Está en la página 1de 47

FACULTAD DE HUMANIDADES

ESCUELA PROFESIONAL DE PSICOLOGÍA

“PSICOLOGÍA HUMANISTA:

ESTUDIO DE ALGUNOS DE SUS APORTES”

DOCENTE:

Gladis Cecilia, Orbegoso Faccio

CURSO:

Psicología del Desarrollo

INTEGRANTES:

Izquierdo, Evely

La Rosa Aspajo, Liz

Eslava, Karina

Meregildo, Reydi

Gordillo Anaya, Vania del Pilar

Valderrama Gaitán, L.Yamilet

TRUJILLO-PERÚ

2015
ÍNDICE

I.- INTRODUCCIÓN

II.- DEDICATORIA

III.- AGRADECIMIENTO

IV. CAPÍTULO I: HISTORIA DE LA PSICOLOGÍA HUMANISTA

1.1 Antecedentes de la Psicología Humanista

1.2 Desarrollo de la Psicología Humanista

1.2.1 Concepción Filosófica del Humanismo

1.2.2 El Modelo Humanista

1.2.3 Bases teóricas y filosóficas

A. El Existencialismo

B. La Fenomenología

1.3 Postulados Básicos de la Teoría Humanista

V. CAPÍTULO II: PRINCIPALES REPRESENTANTES DEL HUMANISMO

2.1 Abraham Maslow

2.1.1 La Biografía

2.1.2 Teoría Humanista

2.1.3 Jerarquía de Necesidades

A. Necesidades Básicas

B. Necesidades de seguridad y protección

C. Necesidades sociales (afiliación)

D. Necesidades de estima (reconocimiento)

E. Autorrealización

2.1.4 Características generales de la Teoría de Abraham Maslow

2.1.5 Críticas a su teoría

2.2 Carl Rogers y el Enfoque centrado en la Persona

2.2.1 Biografía

Página 2
2.2.2 Pensamiento

2.2.3 Teoría de la personalidad

A. Características del niño

B. El desarrollo del Yo

C. La Necesidad de consideración

2.2.4 Aportes a la Educación

2.2.5 Postulados

2.2.6 Actitudes básicas

2.2.7 La persona funcional al completo

D. Apertura de la experiencia

E. Vivencia existencial

F. Confianza organísmica

G. Libertad experiencial

H. Creatividad

2.2.8 Terapia

A. Condiciones

B. Proceso

C. Resultados

2.3 Rollo May

2.3.1 Biografía

2.3.2 Antecedentes del existencialismo

2.3.3 Psicopatología

2.3.4 Psicoterapia

2.3.5 Criticas a la teoría de May

CAPÍTULO III:

3.1 Conclusiones

3.2 Anexos

3.3 Referencias bibliográficas

Página 3
INTRODUCCIÓN

Este trabajo compilatorio, ingresa a su juventud; pues fue desarrollado a mediados

de los 90; y aborda fundamentalmente los Antecedentes y el

Desarrollo del Modelo Humanista; por lo tanto, a lo largo de las siguientes páginas,

hablaremos primero sobre los orígenes de la Psicología Humanista que surgió

como la "Tercera Fuerza" de la Psicología, para contrarrestar el impetuoso avance

del Psicoanálisis y el conductismo (Behaviorismo) que definían al sujeto

como producto de su bioquímica celular y de su medio familiar y social, y no como

un ser humano, responsable, potencial, con necesidades propias y de

autorrealización.

En segundo lugar, abordaremos las fuentes teóricas y filosóficas de los cuales se

nutre el Modelo Humanista, retomando los aportes de Rogers, Maslow, entre otros.

Esperando que el contenido desarrollado, responda a las expectativas del lector y

obtenga una amplia información sobre la Psicología Humanista.

Página 4
DEDICATORIA

Para aquellos estudiantes que se toman el tiempo de leer y averiguar sobre los

inicios, surgimiento y aportes de la Psicología Humanista.

Página 5
AGRADECIMIENTO

Principalmente a nuestros padres por su apoyo incondicional, esfuerzo y

dedicación para lograr que seamos unos profesionales del mañana, a mi

profesora que por su exigencia y empeño en su labor pedagógica, consolida

sus enseñanzas día a día e impregna en nuevas ansias del saber.

Página 6
CAPÍTULO I

HISTORIA DE LA PSICOLOGÍA HUMANISTA

Página 7
2.3 Antecedentes de la Psicología Humanista

La psicología humanista o “tercera fuerza” es una escuela que pone de relieve la

experiencia no verbal y los estados alterados de conciencia como medio de realizar el

pleno potencial humano. Surge durante las décadas cincuenta y sesenta del siglo XX

en Estados Unidos, sometido a influencias de tres tipos: filosóficas, sociales, culturales

y propiamente psicológicas.

La Psicología Humanista pretende llegar a la felicidad el hombre a través de su

estilo y sentido a la felicidad del hombre a través de su estilo y sentido de vida, dando

importancia a los valores, la autorrealización, la interrelación, la libertad, las

necesidades y la humanización propiamente dicha. Para sus exponentes (Maslow,

May, Rogers, Buhler, Allport, Sutich, Buber y otros) esta nueva corriente trataba de

volver a poner al hombre en el centro de la psicología, convertida cada vez más en

científica, fría y deshumanizada. Criticando, por lo tanto, al psicoanálisis ortodoxo y al

conductismo, que trataban al hombre como un producto de su bioquímica celular y de

su medio familiar y social, y de haberlo reducido a un objeto de estudio.

Página 8
El pensamiento que influyó en el surgimiento de esta corriente es muy amplio y podría

resumirse como el que generaron todos aquellos que se han resistido a reducir a la

psicología y el estudio de los seres humanos a una mera ciencia natural. Sin embargo,

se pueden sistematizar sus influencias en varios grupos principales:

 En cuanto a la crítica al mecanicismo y reduccionismo de la psicología en tanto

ciencia natural, y su propuesta de poner énfasis en la intencionalidad del ser

humano como individuo total, se puede citar a Franz Brentano y su concepto de

intencionalidad, a Oswald Külpe con su antielementarismo, a Wilhelm Dilthey y

a William James con su estudio sobre la conciencia y la introspección.

 En el aporte de figuras disidentes de la ortodoxia freudiana se pueden contar

como influencias a Erich Fromm con su foco en la búsqueda existencial de los

seres humanos, a Karen Horney, a Erik Erickson con su concepción sociocultural

del desarrollo humano, a Fritz Perls y el desarrollo de la terapia gestalt, a Carl

Gustav Jung con su estudio de la espiritualidad humana y su lucha por

autodesarrollarse, a Alfred Adler con el complejo de inferioridad y su ulterior

voluntad de poderío, a Wilhelm Reich con su reivindicación del cuerpo en la

psicoterapia, a Eric Berne con su contribución sobre los juegos psicológicos y

el guion psicológico, y a Viktor Frankl, con la creación de la logoterapia y la

búsqueda del sentido de la existencia que esta propone.

 Las teorías de la personalidad que emergieron en esos momentos y que

intentaron mostrar al ser humano más en función de sus motivaciones y

necesidades que en función de sus patologías o determinaciones, como las

de Gordon Allport y Henry Murray.

Página 9
 El método fenomenológico redefinido por Edmund Husserl, la ontología de Martin

Heidegger, la teoría existencial deSøren Kierkegaard, que influyó a autores

como Karl Jaspers, Medard Boss y Ludwig Binswanger (en Europa) y Rollo May

2.4 Desarrollo de la Psicología Humanista

1.2.1 Concepción Filosófica del Humanismo

Hoy se habla de un humanismo del trabajo, humanismo de la ciencia, humanismo

de la técnica, etc. y, cuando se trata del modo de concebirlo, se hace referencia a un

humanismo racionalista o cultural, a un humanismo cristiano, a un humanismo

marxista, a un humanismo existencialista, a un humanismo socialista, a un humanismo

democrático progresista, a un humanismo integral, a un humanismo planetario, a un

humanismo universalista, etc., que se disputan la interpretación del hombre

contemporáneo y su sociedad respectiva.

