Está en la página 1de 5

EL AMOR SIEMPRE ES BONDADOSO

I Cor 13:4 Tener amor es ser bondadoso;

Introducción: Estamos en este mes de noviembre enfocados en nuestro lema en “En


busca de nuestro hermano” Iniciamos un estudio sobre el amor y hoy continuamos en
ello
¿Qué es la bondad? La bondad es el amor en acción. El amor no es un sentimiento. Es
algo que usted hace. Crea los sentimientos. Pero el amor no es un sentimiento; es
acción. La Biblia dice que el amor es la bondad en acción.

I) Respuestas diferentes a una misma necesidad

Lucas 10:29-37 Pero él, queriendo justificarse a sí mismo, dijo a Jesús: ¿Y quién es mi
prójimo? 30Respondiendo Jesús, dijo: Un hombre descendía de Jerusalén a Jericó, y cayó en
manos de ladrones, los cuales le despojaron; e hiriéndole, se fueron, dejándole medio muerto.
31
Aconteció que descendió un sacerdote por aquel camino, y viéndole, pasó de largo. 32Asimismo
un levita, llegando cerca de aquel lugar, y viéndole, pasó de largo. 33Pero un samaritano, que iba
de camino, vino cerca de él, y viéndole, fue movido a misericordia; 34y acercándose, vendó sus
heridas, echándoles aceite y vino; y poniéndole en su cabalgadura, lo llevó al mesón, y cuidó de
él. 35Otro día al partir, sacó dos denarios, y los dio al mesonero, y le dijo: Cuídamele; y todo lo
que gastes de más, yo te lo pagaré cuando regrese. 36¿Quién, pues, de estos tres te parece que fue
el prójimo del que cayó en manos de los ladrones? 37Él dijo: El que usó de misericordia con él.
Entonces Jesús le dijo: Ve, y haz tú lo mismo.

 Jesús cuenta la historia de tres hombres que tomaron el camino de Jerusalén a


Jericó, el cual era un camino de mala fama, conocido por sus asaltantes y
ladrones. Todos encuentran la escena de un crimen. Cada uno de estos
hombres responde de las siguientes maneras.

a) “Mantengo mi distancia”.

Lucas 10:30-31 “Respondiendo Jesús, dijo: Un hombre descendía de Jerusalén a Jericó, y


cayó en manos de ladrones, los cuales le despojaron; e hiriéndole, se fueron, dejándole medio
muerto. 31Aconteció que descendió un sacerdote por aquel camino, y viéndole, pasó de largo.”.

 La mentalidad de esta persona es: Mantenga a las personas a un brazo de


distancia. Porque si se acerca mucho, va a tener que involucrarse. Y si se
envuelve, puede salir herido.

b) “Curioso, pero sin involucrarme”

Lucas 10:32: “Asimismo un levita, llegando cerca de aquel lugar, y viéndole, pasó de
largo.”

 Este tipo es peor. Se cruza la calle, mira a este hombre que ha sido hecho
víctima, tirado en el suelo, golpeado y medio muerto, desnudo, desangrando y
después de mirarlo cuidadosamente se regresa al otro lado del camino y sigue
su viaje.

c) “Trato a otros como quiero que me traten”.

Lucas 10:33-35 Pero un samaritano, que iba de camino, vino cerca de él, y viéndole,
fue movido a misericordia; 34y acercándose, vendó sus heridas, echándoles aceite y vino;
y poniéndole en su cabalgadura, lo llevó al mesón, y cuidó de él. 35Otro día al partir, sacó
dos denarios, y los dio al mesonero, y le dijo: Cuídamele; y todo lo que gastes de más, yo
te lo pagaré cuando regrese.
 Vamos a tratar al hermano que no ha vuelto como quisiésemos nosotros ser
tratados

II) Cuatro cosas que nosotros necesitamos aprender a desarrollar:

1. Comienzo a ver las necesidades de las personas a mí alrededor.

 La bondad siempre comienza con los ojos, la forma en que observa las cosas,
en que es sensible a las necesidades de otra gente.

Lucas 10:33: “y viéndole, fue movido a misericordia”.

 Si quiere aprender a cómo ser una persona más bondadosa, tiene que cambiar
la manera en que mira al mundo.

