Está en la página 1de 6

FAMILIA

La familia es un grupo de personas formado por individuos unidos,


primordialmente, por relaciones de filiación o de pareja. El Diccionario de la
Lengua Española la define, entre otras cosas, como un grupo de personas
emparentadas entre sí que viven juntas, lo que lleva implícito los conceptos de
parentesco y convivencia, aunque existen otros modos, como la adopción. Según
la Declaración Universal de los Derechos Humanos, es el elemento natural,
universal y fundamental de la sociedad, tiene derecho a la protección de la
sociedad y del Estado.
Los lazos principales que definen una familia son de dos tipos: vínculos de
afinidad derivados del establecimiento de un vínculo reconocido socialmente,
como el matrimonio que, en algunas sociedades, solo permite la unión entre dos
personas mientras que en otras es posible la poligamia, y vínculos de
consanguinidad, como la filiación entre padres e hijos o los lazos que se
establecen entre los hermanos que descienden de un mismo padre. También
puede diferenciarse la familia según el grado de parentesco entre sus miembros.
No hay consenso sobre una definición universal de la familia. Es un
concepto antropológico inferior al clan, la tribu y la nación; sociológico e
incluso económico (unidad mínima de empresa). La familia nuclear, fundada en la
unión entre hombre y mujer, es el modelo principal de familia como tal, y la
estructura difundida mayormente en la actualidad; pero las formas de vida familiar
son muy diversas, dependiendo de factores sociales, culturales, económicos y
afectivos. La familia, como cualquier institución social, tiende a adaptarse al
contexto de una sociedad.
TIPOS DE FAMILIAS
Familia nuclear: Compuesta por padre, madre e hijos fruto de la pareja en
convivencia diaria. Se trataría del modelo predominante en las sociedades
urbanas. Como novedad en los últimos años, se podría decir que este tipo de
familia tiende a perpetuarse más en el tiempo debido a la tardanza en la
independencia de los hijos a día de hoy.

Familia extensa: En esta, además de los miembros citados en el tipo anterior


conviven otros miembros de generaciones anteriores, como por ejemplo los
abuelos. En este caso nos referimos a la familia como concepto tradicional, en el
que la convivencia de varias generaciones se realizaba como una decisión vital y
no como una adaptación a una situación en la que es necesaria la convivencia
por, por ejemplo, motivos económicos.
Familias mono paternales: En las que solamente se cuenta con la presencia del
padre o la madre, ya sea por viudedad, abandono o decisión personal (padres o
madres solteros). En este tipo de familias pueden aparecer problemas debido a la
sobrecarga o exceso de responsabilidad depositada solamente en una figura
paterna. Sin embargo, se puede desarrollar igualmente un modelo del progenitor
ausente por la identificación con otro familiar o persona cercana.

Abuelos acogedores: Es un tipo de familia que se da cuando los abuelos se hacen


cargo de los nietos asumiendo el rol de padres. Generalmente se produce por
causas forzosas o negativas, como fallecimiento de los progenitores, ausencia o
dificultades para asumir la responsabilidad de la paternidad.
MATRIMONIO

El concepto de matrimonio como institución compromete tanto a la esfera de lo


jurídico-civil como a la de lo sociocultural y religioso. En muchos países del mundo
se está revisando el concepto de matrimonio y sus alcances.

Puede decirse que contraer matrimonio es hacer pública ante la sociedad, ante la
ley o ante los miembros y guías espirituales de una congregación determinada,
la voluntad de dos personas de construir una familia sobre la base del amor y el
respeto mutuo. Las tres principales doctrinas consideran al matrimonio de distinto
modo.
Matrimonio: tres categorías
–Matrimonio como sacramento (matrimonio religioso clásico): Desde el tiempo del
Concilio de Trento, la Iglesia determinó que el matrimonio conforma un contrato-
sacramento entre dos partes, un hombre y una mujer. Dios lo ha determinado así,
y por eso es que durante el papado de Pío XVIII se consagró esa teoría del
sacramento, que conlleva otras cuestiones; la principal es que al ser sacramento,
es único e indisoluble.
–Matrimonio como contrato (matrimonio civil): El espíritu Iluminista del Siglo XVIII
consideró una falencia los matrimonios arreglados: fue por eso que se trajo la idea
de matrimonio como contrato.Un contrato del derecho privado, que por pertenecer
a tal rama, podría romperse con la sola voluntad de los intervinientes. Con el
tiempo, aparecieron corrientes que vieron al matrimonio como un contrato, pero
de derecho público, y por tanto susceptible de ser legislado por el Estado.
–Matrimonio como institución: La idea predominante en este caso es la de bien
común. Aquí no interesa tanto la cuestión contractual, sino la individualidad
objetiva del matrimonio. Deja de ser un conjunto de dos intereses para
transformarse en un valor en sí mismo.

UNIÓN DE HECHO

Es la institución social de un hombre y una mujer con capacidad para contraer


matrimonio, se juntan maridablemente, sin estar casados entre sí con el propósito
de un hogar y vida en común más o menos duradera cumpliendo los mismos fines
que el matrimonio, y con el plazo mínimo y condiciones para que goce de la
protección legal.
NATURALEZA JURÍDICA: institución social que cumple con fines similares al
matrimonio, y busca dar legalidad a uniones anteriormente consideradas ilícitas e
inmorales. Institución social que tiene la necesidad de brindarle protección legal a
la mujer ya los hijos.
ANTECEDENTES EN LA LEGISLACIÓN GUATEMALTECA
Constitución de 1945 art. 74 decía el Estado promoverá la organización de la
familia sobre la base jurídica del matrimonio, el cual descansa en la igualdad
absoluta de derechos para ambos cónyuges; la ley determina los casos en que,
por razón de equidad, la unión entre personas con capacidad legal para contraer
matrimonio, debe ser equiparada, para su estabilidad y singularidad al matrimonio
civil.
En 1947 se dictó el estatuto de uniones de hecho Decreto Legislativo 444.
En la Constitución de 1956 ya no se mencionan los caracteres de esta unión,
solamente se limita a decir que la ley determina lo relativo a uniones de hecho.
El Código Civil de 1964 se equipara la unión de hecho al matrimonio, y la regula
(173 c.c.)
La Constitución de 1965 la regula en el artículo 86: La ley determinará la
protección que corresponde a la mujer y a los hijos dentro de la unión de hecho y
lo relativo a la forma de obtener su reconocimiento.