El humanismo, hoy, es una manera de vivir nuestra condición humana. Como dice

Furter, no es una conquista de lo perdido (humanismo clásico), ni la protección del

hombre bueno (humanitarismo), sino una tarea en la cual el hombre va a medir a sí

mismo y a medir el mundo. El hombre, asumiendo su humanismo, no niega ni huye del

mundo, se sitúa dentro de él, procurando por su praxis, transformarlo en su mundo. El

humanismo, pues, no es una fórmula, ni un sistema, ni una filosofía, sino una manera

de vivir nuestra condición humana, un estilo de asumir lo humano.

1.2.2 El modelo Humanista

Página
10
El Modelo de la psicología humanista comprende un movimiento que persigue la

renovación del pensamiento psicológico según el espíritu del humanismo y

del existencialismo no se trata de una escuela unitaria, homogénea porque para ello le

falta la necesaria base teórica.

El objetivo que se propone la psicología humanista consiste en la superación de una

imagen determinista y mecanicista del ser humano, así como la atención de la

actividad investigadora hacia la persona en su vida cotidiana.

La psicología humanista pretende buscar nuevas respuesta a la pregunta por el

sentido de la vida y por la plenitud de la existencia humana en un entorno

condicionado por la tecnología.

La psicología humanista se propone utilizar sus conocimientos para configurar un

entorno vital acorde con la dignidad humana para que cada cual pueda desarrollarse

libremente y al mismo tiempo asumir responsabilidades hacia la comunidad.

1.2.3 Bases teóricas y filosóficas

Toda técnica, toda ciencia, todo método, implica un correlato teórico filosófico, es

decir un marco que le permita sustentarse y que le nutra de fuentes y bases

explicativas. Así, consideramos que es necesario exponer brevemente cuales son las

fuentes teórico-filosóficos, a partir de los cuales se desarrolla el Humanismo y como se

engarza en la Psicología. Entre las principales fuentes del Humanismo tenemos: El

Existencialismo y La Fenomenología.

A. El Existencialismo

Página
11
Corriente filosófica que surge después de la Primera Guerra Mundial en Alemania, y

luego en Francia; después de la Segunda Guerra Mundial en otros países, entre ellos

los Estados Unidos; como un intento de crear una nueva concepción del mundo en

consonancia con los estados de ánimo de la intelectualidad burguesa. El término

"existencialismo" fué introducido por el neokantiano Fritz Heinermann (1929). Las

fuentes ideológicas del existencialismo son: La filosofía de la vida, la fenomenología

de Husserl, la doctrina místico religiosa de Kierkegard. Entre los exponentes de esta

filosofía encontramos a Marcel, Jaspers, Heidegger, Sartre y Camus, siendo las

propuestas de Heidegger y Sartre las más desarrolladas. Afirman

los filósofos existencialistas que el principal vicio del pensamiento racional estriba en

tomar como punto de partida el principio de la contraposición entre sujeto y objeto, o

sea, el dividir el mundo en dos esferas; La objetiva y la subjetiva. El pensamiento

racional veía toda la realidad tan sólo como objeto, como "esencia", como algo ajeno

al hombre. La filosofía auténtica, desde el punto de vista del existencialismo, ha de

partir de la unidad entre sujeto y objeto, o sea el dividir al mundo en dos esferas la

objetiva y la subjetiva.

Sería ingenuo tratar de exponer las doctrinas del existencialismo, propuestas por

algunos pensadores. Nos limitaremos a esbozar algunas nociones que tienen relación

en el contexto que nos estamos refiriendo.

El hombre es considerado como un ente y responsable, completamente consciente

de su vida y hacedor de su destino, que él va forjando constantemente; mas no como

individuo aislado, sino como ser en el mundo, es decir, dentro de una comunión, la

cual va creando su mundo, al "iluminarlo", y el mundo lo va creando a él. La conciencia

de un destino final en la nada es la que produce la condición humana básica: la

angustia.

Página
12
El individuo sano es aquel que, de un modo consciente y responsable, se

desenvuelve en un permanente devenir, elige su propio camino y los medios para

seguirlo, vive en comunión constante con las cosas (Unwelt), con los otros hombres

(Mitwelt) y consigo mismo (Eigenwelt). La psicopatología aparece cuando eso no

ocurre; cuando el hombre, traicionándose a sí mismo, claudica, huye a la

inautenticidad, sufre el consecuente sentimiento de culpa y comienza a hundirse en

intentos espurios de un existir alienado. Crea entonces su o sus "mundos", alejados de

su verdad existencial, y se debate en ellos en una estéril lucha sin fin.

No existen "técnicas" de psicoterapia existencial. Desde el punto de vista de los

pensadores, el empleo de artificios técnicos, el "manejo" del paciente en cualquier

forma, significarán una contradicción, puesto que negaría su entidad como Dasein,

como existente libre y responsable, al convertirlo en una cosa que se manipula. De ahí

que no haya métodos y sistemas definidos, ni "sistemas" descritos. Se postula, sí, una

relación entre terapeuta y paciente, relación íntima, con la característica de un

"encuentro" existencial; es decir, una comunión en que ambos están comprendidos y

viven en mundos cercanos o en el mismo mundo.

B. La Fenomenología

Corriente idealista subjetiva fundada por Husserl; ha ejercido una gran influencia

sobre la filosofía contemporánea. El concepto central de la Fenomenología -la

"intencionalidad" de la conciencia (su orientación hacia el objeto)- está destinado a

sustentar el principio idealista subjetivo de que "no hay objeto sin sujeto". Los

requisitos básicos del método fenomenológico son: La reducción fenomenológica, es

decir abstenerse de formular juicios de cualquier clase que conciernan a la realidad

objetiva y que rebasen los límites de la experiencia "pura" (o sea subjetiva)

Página
13
y la reducción trascendental, es decir, el ver al propio sujeto del conocimiento no como

un ser real, empírico, social y psicofisiológico, sino como conciencia "pura",

trascendental. Las ideas de la fenomenología han servido de base filosófica al

existencialismo (Max Scheler, Heidegger). El centro teórico de la corriente

fenomenológica se encuentra en el archivo de Husserl (1859-1938), quien continuando

con el pensamiento de Franz Brentano (1838-1917), introdujo un cambio en

el procedimiento metodológico de la ciencia.

La fenomenología según Husserl, no es conocimiento en sentido verdadero, sino un

mirar espiritual, intuición. Para Husserl, el hombre no es el resultado o el punto de

intersección de causalidades varias que determinan su cuerpo o su psique; el hombre

no puede concebirse como parte del mudo ni como simple objeto de la biología, de la

psicología y la sociología; ni agotarse completamente en el universo de las ciencias;

todo lo que el hombre sabe sobre el mundo, incluso lo aprendido a través de la

ciencia, lo conoce a partir de su visión o experiencia del mundo, sin la cual

los símbolos de las ciencias carecerían de sentido.

1.3 Postulados Básicos De La Teoría Humanista

La psicología humanista es más un movimiento que una escuela, e incluso más

aún el reflejo de una actitud sobre el ser humano y el conocimiento. Postulados

básicos sobre el hombre:

 Es más que la suma de sus partes.

 Lleva a cabo su existencia en un contexto humano.

 Es consciente.

 Tiene capacidad de elección.

 Es intencional en sus propósitos, sus experiencias valorativas, su creatividad y

la comprensión de significados.

Página
14
Además los integrantes del movimiento comparten:

 El afán por centrarse en la persona, su experiencia interior, el significado que la

persona da a sus experiencias y en la auto-presencia que esto supone.

 Enfatización de las características distintivas y específicamente humanas:

decisión, creatividad, autorrealización, etc.

 Mantenimiento del criterio de significación intrínseca en la selección de

problemas a investigar, en contra de un valor inspirado únicamente en el valor

de la objetividad.

