Está en la página 1de 4

Ochoa Vargas Mariana Edith

ENSAYO PSICOLOGIA DEL MEXICANO EN EL TRABAJO

Después de haber leído éste libro, me quedé pensando en que en efecto, los mexicanos
somos resultado de toda nuestra historia pero a su vez, nos defendemos con eso para
justificar lo que no hacemos. Ya que somos una raza o cultura muy hipócrita negada al
cambio y llena de pretextos. El libro habla de que el factor humano es lo más importante y
cada persona es lo que lo rodea y en base a ello toma sus decisiones. ¿Pero qué decisiones
tomamos los mexicanos? El gobierno que hemos elegido nos da armas para defendernos
pero no lo hacemos porque nos tienen entretenidos con otras cosas que son menos
importantes pero que logran mantener nuestra atención la mayor parte del tiempo. Sólo
cuando nos vemos afectados personalmente, es cuando nos decidimos a hacer algo y es
cuando empezamos a actuar; pero en cuanto el gobierno nos da algo de lo que queremos
dejamos de luchar por lo que en realidad queremos y nos conformamos con lo poco que
nos dieron. Yo creo que este es el problema más grande porque a pesar de que el hombre
a diferencia de los demás es el único que se adapta a la naturaleza y a la cultura, su
personalidad la da su familia o ascendencia; y en la cultura mexicana aun se acostumbra
que los hombres son los que trabajan más y por lo tanto son los que ganan para mantener
a su familia. La mujer aunque ha logrado integrarse al área laboral, sigue viéndose como la
que cría a sus hijos y eso le crea muchas limitantes debido a que si un hijo se enferma, se
ve obligada a faltar a sus obligaciones laborales para atender la enfermedad de su hijo y es
por esto que aún nos ponen trabas para darnos puestos de alto rango. Otra cosa que
tenemos los mexicanos es que somos muy individualistas y no sabemos trabajar en equipo
por ello buscamos sólo nuestro bienestar y no el de todos. Pero también tenemos que
reconocer que debido a nuestra historia también tenemos cosas muy buenas por ejemplo:
somos constantes, disciplinados, pacientes y trabajamos el tiempo que nos piden y es por
esto que hay tantas empresas con dueños extranjeros en nuestro país porque si
intentaran hacerlo en otro lado, su empresa no sería tan eficiente como lo es aquí.
También es importante mencionar que si somos tan pacientes y tan disciplinados es
porque la mayoría de los mexicanos no tenemos los recursos necesarios para vivir y
trabajamos de más para poder satisfacer nuestras necesidades primarias y eso lo utilizan
las empresas para explotarnos y seguirnos pagando lo mismo a pesar de que trabajamos
el doble de tiempo. Son muy pocas las empresas que realmente se preocupan por el
bienestar de sus trabajadores y le dan valor a su tiempo y su esfuerzo. Es por esto que los
mexicanos necesitamos entender el valor que tiene nuestro trabajo para que así podamos
pedir y exigir lo que realmente nos corresponde. Como conclusión puedo decir que el libro
hiso que tuviera una gran confusión mental pues relata varios factores de la vida cotidiana
de un mexicano pero al mismo tiempo me di cuenta que así como los mexicanos tenemos
Ochoa Vargas Mariana Edith

muchos defectos también tenemos grandes cualidades y somos grandes por nuestra
historia solo hay que trabajar en ciertos factores que no nos hacen crecer. Por otro lado
pienso que algo que nos afecta directamente en nuestro comportamiento ciertamente es
nuestra historia pues al mismo tiempo que nos hace ser grandes también nos rezaga pues
somos una cultura muy conservadora que se niega al cambio un ejemplo: es la nueva
tecnología que a veces no aceptamos o tal vez el machismo que todavía en estos tiempos
no se puede erradicar de las familias y estos es porque tenemos la imagen pasada que el
hombre debe ser macho, borracho y mujeriego. Sinceramente me agrado el libro pero si
me deja consternado y con ganas de cambio empezando pues creo que se puede hacer
algo al respecto para lograr cambiar esta situación que nos perjudica tanto pues me duele
que en gran parte del libro nos hace ver como el mexicano desarrollo un sentimiento de
inferioridad y creo que esto no debería ser pues estamos en un país que lo tiene todo.

