones de recepción de frutos, sin presencia de sustancias
químicas (fertilizante, plaguicidas, entre otros). Debe ser
independiente y con acceso restringido y bien iluminado (Figura
37).

Figura 37. . Punto de acopio transitorio de fruta de


Gulupa.

49
Contar en la entrada con pediluvio o lava botas. El sitio de acopio
puede ser en material (adoquín, adobe, entre otros) o rodeado por
malla o angeo, que permita la aireación y evite el ingreso de
insectos y animales domésticos. Dentro de los parámetros que
exige la norma BPA, se debe contar con unidad sanitaria dotada y
en óptimas condiciones de limpieza.

Equipos y utensilios: se deben tener estibas para el


almacenamiento de las canastillas, mesas en acero inoxidable y de
superficie lisa para la selección de frutos. Contar con una toma de
agua para las operaciones de saneamiento de utensilios y para los
manipuladores de las frutas y con un botiquín de primeros auxilios.

Selección: una vez recolectados los frutos de gulupa se separan


por categorías para la comercialización (cada mercado tiene
criterios de calidad propios y requieren frutos de características
diferentes). Los que no cumplen con los parámetros definidos para
tal fin, se descartan y son manejados mediante el programa que se
tenga de residuos sólidos. En la Figura 38 se establecen los
parámetros de color de acuerdo a la madurez del fruto.

Figura 38. Tabla de color para la cosecha del fruto.

50
Clasificación: para evaluar este parámetro se cuenta con a Norma
NTC 1267 de 1979. Sin embargo, ésta no se cumple y en general
los mercados en fresco y para la industria tienen sus propios
criterios para comprar las frutas de gulupa Pero se recomienda
contar con los requisitos mínimos de calidad que exige la norma y
en el caso de exportación aplicar todos los parámetros de la NTC
1267. (Figura 39). La Norma exige lo siguiente para el fruto:

Figura 39. Calidad del fruto de Gulupa

• Fruto en forma ovalada (característica del Gulupa).

• Entero y sano (libre de daño de insectos o de enfermedades).

• Sin quemaduras de sol.

• Sin humedad en el exterior (como síntoma anormal).

• Sin olores o sabores extraños.

• Fruto fresco y de consistencia firme.

• Limpio, sin tierra, polvo, residuos de agroquímicos o materiales


extraños.

51
• El fruto debe tener parte del pedúnculo, que queda adherido
después de cortar el fruto a la altura del primer nudo (a 2 o 3
cm del fruto), que es el punto de abscisión.

• Grado de madurez del fruto que le permita llegar bien a


consumidor final.

• El fruto debe tener parte del pedúnculo, que queda adherido


después de cortar el fruto a la altura del primer nudo (a 2 o 3
cm del fruto), que es el punto de abscisión.

• Grado de madurez del fruto que le permita llegar bien a


consumidor final.

La fruta se puede clasificar por:

Diámetro: se tiene en cuenta el tamaño y el calibre de la fruta


(Tablas 9 y 10)

Tamaño Diámetro (mm)

Grande más de 60

Mediano 50 a 59

Pequeño 40 a 49

Tabla 10. Calibre del fruto de Gulupa


DIÁMETRO (MM)
CALIBRE MÁXIM
MÍNIMO O
A 96 110
B 84 95
C 73 83
D 63 72
E 55 62
F 49 54
Fuente: Orozco Gustavo Vega, Bautista Leonor, Castillo
52
Alberto, 2005
Grado de calidad: para cada variedad y tamaño se establecen los
grados de calidad, teniendo como base el calibre y el color.

Categoría extra: son frutos de calidad superior. Deben cumplir


con los requisitos mínimos de calidad de la Norma NTC 1267 y
carecer de todo defecto que demerite esa calidad. Se permiten
pequeñas alteraciones de la superficie del fruto que no afecten su
apariencia general ni su presentación en el empaque (Figura 40).

