Está en la página 1de 4

OBSERVANCIA DEL REGLAMENTO DE CONSTRUCCIONES EN LA CIUDAD DE

MÉXICO

(CRÍTICA)

En el documento empieza hablando de los antecedentes de construcción de la Ciudad


de México, que, en edificaciones elegidas al azar, casi ninguna cumple con los requisitos
solicitados, y si los tienen, no tienen una descripción satisfactoria, en otros casos el
Director Responsable de Obra no se pueden identificar, así como la información
presentada, no coincide lo de los planos con lo presentado en la memoria de cálculo.

Así como en otros países que cuentan con un adecuado sistema para el cumplimiento
del código de construcción, ya que de eso se encargan instituciones, con varios
participantes y revisan y supervisan estrictamente para que los edificios sean construidos
de buena manera, pero en México toda esa responsabilidad recae sobre el Director
Responsable de Obra.

Como se observa en el Reglamento de Construcciones de la Ciudad de México, es que


otras partes de país, lo van adaptando con las diferencias sísmicas o condiciones del
suelo, aunque con las Normas Técnicas Complementarias, el diseñador puede manipular
para obtener menos perdidas económicas, cumpliendo requisitos mínimos.

Debido a sismos que han ocurrido en México, la Ingeniería Sísmica se ha desarrollado


constantemente, y se han hecho cambios Reglamento de Construcción de la Ciudad de
México, conforme a la Seguridad Sísmica, se hicieron modificaciones en las normas
haciéndolas mas estrictas. Todo esto porque el Reglamento de Construcciones de la
Ciudad de México agarro un enfoque probabilista, es decir, se contempla la posibilidad
de que puedan ocurrir sismos de fuerte intensidad, similares o incluso mayores al del
1985.

Con la aprobación del Reglamento de Construcción del Distrito Federal en 1987, se crea
una personalidad legal de gran importancia en el proyecto y construcción de
edificaciones: El Director Responsable de Obra (DRO). Considero que esto es mucha
responsabilidad para una sola persona, por eso puede ser que buscan las salidas fáciles,
al ir evadiendo sus responsabilidades de diferente manera, al dejarle la responsabilidad
administrativa, creo que ya no se enfoca en lo técnico.

Al paso de los años, se ha ido modificando la responsabilidad del Director Responsable


de Obra. Le han dado mas responsabilidad y, por lo tanto, de igual manera mas requisitos
para poder soportar ese puesto, así como responder por todo lo que ocurra en la obra.

También entra en acción el Corresponsable en Seguridad Estructural, que es el que


cuenta con los conocimientos técnicos adecuados para responder en forma conjunta con
el DRO. Este se encarga de verificar el proyecto de cimentación y superestructura,
estudios de suelos y construcciones colindantes, y este le debe notificar al DRO cualquier
irregularidad durante el proceso de obra. Creo este cargo es igual de importante que el
Director Responsable de Obra, ya que verifica todo lo técnico, y específicamente solo
eso, aparte de las irregularidades.

Aun así, como ha ocurrido que el Director Responsable de Obra y el Corresponsable en


Seguridad Estructural no cumplen sus obligaciones de cualquier manera, la Secretaría
de Desarrollo Urbano y Vivienda de la CDMX, tiene la autorización de aplicarle sanciones,
y estos son boletinados a Delegaciones para que éstas procedan conforme al
Reglamento y se informará al Colegio de Profesionales al que pertenezca el infractor.
Estas sanciones son necesarias, ya que varios DRO Y CSE conocen y saben las maneras
de evadir sus responsabilidades, y así construyen edificaciones deficientes con tal de
obtener mas ganancias económicas, y no debería ser así.

Con todos estos cambios, haciendo mas estrictas las Normas y solicitudes, sigue
habiendo edificaciones que no cuentan con memoria de calculo o planos constructivos,
siendo construidas después de la ultima modificación que fue en el 2004. O incluso casos
donde ni ubican quien es el Director Responsable de Obra, o si lo encuentran, no
proporciona ninguna documentación. De veinte edificaciones seleccionadas al azar, solo
el 40 por ciento entrego la información solicitada, las demás por diversas razones no lo
hicieron. De esta manera hay edificaciones en cualquier parte de la Republica que, con
normas más estrictas, siguen evadiéndolas, y de alguna u otra manera no son
sancionadas y siguen laborando.
Como parte del proyecto en este documento, se hicieron pruebas para ver si el concreto
y el detallado del acero de refuerzo cumplen con lo establecido en los planos. Se
extrajeron corazones de concreto para hacerle pruebas variadas, como la resistencia del
concreto a la compresión, el modulo de elasticidad. En varios casos no cumple con lo
estipulado en el proyecto.

También se hicieron revisión de los edificios para el estado limite de servicio


(desplazamientos y vibraciones) y estado límite ultimo (resistencia). Varios edificios no
entregaron la información, por lo tanto, no se pudo hacer la prueba, y de los demás, de
igual manera, varios no cumplieron con los estados límites.

Existe una metodología propuesta para determinar las condiciones de daño en las
viviendas, entre mas se necesite evaluar la edificación, mas a detalle es y se requiere
más personal y tiempo.

Esta se divide en fases:

Fase Preliminar (Requisitos de Evaluación), Fase de Observación (Chequeo Rápido Nivel


1), Fase de Evaluación (Nivel 2) y Fase de Evaluación Detallada (Nivel 3).

Estas como específica, entre más se necesite evaluar, mas detallada es, y así determinar
la evaluación.

Como en toda locación, esta se divide en región de sismicidad, la ciudad de México se


divide en tres zonas, baja moderada y alta

En la Ciudad de México se clasifican en dos tipos de estructuras, en marcos de concreto


(C1) y en muros de mampostería (M1).

Esto sirve de apoyo para las fases de evaluación, que va desde la fase de observación
hasta la fase de evaluación detallada.

Para concluir estas evaluaciones se dan las conclusiones, y por más estricta que sean
las normas, hay evasión de responsabilidades, o los DRO no actualizan sus datos y por
lo tanto ya no se pueden localizar, dejando insuficiente la información necesitada,
haciendo las revisiones mas complicadas, así como al no coincidir con la memoria de
cálculo hace suponer que no fue analizada ni diseñada.
Todo esto da a entender que las construcciones están siendo supervisadas por
profesionistas con bajo perfil técnico, que incumple en las normas, dejando edificaciones
deficientes e información insuficiente.

Al ser insuficientes en calidad y seguridad los edificios, las estructuras presentan


comportamiento inadecuado estructuralmente, mala calidad en los materiales utilizados
hace que los efectos de los sismos sean mayores.

Como se observa que en la mayoría de edificios, hay incumplimiento del Reglamento, los
encargados siguen sin ejecutar bien su labor, y como no les imponen una sanción severa,
siguen haciendo un mal trabajo, haciendo que cualquier Reglamento, por mas especifico
y mejorado cada vez, sin la buena ética de los profesionistas, no habrán buenas
edificaciones con las condiciones mínimas de seguridad necearías.