Está en la página 1de 7

Literatura Colombiana I Profesor Félix Molina

Amor y soledad en Piedad Bonnett,


contradicción y coexistencia.

Alejandra Mutis

Universidad Popular del Cesar

Una de las exponentes más destacas de la literatura colombiana actual es la novelista,


poeta, dramaturga, ensayista, catedrática en filosofía y letras, y crítica literaria, Piedad
Bonnett. Su literatura denota el realismo y crudeza de una sociedad colombiana golpeada y
ultrajada por la violencia, la guerra, la injusticia, la desigualdad, lo anterior, sin prejuicio
del toque naturalista, romántico, claro y perfeccionista que caracteriza su poesía que suele
tener un anclaje en la realidad social. En la prolífera obra de la escritora se encuentran
ocho libros de poemas entre los cuales se destacan: De círculo y ceniza (1995), Nadie en
casa (1994), Ese animal triste (1996), Tretas del débil (2004) y Explicaciones no pedidas
(2011). Con los cuales ha representado a Colombia en numerosos países obteniendo un
gran reconocimiento y se le ha otorgado varios premios como es el Premio Casa de
América de poesía americana 2011 (Madrid) entre muchos otros. Además, Mucho de sus
poemas han sido traducidos a varios idiomas como al italiano, al inglés, al francés, al sueco,
al griego y al portugués. Una de las apreciaciones del importante escritor William Ospina
sobre Piedad Bonnet es que “le faltan muy pocas palabras para producir una emoción
duradera, es su voz una de las más firmes y claras de nuestra poesía”1

1
Willian Ospina (2011), Piedad Bonnet, revista el espectador, articulo web. Tomado de: Link señalado
en la bibliografía

1
Literatura Colombiana I Profesor Félix Molina

Los temas que moldean la poesía de Bonnett son el miedo, el dolor, la nostalgia, la
tragedia, la soledad, el amor, entre otros. Sin embargo para efectos de este ensayo y
considerando el común de sus producciones literarias, el mismo se dirigirá a examinar,
evaluar y relacionar el tema del amor y la soledad como dos variantes aparentemente
contrarias, pero que, Bonnett logra incorporar de forma magistral en sus obras. Es decir,
esa disonancia entre amor y soledad, entre la felicidad y la tragedia, son antítesis que
gobiernan sus textos. Para alcanzar los planteamientos expuesto se propone el desarrollo
analítico- crítico y descriptivo de la poesía dela autora. De igual forma se hace importante
este escrito, en la medida que servirá para enaltecer la obra de la escritora, promover su
lectura e interés por la literatura nacional.

En razón a lo dispuesto se parte inicialmente hacer unas apreciaciones conceptuales


sobre el amor y la soledad. El amor es uno de los temas más recurrentes y característicos
de la poesía universal además su significado varía de acuerdo a la cultura, creencias,
costumbres; es un término muy subjetivo por lo que resulta difícil exponer una definición
concreta. Pero, en aras de desarrollar el trabajo, se tendrá como sustento normativo los
planteamientos señalados por Octavio paz, quien dispone en su obra titulada la llama doble
la siguiente definición de amor: “el amor es deseo de completud y así responde a una
necesidad profunda de los hombres” (Octavio Paz,1993, pg.75) El autor manifiesta que
amor no se limita a ser un simple sentimiento, sino que es una necesidad inherente a la
naturaleza humana, una necesidad de establecer vínculos afectivos con otras personas, en
otras palabras surge como respuesta a esa crisis ontológica y existencialista de sentirse
incompleto o vacío. De igual forma, Paz (1993) expresa que “el amor es una elección” (pg.
33).

Desde otra perspectiva, aunque bastante símil con la de Paz, el sociólogo y periodista
italiano Fransesco Alberoni relaciona el amor con un estado o proceso en el cual un
individuo halla a otra persona y esta se le presenta como un objeto pleno de deseo
(Alberoni, 2011, pg.30). Adicionalmente, Alberoni (2011) señala que en el amor
interactúan la atracción, anhelo, entrega, complemento y que además, su intensidad varía
de acuerdo a cada persona (pg. 38). De este autor se sirve para introducir la relación
2
Literatura Colombiana I Profesor Félix Molina

antagónica y paradójicamente inseparable entre el amor y la soledad. Pero para entender


mejor está compleja interacción se debe pasar atender otros supuestos teóricos entorno a la
soledad a fin de tener claridad sobre este.

La soledad es definida por algunos psicólogos como “un estado consciente y singular,
personal e independiente” (Meneses Morales, 1967: 33) La soledad es el sentimiento que
surge tras la percepción de no formar parte de nada ni de nadie, de que algo en el interior
está vacío, aislado, sin sentido de pertenencia. De ahí nace la necesidad del hombre de
llenar este vacío con otro tipo de emociones, que por lo general es el amor, al punto de que
el amor se ha convertido en ese deseo insaciable e irascible de superar la agobiante
soledad. Vale la pena destacar, que la soledad está íntimamente ligada a la literatura

Teniendo claridad sobre los planteamientos teóricos se pasará a estudiar la forma


como Bonnett concibe los temas ya mencionados y en especial la manera como la poetisa
relaciona los mismos. Para ello, y como primer comentario es preciso mencionar que la
poesía en Bonnett rompe con el sesgo común y presenta el amor y la soledad como dos
constantes que son inherentes en el ser humano y cuya existencia se encuentra sujeta una a
la otra, asimismo Bonnett utiliza estos aspectos para describir la cruda realidad que afronta
el ser humano desde una perspectiva sentimentalista, para confirmar esta hipótesis se van a
tener en cuenta los siguientes fragmentos de sus poemas:

“Callas desde tu orilla y los minutos


caen, y poco a poco van abriendo
un pequeño agujero en la arena del tiempo.
En silencio
sólo se oye el tum-tum de mi latido
tan remoto y tan triste como un quásar” (Bonnett,1994)

Aquí se puede evidenciar como la autora concibe la soledad tal como se planteó en el
sustento teórico de este ensayo. Se puede denotar como muestra a una persona solitaria, sin
más compañía que si mismo, esperando a alguien que jamás llegará y está espera trae como
consecuencia un gran vacío, cuyo silencio desata en quien espera un gran sufrimiento y lo
3
Literatura Colombiana I Profesor Félix Molina

hace estar sumergido en un limbo de esperanza vana, además hace alusión a los cuerpos
celestes quienes están rodeados de oscuridad y puestos aisladamente de todos los demás, lo
que proyecta una representación gráfica del gran dolor de la persona.

