Está en la página 1de 5

1 de Junio del 2018 El deterioro

urbano en Churín.
El impacto del proceso de
turistificación a partir de los
complejos termales dentro y fuera
de la ciudad.

Pierre Gerone Collazos Zevallos


CURSO: ECONOMÍA URBANA Y REGIONAL
PROFESOR: Mg. Eco. JULIÁN ANTEZANA ALVARADO
Descripción del problema

El problema que se va a desarrollar tiene como ubicación la ciudad de Churín, en el


distrito de Changara, provincia de Oyón, departamento de Lima. Está ubicada sobre la
margen izquierda del rio Huaura, a 2265 m.s.n.m. Además se encuentra a 258 km. al
nor este de Lima, a un tiempo aproximado de 6 a 7 horas. Churín, con una población
de 1889 habitantes, ha sido una ciudad que ha tenido como actividades productivas
principales a la agricultura y la ganadería, que sin embargo han ido transformándose a
lo largo de los años hacia otras actividades como la minería y el turismo. Para abordar
la problemática urbana es necesario considerar el contexto sociocultural, político,
económico y espacial en el que está inmerso. En ese sentido se determina como
problema el deterioro urbano en medio de un proceso de turistificación a través del
establecimiento de complejos termales dentro y fuera de la ciudad. Para ello se ha
analizado el índice de desarrollo humano (IDH) del distrito de Changará (cuya capital
es Churín) entre el periodo 2003 -2012, comparando con el distrito de Oyón (capital de
la provincia), cuya cercanía (30.3 km. distancia y un tiempo aproximado de 44 minutos)
se considera relevante para explicar parte del problema.

Análisis descriptivo de los componentes económicos de los procesos que


configuran sus causas

Un estudio realizado en el 2014 muestra que uno de los principales problemas


percibidos por la población es el abandono de la agricultura. La producción de la ciudad
de Churín no logra abastecer al mercado local ocasionando que la demanda de bienes
sean traídos de Lima y otros pueblos cercanos (Falconí, 2014). Este problema se
muestra como una tendencia creciente que afecta el desarrollo económico local,
reflejando la poca rentabilidad por hectárea que tiene la agricultura en la zona andina y
que produce el traslado de las poblaciones económicamente activas hacia otras
actividades como la Minería, específicamente la metálica, cuyo centro de operaciones
se encuentra en el distrito de Oyón, específicamente con las empresas mineras
Buenaventura S.A.A. y Los Quenuales S.A. Asimismo, la actividad minera del distrito
vecino ha producido externalidades negativas como el derrame de combustibles o de
minerales al río en el trayecto hacia la mina, ocasionado un impacto en la reducción de
la productividad agrícola de Changará, un costo social que dichas empresas están muy
lejos de asumir. A este problema de contaminación y gestión ambiental, se suman otros
como la pobreza extrema, el deficiente estado de las carreteras, el desempleo, que a
su vez se conjugan con el crecimiento del turismo como actividad principal de Churín y
motor actual de su economía. Gracias a esta creciente actividad se han podido reducir
la desigualdad campo-ciudad, fomentando la demanda de terrenos urbanos y empleo
hacia actividades turísticas. Por ejemplo, el sector de hospedaje y hoteles (las casas de
vivienda poco a poco han desaparecido para dar nacimiento a edificios modernos
destinados al turismo) (Falconi, 2014).
La gran cantidad de recursos naturales han convertido a la provincia de Oyón en la
provincia limeña con la ruta de termas más grande del país. La cantidad de complejos
turísticos que este albergue, ha creado una economía de aglomeración a partir de la
creación de hoteles, restaurantes, agencias de turismo, empresas de transporte,
comercio de artesanías, etc. A partir de estas actividades económicas se podría medir
la productividad urbana, y el rol que tiene la ciudad en el desarrollo regional a través del
aprovechamiento del turismo en la dinámica territorial. Sin embargo, si bien la ganancia
de productividad por la aglomeración es un factor importante para el desarrollo, no han
significado externalidades positivas importantes para el distrito pues se ha generado un
deterioro urbano que entra en contraste con que el crecimiento del turismo en los
últimos años no ha sido planificado por ninguna institución. Se dio de manera
espontánea. Los complejos turísticos fueron construidos donde se encontraron las
fuentes termales, en la medida que fue incrementado la demanda por el turismo de
salud y que fueron popularizándose los baños termales a nivel nacional. No obstante,
estos complejos no formaron parte de una integralidad urbana.