 ¿Por qué no vemos las heridas de la gente alrededor de nosotros? La prisa.

 Para aprender a ser más bondadoso, necesitamos andar más despacio

 El primer paso a la bondad es pedirle a Dios que nos dé un radar


espiritual, para que esté diligentemente viendo por las personas necesitadas a
su alrededor que están lastimadas emocionalmente, espiritualmente,
físicamente.
 Algunos padecemos de DAE (Déficit Atencional Espiritual)

2. Simpatizo con el dolor de la gente.

 No es suficiente solamente ver las necesidades, tiene que sentir las emociones
de la gente.

Lucas 10:33 “Pero un samaritano, que iba de camino, vino cerca de él, y viéndole, fue movido
a misericordia”.

 Si la sensibilidad comienza con los ojos, la simpatía comienza con los oídos. Es
aprender a escuchar.

 La gente se muere por tener a alguien que los escuche. Por eso es que se
meten en esos salones de plática en Internet.
 A veces la bondad es sólo escuchar. De hecho, dar consejos puede ser contrario
a la bondad.

 Es una necesidad humana ser entendido, que uno no es un animal raro, que no
está loco, que lo que siente es algo normal y también otra gente lo ha sentido
antes.

 A menudo Dios permite problemas en su vida sólo para enseñarle a identificarse


con otros.

3. Aprovecho las oportunidades para ser bondadoso

Lucas 10:34 y acercándose, vendó sus heridas, echándoles aceite y vino; y poniéndole en su
cabalgadura, lo llevó al mesón, y cuidó de él.

 No lo posponga. Haga lo que pueda en ese instante.

 En este mes estamos ante una gran oportunidad de ser bondadosos, buscando
al menos dos personas que no han vuelto a la iglesia. El amor es algo que hace.

 Hizo lo que pudo con lo que tenía en ese momento en particular.

III) LA BONDAD DEMANDA DISPOSICION

a) Debe estar dispuesto a ser interrumpido.

 La bondad no ocurre en su horario. Acontece en el horario de los otros. Por eso


es que necesitan su bondad

 La bondad requiere tiempo. El Buen Samaritano a lo mejor perdió un negocio


que le estaba esperando

 Dios en estos días te va a interrumpir poniendo a alguien que no ha vuelto a la


iglesia para que lo animes

2. Debe estar dispuesto a tomar riesgos.

 Para ser bondadoso, debe estar dispuesto a arriesgarse. Muchas veces, lo que lo
detiene a ser bondadoso son sus propios miedos.

El Samaritano podría haber tenido este temor legítimo:

 “¿Y si lo ayudo y él me rechaza? Él puede decir: ‘¡No quiero su ayuda! Déjeme


sólo. Usted es un samaritano’”. Los judíos y los samaritanos eran enemigos
mortales.

 Podríamos decir: ¿Y si busco a ese hermano que no ha vuelto y me rechaza? Es


un temor legítimo
4. Pago lo que cueste.

 Ser bondadoso tiene su precio.

Lucas 10:35 Otro día al partir, sacó dos denarios, y los dio al mesonero, y le dijo: Cuídamele;
y todo lo que gastes de más, yo te lo pagaré cuando regrese.
 Este samaritano hizo lo que pudo para ayudar, cualquiera que fuera el costo.

 ¿Qué ganó él con esto? Nada. Ni siquiera conocía a la víctima. Era un total
desconocido. No ganó nada del herido. La bondad es cuando hace algo por
alguien sin esperar nada a cambio. Entonces, ¿por qué ser bondadoso?

Debo ser bondadoso porque...

 Dios lo ha sido conmigo.


 La bondad le hace feliz.
 Otra razón más, Dios bendice la bondad.

Isaías58:7-9 “Si alimentas al hambriento y cuidas de las necesidades de los que


sufren, entonces tu luz brillará en la oscuridad. El Señor siempre te guiará y satisfacerá
tus necesidades en lugares áridos… ¡Serás como un manantial que nunca se seca!”.

Conclusión: Pidamos hoy ser cubiertos por un manto de bondad, donde podamos
llevar el amor de Dios a la gente; y en estos días a los hermanos que estaremos
buscando y que no han vuelto