 Compromiso con el valor de la dignidad humana e interés en el desarrollo

pleno del potencial inherente a cada persona; es central la persona tal como se

descubre a sí misma y en relación con las restantes personas y grupos

sociales.

Gordon Allport distinguió dos orientaciones en psicología:

 La orientación ideográfica: pone el énfasis en la experiencia individual, en el

caso único.

 La orientación nomotética: se interesa por abstracciones estadísticas tales

como medias o desviaciones típicas. Allport creyó que un riesgo de la

psicología que busca la credibilidad científica es la pérdida de lo que tendría

ser más importante para la psicología: la experiencia individual. No negó la

orientación nomotética, pero reclamó un puesto para la ideográfica.

Página
15
CAPÍTULO II

REPRESENTANTES DEL HUMANISMO

Página
16
2.1 Abraham Maslow

2.1.1 Biografía

Nació en Brooklyn, Nueva York, 1 de abril de 1908. fue

un psicólogo estadounidense conocido como uno de los fundadores y principales

exponentes de la psicología humanista, una corriente psicológica que postula la

existencia de una tendencia humana básica hacia la salud mental, la que se

manifestaría como una serie de procesos de búsqueda de auto-

actualización y autorrealización. Su posición se suele clasificar en psicología como una

«tercera fuerza», y se ubica teórica y técnicamente entre los paradigmas

del conductismo y el psicoanálisis. Sus últimos trabajos lo definen además como

pionero de la psicología. El desarrollo teórico más conocido de Maslow es la pirámide

de las necesidades, modelo que plantea una jerarquía de las necesidades, en la que la

satisfacción de las necesidades más básicas o subordinadas da lugar a la generación

sucesiva de necesidades más altas o superordinadas. El 8 de junio de 1970 murió

en California a causa de un infarto del miocardio.

2.1.2 Teoría Humanista

Abraham Maslow influyó notablemente en la visión del mundo para la sociedad.

Proporcionó un nuevo rostro al estudio del comportamiento humano. Llamó a su nueva

disciplina «Psicología Humanista”. Su vida familiar y sus experiencias influyeron en

sus ideas psicológicas. Tras la Segunda Guerra Mundial, Maslow comenzó a

cuestionarse el modo en que los psicólogos llegan a sus conclusiones, y, aunque no

Página
17
estaba totalmente en desacuerdo, tenía sus propias ideas sobre cómo entender la

mente humana.

Los psicólogos humanistas postulan que todas las personas tienen un intenso deseo

de realizar completamente su potencial, para alcanzar un nivel de «autorrealización».

Para probar que los seres humanos no solamente reaccionan ciegamente a las

situaciones, sino que tratan de realizar una tarea mayor, Maslow estudió mentalmente

a individuos saludables en lugar de a personas con serios problemas psicológicos.

Esto le proporcionó información para su teoría de que la gente vive «experiencia

cumbre», momentos sublimes en la vida en los que el individuo está en armonía

consigo mismo y con su entorno. Desde la perspectiva de Maslow, las personas

autorrealizadas pueden vivir muchas experiencias cumbre durante el día, mientras que

otras tienen esas experiencias con menor frecuencia.

2.1.3 Jerarquía de Necesidades

La escala de las necesidades se describe como una pirámide de cinco niveles: los

cuatro primeros niveles pueden ser agrupados como «necesidades de déficit» (déficit

needs o D-needs) (primordiales); al nivel superior lo denominó por última vez

«autorrealización», «motivación de crecimiento», o «necesidad de ser» (being

needs o B-needs).

La idea básica es: sólo se atienden necesidades superiores cuando se han

satisfecho las necesidades inferiores, es decir, todos aspiramos a satisfacer

necesidades superiores. Las fuerzas de crecimiento dan lugar a un movimiento

ascendente en la jerarquía, mientras que las fuerzas regresivas empujan las

necesidades prepotentes hacia abajo en la jerarquía. Según la pirámide de Maslow

dispondríamos de:

Página
18
A. Necesidades Básicas

Son necesidades fisiológicas básicas para mantener la homeostasis (referentes

a la supervivencia):

 Necesidad de respirar, beber agua (hidratarse) y alimentarse.

 Necesidad de dormir (descansar) y eliminar los desechos corporales.

 Necesidad de evitar el dolor.

 Necesidad de mantener la temperatura corporal, en un ambiente cálido o con

vestimenta.

B. Necesidades de seguridad y protección

Surgen cuando las necesidades fisiológicas están satisfechas. Se refieren a

sentirse seguro y protegido:

 Seguridad física (asegurar la integridad del propio cuerpo) y de salud

(asegurar el buen funcionamiento del cuerpo).

 Necesidad de proteger tus bienes y tus activos (casa, dinero, automóvil,

etc.)

 Necesidad de vivienda (protección).

C. Necesidades sociales (afiliación)

Son las relacionadas con nuestra naturaleza social:

 Función de relación (amistad, pareja, colegas o familia).

 Aceptación social.

Página
19
D. Necesidades de estima (reconocimiento)

Maslow describió dos tipos de necesidades de estima, una alta y otra baja.

 La estima alta concierne a la necesidad del respeto a uno mismo, e incluye

sentimientos tales como confianza, competencia, maestría, logros,

independencia y libertad.

 La estima baja concierne al respeto de las demás personas: la necesidad

de atención, aprecio, reconocimiento, reputación, estatus, dignidad, fama,

gloria, e incluso dominio.

La merma de estas necesidades se refleja en una baja autoestima e ideas de

inferioridad. El tener satisfecha esta necesidad apoya el sentido de vida y la valoración

como individuo y profesional, que tranquilamente puede escalonar y avanzar hacia la

necesidad de la autorrealización.

La necesidad de autoestima es la necesidad del equilibrio en el ser humano, dado que

se constituye en el pilar fundamental para que el individuo se convierta en el hombre

de éxito que siempre ha soñado, o en un hombre abocado hacia el fracaso, el cual no

puede lograr nada por sus propios medios

E. Autorrealización

Este último nivel es algo diferente y Maslow utilizó varios términos para

denominarlo: motivación de crecimiento, necesidad de ser y «autorrealización.

Es la necesidad psicológica más elevada del ser humano, se halla en la cima

de las jerarquías, y es a través de su satisfacción que se encuentra una

justificación o un sentido válido a la vida mediante el desarrollo potencial de

Página
20
una actividad. Se llega a ésta cuando todos los niveles anteriores han sido

alcanzados y completados, o al menos, hasta cierto punto.

2.1.4 Personas Autorrealizadas

Maslow consideró autorrealizadas a un grupo de personajes históricos que estimaba

cumplían dichos criterios: Abraham Lincoln, Thomas Jefferson, Mahatma

Gandhi, Albert Einstein, Eleanor Roosevelt, William James, entre otros.5

Maslow dedujo de sus biografías, escritos y actividades una serie de cualidades

similares. Estimaba que eran personas:

 Centradas en la realidad, que sabían diferenciar lo falso o ficticio de lo real

y genuino.

 Centradas en los problemas, que enfrentan los problemas en virtud de sus

soluciones.

 Con una percepción diferente de los significados y los fines.

En sus relaciones con los demás, eran personas:

 Con necesidad de privacidad, sintiéndose cómodos en esta situación.

 Independientes de la cultura y el entorno dominante, basándose más en

experiencias y juicios propios.

 Resistentes a la enculturación, pues no eran susceptibles a la presión social;

eran inconformistas.

 Con sentido del humor no hostil, prefiriendo bromas de sí mismos o de la

condición humana.

 Buena aceptación de sí mismos y de los demás, tal como eran, no

pretenciosos ni artificiales.

Página
21
 Frescura en la apreciación, creativa, inventiva y original.

 Con tendencia a vivir con más intensidad las experiencias que el resto de la

humanidad.

