Está en la página 1de 469

La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

"LA SEGURIDAD PÚBLICA MUNICIPAL EN MÉXICO:


ANTECEDENTES, SITUACIÓN ACTUAL Y PERSPECTIVAS"

DOCUMENTO METODOLÓGICO
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

ÍNDICE

INTRODUCCIÓN. ............................................................................................................................................... I
1.- JUSTIFICACIÓN DEL TEMA. ................................................................................................................... IX
2.- OBJETIVOS DE LA INVESTIGACIÓN. .................................................................................................... XI
3.- PLANTEAMIENTO Y DELIMITACIÓN DEL PROBLEMA. ..................................................................XII
4.- PREGUNTAS DE INVESTIGACIÓN. ..................................................................................................... XIV
5. MARCO TEÓRICO-CONCEPTUAL DE REFERENCIA. .......................................................................... XV
6.- FORMULACIÓN DE HIPÓTESIS. .....................................................................................................LXXIII
7. COMPROBACIÓN-FALSACIÓN DE LAS HIPÓTESIS (PRUEBAS EMPÍRICAS O CUALITATIVAS).LXXIV
CONCLUSIONES Y NUEVA AGENDA DE INVESTIGACIÓN. .................................................... LXXXVIII
BIBLIOGRAFÍA ......................................................................................................................................... XCIX
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

INTRODUCCIÓN.

Uno de los problemas más sentidos en la sociedad mexicana, es sin duda el tema de la inseguridad, cual afecta de
manera cotidiana la forma de vida de una gran cantidad de personas a los largo de la república, es en este sentido
que cobra relevancia el tema de la seguridad en los municipios por ser el ámbito más cercano e inmediato que
tiene la población, la presente investigación con el título: “La Seguridad Pública Municipal en México:
Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas”, tiene como propósito aportar información relevante para un
mayor entendimiento y con el objetivo de orientar al lector sobre la forma en que será diseñada la investigación
se presentará una parte metodológica, donde se describe con precisión la importancia de estudiar “La Seguridad
Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas”, los objetivos planteados, la
delimitación y el planteamiento preciso del problema a estudiar, las preguntas de investigación y las hipótesis
desprendidas de éstas. Asimismo, se puntualiza la forma en que se constataron y falsearon las hipótesis de
trabajo que guiaron este estudio, por otra parte se describirán las fuentes de información las cuales servirán para
el apoyo de la formación del documento, finalmente se llegará a la parte donde se describirán las conclusiones
resultado de la investigación realizada.

La presente investigación, surge del interés por tratar un tema que no es nuevo, pero sí es uno de los más
importantes hoy en día; la inseguridad es un problema que afecta la vida diaria de los mexicanos, se manifiesta
de múltiples formas y genera consecuencias en diversos ámbitos que van desde el individual hasta el
internacional, pasando por el familiar, el colectivo, el nacional y el gubernamental. Las afectaciones de la
delincuencia disminuyen el potencial de la sociedad y propician desequilibrios que distancian a las personas
entre sí, y con respecto de las autoridades. Así, es enorme el impacto psicológico, físico y mental que la
inseguridad puede ocasionar en las victimas, en los ofendidos y, según la naturaleza de los ilícitos, en grupos o
en la sociedad en general. Abordamos al objeto de estudio a partir de sus manifestaciones materiales cuyo origen
es explicado y determinado en última instancia por factores económicos, sin dejar de lado el papel del sujeto
histórico-social transformador de esos factores económicos, legales y políticos.

Este trabajo, parte de la premisa de que a medida que la ciudadanía se involucre en las prácticas
gubernamentales y en los procesos de rendición de cuentas, podrá revertir de manera gradual las malas prácticas,
costumbres y desatención que los ciudadanos hacia el gobierno y al mismo tiempo, constituirá un elemento
importante para abatir la corrupción, impulsar la transparencia y contribuir a la transformación del gobierno y
una administración pública más democrática que no se vea rebasada por las demandas de la sociedad en sus
diferentes aspectos.

Lo que se pretende con estas investigaciones, es que la sociedad conozca más profundamente la naturaleza de los
problemas sociales, políticos y económicos de México, con lo cual tendrá mayores elementos para criticar,
corregir y exigir de su gobierno una mayor y mejor atención de los problemas cotidianos; para un desarrollo
integral de un México, necesitado de crecimiento y mejor calidad de vida.

I
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

El problema de la inseguridad pública, por el que atraviesa México actualmente, es un tema que se coloca en el
centro del debate de distintos sectores: gobierno, medios de comunicación, Organizaciones No
Gubernamentales, sociedad civil, entre otros. Desde hace aproximadamente seis años, algunas zonas geográficas
de nuestro país han experimentado altos niveles de criminalidad sin precedentes, no sólo se cometen más delitos
sino que cada vez son más violentos. Este grave problema se traduce en severos daños y afectaciones, tanto en la
vida y expectativas de los mexicanos, como en desarrollo pleno del país.

Hasta el momento, ni las autoridades federales ni locales han logrado dimensionar adecuadamente el fenómeno
delictivo, y por lo tanto no han logrado emprender una estrategia adecuada de seguridad pública. En el año 2007,
a principios del sexenio del presidente Felipe Calderón (2006-2012), se emprendió una lucha en contra del
crimen organizado, específicamente del narcotráfico; esta lucha lejos de generar resultados favorables la
estrategia elegida solamente desató una serie de actividades delictivas más violentas como los altos índices de
homicidio relacionados con el crimen organizado, extorsiones, secuestros, robo con violencia, entre otros.

La estrategia utilizada por el gobierno federal para combatir al crimen no obtuvo los resultados esperados en
favor de la disminución delictiva. Se enfocó en abatir o arrestar a integrantes de distintas organizaciones
delictivas, propiciando la aparición de nuevas y pequeñas organizaciones criminales que fueron expandiéndose a
ciertos puntos del país, y que a la vez utilizaron un poder de fuego nunca antes visto. Esta situación implica
nuevos desafíos para las autoridades del sistema de seguridad y justicia mexicano, tanto del orden federal como
estatal y municipal.

En nuestro sistema político, el municipio tiene tal importancia que es considerado como el primer orden de
gobierno, es aquel que permite y propicia el contacto primario con la ciudadanía y el principal encargado de
proporcionar los servicios básicos para el desarrollo de la comunidad. La Constitución dedica un amplio
apartado a la regulación, integración, operación y funcionamiento del municipio libre, en su artículo 115; el cual,
ha tenido una serie de modificaciones que permiten que al día de hoy, se cuente con mayor regulación respecto
de sus actividades; lo que necesariamente implica que sea perfectible, pues la evolución de la institución no se
detiene y cada vez se hace más necesario un marco regulatorio completo y que contemple las necesidades
actuales de la administración municipal.

La Seguridad Pública constituye un elemento primordial de toda sociedad, quien para su mejor funcionamiento,
organización y convivencia social, debe existir un orden, sin embargo, no hay sociedades perfectas, dado que
cada una de ellas, viven inmersos una diversidad de individuos que desarrollan comportamientos heterogéneos,
ideas, valores y actividades diferentes que al cruzarse entre sí, puede dar como origen a múltiples conflictos,
motivo por lo cual, hubo la necesidad de crear el Estado, cuya principal función es lograr orden social, que
permita un mejor desarrollo y crecimiento social entre los individuos que lo componen.

A través del tiempo se han aplicado diversas formas de gobierno a fin de mantener un orden en la sociedad, pero
no ha sido posible lograrlo, debido a la falta de seguridad que día a día se vislumbra en las calles y en los

II
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

diversos medios de comunicación, los asaltos, asesinatos, agresiones, etc., se convierten en el pan de todos los
días, siendo éste el motivo fundamental por el que se creó el Estado, quien a su vez dio origen a la creación de
leyes que regulan la conducta de los seres humanos, para que quien vaya en contra de las mismas y se adecue a
algunas de las hipótesis establecidas en la Ley, se le castigue su proceder; para esto nuestra Constitución de
1917, en sus artículos 21 y 73 implementa una solución a tal enorme conflicto, que permite un mejor desarrollo a
los integrantes de nuestra sociedad y una coordinación entre la Federación, el Distrito Federal, los Estados y los
Municipios, en la que en su conjunto apliquen estrategias y acciones que den solución a tan grave problema de la
inseguridad.

Debido a que la delincuencia crece a la par de la impunidad, la ciudadanía vive en extrema desconfianza, y teme
salir a realizar sus actividades habituales por el miedo de ser víctima de un delito, para esto, el Estado debe de
establecer un plan a seguir mediante la creación de cuerpos policiacos eficientes, honestos y leales que trabajen a
favor de los gobernados y rescaten la confianza perdida. De igual manera es muy importante que tal lucha contra
la delincuencia esté apoyada por la ciudadanía, quienes mediante la denuncia ante el Ministerio Público ante la
comisión de un delito, podrían dejar actuar a las autoridades, ya que de lo contrario día a día aumenta la
impunidad al grado de perderse un control y poner en riesgo nuestra Seguridad Nacional y con ella el bienestar y
futuro de nuestro país.

La sociedad debe estar consciente de la importancia de su participación en la prevención del delito, y estar
consciente de que el Estado requiere de su apoyo y el de todas las familias a fin de que se implemente en cada
una de ellas educación y comunicación, para de esta manera se forjen lazos que den batalla a la delincuencia.

El Estado, ha querido demostrar a la ciudadanía su preocupación por mejorar la seguridad, así como la
procuración e impartición de justicia, esto con el fin de rescatar la confianza perdida, de ahí su interés por no
dejar impune ningún delito aplicando la ley Penal en el caso concreto. Lo anterior, basado en lo establecido por
el artículo 21 de nuestra Constitución en la que establece la obligación del Ministerio Público de investigar los
delitos con el auxilio de la Policía Judicial, quien en caso de ser procedente el ejercicio de la acción penal al
presunto responsable, se le dicte el auto de formal prisión y se ponga a disposición del juez compete para que se
lleve el proceso respectivo.'

En ese marco, los tópicos sobre la delincuencia y los mecanismos para garantizar la seguridad individual y
colectiva de la sociedad se han convertido en uno de los principales temas de debate para la opinión pública y de
estudio en el mundo académico en nuestro país.

Si bien es cierto que el abordaje científico de la delincuencia y sus impactos en la sociedad puede abocarse de
forma aislada en aspectos económicos, sociológicos y psicológicos, nos parece fundamental reflexionar -bajo
una mirada que involucre la concurrencia entre múltiples campos disciplinarios y que demande la colaboración
entre actores sociales diversos- sobre las formas innovadoras e institucionales con las que se puede contribuir a
contener el auge delictivo a través de la política pública. Un ejercicio de tal naturaleza resulta ineludible para la

III
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

ciencia política.

Tal aseveración se fundamenta en la teoría política clásica. Si exploramos de forma sintética la propuesta
contractualista, considerando que es una corriente del pensamiento político representativa de las reflexiones en
torno a la necesidad de la organización jurídica de la sociedad bajo la forma política del Estado, encontramos
que Thomas Hobbes (1992), John Locke (2008) y Jean Jaques Rousseau (2000) mencionaron -aunque con
diferentes matices- que el Estado es el protector de la vida de sus habitantes y es el último fundamento racional
de su seguridad colectiva.

El Estado que es la máxima organización política y objeto de estudio prioritario dentro de nuestro campo de
disciplinario, tiene por tarea principal garantizar la seguridad de sus habitantes. De acuerdo con la etimología
latina securitas, el término clásico de seguridad significa libre de amenazas o de preocupaciones (Bárcenas,
2000).

Así entendida, la seguridad es un principio guía para el desarrollo humano de la población y tiene que ser un eje
obligado y transversal en la agenda del gobierno mexicano en sus tres órdenes: federal, estatal y municipal. Con
una prestación eficiente de los servicios públicos de seguridad en los tres niveles de gobierno, nuestro país estará
en condiciones de buscar un crecimiento integral y democrático con integración y con una base de certeza social.

En los últimos diez años, sin embargo y puntualmente, las políticas de seguridad pública adoptadas por el Estado
mexicano se han caracterizado por la represión, la sanción penal de los delincuentes y la militarización de las
policías (Pérez, 2004; Malvido, 2005; Salgado, 2010). Se han distinguido por ser reactivas, sancionatorias y
coordinadas principalmente por las instituciones de seguridad pública a nivel federal (Casar, 2014).
Interviniendo sobre las consecuencias y no en los múltiples orígenes de la problemática. Estas acciones han
ignorando la dimensión territorial de la delincuencia y las potencialidades que tiene el ámbito municipal de
gobierno para diseñar e implementar políticas endógenas de prevención del delito.

Se puede decretar que las políticas actuales de seguridad pública se han mostrado insuficientes e ineficientes
pues los resultados que han ofrecido se encuentran lejos de crear ambientes de tranquilidad para la población.

Al respecto, los indicadores revelan que la incidencia delictiva, principalmente en homicidio, secuestro,
extorsiones, el sentimiento de inseguridad y la cifra negra, crecieron considerablemente durante los últimos diez
años, evidenciando el desempeño precario de las instituciones de seguridad y el impacto negativo que la
delincuencia tiene en las posibilidades de desarrollo de la población.

Por dicho motivo e intentando aportar al combate a la delincuencia desde el frente académico politológico,
hemos formulado la siguiente pregunta de investigación: ¿cómo es posible contribuir a contrarrestar el auge
delictivo en México, con la participación de múltiples actores sociales y a través de políticas públicas integrales
de seguridad? Por integralidad nos referimos a políticas de seguridad que no sean exclusivamente de carácter
reactivo y sancionatorio y que tengan un claro énfasis preventivo, considerando el origen multicausal del delito y

IV
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

que funcionen bajo un enfoque de cooperación institucional entre actores gubernamentales y de la sociedad civil
en su conjunto.

En ese sentido, nuestro argumento principal es que una forma de contrarrestar el auge de la delincuencia es
previniendo integralmente el delito mediante políticas públicas con un enfoque de seguridad ciudadana,
diseñadas e implementadas en el orden de gobierno municipal. En este trabajo descriptivo y de carácter
conceptual presentamos una estructura para hacer énfasis en la promoción de la prevención integral del delito
interrelacionada con la acción pública municipal, como elementos para combatir a la delincuencia a través la
política pública.

En consecuencia, la presente investigación tiene como objetivo general: analizar y describir el enfoque de la
seguridad ciudadana, enfatizando que sus características permiten prevenir de manera integral la comisión de los
delitos, a través de políticas públicas cuyo espacio idóneo de diseño e implementación es el ámbito municipal
(por sus características gubernamentales y dimensión territorial).

Este ejercicio analítico y de exploración conceptual toma relevancia si consideramos que la seguridad ciudadana
es una perspectiva relativamente reciente, aún poco detallada de forma panorámica, y de interés para la ciencia
política por la propuesta democrática que ofrece para resolver de forma innovadora un problema complejo, de
carácter político, económico y social como la delincuencia.

Bajo ese mirador, nuestro trabajo busca colocar a debate un enfoque que puede ser útil para contener de forma
integral el auge delictivo en nuestro país. De igual forma, estamos intentando abonar al campo reflexivo una
dimensión local sobre el tratamiento de esta problemática en México, observando en el municipio a una
institución sociopolítica estratégica en el combate a la delincuencia. Por su condición como gobierno autónomo
de proximidad, y por tener a su cargo la prestación de los servicios públicos en exclusiva.

Con el objetivo de orientar al lector sobre la forma en la cual será diseñada la investigación se presentará una
parte metodológica, donde se describe con precisión la importancia del tema de estudio, los objetivos planteados,
la delimitación y el planteamiento preciso del problema a estudiar, las preguntas de investigación y las hipótesis
desprendidas de éstas. Asimismo, se puntualiza la forma en que se constataron y falsearon las hipótesis que
guían este estudio, por otra parte se describirán las fuentes de información las cuales serán para el apoyo de la
formación del documento, finalmente se llegará a la parte donde se describirán las conclusiones a las cuales se
llegó con la investigación realizada.

Ahora bien; en cuanto a las técnicas que se utilizaron para la elaboración de la investigación “La Seguridad
Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas” se utilizará el método
descriptivo, toda vez que la finalidad de este método es el describir situaciones y eventos. Decir cómo es y cómo
se manifiesta determinado fenómeno. Se encuentran la documental y de campo, recabando libros y consultando
revistas y periódicos históricos, así como páginas de Internet relacionadas con el tema. Por lo que respecta a los
métodos utilizados, éstos consisten en el método cualitativo, y por otra parte el método analítico mismo útil para

V
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

razonar la información obtenida.

Para nuestros fines, el texto se estructurará por cuatro capítulos que establecen aspectos como los siguientes:

En nuestro primer capítulo nos enfocamos a una propuesta teórico-conceptual, donde busca plantear una
problematización desde la ciencia política sobre la delincuencia como un problema público que por su origen
multidimensional, crecimiento e impacto en la sociedad merece urgentemente la atención formal y obligada por
parte del gobierno en colaboración con la ciudadanía. En principio se plantea un marco conceptual general sobre
la relación teórica que existe entre la seguridad y el Estado. Lo anterior implica describir, analizar y definir el
contenido conceptual de ambos elementos en términos de bienestar comunitario.

Dicho ejercicio nos conduce a puntualizar sobre los elementos constitutivos del Estado y preguntarnos cuáles
son las acciones que éste emprende a través del gobierno. Dentro de éstas analizamos con mayor detalle las
políticas públicas, conceptualizándolas como iniciativas de gobierno con objetivos de interés público que surgen
de procesos de análisis y diagnósticos de factibilidad, formuladas para resolver de forma eficiente problemas
públicos concretos que requieren de mecanismos para que la sociedad participe en la definición de la
problemática y en la búsqueda de las soluciones.

Enfatizar sobre las políticas públicas es relevante puesto que las cualidades de su diagnóstico, diseño, ejecución
y evaluación, nos permiten concebirlas como cursos de acciones que permiten enfrentar de forma integral a la
delincuencia a nivel municipal. Lo anterior entendiendo que la delincuencia es un problema público
multidimensional que requiere la atención pronta, clara, racional, compartida e institucional por parte del
gobierno, para inhibir el mayor número de factores de riesgo asociados con tal problemática desde múltiples
frentes de acción.

En esa lógica, en el primer apartado también se define qué es la seguridad pública y se incluye una descripción
general del sistema de seguridad pública en México con base en los artículos 21, 73 y 115 de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos (en adelante CPEUM), pertinente considerarlo para conocer cuáles
son los marcos institucionales y qué actores gubernamentales son los encargados de combatir este fenómeno
social en nuestro país.

En esta primera sección, recordando que el paso inicial para diseñar una política pública es seleccionar y definir
la problemática a la luz de sus orígenes (Merino, 2013), igualmente se define al delito y la delincuencia y cuándo
ésta se convierte en un problema público.

Una vez establecidos los elementos que nos permiten esbozar a la delincuencia como un problema público desde
la ciencia política y justificar la utilidad social del presente trabajo y la necesidad de estudiar nuevas alternativas
de acción pública contra dicho flagelo social en nuestro país, estaremos en condiciones de avanzar hacia la
segunda sección del texto.

VI
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

El segundo capítulo antecedentes históricos en la seguridad pública y municipal, se describe la Historia de la


Seguridad Pública, desde la etapa colonial hasta nuestros días, se hace una reseña de la forma en que se ha
ejercido el servicio de seguridad pública en las distintas etapas de la historia de nuestro país, y de esta manera se
da a conocer al lector los problemas de corrupción, irrespeto a los derechos humanos, abusos de autoridad,
comisión de faltas administrativas y delitos, carencia de educación y formación, participación ciudadana, falta de
capacitación y educación a cargo de los integrantes de las instituciones de seguridad pública, impunidad,
etcétera, que desde hace siglos surgieron y que hasta el momento no se han erradicado.

En el tercero capítulo, Fundamento y estructura del sistema de seguridad pública municipal: se inicia
presentando el panorama jurídico en torno a la situación que vive México con respecto a la seguridad pública, y
ahí exponemos cómo en un ejercicio autoritario y totalitario del poder, se atenta contra principios básicos de
nuestra historia, como son el Federalismo y la autonomía del Municipio, dando origen a múltiples normas
anticonstitucionales e inconstitucionales, la inclusión en la Carta Magna de dispositivos legales violatorios de los
derechos humanos, leyes contradictorias unas con las otras y tratados internacionales que son aplicados a la
entera conveniencia de países altamente desarrollados en una forma que dista mucho de ser equitativa e
igualitaria.

En la cuarta y última sección del trabajo El municipio en México: Coordinación del Sistema de Seguridad
Pública Municipal con la Federación y el Estado se encuentra la descripción y análisis de una política pública
de seguridad ciudadana

En esta sección mencionamos algunos puntos sobre por qué los municipios en México son el espacio de
gobierno político y territorial idóneo, tanto en términos conceptuales como institucionales, para diseñar e
implementar políticas de seguridad ciudadana.

El hincapié está en dos elementos: 1) en la cualidad de ser gobiernos de proximidad y 2) en la prestación -en
exclusiva- de los servicios públicos que tienen a cargo los ayuntamientos, de acuerdo con el artículo 115 de la
CPEUM. El municipio al conformar una unidad de gobierno local representa la base de la división territorial y
administrativa de las entidades federativas y del Estado en su conjunto. Por su condición de gobierno cuenta con
autonomía política, fuerza reglamentaria propia y un cuadro de atribuciones constitucionalmente establecidas.

Dentro de éstas últimas se encuentra la prevención del delito, policía preventiva, vial y de tránsito. Por lo
anterior, el municipio supone la primera instancia de gobierno dentro de la federación para asegurar la calidad de
vida de la población y buscar un umbral mínimo de gobernabilidad sobre el territorio.

En concreto, en este apartado describimos un panorama general sobre el acontecer histórico de los municipios en
México. De sus aportaciones al cambio político del país y sus atribuciones en materia administrativa, como
elementos que han formado parte de los procesos de democratización del régimen político y del rediseño

VII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

1
institucional del federalismo que el Estado ha experimentado en las últimas tres décadas. La intención es
plantear un marco y análisis jurídico sobre los instrumentos y las instituciones de seguridad pública municipal
que nos permita conceptualizar al municipio como una instancia de gobierno que además de ser relevante en la
historia de nuestro país en términos políticos, económicos y sociales, puede ser una institución política
estratégica en el combate a la delincuencia por sus características y atribuciones de carácter endógeno.

De esta manera, todos los temas que se presentan en esta investigación constituyen una abstracción que facilita el
estudio, pero que a la vez invita a interrelacionar permanentemente la metodología, el soporte teórico-conceptual
y el desarrollo temático, hasta arrojar unas inferencias a propósito del tema tratado.

Por último, se especifican las conclusiones, que son el producto del estudio de todos los ordenamientos sociales
y políticos que citamos; son propuestas que pretenden ayudar a la comprensión y resaltar las ideas relevantes
dentro del texto, las limitantes del argumento y su planteamiento. También algunas de las tareas pendientes por
estudiar, en materia institucional a nivel municipal, que en el futuro permitirán esbozar ideas innovadoras sobre
cómo instrumentar de forma viable los conceptos básicos de la seguridad ciudadana, al mayor terreno posible del
gobierno local en México. El propósito fundamental es apuntar ciertas directrices para que puedan consolidarse y
ampliarse los logros alcanzados. Tratamos de aportar ideas conscientes, apegadas a nuestra realidad política,
social, económica y cultural, pero sobre todo, apegadas al a la realidad de nuestro país.