Bonnett, ve el amor como el que erradica la tristeza y la soledad, es esencial para el


ser humano que exista el amor en su vida o al menos una esperanza de este.

“Parado sobre el quicio de sus días


detiene el hombre el paso, repentino,
con su sola ventana y su horizonte
despoblado de voces y de abrazos.
En su precaria esquina, con la frente abismada
y un montón de recuerdos inútiles, de olores,
de imágenes borrosas y de besos
que quisieron posarse y se quedaron
flotando, boquiabiertos, en el aire,
muerde su labio y calla.” (Bonnett, 1994)

En este fragmento, la autora plantea la soledad como una ausencia de amor lo que lleva
cada vez más al convencimiento de que para la autora el amor y la soledad son
sentimientos que confluyen y junto a estos sentimientos llega la nostalgia, que sirve como
puente entre estas dos emociones. Se puede relacionar el fragmento con los amores no
correspondidos estos que siempre causan esa sensación de desolación y sufrimiento, que se
puede ver reflejado en el sentir del sujeto lirico. Un hombre que además ha cerrado sus
puertas al amor y que ha dejado una única entrada a la esperanza que es su ventana, sin
embargo, dejarla abierta implica a su vez sufrimiento pues nada aparte de la desolación
llega a su vida.

“ya no es ni siquiera posible sentarse a soñar,


se oye la soledad de Dios,
sentimos el silencio de dos quebrando los sonidos del mundo.” (Bonnett,1994)
4
Literatura Colombiana I Profesor Félix Molina

La autora materializa una soledad en la que abunda el silencio y una vez más limita a la
soledad como la ausencia de amor y hace que el lector de alguna manera se vea envuelto en
la misma situación del yo poético.

“Ah, luna llena que no vimos juntos.


La que hoy vuelve puntual
sola en su cielo.” (Bonnet,1994)

En este fragmento Bonnet refleja la cruda y constante soledad que viven las personas y la
autora lo plasma en la imagen solitaria de la luna, haciendo esta analogía con la cual
siempre se identifican los solitarios. Esta soledad es un sentimiento constante, una vez más
íntimamente ligado al amor, en este caso no correspondido o imposible.

“Abrazada de sed,
vengo a beber de tus profundos manantiales,
a rendirme en tus brazos,
hondos brazos de madre, y en tu pecho
de amante, misterioso,
donde late tu corazón como un enigma.”

Si bien Bonnett presenta tanto al amor como a la soledad realidades seguras del ser
humano, también hace hincapié que lo más duradero entre estos dos aspectos es la soledad,
que incluso después del amor viene la soledad, y llega a ser más intenso que este. Esta
característica de representar poéticamente a los acontecimientos que afectan día a día al
individuo hace de su obra poética un tesoro invaluable para el entendimiento de los
sentimientos humanos.

El amor y la soledad son conceptos abstractos inherentes a la subjetividad de cada quien


pero que pueden ser apreciados en términos generales como un estado o un proceso en el

5
Literatura Colombiana I Profesor Félix Molina

cual se encuentra inmersa una persona. Lo usual es que esto términos sean visto de forma
yuxtapuesta o paralela pero que apremiantemente la escritora colombiana Bonnett
correlaciona de un modo tal que la una convive con la otra.
En Bonnett, tal como se pudo examinar, encontramos en primer lugar una concepción de
amor bastante arraigada a la tristeza, al dolor, la nostalgia y en especial a la soledad. En
cada trozo de los poemas es clara la relación entre amor y soledad. La soledad se muestra
como una de las consecuencias de los conflictos amorosos, ya sea la ruptura, separación o
desenamoramiento. El amor es una de las necesidades más íntimas del hombre y mientras
esta no se satisfaga siempre va a estar esperando en la otra esquina la soledad. En segunda
instancia es muy interesante ver como en los poemas de Piedad Bonnett sentimientos tan
contradictorios pueden coexistir. Según lo anterior se puede decir que para Bonnett la
soledad es algo intrínsecamente ligado con el amor y por tanto su obra se limita a esa
soledad en específico ya que ambos como sentimientos humanos viven en constante
contacto haciendo parte del dolor y la gloria la vida. Así, para quienes emprendan la tarea
de abordar la obra de Bonnett es necesario que de antemano se liberen del pensamiento
clásico y conservador en el que el amor y la soledad son polos opuestos, y en cambio,
sumergirse en la literatura de esta ilustre escritora y emancipar el pensamiento hasta tanto
conceptuar estos términos de forma holística e inseparable.

6
Literatura Colombiana I Profesor Félix Molina

Bibliografía

ALBERONI, F (2011), Enamoramiento y amor, México: Gedisa.

BONNET, P. Nadie en casa (1994) Colombia: Ediciones Simón y Lola GuberecK

PAZ, O. La llama doble. Amor y erotismo (1993) México: Seix Barral.

MENESES, E Psicología general (1967) México: Porrúa

https://www.elespectador.com/opinion/piedad-bonnett-0