Está en la página 1de 8

LA EXTRADICIÓN:

es la entrega por un Estado de un individuo acusado o declarado culpable de una


infracción a la ley penal, cometida fuera de su territorio, a otro Estado que reclama su
entrega y tiene competencia para juzgarla y sancionarla.
Origen:
apareció con el carácter actual en el Derecho Internacional y el Derecho Interno durante la
segunda mitad del siglo XIX; es en esta época que la extradición como institución deja de
ser un arma política para convertirse en un arma que garantice la perdurabilidad de los
valores del hombre. En la ley belga del 1º de octubre de 1983 y en un tratado bilateral
entre Bélgica y Francia en 1834 que por primera vez se excluye de la extradición a los así
llamados delincuentes “políticos” para restringirla a los delincuentes “comunes”, la
extradición no hacia esta distinción, pero la misma quedaba al arbitrio del gobernante de
turno que podía actuar por razones de Estado disfrazando así intereses no confesables.
Fundamento:
se sitúa en la solidaridad y el auxilio recíproco entre los Estados para controlar la
criminalidad; en el interés recíproco de las naciones; en la asistencia internacional que los
Estados deben presentarse para la represión de los delitos que ponen en peligro la
moralidad, la paz social y el desarrollo de los Estados. Se concibe como una obligación
jurídica de carácter internacional.
Clases de extradición: según su naturaleza:
Activa:
Cuando un estado solicita a otro Estado la entrega de una persona acusada de un
delito común para ser juzgada o para cumplir una pena.
Pasiva:
Cuando un estado accediendo a la solicitud de otro estado entrega a una persona
acusada de un delito común para ser juzgada o para cumplir una pena.
Voluntaria:
Cuando una persona acusada de un delito o pendiente de cumplir una pena se
entrega voluntariamente a un Estado que lo busca o reclama.
En tránsito:
es el permiso que un Estado otorga para que uno o más delincuentes
comunes pasen por su territorio rumbo al estado en donde debe ser
juzgado o deba cumplir una pena.
Extradición de nacionales:
Cuando un Estado solicita a otro Estado la entrega de una persona que su nacional
y que está siendo acusada de un delito o reclamada para que cumpla una pena
impuesta judicialmente.
Extradición de no nacionales:
Cuando un Estado solicita a otro Estado la entrega de una persona, que es nacional
de un tercer Estado o del Estado solicitante, acusada de cometer un delito común
o pendiente de cumplir una pena impuesta judicialmente.
Instrumentos jurídicos:
La extradición no se puede fundamentar ni puede fundamentarse en la
simple costumbre internacional, aplicando el principio que dice NULLA
TRADITIO SINE LEGE, dichas leyes son:
a. Un tratado internacional bilateral o multilateral; en este segundo caso
tenemos el Código de Derecho Internacional Privado.
b. Una disposición unilateral de derecho interno.
c. Una declaración expresa de reciprocidad.

ACTOS O DELITOS QUE MOTIVAN LA EXTRADICION:


Delitos que sí admiten la extradición:
 es necesario que el hecho calificado como delito se encuentra previsto en
la ley o en el tratado y que el mismo sea considerado como delito de
orden común.
 Además debe probarse que la acción o pena no está prescrita conforme a
la ley del país requirente,
 que no haya sido condenado en rebeldía y
 que el supuesto reo no haya sido penado por el país requerido.

Delitos que no admiten la extradición:


No se admiten los llamados delitos políticos, que son:
Strictu sensu:
 aquellos que atentan exclusivamente contra el Estado,
 su seguridad,
 sus instituciones políticas,
 su honor, etc.

Para determinarlo hay dos criterios:

Objetivo:
Que se funda en determinar si el delito está dirigido contra la organización política o
jurídica del Estado sin tomar en cuenta los fines que animaron a los autores.

Subjetivo:
Que se funda en la intención de los agentes e incluye todo acto ilícito que tiene intención
atentar contra el orden político o social de un Estado.

Lato sensu o relativo:


Incluye aquellos actos dirigidos contra la organización política o social de un Estado pero
igualmente contra los intereses privados.

