Está en la página 1de 1

GAD Y ASER

Por Emanuel Swedenborg

1. Gad y Aser

Los ángeles también se distinguen en cielos, de acuerdo con la variedad de la fe intelectual, por lo
tanto gobiernan los pensamientos humanos interiores, porque el hombre tiene dentro de sí mismo un
cierto cielo interior; también uno más interior, y uno aún más íntimo.

Por la Divina misericordia de Dios el Mesías, me fue permitido varias veces comunicar
pensamientos a la vida, con aquellos que están en ese cielo intelectual, o por pensamientos para
tener comunicación con ellos, y por otros medios para hablar con ellos. Sí, fue concedido para
purificar mis pensamientos en ese grado que entraron inmediatamente en contacto con aquellos que
estaban en el cielo de la fe intelectual. Luego observé que ellos eran aquellos que, en el sentido más
interior, significan Gad; porque aunque saben, y por lo tanto son capaces de creer que Dios el
Mesías, por el Espíritu Santo, solo los gobierna, y que tienen poder solo cuando se excitan
inmediatamente, aún cuando fueron removidos, al principio querían incitar algunas perturbaciones,
pero después de un poco de contienda conmigo, cedieron.

Además, también hoy, por la Divina Misericordia de Dios el Mesías, se me permitió tener una
experiencia viva, que los espíritus, aunque malvados, es decir, que están en orden pervertido, no
obstante son capaces de deleitar a alguien; mientras están en ese estado exterior, Aser se refiere a
ellos; porque estaban en el estado de hacerse agradables a su compañía, en preferir la complacencia
al cielo interior, o al hombre interior.

Estas son cosas que son arcanos, y acerca de las cuales se pueden decir muchas cosas: 1747, 8 de
febrero, en cuyo día se permitió anotar en el margen, algo concerniente a las bendiciones de los
hijos de Jacob (Génesis 49).

Traducido y revisado por el Dr. Andrés Omar Ayala, DD - 2018