2.1.5 Características generales de la Teoría de Abraham Maslow

 Sólo las necesidades no satisfechas influyen en el comportamiento de todas

las personas, pues la necesidad satisfecha no genera comportamiento alguno.

 Las necesidades fisiológicas nacen con la persona, el resto de las necesidades

surgen con el transcurso del tiempo.

 A medida que la persona logra controlar sus necesidades básicas aparecen

gradualmente necesidades de orden superior; no todos los individuos sienten

necesidades de autorrealización, debido a que es una conquista individual.

 Las necesidades más elevadas no surgen en la medida en que las más bajas

van siendo satisfechas. Pueden ser concomitantes pero las básicas

predominarán sobre las superiores.

 Las necesidades básicas requieren para su satisfacción un ciclo motivador

relativamente corto, en contraposición, las necesidades superiores requieren

de un ciclo más largo.

2.1.6 Críticas a su teoría

Acorde con Manfred Max Neef y Martin Hopenhayn en el libro Desarrollo a escala

humana (1986), y también con Paul Ekinsen Riquezas sin límites, Atlas Gaia de la

economía verde, a esta concepción de Maslow se le atribuye la legitimación de la

piramidalidad social . Si las necesidades están jerarquizadas y son infinitas, la

sociedad se configurará también jerárquicamente donde sólo la cúspide accede a más

y a más a costa de mantener abajo a una base cuanto más amplia y desposeída más

conveniente. Esto se contrapone a la visión del desarrollo a Escala humana, donde se

Página
22
esgrime que las necesidades son pocas, finitas, clasificables y universales. Forman un

sistema de nueve necesidades con cuatro formas de

realización: subsistencia, protección, afecto, comprensión, participación, creación, recr

eo, identidad y libertad, mediante el ser, el tener, el hacer y el relacionarse.

Mahmoud A. Wahba y Lawrence G. Bridwell realizaron en Maslow Reconsidered: A

Review of Research on the Need Hierarchy Theory (1976) una revisión extensa de la

teoría de Maslow y encontraron escasas evidencias de que este orden de necesidades

de Maslow fuese así o de que existiera jerarquía alguna. La felicidad es subjetiva e

independiente de necesidades y estereotipos culturales, así como también la

autorrealización aún es posible ante carencias materiales, pero no espirituales

2.2 Carl Rogers

2.2.1 Biografía

Carl Ransom Rogers (8 de enero de 1902, Oak Park, Illinois, Estados Unidos - 4 de

febrero de 1987, San Diego, California, Estados Unidos) influyente psicólogo en la

historia estadounidense,

Según Jess Feist (Teorías de la personalidad ,2007 pág. 310) Carl Ransom Rogers

tuvo una relación más estrecha con su madre, nació el 8 de enero de 1902 en Oak

Park, Illinois, Estados Unidos - 4 de febrero de 1987, San Diego, California, Estados

Unidos) influyente psicólogo en la historia estadounidense. Fue el cuarto de los seis

hijos nacidos de Walter y Julia Custing Rogers. Sus padres eran muy religiosos, le

inculcaron el valor del trabajo, un valor que a diferencia de la religión, cultivo durante

toda su vida. Rogers tenía la intención de hacerse agricultor, sin embargo perdió el

interés por esta materia y empezó a interesase por la religión, un viaje que realizo a

Chinapara asistir a un congreso de religión en el tercer año de universidad haría que

Rogers se convirtiera en un pensador más liberal y lo encaminaría hacia la

independencia de las ideas religiosas de sus padres. En el año de 1926 empezó a

Página
23
estudiar psicología clínica y pedagógica, en el año de 1927 quedaría impresionado por

una conferencia de Alfred Adler con su argumento de que no era necesario conocer a

detalle el historial personal para hacer una psicoterapia. Quien junto a Abraham

Maslow llegaría a fundar el enfoque humanista en psicología.

Rogers obtuvo el título de doctor en la universidad de Columbia en 1931, en esta

primera fase de su carrera profesional conoció a Otto Rank el cual le enseño que la

terapia es una relación entre el terapeuta y el cliente que favorece el crecimiento

emocional, gracias a la empatía del terapeuta y su aceptación incondicional del cliente.

En el año de 1942 publicaría su libro Orientación psicológica y psicoterapéutica, en el

cual Rogers restaba importancia a las causas de los trastornos y la identificación y

clasificación de los mismos y destacaba, en cambio, la importancia del crecimiento

interior del paciente (que Rogers llamo “cliente”).El periodo más creativo de su carrera

fue entre los años 1945 y 1957, su terapia evoluciono pasando de ser una terapia que

daba mucha importancia a la metodología, lo que lo que a principios de los cuarenta

se llamó técnica “no directiva”, a ser una terapia centrada exclusivamente en la

relación cliente-terapeuta. En su últimos años de vida, dirigió grupos de trabajo en

Hungría, Brasil, Sudáfrica y la antigua Unión Soviética (Gendlin, 1988). Murió el 4 de

febrero de 1987, de un paro cardiaco.

2.2.2 Pensamiento

Fue partícipe y gestor instrumental en el desarrollo de la terapia no directiva, mejor

conocida como terapia centrada en el cliente, la cual renombró como terapia centrada

en la persona. Esta teoría es conocida por sus siglas en inglés PCA “Person-Centered

Approach” o enfoque centrado en la persona. Sus teorías abarcan no sólo las

interacciones entre el terapeuta y el cliente, sino que también se aplican a todas las

interrelaciones humanas. La terapia rogeriana contrasta con las perspectivas

psicológicas freudianas y las sociales de Alfred Adler y de Albert Bandura, por el uso

Página
24
preferente de la empatía para lograr el proceso de comunicación entre el cliente y el

terapeuta o, por extensión, entre un ser humano y otro.

Rogers supone la relación entre el cliente y el terapeuta como el elemento

fundamental para que se desarrolle el saneamiento del consultante. Mediante el uso

de la escucha empática, la congruencia propia del counselor y la aceptación

incondicional, se intenta promover un ambiente libre de amenazas donde el cliente

pueda expresarse libremente.

Es a través de este escenario donde este último podrá, en su tiempo, conocerse a sí

mismo y así disminuir su ansiedad y tratar aquellas situaciones que le acomplejan.

Para el simple lector, la diferencia tangible reside en que la terapia centrada en el

terapeuta se basa en la capacidad de interpretación del profesional. Mientras que la

terapia centrada en la persona el marco de referencia deja de ser el conocimiento

teórico del terapeuta y se centra en cómo vive el cliente aquello que le está

sucediendo. Dicho en palabras de Rogers "Qué pasa con lo que le pasa". También,

deja de ser una terapia focalizada en resolver el problema, y más bien se interesa en

empatizar con el cliente en lo que está viviendo. Se preocupa por cómo está viviendo

la situación que le toca vivir.

2.2.3 Teoría de la Personalidad

Las proposiciones que están al comienzo de la serie son las más alejadas de la

experiencia del terapeuta y, por lo tanto, las más sospechosas, mientras que las que

aparecen hacia el final se acercan cada vez más al centro de nuestra experiencia.

A. Características del niño

 Percibe su experiencia como una realidad.

 Posee una tendencia innata a actualizar las potencialidades de su

organismo.

Página
25
 Interactúa con su realidad en función de esa tendencia fundamental a la

actualización.

 En su interacción con la realidad, el individuo se comporta como una

totalidad organizada (gestalt).

 Se inicia un proceso de valoración organísmica, en el que el individuo valora

la experiencia al tomar como criterio de referencia la tendencia actualizante.

B. El desarrollo del Yo

 Como consecuencia de la tendencia a la diferenciación

 Como consecuencia de la interacción entre el organismo y el medio.

C. La Necesidad de consideración

 A medida que se exterioriza la conciencia del yo, el individuo desarrolla una

necesidad de consideración positiva. La teoría no se interesa en saber si se

trata de una necesidad innata o adquirida. De acuerdo con Standal, que

formuló este concepto, es una necesidad adquirida:

 La satisfacción de esa necesidad se logra necesariamente por medio de las

inferencias obtenidas a partir del campo experiencial de otra persona.