De esta forma ha quedado establecido el contenido de la presente investigación, misma que en todo momento
busca contribuir para lograr un desarrollo integral entre la sociedad y su gobierno.

La investigación es de naturaleza no experimental, descriptiva y observacional, es decir, se han identificado y


descrito los principales elementos y características de la situación de las candidaturas independientes en México,
para lo cual se utilizaron bases de datos del pasado como son estadísticas, así como documentación oficiales e
informes y reportes de programas de gobierno.

La actividad se centra en el uso de fuentes bibliográficas y hemerográficas, así como referencias documentales
como informes, evaluaciones y de manera relevante memorias de los trabajos realizados diversos ámbitos de
evaluación de las condiciones de las en que actúan el sistema de partidos en el país, con referencia al marco
normativo.

Las referencias utilizadas se encuentran adecuadamente registradas en el aparato crítico y la bibliografía que
acompaña al reporte escrito.

Asimismo en cuanto al diseño de la investigación se encuentra el haber sido de carácter retrospectivo y


transversal, dado que se preparó con información obtenida con anterioridad al proyecto y con fines ajenos al
trabajo de investigación, así como se miden las variables una sola vez y en un momento determinado.

1
La dimensión territorial se refiere a los procesos sociales y las relaciones entre actores gubernamentales y no
gubernamentales que se presentan de forma endógena dentro de una demarcación geográfica delimitada.

VIII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

1.- JUSTIFICACIÓN DEL TEMA.

Uno de los principales temas que ocupan la agenda y opinión pública es la seguridad pública, el actual contexto
de inseguridad y violencia que inunda la vida cotidiana de los ciudadanos requiere de un amplio y reflexivo
análisis, que a través de un estudio sistemático dé lugar a la comprensión de su estructuras formales y no
formales que , así como los factores que intervienen y condicionan el día a día de las personas que se enfrentan a
una sociedad en la que poco se garantiza su seguridad e incluso los dispositivos que deben velar por ella, les
genera suspicacia e incluso desconfianza y hasta temor.

En términos ideales, a seguridad pública debe ser un elemento clave que sustente la cohesión comunitaria y la
paz social; sin embargo los altos índices de delincuencia y violencia debilitan la credibilidad y confianza en los
organismos gubernamentales responsables de los diferentes sistemas de seguridad pública, situación que
repercute en un desequilibrio social fragmentando y distanciando a las personas entre sí, así como a las
autoridades.

La ausencia de una respuesta efectiva por parte del Estado, resulta preocupante ya que en medio de un contexto
inestable, la demanda ciudadana crece en la búsqueda de certezas que asegure la paz cotidiana, su simple tránsito
de un punto a otro, que actualmente se ve en constante amenaza e incertidumbre.

La seguridad pública en términos conceptuales implica la organización de lo social que a su vez, implica un
orden democrático en donde el Estado, debe cumplir el papel de principal garante de la seguridad y convivencia
social, sin embargo su capacidad de reacción y respuesta se ve debilitada ya que la autoridad responsable se ha
visto afectada por numerosos casos de corrupción, tanto interna como externa, ya que se han visto relacionados
con la misma delincuencia, así mismo los mecanismos de represión y extorsión, están muy lejos de fortalecer su
imagen, promoviendo en la sociedad actitudes de desconfianza, rechazo e incluso temor, la falta de confianza y
credibilidad hacia la institución del orden público por parte de la sociedad, es cada vez más creciente.

En este sentido, ante la necesidad de enfrentar la inseguridad, se han dado casos de mecanismos de prevención
local, e inclusos grupos que ha decidido ejercer “justicia por su propia mano” al grado de llevarse a cabo
linchamientos, en otros casos la misma comunidad se ha organizado para organizar dispositivos de cuidado entre
vecinos ante la delincuencia, si bien estos casos ha reflejado la capacidad de organización, no sustituye la
responsabilidad que el Estado debe cubrir para garantizar el orden público.

Por otra parte en términos de ordenamiento, el municipio es la estructura más elemental y de primer contacto e
impacto en la vida cotidiana del ciudadano, en el sentido de que es el ejecutor más cercano del gobierno. En este
sentido y de forma integral, el concepto municipio implica comunidad social que posee territorio y capacidad
jurídica y administrativa para cumplir su papel a nivel estatal, y en este sentido, nadie más que la comunidad
organizada y activamente participativa puede asumir la conducción de un cambio cualitativo y cuantitativo en el
desarrollo económico, político y social.

IX
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Hablar del municipio es hablar de la posibilidad de alcanzar, dentro de una comunidad social determinada y
dentro de un ámbito de participación corresponsable y democrático, niveles de calidad de vida superiores,
entendiendo el progreso como sustentable, es decir, con racional aprovechamiento de sus recursos y
salvaguardando en todo momento la identidad regional, generando disposiciones tendientes a, en la medida de lo
posible, armonizar los intereses particulares y de grupo, entre otros.

Estos elementos dejan ver que la seguridad pública a nivel municipal deben estar interrelacionados y de la mano
no sólo garantizar la seguridad, sino que debe compartir la gestión tanto de recursos como de responsabilidades.

En este sentido la presente investigación propone un análisis detallado de la configuración de la seguridad


pública, en donde la ciudadanía tienen rol activo, antes la demanda de paz social, prevención y solución del
delito, estas bases permitirán proyectar alternativas a futuro para la gestión efectiva, participativa y comunitaria
de la seguridad pública, teniendo como respaldo al Estado.

X
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

2.- OBJETIVOS DE LA INVESTIGACIÓN.

General.

Examinar la situación y principales problemas que enfrentan los sistemas de seguridad pública municipal en
México, con el fin de establecer acciones que tiendan a revertir la percepción ciudadana sobre su poca eficacia,
corrupción y su sometimiento a los intereses del crimen organizado.

Específicos.

• Identificar las raíces históricas del mandato constitucional sobre la autonomía del municipio y su
responsabilidad jurisdiccional sobre la preservación y cuidado de la seguridad ciudadana.
• Examinar las distintas dinámicas y estructuras organizacionales que utilizan los municipios para brindar
seguridad y protección ciudadana en sus respectivas demarcaciones territoriales
• Señalar y describir las principales circunstancias que presentan los hechos delictivos en los que se han
vistos involucrados las fuerzas del orden municipal, como son desapariciones, secuestros, robos y abuso
de autoridad, entre otros para esclarecer la evidencia respecto a deterioro de su legitimidad.
• Identificar la eficacia de las acciones emprendidas por la autoridad federal en relación a la depuración,
orden y preparación de estos cuerpos de seguridad que impacten en su mejor accionar y control por parte
de las autoridades locales.
• Identificar cual han sido los factores que han favorecido que una buena parte de los cuerpos de seguridad
pública municipal hayan sido cooptados por el crimen organizado.
• Identificar líneas de acciones pertinentes e inmediatas respecto a la valoración de la estrategia de
“mando único” que plantea el ejecutivo federal. Con el fin de establecer sus riesgos, así como sus áreas
de oportunidad, con el fin de obtener los resultados esperados.

XI
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

3.- PLANTEAMIENTO Y DELIMITACIÓN DEL PROBLEMA.

La inseguridad ciudadana es unos de los principales problemas que aquejan la cotidianidad de la población, y
especialmente en los últimos tiempos en el que los índices de violencia y delincuencia, se acrecentan de forma
continua, lo que repercute en la perturbación de la paz social y la convivencia, fomentando una conducta de
temor e inseguridad, así como la falta de confianza de las autoridades responsables de garantizar la seguridad de
sus ciudadanos.

La deficiente intervención institucional para dar respuesta a esta problemática, influye en el aumento de la
delincuencia y el sentimiento de inseguridad, que también repercute en la desconfianza a las autoridades por lo
que el nivel de denuncia disminuye, no porque no haya delitos, sino por la falta de eficacia que combata la
impunidad y corrupción.

Bajo estas circunstancias, surgen nuevos esquemas para intentar contrarrestar este problema y sobre todo para
recuperar la paz convivencia social, de esta manera partimos del supuesto que a medida que la ciudadanía
participe y se involucre en las prácticas gubernamentales y en los procesos de rendición de cuentas, podrá
revertir de manera gradual las malas prácticas, costumbres y desatención que los ciudadanos hacia el gobierno y
al mismo tiempo, constituirá un elemento importante para abatir la corrupción, impulsar la transparencia y
contribuir a la transformación del gobierno y una administración pública más democrática que no se vea
rebasada por las demandas de la sociedad en sus diferentes aspectos.

Por otra parte no debemos olvidar que el municipio como gobierno de primer contacto con la ciudadanía y como
proveedor de los servicios fundamentales como es la seguridad, los servicios urbanos, recaudador en primer
instancia, y ejecutor de diversos programas de desarrollo de índole nacional y estatal; es por sí mismo el mayor
espacio de resonancia política y social, por ello su importancia como agente de cambio en las condiciones de
vida de las comunidades.

De esta manera el estudio busca plantear alternativas de reformas y mecanismos pertinentes para la
transformación a profundidad del papel en el desarrollo regional que debe sustentar la entidad municipal,
partiendo de considerar la amplia heterogeneidad, en cuanto actores, circunstancia económica y social existente a
largo de la república, así como las diversas restricciones políticas y sociales que obstaculizan a las autoridades
municipales

El debate está abierto y es necesario establecer claramente los principios claros para recuperar la confianza en la
autoridad por parte de la ciudadanía, así mismo para implicar de manera eficiente la participación de la
comunidad en los procesos de pacificación y seguridad comunitaria

Evidentemente la forma y el alcance que asumirá esta transformación será la plataforma de nuevas relaciones
entre los tres niveles de gobierno, dando al municipio un papel central dentro del esquema de políticas públicas
de desarrollo con lo cual es deseable esta se aproxime de manera más precisa y correcta a las necesidades más

XII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

sentidas de las comunidades.

En este sentido, nadie más que la comunidad organizada y activamente participativa puede asumir la conducción
de un cambio cualitativo y cuantitativo en el desarrollo económico, político y social, capaz de permitir un
crecimiento armónico de las diversas regiones, este debe ser el principal objetivo de los procesos de
descentralización y federalización.

XIII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

4.- PREGUNTAS DE INVESTIGACIÓN.

1. ¿Cuáles han sido los fundamentos históricos y sociales que otorgan al municipio su carácter soberano?

2. ¿Cuáles son los fundamentos normativos por los que el municipio sustenta su actuar?

3. ¿Cuál ha sido la evolución del marco constitucional y normativo que garantiza la autonomía y autoridad local
respecto a garantizar la seguridad del municipio en México?

4. ¿Cuáles son las acciones emergentes necesarias para que el municipio asuma con eficacia las
responsabilidades que le están siendo delegadas?

5. ¿Existe diferencias regionales que habría que incorporar en el diseño de los programas de descentralización
de la justicia?

6. ¿Qué atribuciones concede la constitución mexicana al municipio en materia de seguridad pública y


ciudadana?

7. ¿Cuáles son las características que presentan los cuerpos de seguridad municipal que han sido señalados
como responsables o participantes en hechos delictivos?

8. ¿Cuáles han sido las acciones de la autoridad federal para combatir la infiltración y control por grupos de la
delincuencia organizada de los cuerpos de seguridad pública municipal?

XIV
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

5. MARCO TEÓRICO-CONCEPTUAL DE REFERENCIA.

CAPITULO I. Conceptos Preliminares

1.1 Generalidades

La actualización de la seguridad pública municipal, no sólo se debe concebir como la instrumentación de la


prevención del delito, sino también como la propuesta de creación de condiciones legales, institucionales,
administrativas, culturales y de conducta policial; En el marco de un constante esfuerzo principalmente para la
reestructuración a fondo del actual sistema de seguridad pública municipal.

Asimismo, acorde al cumplimiento con la ciudadanía en proporcionar seguridad y tranquilidad, el policía


municipal debe obtener una remuneración satisfactoria, a fin de dar cumplimiento con mayor eficacia a su labor;
Por consiguiente, el policía municipal debe ser sujeto en cuanto a su situación laboral a una revisión y
evaluación de las condiciones económicas y prestaciones sociales, para tal efecto, se debe programar estímulos
económicos de acuerdo a los niveles o grados y la trayectoria de los mismos.

Dentro de las acciones de actualización en materia de seguridad pública, uno de los ejes vertebrales será
tendiente a la profesionalización y capacitación del cuerpo policiaco, es decir, la impartición de clínicas
especializadas en seguridad y manejo de armamento, donde especialistas de la materia, instrumenten programas
dirigidos a los policías municipales, incluyendo mandos medios y superiores de la corporación.

Dentro de las acciones tendientes a la actualización, se debe incluir el uso y manejo del campo vehicular, que se
utiliza en el servicio, donde las unidades deberán estar en perfectas condiciones de uso y tránsito, de esta forma
el ayuntamiento no deberá escatimar recursos en la adquisición y forma el ayuntamiento no deberá escatimar
recursos en la adquisición y reparación de unidades vehiculares.

Dentro de las acciones aplicables en la actualización de la seguridad pública será la de proporcionar cursos
básicos de lectura y escritura, y dentro de la fase legal, será inculcar a los policías el hábito de la interpretación y
la aplicación del conocimiento legal, toda vez que especialistas deberán proponer diversos programas de
actualización pedagógica y de conocimientos básicos en materia legal.

1.1.1 Nacimiento de la seguridad pública

Es preciso señalar que durante la época colonial en nuestro país se concebía a la seguridad pública como la
función de vigilancia preventiva, es decir, la labor encomendada a los gendarmes o policías preventivos,
generalmente realizada por policías municipales para prevenir infracciones a reglamentos y bandos de policía y
buen gobierno.

Esta concepción tiene sus antecedentes históricos en las ordenanzas de la época que sustentaban la actuación de

XV
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

aquellos vigilantes nocturnos o serenos y de los alguaciles que velaban por su exacto cumplimiento y contaban
para ello con la colaboración de los vecinos. Eran entonces, como ahora, objeto de esta materia las reglas de
comportamiento de los ciudadanos y de la población en general, en vías públicas, calles, plazas, caminos y
lugares de concurrencia.

En consecuencia, la seguridad pública, por tradición, fue una materia a la cual se le restaba importancia, por
ende, poca cosa se hacía para enfrentar el fenómeno de la delincuencia desde una perspectiva seria, profesional y
legal.

La seguridad pública es la garantía que el poder público ofrece a la ciudadanía en general, a cuantos residen en el
territorio de su jurisdicción, de no ser ofendidos impunemente y de ser amparados en sus reclamaciones legales.

En sentido más amplio, la palabra seguridad indica la situación de estar alguien seguro frente a algún peligro. En
la vida social el individuo, necesita tener la seguridad de que los demás respetarán su integridad y bienes, y por
otra, saber cómo ha de comportarse respecto de los bienes de los demás.

El asegurar la existencia de ciertos comportamientos en la vida social, su aplicación es necesaria para la


subsistencia de la vida misma, por consiguiente, para que exista paz hace falta que los miembros de la sociedad
respeten los bienes y vidas ajenas, por eso es necesario que la sociedad asegure, conminando con la coacción
pública, que dichos ordenamientos y comportamientos han de llevarse a cabo.

En este sentido, la palabra seguridad “proviene de la palabra securitas, la cual deriva del adjetivo securus (de
secura) que en su sentido más general, significa estar libre de cuidados.2

1.1.2 Sociedad y estado

En la ciencia del derecho media como un elemento prevalente el buscar siempre el beneficio social y es
preocupación no sólo de los políticos, o de los sociólogos el atender a actividades benéficas para ésta, sino que
los abogados y quienes estamos inmersos en el mundo de lo jurídico nos preocupamos por buscar siempre un
beneficio a la sociedad a la que pertenecemos para zanjar problemas y motivar a grandes realizaciones.

La palabra sociedad, proviene del latín societas, que significa reunión de personas, familias, pueblos o naciones.

En su uso general, la sociedad se refiere al hecho de asociación humana, al respecto Luis Recasehs Siches, dice
el conjunto de las formas, de las interacciones, y de los procesos que se dan entre los hombres, al cual llamamos
sociedad, se da y se desenvuelve en la vida humana.”.3

Asimismo, la concepción del Origen de este término refleja una agrupación natural del elemento humano que
conforma a la sociedad, es decir, la sociedad en la ciencia política se integra por la conjunción de hombres que se
agrupan para beneficiarse recíprocamente.

La sociedad para López Rosado dice “... que la sociedad es la unión permanente, orgánica, total establecida en
2
Instituto de Investigaciones Jurídicas, Diccionario Jurídico Mexicano, décima tercera edición, Ed. Porrúa, México, 1999, p. 2885, Tomo P-Z
3
RECASEHS SICHES, Luis, "Tratado General de Sociología", séptima Edición, Editorial Porrúa, vigésima México, 1999 pág. 109.

XVI
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

determinado territorio y sometida a un gobierno soberano; así la sociedad se identifica con Estado.”.4

Este autor confunde la sociedad con el Estado que son términos totalmente distintos, ya que la primera atiende al
contenido y el segundo atiende al continente, no se puede confundir el todo con la parte, puesto que el Estado es
el todo y la sociedad es un concepto del Estado pues forma parte de él.

La sociedad se identifica con caracteres propios que los estudiosos en la materia lo llaman societas humanis
generis.

Aún cuando la sociedad es de origen remoto, no cabe duda que ésta haya ido cambiando de acuerdo a las épocas
y se adecua de acuerdo a las necesidades del hombre de hábitats diversos.

Para un autor como Ely Chinoy, el concepto de sociedad, es el segundo de los conceptos básicos de la
Sociología, ya que el primero para él es la cultura tomando la idea de Tylor dice que es el todo complejo de
conocimientos que el hombre adquiere siendo miembro de la sociedad, pero el punto que nos concierne es la
sociedad, siendo ésta hecho básico de la asociación humana, asimismo refiere a la sociedad “ ... en el más amplio
sentido , para incluir toda clases y grado de relaciones en que entran los hombres, sean ellas organizadas o
desorganizadas, directas o indirectas, consientes o inconscientes, de colaboración o de antagonismo ...”5

Asimismo, el autor antes indicado señala dos tipos de sociedad tales como:

Sociedad como grupo, entendiendo a esta como el tejido total o el complejo esquema total de las relaciones
sociales, en las que se agrupan los hombres, tales como la sociedad mexicana en alusión a la totalidad de los
mexicanos que habitan en ese país en esta época), o bien se puede referir a la agrupación de seres humanos tales
como la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, Organizaciones profesionales, asociaciones criminales,
la Sociedad Panteológica Mexicana, etc.

“ ... La sociedad, pues, es más un grupo dentro del cual pueden vivir los hombres una completa vida común, que
una organización limitada a algún propósito ... Desde este punto de vista, una sociedad consiste no sólo de
individuos vinculados los unos a los otros, sino también de grupos interconectados y superpuestos..."6

...Sociedad como conjunto de Instituciones, la define como el " tramado de las relaciones sociales" o como un
grupo que lo abarca todo, posee una forma de vida o, en nuestra terminología, una cultura. Los patrones de
interacción y de relación social se define por las normas que definen la conducta y son afectados por los valores
y creencias que comparten los miembros de la sociedad. Dentro de esta concepción, la sociedad deberá ser
descrita en términos de sus principales instituciones: familiares, religiosas, económicas, políticas, educacionales,
etc. ...”7

Algunos pensadores como lo fueron Jean Jacques Rousseau, estableció la teoría contractualista referente al
4
LÓPEZ ROSADO, Felipe, "Introducción a la Sociología, cuadragésima Edición, Editorial Porrúa, México, 2003, pág. 45.
5
CHINOY, Ely, "La Sociedad, Una Introducción a la Sociología, vigésima segunda Edición, Editorial Fondo de Cultura Económica, México,
1999 pág. 45.
6
Ibíd. pág. 46.
7
Ibíd. pág. 47.

XVII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

convenio que celebran los miembros que la integran para vivir más armónicamente; el contrato social surte sus
efectos para conglomerar entes de una misma especie.

Así, Jean Jacques Rousseau, señala, “ ... habiendo nacido libre el hombre se encuentra por doquier encadenado.
La cuestión remite al análisis de la naturaleza misma del orden social, el cual es un derecho sagrado que sirve de
base a los demás. Este derecho no procede de la naturaleza, sino que se basa en un pacto, convención o contrato.
La única sociedad de derecho natural sería la familia, pero su unión está condicionada a la necesidad que los
hijos tienen de sus padres para su propia conservación. Al cesar esta necesidad acaba el derecho natural; los hijos
se independizan y recuperan su libertad. De este modo, la prolongación de la sociedad familiar se da sólo en
función de un contrato voluntario entre sus miembros.

Esta forma de contrato no se impone por la fuerza y la coacción, pues ello negaría la libertad natural del hombre
y no institucionalizaría ni permitiría una libertad civil y políticas adecuadas. La única fuente legítima de la
autoridad hay que buscarla en las convenciones o pactos entre los hombres. Ahora bien, el hombre no puede
enajenar su libertad o someterse a un semejante, pues renunciar a su libertad implica renunciar a su cualidad de
hombre, a sus derechos e incluso a sus deberes. Hay que buscar pues, un medio de establecer y justificar la
soberanía y la autoridad colectivas, sin que ello suponga una merma en las libertades individuales. Esto no
significa que en orden social y político establecido por el contrato no haya o no deba haber sumisión y
obligatoriedad de la ley. En suma, el problema está en conciliar la obediencia, el orden y la autoridad con la
libertad e inalienable de los individuos. El contrato social posibilita esta conciliación; esto es, los hombres no se
someten más que a la ley que ellos mismos se han dado con la finalidad de conseguir en la unión social una
ayuda indispensable para hacer frente a los obstáculos que ponen en peligro su supervivencia en un orden natural
y solitario"8

Cabe señalar como ejemplo: si no hubiere sociedad no se pagarían impuestos, y toda vez que estos se cubren
hasta la actualidad, al principio parecería que existe una pérdida, pero en realidad termina siendo una ganancia,
ya que a partir de que sus miembros son partícipes dentro de la sociedad al cubrir sus impuestos, esto da como
lugar que se cubran ciertas necesidades en común para ellos.

En el contrato social, el individuo no se somete a nadie en particular, pues el contratante no enajena sus derechos
a favor de otros individuos, sino a favor de la comunidad, es decir de la voluntad en general. Sin duda que este
pasó del orden natural al social es beneficioso para los individuos, sus actos empiezan a ser morales, la justicia
sucede al instinto, el deber al impulso físico, el derecho al apetito, la razón a su capricho.