Figura 40. Categoría extra de la gulupa

Categoría I: estos frutos deben cumplir con los requisitos


mínimos de calidad de la Norma NTC 1267. Se aceptan ligeros
defectos en el color y manchas o cicatrices que no afecten la
apariencia general del fruto ni su presentación en el empaque
(Figura 41)

Figura 41. Categoría I de la gulupa

53
Categoría II: comprende los frutos que no se pueden clasificar en
las categorías anteriores pero que satisfacen los requisitos
mínimos de calidad de la Norma NTC 1267. Se admiten defectos en
el color, rugosidad en la cáscara y raspaduras o cicatrices en su
superficie (Figura 42).

Figura 42. Categoría II de la gulupa

Empaque: cuando el producto va para el consumo en fresco, se


debe cosechar directamente en los empaques que van al mercado o
incluso en los que llegan al consumidor. Para reducir la manipulación
del producto y disminuir costos adicionales de mano de obra y
daños del fruto, es conveniente seleccionar y clasificar la fruta
directamente en el campo. De acuerdo a información directa del
productor de Gulupa, los empaques más usados para comercializar
la fruta son los flexibles como el costal y la bolsa plástica, los
cuales no están permitidos. De acuerdo a esta Norma, la fruta de
Gulupa se empaca en materiales rígidos como: madera, cartón
(máximo con 15 kg de fruta), plástico o combinación de éstos.
Preferiblemente canastilla plástica de capacidad máxima de 20 kg
(la más usada por los productores es de 10 kg); que sirva para la
recolección, transporte y comercialización de la fruta,
protegiéndola y conservándola durante las actividades de cargue y
descargue (Figura 43, 44 y 45).

54
Figura 43 y 44. Empaque permitido por NTC 1267

Figura 45. Empaque en canastillas según NTC 1267

Almacenamiento: una vez los frutos se encuentran en los


empaques para su transporte y comercialización, se deben
almacenar por corto tiempo en el lugar de acopio transitorio, para
evitar pérdidas de humedad y pérdidas de peso y calidad. Este
sitio debe ser iluminado, aireado y con estibas para proteger la
fruta (Figura 46).

Figura 46. Almacenamiento transitorio


55
Transporte: el transporte de la fruta debe cumplir con las
siguientes condiciones, según las BPA y las BPM:

• Condiciones óptimas de limpieza y desinfección.

• Los materiales de construcción del vehículo deben ser de fácil


limpieza, no porosos e inoxidables.

• No colocar la fruta sobre el piso del vehículo. Utilizar


canastillas.

• No usar sustancias peligrosas o químicas que por su naturaleza


representen riesgo de contaminación de la fruta.

• El vehículo debe contar con un sistema de refrigeración, que


garantice una temperatura de 4 ± 2°C y una humedad relativa
de 90%, excelente sistema de ventilación para evitar la
deshidratación de los frutos y la condensación de agua sobre
las cajas de cartón (Figuras 47).

Figura 47. Transporte recomendado según norma NTC


1267

56
Manejo integrado de residuos sólidos: todos los residuos
generados durante las actividades de recolección, acopio, selección
y clasificación de los frutos de Gulupa, al igual que las de limpieza y
desinfección deben ser colocados en recipientes adecuados,
dotados de bolsa y tapa para evitar problemas ambientales y de
plagas (según Decreto 3075 de las BPM). Para esto se debe contar
el respectivo protocolo de saneamiento básico (limpieza,
desinfección, manejo integrado de plagas y manejo de residuos),
debidamente documentado con la trazabilidad de las actividades
antes mencionadas.

2.7.3. Comercialización

Es importante contar con toda la logística para el mercadeo y la


comercialización de la fruta de Gulupa, para esto se debe tener
claro: volúmenes demandados de la fruta, canal de distribución,
frecuencia de entrega, embalaje, precios de venta, costos de
producción, área sembrada, rendimientos estimados del cultivo,
exigencias de calidad de los compradores y normatividad para
mercados especializados o para exportación, entre otros. En la
Figura 48, se tiene un esquema de ruta de comercialización, que
ayuda a dar claridad sobre este importante proceso.