Es imprescindible para abordar este tema conocer la definición o bien que es la psicología.
La psicología («psico», del griego ψυχή, alma o actividad mental, y «logía», -λογία,
tratado, estudio) es la ciencia que estudia la conducta observable de los individuos y sus
procesos mentales, incluyendo los procesos internos de los individuos y las influencias que
se ejercen desde su entorno físico y social.

En incontables ocasiones el tema del mexicano es fruto de grandes discusiones, desde los
no muy estudiados hasta aquellos que se ufanan de conocer la conducta y la psique de
este ser denominado “mexicano”, llegando estos a conclusiones tan variadas al respecto
sobre la psicología del mexicano. Múltiples son las características poblacionales de México
por esta diversidad la psicología de este en verdad es bastante amplia para discernirla y
realizar conjeturas al respecto. Más sin embargo como mexicano me pregunto ¿Quién soy
en verdad?, ¿Cómo soy?, ¿Cuál es mi futuro como ser pensante?, ¿A dónde va dirigida
nuestra mentalidad, conducta, cultura, en esta gran diversidad? De verdad que es difícil
contestar y dar un planteamiento definitivo a estas preguntas.

Sin embargo algunos estudiosos de este fenómeno como José Vasconcelos, Caso y entre
otros precursores como Octavio Paz, Santiago Ramírez y Pablo González Casanova se han
atrevido a dar sus puntos de vista en cuanto a la conceptualización del mexicano como ser
individual y colectivo.

¿Sabemos a ciencia cierta quienes somos los mexicanos? Últimamente Mauro Rodríguez
en su libro La Psicología del Mexicano en el Trabajo realiza una cuenta de observaciones y
aseveraciones de cómo estamos constituidos los mexicanos y como actuamos bajo ciertas
circunstancias, sobre todo laborales. Hace en su libro un recorrido desde nuestras raíces,
la conquista, la liberación del nuevo mexicano que no pertenece a la casta de los
conquistadores así como tampoco a la sangre indígena de la cual forma también parte,
Ochoa Vargas Mariana Edith

rechazado por ambas es el gran detonante para que este nuevo ciudadano busque la
libertad tan deseada. Esta libertad que a la postre le traería grandes perturbaciones en su
conciencia debido a la forma en la cual fue creado, por un lado el conquistador
avasallador, arrogante y ambicioso, por otro lado la casta sumisa debido a la saña con que
fue sometida por las armas de los nuevos colonizadores, así también participo de forma
cómplice para lograr tal sometimiento el factor religioso brindado por los frailes
misioneros llegados a estas tierras. Esto es lo que la historia nos ha enseñado
puntualmente, ¿pero es así la realidad? Esta realidad que la historia se ha encargado que
cada uno de los mexicanos aceptemos como tal, aunque en nuestra vida diaria no deja de
percibirse ciertos destellos de coraje y de incomprensión de esa realidad, llegando en
muchos caso calar en la conciencia colectiva de nuestra nación, dando como resultado un
rencor y coraje hacia nuestros conquistadores.

Por otra parte hay estudiosos del tema que plantean otras hipótesis al respecto. Los
investigadores han logrado trazar, por lo menos, uno de los orígenes genéticos del
mexicano actual y lo identifican entre los nómadas provenientes de Asia que se asentaron
en el territorio nacional hace más de 30 mil años.

“Se supone que es de origen asiático y después cuando llegan aquí hay diversas olas que
llegaron al continente en diferentes épocas y después se van mezclando y por eso hay
tantos marcadores genéticos en el mexicano moderno”, dijo Brigitte Faugere, antropóloga
del CECAM de Francia, de esta índole pudiéramos citar variadas fuentes, pero en si somos
lo que actualmente tenemos en nuestra vida individual y colectiva.