El autor de referencia nos dice asimismo: las cláusulas de este contrato están de tal suerte determinadas por la
naturaleza del acto, que la menor modificación en ellas las haría inútiles y sin efecto; de manera que, aunque no
hayan sido jamás formalmente enunciadas, resultan en todas partes las mismas, así como tácitamente
reconocidas y admitidas, hasta tanto que, violando el pacto social, cada cual recobra sus primitivos derechos y

8
ROUSSEAU, Jean Jacques, "El Contrato Social", Editorial Edimat Libros, S.A., España, 2000, págs. 20-21.

XVIII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

recupera su libertad natural al perder la condicional por la cual había perdido a la primera. Estas cláusulas,
suficientemente estudiadas, se reducen a una sola, a saber; la alineación total de cada asociado con sus
innegables derechos a toda la comunidad. Pues, primeramente, dándose por completo cada uno de los asociados,
la condición es igual para todos; y siendo igual, ninguno tiene interés en hacerla gravosa para los demás.”9

En conclusión, la sociedad requiere de las voluntades de todos sus miembros para encontrar una igualdad de
derechos que sean en común beneficio para todo el grupo, y teniendo como ejemplo el cuerpo humano, todos los
miembros que lo componen son indispensables para un mejor funcionamiento ya que hay coordinación entre
ellos, y en este caso del tema que nos atañe, la sociedad funcionaría mejor si realmente se aplicara la unión de
voluntades, tomando de alguna manera la conveniencia para cada uno en particular.

No obstante lo anterior, la sociedad en la que vivimos inmersos requiere para su mejor funcionamiento de una
organización e implantar un orden, toda vez que debido a que cada individuo desarrolla diversos
comportamientos, ideas, valores y actividades diferentes que al cruzarse entre sí puede dar como origen diversos
conflictos, es muy importante crear una Institución que nos garantice una seguridad que nos permita saber a qué
atenernos, que podemos hacer y hasta que límites podemos actuar, para eso se crea el Estado.

El Estado, considerado como una Institución de Derecho Público, proviene del latín status, stare, que atiende a
la traducción de situación en que se encuentra alguien o algo.

El diccionario de ciencia política señala entre otras definiciones la siguiente:

El Estado es la sociedad jurídicamente organizada, con un territorio y un pueblo determinado. Permite y favorece
la convivencia pacífica y la realización de la totalidad de los fines humanos... y refiere también Estado en sentido
amplio al conjunto de personas que viven en un momento dado en y en un territorio determinado, unidas por
vínculos de distinta naturaleza (de nacionalidad, culturales, jurídicas, etc. ) y bajo un poder soberano que es
común sobre todas ellas. Estos son Estados de pleno derecho y forman parte de la comunidad jurídica
internacional. En sentido restringido, Estado es sinónimo de poder soberano. Es la estructura dotada de poder de
un Estado en sentido. ...”10

El Estado es creado por los hombres para una mejor convivencia entre ellos en sociedad, de esta manera
tendremos un mejor orden y organización. Diversos autores han dado el concepto de lo que para ellos representa
el Estado y los señalo a continuación.

El autor Andrés Serra Rojas en su obra Teoría General del Estado, da diversos conceptos de Estado y refiere a
los siguientes autores:

“ ... BARTHELEMY: El Estado es una sociedad organizada sometida a una autoridad política y ligada a un
territorio determinado.

9
ROUSSEAU, Jean Jacques, "El Contrato Social", Editorial R.B.A. Proyectos Editoriales S.A., España, 1985. págs. 41-42.
10
SERRA ROJAS, Andrés, "Diccionario de Ciencia Política", Tomo I, Editorial Más Actual Mexicana de Ediciones S.A. de C.V. México,
1997. pág. 436.

XIX
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

GROPPALI: El Estado es la persona jurídica que está constituida por un pueblo organizado sobre un territorio,
bajo el mando de un poder supremo, para fines de defensa, de orden, de bienestar y de superación común.

BULLRICH: El Estado es la nación considerada bajo el punto de vista de su organización política.

LEÓN DUGUIT: En su sentido más general se puede decir que hay un Estado en todas las veces que exista en
una sociedad determinada una diferenciación política, por rudimentaria, o por complicada o desarrollada que ella
sea. La palabra Estado designa sea a los gobernantes o al poder político, sea a la sociedad misma donde existe la
diferenciación de gobernante y gobernados y donde existe por esto mismo un poder político.

FISCHBACH: El Estado es una situación de convivencia humana en la forma más elevada, dentro de las
condiciones de cada época y de cada país..."11

Para la autora Patricia Valles Medina: "... El Estado es una entidad política con un territorio circunscrito
estructurado bajo un gobierno autónomo que se da sus propias leyes ...”12

Asimismo, señala: “ .la necesidad de la existencia de una entidad política misma de la cual se derivan diversas
cuestiones tales como las sociales, que sirven para regular la conducta de sus miembros, las económicas, que
tiene como fin regular las formas de satisfacción de las necesidades humanas y en lo político, como
representante de los intereses de determinados grupos sociales ...”13

Carlos Strasser : “... el Estado es la estructura y la condición de posibilidad de una sociedad y también por otra
parte, en efecto, un instrumento de denominación política cuyo objeto es imponer ese orden que está en su
función, así también refiere, ... esa dominación política, a la vez expresa y no expresa el interés general y el
interés de algún sector dominante. o, dicho a la inversa, es expresión a la vez de un interés general y del interés
de uno o más sectores dominantes en toda suerte de sociedad.

Ese interés general o esa voluntad general puede ser variable en tiempo y espacio, y también puede ser variable
el sector o los sectores dominantes que representa en alguna medida el Estado o que están de cierta forma en
posesión de él...”14

El jurista Vienés Hans Kelsen, nos dice : “ ... El estado es el orden de la conducta humana que llamamos orden
jurídico, el orden hacia el cual se orientan ciertas acciones del hombre, o la idea a la cual los individuos ciñen su
comportamiento.”15

Asimismo, Besave Fernández del Valle hace referencia al doctor Luis Sánchez Agesta, catedrático de derecho
público de la Universidad de Granada, quien describe al Estado de la siguiente manera: “ ... El estado es la
organización de un grupo social, establemente asentado en un territorio determinado, mediante un orden jurídico
servido por un cuerpo de funcionarios y definido y garantizado por un poder jurídico, autónomo y centralizado
11
SERRA ROJAS, Andrés, "Teoría General de Estado", Editorial Porrúa S.A., México, 1964. pag.165.
12
VALLES MEDINA, Patricia, “La Moral y El Estado”, Universidad Guadalajara, Dirección de Publicaciones, México, 1993. pág. 15.
13
Ibíd. pág. 19.
14
STRASSER, Carlos, "Teoría del Estado", Abeledo-Perrot, Buenos Aires, República de Argentina, 1997. pág. 22.
15
KELSEN, Hans, "Teoría General del Derecho y del Estado", 3- edición, México UNAM, 1969. pág. 224.

XX
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

que tiende a realizar el bien común ...”16

Felipe López Rosado en su obra Introducción a la Sociología nos señala: “ ... Fue Nicolás Maquiavelo quien
empleó por primera vez en El Príncipe la palabra estado, stato, con su significado moderno de un cuerpo político
establecido en un territorio determinado y bajo un gobierno que lo rige... Ello ocurrió a principios del siglo XVI;
stato significó, pues, una extensión de tierra, con un pueblo que habita y con un gobierno que lo rige. ...asimismo
refiere que Juan Bodín, el más notable tratadista de Derecho Público del siglo XVI, definió al Estado de esta
manera: ... El Estado es el conjunto de familias y sus posesiones comunes gobernadas por un poder soberano,
según la razón. El conjunto de familias quiere indicar lo que otros autores llaman población, o demos política; el
conjunto de sus posesiones puede traducirse en el territorio sobre el cual está asentado ese pueblo; y el poder
soberano indica un gobierno independiente. ...”17

La catedrática Aurora Arnaiz, lo define: El Estado como Institución Política, es la forma política de un pueblo o
la organización política de un pueblo. ...”18

Por su parte los autores Moisés Cruz Gayoso, Alfonso Ochoa Hofmann y Jorge Robles Vázquez conceptúan al
Estado de índole social y jurídico, entendiendo al primero como: “... la suma de las relaciones sociales que se
dan entre los hombres, lo que conciben como una creación humana eminentemente social y que existe junto o
sobre el hombre. En tales relaciones sociales existe una marcada jerarquía y división: los que mandan y los que
obedecen, además de que están establecidos en el territorio del Estado ... y el segundo establece cuando el Estado
se somete y autolimita al sistema jurídico que le da la estructura, funciones y limitaciones, a la vez que se
convierte en sujeto de derechos y obligaciones. ...”19

Como se puede observar, en general el concepto de Estado para cada uno de los diferentes autores toma como
referencias a los individuos, territorio, organización, orden, relaciones sociales, poder supremo, etc., todos con la
idea de señalar que cada uno de esos conceptos tienen como finalidad el de mantener el orden de los individuos
que se desenvuelven en un lugar determinado.

De acuerdo a los siguientes conceptos, se entiende que el Estado es una Institución de Derecho Público, creado
por el conjunto de voluntades de los individuos que forman la sociedad, con la finalidad de obtener una mejor
organización, convivencia, mantener el orden público y obtener por consiguiente bienestar común entre ellos.

Una vez teniendo claro el concepto de Estado, es importante señalar en forma general los elementos que lo
constituyen, esto con la finalidad de no confundir estos conceptos con el Estado, y pasar al tema que nos atañe
que es la seguridad pública.

La mencionada Aurora Arnaiz señala: “... En una posición elemental cabe afirmar que los hombres de un Estado

16
FERNÁNDEZ DEL VALLE, Agustín Besave, "Teoría del Estado", Fundamentos de Filosofía Política, Editorial Trillas, 1- impresión, México,
2003. pág. 102.
17
Ibíd. págs. 217-218.
18
ARNAIZ, Aurora, "Ciencia del Estado I", Editorial Libros de México S.A. de C.V., México, 1959. pág. 9.
19
CRUZ GAYOSO, Moisés, OCHOA HOFMANN, Alfonso y ROBLES VÁZQUEZ, Jorge, "Teoría General del Estado", IURE Editores S.A. de
C.V., México, 2006. pág. 59-60.

XXI
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

conviven porque hay una autoridad que rige en su territorio y ordena lo que debe o no se debe hacer en beneficio
de la comunidad. He aquí, por consiguiente, los tres elementos básicos clásicos del Estado: pueblo, territorio y
gobierno. ...”20

Luis de la Hidalga nos habla del primer elemento que es el Pueblo y nos dice que: “ ... es el producto y proceso
de las acciones de asociación individual dentro de su propio ambiente físico y cultural, en una circunscripción
determinada. ...”21

El ya mencionado Agustín Besave Fernández del Valle, nos da una variedad de conceptos de pueblo y nos
señala:

a) El pueblo como población-concepto cuantitativo-está integrado por los hombres que habitan
determinado territorio.
b) El pueblo como masa amorfa y neutra que no participa en las actividades estatales, es un concepto
negativo y pasivo. En este sentido hablaba Sieyes cuando consideraba al pueblo como el tercer estado, el
de los no privilegiados.

c) El pueblo que aclama conducido por el jefe.

d) El pueblo como sujeto de la opinión pública frente a la actuación de la autoridad.

e) El pueblo como sujeto de decisión a través del sistema de votaciones, esto es, como cuerpo electoral.

f) El pueblo representado, es decir, actuando a través de sus representantes. ...”22

Para los autores Moisés Cruz Gayoso, Alfonso Ochoa Hofmann y Jorge Robles Vázquez ya antes referidos, el
Pueblo: “ . Es el conjunto de la población establecida en un determinado territorio, denominados también
ciudadanos y que intervienen en los asuntos políticos del gobierno y del Estado, en cuyo beneficio se garantizan,
establecen y reconocen determinados derechos y obligaciones. ...”21

Sin embargo, yo considero que el pueblo se separa de la población, ya que la población atiende a un concepto
sociológico y no político- jurídico como el de pueblo, en la teoría del Estado.

El ya mencionado Luis de la Hidalga hace referencia al Doctor Ignacio Burgoa quien afirma:

“ ...Territorio, es el espacio dentro del cual se ejerce el poder estatal o "imperium", y en ese sentido, como lo
afirma Burdeau, "un cuadro de competencia y un medio de acción". Como esfera de competencia el Estado
delimita espacialmente la independencia de éste frente a otros Estados, es el suelo dentro del que los gobernantes
ejercen sus funciones, es el ambiente físico de vigencia de las leyes y demarcación de su aplicabilidad -
territorialidad- fuera del cual carecen de eficacia normativa - extraterritorialidad -. ...”23

20
Id. pág. 9.
21
DE LA HIDALGA, Luis, "Teoría General del Estado", 1- edición, Editorial Porrúa S.A. de C.V., México, 2008. pág. 59-60.
22
Ibid. págs. 103-104.
23
Ibid. pág. 157.

XXII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Asimismo, el autor en cita indica: “ ... El Poder, es la capacidad o autoridad de dominio, freno y control de los
seres humanos, con objeto de limitar su libertad y reglamentar su actividad. Este poder puede ser por uso de la
fuerza, la coerción, voluntaria ... o por diversas causas, pero en toda relación social el poder presupone la
existencia de una subordinación de orden jerárquico, de competencias o cooperación reglamentadas. ...”24

1.1.3 Concepto fundamental de seguridad pública

La seguridad pública es una función a cargo de la Federación, estados y municipios, quienes deberán determinar
las bases para la administración, organización, operación, funcionamiento, coordinación y supervisión de los
cuerpos policíacos, y cuyo objetivo es establecer las medidas preventivas para la seguridad y protección de la
integridad de los ciudadanos, derechos y bienes, asimismo, para preservar las libertades, el orden y la paz
públicos con estricto apego a la ley y a los derechos humanos.

Otro discernimiento moderno concibe a la seguridad pública no sólo como una función que comprende las
actividades ejecutivas de prevención, sino también las acciones sustantivas de investigación y persecución para
que los delincuentes sean enjuiciados, sancionados y readaptados conforme a las leyes.

En este orden de ideas, la seguridad pública se define como todas aquellas actividades encaminadas a prevenir y
disminuir las infracciones y delitos, así como las acciones que realizan el ministerio público a través de la
procuración de justicia, las autoridades administrativas responsables de la readaptación social del delincuente y
la adaptación del menor infractor, así como la labor de las instituciones encargadas de la protección de
instalaciones y servicios estratégicos del país y, en general, todas las que realicen directa o indirectamente, las
dependencias y entidades que deban contribuir a los fines de la seguridad pública en México.

La palabra “seguridad”, deriva del latín securitas, -atis, que significa “cualidad de seguro” o “certeza”.

El autor Juan Ramírez Marín nos dice:

“ ... El término seguridad proviene del latín securitis, que significa confianza, tranquilidad de una persona,
procedente de la idea de que no hay ningún peligro que temer.

Asimismo refiere:

... Seguridad, según el Diccionario de la Real Academia, es la “calidad de seguro"; en tanto que “seguro" es
definido como “libre o ausente de todo peligro, daño o riesgo".

De Seguridad, ramo de la administración pública que vela por la tranquilidad de las personas.

El término público (a) deriva también del latín: publicus, cuyo significado es: perteneciente a todo el pueblo.
...”25

José G. Sandoval Ulloa dice que la seguridad pública: “ .es la función estatal a cargo de la Federación, el Distrito

24
Ibid. pág. 156.
25
RAMÍREZ MARÍN, Juan, “Seguridad Pública y Constitución", Editorial Porrúa S.A. de C.V., México, 2003. pág. 1.

XXIII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Federal, los Estados y los Municipios, en sus respectivas competencias, que comprenden todas aquellas
actividades dirigidas a la prevención y persecución de infracciones y delitos; la imposición de las sanciones
administrativas; la reinserción social del delincuente y del menor infractor y en general, todas las que
contribuyen a alcanzar los fines superiores de salvaguardar la integridad y derechos de las personas, así como
preservar las libertades, el orden y la paz pública. ...”26

No obstante, Salvador Abascal Carranza dice: “... La seguridad pública constituye un aspecto esencial de la
seguridad integral del Estado, al cual le ha sido otorgado por la sociedad fundante misma un poder de
salvaguarda de los intereses de todas las personas que integran dicha comunidad. ...” 27

Rousseau comenta: “Si el Estado o la ciudad nos es más que una persona moral cuya vida consiste en la unión de
sus miembros, y si el más importante de sus cuidados es el de la propia conservación, le es indispensable una
fuerza universal e impulsiva para mover y disponer de cada una de sus partes de la manera más conveniente al
todo. ...”28

Asimismo, Mario A. Garza Salinas nos dice que: “... La seguridad implica una exigencia fundamental del
hombre que tiene por objeto controlar su destino y disponer libremente de su propia vida; así, en el hombre la
seguridad no se presenta como un anhelo accidental o de coyuntura sino como una parte esencial de su
naturaleza racional. El hombre necesita proceder racionalmente, con conocimiento de causa, es decir con certeza
para intentar lograr sus fines. La idea de seguridad está relacionada íntimamente con la percepción de libertad y
de orden social. El hombre requiere de mayor seguridad en la medida que pretende ejercer plenamente su
libertad de manera responsable y cuando, por consiguiente, valora el orden social establecido que le permite
condiciones para su desarrollo individual. ...”29

Por lo anterior se concibe a la Seguridad pública, como el elemento indispensable para un mejor
desenvolvimiento de los individuos en sociedad, y que vivan con la confianza, seguridad y tranquilidad para
tener una vida en común.

Ahora bien, dicho concepto se escucha bonito, ¿pero cuál es la realidad actual? La Inseguridad, ya que día a día
se ven en los diferentes medios de comunicación el gran índice de delincuencia, en la que no faltan los asaltos,
asesinatos, agresión, etc., correspondiendo al Estado implementar las medidas de seguridad para poner un límite
a este problema social que crece con el transcurso del tiempo y que no permite una libertad de ninguna
naturaleza.

Así, el mencionado Salvador Abascal Carranza también refiere: “Uno de los principales derechos que la
autoridad pública debe garantizar al gobernado es el de la seguridad en la libertad. El derecho a la vida, a la

26
SANDOVAL ULLOA, José G., “Introducción al Estudio del Sistema Nacional de Seguridad Pública", 2- edición, J.M. Impresión y Diseño
S.A., México, 2000. pág. 41.
27
ABASCAL CARRANZA, Salvador, "Los Desafíos de la Seguridad Pública en México", Editores Talleres de Formación Grafica S.A. de
C.V., México, 2002. pág. 22.
28
Ibid. pág. 60.
29
Ibid. págs. 110-111.

XXIV
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

integridad, a la propiedad, a la honra, a la expresión y manifestación de las ideas, al tránsito, al descanso, están
estrechamente vinculadas con el derecho a la seguridad, tanto jurídica como pública. ...”30

Martín Gabriel Barrón Cruz en su libro Policía y Seguridad en México, cita al autor Sánchez Augusto, el cual
señala que la seguridad pública: “.cumple la función conservadora del orden social, con base a un orden jurídico
que controle el poder y norme sus relaciones con los ciudadanos y de éstos entre sí. Es decir la existencia y
permanencia de un orden público y de un orden privado, como condición necesaria para la vida social. Así, la
seguridad pública se constituye en una manifestación de la acción gubernamental, ejercida para salvaguardar la
integridad, intereses y bienes de las personas, y de las entidades públicas y privadas. ...”31

La Seguridad Pública en México, es un derecho que tenemos todos los gobernados y se encuentra establecido en
los artículos 21 y 73 de nuestra Carta Magna, de lo que se desprende en lo conducente:

El artículo 21 constitucional en sus últimos párrafos señala:

" ... La seguridad pública es una función a cargo de la Federación, el Distrito Federal, los Estados y los
Municipios, que comprende la prevención de los delitos; la investigación y persecución para hacerla efectiva, así
como la sanción de las infracciones administrativas, en los términos de la ley, en las respectivas competencias
que esta Constitución señala. La actuación de las Instituciones de seguridad pública se regirá por los principios
de legalidad, objetividad, eficiencia, profesionalismo y honradez y respeto a los derechos humanos en ésta
Constitución.

Las Instituciones de seguridad pública serán de carácter civil, disciplinario y profesional. El Ministerio Público y
las Instituciones policiales de los tres órdenes de gobierno deberán coordinarse entre sí para cumplir los
objetivos de la seguridad pública y conformarán el Sistema Nacional de Seguridad Pública, que estará sujeta a
las siguientes bases mínimas:

a) La regulación de la selección, ingreso, formación, permanencia, evaluación, reconocimiento y


certificación de los integrantes de las Instituciones de seguridad pública. La operación y desarrollo de
estas acciones serán competencia de la Federación, el Distrito Federal, los Estados y los Municipios en
el ámbito de sus respectivas atribuciones.

b) El establecimiento de las bases de datos criminalísticos y de personal para las Instituciones de seguridad
pública. Ninguna persona podrá ingresar a las Instituciones de seguridad pública si no ha sido
debidamente certificado y registrado en el sistema.

c) La formulación de políticas públicas tendientes a prevenir la comisión de delitos.

d) Se determinará la participación de la comunidad que coadyuvará, entre otros, en los procesos de


evaluación de las políticas de prevención del delito así como de las Instituciones de seguridad pública.

30
Ibíd. pág. 23.
31
BARRÓN CRUZ, Martín Gabriel, "Policía y Seguridad en México", Impresos Chávez S.A., México, 2005. pág.

XXV
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

e) Los fondos de ayuda federal para la seguridad pública, a nivel nacional serán aportados a las entidades
federativas y municipios para ser destinados exclusivamente a estos fines. ...”32

El Artículo 21 de nuestra Ley Fundamental, antes transcrito, establece que la Federación, el Distrito Federal, los
Estados y los Municipios, se coordinarán, para lograr una mayor eficacia en cuanto a la seguridad al gobernado.
De ahí que la seguridad no puede alcanzarse con estrategias y acciones aisladas de la autoridad; sino que exige la
articulación y coordinación de todos los órganos que intervienen en todos los niveles de gobierno, a lo cual se
deben de adherir Instituciones de educación, salud, desarrollo social e inclusive la sociedad civil, para de esta
manera se obtenga una paz y tranquilidad social.

Así también, el artículo 73 de nuestra Carta Magna en sus fracciones XXIII, establece:

“... Artículo 73. El Congreso tiene facultad: ... XXIII. Para expedir leyes que establezcan las bases de
coordinación entre la Federación, el Distrito Federal, los Estados y los Municipios, en materia de seguridad
pública; así como para la organización y funcionamiento, el ingreso, selección, promoción y reconocimiento de
los integrantes de las Instituciones de seguridad pública en el ámbito federal.33

Como se mencionó, el Artículo 21 Constitucional indica que la seguridad pública en el país, se puede lograr con
la unión efectiva y la coordinación de la Federación, el Distrito Federal, los Estados y los Municipios en su
respectivas competencias, quien en conjunción con el artículo 73 de dicho ordenamiento, el Congreso de la
Unión tiene facultades para expedir las leyes que en materia de seguridad pública sean necesarias para lograr la
coordinación de la Federación, el Distrito Federal, los Estados y los Municipios cuya finalidad es brindar
seguridad al gobernado combatiendo la delincuencia teniendo como apoyo no solo a las Instituciones, sino a la
sociedad civil que de alguna manera es quien sale beneficiada si se cumple efectivamente dicho fin.