Viabilidad económica: es necesario tener claridad sobre los costos


del sistema de producción de Gulupa, al igual que los rendimientos
del cultivo y el precio de venta de la fruta; para poder determinar
ingresos y rentabilidad para el productor.

57
Cultivo
El agronegocio del cultivo debe ser sostenible desde lo social
(generación de empleo para el productor y los trabajadores, al
igual que el consumidor final, con una fruta saludable), económica
(desde los flujos de caja constantes y la rentabilidad de la
actividad productiva) y ambiental (sostenibilidad de los recursos
naturales como suelo, agua, flora y fauna).

Costos de producción: estos comprenden la mano de obra


necesaria para la producción – cosecha - poscosecha. Insumos
como semilla, abonos químicos y orgánicos, pesticidas de categoría
toxicológica baja, entre otros. Herramientas y administración del
sistema productivo. En la Tabla 11, se presentan los costos de
producción,

58
Tabla 11. Costos de producción para hectárea de gulupa (valores de
2015)

59
Fuente: Elaboró equipo de trabajo con base en información de
productores de gulupa, noviembre de 2013

Muchos productores no tienen o no requieren por sus condiciones


climáticas de sistema de riego, con lo cual el costo de producción
disminuye considerablemente, siendo de $357/kg.

60
61
CONSERVACIÓN
DEL AMBIENTE

3.1. ASPECTOS A
CONSERVACIÓN
TENER EN CUENTA EN LA
3
DEL AMBIENTE

El predio destinado a la producción de gulupa, debe contar con un


plan de manejo ambiental, el cual indique las medidas adecuadas de
manejo y control de los residuos sólidos, líquidos y la protección
ambiental, que garanticen que los recursos usados en la actividad
agrícola son sostenibles y competitivos.

En la Figura 49, se presenta cómo debe ser el manejo de residuos


sólidos, la ruta establece ideas de reciclaje y reutilización y su
adecuada disposición final, evitando contaminar el medio ambiente.

Manejo de Residuos Sólidos

Figura 49. Plan de manejo de residuos sólidos


62
Los envases vacíos de agroquímicos se deben someter a la práctica
de triple lavado; por ser considerados peligrosos no se desechan
como basura convencional; son inutilizados y se disponen en un sitio
específico hasta la entrega al mecanismo de devolución que el
fabricante o importador haya establecido de acuerdo con las
normas nacionales.

Los residuos provenientes de podas fitosanitarias, son retirados


del lote y son enterrados para prevenir contaminaciones o
infestaciones al cultivo. Por otro lado, el material vegetal libre de
plagas y enfermedades se puede disponer en una pequeña
compostera para su descomposición y luego el material compostado
se puede aplicar al cultivo.

La Figura 50, presenta el plan de manejo de los residuos líquidos


que se generan en el predio destinado a la producción agrícola y su
respectiva recomendación para un correcto manejo.

Los residuos líquidos provenientes de aguas contaminadas con


agroquímicos, lavado de bombas de espalda y residuos de
fumigaciones; se disponen en un pozo de desactivación ubicado en
una zona de barbecho alejado de las fuentes de agua, el cual consta
de un filtro con carbón activado, arena y gravilla, esto con el fin de
minimizar el riesgo de disponer en campo abierto estos residuos.
Por otro lado, las aguas residuales generadas por el uso del baño se
disponen en un pozo séptico alejado de las fuentes de agua.

Figura 50. Plan de manejo de residuos líquidos 63


Como estrategia para mitigar el impacto sobre el ambiente, en la
Figura 51 se destacan algunas propuestas que se pueden tener en
cuenta.