¿Quién es en verdad el mexicano? Abordar este tema tan complejo, de verdad que es una
gran retórica como anteriormente pudimos observar. Como es posible decir tal o cual cosa
es el mexicano. Aunque aceptemos o no aceptemos la realidad hay ciertos patrones de
conducta que nos definen como tal. En la psicología de nuestro ser se encuentran muy
arraigados y presentes valores que nos identifican a todo el conglomerado de estados que
conforman nuestro actual México. De todos bien conocidos nuestro sentimiento patriota,
el amor a lo religioso, se dice que todo mexicano ante todo es Guadalupano, aunque esto
ya un poco socavado por las muchas corrientes religiosas protestantes, el respeto a
nuestra bandera y símbolos patrios, nuestra música mundialmente conocida con el
mariachi y de la mano no puede faltar el muy mundialmente famoso tequila.

Yo agregaría que el mexicano somos en su gran diversidad, personas que conocen su


pasado histórico, pero que lo vemos como parte del pasado del cual debemos tener
presente que no fue nada fácil. Partiendo de este hecho la psicología del mexicano se ha
forjado con sufrimiento, dolor y servilismo, hechos circunstanciales muy socorridos por
quienes escriben al respecto. De ninguna manera forma parte del mexicano actual esta
Ochoa Vargas Mariana Edith

visión, sino todo lo contrario, está ocupado en sobresalir como estudiante, investigador,
trabajador, empresario, etc., en las diferentes esferas en donde participa. Conocedores de
que tenemos una gran cultura, grandes valores, grandes potenciales económicos, grandes
riquezas naturales como país; el mexicano está despierto a estas realidades y les esta
haciendo frente con preparación para desempeñar y tomar retos a los cuales nuestros
antepasados no estaban preparados y a los cuales les eran negados.

En este libro de Psicología del Mexicano en el Trabajo se reconoce que México es un país
de grandes potencialidades y bastas riquezas, pero que estas no han sido bien
aprovechadas para impulsar a esta gran nación a los primeros planos en el orden mundial,
siendo en contra parte una de las economías con mayor movimiento en el mundo. Es
tiempo ya de dejar atrás todas estas historias y poner a cada mexicano en su vital realidad,
trabajando y esforzándose por lograr sacar adelante con superación personal,
construyendo y aportando ese grano de arena que tanto hace falta para dar paso a una
nueva generación de individuos que hagan sobresalir a esta nuestra nación.

El mexicano de hoy, de este momento, ya se dio cuenta que tiene que esforzarse, estudiar
y trabajar mas, para lograr las metas y objetivos que se ha planteado. El avance registrado
en los últimos años muestra que México y los mexicanos están dando un cambio
importante en la forma en cómo ven el mundo y lo que lo afecta cotidianamente, esta
creando una mentalidad de cambio, de enfrentar retos a los cuales no estaba
acostumbrado, y logra salir adelante con inteligencia y conocimiento. Con el pasar de los
años el mexicano ha tenido un proceso de aculturación de prácticas globales que lo han
beneficiado, esta nueva forma de vida laboral le a generado frutos satisfactorios que una
vez conquistados no está dispuesto a dejar de lado.

En conclusión una nueva generación de mentes mexicanas se esta forjando, personas con
vigor que están haciendo frente a nuevas tecnologías, a conocimientos diversos,
aportando e innovando en muchos campos del saber, del ámbito laboral y por supuesto
asimilando lo mejor de la globalización. Además siendo parte importante en los cambios
que se están presentando en la vida de las empresas mexicanas y como parte activa en
compañías de capital extranjero. No cabe duda que México en el corto plazo será uno de
los países con mayor futuro. Todos aquellos valores que nos identifican y nos sirven nos
seguirán acompañando como parte vital de nuestra identidad, dejando atrás todos
aquellos tabúes, paradigmas y mitos que envuelven la falsa y estereotipada imagen que se
nos ha creado en el exterior.