Antes de pasar a las leyes relativas a la Seguridad Pública creadas en razón de los artículos Constitucionales que
anteceden es importante hablar que se entiende por Seguridad Nacional.

El Artículo 3° de la Ley de Seguridad Nacional nos dice: que son las acciones destinadas de manera inmediata y
directa a mantener la integridad, estabilidad y permanencia del Estado Mexicano, pero esta se puede lograr,
estableciendo las bases de integración y acción coordinada de las instituciones y autoridades encargadas de
preservar dicha Seguridad Nacional, en sus respectivos ámbitos de competencia; tomando la forma y términos en
que las autoridades de las entidades federativas y los municipios colaborarán con la Federación en dicha tarea y
regular los instrumentos legítimos para fortalecer los controles aplicables a la materia.

Asimismo, corresponde al Titular del Ejecutivo Federal determinar la política en dicha materia y dictar los
lineamientos que permitan articular las acciones de las dependencias que integran el Consejo de Seguridad
Nacional, con la finalidad de lo siguiente:

32
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, 158- edición, Editorial Porrúa, México, 2009, pág. 26.
33
Ibíd. pág. 77.

XXVI
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

1. Dar protección a la nación mexicana frente a las amenazas y riesgos que enfrente nuestro país;
2. Preservar la soberanía e independencia nacional y la defensa del territorio;
3. Mantener el orden constitucional y el fortalecimiento de las instituciones democráticas de gobierno;
4. Mantener la unidad de las partes integrantes de la Federación que señala el artículo 43 de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos;
5. Defender el Estado Mexicano respecto de otros Estados o sujetos de derecho internacional, y
6. Preservar la democracia, fundada en el desarrollo económico social y político del país y sus habitantes.
La Ley en comento, se rige por los principios de legalidad, responsabilidad, respeto a los derechos
fundamentales de protección a la persona humana, garantías individuales y sociales, confidencialidad, lealtad,
transparencia, eficiencia, coordinación y cooperación.

Las leyes supletorias de esta Ley son:

• Ley General de Coordinación del Sistema Nacional de Seguridad Pública;


• Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos
• Código Federal de Procedimientos Civiles y la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación;
• Código Federal de Procedimientos Penales y la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada
• Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, y los principios
generales del derecho. ,.."34
Así también, Mario A. Garza Salinas en el libro de Pedro José Peñaloza nos dice: “... Seguridad Nacional.- Es
el conjunto de condiciones necesarias para garantizar la soberanía, la independencia y la promoción del interés
de la Nación, fortaleciendo los componentes del proyecto Nacional y reduciendo al mínimo las debilidades o
inconsistencias que puedan traducirse en ventanas de vulnerabilidad frente exterior. ...35

Ahora bien, también la Administración Pública Federal, en cumplimiento al mandato Constitucional, da los
lineamientos tendientes a lograr la Seguridad Pública y para esto, La LEY ORGÁNICA DE LA
ADMINISTRACIÓN PÚBLICA FEDERAL señala entre algunas de las funciones de la Secretaría de Seguridad
Pública las siguientes:

I. Dar las políticas de seguridad pública y criminal en el ámbito federal, que comprenda las normas,
instrumentos y acciones para prevenir de manera eficaz la comisión de delitos;
II. Proponer al Ejecutivo Federal las medidas que garanticen la congruencia de la política criminal entre las
dependencias de la administración pública federal;
III. Presidir el Consejo Nacional de Seguridad Pública;
IV. Representar al Poder Ejecutivo Federal en el Sistema Nacional de Seguridad Pública;
V. Proponer al Consejo Nacional de Seguridad Pública la designación del Secretario Ejecutivo del Sistema
Nacional de Seguridad Pública y, en su caso, removerlo libremente;
34
Ley de Seguridad Nacional. pág. 1-3. http://www.ordenjuridico.gob.mx/
35
Ibíd. pág. 111.

XXVII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

VI. Proponer en el seno del Consejo Nacional de Seguridad Pública, políticas, acciones y estrategias de
coordinación en materia de prevención del delito y política criminal para todo el territorio nacional;
VII. Fomentar la participación ciudadana en la formulación de planes y programas de prevención en materia
de delitos federales y, por conducto del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en los delitos del fuero común;
VIII. Promover y facilitar la participación social para el desarrollo de actividades de vigilancia sobre el
ejercicio de sus atribuciones;
IX. Atender de manera expedita las denuncias y quejas ciudadanas con relación al ejercicio de sus
atribuciones;
X. Organizar, dirigir, administrar y supervisar la Policía Federal Preventiva, así como garantizar el
desempeño honesto de su personal y aplicar su régimen disciplinario;
XI. Proponer al Presidente de los Estados Unidos Mexicanos el nombramiento del Comisionado de la
Policía Federal Preventiva;
XII. Salvaguardar la integridad y el patrimonio de las personas, prevenir la comisión de delitos del orden
federal, así como preservar la libertad, el orden y la paz públicos;
XIII. Establecer un sistema destinado a obtener, analizar, estudiar y procesar información para la prevención
de delitos, mediante métodos que garanticen el estricto respeto a los derechos humanos;
XIV. Elaborar y difundir estudios multidisciplinarios y estadísticas sobre el fenómeno delictivo;
XV. Efectuar, en coordinación con la Procuraduría General de la República, estudios sobre los actos
delictivos no denunciados e incorporar esta variable en el diseño de las políticas en materia de prevención del
delito;
XVI. Organizar, dirigir y administrar un servicio para la atención a las víctimas del delito y celebrar acuerdos
de colaboración con otras instituciones del sector público y privado para el mejor cumplimiento de esta
atribución;
XVII. Organizar, dirigir y administrar el servicio civil de carrera de la policía a su cargo;
XVIII. Regular y autorizar la portación de armas para empleados federales, para lo cual se coordinará con la
Secretaría de la Defensa Nacional;
XIX. Otorgar las autorizaciones a empresas que presten servicios privados de seguridad en dos o más
entidades federativas, así como supervisar su funcionamiento;
XX. Celebrar convenios de colaboración, en el ámbito de su competencia y en el marco del Sistema Nacional
de Seguridad Pública, con otras autoridades federales, estatales, municipales y del Distrito Federal, así como
establecer acuerdos de colaboración con instituciones similares, en los términos de los tratados internacionales,
conforme a la legislación;
XXI. Colaborar, en el marco del Sistema Nacional de Seguridad Pública, cuando así lo soliciten otras
autoridades federales, estatales, municipales o del Distrito Federal competentes, en la protección de la integridad
física de las personas y en la preservación de sus bienes, en situaciones de peligro cuando se vean amenazadas
por disturbios u otras situaciones que impliquen violencia o riesgo inminente;

XXVIII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

XXII. Auxiliar al Poder Judicial de la Federación y a la Procuraduría General de la República, cuando así lo
requieran, para el debido ejercicio de sus funciones;
XXIII. Ejecutar las penas por delitos del orden federal y administrar el sistema federal penitenciario; así como
organizar y dirigir las actividades de apoyo a liberados;
XXIV. Participar, conforme a los tratados respectivos, en el traslado de los reos a que se refiere el quinto
párrafo del artículo 18 constitucional;
XXV. Administrar el sistema federal para el tratamiento de menores infractores, en términos de la política
especial correspondiente y con estricto apego a los derechos humanos; y
XXVI. Promover la celebración de convenios entre las autoridades federales, y de éstas, con aquéllas estatales,
municipales y del Distrito Federal competentes, en aras de lograr la efectiva coordinación y funcionamiento del
Sistema Nacional de Seguridad Pública y el combate a la delincuencia ...36
Otra de las Leyes importantes relativas a la Seguridad Pública es LA LEY GENERAL DEL SISTEMA
NACIONAL DE SEGURIDAD PÚBLICA que es reglamentaria del artículo 21 de la Constitución Política de
los Estados Unidos Mexicanos y tiene por objeto regular la integración, organización y funcionamiento del
Sistema Nacional de Seguridad Pública, además de establecer la distribución de competencias y coordinación
entre la Federación, los Estados, el Distrito Federal y los Municipios, en esta materia.

El Artículo 2° nos da la definición de seguridad pública y nos dice: que esta es una función a cargo de la
Federación, el Distrito Federal, los Estados y los Municipios, que tiene como fin salvaguardar la integridad y
derechos de las personas, así como preservar las libertades, el orden y la paz públicos, prevención de los delitos
y su investigación, la sanción de las infracciones administrativas, investigación y la persecución de los delitos y
la reinserción social del individuo.

Asimismo nos dice que para dar cumplimiento a dicho fin, se requiere la intervención de las Instituciones
Policiales, el Ministerio Público, instancias encargadas de aplicar infracciones administrativas, los responsables
de la prisión preventiva y ejecución de penas, autoridades competentes en materia de justicia para adolescentes,
así como por las demás autoridades que en razón de sus atribuciones deban contribuir directa o indirectamente al
objeto de dicha Ley.

Dichas Instituciones de Seguridad Pública serán de carácter civil, disciplinado y profesional, su actuación se
regirá además, por los principios de legalidad, objetividad, eficiencia, honradez, y respeto a los derechos
humanos reconocidos por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, quienes deberán fomentar
la participación ciudadana y rendir cuentas en términos de ley, y quienes de acuerdo a lo establecido en el
Artículo 7° de dicha Ley, deberán coordinarse para cumplir dichos fines. ...”37

Vivían Macías y Fernando Castillo, nos dicen que el Sistema Nacional de Seguridad Pública y refieren que: “...
es la instancia ideada para engarzar esfuerzos de las distintas esferas de gobierno y sociedad, en el prioritario

36
Ley Orgánica de la Administración Pública Federal pág. 1-3. http://www.ordenjuridico.gob.mx/
37
Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública del Distrito Federal, Ediciones Fiscales ISEF, S.A., México 2009, pág. 1-7.

XXIX
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

tema de la seguridad pública, [su] engranaje jurídico, político y social constituye una respuesta estatal ante una
situación emergente. Esta nueva política pública integra las facultades y competencias de autoridades federales,
estatales y municipales en tareas de policía y también suma de facultades dictadas por las leyes y reglamentos
civiles y penales para normar el trabajo de juzgados, ministerios públicos y centros de detención penitenciaria.
La forma en que se estructura está plasmada en la LG-SNSP. Esta ley, reglamentaría del párrafo sexto del
artículo 21 constitucional, fue el producto de un intenso trabajo de negociaciones y de consensos logrados en
forma previa a su presentación formal al Congreso. ...”38

Juan Ramírez Marín señala: "... el artículo 21 Constitucional permite integrar un Sistema Nacional de Seguridad
Pública (SNSP), en el que participen la policía preventiva, en sus tres niveles (federal, estatal y municipal), el
Ministerio Público federal y estatal; los tribunales judiciales (federales y estatales), las autoridades responsables
de las prisiones en todo el país y las autoridades administrativas encargadas de imponer sanciones por
infracciones a reglamentos y Bandos de Policía y Buen Gobierno. ...”39

1.1.4 El binomio estado y sociedad en la seguridad nacional

Como ya quedó señalado, la sociedad es la unión de voluntades de todos sus miembros para la obtención de la
igualdad de derechos en común para todo el grupo, y para obtener una mejor organización, convivencia,
mantener el orden público y obtener el bienestar común se crea el Estado. Al momento que dichos elementos se
unifican efectivamente, se puede lograr disminuir el índice elevado de la delincuencia que se vive a diario y
poder obtener la Seguridad Pública que todos pedimos.

Tal y como comento al existir este binomio de Estado y Sociedad como unidad, la Seguridad Nacional por
consiguiente se mantiene a salvo, para esto Luis Carlos Cruz Torrero hace referencia a varios autores, indicando
que se entiende por Seguridad Nacional y dice:

“ ... La connotación habitual de seguridad nacional, según Sergio Aguayo es la de estar libre de peligro.

Según Walter Lippman la nación está segura cuando no tiene que sacrificar sus legítimos intereses para evitar la
guerra y cuando es capaz "si fuera necesario", de mantenerlos mediante la guerra.

... Para Luis Herrera Lasso la seguridad nacional "es el conjunto de condiciones necesarias para garantizar la
soberanía, la independencias, la promoción del interés de la nación, fortaleciendo los componentes del proyecto
nacional y reduciendo al mínimo las debilidades e inconsistencias que pueden traducirse en ventanas de
vulnerabilidad frente al exterior".

Jorge Bustamente, por su parte, explica la seguridad nacional como "aquello que sea definido como tal por los
órganos del Estado. En México se deriva de la justificación legar para la movilización de las fuerzas armadas
frente amenazas internas o externas. De esta forma se entiende como amenaza cualquier hecho cuya dirección

38
CHABAT, Jorge y BAILEY, John, Compiladores, "Crimen Trasnacional y Seguridad Pública: Desafíos para México y Estados Unidos", 1-
edición, Plaza & Janés Editores S.A., México, 2003. pág. 85.
39
Ibíd. pág. 287.

XXX
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

previsible o cuyos efectos concretos impidan la vigencia de los preceptos constitucionales. ...”40

Pedro José Peñaloza nos dice: “... La seguridad nacional refleja a la nación como un todo, es decir, integra las
concepciones de seguridad individual y colectiva para proporcionar en determinado territorio el clima de orden y
tranquilidad necesarios para que las actividades nacionales se desarrollen en beneficio de la nación. ...41

La Seguridad Nacional, atiende a sus circunstancias estratégicas, a problemas de salud como son epidemias y
pandemias, problemas de comunicación, problemas de Seguridad Pública, etc. Como el tema de nuestra
investigación se refiere a la Seguridad Pública, establezco una armonización entre Estado y Sociedad para
atender a los problemas propios de la Seguridad Nacional, en específico, lo referente a la Seguridad Pública.

Mucho se ha disertado acerca del concepto de Seguridad Pública; así, Jesús Martínez Garnelo dice:

“ ... Seguridad Pública.- ... se refiere a todas aquellas actividades encaminadas a prevenir y disminuir las
infracciones y delitos, así como las acciones que realiza el Ministerio Público a través de la Procuración de
Justicia, las autoridades administrativas responsables de la readaptación social del delincuente y la adaptación
del menor infractor, asimismo, la labor de las Instituciones encargadas de la protección de las instalaciones y
servicios estratégicos del país y, en general, todas las que realicen directa o indirectamente, las dependencias, y
entidades que deban contribuir a las fines de la Seguridad Pública en México. ' '42

Ahora bien, para que exista el binomio de Estado y Sociedad, hay que saber que funciones desarrolla cada uno
de estos elementos para identificar su participación y como se ven reflejados a nivel nacional.

Voy a iniciar con el Estado, el cual, dentro de sus funciones tendientes a garantizar la seguridad pública prevé.

• La Prevención y persecución de las infracciones y los delitos mediante la ayuda de la policía preventiva,
Ministerio Público y Policía Judicial.
• La Impartición de Justicia mediante los jueces y tribunales
• La reinserción social del delincuente y del menor infractor, mediante actividades impartidas dentro de
los centros de readaptación social.
En dichas funciones, el Estado las establece con la finalidad de salvaguardar la integridad y derechos de las
personas, preservar las libertades, el orden y la paz pública.

Ahora pasemos a la función que realiza la sociedad con la finalidad de adherirse a tales funciones del Estado
para lograr ese binomio del cual les hablo y del cual menciono y de lo que podemos señalar:

Tales funciones son a saber:

• Participación de la ciudadanía en forma activa en la calle, colonia, zonas escolares, deportivas, de recreo
y hasta en su propio hogar.

40
Ibid. pág. 23.
41
Ibid. pág. 112-113.
42
MARTÍNEZ GARNELO, Jesús, "Seguridad Pública Nacional", 1- edición, Editorial Porrúa S.A. de C.V., México, 1999. pág. 53.

XXXI
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

• Opinar sobre las políticas y seguridad pública.


• Sugerir medidas preventivas para evitar la delincuencia
• Realizar denuncias o quejas sobre irregularidades en que encuentren servidores públicos que impidan
una efectiva aplicación de justicia
• Auxiliar a las autoridades competentes en el ejercicio de sus tareas con excepción de aquellas funciones
exclusivas y confidenciales o que pongan en peligro la función de Seguridad Pública.
• Sentirse parte del Estado, no sólo opinando sino proponiendo actividades de acuerdo a condiciones
delictivas de su entorno para poder combatir el índice elevado de delincuencia.
Al combinarse tales funciones, la sociedad y Estado podrán brindar a los individuos una paz y tranquilidad social
que tanto se espera, es decir, se lograría mantener una forma de vida digna y se mantendría en equilibrio la
seguridad nacional, esto sin restar diversos logros en los diversos ámbitos de la sociedad, principalmente el
económico de nuestro país, ya que los inversionistas tendrán la seguridad de invertir sus bienes en México para
generar una mejor economía y se creen fuentes de trabajo para disminuir el desempleo y por consiguiente
también la delincuencia.

Ahora bien para no llegar a confundir la Seguridad Pública de la Seguridad Nacional, es importante diferenciar
ambas, para esto la autora Ana María Salazar nos dice:

43

Como podemos ver en el cuadro anterior, la seguridad pública implica que la sociedad en conjunción con el
Estado preserven el orden y la paz pública, el cual, en el caso de que la sociedad se sienta en peligro de caer en
las garras de la delincuencia o se vea afectada por la inseguridad, tomará en primer lugar, las medidas necesarias
para evitarlas y tratará de resolver dicha problemática y cuando ya no esté en sus manos hacerlo, dada la
magnitud del problema, sin embargo, cuando se origine una inestabilidad social, puede constituir una amenaza
para la seguridad nacional, dado que ponen en riesgo el bienestar y futuro del país.

Así también, la autora antes citada señala: “... Cuando un problema cae en el ámbito de la seguridad nacional,

43
SALAZAR, Ana María, "Seguridad Nacional Hoy", 1- edición, Editorial Nuevo Siglo Aguilar, México, 2002. pág. 62.

XXXII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

quiere decir que el Estado y la sociedad fracasaron en sus políticas e intentos anteriores de resolverlos, entonces
las soluciones contemplarán medidas excepcionales. Esto también conlleva un alto costo para la sociedad y para
el Estado, especialmente para una democracia como México. Cuando un Estado decide incluir un problema en
sus estrategias de seguridad nacional, le da prioridad sobre todos los demás problemas que enfrentan el país. De
no actuar en esta forma el Estado enfrentaría consecuencias, como amenazas a la integridad de los ciudadanos,
degradación general de su calidad de vida e incluso la desaparición del Estado. ...”44

De lo anterior podemos entender la importancia de ese Binomio del Estado y Sociedad para que la problemática
de Seguridad no salga de los límites controlables, a fin de no poner en riesgo nuestra Seguridad Nacional.

Lo anterior, atiende a consolidar un bloque férreo entre el ente soberano que tiene el poder y que se pone al
servicio de la sociedad, y que dicho poder sería nugatorio si la sociedad no le contribuye a la solución del
problema, ya que aún cuando el Estado proporcione los medios para combatir la delincuencia, no se logra evadir
tal problemática sin la ayuda de la sociedad, es decir, se requiere de esfuerzos en conjunto de Sociedad y Estado
para integrar ese Binomio y por consiguiente, mantener en equilibrio nuestra seguridad Nacional.

1.1.5 Definición del concepto de sociología jurídica

Es aquella disciplina que estudia los problemas, las implicaciones, y todo aquello concerniente a las relaciones
entre el derecho y la sociedad.

Siendo entonces, que al momento de que nos referimos al problema de la seguridad, se tiene que ese problema
no podemos resolverlo sin que entre en acción el campo del derecho, pues el problema de la sociedad consistente
en la seguridad pública se encuentra inmerso en el mismo, existiendo una relación entre la sociedad y el campo
del derecho y por consecuencia entra en acción la sociología jurídica, esto en virtud de que la si la sociología
estudia el interactuar humano, esto es las relaciones que se llevan a cabo entre los individuos y si existe un
problema que atañe a toda la sociedad y que esta lo debe de resolver aplicando reglas jurídicas, entonces se debe
de resolver mediante la sociología jurídica y por consecuencia el problema de la seguridad publica lo
resolveremos con la sociología jurídica. Por lo tanto tenemos que la sociología jurídica no solamente resolvería
el problema de la seguridad pública, sino que con la misma podríamos llevar a cabo la estructura de la propia
autoridad.

1.1.6 Objeto y fines de la Seguridad Pública

Resulta complicado señalar con precisión cuál es el objetivo y fin principal de la Seguridad Pública, más sin
embargo, se hará un análisis por separado, ya que estos dos rubros son importantísimos para el bien común de
toda sociedad, a pesar de que la Seguridad Pública no solo represente los programas, actividades, técnicas
empleadas por el Estado, para encaminar sus acciones de prevención y control del delito.

44
Ibíd. pág. 65.

XXXIII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Para Garza Salinas y Peñaloza,45 el objeto del incremento de inseguridad y de algunos delitos como robo en
todas sus modalidades, secuestro, narcotráfico, etc., sería pues, que ante la iniciativa que pretende darle el
gobierno federal y local, de darle un planteamiento especial a la ley de la materia para combatir de manera
directa y eficaz a la delincuencia organizada, y entablar una lucha coordinada entre Federación, Estados y
Municipios en la prevención de los delitos.

El objeto de la Seguridad Pública debe ser vista y considerada no solo exclusivamente como una obligación del
Estado en el ejercicio de sus funciones, sino que debe de involucrarse a toda la sociedad sin distingos de estatus
social, religión, raza; ya que para lograr el objeto que sería encaminar a un bien común a la sociedad se necesita
la participación de todos creando una nueva ideología o cultura en materia de seguridad.

Los objetivos de la seguridad pública en los municipios se orientan a:

• Garantizar el cumplimiento de los Bandos, Reglamentos y disposiciones administrativas vigentes en la


materia, dentro del territorio del Municipio. De igual forma, en el caso de algunas leyes federales y estatales el
Ayuntamiento tiene el carácter de autoridad auxiliar, por lo que sus cuerpos de seguridad pública coadyuvan al
cumplimiento de dichas leyes.
• Prevenir la comisión de acciones que contravengan disposiciones jurídicas aplicables al Municipio y que
sean constitutivas de delitos o infracciones.
• Guardar el orden público dentro del territorio del municipio.
• Sancionar a los individuos que contravengan las disposiciones administrativas aplicables dentro del
municipio.
• Administrar los Centros de Detención Municipales (Cárceles Municipales)
• Auxiliar a las autoridades Estatales y Federales competentes, en la investigación y persecución de los
delitos.
La ley general que establece las bases de coordinación del sistema Nacional de Seguridad Pública comprende la
parte objetiva y el objeto de la estrategia de dicho sistema el cual comprende en resumen lo siguiente:

• Conformación de un nuevo sistema para proteger a la sociedad.