Con el fin de conservar la biodiversidad en el predio donde se va a


iniciar una actividad agrícola, se debe consultar el POT (Plan de
ordenamiento territorial) y las regulaciones existentes para la
zona en cuanto a los permisos de instalación y el uso de recursos
como agua y especies maderables. Se debe contar con un plan que
incluya reforestación, cercas vivas, siembra o regeneración natural
en áreas improductivas del predio o en límites con comunidades,
con fuentes naturales de agua y con vías públicas.

Protección ambiental

Figura 51. Plan de manejo ambiental


Tabla 13. Valoración de impactos
ambientales

64
Tabla 13. Valoración de impactos ambientales

65
66
67
68
4.1. INSTALACIONES BÁSICAS PARA
TENER EN CUENTA EN LAS BPA
4
La finca productora de gulupa debe contar con áreas de
almacenamiento de insumos agrícolas, área de dosificación de
insumos y preparación de mezclas de insumos agrícolas, áreas de
almacenamiento de equipos, utensilios y herramientas, área de
acopio en finca y área de poscosecha, las cuales se deben estar
debidamente identificadas y demarcadas. A continuación se
describen las pautas con las que debe estar dotada cada área.

Áreas de instalaciones sanitarias: según el número de personas


que laboren en el predio, se instala el número recomendado de
unidades sanitarias para ambos sexos. Todas las unidades
sanitarias deben tener lavamanos, toallas de papel y caneca de
basura. Figura 52.

Figura 52. Instalaciones sanitarias

69
Área para almacenamiento de insumos agrícolas:

• Los agroquímicos se almacenan en un área aparte de los


fertilizantes y los bioinsumos.

• Si sólo se dispone de una bodega, se debe hacer una separación


física que mantenga los plaguicidas completamente aislados de
las otras secciones.

• La bodega o el almacén debe ser de construcción a prueba de


fuego y bien ventilada. No se recomiendan pisos de madera.

• Los productos sólidos se colocan en la parte alta de la


estantería y los líquidos en la parte baja.

• El almacén de agroquímicos debe tener, sobre la puerta de


entrada, la palabra ‘Peligro’ o ‘Advertencia’ seguida de la
indicación que dentro del almacén hay agroquímicos peligrosos.

• Disponer de un espacio adecuado para almacenar los envases


vacíos de los agroquímicos hasta que sean finalmente
desechados.

• En la instalación se debe disponer de agua limpia para la mezcla


de productos, la carga de tanques de aspersión, el enjuague y la
limpieza de los tanques; asimismo, debe haber duchas y
lavamanos para las personas que ejecutan las operaciones antes
mencionadas.

• En el área del almacén o la bodega debe haber un botiquín de


primeros auxilios, y un procedimiento claro sobre su uso.

70
Figura 53. Almacenamiento de agroquímicos.

Área de dosificación y preparación de mezclas: el área de


dosificación y preparación de mezclas debe contar con duchas que
permitan el lavado rápido en caso de emergencia y un equipo
completo de primeros auxilios ubicado en un lugar visible, como
también una clara relación de las instrucciones a seguir en casos de
accidentes.

El área de mezclas debe disponer de un contenedor con un fondo


de material absorbente, además de equipos para eliminar los
derrames accidentales (escobas, bolsas, palas de aseo, entre
otros) en un lugar visible.

71
Figura 54. Área de dosificación y mezcla.

Área de acopio de frutos de Gulupa: el área para el acopio de los


frutos debe ser un lugar con techo y con grifo de agua potable
para el prelavado.

Esta área debe tener: tanques para el lavado de los frutos,


circulación de agua constante, canastillas plásticas para
transportar LA Gulupa y estibas que aíslen las canastillas para que
el fruto no haga contacto con el suelo.

Figura 55. Centro de acopio transitorio.

72
Área destinada al bienestar del trabajador: en el cultivo debe
haber un área adecuada para la alimentación de los trabajadores,
separada de la zona de trabajo; y con vestier separado para
hombres y mujeres.