 La satisfacción de esa necesidad se relaciona con una gama muy amplia de

experiencias del individuo.

 El proceso desatisfacción de la necesidad de consideración positiva es

recíproco, ya que cuando el individuo se da cuenta de que satisface esa

necesidad en otro, satisface, por eso mismo, su propia necesidad de

consideración positiva.

Página
26
 Los efectos de esa satisfacción son intensos en el sentido de que la

consideración positiva manifestada por cualquier persona se comunica, en

aquel que es objeto de ella, al conjunto de la consideración que éste

experimenta hacia esta persona.

2.2.4 Aportes a la Educación

Rogers fue el padre de la no-directividad, según él, el clima psicológico de libertad

favorecía el desarrollo pleno del individuo, valoraba la empatía y la autenticidad. Todo

el proceso educativo debería entonces centrarse en el niño, no en el profesor, no en el

contenido pragmático. Para Rogers, los principios básicos de la enseñanza y del

aprendizaje son: confianza en las potencialidades humanas, pertinencia del asunto

que va a ser aprendido o enseñado, aprendizaje participativo, autoevaluación,

autocrítica y aprendizaje del propio aprendizaje.

El aprendizaje sería tan profundo como importante para la totalidad de la persona que

se educa: no podemos enseñar a otra persona directamente de ahí la importancia al

educador, o facilitador del aprendizaje: él debería crear el clima inicial, comunicar

confianza, aclarar, motivar con congruencia y autenticidad, él llama a esto

“comprensión empática”.

Para Rogers, el objetivo de la educación es ayudar a los alumnos a convertirse en

individuos capaces de tener iniciativa propia para la acción, responsables por sus

acciones, que trabajaran no para obtener la aprobación de los demás, sino para

alcanzar sus propios objetivos.

Página
27
Algunos principios del aprendizaje:

 Los seres humanos tienen natural potencialidad para aprender.

 El aprendizaje significativo se verifica cuando el estudiante percibe que la

materia por estudiar se relaciona con sus propios objetos.

 Es por medio de actos como se adquiere un aprendizaje más significativo.

 El aprendizaje es facilitado cuando el alumno participa de su proceso

responsablemente.

 El aprendizaje auto iniciado que comprende toda la persona del aprendiz (sus

sentimientos al igual que su inteligencia) es el más durable e impregnable.

 El aprendizaje socialmente más útil, en el mundo moderno, es el del propio

proceso de aprendizaje, una continua apertura a la experiencia y a la

incorporación dentro de sí mismo del proceso de cambio.

 Una persona no puede enseñar directamente a otra, solo puede facilitar su

aprendizaje

 Una persona se resiste por medio de la negación o la distorsión a una

experiencia que, al asimilarla, provocaría un cambio en su propia organización.

 La estructura y la organización propias de una persona se vuelven rígidas bajo

amenaza y se relajan si la persona no se siente amenazada

2.2.5 Postulados

 Visión holista y optimista del ser humano.

 El objetivo de la Psicología Humanista es comprender y mejorar la

personalidad.

Página
28
 Todas las personas tienen un potencial de crecimiento y el fin de la persona es

el desarrollo de sus capacidades positivas.

 El eje vertebrador del comportamiento son los procesos motivacionales.

Para Roger lo que diferencia a una persona sana de otra desadaptada es la

calidad de la relación entre su yo (ideales, valores, expectativas, intereses) y su

experiencia.

La personalidad madura y equilibrada es el resultado del proceso de

autorrealización, es decir del proceso de convertirse en persona.

Esto supone cultivarse, crecer y madurar en armonía. Luego, aunque pueda

parecer un proyecto a largo plazo, no es así, significa saber vivir el presente.

2.2.6 Actitudes Básicas

Las tres actitudes básicas o vitales que una persona puede desarrollar con el fin de

salud mental y auto realización son la congruencia, la aceptación incondicional y la

empatía, estos tres puntos vitales son el eje que podrían promover un desarrollo

psicosocial en el mundo, si tan solo las personas lograran asumir la responsabilidad de

estos tres constructos desarrollados por Carl Rogers.

Carl Rogers, uno de los psicólogos más destacados de los tiempos, descubrió que

toda persona posee capacidades para encontrar su camino y mejorarlo, es decir, tener

un estilo de vida ideal y adecuada.

“El individuo posee en sí mismo potenciales, recursos para su propia comprensión,

para cambiar su auto concepto, sus actitudes y para dirigir su conducta, estos recursos

pueden ser liberados a condición de que un determinado clima de actitudes

Página
29
psicológicas facilitadoras pueda ser logrado.” Según Carl Rogers, las tres actitudes

básicas pueden crear un marco propicio para que la persona pueda comprenderse así

misma de una mejor manera, recobra confianza en sí mismo y obtiene una autoestima

indispensable para su bienestar.

Las Tres Actitudes Básicas:

1. Autenticidad:

Carl Rogers también la llama congruencia, esta consiste en que cada persona debe de

“ser, lo que es”, es decir, no usar mascaras. (El concepto de mascara en psicología,

hace alusión de que una persona no muestra quien es, sino que se oculta detrás de

otra personalidad.)

Carl Rogers hace énfasis en que una persona con una actitud congruente, suele ser

una persona sana. Ya que se muestra como es, independientemente del lugar.

2. Aceptación Incondicional:

Esta actitud, implica aceptar a la persona como es, con sus sentimientos y

experiencias. En el ámbito clínico la aceptación Incondicional es entendida por Rogers

como ausencia de evolución o deseo de interferir o modelar, además de respeto e

interés positivo hacia el cliente. Es una aceptación total de la persona y sus conductas,

que genera un clima de seguridad, que permite al cliente explorar en su interior sin

miedos.

3. Empatía:

Carl Rogers, mencionaba que la empatía es la capacidad que se tiene para

comprender la experiencia única de la otra persona, por decirlo así de simple, es “estar

dentro de los zapatos de alguien” y comunicar algo de esta compresión. Desde el

punto de vista clínico es la capacidad de captar el marco de referencia del cliente,

percibir sus significados personales como si fueran propios y acompañarlo en sus

Página
30
sentimientos, de modo que éste pueda explorar con mayor precisión sus experiencias

y clarificar sus sentimientos más profundos.

2.2.6 La persona funcional al completo

Como Maslow, Rogers solo se interesa por describir a la persona sana. Su término

es funcionamiento completo y comprende las siguientes cualidades:

A. Apertura a la experiencia. Esto sería lo opuesto a la defensividad. Es la

percepción precisa de las experiencias propias en el mundo, incluyendo los

propios sentimientos. También comprende la capacidad de aceptar la realidad,

otra vez incluyendo los propios sentimientos. Los sentimientos son una parte

importante de la apertura puesto que conllevan a la valoración organísmica. Si

no puedes abrirte a tus propios sentimientos, no podrás abrirte a la

actualización. La parte difícil es, por supuesto, distinguir los sentimientos reales

de aquellos derivados de la ansiedad subsecuente a cuestione s de valía

personal.

B. Vivencia existencial. Esto correspondería a vivir en el aquí y ahora. Rogers,

siguiendo su tendencia a mantenerse en contacto con la realidad, insiste en

que no vivimos en el pasado ni en el futuro; el primero se ha ido y el último ni

siquiera existe. Sin embargo, esto no significa que no debamos aprender de

nuestro pasado, ni que no debamos planificar o ni siquiera soñar despiertos

con el futuro. Simplemente, debemos reconocer estas cosas por lo que son:

memorias y sueños, los cuales estamos experimentando ahora, en el presente.