• Afrontar, combatir y enfrentar a los delincuentes preservando el orden jurídico.
• Reestructurar sistemática y metódicamente y en forma transparente, todas las instituciones de Seguridad
Pública.
Dichos objetivos son los planteamientos de una política nacional que describe a la Seguridad Pública como un
sistema y como una función de servicio de quienes la ejercen a favor de la sociedad. Como consecuencia el
objetivo directo de la Seguridad Pública será la de conformar los estatutos y estrategias que establecerán las
bases de la creación y conformación de un nuevo sistema que busque proteger, conservar y auxiliar a la

45
GARZA SALINAS MARIO y PEÑALOZA PEDRO JOSÉ, Los Desafíos de la seguridad Pública en México, Instituto de Investigaciones
Jurídicas, Universidad Nacional Autónoma de México, México, 2002.

XXXIV
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

sociedad, contra la delincuencia.

Uno de los objetivos que no puede dejarse pasar por alto de dicho sistema es la capacitación, funcionalidad y
profesionalismo de los órganos judiciales y de los órganos de Seguridad Pública. Dentro de la parte objetiva de
este sistema encontramos las condiciones legales, reestructuración de las instituciones, la conformación
funcional administrativa y profesionalización especial bajo los principios de legalidad, probidad, eficacia, para
policías y servidores públicos.

El artículo primero de la ley que establece las bases de coordinación, nos menciona que el objeto de este sistema
es:

• Establecer las bases de coordinación entre la Federación, Estados, Distrito Federal y los Municipios,
para la integración y funcionamiento de Seguridad Pública.
Por ende sus disposiciones son de orden público e interés social y de observancia general en todo el territorio
nacional.

En cuanto a los fines de la seguridad el artículo 21 de nuestra Carta Magna y tomando en consideración los
efectos de la Ley General que establece las bases en este sistema, nos señala que la Seguridad Pública es una
función a cargo del Estado que tiene como finalidad salvaguardar la integridad y el derecho de las personas, así
como de preservar las libertades, el orden y la paz pública.

Toda autoridad competente podrá alcanzar los fines antes mencionados mediante:

• Aplicación de las sanciones a los infractores de los delitos.


• El conocimiento técnico de lo que es la acreditación de los tipos penales y la probable responsabilidad.
• La prevención, persecución.
• La reinserción social del delincuente y de los menores infractores.
Aunque estos fines son generales, debe tener como parte fundamental el crear nuevas políticas de servicio y
acciones encaminadas por el Estado para combatir las causas que originan la comisión de los delitos,
desarrollando políticas alternativas a través de programas y acciones que vengan a inculcar valores sociales,
culturales, cívicos, entre otros a la sociedad en general, inducidos al respeto a la legalidad.

1.1.6.1 Responsabilidad del Ayuntamiento en la Seguridad Pública

Una de las principales atribuciones del municipio es la de prestar el servicio de seguridad pública para procurar
que el desarrollo de la vida Comunitaria transcurra dentro de los cauces del Estado de Derecho.

La autoridad municipal debe organizar y proveer de medios a las dependencias que tienen a su cargo las
funciones de policía, seguridad, vialidad y asistencia a la población en situaciones de emergencia.

• Entre las atribuciones que tiene encomendadas el Ayuntamiento están las de:
• Reglamentar todo lo relativo a la Seguridad Pública Municipal en concordancia a la Constitución

XXXV
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Federal y a las Leyes Federales y Estatales relativas.


• Organizar a la policía municipal, designando las jefaturas y atribuciones correspondientes de acuerdo
con la legislación y reglamentación vigente.
• Dotar a la policía y órganos auxiliares de los recursos materiales indispensables para realizar las
funciones de policía y apoyo a la administración de justicia municipal.
• Seleccionar y capacitar a los miembros que conforman la policía municipal.
• Administrar y mantener en operación los Centros de Detención Municipales.
• Organizar el juzgado calificador municipal, en coordinación con las autoridades judiciales de la entidad.
El Presidente Municipal, como ejecutor de las determinaciones del Ayuntamiento, es quien deberá encargarse de
que los objetivos de la seguridad pública municipal y las atribuciones del Ayuntamiento en dicha materia sean
cumplidas. Es el Presidente Municipal quien nombra a los titulares de los órganos encargados de la seguridad
pública municipal y quien dispone de éstos para asegurar el pleno disfrute de las garantías individuales, la
conservación del orden y la tranquilidad pública. 46

1.1.6.2 La Función de Policía

La principal función de la policía es mantener el orden y la paz pública, así como el bienestar y tranquilidad de la
comunidad.

La función de policía está compuesta por actividades del cuerpo policiaco y sus órganos auxiliares, de las que se
destacan las siguientes:

• Vigilancia, a fin de mantener estable el orden público.


• Prevención del delito
• Detención de infractores y auxilio al Ministerio Público en la persecución de presuntos delincuentes.
• Protección de la ciudadanía.
• Protección de los bienes, recursos materiales y medio ambiente del Municipio.
• Organización de la estadística del índice delictivo en el Municipio.
• Registro de "incidencias" y "novedades" relativas a las acciones de vigilancia y prevención ejecutadas
por los elementos policiacos.
• Custodia de los Centros de Detención Municipales.
• Comunicación y coordinación con la policía estatal para la ejecución de las operaciones propias del
servicio.
• Orientación de la ciudadanía con relación al cumplimiento de las normas y disposiciones que rigen en el
Municipio.
• Vigilancia de la circulación de vehículos y peatones en el Municipio, en coordinación con las
autoridades del Estado.
46
MARTÍNEZ MORALES, RAFAEL, Derecho Administrativo, Editorial Harla, México, 2003, pp. 210 - 214.

XXXVI
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

• Organización del archivo policiaco, los expedientes técnicos de la corporación y registros de faltas
cometidas en contravención y violación de la legislación y reglamentación municipal.
• Conservación del material, equipo y enseres propios de las funciones de seguridad pública.
1.7 Importancia de la Seguridad Pública

Muñiz Sodre47 , nos dice que llevando a cabo de manera integral las funciones de seguridad pública, se puede
alcanzar el orden, la paz, la tranquilidad y, por consiguiente, el bienestar de la población. Asimismo, en
condiciones de orden, paz y estabilidad, un país puede alcanzar niveles de desarrollo mayores. Mientras menos
haya que preocuparse por esta materia, más nos ocuparemos en materia que ayuden a elevar el nivel de vida de
la mayoría de la población. Un Estado que garantiza seguridad para el mayor número de habitantes, será un
estado unido y dentro del cual se fortalezca la confianza en las instituciones, por ser estás una función tan
importante y con tantas implicaciones, es necesario que los tres órdenes de gobierno, se aboquen de manera
coordinada a ella para fortalecer el Estado de Derecho y garantizar el bienestar de la mayoría.

• Para alcanzar los objetivos de la Seguridad Pública se necesita:


• La actuación legal e imparcial de la autoridad municipal y de los cuerpos policiacos.
• El respeto a las instituciones del gobierno municipal.
• La confianza de la población en la autoridad y el respeto a la corporación policial.
• La cooperación de la comunidad en el mantenimiento de la seguridad pública.
• Capacitación adecuada de los cuerpos policiacos.
1.2 Naturaleza y definiciones de la institución municipal

1.2.1 Naturaleza y conceptos generales del municipio

1.2.1.1 Naturaleza del municipio

La palabra naturaleza proviene del latín naturalis y que para el motivo de este estudio, es decir con un enfoque
totalmente municipal, significa "esencia y propiedad característica de cada ser” y "virtud, calidad o propiedad de
las cosas”. 48 Se trata, entonces de integrar sobre las esencias y virtudes para alcanzar un profundo conocimiento
del Municipio. Esta tarea tiene como único fin buscar la precisión del concepto Municipio.

Específicamente en México, es necesario analizar dos corrientes: la que ve al Municipio como un organismo
descentralizado de la administración pública y la que ve en él un nivel de gobierno.

a) Como Organismo Descentralizado de la Administración Pública, se ha sostenido que el Municipio es una


descentralización por región, de acuerdo a la doctrina administrativa francesa, que tanta influencia ha tenido en
nuestro país por la difusión que en sus libros de Derecho Administrativo, han hecho dos maestros: Gabino Fraga
y Serra Rojas.

47
MUÑIZ SODRE, Sociedad, cultura y violencia, Editorial Norma, Bogotá, 2001.
48
Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española; Microsoft Encarta 2006

XXXVII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Gabino Fraga sostiene que: "el Municipio no constituye una unidad soberana dentro del Estado, ni un poder que
se encuentra al lado de los poderes expresamente establecidos por la Constitución; el Municipio es una forma en
que el Estado descentraliza los servicios públicos correspondientes a una circunscripción territorial
determinada”. 49

Para Serra Rojas: "La descentralización territorial es una forma de organización administrativa, descentralizada,
que tiene por finalidad la creación de institución pública, dotada de personalidad jurídica, patrimonio propio y un
régimen jurídico establecido por la Constitución en su artículo 115 y reglamentado por sus leyes orgánicas
municipales y que atiende las necesidades locales y o específicas de una circunscripción territorial”.50

Estos autores coinciden en la idea de adecuar la figura del Municipio jurídico de México con la teoría francesa,
principalmente siguiendo a Buttgenbach, en las ideas que éste expresa tanto en su Derecho Administrativo, como
en su obra Theorie generale des modes de gestión de services publics en Belgique.

Sin embargo, estos autores, dejaron de observar que Francia cuenta con un gobierno y una administración de
índole centralista, que permite la congruencia de una descentralización administrativa regional, a diferencia de
México, que es una Federación donde el Municipio tiene características bien diferentes del francés, razón por la
cual no es aplicable su doctrina.

Además, aunque es cierto que el Municipio coincide con los organismos descentralizados en que ambos tienen
personalidad jurídica, patrimonio propio y organismos de representación también lo es que tienen diferencias
sustanciales como son:

• Los organismos descentralizados son creados por la administración pública central, la cual los dota de
personalidad jurídica, les asigna un patrimonio y les determina su competencia.

• El organismo descentralizado presupone un órgano centralizado, que es parte del Ejecutivo que le va a
trasferir una porción de su competencia.

• El organismo descentralizado puede ser creado a instancias de la administración pública ya sea federal,
estatal o bien municipal.

• La descentralización administrativa es una opción que tiene la administración para organizarse y nunca
una obligación.

Los organismos descentralizados pueden ser suprimidos, desaparecidos, en el momento que lo estime oportuno
el Ejecutivo, ya que fueron creados para apoyarlo y auxiliarlo en su actividad y al regionalizarse pueden
suprimirse la alternativa del órgano descentralizado.

El Municipio, en cambio:

• No es parte del Poder Ejecutivo Federal, ni del Poder Ejecutivo Estatal, su competencia no se deriva de
49
FRAGA, Gabino; Derecho Administrativo; 45ä Ed.; México, Porrúa 2001; p. 220
50
SERRA ROJAS, Andrés; Derecho Administrativo, Primer Curso; 24^ Ed.; México, Porrúa 2006; p. 715.

XXXVIII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

ninguno de ellos.

• El Municipio es libre y tiene su propia esfera de competencia, sin que estas atribuciones que la integran
se hayan desprendido de un órgano federal o estatal.

• El Municipio no nace del Poder Ejecutivo Federal, ni del Poder Ejecutivo Estatal, el Municipio nace por
mandato del pueblo, plasmado en la Constitución Federal como forma de organización política y no sólo
administrativa.

• El Municipio no es una opción de organización, es un imperativo constitucional que la Federación y los


Estados de ésta deben acatar y, por lo mismo, el Municipio no es, ni debe ser concebido como una agencia que
depende del Gobierno del Estado o de la Federación.

• El Municipio nace con la Carta Fundamental del Estado, ya que las entidades federativas para
estructurarse internamente desde el punto de vista territorial, político y administrativo, la única forma exclusiva
que tienen es el Municipio y, por lo tanto, deben hacerlo en base al mismo. De aquí que debemos abandonar el
concepto de que el Municipio es una descentralización administrativa.

b) Como Primer Nivel de Gobierno, nuestro texto constitucional señala diversos niveles de gobierno, los cuales
deben desarrollar y ejercer la administración pública. El artículo 40 constitucional dispone:

"Es voluntad del pueblo mexicano constituirse en una República representativa, democrática federal, compuesta
de Estados libres y soberanos en todo lo concerniente a su régimen interior; pero unidos en una Federación
establecida según los principios de esta Ley Fundamental”.

El Estado mexicano es un sistema compuesto, que se integra por entidades federativas, éstas, a su vez, se
integran por Municipios, según lo dispone el artículo 115 constitucional, que establece en su primer párrafo:
"Los Estados adoptan para su régimen interior, la forma de gobierno republicano, representativo popular,
teniendo como base la división territorial y de su organización política y administrativa del Municipio libre”.

Así, podríamos afirmar que en nuestro país existen tres niveles de gobierno: federal, estatal y municipal;
teniendo cierta autonomía pero supeditados a un ordenamiento único y general, respetado por dichos niveles,
éstos, no sólo se refieren de los artículos anteriormente mencionados, sino de otras varias disposiciones más.

1.2.2 Conceptos y definiciones generales de municipio

1.2.2.1 Acepción etimológica de municipio

Posiblemente porque el término Municipio se ha convertido en algo tan común y familiar en los más diferentes
contextos y situaciones, parecería que el concepto de la institución municipal está bien establecido, pero no es
así.

Diversos autores presentan monografías de definiciones y conceptos en ocasiones contradictorios, sin ofrecer
una solución elaborando un nuevo concepto; otros autores, por el contrario, exponen sólo una definición o un

XXXIX
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

concepto pero estos de índole personal, a veces de manera puramente dogmática; y una buena parte evita el
tema, dando por conceptualizado y definido al Municipio.

Para estudiar el concepto de Municipio, es necesario partir del antecedente etimológico; posteriormente
analizaremos diferentes conceptos, así como los elementos del Municipio que a mi juicio, son esenciales para
integrar el concepto de Municipio, precisando sus características intrínsecas.

El vocablo municipio proviene de latín, compuesto de dos locuciones: el sustantivo “munus”, que se refiere a
cargas u obligaciones, tareas, oficios, entre otras varias acepciones, y el verbo “capere”, que significa tomar,
hacerse cargo de algo, asumir ciertas cosas. De la conjunción de estas dos palabras surgió el término latino
“municipium”, que definió etimológicamente a las ciudades en las que los ciudadanos tomaban para sí las
cargas, tanto personales como patrimoniales, necesarias para atender lo relativo a los asuntos y servicios locales
de esas comunidades.51

De lo anterior deriva el concepto “munícipe”, que hace alusión a los propios gobernantes o a los habitantes de las
circunscripciones municipales; también encontramos el uso frecuente del término “municipia”, para referirse en
general a todas las ciudades que el derecho romano otorgó la calidad de autónomas en su manejo administrativo.

En el propio idioma latino con frecuencia encontramos otros términos asociados a estos vocablos, como el caso
de los juramentos comunales o municipales conocidos en esa época como “jura comuna”, que constituía la
asociación por juramento y sin ésta no había Municipio, por lo tanto para la existencia de éste era necesaria dicha
asociación.

Finalmente, en su exposición de motivos a la H. LI Legislatura del Estado de México, el entonces Gobernador


del Estado de México, Licenciado Ignacio Pichardo Pagaza, se dirige al Municipio como:

“...la base de la división territorial y de la organización política y administrativa de los estados de la Federación.

‘El Municipio es la sociedad política primordial, el primer escaño de nuestra democracia, la expresión
institucional del Estado Mexicano más inmediata a la población. Es la forma de asociación política de las
pequeñas, medianas y, en ocasiones, grandes comunidades de la Nación, que se gobiernan a sí mismas a través
de los Ayuntamientos, cuyos integrantes conocen y atienden a la solución de los asuntos que las más de las veces
les atañen más cercana y directamente y, por ello, pueden resolverlos en la forma más adecuada.”

1.2.2.2 Definición de municipio

Tenemos variadas orientaciones y matices, son las definiciones que en torno al Municipio exponen los
estudiosos del tema, notándose en ellos, sin embargo, el sustrato común que tiene la institución, es decir, el
aspecto propio de la vida local de la comunidad.

El Dr. Ignacio Burgoa Orihuela, en su obra de Derecho Constitucional, señala que “El Municipio implica en

51
ANDRADE SÁNCHEZ, Eduardo; Derecho Municipal; 15 Ed.; México, Oxford 2006; p.104.

XL
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

esencia una forma jurídica-política según la cual se estructuran a una determinada comunidad asentada sobre el
territorio de un Estado”.

Las definiciones y términos en la cotidianidad las encontramos en compilaciones como diccionarios y


enciclopedias, por ello, se hace obligado su consulta. Así el Diccionario de la Real Academia Española señala
que el municipio es:

“Conjunto de habitantes de un mismo término jurisdiccional, regido por un Ayuntamiento”.52

El Diccionario Jurídico editado por el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, se refiere al Municipio
como:

“La organización político-administrativa que sirve de base a la división territorial y organización política de los
estados miembros de la federación. Integran la organización política tripartita del estado mexicano, Municipios,
estados y federación”.53

En Enciclopedia Jurídica Omeba, define al Municipio como:

“Una persona de Derecho Público constituida por una comunidad humana, asentada en un territorio determinado,
que administra sus propios y peculiares intereses, y que depende siempre en mayor o menor grado de una
entidad pública superior, el Estado Provincial o Nacional”.54

Es de resaltar que en congruencia con lo anterior, J. Eduardo Andrade Sánchez, señala que el Municipio es “la
organización político-administrativa que sirve de base en la división territorial y organización política de los
estados o miembros de la federación”,55 el concepto responde “a la idea de una organización comunitaria, con
gobierno autónomo que nace por mandato de la Constitución expresado en el artículo 115”.56

Para reforzar el presente apartado, también encontramos que "el Municipio es un ente político administrativo con
personalidad jurídica y patrimonio propios, constituido por uno o varios núcleos de población establecidos sobre
una demarcación territorial que constituye la base organizativa del Estado, y está dotado de una capacidad de
decisión autónoma de carácter derivado57

Algunos conceptos y definiciones dan preponderancia al elemento humano, destacando el vínculo social de
vecindad. Dentro de este grupo encontramos que se considera al Municipio como la reunión de varios individuos
o familias ligadas entre sí por el vínculo de muchos siglos de hábitos no interrumpidos, de propiedades comunes,
de cargas solidarias y de todo lo que contribuye a formar una sociedad natural; no puede disolverse ni debilitarse
la existencia material del Municipio; no es una creación del poder público ni tampoco es una ficción de la ley;
procedió a ésta, es la vida en común, del disfrute pro indiviso de ciertos bienes y de todas las relaciones que de

52
Diccionario de la Real Academia Española; Microsoft Encarta 2006.
53
Diccionario Jurídico IIJ-UNAM, Tomo correspondiente a las letras de la L a O.
54
Enciclopedia Jurídica Omeba. Tomo XIX, p. 55.
55
Diccionario Jurídico Mexicano; 75. Ed.; México, Porrúa-UNAM, Instituto de Investigaciones Jurídicas, 1994.
56
ANDRADE SÁNCHEZ, Eduardo; Derecho Municipal; 1ª Ed.; México, Oxford 2006; p.104.
57
Ídem.

XLI
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

aquí se deriven.

El Municipio tiene su raíz, por así decirlo, en el origen de la convivencia social. Vecinos o familias que necesitan
llenar en común algunos servicios deben unirse y lo hacen para realizarlos. Conservar los caminos, enterrar los
muertos, crear una escuela, constituir la iglesia, son problemas que originan la necesidad de organizar esos
servicios, y con el tiempo, la compilación de la vida moda moderna y la división del trabajo determinaron
nuevos problemas que contemplar los vecindarios.

Por su parte Miguel de la Madrid nos dice que:

"El Municipio es sociedad natural domiciliada. El Municipio es la comunidad social que posee territorio y
capacidad política, jurídica y administrativa... activamente participativa, que puede asumir la conducción de un
cambio cualitativo que es el desarrollo económico, político y social, capaz de permitir un desarrollo integral. El
Municipio como célula política fundamental y escuela de la democracia.’

‘Tres núcleos de gobierno: Federación, Estado y Municipio. El Municipio como primer nivel de gobierno es la
base de nuestra vida republicana y federal”.58

1.2.2.3 Diversos conceptos y definiciones

Ya establecida la naturaleza, y conocido el origen etimológico y diversas consideraciones de la institución


municipal, es fundamental que señale las principales acepciones que nos permitirán vislumbrar al Municipio en
su más amplio sentido.

De tal forma que encontramos al órgano principal de las decisiones en el Municipio, constituido como un cuerpo
colegiado, el cual se le denomina Ayuntamiento.

El término Ayuntamiento proviene del latín “adiunctum", forma nominal del verbo “adiungere" juntar, reunir.
Así entonces, contemplando que viene de la raíz romana “junta”, podremos señalar que deviene en cuerpo
colegiado. La Real Academia Española lo define como la corporación compuesta de un alcalde y varios
concejales para la administración de los intereses del Municipio.

De tal manera que entenderemos como Ayuntamiento a la reunión de un cuerpo colegiado que según lo establece
el artículo 115 de nuestra Carta Magna, estará conformado por un presidente municipal y el número de síndicos
y regidores que la ley determine, electo de manera popular y directa; el cual, tomará las funciones de cuerpo
deliberante respecto los asuntos municipales.

Cuando el Ayuntamiento se reúne para deliberar los asuntos del Municipio, estamos en presencia de un cabildo.

Se le llama cabildo a la asamblea reunida generalmente en la sala de cabildos, de los integrantes del
Ayuntamiento. En dicha sesión es en donde se discuten y aprueban los asuntos municipales que a decir de la Ley
Orgánica Municipal del Estado de México, éstas serán abiertas; esto es, podrán acudir de oyentes cualquier

58
DE LA MADRID, Miguel; Exposición de Motivos, Iniciativa de Reformas y Adiciones al artículo 115 Constitucional. Cámara de Senadores.

XLII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

integrante de la comunidad o persona interesada, pero sin derecho a intervenir en la misma.

El Presidente Municipal es la cabeza del Ayuntamiento, quien dirige las sesiones de cabildo asistido por un
secretario y es el encargado de ejecutar, por medio de las unidades administrativas con las que cuente la
administración municipal, las decisiones que de manera colegiada se tomen en ellas.

El Síndico Procurador conocido así comúnmente, "es el encargado de la procuración y defensa de los derechos e
intereses del Municipio, en especial los de carácter patrimonial y la función de contraloría interna, la que, en su
caso, ejercerá conjuntamente con el órgano de control y evaluación que al efecto establezcan los
Ayuntamientos”.59

Son integrantes del Ayuntamiento, los Regidores, cuyo número dependerá al igual que los Síndicos, del tamaño
de la población en la demarcación territorial. Los Regidores "han sido miembros característicos de los cuerpos
colegiados que gobiernan los Ayuntamientos desde mucho tiempo atrás. Generalmente sus funciones están
relacionadas con la vigilancia y atención de diversas funciones y servicios que corresponden al Municipio, de
modo que a cada uno de ellos se le asigna uno o varias áreas específicas como el orden en la vía pública, el
tránsito, el servicio de limpia, los panteones, etcétera”.60

Como veremos más adelante, los Ayuntamientos cuentan con autoridades y organismos auxiliares que
coadyuvan a la ejecución y funcionamiento de los quehaceres municipales.