Efectos de la extradición:
 Es que el país requirente no puede juzgar al supuesto reo sino por el delito común o
complejo invocado
 No puede condenarlo a muerte
 Además el efecto principal es el de otorgar al supuesto reo el derecho a un debido
Proceso.
Procedimiento:
Está establecido en los tratados.
La vía diplomática es la apropiada para la presentación del requerimiento.

América:
Los Estados de América se rigen por lo dispuesto en el CDIP que señala un procedimiento
general complementado por el procedimiento interno de cada Estado que haya ratificado.
Lo contenido en los art. 344 al 381.
Guatemala: acepta la institución de la extradición y la regula en las siguientes
leyes:
 CPRG, CP art. 8, CDIP, Decreto 28-2008 del Congreso de la
República: Ley Reguladora del Procedimiento de extradición.
 Anterior a este último se aplicaba lo contenido en una Circular de
la Corte Suprema de Justicia No. 3426 del 13 de mayo de 1952.
 La CPRG en su art. 27 Derecho de Asilo.

Guatemala reconoce el asilo y lo otorga de acuerdo con las prácticas internacionales.

 Por delitos políticos no se intentará la extradición de guatemaltecos,


quienes en ningún caso serán entregados a gobierno extranjero.

No se acordará la expulsión de territorio nacional de un refugiado político con destino al


país que lo persigue:
 el reconocimiento de extradición como institución jurídica;
 la extradición activa de guatemaltecos por delitos políticos en el sentido de que
Guatemala no la solicitará;
 el respeto a los tratados sobre extradición firmados y ratificados por
Guatemala.

Principios y garantías establecidos en la ley:


Los tratados y convenios sobre extradición tienen primacía sobre La Ley;
 las personas solicitadas en extradición tienen derecho a un
abogado y
 si es necesario a un traductor;
 las personas solicitadas en extradición pueden allanarse;
 la solicitud debe estar en español o traducida al español;
 no es necesario los pases de ley;
 los plazos se rigen por la ley interna.

Sujetos del procedimiento de extradición:

En la Extradición Pasiva:
 Ministerio Público,
 organismo Judicial,
 el Requerido y su defensor.

En la Extradición Activa:
 el actor principal es el Estado a través del Ministerio de Relaciones
Exteriores.
DERECHO NOTARIAL INTERNACIONAL PRIVADO:
La función notarial no está garantizada a través del mundo.
Guatemala:
el Notario también Abogado, los estudios son los mismos tanto para el
Abogado como para el Notario y al acceder a la práctica profesional el
candidato queda habilitado para ejercer ambas profesiones.
Países anglosajones:
 El Notario Público no necesita llevar a cabo estudios profundos;
claro está que en estos países el ejercicio notarial está limitado,
generalmente a .
 recibir declaraciones juradas.
 dar fe de la autenticidad de documentos.
 autenticar firmas, etc.

Otros Estados:
El notariado se ejercita con independencia de la abogacía, los
notarios son eso únicamente y reciben una formación específica,
cuentan con su propio Colegio o Cámara o Hermandad.
Forma:
rige la ley del lugar en que se autorizaron, es decir que deben
respetarse y cumplirse todas las disposiciones legales de dicho
Estado a la perfección.
Fondo:
el acto debe ser válido, permisible y aceptable en el lugar de su
autorización y no contradecir el orden público o las buenas
costumbres del lugar donde tendrá efecto.
Pases de ley:
los instrumentos legales otorgados en un país para que tengan
validez en otro país deben llenar ciertos requisitos, uno de los
principales es el que las firmas estén autenticadas en cadena.

De la forma siguiente en Guatemala:


 La firma del otorgante debe ser autenticada por el
notario;
 la del notario por la Secretaría de la CSJ, esta última es
autenticada por Relaciones Exteriores y
 ésta por el Consulado del país al cual se dirige.

Poderes:
Siguen el mismo trámite anterior.
Existe en la actualidad la Convención Interamericana sobre Régimen Legal
de Poderes para ser utilizados en el Extranjero, firmada en Panamá el 30
de enero de 1975, Guatemala ya la ratificó.

Notificaciones:
Es también común que el notario se haga requerir para notificar diferentes
documentos, instrumentos legales provenientes del extranjero.
Cuando esto sucede el notario tiene la obligación, por su propia protección, de
exigir
 conocimiento del contenido del documento o instrumento
notificado y
 deberá transcribirlo en la respectiva acta notarial.

