Está en la página 1de 2

La aplicación conecta a consumidores con productores agrícolas.

Ginna Jiménez es una joven emprendedora que, a sus 18 años, desarrolló


una aplicación que resuelve uno de los principales problemas de la
economía agropecuaria: la intermediación comercial.
Desde Toca (Boyacá) dirige Comproagro, una plataforma virtual en la que
agricultores de todo el país ofrecen sus productos directamente al
comprador final.
¿De dónde la nació la idea de crear Comproagro?
Inicié con la empresa porque mi familia es agricultora. Mis abuelos
siempre han sembrado, pero muchas veces se han enfrentado a pérdidas
por los bajos precios a intermediarios. A raíz de eso, y también por la
sobreoferta, mi mamá perdió mucho dinero, entonces con mi hermano
decidimos hacer algo para evitar que siguieran pasando esas cosas.
¿Qué ventajas adquieren los agricultores que venden sin
intermediación?
Al eliminar parte de la cadena de intermediación, los agricultores pueden
mejorar sus ingresos y dignificar su condición de vida. Esto evita que dejen
el campo, uno de los problemas que afectan al sector rural, que al no
mostrar rentabilidad, empuja a los jóvenes a buscar otras opciones de
vida.
¿Qué tanto mejora el ingreso al usar la plataforma?
Un intermediario llega a la finca de un agricultor y paga un producto a un
monto. Pero cuando las personas lo compran en algún supermercado,
pagan hasta dos y tres veces más caro de lo que en realidad le llegó al
agricultor. Entonces se busca que ese dinero de más le llegue
directamente al agricultor.
¿Cómo funciona la aplicación para los usuarios?
Esto es como una red social. Los agricultores entran, crean su perfil, suben
sus fotos, inscriben los productos que tienen, la ubicación y cada cuánto
los producen. Entonces, si alguien está interesado en conseguir algo,
busca el producto que quiere y le salen los productores que actualmente
lo están ofertando.
¿Hay forma de pagar los productos virtualmente?
No, se tienen que contactar directamente. Ellos definen el tema logístico y
cómo se hará la entrega del dinero.
Ya llevan dos años, ¿con cuántos usuarios cuentan actualmente?
Tenemos mas de 12.000 usuarios y estamos funcionando en 29
departamentos.
¿La aplicación tienen algún costo?
No, es totalmente gratuita para agricultores y consumidores. Nosotros nos
beneficiamos es usándola, porque vendemos nuestros productos al Grupo
Éxito, y contamos con un centro de acopio en Toca (Boyacá), donde
generamos empleo a madres cabeza de familia y damos valor agregado a
los productos.
¿Cómo le llega la plataforma a los agricultores?
Se ha movido por redes sociales y por publicidad en medios. Hemos es
llegado a los jóvenes, a los hijos de quienes cultivan. Son ellos quienes
inscriben a sus familiares.
LOS CONTRASTES
“Uno de los principales problemas del sector arrocero es la
comercialización. Hay que impulsar un mayor compromiso de la industria”.
Buscan ser la app agraria más grande del país
Una de las metas de Jiménez es hacer de Comproagro la plataforma virtual
agropecuaria más grande del país. Por eso, durante 2018, planea lanzar
una nueva aplicación y agregar el método de pago en línea, dado que ha
venido siendo una necesidad de los compradores interesados en los
productos.
Así mismo, quieren controlar más lo que se ofrece en la plataforma y a los
productores para que las alianzas, que ya están realizando con algunas
entidades, estén también enfocadas en mejorar los procesos de siembra y
recolección. Es decir, buscan incluir también procesos de asistencia
técnica.