1.2.3 Elementos del municipio

Para integrar un concepto que describa con propiedad el Municipio, cómo es, para qué sirve, es necesario
precisar sus elementos y características esenciales. Analizar los conceptos y definiciones que ya se han anotado,
entendido como Municipio libre, la base de la división territorial y de la organización política del Estado,
investido de personalidad jurídica propia, integrado por una comunidad establecida en un territorio, con un
gobierno autónomo en su régimen interior y en la administración de su Hacienda Pública, en términos del
Artículo 115 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

De lo anterior, podemos considerar que los elementos del Municipio son los siguientes:

a) Población
b) Territorio
c) Gobierno - Organización

Sin embargo, es toral resaltar un elemento que a mi consideración y en concordancia con lo señalado por el
Maestro Carlos Quintana Roldán, es parte fundamental de la estructura, organización y gobierno de la célula
básica de la división política de nuestro país:

d) Autonomía

59
Ley Orgánica Municipal del Estado de México, art. 52.
60
ANDRADE SÁNCHEZ, Eduardo; Derecho Municipal; 15 Ed.; México, Oxford 2006; p.140.

XLIII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

1.2.3.1 Población

Tenemos que Jellinek nos dice que los hombres que pertenecen a un Estado, forman su población. Kelsen, en su
Teoría General del Estado nos dice que:

"Una pluralidad de hombres no se convierte en la unidad de un pueblo estatal, sino mediante la unidad del poder
del Estado que la somete, es decir, mediante la validez vinculadora de un orden jurídico”.61

El Municipio como célula de organización requiere una población, pero esto no le basta, sino que requiere una
población unida por vínculos de identificación como los que dan un mismo lenguaje, un mismo pasado histórico,
las tradiciones, los lazos de sangre, la religión, la educción, e inclusive la alimentación y el vestido.

Como un ejemplo, podemos señalar lo establecido por la Ley Orgánica Municipal del Estado de México, que en
cuanto a población, refiere lo siguiente en sus artículos 13 y 14:

Artículo 13.- Son habitantes del Municipio, las personas que residan habitual o transitoriamente dentro de su
territorio.

Artículo 14.- Los habitantes del Municipio adquieren la categoría de vecinos por:

I. Tener residencia efectiva en el territorio del Municipio por un período no menor de seis meses.

II. Manifestar expresamente ante la autoridad municipal el deseo de adquirir la vecindad.

La categoría de vecino se pierde por ausencia de más de seis meses del territorio municipal o renuncia expresa.

La vecindad en un Municipio no se perderá cuando el vecino se traslade a residir a otro lugar, en función del
desempeño de un cargo de elección popular o comisión de carácter oficial.

1.2.3.2 Territorio

Es el espacio físico determinado jurídicamente por los límites geográficos, que constituye la base material del
Municipio y que es el ámbito natural para el desarrollo de la vida comunitaria.

El criterio que establece la Ley Orgánica Municipal del Estado de México, refiriéndose a que la extensión
territorial de los Municipios comprende la superficie y límites reconocidos jurídicamente para cada uno de ellos.

Su división territorial está integrada por la cabecera municipal, y por las delegaciones, subdelegaciones,
colonias, sectores y manzanas, con la denominación, extensión y límites que establezcan los Ayuntamientos en
el ejercicio exclusivo de sus atribuciones.

Por su parte, dicho precepto normativo en su artículo 9 establece una clasificación de categorías políticas en
cuanto a las localidades establecidas dentro del territorio municipal como sigue:

“I. CIUDAD: Localidades con más de quince mil habitantes, servicios públicos, servicios médicos,

61
KELSEN, Hans; Teoría General del Estado; 1ª Ed.; México, Ediciones Coyoacán, 2004; p. 332.

XLIV
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

equipamiento urbano; hospital, mercado, rastro, cárcel y panteón; instituciones bancarias, industriales,
comerciales y agrícolas; y centros educativos de enseñanza preescolar, primaria, media y media superior;

II. VILLA: Localidades entre cinco mil y quince mil habitantes, servicios públicos, servicios médicos,
equipamiento urbano; hospital, mercado, cárcel y panteón; y centros educativos de enseñanza primaria y media
superior;

III. PUEBLO: Localidades entre mil y cinco mil habitantes, servicios públicos indispensables, cárcel y panteón;
y centros educativos de enseñanza primaria;

IV. RANCHERÍA: Localidades entre quinientos y mil habitantes, edificios para escuela rural, delegación o
subdelegación municipal;

V. CASERÍO: Localidad de hasta quinientos habitantes."15

Además, se les otorga a los Municipios la facultad para aprobar y administrar la zonificación de su territorio, así
como para participar en la creación y administración de sus reservas territoriales y ecológicas.

1.2.3.3 Gobierno - organización

Entendemos como Gobierno u Organización, a la disposición de los órganos de una persona jurídica para
conseguir los fines propuestos. En general, tenemos como clases de órganos los siguientes:

• Unipersonal, cuando el titular es una persona.


• Colegiado, cuando el órgano está formado por un determinado número de personas. La resolución de
este órgano, para que equivalga a la voluntad colectiva, ha de ser acordada por una mayoría previamente fijada
en una reunión anteriormente convocada.
• Activos, son los que actúan, resuelven y determinan la voluntad del colectivo que representan. Por
ejemplo: El Presidente del Gobierno, Ministros, el Alcalde, el Pleno, etcétera.
• Consultivos, solamente emite su juicio o informe, no resuelven ni se abstienen y, por tanto, no
determinan la voluntad. Generalmente, su informe no es vinculante. Por ejemplo: el Consejo de Estado.
• Deliberantes, son los que no emiten resoluciones, pero hacen posible que los órganos activos las emitan.
Por ejemplo: el Consejo de Ministros, en el que, generalmente, los asuntos no se votan, se discuten y el
Presidente emite la resolución.
• Simples, son los que están formados por un órgano unipersonal o colegiado. El alcalde y el pleno son
órganos simples.
• Complejos, están formados por varios órganos, internos o externos, que pueden actuar de forma
independiente. Por ejemplo: un Ministerio, en el que actúa el Ministro, el Subsecretario, etcétera.
Establecido lo anterior, el gobierno u organización del Municipio está a cargo del colegiado denominado
Ayuntamiento, designado por elección popular directa conforme a los principios de mayoría relativa y de
representación proporcional, con dominante mayoritario; y en el cual no existe ninguna autoridad intermedia

XLV
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

entre éste y el Gobierno del Estado.

Conforme al artículo 16 de la Ley Orgánica Municipal del Estado de México, el Ayuntamiento, está integrado
por: 62

I. Un presidente, un síndico y siete regidores, electos por planilla según el principio de mayoría relativa y hasta
seis regidores designados según el principio de representación proporcional, cuando se trate de Municipios que
tengan una población de más de 150 mil y menos de 500 mil habitantes;

III. Un presidente, dos síndicos y nueve regidores, electos por planilla según el principio de mayoría relativa.
Habrá un síndico y hasta siete regidores según el principio de representación proporcional, cuando se trate de
Municipios que tengan una población de más de 500 mil y menos de un millón de habitantes; y

IV. Un presidente, dos síndicos y once regidores, electos por planilla según el principio de mayoría relativa y un
síndico y hasta ocho regidores designados por el principio de representación proporcional, cuando se trate de
Municipios que tengan una población de más de un millón de habitantes.

Esencialmente, la integración de los Ayuntamientos se encuentra establecida de la forma antes señalada, sin
embargo, algunas condiciones varían de acuerdo a cada legislación local.

Para el eficaz desempeño de sus funciones públicas, los Ayuntamientos se auxilian por:

I. Comisiones del Ayuntamiento;

II. Consejos de participación ciudadana;

III Organizaciones sociales representativas de las comunidades;

IV Las demás organizaciones que determinen las leyes y reglamentos o los acuerdos del Ayuntamiento.63

Las comisiones edilicias son permanentes y transitorias, de tal forma, tenemos que son permanentes:

a) De gobernación, de seguridad pública y tránsito y de protección civil, cuyo responsable será el


presidente municipal;

b) De planeación para el desarrollo, que estará a cargo del presidente municipal;

c) De hacienda, que presidirá el síndico o el primer síndico, cuando haya más de uno;

d) De agua, drenaje y alcantarillado;

e) De mercados, centrales de abasto y rastros;

f) De alumbrado público;

g) De obras públicas y desarrollo urbano;

62 Un presidente, un síndico y seis regidores, electos por planilla según el principio de mayoría relativa y hasta cuatro regidores designados
según el principio de representación proporcional, cuando se trate de Municipios que tengan una población de menos de 150 mil habitantes.
63
Ley Orgánica Municipal del Estado de México; art. 64.

XLVI
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

h) De fomento agropecuario y forestal;

i) De parques, jardines y panteones;

j) De cultura, educación pública, deporte y recreación;

k) De turismo;

l) De preservación y restauración del medio ambiente;

m) De empleo;

n) De salud pública; ñ) De población;

o) De revisión y actualización de la reglamentación municipal;

p) Las demás que determine el Ayuntamiento, de acuerdo con las necesidades el Municipio.

II Serán comisiones transitorias, aquéllas que se designen para la atención de problemas especiales o situaciones
emergentes o eventuales de diferente índole y quedarán integradas por los miembros que determine el
Ayuntamiento, coordinadas por el responsable del área competente.64

Las comisiones edilicias carecen de facultades ejecutivas, coadyuvarán en la elaboración del Plan de Desarrollo
Municipal y vigilarán e informarán al Cabildo sobre los asuntos de su competencia.

Por otro lado, los Concejos de Participación Ciudadana son agrupaciones conformadas por vecinos del
Municipio, cada miembro tiene un suplente y están organizados con un Presidente, un Secretario, un Tesorero y
vocales. Son electos por los habitantes de la localidad en la forma y términos que para tal efecto establezca el
Ayuntamiento mediante la aprobación y publicación de la convocatoria correspondiente.

También existen organizaciones sociales de carácter popular, integradas y designadas por los habitantes del
Municipio, las cuales son promovidas por el Ayuntamiento para que participen en el desarrollo vecinal, cívico y
en beneficio colectivo de sus comunidades; generando y participando en proyectos específicos en los que
acuerden participar.

De la misma manera, existen autoridades auxiliares como los delegados, subdelegados, jefes de sector o de
sección y jefes de manzana que el Ayuntamiento designa; ejercerán, en sus respectivas jurisdicciones, las
atribuciones que éste les delegue, para mantener el orden, la tranquilidad, la paz social, la seguridad y la
protección de los vecinos, conforme a lo establecido en las Leyes Orgánicas, Bandos Municipales y los
reglamentos respectivos.

Por lo que respecta a Delegados y Subdelegados, la ley establece:

I Corresponde a los delegados y subdelegados:

64
Óp. cit.; art. 69.

XLVII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

a) Vigilar el cumplimiento del bando municipal, de las disposiciones reglamentarias que expida el
Ayuntamiento y reportar a la dependencia administrativa correspondiente, las violaciones a las mismas;

b) Coadyuvar con el Ayuntamiento en la elaboración y ejecución del Plan de Desarrollo Municipal y de los
programas que de él se deriven;

c) Auxiliar al secretario del Ayuntamiento con la información que requiera para expedir certificaciones;

d) Informar anualmente a sus representados y al Ayuntamiento, sobre la administración de los recursos que
en su caso tenga encomendados, y del estado que guardan los asuntos a su cargo;

e) Elaborar los programas de trabajo para las delegaciones y subdelegaciones, con la asesoría del
Ayuntamiento.

II Corresponde a los jefes de sector o de sección y de manzana:

a) Colaborar para mantener el orden, la seguridad y la tranquilidad de los vecinos del lugar, reportando ante
los cuerpos de seguridad pública, a los oficiales calificadores las conductas que requieran de su intervención;

b) Elaborar y mantener actualizado el censo de vecinos de la demarcación correspondiente;

c) Informar al delegado las deficiencias que presenten los servicios públicos municipales;

d) Participar en la preservación y restauración del medio ambiente, así como en la protección civil de los
vecinos.

Los jefes de sector y de manzana, son nombrados generalmente por el Ayuntamiento y conforme a necesidades y
condiciones de cada lugar.

De tal manera, podemos verificar que el gobierno como elemento del Municipio, no es un elemento insípido,
sino que está conformado por una serie de organismos, autoridades y organizaciones, encabezados siempre por
el Ayuntamiento teniendo como objetivo el cumplimiento de las obligaciones públicas de la autoridad municipal.

1.2.3.4 Autonomía

Morell Ocaña en su obra "La Autonomía Local: Cualidad de una Colectividad o de una Institución señala que se
entiende como autonomía al atributo de toda agrupación social, la que por la misma naturaleza de su creación,
nace con ella, como una forma de identidad y de independencia ante las demás comunidades.

Es preciso identificar que hablar de autonomía, no es lo mismo que soberanía. La autonomía es una cuestión de
defensa de competencia territorial y de incumbencia (competencia material) propias de la actividad integral y
propia de los Municipios; es de carácter administrativo, no político; se garantiza en función del respectivo
interés. Es el derecho de la comunidad municipal a participar a través de órganos propios, en el gobierno y
administración de cuantos asuntos les atañe.

Esta autonomía de la que hablo es difícil de conceptuar, pues está inmersa en facultades y obligaciones; pero sin

XLVIII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

duda, es la que consagra nuestra Carta Magna en su artículo 115.

El principio de la autonomía municipal va mucho más allá que el mero afán de concentrar poder, pues trata de
acercar las decisiones a las realidades vecinales. Para eso es la autonomía municipal y numerosas son sus
ventajas, pues permite una atención ágil, primaria de las necesidades básicas de los ciudadanos, pues el gobierno
local está más cerca de la gente que cualquier otra instancia pública; por ende, su capacidad de respuesta
adecuada es igualmente mayor.

Es su ejercicio el que posibilita a los Municipios estar alerta ante las necesidades, quizá minúsculas, en una
perspectiva nacional, pero que en el plano de las personas pueden hacer la diferencia en su calidad de vida, léase
avenidas, parques, servicios comunitarios, educación, entre otros supuestos contemplados por la ley. Es su
autonomía lo que posibilita a los Municipios acudir con presteza y eficiencia a la satisfacción de las reales
necesidades de sus habitantes.

La autonomía municipal, además, cumple un rol esencial en las prácticas democráticas, puesto que permite un
escrutinio permanente de actividades y personas, lo que a su vez significa un mejor acierto al momento de
evaluar y emitir el sufragio.

1.2.4 Derecho municipal

Finalmente, es por demás relevante ya que se ha detallado la naturaleza del Municipio y su origen etimológico;
lo que se considera sobre éste derivado del análisis de un sinnúmero de estudiosos sobre el tema y los elementos
que lo conforman; tomar la rama del derecho que se encarga de regular las funciones, ámbitos de competencia e
injerencia de la institución que nos ocupa.

El objeto de conocimiento del Derecho Municipal, es el Municipio como institución jurídica sin pretender en
estricto rigor, su vinculación e implicaciones respecto a los factores histórico, sociológico, político, financiero,
cultural y teológico que determinaron su origen.

Dentro del campo general del derecho, tres son los grupos en que los estudiosos del tema ubican al Derecho
Municipal, a saber:

• Como integrante del Derecho Constitucional

• Como parte especializada del Derecho Administrativo

• Como rama del Derecho Público Político

Particularmente sin profundizar en la polémica que se presenta, considero que el Derecho Municipal en estricto
sentido, no se supedita a los campos de estudio señalados anteriormente; en efecto, es clara la interrelación con
la Teoría del Estado, el Derecho Político, el Derecho Administrativo, el Constitucional, entre otros, pero estoy a
favor de su autonomía técnica, didáctica y científica. Es entonces el Derecho Municipal una rama del derecho
que tiene como objeto de estudio al Municipio y que guarda autonomía de las ramas del derecho que estudiamos

XLIX
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

en las aulas.

Así entonces, tenemos que el concepto de Derecho Municipal encuentra en la doctrina una gran variedad de
orientaciones y, por consiguiente, de aportaciones. Adriano Carmona Romay señala que el Derecho Municipal es
el conjunto de principios legales y normas de jurisprudencia referentes a la integración, organización y
funcionamiento de los gobiernos locales.65

De la misma manera, se señala que: "El Derecho Municipal es, el conjunto de normas jurídicas que regulan la
integración, organización, funcionamiento del Municipio, así como las actividades que éste realiza y las
relaciones entre éstos y otros órganos del Estado, o de la Federación y con los particulares”.66

También por Derecho Municipal entendemos al conjunto de normas que regulan la actividad administrativa y
gubernamental del Ayuntamiento o de otros órganos constitucionales en relación con la actividad de éste, así
como las que dictan los órganos municipales para la regulación de la convivencia en el Municipio. 67

El estudio del Derecho Municipal implica el estudio del Municipio, como objeto y como sujeto de derecho. En la
medida en que se profundice en el conocimiento de las cuestiones municipales, se darán las condiciones para
estructurar y proponer mejores alternativas, para el desarrollo y consolidación de la célula básica de la
organización política y administrativa de nuestro país.

Para poder realizar una efectiva investigación, es primordial estudiar los conceptos y definiciones más básicas,
como se puede observar en este capítulo, donde se hace mención de éstos. Al hablar de la conceptualización del
Municipio se hace más factible proporcionar una definición más acertada de lo que corresponde al Derecho
Municipal, no obstante, tenemos que analizar el origen de la palabra y su evolución en todo el ámbito jurídico, es
por lo que en el presente capítulo me refiero a lo que es el Municipio, los elementos de éste y una vez que los
estudiamos con mayor profundidad, se habla de lo que es el Derecho Municipal.

Un concepto que alude a la autonomía del Derecho Municipal respecto a otras ramas, nos dice es la ciencia que
estudia, investiga, analiza y explica el conjunto de instituciones, disposiciones y normas reguladoras del
Municipio mexicano, a partir de su origen y evolución, pero sobre todo por la importancia y trascendencia en el
desarrollo económico, político y social del país.68

Finalmente de manera particular, considero que el Derecho Municipal es un sistema de normas jurídicas, que
tienen como objeto de estudio al Municipio en su aspecto estrictamente jurídico, y están encaminadas a regular
su operación y funcionamiento, y a establecer los mecanismos en que éste cumplirá con sus fines y objetivos
últimos.

Con todo lo planteado a lo largo del capítulo y como ya sabemos, la institución del Municipio como primer nivel
de gobierno se establece en el artículo 115 Constitucional, la actividad que tiene el Municipio en el desarrollo
65
CARMONA ROMAY, Adriano; Programa de Gobierno Municipal; 15 Ed.; Cuba, Librería Martí, 1950; p.19
66
ROBLES MARTÍNEZ, Reynaldo; El Municipio; 55 Ed.; México, Porrúa 2002; p. 163
67
ANDRADE SÁNCHEZ, Eduardo; Derecho Municipal; 15 Ed.; México, Oxford 2006; p.106.
68
LÓPEZ SOSA, Eduardo; Derecho Municipal Mexicano; 25 Ed.; México, Universidad Autónoma del Estado de México, 1999; p.22.

L
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

político, económico, social y cultural dentro del Estado, ha propiciado que tanto juristas, sociólogos, politólogos,
economistas, historiadores y legisladores, estudien al Municipio, teniendo como resultado un profundo análisis y
perfeccionamiento de los diversos conceptos que forman parte del Municipio y del Derecho Municipal.

La importancia actual que adquirió el Municipio en nuestro país ha sido palpable; aún más con las reformas de
1983 y de 1987 al artículo 115 de la Constitución, se demuestra que con éstas se pretendió alcanzar una
autonomía política y económica de este primer nivel de gobierno, que forma parte del Estado y de la Federación.

Por lo que podemos decir que el Municipio no limita su actividad a la simple prestación de los servicios, sino
que éste realiza un sinnúmero de actividades políticas, administrativas, financieras y culturales; es esta
circunscripción territorial de carácter político y administrativo la que se ubica dentro del Estado y que entraña
una forma de descentralización de los servicios públicos.

Para que el Municipio pueda existir debe estar constituido por los tres elementos esenciales del Estado:
población, territorio y gobierno; pudiendo incluirse un cuarto, respecto de la autonomía; éstos dan como
consecuencia que cuente con una estructura organizada, un ámbito geográfico definido, una identidad y,
finalmente, la verdadera posibilidad de autodeterminarse y administrar sus bienes; lo último, un tanto limitado,
ya que se rige por las leyes federales y locales como lo son: la Constitución Federal y la Estatal; y la Ley
Orgánica Municipal expedida por las Legislaturas de los Estados, que dicta las disposiciones jurídicas y
administrativas del Municipio, entre otras.

1.3 Administración pública municipal

La Administración Pública Municipal es en general la forma de organización y funcionamiento de todas aquellas


unidades administrativas que componen, integran y dan funcionalidad al Ayuntamiento, entendido este como un
eje rector de gobierno frente a los particulares o gobernados, es decir, es el órgano de representación popular
encargado del gobierno y la administración del municipio, el cual está contemplado en nuestro régimen
constitucional como la base de la división territorial y de la organización política y administrativa de los Estados
de la Federación.

Para el adecuado funcionamiento de las tareas de gobierno y administración es necesario establecer mecanismos
de coordinación entre los integrantes del Ayuntamiento y los servidores públicos que conforman el aparato
público administrativo. Así, el Presidente Municipal dirige las tareas referentes a la administración pública
municipal y los regidores y síndicos efectúan las tareas de vigilancia, en apego a lo que dispone la legislación
local respectiva.

1.3.1 Antecedentes Legislativos

Durante años, en México y en varios países de América Latina, la policía fue una institución abandonada dentro
del aparato gubernamental. Organizaciones que contribuyeron a la modernización del país en los rubros de la
educación, la política y la economía por ejemplo, se desarrollaron dificultades y hoy siguen haciéndolo de cara al

LI
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Siglo XXI; la policía, en cambio, fue tratada como "un mal necesario”, alejada de la sociedad, poco capacitada y
remunerada, indispuesta a la autocrítica y ajena al principio de rendición de cuentas.69

La reforma policial debe partir del principio de rendición de cuentas, mediante la utilización de esquemas
transparentes y cercanos a la sociedad, por lo que la rendición de cuentas de la policía, apunta a cumplir el
artículo 21 Constitucional, en el sentido de que la actuación policial debe sujetarse a los principios de legalidad,
eficiencia, profesionalismo y honradez.

Los antecedentes de este sistema, se explica en el entorno de múltiples transformaciones, pasando por la reforma
al artículo 21 Constitucional, la creación de un nuevo marco jurídico, el fortalecimiento y la creación de nuevas
instituciones y órganos colegiados con participación ciudadana.

Se ha pretendido enfatizar el papel central que representan la Integridad, la Ética y la Justicia como parte de esta
reforma, lo mismo al velar por los intereses de los ciudadanos, que al juzgar la conducta de un policía como ser
humano, lo cual implica comprender sus acciones dentro y fuera del servicio.

