Está en la página 1de 2

DELINCUENCIA

Como delincuencia nos referimos a todo aquello relacionado con las acciones
delictivas y con los individuos que las cometen, conocidos como delincuentes. La
palabra, como tal, proviene del latín delinquentia.
Los delincuentes son personas que cometen delitos, es decir, que realizan acciones
contrarias a lo que establece la ley y el derecho, y que por ellas son penados por el
sistema de justicia de cada país, lo que implica el cumplimiento de castigos o
sanciones dependiendo de la gravedad de la falta.

El Estado es el encargado de proteger a los ciudadanos contra la delincuencia,


creando órganos de vigilancia y control social, como la policía, y aplicando la ley
mediante el sistema de justicia.

Las penas aplicadas sobre los delincuentes contemplan, por lo general, la prisión, y
persiguen como ideal la reinserción social de los individuos que han cometido actos
delictivos, para que puedan volver a ser elementos productivos de esta.

La delincuencia es una preocupación social en todos los países del mundo, puesto
que esta es un síntoma de los problemas de desigualdad y exclusión que se viven
en el seno de las sociedades.

TIPOS DE DELINCUENCIA:

1: DELINCUENCIA ORGANIZADA:
Como delincuencia organizada se denominan todas aquellas organizaciones
criminales compuestas por un grupo de personas estructurado por jerarquías, roles
y funciones. Su principal objetivo es la obtención de beneficios políticos y
económicos mediante la comisión de delitos.

La delincuencia organizada puede alcanzar niveles de evolución y


perfeccionamiento semejantes a los de las empresas, gracias a lo cual son capaces
de burlar el control gubernamental y construir redes criminales internacionales. De
hecho, este tipo de organizaciones criminales suelen estar constituidas por
individuos vinculados a grupos de poder, lo cual les permite evitar caer en manos
de la justicia.

Entre los delitos más comunes de la delincuencia organizada están la trata de


personas, el tráfico de armas, de drogas, la falsificación o el blanqueo de capitales.

Las mafias y los carteles son el ejemplo más claro de la delincuencia organizada.
Al Capone, en Estados Unidos, y los carteles colombianos de la droga de finales del
siglo XX y los mexicanos del XXI so prueba de ello. El organismo policial creado
para combatir este tipo de delincuencia con sus especificidades es la Interpol.
DELINCUENCIA CIBERNÉTICA:
La delincuencia cibernética es aquella que utiliza internet como instrumento para
cometer delitos. Los delitos más comunes de los delincuentes cibernéticos están
relacionados con el robo de identidad, pueden valerse del phishing, que consiste en
engañar a los usuarios para obtener su identidad; el malware, que desarrolla
programas para recoger información personal de las personas, o el hackeo o
hacking, que consiste en el acceso ilegal a una computadora de forma remota.

La finalidad de la delincuencia cibernética es la recolección de información bancaria


para robar dinero de las cuentas de las personas, sin embargo, también se cuentan
delitos contra los derechos de autor y propiedad intelectual o pornografía infantil. Es
un tipo de delincuencia que ha tenido enorme crecimiento en los últimos años.

DELINCUENCIA COMÚN:
La delincuencia común es aquella que opera sin estructuras organizativas, sino
mediante individuos o grupos de individuos que cometen delitos menores o graves,
principalmente con el objetivo de obtener dinero o artículos de valor. No son
delincuentes especializados.

Los delitos van desde el robo, la ratería, los asaltos, las estafas, el carterismo, las
violaciones, el robo y hurto de vehículo, el vandalismo y otras faltas contra la
propiedad.

DELINCUENCIA URBANA:
Como delincuencia urbana se conoce aquella que ocurre dentro de los términos de
los núcleos poblacionales o ciudades. El espacio urbano, especialmente las
grandes ciudades, son lugares donde se concentra gran parte de la población
debido a su poder económico y financiero, lo cual también atrae a los delincuentes,
que hacen de las ciudades su principal campo de acción. Por esta razón, es en las
grandes ciudades donde aparecen los principales problemas de seguridad.

DELINCUENCIA JUVENIL:
La delincuencia juvenil es aquella referida a la comisión de delitos por parte de
menores de edad. Recibe un tratamiento específico por parte de los sistemas
jurídicos de cada legislación, y se valen de otro tipo de medios coercitivos, como los
centros juveniles de detención.

Es una problemática muy importante que debe ser atendida por la sociedad, pues
por lo general los criminales adultos comienzan sus pasos como delincuentes
juveniles.

También podría gustarte