C. Confianza organísmica. Debemos permitirnos el dejarnos guiar por los

procesos de evaluación o valoración organísmica. Debemos confiar en

Página
31
nosotros, hacer aquello que creemos que está bien; aquello que surge de

forma natural. Esto, como imagino que podrán observar, se ha convertido en

uno de los puntos espinosos de la teoría rogeriana. La gente diría: “sí, no hay

problema, haz lo que te surja”; o sea, si eres un sádico, haz daño a los demás;

si eres un masoquista, hazte daño; si las drogas o el alcohol te hacen feliz, ve a

por ello; si estás deprimido, suicídate...Desde luego esto no nos suena a

buenos consejos. De hecho, mucho de los excesos de los sesenta y setenta

fueron debidos a esta actitud. Pero a lo que Rogers se refiere es a la confianza

en el propio yo; en el sí mismo real y la única manera que tienes para conocer

lo que es verdaderamente tu self es ¡abriéndote a la experiencia y viviendo de

forma existencialista! En otras palabras, la confianza organísmica asume que

está en contacto con la tendencia actualizante.

D. Libertad experiencial. Rogers pensaba que era irrelevante que las personas

tuvieran o no libre albedrío. Nos comportamos como si lo tuviéramos. Esto no

quiere decir, por supuesto, que somos libres para hacer lo que nos dé la gana:

estamos rodeados de un universo determinista, de manera que aunque bata

las alas tanto como pueda, no volaré como Superman. Realmente lo que

significa es que nos sentimos libres cuando se nos brindan las oportunidades.

Rogers dice que la persona que funciona al cien por cien reconoce ese

sentimiento de libertad y asume las responsabilidades de sus oportunidades.

E. Creatividad. Si te sientes libre y responsable, actuarás acorde con esto y

participarás en el mundo. Una persona completamente funcional, en contacto

con la actualización se sentirá obligada por naturaleza a contribuir a la

actualización de otros. Esto se puede hacer a través de la creatividad en las

Página
32
artes o en las ciencias, a través de la preocupación social o el amor paternal, o

simplemente haciendo lo mejor posible el trabajo propio. La creatividad de

Rogers es muy parecida a la generatividad de Erikson.

2.2.7 Terapia

Según Jess Feist (Teorías de la personalidad ,2007 pág. 316), el enfoque centrado en

el cliente sostiene que, para que las personas vulnerables o con problemas de

ansiedad puedan crecer psicológicamente, deben entrar en contacto con un terapeuta

que sea congruente y que les proporcione un entorno de aceptación incondicional y

empatía total. El enfoque de la terapia centrada en el cliente se puede formular

mediante la estructura si- entonces. La terapia rogeriana, por tanto, se puede formular

en términos de condiciones, proceso y resultados.

A. Condiciones

Rogers (1959) postulo que existen tres condiciones para que se produzca el

crecimiento terapéutico. Primero, el cliente debe entrar en contacto con terapeuta

congruente que debe mostrar empatía y una valoración positiva incondicional. A

continuación, el cliente debe percibir estas características en el terapeuta. Y por

último, el contacto entre cliente y terapeuta debe tener una cierta duración. La terapia

centrada en el cliente es única por considerar que las condiciones de congruencia,

valoración positiva incondicional y empatía del terapeuta son condiciones necesarias y

suficientes (Rogers, 1957). Aunque estas tres condiciones son necesarias, la más

importante es la de congruencia porque es una cualidad general que posee el

terapeuta, mientras que las otras dos condiciones son actitudes o sentimientos

específicos del terapeuta hacia un cliente concreto.

Página
33
La Congruencia del terapeuta, es necesaria para el cambio terapéutico, la

congruencia existe cuando las experiencias organísmicas de una persona se

corresponden con una consciencia de las mismas y una capacidad y una disposición

para expresar abiertamente los sentimientos (Rogers, 1980). Por lo tanto ser

congruente significa ser real o autentico, formar un todo equilibrado. Un terapeuta

congruente no es simplemente una persona amable y simpática, sino más bien es un

ser humano con sentimientos de alegría, enfado, frustración, confusión, etc. Cuando

aparecen estos sentimientos, no se niegan ni distorsionan, aceptan estas experiencias

en su consciencia, lo que favorece su crecimiento psicológico. Dado que la

congruencia implica sentimientos, consciencia y expresión, la incongruencia puede

aparecer en uno de los dos puntos que dividen estas tres experiencias. Aunque la

congruencia es un elemento necesario para una terapia satisfactoria, las condiciones

de valoración positiva incondicional y la empatía permiten un cierto grado de

congruencia. Cuanto más perciba el cliente estas cualidades en el terapeuta, más

satisfactorio será el proceso terapéutico.

La Valoración positiva incondicional se da cuando sin condiciones o reservas uno

muestra a la otra persona que es aceptado, apreciado o querido. Los terapeutas tienen

una valoración positiva incondicional del cliente cuando “muestran una actitud amable,

positiva y positiva hacia su forma de ser” (Rogers, 1961, pág. 62). Un terapeuta que

tiene una valoración incondicional de un cliente mostrara una actitud amable y no

posesiva, significa mostrar interés por una persona sin asfixiarla o pretender poseerla,

lo que se puede formular de la siguiente manera: “como me intereso por ti, puedo

permitirte ser autónomo e independiente de mis valorizaciones y restricciones: eres

una persona con sus propios sentimientos y opiniones sobre lo que está bien y lo que

está mal. El hecho de que sienta afecto por ti no significa que tenga que guiarte para

tomar decisiones, sino que puedo permitirte que seas tú mismo y que decidas

que es lo mejor para ti”. Este tipo de actitud permisiva hizo que la terapia de Rogers

Página
34
se ganara la inmerecida fama de ser una terapia pasiva o no directiva; sin embargo, un

terapeuta centrado en el cliente debe implicarse de manera activa en su relación con

el cliente. Aunque el termino valoración positiva incondicional puede sonar complicado,

las tres palabras son importantes. “valoración” significa que existe un vínculo

estrecho entre terapeuta y cliente: “positiva” indica que la relación está orientada a

desarrollar sentimientos de afecto: e “incondicional” sugiere que la valoración

positiva no depende de la conducta concreta del cliente y que este no tiene que

ganársela continuamente.

La tercera condición necesaria es la Empatía, esta significa que el terapeuta percibe

correctamente los sentimientos de sus clientes y es capaz de comunicar estas

percepciones de tal modo que los clientes sepan que otra persona ha entrado en su

mundo emocional sin prejuicios, proyecciones o evaluaciones. Simplificando seria que

la empatía sugiere que un terapeuta percibe cosas desde el punto de vista del cliente y

que el cliente se siente seguro y no amenazado.

La empatía no debe confundirse con la compasión, un terapeuta muestra una reacción

emocional y cognitiva a los sentimientos del cliente, pero los sentimientos pertenecen

al cliente, no al terapeuta.

B. Proceso

Dentro del proceso terapéutico existen ciertas constantes características, a pesar de

que cada terapia es única. El proceso de cambio constructivo de la personalidad

puede considerarse un continuo de actitudes que abarca desde la más defensiva

hasta la más equilibrada. Rogers (1961) dividió este continuo en siete fases arbitrarias.

La fase 1 se caracteriza por una rigidez y reacio al cambio por parte de la persona,

una falta de disposición para comunicar información sobre uno mismo, no reconoce

tener ningún problema y rechazan todo tipo de sentimientos o emociones personales.

Página
35
La fase 2 los clientes se muestran menos rígidos, hablan de hechos externos y de

otras personas, pero aun no reconocen sus propios sentimientos.

Cuando los clientes entran en la fase 3 hablan con más libertad de sí mismos, hablan

de sentimientos y de emociones en pasado o futuro y evitan los sentimientos

presentes.

Los clientes que entran en la fase 4 empiezan a hablar de sentimientos profundos,

pero no de los que sienten en el presente. Empiezan a cuestionar ciertos valores de

otras personas que han interiorizado, y empiezan a ver la incongruencia entre su

experiencia organismica y su yo percibido. Aceptan mayores dosis de libertad y se

permiten tímidamente participar en una relación con el terapeuta.