LEY DEL ORGANISMO JUDICIAL: ARTÍCULO 11.


Idioma de la ley.
El idioma oficial es el español. Las palabras de la ley se entenderán de acuerdo con
el Diccionario de la Real Academia Española, en la acepción correspondiente, salvo
que el legislador las haya definido expresamente. Si una palabra usada en la ley no
aparece definida en el Diccionario de la Real Academia Española, se le dará su
acepción usual en el país, lugar o región de que se trate. Las palabras técnicas
utilizadas en la ciencia, en la tecnología o en el arte, se entenderán en su sentido
propio, a menos que aparezca expresamente que se han usado en sentido distinto.
ARTICULO 21.
Reglas de parentesco.
La Ley reconoce
 El parentesco de consanguinidad dentro del cuarto grado,
 el de afinidad dentro del segundo grado,
 Y el civil, que surge de la adopción conforme a la Ley.
 Los cónyuges son parientes, pero no forman grado. ARTICULO 37.

Requisitos de documentos extranjeros.


Para que sean admisibles los documentos provenientes del extranjero que deban surtir
efectos en Guatemala,
 Deben ser legalizados por el Ministerio de Relaciones Exteriores.
 Si los documentos están redactados en idioma extranjero deben ser
vertidos al español bajo juramento por traductor autorizado en la
República;
 De no haberlo para determinado idioma, serán traducidos bajo juramento
por dos personas que hablen y escriban ambos idiomas con legalización
notarial de sus Firmas.
ARTICULO 38.
Protocolización. Además de los requisitos indicados en el artículo anterior, los poderes o
mandatos, así como los documentos que proceda inscribir en los registros públicos, deberán ser
protocolizados ante notario y las autoridades actuarán con base en los respectivos testimonios, los
cuales serán extendidos en papel sellado del menor valor, dando fe el notario de que el impuesto
respectivo ha sido pagado en el documento original. Al revisar los protocolos notariales el director
del archivo general de protocolos hará constar en el acta respectiva si en los documentos
protocolizados se han cubierto los impuestos legales correspondientes. En caso que no hayan sido
cubiertos, dará aviso a las oficinas fiscales para los efectos legales consiguientes.
ARTICULO 39. Devolución de documentos protocolizados. En los casos no previstos en el artículo
anterior, la protocolización será optativa para el interesado, pero los documentos no podrán ser
retirados del expediente en que sean presentados los originales, aún después de fenecido, salvo
que, a juicio de la autoridad correspondiente, no hayan sido determinantes para resolver, lo que
hará constar bajo su responsabilidad en el expediente de que se trate y se dejará copia certificada
en los autos. Sin embargo, tales documentos podrán ser retirados de diligencias voluntarias en
trámite, mediante razón circunstanciada, pero en tal caso, el expediente quedará en suspenso
hasta que sea presentado de nuevo el documento en debida forma o el testimonio de su
protocolización. En ningún caso se devolverán documentos que tengan indicios de falsedad.