Figura 56. Áreas comunes y de descanso.

73
74
SALUD, SEGURIDAD Y BIENESTAR DE
LOS TRABAJADORES
5
Es necesario demostrar que las condiciones de trabajo cumplen con
la legislación laboral, principalmente en lo relacionado a contrato
de trabajo, salario mínimo, horario de trabajo, pago de horas
extras, festivos, trabajo de menores, libertad sindical,
cumplimientos provisionales y de seguridad del trabajo.

También se debe dar cumplimiento a la Legislación Nacional en lo


referente a las condiciones de higiene y seguridad de los lugares
de trabajo.

Capacitación: la aplicación de un esquema de Buenas Prácticas en


el cultivo requiere que todo el personal a cargo, tanto permanente
como temporal, tenga una capacitación de acuerdo con sus
funciones. Esta capacitación debe ser, en primer término, genérica
con respecto a BPA en el cultivo de Gulupa y en segundo término,
específica de acuerdo con las funciones.

Los trabajadores deben ser capacitados anualmente y cuando


entran a desempeñar una función o son cambiados a otra; es
relevante la capacitación específica referida a los manipuladores
de fitosanitarios y otras sustancias tóxicas.

Todo personal que manipule u opere equipos o maquinarias


peligrosas o complejas, deberá acreditar capacitación específica.

Se deben mantener registros de la capacitación y/o entrenamiento


o certificados que acrediten competencia de los productores,
asesores y encargados de los diferentes aspectos del proceso
productivo, especialmente de los responsables del manejo de
productos fitosanitarios y fertilizantes.
75
Seguridad:

• Contar con equipos de primeros auxilios de fácil acceso y


disponibles en las zonas de trabajo.

• Deben existir procedimientos escritos acerca de un plan de


emergencia a implementar en la eventualidad de un accidente.

• Al menos un trabajador debe tener conocimientos básicos


demostrables en primeros auxilios.

Servicios básicos para el personal:

• En todos los servicios se debe contar siempre con agua de


calidad potable distribuida por medios sanitariamente
adecuados, destinada a la bebida y lavado del personal.

• El personal debe disponer de unidades sanitarias instaladas,


fijas o transportables, que permitan dar cumplimiento a la
legislación vigente.

• Las unidades sanitarias se deben mantener limpias, en buen


estado, disponer de áreas separadas para hombres y mujeres y
estar separadas de la zona de embalaje.

• El lugar de las unidades sanitarias debe estar bien ventilado,


estas deben ser lavables, estar en buenas condiciones de
funcionamiento, cada cubículo debe tener una puerta, estar
iluminado de noche, tener papel higiénico y contar con un
basurero con tapa.

• A la salida de las unidades sanitarias se deben colocar


lavamanos para que el personal se pueda lavar, en número que
cumpla con la reglamentación vigente.

Estas instalaciones deben disponer de agua potable, las llaves en


buen estado, dispensadores de jabón y medios eléctricos o
desechables para secarse las manos.
76
Comedores:

• El área de comedores debe cumplir con características mínimas


como: mesas de superficie lavable y bancas, agua potable para
lavar manos y vajillas; piso lavable, basureros con tapas, debe
estar techado bajo sombra y separado de la zona de trabajo.

• El sitio de colación se debe mantener limpio y ordenado.

• Debe existir un programa de limpieza y desinfección del


comedor.

Legislación Laboral:

• Todos los trabajadores deben tener contrato de trabajo


vigente, estos se deben archivar y mantener en un lugar de
fácil acceso para ser revisados.

• Se debe mantener copia de todos los contratos, inclusive de los


contratistas.