Cuando los clientes llegan a la fase 5, ya han empezado a producirse un cambio y

crecimientos notables, pueden expresar sentimientos del presente y están empezando

a confiar en un espacio interno para evaluar sus sentimientos y a descubrir aspectos

de sí mismos que desconocían.

Las personas que alcanzan la fase 6 experimentan un crecimiento drástico y un

avance irreversible en el camino hacia la autorrealización. Son más congruentes y

capaces de armonizar sus experiencias del presente con la consciencia y la expresión

abierta de las mismas. Empiezan a desarrollar una autovaloración incondicional, lo que

significa que sienten cariño y afecto verdaderos por la persona que llegaran a ser. En

cierto sentido la fase 6 marca el fin de la terapia, si la terapia finalizara en ese punto

los clientes seguirían avanzando hacia la siguiente fase.

La fase 7 puede producirse fuera del encuentro terapéutico, porque el crecimiento en

la fase 6 parece ser irreversible, los clientes que llegan a la fase 7 se convierten en

individuos que funcionan plenamente “personas del mañana”. La persona del

mañana es aquella que al estar más equilibrada, es más adaptable, abierta a las

experiencias, tiene una tendencia a vivir plenamente el presente, también confiara en

Página
36
su capacidad para mantener relaciones armoniosas con los demás y por ultimo tendrá

una confianza básica en la naturaleza humana esto implica que no perjudicara a los

demás sino que los ayudara cuando sea necesario.

C. Resultados

El resultado principal de una terapia centrada en el cliente es que el cliente sea

congruente y adopte una actitud menos defensiva y más receptiva hacia las

experiencias. La congruencia y la actitud menos defensiva hacen que los clientes

tengan una imagen más realista del mundo: les resulta más fácil incorporar

experiencias al yo en el nivel simbólico, son más eficaces en la resolución de

problemas y tienen una valoración más positiva de sí mismos. Sus relaciones con los

demás también cambian. Están más dispuestos a aceptar a los otros, les exigen

menos y simplemente del permiten que sean ellos mismos. Al disminuir su necesidad

de distorsionar la realidad, no sienten el deseo de obligar a los demás a satisfacer sus

expectativas.

2.3 Rollo May

2.3.1 Biografía

Según Jess Feist (Teorías de la personalidad, 2007 pág. 337) Rollo Reese May nació

el 21 de abril de 1909 en Ada. Ohio. Fue el primer varón de los seis hijos que tuvieron

Earl Title May y Matie Boughton May (Bilmes, 1978).

Cuando era pequeño May se trasladó con su familia a Marine City, Michigan, lugar

done paso la mayor parte de su infancia; May no tenía una relación muy estrecha con

sus padres ya que ellos discutían con frecuencia, además su madre los dejaba solos la

mayor parte del tiempo al final acabaron por separarse.

Página
37
Durante su infancia May encontró soledad y alivio a los conflictos familiares jugando

en las orillas del rio, afirmaba haber aprendido más del rio que el colegio donde asistió

(Robinowitz et al., 1989).

En su juventud se aficiono al arte y a la literatura, empezó a estudiar filosofía inglesa

en la Michigan State University, pero fue expulsado cuando se hizo redactor de una

revista estudiantil radical.

May admiraba enormemente a Adler y aprendió mucho sobre la conducta humana y

sobre sí mismo. Aunque la intención de May no era hacerse clérigo, se ordenó

sacerdote de la congregación en1938, tras concluir un máster en teología, trabajo

como párroco durante dos años. Estudio psicoanálisis en William Alanson White.

Entre sus principales obras de May tenemos a “El significado de la Ansiedad”, “”La

búsqueda del sí mismo del hombre y escribió su tesis sobre la ansiedad, la obra más

conocida de May es “Amor y voluntad”.

En 1969, May se divorció de Florence Defreés después de 30 años; más adelante se

vuelve a divorciar de Ingrid Kepler. El 22 de octubre de 1994, May murió en Tiburón,

California.

2.3.2 Antecedentes del existencialismo

La psicología existencialista tiene sus orígenes en los escritos Soren Kierkegaard,

filósofo y teólogo Danés, dio importancia al equilibrio entre la libertad y la

responsabilidad.

El existencialismo también estuvo presente en la literatura del siglo XX en a obra del

escritor francés Jean Paul Sartre y el novelista Franco argelino Albert Camus y en el

arte en las obras de Caezanne y Picasso.

Página
38
Después de la segunda guerra mundial el existencialismo europeo surgió en sus

diversas formas se difundió por Estados Unidos.

2.3.3 Psicopatología

Según May, el malestar de nuestra época se debe a la apatía y al vació y no a la

ansiedad y la culpa. Cuando las personas niegan su destino o abandonan sus mitos

pierden, su objetivo de ser y su rumbo. Sin un objetivo las personas enferman y

adoptan distintos comportamientos contraproducentes y autodestructivos.

Muchas personas en las sociedades occidentales actuales se tienen distantes del

mundo (Unwelt), de los demás (Mitwelt), y, sobre todo, de sí mismos (Eigenwelt). Se

sienten indefensos para prevenir los desastres naturales, para frenar la

industrialización o para establecer contacto con otros seres humanos. Se sienten

insignificantes en un mundo que deshumaniza cada vez al individuo. Esta sensación

provoca apatía y un estado de consciencia limitada (May, 1967).

Para May la psicopatología es una falta de comunicación, una incapacidad para

conocer a los demás y compartir nuestra vida con ellos. Los individuos con trastornos

psicológicos niegan su destino y, por tanto, pierden su libertad. Desarrollan diversos

síntomas neuróticos que no están orientados a recuperar su libertad, sino a renunciar

a ella.

Los síntomas estrechan el mundo fenomenológico de la persona hasta un tamaño que

hace más fácil el poder abordarlo. La persona compulsiva adopta una rutina invariable

tomar decisiones.

Los síntomas pueden ser temporales, como una jaqueca producida por el estrés, o

relativamente permanente, como cuando las experiencias de la primera infancia

generan apatía y vacío. La psicopatología de Philip estaba ligada a experiencias

previas con una madre con trastornos psicológicos y una hermana Esquizofrenia.

Página
39
Estas experiencias no fueron la única causa de su patología, ro si provocaron la

adaptación de Philip a si su mundo mediante la represión del miedo, la apatía, y la

falta de adaptación. Sino más bien un ajuste adecuado y necesario que permite

proteger nuestro Dasein. El comportamiento de Philip con sus dos esposas y Nicole

era una negación de su libertad y su intento contraproducente de huir de su destino.

2.3.4 Psicoterapia.

A diferencia de Freud, Adler, Rogers y otros teóricos de la personalidad de orientación

clínica, May no fundó una escuela en Psicoterapia con fervientes seguidores y

técnicas identificables; sin embrago, escribiendo ampliamente sobre el tema rechazo

la idea de que la psicoterapia reduciría la ansiedad y aliviaría los sentimientos de

culpa. En cambio, sugirió que la psicoterapia haría las personas más humanas; es

decir, les ayudaría a ampliar su consciencia y les permitiría llegara una posición más

favorable para la toma de decisiones (M. H. Hall, 1967). Estas decisiones conducirían

al desarrollo paralelo de la libertad y la responsabilidad.

May afirmaba que el objetivo de la psicoterapia es hacer libres a las personas y

argumento que los terapeutas que se concentran en los síntomas del paciente se

pierden la parte más importante del conjunto. Los síntomas neuróticos son

simplemente formas de huir de la libertad y una señal de que los pacientes no están

desarrollando todo su potencial. Cuando los pacientes se sienten más libres, más

humanos, sus síntomas neuróticos suelen desaparecer, la ansiedad neurótica da paso

a la ansiedad normal, y la culpa neurótica es sustituida por la culpa no constituyen el

objetivo fundamental de la terapia. May insistió en que la psicoterapia debe ayudar a

las personas a vivir su existencia, y que el alivio de los síntomas es solo un efecto

derivado de esta experiencia.