ARTICULO 40. Obligaciones notariales. Los notarios deberán dar aviso al archivo general de
protocolos, dentro del plazo de diez días, de cada protocolización que hagan de acuerdo con esta
ley, indicando la fecha y lugar en que fue expedido el documento, funcionario que lo autorizó,
objeto del acto y nombres y apellidos de los otorgantes o personas a que se refiera, así como de
los impuesto que hubieren sido pagados en el acto de protocolización. El archivo extenderá recibo
por cada aviso y llevará índices anuales por orden alfabético de los otorgantes. la omisión o
demora del aviso hará incurrir al notario en una multa de veinticinco quetzales (Q.25.00) que
impondrá el director del archivo general de protocolos e ingresará a los fondos judiciales. Lo
dispuesto en este artículo es sin perjuicio de la obligación relativa al testimonio especial y al
registro de poderes. El testimonio especial deberá contener transcripción o reproducción íntegra
del documento protocolizado.
ARTICULO 41. Impuesto de papel sellado y timbres. Antes de la protocolización de un documento
proveniente del extranjero o a su trámite cuando sea presentado original, deberá pagarse por
medio de timbres fiscales el impuesto de papel sellado y timbres que corresponde.
ARTICULO 42. Régimen especial. Lo preceptuado en este capítulo no es aplicable a documentos
regidos por normas especiales, de orden interno o internacional, en todo aquello que se oponga a
su naturaleza, finalidad o régimen particular.
ARTICULO 43. Actuación notarial en el extranjero. (Reformado por Decreto 64-90 del Congreso de
la República.) Los funcionarios diplomáticos y consulares guatemaltecos, cuando sean notarios,
están facultados para hacer constar hechos que presencien y circunstancias que les consten y
autorizar actos y contratos en el extranjero que hayan de surtir efectos en Guatemala. Asimismo
podrán autorizarlos los notarios guatemaltecos y todos lo harán en papel simple, surtiendo sus
efectos legales como acto notarial a partir de la fecha en que fueren protocolizados en Guatemala.
La protocolización se hará en la forma que establece el artículo 38 de esta ley.
ARTICULO 44. Hermetismo del orden público. No tienen validez ni efecto alguno en la República
de Guatemala las leyes, disposiciones y las sentencias de otros países así como los documentos o
disposiciones particulares provenientes del extranjero si menoscaban la soberanía nacional,
contradicen la Constitución Política de la República o contravienen el orden público. ARTICULO 48.
Plazo de distancia. El plazo por razón de la distancia es imperativo, y la autoridad lo fijará según los
casos y circunstancias.
ARTICULO 188. Mandatarios judiciales. (Reformado por Decreto del Congreso 64-90). Las personas
hábiles para gestionar ante los tribunales, que por cualquier razón no quieran o no puedan hacerlo
personalmente, o las personas jurídicas que no quieran concurrir por medio de sus presidentes,
gerentes o directores pueden comparecer por medio de mandatarios judiciales, a cualquier acto
siempre que tengan conocimiento de los hechos objetos del proceso. En caso de las sociedades
constituidas en el extranjero, sus representantes que tengan facultades judiciales deberán
sustituirlas en un Abogado, para comparecer a juicio, si no tiene esa profesión.
ARTICULO 189. Forma de los mandatos. (Reformado por Decreto 11-93 del Congreso). El mandato
debe conferirse en escritura pública para los asuntos que se ventilen en la forma escrita, y su
testimonio deberá registrarse en el Archivo General de Protocolos de la Presidencia del Organismo
Judicial y en los registros que proceda conforme a la Ley.
ARTICULO 190. Facultades. (Reformado por Decretos 64-90 y 11-93 del Congreso de la República).
Los mandatarios judiciales por el solo hecho de su nombramiento, tendrán las facultades
suficientes para realizar toda clase de actos procesales. Necesitan facultades especialmente
conferidas para: 1. Prestar confesión y declaración de parte. 2. Reconocer y desconocer parientes.
3. Reconocer firmas. 4. Someter los asuntos a la decisión de árbitros, nombrarlos o proponerlos. 5.
Denunciar delitos y acusar criminalmente. 6. Iniciar o aceptar la separación o el divorcio, para
asistir a las juntas de reconciliación y resolver lo más favorable a su poderdante; y para intervenir
en juicio de nulidad de matrimonio. 7. Prorrogar competencia. 8. Allanarse y desistir del juicio, de
los ocursos, recursos, incidentes, excepciones y de las recusaciones, así como para renunciarlos. 9.
Celebrar transacciones y convenios con relación a litigio. 10. Condonar obligaciones y conceder
esperas y quitas. 11. Solicitar o aceptar adjudicaciones de bienes en pago. 12. Otorgar perdón en
los delitos privados. 13. Aprobar liquidaciones y cuentas. 14. Sustituir el mandato total o