• Debe existir un sistema de control de horario que permita


verificar que todos los trabajadores cumplen la jornada de
trabajo establecida en el contrato

77
78
Anexo 1. Registros de campo

ANEXO 2. Registros ICA


79
80
81
Anexo 3. Formato de aplicación de plaguicidas

Anexo 4. Formato de aplicación de fertilizantes

82
Anexo 5 Mantenimiento equipos de aplicación

Anexo 6. Registro de capacitación del personal

83
Anexo 7. Registros de higiene del predio

Anexo 8. Seguridad e higiene del personal

84
Anexo 9. Registros de auditoría interna

Anexo 10. Parámetros BPA de las condiciones de cultivo

85
Anexo 11. Plan Operativo de limpieza y
Desinfección

Anexo 12. Protocolo para limpieza y desinfección

86
Anexo 13. Formato verificación de limpieza y desinfección
semanal

87
Anexo 14. Formato verificación de limpieza y desinfección
diaria de vehículos

Anexo 15. Formato de monitoreo de plagas

88
Anexo 16. Extractos usados en el control de plagas

89
Anexo 17. Resumen de matriz de impactos ambientales en el
cultivo de Gulupa

90
91
92
BIBLIOGRAFÍA
6
Amaya R. 2009 . “El cultivo del gulupa” Pasiflora Gerencia Regional
Agraria La Libertad, Trujillo-Perú. ,

Anuario estadístico del sector Agropecuario en el departamento


de Antioquia 2012. Gobernación de Antioquia.

Cadena Productiva Frutícola. 2006. Manual técnico del cultivo de


gulupa (Passiflora pinnatistipula) Neiva: Secretaría técnica.

Centro Integral de Agricultura Tropical. 2012. Cultivo de gulupa


(Passiflora pinnatistipula) establecido con Buenas Prácticas
Agrícolas (BPA) en el Centro Internacional de Agricultura Tropical
CIAT.

Chacón, C. 1987. Guía práctica para el cultivo de gulupa en el Valle


del Cauca. ICA, Palmira, Colombia.

Decreto 3075. Buenas Prácticas de Manufactura. Diario Oficial


43.205 de diciembre 31 de 1991. (1997 -12- 23).

Icontec. NTC 5400. Norma Técnica Colombiana de Buenas


Prácticas Agrícolas. 2005. Colombia. 27.

Jaramillo V, J.; Cárdenas R, J.; Orozco A, J. 2008. Manual sobre el


cultivo del gulupa (Passiflora pinnatistipula) en Colombia. Corpoica,
C.I. Palmira.

Jaramillo J., Cárdenas J., Orozco J. Manual sobre el cultivo del


gulupa (Passiflora pinnatistipula) en Colombia. [Internet]: Corpoica
2008 [Consulta: Noviembre 2013].
93
Magnitskiy. S. Manejo de la Fertilización en Pasifloráceas.
Consultado el 9 Noviembre de 2013, Disponible:
http://www.yumpu.com/es/document/ view/14239313/manejo-de-
la-fertilizacion-en-pasifloraceas-asohofrucol.

Miranda D., Fisher G., Carranza C., Piedrahita W., et al. Cultivo,
poscosecha y comercialización de las pasifloráceas en Colombia:
maracuyá, granadilla, gulupa y curuba. [Internet] Primera Edición,
Bogotá: Epígrafe Ltda.; 2009 [Consulta: Noviembre 2013].
http://epigrafe.com.

Norma Técnica Colombiana, 1267. Frutas frescas. gulupa


Especificaciones (1979-05-02).

Reina C. 1999. Manejo Poscosecha y evaluación de la calidad de


gulupa (Passiflora pinnatistipula) Neiva: Universidad
Surcolombiana, 1999.

Resultados Encuesta Nacional Agropecuaria (DANE-ENA) 2011.


Consultado el 15 octubre 2013. Disponible en:
http://www.dane.gov.co/files/investigaciones/
agropecuario/ena/doc_anexos_ena_2011.pdf

Romero R., A; González M., A. (2012). Cultivo de gulupa (Passiflora


pinnatistipula) establecido con buenas prácticas agrícolas (BPA)
en el Centro Internacional de Agricultura Tropical, CIAT.
Consultado el 9 de Noviembre del 2013, del sitio web CIA

94
8

GLOSARIO 8
Abono: cualquier sustancia orgánica o inorgánica que, agregada al
suelo o a la parte aérea de la planta, estimula su crecimiento y
aumenta su rendimiento.

