Está en la página 1de 1

LA LESIÓN DEL FUTBOLISTA Y EL VENCIMIENTO DEL PLAZO DE SU

CONTRATO. A PROPÓSITO DE VERSIONES ACERCA DEL CASO RIQUELME.

En estos últimos días han circulado versiones acerca de la situación del jugador Riquelme a
propósito de su lesión y el próximo vencimiento del plazo de su contrato profesional.

En tal sentido y desde un punto de vista estrictamente jurídico debemos señalar que el
vencimiento del plazo del contrato del futbolista que padece las consecuencias de una
lesión, no importa para el club la obligación de renovación del vínculo ni produce la
automática reconducción del contrato laboral.

Sólo importa para el club la obligación de pagarle la remuneración convenida en el contrato,


incluidos premios.

Esta obligación del club subsiste hasta que el jugador sea dado de alta y aunque el alta
médica se otorgue luego del vencimiento del contrato. Si el alta médica sobreviene luego del
vencimiento contractual y del cierre del registro de contratos, AFA otorgará un plazo de 20
días al jugador para posibilitar su incorporación a otro club
.
Todas estas previsiones emergen del Convenio Colectivo 557/09 que rige la relación
futbolista – club deportivo. En ese sentido este Convenio mejora la redacción del anterior
430/75 siempre en protección del jugador. Así, incluye dos aspectos que, si bien podían
surgir implícitamente del espíritu del anterior Convenio, hoy están incorporadas al texto
normativo: la lesión producida “in itinere” y que la obligación del club se mantiene aunque
el alta médica se otorgue después del vencimiento del contrato.

El Convenio Colectivo argentino se diferencia en ese sentido de otras normas como, por
ejemplo, el Convenio Colectivo español de 2008 que dispone que el club debe pagar las
retribuciones al jugador lesionado “hasta su alta o finalización del periodo contractual”, y el
“Accordo Collettivo” italiano que determina que en caso de lesión el club debe pagar la
retribución establecida en el contrato hasta la finalización del mismo.

Por su parte y con similar redacción al argentino, el Estatuto del Futbolista Profesional
Uruguayo reconoce esta obligación del club frente al jugador lesionado aún después de
finalizado el contrato “y hasta tanto el Médico del Club lo declare en condiciones de
reintegrarse a la actividad oficial o el futbolista celebrare un nuevo contrato con otra
institución”.

Pero estas normas en protección del trabajador infortunado suponen siempre una obligación
inexcusable del deportista: dar aviso al club de cualquier circunstancia que afecte su salud y
aceptar ser examinado por los facultativos de la entidad deportiva y someterse a sus
indicaciones siempre que no contradigan las del médico de su elección.

Esta obligación del futbolista es obvia y hace al interés del club ya que la responsabilidad del
empleador depende de la detección de la causa de la lesión y del lapso de tiempo que
demandará su tratamiento hasta el alta médica.