La palabra "policía" deriva del idioma francés y su uso data del siglo XVIII. De una manera indirecta deriva del
latín politia, y ésta del griego πολιτεία, de πολις, "ciudad", que se refiere al gobierno o a la administración del
estado.70

Vigilar se convirtió en una función de los clanes de jefes de estado, así en la Europa Antigua los magistrados y
militares eran los responsables de mantener la ley y el orden en las ciudades, en las que a veces designaban a un
alguacil, en algunos casos sin sueldo, para que se encargase de hacer cumplir la ley.

“...En 1663, Londres contrató cuidadores para resguardar sus calles en las noches, en un comienzo haciendo uso
de la fuerza. Ésta práctica fue muy difundida por todo el Reino Unido. Por lo que, el día 30 de junio de 1800 las
autoridades de Glasgow, Escocia consiguieron con éxito la petición al gobierno de pasar de la "acción policial de
Glasgow" a la Policía de la Ciudad de Glasgow. Éste fue el primer servicio profesional de Policía en el país y
diferente a las anteriores aplicaciones de la ley; lo que rápidamente fue copiado en otras ciudades.

En 1829, la legislación de la Policía Metropolitana pasó a depender del parlamento, permitiendo a Sir Robert
Peel, secretario de asuntos internos, fundar la Policía Metropolitana de Londres, reconocida por ser la primera
policía organizada con fuerzas civiles en líneas modernas. Se convirtió en un modelo para las fuerzas policiales
de otros países, incluidos los Estados Unidos. El primer servicio policial fuera del Reino Unido fue en Gibraltar,
con la formación del Gibraltar Police en 1830.

En 1721, se forman los Mossos d'Esquadra en Cataluña, al noreste de España.

En 1834, se forma la Policía de Toronto en Canadá, una de las primeras fuerzas policiales de América.

69 Vid. Rosas Greco, Seguridad Pública, Editorial, [En línea], México, Secretaría de Seguridad Ciudadana, Gobierno del Estado de
Querétaro, Enero 2007, [citado 06/11/2009], Revista Omicrón 20, Gaceta Interna Bimestral (Núm. 1), Formato pdf, Disponible en:
http://www.seguridad.queretaro.gob.mx/ssc/ssc/content/download/629/4163/file/Omicron 06.pdf 22 de Enero de 2009. 13:30 PM.
70
DICCIONARIO JURÍDICO MEXICANO. Instituto de Investigaciones Jurídicas, UNAM, tomo P- Z, décima tercera edición, Porrúa, México,
1999, pp. 2453 y 2454.

LII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Dentro de los Estados Unidos, dos de las primeras fuerzas policiales de tiempo completo, fueron el
Departamento de Policía de Boston, fundada Dor Joseph Osier en 1839; y el Departamento de Policía de Nueva
York en 1845...”71

Los antecedentes de la policía en México, refiere el autor Jorge Nacif Mina en su obra "La Historia de la Policía
en la Ciudad de México (1524 - 1928)”, tiene que establecerse en Europa y no en Mesoamérica, sin embargo en
el México precortesiano existieron formas de organización con características similares a las de un cuerpo de
vigilancia especializado.72

El antecedente más antiguo de la seguridad pública en México, se encuentra referido en el libro de Alejandro
Iñigo, "Bitácora de un Policía (1500-1982)”, aparece alrededor del año 1500 en tres figuras principales: los
denominados teachcacauhtin, guerreros que se hacían cargo de la situación interna de los barrios en tiempos de
guerra; y los tianquizpan, guardianes de los mercados.73

En el MANUAL ADMINISTRATIVO DE LA SECRETARÍA DE SEGURIDAD PÚBLICA DEL DISTRITO


FEDERAL, de agosto del 2005, haciendo referencia a la obra de Alejandro Iñigo, expone:

En 1524, ya con los españoles establecidos, aparece la primera cárcel provisional en la Ciudad de México al
poniente de la Plaza Mayor; y el primer esquema en que se basó la policía.

En 1525 se expide el primer lineamiento policíaco en forma de Reglamento de Policía, que entre muchas otras
cosas, asentaba la prohibición a los indios de habitar dentro del casco urbano destinado a los españoles.

El 30 de marzo de 1531, a través de la Cédula Real, se faculta a los cuerpos policíacos, entonces denominados
alcaldes y alguaciles de diferentes categorías, a aprehender a infractores.

En 1631, fue inaugurada la prisión mayor construida en el Real Palacio de Virreyes, con calabozos de castigo y
la tan temida Sala de Tormentos.

En 1789, ya con el virrey Conde de Revillagigedo, se creó un nuevo cuerpo policiaco conocido como Policía de
Seguridad y Ornato que se encargaba de preservar la seguridad pero también de cuidar el buen aspecto de la
Ciudad.

En 1790 aparecen los guardias de faroles conocidos como serenos, que de acuerdo al nuevo Reglamento para
Alumbrado y para los Guardas, se encargaban de cuidar los 93 faroles instalados, un sereno por cada uno. La
vigilancia se desarrollaba en un entorno de cercanía, en donde cada vigilante conocía perfectamente su territorio
y los habitantes del vecindario los conocían a ellos.

En marzo de 1812, se ordena en la Constitución de Cádiz la desaparición de la La Acordada y se otorga amplio


poder político a los miembros del Ayuntamiento, poniendo en sus manos la fuerza de seguridad. En el mismo

71
Vid. Policía. La Policía en el mundo. [En línea]. Disponible: http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Polic%C3%ADa Metropolitana de
Londres&action=ed it 19 de Enero de 2009. 18:30 PM.
72
Cfr. NACIF MINA, Jorge. La policía en la Historia de la Ciudad de México (1524-1928), Desarrollo Social, Socicultur, México, 1986, p. 11.
73 Vid. IÑIGO, Alejandro. Bitácora de un Policía (1500-1982), Ensayo histórico, Grupo Editorial Siete, México, 1994, pp. 11 y 12.

LIII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

contexto, en junio de 1813 la Ley de Instrucción deposita en los jefes políticos la facultad y responsabilidad de
vigilar por la seguridad de bienes y personas en la ciudad, así como hacer cumplir el reglamento de policía.

En 1821 se conforma un cuerpo de vigilantes voluntarios para subsanar la falta de policía en la Ciudad, cada
voluntario portaba un sable con tahalí (tira de cuero u otra materia que cruza desde el hombro derecho hasta la
cintura por su parte izquierda, donde se pone la espada).

En 1827 se establece la primera República con la Ciudad como residencia de los poderes supremos. La ciudad se
divide en cuarteles. Un reglamento establece nuevas bases para el régimen policial, convirtiendo a los vigilantes
en soldados de policía a quienes les llamaron gendarmes, aunque este sistema policíaco desapareció muy pronto
y un nuevo reglamento dejó otra vez la vigilancia en manos de los propios vecinos de barrios o cuarteles; no
obstante, el sustantivo de gendarme se mantuvo por décadas para referirse a las personas encargadas de la
seguridad.

En 1837, la vigilancia de la ciudad quedó bajo la responsabilidad de los prefectos y subprefectos que luchaban
contra la delincuencia; y los guardias que tenían como responsabilidad la vigilancia de los ríos, las acequias, los
caños y la limpieza de las calles de la ciudad.

En marzo de 1838 se creó el cuerpo de la Policía Montada, con el objeto de contribuir a la preservación de la
seguridad pública.

El 20 de julio de 1848, la guardia de policía quedó conformada por escuadrones de infantería y caballería que
sumaban mil hombres; de manera simultánea desaparecen los guardias voluntarios que participaban en la
vigilancia de la ciudad desde 1821.

Para 1853 la fuerza policiaca estaba integrada por 200 guardias diurnos, 145 guardias nocturnos, 131 serenos, 10
elementos de estado mayor, 122 soldados de infantería y 243 de caballería.

En 1865 se expide la Ley sobre la Policía General del Imperio, se designan comisarios imperiales, prefectos y la
guardia municipal misma que se dividía en guardias diurnos y nocturnos, todos ellos responsables de hacer
cumplir los reglamentos de policía. La ciudad se divide en ocho cuarteles mayores.

Una vez caído el segundo imperio, el gobierno federal, encabezado por Benito Juárez, emite un decreto el 21 de
enero de 1869 en donde se conforma un cuerpo de policías rurales dependiente de la Secretaría de Gobernación.
Del mismo modo, se reestructura el sistema policíaco, pues se determina que en la Ciudad de México se había
elevado, más que en ninguna otra parte, el índice de hechos delictivos. El Gobernador del Distrito Federal vuelve
a convertirse en la autoridad policial junto con un inspector general de policía, responsable directo de la
corporación. Al frente de cada uno de los cuarteles había un inspector de policía o comisario. En diciembre de
1871 se crea también un cuerpo de policía reservada.

Para 1877 los cuerpos de la policía seguían agrupados bajo el mando de un inspector general del que dependían
todas las fuerzas de gendarmería, escuadras de bomberos, comisiones de seguridad y comisarías. En enero de

LIV
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

1878 se implanta un nuevo Reglamento de Policía en donde las comisiones de seguridad pasan a ejecutar
funciones reservadas a la policía judicial, con atribuciones para auxiliar a jueces y al inspector general de la
policía en la captura de delincuentes.

En 1879 cambia el nombre de gendarmes por el de Policía Urbana, cada unidad se conformaba por un
comandante, un segundo comandante, dos cabos montados, quince gendarmes de primera y sesenta de segunda.

A principios del siglo XX, el 28 de septiembre de 1900, Porfirio Díaz inaugura el Palacio de Lecumberri,
edificio que de alguna manera terminó con el antiguo sistema carcelario, aunque siguieron coexistiendo las
mazmorras en otras partes del país.

En septiembre de 1903 aparecen leyes que disponen la creación de los cuerpos de gendarmes judiciales y
fiscales.

Con el estallido de la Revolución la Ciudad es puesta en estado de sitio y el ejército se hace cargo de la
seguridad pública. Los miembros de la gendarmería son enrolados en las fuerzas regulares y otros regresan a sus
lugares de origen para incorporarse a filas revolucionarias. Los pocos elementos que quedan se dedican a
auxiliar en servicios médicos. Prácticamente no hay presupuesto para sostener la fuerza policíaca.

En 1912, el Presidente Francisco I. Madero informa que se creó una guardia especial con el nombre de Batallón
de Seguridad; y también que los cuerpos de gendarmes aumentaron en 1,136 plazas.

El contexto de inestabilidad general en la Ciudad de México durante la década de 1910 a 1920 se reflejaba en los
cuerpos policíacos, en este período hubo un total de veinte directores de la Policía, tal situación implicaba que la
inseguridad en la ciudad se agudizara notablemente, aparecieron bandas organizadas y surge el secuestro como
uno de los delitos más recurrentes. El 30 de diciembre de 1912, Madero inaugura el Casino de la Escuela de
Policía. A finales de esta década se reorganiza el cuerpo responsable de la seguridad en el Distrito Federal,
creándose la Inspección General de Policía, con el General Pedro J. Almada al frente de ella.

En 1922 se organiza en forma provisional una Jefatura de Tránsito dependiente de la Inspección General de
Policía. El 23 de junio de 1923 se crea la Escuela Técnica de Policía, con el fin de instruir y capacitar a los
miembros en técnicas de investigación policíaca, criminalística y laboratorio, entre otras materias.

El 31 de diciembre de 1928, se establece la creación de la Jefatura del departamento del Distrito Federal apoyada
por delegados, subdelegados y jefes de dependencias, entre los que se encontraba en Jefe de Policía,
desapareciendo así el cargo de Inspector General de Policía. En documentos oficiales se elimina el término de
gendarmería sustituyéndose por Policía del Distrito Federal. Antonio Ríos Zertuche ocupa el primer
nombramiento de Jefe de la Policía. Surgen por primera vez las motocicletas tripuladas por elementos
encargados de supervisar y agilizar el tráfico vehicular.

En 1930, la Jefatura de Policía, con Valente Quintana al frente, crea el cuerpo de la Policía Femenil con 69
integrantes, las opiniones se dividen entre los que piensan que es bueno incorporar a las mujeres a actividades de

LV
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

vigilancia y la ola de críticas en contra, de cualquier manera la presencia de este cuerpo policial es efímera y
resurge formalmente años después.

El 20 de noviembre de 1932, entra en funcionamiento el primer semáforo eléctrico en la Ciudad de México, en el


crucero de Avenida Juárez y San Juan de Letrán. En este mismo año se oficializa el escuadrón de motopatrullas,
que dieciséis años después pasa a ser de la Policía Preventiva.

El 31 de diciembre de 1938, se aprueba la Ley Orgánica del Departamento del Distrito Federal. La ciudad queda
dividida en doce delegaciones, en cada una de las cuales queda instalada una agencia del Ministerio Público y
una Compañía de Policía. La Policía del Distrito Federal se convierte en Preventiva y se instalan casetas de
policía en cada una de las entradas y salidas de la ciudad.

En septiembre de 1939, se establece en el Reglamento Orgánico de la Policía Preventiva, que corresponde al


Presidente de la República el mando supremo de la corporación, misma que está integrada por policías de a pie,
montados, auxiliares, vigilantes de cárceles, penitenciaría y bomberos. Se crea en este año el Agrupamiento de
Granaderos, que nueve años después se incorpora a la Policía Preventiva.

El 1 de septiembre de 1941 se crea la Policía Bancaria e Industrial; y el 12 de noviembre se aprueba el nuevo


Reglamento de la Policía Preventiva, mismo que establece que el Jefe de la Policía debe tener grado de General
de División y sus principales subalternos también grados militares. El 12 de diciembre del mismo año, la policía
se divide en dos especialidades: la Policía Preventiva del Distrito Federal, encargada de la vigilancia; y la
Dirección General de Tránsito como responsable de la vialidad.

Hacia la mitad del siglo, la policía comienza a dejar paulatinamente la vigilancia de a pie para utilizar mayor
número de vehículos automotores con el objeto de abarcar mayores distancias.

Para 1967 se contaba ya con 6 mil policías. Después de los sucesos de 1968 la cifra aumenta a 10 mil y se
adquieren modernos equipos, entre ellos diez unidades antimotines. En 1969, por Acuerdo Presidencial, se
fusionan las policías Preventiva y de Tránsito.

El 17 de enero de 1984 la institución policial se denomina oficialmente Secretaría General de Protección y


Vialidad.

El 19 de julio de 1993 se publica en el Diario Oficial de la Federación la Ley de Seguridad Pública del Distrito
Federal, con el objeto de establecer las bases para la prestación del servicio de seguridad pública, así como
regular los servicios privados de seguridad en el Distrito Federal.

En septiembre de 1995 la institución cambia su nomenclatura por la de Secretaría de Seguridad Pública del
Distrito Federal...” 74

74
MANUAL ADMINISTRATIVO DE LA SECRETARÍA DE SEGURIDAD PÚBLICA DEL DISTRITO FEDERAL, agosto del 2005. pp.19-35.
[En línea]. Disponible: http://www.infodf.org.mx/capacitación/retarp/DOCS/3RETAIP10/MANUALDEORGANIZACION/ manual SSPDF.pdf 25
de Enero de 2009. 20:30 PM.

LVI
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Después de la revisión de las diversas y primigenias formas de organización estatal a lo largo de la historia, tanto
de aquellas que sólo se quedaron en teoría, como de las que sí se llevan a la práctica, confirma que la reforma
constitucional que estatuye la seguridad pública como una función del Estado, recupera precisamente la
naturaleza que le corresponde, pues no es posible concebir un Estado sin el elemento indispensable de la
seguridad pública y ésta existe en la medida en que existe el propio Estado, lo que nos conduce a la insoslayable
conclusión de que la ausencia de seguridad pública trae consigo la desaparición del propio Estado y, por el
contrario, la seguridad pública garantiza su viabilidad.

El concepto de seguridad pública que aporta la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública en su
artículo 2, es en los términos siguientes: "La seguridad pública es la función a cargo del Estado que tiene como
fines salvaguardar la integridad y derechos de las personas, así como preservar las libertades, el orden y la paz
públicos”, de tal manera que al otorgarle la naturaleza jurídica de ser una función del Estado, debe llevarse a la
práctica de manera integral.

1.3.2 Autoridades Municipales

Es el órgano de representación popular encargado del gobierno y la administración del municipio, integrado por
el Presidente Municipal, el (los) Sindico(s) y los Regidores, elegidos por elección directa, con una duración en el
cargo de tres años75, y sus funciones se encuentran contempladas en el artículo 31 de la Ley Orgánica Municipal
del Estado de México, donde se precisa que corresponde al Ayuntamiento como cuerpo colegiado que es, de
forma enunciativa formular, aprobar y expedir el Bando Municipal y demás reglamentos, acuerdos y
disposiciones de carácter general que se requieren para la organización y funcionamiento de la administración y
de los servicios públicos.

Así mismo, se le encomienda designar entre sus miembros las comisiones para la inspección y vigilancia de los
diferentes aspectos de la administración y los servicios públicos municipales, organizando la estructura y
funcionamiento de la administración pública municipal y nombrar y renovar al Secretario del Ayuntamiento, al
Tesorero Municipal, al Jefe de la oficina de Obras y Servicios Públicos, al Comandante de Policía y demás
funcionarios de la administración pública, a propuesta del presidente municipal.

En cuanto a sus obligaciones de carácter fiscal y de auditoria, se destacan por su trascendencia analizar, discutir
y aprobar el presupuesto de egresos y la iniciativa de ley de ingresos del municipio, y la oportuna y correcta
recaudación de los ingresos municipales; así mismo se obligan a presentar oportunamente al Congreso local las
cuentas y comprobantes de recaudación y gastos de los fondos públicos, expedir licencias, permisos y
autorizaciones propias de su competencia, celebrar convenios con las dependencias federales, estatales y con
otros ayuntamientos para la realización de obras o la prestación de servicios públicos, aprobar los planes y
programas de desarrollo urbano municipal, entre otras.

75
El Plan Nacional de Desarrollo 2006-2012, contempla la posibilidad de modificar el periodo constitucional, previa autorización del H.
Congreso de la Unión. [En línea]. Disponible: http://pnd.calderon.presidencia.gob.mx/index.php?page=documentos-pdf. 05 de junio de 2009,
15:30 PM.

LVII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Funciones de los miembros del Ayuntamiento

1. - El Presidente Municipal

El artículo 48 de la Ley Orgánica Municipal del Estado de México, señala que es el encargado de llevar a la
práctica las decisiones tomadas por el ayuntamiento y el responsable del buen funcionamiento de la
administración pública municipal.

Destacando como sus principales funciones:

► Cumplir y hacer cumplir la Constitución Política de la República, la Constitución Política del Estado, la
Ley Orgánica Municipal, los reglamentos municipales y las resoluciones del Ayuntamiento.

► Informar anualmente a la población de la situación que guarda la administración municipal, detallando


las actividades realizadas por las dependencias municipales y el manejo y destino de los fondos públicos.

► Nombrar y remover empleados y funcionarios cuya designación sea exclusiva del ayuntamiento.

► Llevar a cabo un control sobre la aplicación y el ejercicio de la ley de ingresos y del presupuesto de
egresos.

► Vigilar la aplicación de los planes y programas estatales y municipales de desarrollo, así como que la
administración y prestación de los servicios públicos se lleve a cabo de la mejor manera y con apego a los
reglamentos.

2- Los Síndicos

Contempladas en el artículo 53 de la Ley Orgánica Municipal del Estado de México, los Síndicos son los
encargados de defender los intereses municipales y de representar jurídicamente al ayuntamiento en los litigios
en los que éste fuere parte, siendo los responsables de supervisar la gestión de la hacienda pública municipal,
todo ello en observancia a la Ley Orgánica Municipal vigente.

Sus principales funciones son:

► Vigilar el buen manejo de las finanzas públicas municipales, los estados de cuentas de la tesorería
municipal y remitirlos a la Contaduría Mayor de Glosa del Congreso del Estado.

► Vigilar que se presente oportunamente la cuenta pública para su revisión por el Congreso Local, así
como los informes contables y financieros mensuales.

► Asistir regular y puntualmente a las sesiones de cabildo y actos oficiales.

► Practicar a falta o en auxilio del ministerio público, las primeras averiguaciones sobre los hechos que
hayan alterado el orden público.

► Comparecer y suscribir los contratos y demás actos jurídicos que contengan obligaciones patrimoniales
para el municipio.
LVIII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

3. - Los Regidores

De conformidad con lo que dispone el artículo 55 de la Ley Orgánica Municipal del Estado de México, son los
miembros del Ayuntamiento que tienen a su cargo las diversas comisiones de la administración pública
municipal.

Sus principales funciones son:

► Asistir y proponer a las sesiones de cabildo las medidas que estimen más convenientes para atender los
asuntos municipales, atender las comisiones que por su cargo le sean conferidas, y los asuntos propios del área
de su responsabilidad.

► Proponer al ayuntamiento los acuerdos que deban dictarse para el mejoramiento de los diversos ramos
de la administración y los servicios públicos municipales.

► Vigilar el funcionamiento de las dependencias administrativas.

► Presentar su programa anual de trabajo e informar al ayuntamiento acerca del cumplimiento de sus
tareas.

► Citar a sesiones extraordinarias del ayuntamiento si no lo hace el presidente municipal y suplirlo en sus
faltas temporales, cuando sean menores de treinta días, de acuerdo al orden de preferencia que el presidente
determine.

4. - Comisiones

El autor Luis Humberto Delgadillo Gutiérrez en su obra Elementos de Derecho Administrativo, define a las
Comisiones como órganos integrados por los miembros del Ayuntamiento para estudiar, examinar y resolver los
problemas municipales y vigilar que se ejecuten sus disposiciones y acuerdos, es decir, vigilar el buen
funcionamiento de la administración municipal76. Las comisiones, de acuerdo a las necesidades de cada
Municipio, además de las previstas en el artículo 69 de la Ley Orgánica Municipal del Estado de México:

Organización Administrativa del Ayuntamiento

Para el adecuado funcionamiento de las tareas de gobierno y administración es necesario establecer mecanismos
de coordinación entre los integrantes del H. Ayuntamiento y los servidores públicos que conforman el aparato

76
Vid. DELGADILLO GUTIÉRREZ, Luis Humberto, Elementos de Derecho Administrativo. Editorial Limusa, México. 2000, p. 141.

LIX
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

público administrativo, así, el Presidente Municipal dirigirá las tareas referentes a la administración pública
municipal y los regidores y síndico(s) efectuarán las tareas de vigilancia.77

1. La Secretaría del Ayuntamiento.

Es el órgano de la administración municipal encargado de atender y resolver los asuntos administrativos que le
encomiende el ayuntamiento, procurando el manejo, registro, control y cuidado del archivo general, de las
adquisiciones de recursos materiales y el control de activos propiedad del municipio, cuyo titular es el
Secretario, que será nombrado por el Ayuntamiento.

De conformidad con lo dispuesto por el artículo 91 de Ley Orgánica Municipal del Estado de México, sus
principales funciones son:

► Atender las actividades que le encomiende el presidente municipal, así como las sesiones del
ayuntamiento con voz informativa y citar por escrito a los miembros del ayuntamiento a las sesiones de cabildo.