Por otro lado, la minería ha posibilitado la migración de parte de la población


económicamente activa hacia el distrito de Oyón, donde se desarrolla la producción
minera metálica de plata, cobre, zinc y plomo. Este hecho puede ser contrastado con
los yacimientos de mineral no metálico. La creciente expansión que durante los últimos
años viene experimentando en todo el mundo la explotación de minerales no metálicos
marca una tendencia económica a considerar, sobre todo porque esta se genera en las
cercanías de las zonas urbanas. En este caso, el distrito de Changará tiene yacimientos
de sustancias no metálicas como roca ornamental, yeso y arena, mientras que el distrito
de Oyón tiene uno de los yacimientos de carbón más importantes de Lima. Sin
embargo, entre los distritos de Oyón y Pachangará que poseen tipos de minería
diferenciadas por metálica y no metálica, respectivamente, existe un mayor peso de la
escala productiva que se refleja en una rápida expansión urbana hacia Oyón.

En ese sentido, para desarrollar en Churín una urbanización turística, entendida como
el proceso por el cual se desarrollan áreas urbanas con la finalidad fundamental de
producir, vender, y consumir servicios y bienes que producen placer a residentes
temporales (Antón Clave, 1998) con integralidad urbana, es necesario comprender la
estructura del consumo, así como el nivel de inequidad territorial que se puede producir
a partir del crecimiento económico de otro distrito cercano como, en este caso, el distrito
de Oyón, capital de la provincia del mismo nombre. La tasa de crecimiento poblacional
de Oyón desde el año 2000 al 2015 es de 1.26%, mientras que el de Changará (distrito
al que pertenece Churín), es de -0.13% en el mismo periodo de tiempo. Es decir, la
población de Changará disminuye lentamente a pesar de tener un espacio de destino
turístico de importancia relativa, lo que significa que las necesidades y condiciones
productivas no generan un impacto significativo en el empleo y en los agentes
productivos.

No obstante, la ventaja comparativa que ofrece Churín se encuentran en las


características de su clima, la calidad de su aguas termales, la disponibilidad de agua
para beber y otros como la gastronomía, que en conjunto son muy buenas para
restablecer la salud, condiciones que a lo largo de los últimos 30 años lo han convertido
en destino atractivo del turismo interno del Perú. Sin embargo, a pesar del incremento
de la demanda turística y la creación de complejos termales (3 en la ciudad y 8 en las
afueras de Churín), se podría decir que solo 1 complejo ha logrado establecer una
ventaja competitiva a partir de su paisaje natural, valor generado por la preferencia
turística hacia el complejo Mama Warmi.

Como se entiende, el principal objeto de consumo del turismo es el espacio, entendido


como un conjunto indisociable de objetos y de acciones, de hechos y flujos (Santos,
1996). En ese sentido no se ha entendido la importancia de los complejos termales, así
como su mejoramiento cualitativo y su integración a la trama urbana la cual
representaría, a largo plazo, un incremento del valor del suelo que permita generar renta
urbana del suelo para mejorar el equipamiento urbano desde un enfoque de la
integralidad urbana.

Análisis descriptivo de los componentes económicos de sus efectos actuales y


futuros

Hoy las ciudades se describen como conglomerados que sufren de un triple proceso
negativo: disolución, fragmentación y privatización (Borja y Castells, 2000). El caso de
Churín parece no ser la excepción. La popularidad que ha ganado Churín como destino
turístico, siendo uno de los pocos complejos termales que tiene el Perú a pesar de su
riqueza en fuentes termales, ha ocasionado un proceso de turistificación produciendo
externalidades positivas y negativas que, sin embargo, no se han reflejado en una
urbanización turística, aprovechando las áreas urbanas para generar (actividades
económicas) que permita el incremento sostenido del ingreso per cápita.