parcialmente, reservándose o no su ejercicio y otorgar los mandatos especiales para los que
estuviere facultado. 15. Los demás casos establecidos en las demás leyes.
ARTICULO 191. Obligaciones de los mandatarios judiciales. Son obligaciones de los mandatarios
judiciales: 1. Acreditar su representación. 2. No desamparar el asunto en que hubiesen gestionado
mientras no hayan sido reemplazados en su ejercicio. 3. Satisfacer los gastos necesarios que les
corresponda para el curso del asunto. 4. Cumplir con las demás obligaciones de los mandatarios en
general y las que les impongan otras leyes y los reglamentos respectivos.
ARTICULO 192. Prohibiciones y responsabilidades. Los mandatarios están sujetos a las
prohibiciones de los abogados e incurren en igual responsabilidad que ellos.
ARTICULO 193. Impedimentos. (Reformado por Decreto 64-90 del Congreso de la República).
No pueden ser mandatarios judiciales: 1. Los que por sí mismos no pueden gestionar en asuntos
judiciales. 2. Los que tengan auto de prisión o condena pendiente, por cualquier delito, por el
tiempo fijado en la sentencia. 3. Quienes no sean Abogados salvo cuando se trate de la
representación del cónyuge, de su conviviente cuya unión de hecho estuviere inscrita en el
Registro Civil respectivo, y de sus parientes dentro de los grados de ley o cuando el mandato se
otorgue para ejercitarlo ante los juzgados menores y únicamente en asuntos que no excedan de
quinientos (Q.500.00) quetzales o ante jueces o tribunales en cuya jurisdicción no ejerzan más de
tres abogados. 4. Los magistrados, jueces, funcionarios y empleados del Organismo Judicial y los
pasantes y meritorios de los tribunales. 5. Los funcionarios y empleados remunerados del
Organismo Ejecutivo, con excepción de los que ejercen la docencia o desempeñen cualquier cargo
que no sea de tiempo completo.
ARTICULO 194. Revocatoria de mandato. La revocatoria de un mandato no surtirá efectos en un
asunto en que estuviere actuando el mandatario, mientras el mandante no manifieste en forma
legal al juez, que se apersona en el asunto y que fija para recibir notificaciones una casa en la
población donde el Tribunal tiene su asiento o mientras otra persona no compruebe en el proceso
que ha subrogado al mandatario y fije la residencia a que se refiere este artículo. Si el mandatario
cuyo mandato ha sido revocado quedare inhabilitado, se ordenará la inmediata presentación del
sustituto, con el apercibimiento de nombrar defensor judicial, si no se verifica. CODIGO CIVIL:
ARTÍCULO 96. Contrayente extranjero. El contrayente que fuere extranjero o guatemalteco
naturalizado, deberá comprobar en forma fehaciente su identidad y libertad de estado.
Previamente a la celebración del matrimonio, se publicarán edictos en el Diario Oficial y en otro de
mayor circulación, por el término de 15 días, emplazando a denunciarlo a quienes sepan de algún
impedimento legal para el mismo. Si el matrimonio no fuere celebrado dentro de los seis meses de
publicados los edictos, éstos perderán su efecto legal.
ARTICULO 118. Son obligatorias las capitulaciones matrimoniales en los casos siguientes: 1.
Cuando alguno de los contrayentes tenga bienes cuyo valor llegue a dos mil quetzales; 2. Si alguno
de los contrayentes ejerce profesión, arte u oficio, que le produzca renta o emolumento que
exceda de doscientos quetzales al mes; 3. Si alguno de ellos tuviere en administración bienes de
menores o incapacitados que estén bajo su patria potestad, tutela o guarda; y 4. Si la mujer fuere
guatemalteca y el varón extranjero o guatemalteco naturalizado.
ARTICULO 974. Testamento en el extranjero. Los guatemaltecos podrán testar fuera del territorio
nacional, sujetándose a las normas establecidas por las leyes del país en que se hallen. También
podrán testar en alta mar, durante su navegación en un buque extranjero, con sujeción a las leyes
de la nación a que el buque pertenezca.
ARTICULO 975. No será válido en Guatemala el testamento mancomunado que los guatemaltecos
otorguen en país extranjero, aunque lo autoricen las leyes de la nación donde se hubiere
otorgado.
ARTICULO 976. También podrán los guatemaltecos que se encuentran en país extranjero otorgar
testamento, abierto o cerrado, ante el agente diplomático o consular de esta República, residente
en el lugar del otorgamiento, si fuere notario.
ARTICULO 1126. Se inscribirán asimismo en el Registro, los instrumentos o títulos expresados en
el artículo anterior, otorgados o expedidos en país extranjero, que reúnan los requisitos necesarios
para hacer fe en juicio, y las providencias o sentencias firmes pronunciadas en el extranjero,
cuando se hayan mandado cumplimentar por los tribunales de la República, y afecten derechos
reales