¿Cómo puede ayudar el terapeuta a los pacientes para que lleguen a ser seres

humanos libres y responsables? May no dio muchas instrucciones específicas al

Página
40
respecto. Los terapeutas existencialistas no tienen un conjunto de técnicas específicos

aplicables a todos los pacientes. Deben establecer una relación mutua (Mitwelt) que

permita a los pacientes ser más conscientes de sí mismos y vivir más plenamente en

su propio mundo (Eigenwelt). Este enfoque significa exigir a los pacientes se

enfrenten a su destino, a sentir desesperación, ansiedad y culpa. Pero también

significa establecer un encuentro directo en el que el terapeuta paciente se considera

sujetos más que objetos. En una relación directa, el terapeuta muestra Empatia hacia

las experiencias del paciente y está abierto a su mundo subjetivo.

May (1991) describió la terapia como un proceso que era en parte una religión, en

parte una ciencia, y en parte una amistad. Esta amistad, sin embargo. No es una

relación social normal, y exige al terapeuta enfrentarse y desafiar al paciente. Sin

embargo no es una relación social normal, y exige al terapeuta enfrentarse y desafiar

al paciente. Según May, la propia relación es terapéutica y sus efectos

transformadores so independientes de lo que puedan decir los terapeutas o la

orientación teórica que puedan adoptar.

Página
41
Otra técnica que May usó en Philip fue sugerirle que mantuviera una conversación

imaginaria con su madre ausente. En esta conservación, Philip hablaba por sí mismo

y por su b ausente. Cuando hablaba como si fuera su madre, por primera vez fue

capaz de mostrar empatía hacia ella, de considerar a Philip desde la perspectiva de la

madre. Al hablar en nombre de su madre, decía que estaba muy orgullosa de él y que

él siempre había sido su hijo preferido. Al hablar Por sí mismo, le decía a su madre

que apreciaba su valor y recordaba un incidente en el que la madre le salvaba la vista.

Cuando Philip terminaba esta conversación imaginaria, decía: “jamás habría pensado

que estas palabras pudiera salir de mi” (May, 1981, p.39).

May pidió a Philip que llevara una foto de cuando era pequeño. Entonces Philip

mantuvo una conversación imaginaria con el “pequeño Philip”. En el curso de la

conversación el “pequeño Philip” explicaba que había conseguido vencer el problema

que más había preocupado al Philip adulto, en concreto, el miedo al abandono. “El

“pequeño Philip” se convirtió en el compañero de Philip y lo ayudó a superar su

soledad y a aliviar los celos que le inspiraba Nicole.

Al final de la terapia Philip no era una persona nueva, pero logró ser más consciente

de una parte de sí mismo que siempre había estado ahí pero que él había ignorado.

La consciencia de sus nuevas posibilidades le permitió avanzar hacia la libertad

personal.

Para Philip, el final de la terapia fue el comienzo de la unificación con ese yo anterior

que tuvo que encerrar en una mazamorra para poder sobrevivir cuando su vida estaba

llena de amenazas” (May, 1981, p.41).

Página
42
2.3.5 Critica a la teoría de May

El existencialismo en general y la psicología de May en particular han recibido muchas

críticas por su carácter anti- intelectual y anti teórico. May admitió que sus ideas no se

ajustan al concepto tradicional de teoría, pero defendió firmemente su psicología

contra las citadas acusaciones. Señalo la esterilidad de los métodos científicos

convencionales y su incapacidad para descubrir el carácter ontológico de seres

humanos voluntariosos, bondadosos y activos.

Hasta que esta nueva ciencia madure, debemos evaluar las ideas de May con los

mismos criterios utilizados para el resto de las teorías de la personalidad. En primer

lugar cabe preguntarse si las ideas de May han generado investigación científica. May

no formulo sus ideas dentro de un marco teórico y sus escritos sugieren pocas

hipótesis. Algunas investigaciones, como los estudios de Jeff Greenberg sobre la

gestión del miedo, están relacionadas con la psicología existencial en general.

En segundo lugar, las ideas de May carecen de la precisión necesaria para sugerir

hipótesis concretas que puedan confirmar o refutar sus conceptos principales.

En tercer lugar, la psicología de May, ¿ayuda a organizar lo que sabemos actualmente

sobre la naturaleza humana? En este criterio, May recibiría una puntuación media.

En el criterio de sencillez en este aspecto la psicología de May obtiene una puntuación

moderada, sus criterios a veces fueron aparatosos y difíciles, pero en su favor

podemos decir que trató temas complejos e intentó simplificar al máximo la

personalidad humana.

Página
43
CONCLUSIONES

 La referencia al humanismo como “tercera fuerza”, si bien fue útil en los

momentos iniciales de su desarrollo, pierde su sentido en la psicología actual

por tantos cambios acontecido. Entre ellos destacan como el desvanecimiento

del conductismo y la consolidación de la psicología cognitiva.

 La psicología humanista buscaba una filosofía del mundo y una concepción del

ser humano.

 Muchos tildan el conocimiento humanista de poco científico y señalan su

inadecuación metodológica con el propósito de la ciencia.

 La psicología humanista, ciertamente, encaja mejor en el modelo de la ciencia

del espíritu, de un saber compresivo e interpretativo de la conducta y la

condición humanas.

 Los humanistas aportan nuevos métodos, lo que unido a su rechazo del

lenguaje científico de los psicólogos, que sustituyeron con un lenguaje filosófico

o literario,.

 La perspectiva humanista ha contribuido de manera decisiva a ensanchar el

marco de nuestra disciplina y a revitalizarla. Con la renovación del interés por

las dimensiones más personales y subjetivas de los seres humanos.

 El humanismo ha consagrado la exigencia de estudiar la personalidad como

sistema global y ha aportado a la psicología un nuevo cocimiento.

Página
44
ANEXOS

REPRESENTANTES DEL HUMANISMO

Página
45
CARL ROGERS

ROLLO MAY

Página
46
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

 http://reeduca.com/enfoques-humanistas-psicologia.aspx

 http://www.monografias.com/trabajos96/psicologia-humanistica/psicologia-

humanistica.shtml

 https://es.wikipedia.org/wiki/Psicolog%C3%ADa_humanista

 http://www.e-torredebabel.com/Uned-

Parla/Asignaturas/IntroduccionPsicologia/ResumenManual-Capitulo9.htm

 http://www.psicologia-online.com/articulos/2009/09/TeoriasTecnicasHumanismo.shtml

 http://webspace.ship.edu/cgboer/maslowesp.html

 https://es.wikipedia.org/wiki/Pir%C3%A1mide_de_Maslow

 https://psicopedagogiaaprendizajeuc.wordpress.com/2012/06/29/abraham-maslow-y-

su-teoria-de-la-motivacion-humana/

 http://encina.pntic.mec.es/plop0023/psicologos/psicologos_maslow.pdf

 http://www.cei.net.gt/url/humanista.pdf

 https://es.wikipedia.org/wiki/Carl_Rogers

 http://elpsicoasesor.com/las-tres-actitudes-basicas-de-la-persona-carl-rogers/

 http://www.psicologia-online.com/ebooks/personalidad/rogers.htm

 http://ineditviable.blogspot.pe/2009/11/la-teoria-educativa-de-carl-r-rogers.html

 http://biblio3.url.edu.gt/Libros/2013/teo-per/13.pdf

 http://bibliotecaparalapersona-

epimeleia.com/greenstone/collect/libros1/index/assoc/HASH012f/0ed517f8.dir/doc.pdf

 http://www.congreso.logoterapia.pe/psicoterapia_humanista.html

 http://m.terapiahumanista.es/terapia-humanista

 http://www.terapiahumanista.es/articulos/psicologia-humanista-origenes-y-autores-

destacados#.VfRL0dJ_Oko

Página
47