Por un lado, el ingreso per cápita promedio del distrito de Oyón desde el año 2003 al
2012 ha aumento en un 39.14%, mientras que el de Changará en un 12.43%. Si
vinculamos este factor con la economía de urbanización nos damos cuenta que la base
económica de Churín está muy sujeta a los complejos turísticos. No está en proceso de
diversificación y modernización, más bien aún se encuentra anclada a los procesos que
requieren poca especialización y que generan escaso valor estratégico para incurrir en
otras actividades. En ese sentido, si consideramos los años de educación entre ambos
distritos tenemos que, el distrito de Oyón desde el año 2003 al 2012 incrementó los
años de educación en 71.30%. En el año 2003, el número promedio de años de
educación era de 5.31, mientras que en el 2012 fue de 9.10 superando a Changará que
solo incrementó en ese mismo periodo de años en un 7.68% (En el 2003 el promedio
era de 8.28 y en el 2012 fue de 8.92 años). Esto es importante para considerar por qué
a pesar de la aglomeración urbana del distrito de Changará en la ciudad de Churín, no
está generando desarrollo local ya no mantienen un proceso de diversificación y
modernización. La salud y la educación, así como la aceleración de la innovación
tecnológica están muy lejos de ser actividades que generen impactos positivos en esa
ciudad.
Por otro lado, los rendimientos que presenta la agricultura en la zona andina que son
menores al promedio regional y nacional, y mucho menor que la zona costera de Lima,
han ocasionado un flujo migratorio que se refleja en el decrecimiento de la población
en los últimos años y la migración haca ciudades como Lima, Huacho y Trujillo (Falconí,
2014). En ese sentido, la evaluación que realizan las personas sobre el costo de
oportunidad es en relación a la calidad de vida vinculada al deterioro urbano, asi como
la urbanización desigual, la dotación insuficiente de servicios como educación, salud, y
áreas recreativas y el manejo inadecuado del equipamiento urbano, que producen que
las personas busquen actividades que generen mayor rentabilidad en menor tiempo y
lo que se conoce popularmente como “mejores oportunidades”.

En conclusión, integrar, analizar y promover soluciones a las demandas de los


pobladores considerando la percepción sobre los principales problemas para la
elaboración de una propuesta de desarrollo integral, que busque la diversificación de la
base económica es fundamental. Asimismo, el establecimiento de un proceso de
turistificación en la ciudad de Churín, entendido como el proceso de transformación de
un determinado espacio en territorio turístico (Knafou, 1996), puede producir un
incremento en el valor del suelo urbano si se considera un proceso de diversificación y
aprovechamiento de sus paisajes turísticos. A partir de ello, la tasa de migración de la
PEA hacia la minería, el decrecimiento de la población y el abandono de la agricultura,
reflejo de un turismo sin territorio, puede ser revertidas mejorando la calidad de vida
urbana y haciendo una evaluación adecuada de la capacidad de carga turística que
contrarreste su deterioro urbano.

Referencias Bibliográficas

Borja, Jordi (1997) Ciudadanía y espacio público, ponencia presentada en Debat


Barcelona: Ciutat real, ciutat ideal. Barcelona: Centre de Cultura Contemporáneia

Castells, Manuel (2000) Local y Global. La gestión de las ciudades en la era de la


información. México: Taurus

CLAVE, Antón (2006) La urbanización turística. De la conquista del viaje a la


reestructuración de la ciudad turística. Documents d'analisi geografica, (32), pg.17-43

Gobierno Regional de Lima (2008) Plan de desarrollo Regional Concertado (2008 -


2021). Lima: Gerencia de Planeamiento

JURADO, E., Azáldegui, A. y Benavides, O. (2014). Turismo, riesgo y oportunidades


sobre el uso y el consumo de las aguas termales. Caso: Valle de Churín 2013. Lima:
Cátedra Villarreal
KNAFOU, Remy (1996) Turismo e Territorio. Por uma abordagem científica do turismo.
En Turismo e Geogragía – Publicación del Congreso Internacional de Geografía y
Planeamiento del Turismo. Sao Paulo: Editora Hucitec