Está en la página 1de 3

Idea de cómo Japón y Suiza lograron el estado que tienen hoy

Alto nivel de innovación:


Suiza y Japón son dos países que encabezan la innovación tecnológica en el mundo gracias
a la disciplina y eficiencia que existe en los mismos.
El bienestar de Suiza se debe a su gran capacidad de innovación. Los consorcios
internacionales y las numerosas empresas pequeñas y medianas de Suiza mejoran
continuamente sus productos, servicios y procesos a través de inversiones en investigación y
desarrollo. Este éxito se nutre de la presencia de centros de investigación renombrados y de
la capacidad de convertir los resultados de las investigaciones en productos comercializables.
Además, unas condiciones marco ideales para la propiedad intelectual y la disponibilidad de
especialistas en gestión de la propiedad intelectual crean las mejores condiciones para
proteger y aprovechar la innovación.
Japón, a pesar de su reducido tamaño y escasos recursos naturales (con poco control y
vigilancia de los aprovechamientos de los recursos naturales). A pesar de ello, Japón da gran
importancia a la investigación y a la producción tecnológica (informática y robótica). Por lo
que está a la vanguardia de la informática exportando sus innovaciones tecnológicas.

Idea de cómo los Latinoamericanos pueden lograr el estado que tiene Japón y Suiza
hoy.
Alcanzar la Equidad
La equidad es una cualidad que consiste en dar a cada uno lo que se merece en función de
sus méritos o condiciones. El concepto tiene dos características: igualdad de oportunidades
y no-privación absoluta.
Para lograr a alcanzar la equidad hemos creado un plan:
Plan para alcanzar la equidad
1. Garantizar que las políticas e intervenciones incluyan explícitamente a las poblaciones
excluidas y menos favorecidas, y tengan un foco central en la infancia, desde los primeros
años de vida.
2. Priorizar enfoques comunitarios y basados en contextos sociales, en lugar de aquellos
enfoques que plantean una visión de “arriba hacia abajo”.
3. Incorporar el enfoque de equidad en la programación y las políticas
4. Impulsar la participación de las poblaciones más vulnerables, en particular de niños, niñas
y jóvenes, no sólo como beneficiarios sino también como agentes de cambio social.
5. Invertir en estrategias inclusivas de protección social, como un componente clave de la
política pública.
6. Priorizar en políticas y programas de reducción de la pobreza y profundizar las medidas
contra la corrupción.
7. Establecer respuestas y políticas integrales para toda la vida
8. Desarrollar metas medibles para monitorear el progreso en la reducción de las brechas de
desigualdad social y económica.
9. Promover e incorporar un enfoque de equidad en los marcos institucionales,
organizativos y políticos, más allá de lo desarrollado en temas de género en las últimas
décadas.

Medidas
1. Igualdad de la calidad de la educación y oportunidades
Todos los grupos sociales deben tener las mismas probabilidades de ingresar en el sistema
educativo, mantenerse en él, aprender lo mismo y obtener los mismos beneficios de lo
aprendido:
 Ampliar y mejorar la atención y la educación en la primera infancia, especialmente para
los niños y niñas más vulnerables;
 Velar por que todos los menores de edad, en particular los que se encuentran en situación
de desventaja y las niñas, tengan acceso a una educación primaria de calidad, obligatoria
y gratuita;
 Garantizar que se satisfacen las necesidades educativas de todos los jóvenes y adultos
mediante la igualdad de oportunidades en el acceso a una enseñanza adecuada y a
programas de educación práctica para la vida;
 Mejorar todos los aspectos de la calidad educativa y velar por la excelencia.

2. Integración educativa
La integración educativa en el aula regular está muy ligada al concepto general de
normalización, es decir, la inclusión en la sociedad y en el día a día de todas las personas, sin
hacer distinciones o segregaciones de ningún tipo por su procedencia, cultura, discapacidad
física o intelectual o cualquier otra circunstancia:
 Cambios en los modelos de enseñanza y en las políticas educativas.
 Dotación de los recursos suficientes tanto materiales como de personal: refuerzo escolar,
etc.
 Cambios en las estructuras organizativas.
 Adopción de nuevas rutinas de funcionamiento en el aula.
 Implicación de los distintos actores de los procesos de enseñanza y aprendizaje: maestros,
la dirección del centro, los propios escolares y sus padres.

3.