Abono orgánico: es la aplicación de materia orgánica de origen


animal o vegetal al suelo con el objeto de mejorar sus
características de textura y estructura, promover y facilitar la
existencia de organismos vivos en él y estimular el crecimiento de
la planta y aumentar su rendimiento.

Acreditar: demostrar a través de un documento fidedigno y


reconocido la existencia de una capacidad o idoneidad en una
materia en particular (Acreditado).

Autoevaluación: evaluación del grado de cumplimiento de las BPA


de acuerdo a una pauta preestablecida realizada en forma
voluntaria por la unidad productiva.

Carencia: tiempo, medido en días, que media entre la aplicación de


un agroquímico y la cosecha del producto.

Compostaje: fermentación aeróbica de una mezcla de materias


orgánicas, en condiciones específicas de humedad y temperatura.

Desinfección: acción que tiene como objetivo la destrucción de


todas las formas vegetativas de microorganismos excluyendo los
formadores de esporas.

Herbicida: fitosanitario destinado al control de las malezas. 95


Inocuo: que no provoca daño, que no perjudica.

Limpieza: la eliminación de tierra, residuos de alimentos, suciedad,


grasa u otras materias objetables desde suelos, cubiertas y todo
tipo de utensilio, artefacto o herramienta que puede estar en
contacto con el producto.

Manejo Integrado de Plagas: sistema de control de arvenses,


insectos plagas y enfermedades agrícolas compuesto por medidas
de monitoreo de plagas y enemigos naturales, control biológico,
químico y de manejo (elección de variedad, densidad de plantación,
orientación, etc.) destinado a minimizar el efecto del control
fitosanitario sobre el medio ambiente, la biodiversidad y la salud
de las personas.

Monitoreo: secuencia planificada de observaciones o mediciones


relacionadas con el cumplimiento de una buena práctica en
particular.

Peligro: agente biológico, químico o físico que puede comprometer


la inocuidad alimentaria y/o la salud de los cultivos.

Persona capacitada: persona que ha recibido alguna instrucción o


adiestramiento acreditado en materias referidas a algún teme o
ámbito.

Producto fitosanitario: concepto más genérico que plaguicida y


sinónimo. Incluye todo compuesto químico, orgánico e inorgánico, o
sustancia natural que se utiliza para combatir plagas,
enfermedades y malezas potencialmente capaces de causar
perjuicios a nivel económico. Se entenderá como tal a cada
producto formulado y sus substancias activas con aptitudes
insecticidas, acaricidas, nematicidas, molusquicidas, rodenticidas,
fungicidas, bactericidas, herbicidas, defoliantes, desecantes,
fitorreguladores, coadyuvantes, atrayentes, feromonas,
repelentes y otros utilizados en la producción agrícola y forestal.

Producción primaria: fase de la cadena agroalimentaria hasta


alcanzar el primer nivel de elaboración o procesamiento.

96
Registro: documento que presenta resultados obtenidos de
manera sistemática o proporciona evidencia de actividades
desarrolladas.

Riesgo: probabilidad de que aparezca un peligro para la salud


humana y la sanidad animal y vegetal.

Trazabilidad: mecanismo por el cual se tiene información acerca


de un producto que puede ser individualizado desde su origen
hasta su consumo.

Verificación: aplicación de métodos, procedimientos, ensayos y


otras evaluaciones, además del monitoreo, para constatar el
cumplimiento de las BPA

97
MANUAL DE BPA PARA CULTIVO DE GULUPA

JERSON ACOSTA
CRISTIAN DOMINGUEZ
CRISTIAN SANDOVAL
98
99