► Levantar las actas de cabildo y registrarlas en el libro correspondiente.

► Autorizar con su firma las actas y documentos expedidos por el ayuntamiento.

► Formular los proyectos de reglamentos municipales y someterlos a la consideración del ayuntamiento.

► Vigilar y controlar los asuntos relacionados con el registro civil, como son: nacimientos, matrimonios,
divorcios, adopciones y tutelas.

2. - La Tesorería Municipal.

Debe entenderse como el órgano de la administración municipal que tiene bajo su cargo la recaudación de los
ingresos que corresponden al municipio conforme lo establece la Ley de Hacienda y la Ley de Ingresos
Municipales, así como el manejo de los fondos y valores con estricto apego al presupuesto de egresos,
programando las actividades relacionadas con la recaudación, contabilidad y gastos del ayuntamiento. Por la
importancia que tiene para el municipio el manejo y destino de sus recursos, es necesario que la Tesorería
informe mensualmente al ayuntamiento de los movimientos de ingresos y egresos, debiendo estar a cargo de un
Tesorero Municipal, designado por el ayuntamiento.78

El artículo 95 de la Ley Orgánica Municipal del Estado de México señala que sus principales funciones son las
siguientes:

► Coordinar y programar las actividades correspondientes a la recaudación, la contabilidad y los gastos


municipales, estableciendo un sistema de inspección, control y ejecución fiscal.

77 Vid. Organización basada en un documento denominado “REGLAMENTO TIPO DE LA ADMINISTRACIÓN PUBLICA MUNICIPAL”, [En
línea]. Disponible: http://www.e-local.gob.mx/wb2/ELOCAL/ELOC Administración Pública Municipal, consultado el 05 de junio del 2009,
17:00PM.
78 Vid. Exposición de motivos de las modificaciones a la Ley Orgánica Municipal del Estado de México del 22 de septiembre de 1992. [En
línea]. Disponible: http://www.edomex.gob.mx/legistelfon/doc/pdf/lev/vig/levvig022.pdf., p. 7, 16 de febrero de 2009. 11:00 AM.

LX
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

► Elaborar y presentar los informes financieros del ayuntamiento.

► Promover y mantener los mecanismos de coordinación fiscal necesarios con las autoridades estatales y
federales.

► Mantener actualizados los sistemas contables y financieros del ayuntamiento y realizar campañas
periódicas de regularización fiscal de los padrones de causantes y elaborar el proyecto de ley de ingresos.

► Planear y programar los gastos del ayuntamiento para formular el presupuesto de egresos del año fiscal
correspondiente y establecer un mecanismo de pago para los empleados del municipio.

3. Dirección de Seguridad Pública.

Contemplado en el Capítulo VIII, Titulo IV, de la Ley Orgánica Municipal del Estado de México, ésta
dependencia administrativa, también denominada Comandancia de Policía, es el órgano de la administración
municipal encargado de vigilar y conservar el orden y la tranquilidad pública, así como servir y auxiliar a la
comunidad.

4. Dirección de Obras y Servicios Públicos.

El artículo 95 de la Ley Orgánica Municipal del Estado de México señala que, es muy importante que en la
estructura orgánica de la administración pública municipal, se considere la creación de un órgano encargado
específicamente de la construcción de obras y la administración de los siguientes servicios públicos:

► Agua Potable ► Alumbrado Público ► Mercados ► Parques

► Panteones ► Rastros ► Calles ► Jardines

5. La Contraloría Municipal

De la lectura del texto de los artículo 110 al 113 de la Ley Orgánica Municipal del Estado de México, la
Contraloría Municipal es el órgano de la administración municipal encargado de establecer y operar el sistema
de control y evaluación municipal, fiscalizar el ejercicio de gasto público municipal, aplicando las normas y
criterios en materia de control, evaluación, auditorías e inspecciones, así pues cuando en el municipio no opere
un órgano de control municipal, estas funciones pueden ser realizadas por el Síndico Municipal, o cualquier
Regidor con el apoyo de los demás servidores públicos.

1.3.3 Servicios Públicos

Son todas aquellas actividades que realiza el ayuntamiento de manera uniforme y continua, para satisfacer las
necesidades básicas de la comunidad. Los servicios públicos juegan un papel muy importante dentro de las
funciones que desempeña el ayuntamiento, ya que a través de ellos se refleja la buena marcha de la
administración y se responde a las demandas planteadas por la comunidad para mejorar sus condiciones de vida.

Todos estos servicios deben ser proporcionados de manera regular y continua, sin que haya interrupciones en su

LXI
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

prestación, debiendo prestarse igualmente a todos los habitantes de la comunidad representando un beneficio
colectivo79, y en la medida que se incrementen los servicios se mejorarán las condiciones materiales de
desarrollo de las comunidades.

Tomando en cuenta que un servicio público difícilmente puede ser gratuito, de acuerdo a la Ley de Ingresos
Municipales, se identifican como fuentes de financiamiento (1) Las cuotas que son las aportaciones en dinero o
en especie que un particular debe pagar a las autoridades municipales por el uso de un servicio público municipal
y (2) Las tarifas que son los agrupamientos de cuotas o tasas en las que se consideran precios máximos y
mínimos, que un usuario debe pagar en forma inmediata o en plazos previamente determinados, para poder
disfrutar de un servicio público. 80

Nuestro país se ha visto fuertemente afectado por la escasez de recursos económicos, agravándose por el
acelerado crecimiento poblacional, pues, estos factores han repercutido directamente en los municipios para la
prestación de servicios públicos, y en general en la resolución de las demandas y necesidades de la población.

Sin embargo, la participación de la ciudadanía en el trabajo comunitario, en México tiene una tradición, ya que
los habitantes se organizan para resolver problemas de tipo colectivo; por tanto su papel es importante en la
integración y operación de programas y acciones de gobierno. Los ayuntamientos a través del área administrativa
correspondiente promueve y organiza a la ciudadanía, en: Consejos de Participación Ciudadana, Asociación de
Colonos, Jefes de Manzana, entre otros; y abrir mecanismos de comunicación e intercambio de información, con
asociaciones y organizaciones sociales para que participen en el municipio en forma organizada y permanente.

1.3.3.1 Contraloría Municipal

Es un cuerpo colegiado regulador de la actuación Pública Municipal con plena autonomía en sus funciones y
atribuciones, que garantiza el cabal y correcto cumplimiento en la obtención, en el manejo y en la erogación de
los ingresos públicos, así como para establecer lineamientos de control sobre la normatividad, desempeño y ética
de los servidores públicos involucrados en cada uno de los Departamentos y Direcciones de la Administración
Pública Municipal y en general, para vigilar el correcto y transparente desempeño de la función pública.

Por ello se traduce en sobrada e indubitable importancia considerar a la Contraloría Municipal, como garante y
ejecutor de dichas funciones normativas, como un órgano de control necesariamente autónomo en cuanto a sus
funciones y atribuciones, a fin de transparentar y lograr un adecuado comportamiento y control de todas y cada
una de las actividades de la Administración Pública Municipal; todo ello bajo el sigilo normativo en el que
descansa invariablemente la potestad de concebir a la Contraloría Municipal como un órgano de control
autónomo en cuanto a sus funciones y atribuciones.

De conformidad por lo dispuesto por el artículo 112 de la Ley Orgánica Municipal del Estado de México, entre

79
Vid. DELGADILLO GUTIÉRREZ, Luis Humberto, Elementos de Derecho Administrativo. Editorial Limusa, México, 2000, p. 208.
80 Vid. PAMPILLO Balino, Juan Pablo, "La investigación jurídica en México (debate)", El Mundo del Abogado, vol. 2, núm. 7, julio-agosto de
1999, pp. 44-52.

LXII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

sus funciones destacan:

► Intervenir en la entrega y recepción de bienes y valores que sean de la propiedad del Ayuntamiento o se
encuentren en posesión del mismo, cuando se verifique algún cambio de titular de las dependencias o unidades
administrativas correspondientes;

► Vigilar que los servidores públicos municipales cumplan dentro de los plazos y términos establecidos en
la ley de la materia, con la presentación de la declaración de situación patrimonial;

► Recibir y gestionar las denuncias, quejas y sugerencias que los particulares presenten en relación a los
servicios que otorga la administración municipal;

► Formular programas de actividades para realizar revisiones financieras u operacionales, estableciendo


formas del correcto funcionamiento de las coordinaciones de la dirección, así como las bases generales para la
realización de las mismas;

► Practicar revisiones a todas las dependencias del Ayuntamiento, así como proceder al seguimiento de los
programas, convenios, contratos o acuerdos que efectúe el propio Ayuntamiento con organismos del sector
gubernamental y privado, vigilando que se logren los objetivos planeados, evaluando aspectos normativos,
administrativos, financieros y de control.

1.3.3.2 Seguridad Pública

Es la unidad administrativa encargada de prestar el servicio de certidumbre y confianza a la población,


garantizando los niveles de seguridad que demanda la ciudadanía, a través del diseño, implantación y
seguimiento de acciones tendientes a mantener el orden, proteger la integridad y patrimonio de las personas;
prevenir la comisión de delitos e infracciones a los reglamentos gubernativos y de policía; colaborar en la
investigación y persecución de los delitos y auxilio a la población en caso de siniestros y desastres; lo anterior
basado en la profesionalización de la policía y la activa participación ciudadana en las tareas de prevención.81

Su objetivo principal es establecer los servicios y operativos policiales que permitan preservar el orden público,
salvaguardar la integridad física de las personas y de sus bienes y, disuadir la delincuencia.

Una de las principales atribuciones del municipio es la de prestar el servicio de seguridad pública para procurar
que el desarrollo de la vida Comunitaria transcurra dentro de los cauces del Estado de Derecho, y debe organizar
y proveer de medios a las dependencias que tienen a su cargo las funciones de policía, seguridad, vialidad y
asistencia a la población en situaciones de emergencia.

81
Vid. MANUAL ADMINISTRATIVO DE LA SECRETARIA DE SEGURIDAD PUBLICA DEL DISTRITO FEDERAL, agosto del 2005. p.17.

LXIII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Fuente: “Programas federales de seguridad pública”, Diálogo y debate de cultura política, 3:12, abril-junio de 2000, p. 265, con base en
un documento proporcionado por Patricio Patiño, en ese momento Secretario Técnico de la Policía Federal Preventiva (PFP).

Tratando de conceptualizar la seguridad pública, podemos decir que es la función a cargo del estado que tiene
como fines salvaguardar la integridad y derechos de las personas, así como preservar las libertades, el orden y la
paz pública.

Esta función debe realizarse en los diversos ámbitos de competencia, por conducto de la autoridades de policía
preventiva, del Ministerio Público, de los Tribunales, de las responsables de la prisión preventiva, ejecución de
penas y tratamiento de menores infractores, de las encargadas de protección de las instalaciones y servicios
estratégicos del país, así como por las demás autoridades que en razón de sus atribuciones deban contribuir
directa o indirectamente con la seguridad pública.

La autoridad municipal debe realizar acciones para garantizar la tranquilidad, paz y protección de la integridad
física y moral de la población, mediante la vigilancia, prevención de actos delictuosos y orientación ciudadana
que proporciona la corporación de policía y los comités de protección civil al conjunto de la comunidad, y
garantizar el cumplimiento de los Bandos, Reglamentos y disposiciones administrativas vigentes en la materia,
dentro del territorio del Municipio.

Dentro del ámbito municipal, la Constitución considera a la seguridad pública como un servicio a cargo del
municipio el cual deberá ejercerse con el concurso del Estado porque así lo determina el artículo 21
Constitucional que establece que la seguridad pública es una función a cargo de la Federación, el Distrito
Federal, Los Estados y los Municipios, en sus respectivas competencias, obligándose a regular el orden público,
el tránsito vehicular y peatonal, así como vigilar y garantizar el cumplimiento de las leyes federales y estatales, y
los reglamentos vigentes en la materia dentro del municipio.

LXIV
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Asimismo con base en el último párrafo de la fracción III del artículo 115 Constitucional, los Municipios de un
mismo Estado, previo acuerdo entre sus Ayuntamientos, podrán coordinarse y asociarse para la más eficaz
prestación de dicho servicio, situación que se ajusta a lo dispuesto por el artículo 21 Constitucional.82

De igual forma, en el caso de algunas leyes federales y estatales el Ayuntamiento tiene el carácter de autoridad
auxiliar, por lo que sus cuerpos de seguridad pública coadyuvan al cumplimiento de dichas leyes, en este sentido
también se encarga de prevenir la comisión de acciones que sean constitutivas de delitos o infracciones, entre
otras.

El Presidente Municipal, como ejecutor de las determinaciones del Ayuntamiento, es quien deberá encargarse de
que los objetivos de la seguridad pública municipal y las atribuciones del Ayuntamiento en dicha materia sean
cumplidas. Es el Presidente Municipal quien nombra a los titulares de los órganos encargados de la seguridad
pública municipal y quien dispone de éstos para asegurar el pleno disfrute de las garantías individuales, la
conservación del orden y la tranquilidad pública.

Un Estado que garantiza seguridad para el mayor número de habitantes, será un estado unido y dentro del cual se
fortalezca la confianza en las instituciones, por ser esta una función tan importante y con tantas implicaciones, es
necesario que los tres órdenes de gobierno, se aboquen de manera coordinada a ella para fortalecer el Estado de
Derecho y garantizar el bienestar de la mayoría.83

El marco jurídico de la seguridad pública municipal, se encuentra delimitado entre otras disposiciones, por el
Bando Municipal, donde se definen las bases para el establecimiento del gobierno municipal y de sus acciones,
señalando las condiciones a desarrollar por los particulares en el ejercicio de sus derechos y obligaciones, este
cuerpo normativo también puede establecer lo relativo a las prohibiciones, infracciones y respectivas sanciones
dentro del ámbito municipal y disponer sobre la autoridad encargada de calificar y sancionar dichas faltas e
infracciones, que pueden ser los Juzgados Calificadores.

El Artículo 5° del Bando Municipal de Tlalnepantla de Baz, Estado de México, en relación con los artículos 22 y
122 del Reglamento Interno de la Administración Pública Municipal de Tlalnepantla de Baz, Estado de México,
visibles en GACETA MUNICIPAL, Periódico Oficial del Gobierno Municipal de Tlalnepantla de Baz, Estado
de México, Nueva Época, Número uno, 17 de septiembre de 2006, entre otras atribuciones que tiene
encomendadas el Ayuntamiento en esta materia están las de:

► Reglamentar todo lo relativo a la Seguridad Pública Municipal en concordancia a la Constitución


Federal y a las Leyes Federales y Estatales relativas.

► Organizar a la policía municipal, designando las jefaturas y atribuciones correspondientes de acuerdo


con la legislación y reglamentación vigente.

82
Vid. La Seguridad Pública Municipal. [En línea]. Disponible: http://www.inafed.gob.mx/wb/ELOCAL/ELOC La seguridad pública municipal.
03 de marzo de 2009. 14:30 PM.
83
“Programas federales de seguridad pública”, DIÁLOGO Y DEBATE DE CULTURA POLÍTICA, 3:12, abril-junio de 2000, p. 265, con base
en un documento proporcionado por Patricio Patiño, en ese momento Secretario Técnico de la Policía Federal Preventiva (PFP).

LXV
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

► Dotar a la policía y órganos auxiliares de los recursos materiales indispensables para realizar las
funciones de policía y apoyo a la administración de justicia municipal.

► Seleccionar y capacitar a los miembros que conforman la policía municipal.

► Organizar, administrar y mantener en operación los Centros de Detención Municipales y el Juzgado


Calificador municipal, en coordinación con las autoridades judiciales de la entidad.

Así mismo, el Reglamento de la Administración Municipal deberá contener las atribuciones de la Dirección de
Seguridad Pública del Municipio, así como los requisitos para ser titular de la misma y las facultades y
obligaciones de dicho titular.

El Reglamento de Seguridad Pública84, siendo un ordenamiento reglamentario que complementa al Bando


Municipal, destacan las garantías de la población y las atribuciones del Ayuntamiento para regular el orden
público, así como la estructuración del órgano encargado de la seguridad pública, sus atribuciones y, en general,
la forma en la que debe operar.

El Reglamento Interior de la Policía Municipal establecerá las atribuciones, divisiones, jerarquías el cuerpo de
Policía y principios generales de operación y disciplina entre sus miembros.

El conjunto de reglamentos anteriormente citados y que regulan el ámbito municipal son el fundamento de
actuación de la policía, cuyos elementos sólo podrán llevar a cabo aquellas acciones que establezcan las leyes
federales y estatales, así como los reglamentos vigentes en el Municipio.

Este sistema de seguridad pública municipal comprende los órganos, recursos humanos y administrativos del
Municipio que tienen funciones policiales y de auxilio a la población, que se organizan para la vigilancia,
prevención de delitos, sanción de infracciones y protección de la paz y tranquilidad pública del territorio y
localidades municipales.

Los elementos que componen la organización de la seguridad pública municipal son:

► Dirección de Seguridad Pública

► Policía Municipal

► Juzgados Calificadores

► Centros de Detención Municipales (Cárceles Municipales)

► Órganos de Participación Ciudadana en materia de Seguridad Pública

El órgano responsable de la seguridad pública municipal es la Dirección del mismo nombre que depende del
Ayuntamiento y, específicamente se encuentra bajo las órdenes del Presidente Municipal.

84 Documento denominado “Seguridad Publica”, [En línea]. Disponible: http://www.e- local.gob.mx/wb2/ELOCAL/ELOC La seguridad
pública municipal. 06 de junio de 2009, 13:00 PM.

LXVI
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

La Policía Municipal realiza funciones de agrupamientos, dirección, disciplina e instrucción de órdenes y


movilización de los elementos policiales, y está investida de la capacidad que le otorgan las leyes para tomar
decisiones que contribuyan a resolver las situaciones de vigilancia y atención de casos de emergencia que se
presenten en el ámbito municipal.

En términos generales los Órganos de la Policía Municipal son aquellas unidades que tienen funciones
específicas en la corporación de la policía del Municipio, como es el caso de la Dirección de Policía y el de la
Dirección de Tránsito en aquellos Ayuntamientos donde existan ambas funciones, los que por su grado de
especialización y su función de servicio público, tienen una serie de normas administrativas y condiciones
laborales que los hace distintos a otras dependencias del Ayuntamiento.

La policía municipal regularmente se organiza por un sistema de jerarquías y rangos que corresponden a los
diferentes niveles de especialización de cada uno de sus elementos, esta división puede ejemplificarse con los
niveles jerárquicos siguientes:85

Órgano de Dirección.- Es la comandancia de policía o dirección de policía y tránsito (en su caso, dirección de
tránsito), según se denomine en el Municipio y de acuerdo a las funciones que desempeñen.

Órganos Administrativos.- Son las secciones administrativas en que se divide la corporación como: la unidad
de radio y comunicación, armería y almacén, archivo y vigilancia interna de instalaciones policiales, etc.

Órganos Operativos.- Son las unidades que ejecutan las operaciones policiales que determine el mando o
jefatura y están constituida por los policías, quienes desempeñan funciones de vigilancia, rondas, inspecciones,
detenciones, protección y orientación y apoyo a la comunidad, entre otras. Son órganos operativos las patrullas,
grupos de vigilancia, unidades de tránsito, vigilantes diurnos y nocturnos y unidades de protección de las
instalaciones del Ayuntamiento y del Centro de Detención Municipal.

Órganos Auxiliares.- Son unidades que no dependen de la comandancia de policía; corresponde a los órganos
auxiliares que están subordinados directamente al Ayuntamiento como son los juzgados calificadores, que
desempeñan funciones en la calificación de faltas y determinación de sanciones a infractores.

El Ayuntamiento tiene facultades administrativas y de operación en los Centros de Detención Municipal a través
de una autoridad nombrada para procurar que el centro reúna las condiciones de seguridad e higiene debidas. En
los Centros de Detención Municipales únicamente deberán encontrarse los responsables de la comisión de
infracciones o faltas administrativas a quienes se les haya impuesto la sanción de arresto, y nunca por más de 36
horas por disposición del artículo 21 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Sólo excepcionalmente y de manera temporal se podrá custodiar en dichos establecimientos y presuntos


responsables de la comisión de algún delito que hayan sido detenidos en flagrancia o como consecuencia de una

85
Vid. Seguridad Pública, [En línea]. Disponible: http://www.cndh.org.mx/lacndh/informes/espec/2infSegPublica08/2informeSeguridad08.htm
03 de marzo de 2009, 16:30 PM.

LXVII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

orden de aprehensión por el tiempo necesario para tramitar su traslado a los lugares de detención dependientes
del ministerio público.

Lo anterior con base en los artículos 14 y 39 de la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública que
dispone que las políticas, lineamientos y acciones de coordinación se llevarán a cabo mediante la suscripción de
los convenios respectivos o con base en los acuerdos y resoluciones que se tomen en el Consejo Nacional de
Seguridad Pública y en las demás instancias de coordinación.86

Los artículos 43 y 109 de la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública establece que la
Federación, los Estados, el Distrito Federal y los Municipios suministrarán, intercambiarán y sistematizarán la
información sobre seguridad pública, mediante instrumentos tecnológicos modernos que permitan el acceso fácil
y rápido de los usuarios. Para poder cumplir con esta disposición, los municipios deberán llevar el control de los
asuntos relativos a la seguridad pública, además de que esta información servirá como base para la planeación de
la función policial de los municipios.

Marco treórico de referencia.

INTRODUCCIÓN
CAPITULO I. CONCEPTOS PRELIMINARES
1.1 Generalidades
1.1.1 Nacimiento de la seguridad pública
1.1.2 Sociedad y estado
1.1.3 Concepto fundamental de seguridad pública
1.1.4 El binomio estado y sociedad en la seguridad nacional
1.1.5 Definición del concepto de sociología jurídica
1.1.6 Objeto y fines de la Seguridad Pública
1.1.6.1 Responsabilidad del Ayuntamiento en la Seguridad Pública
1.1.6.2 La Función de Policía
1.1.6.3 Importancia de la Seguridad Pública
1.2 Naturaleza y definiciones de la institución municipal
1.2.1 Naturaleza y conceptos generales del municipio
1.2.1.1 Naturaleza del municipio
1.2.2 Conceptos y definiciones generales de municipio
1.2.2.1 Acepción etimológica de municipio
1.2.2.2 Definición de municipio
1.2.2.3 Diversos conceptos y definiciones
1.2.3 Elementos del municipio

86
Vid. Documento denominado “ADMINISTRACIÓN PUBLICA MUNICIPAL”, [En línea]. Disponible:
http://inafed.gob.mx/wb2/ELOCAL/ELOC Administracion Publica Municipal INAFED, 06 DE JUNIO DE 2009 11:00 AM.

LXVIII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

1.2.3.1 Población
1.2.3.2 Territorio
1.2.3.3 Gobierno - organización
1.2.3.4 Autonomía
1.2.4 Derecho municipal
1.3 Administración pública municipal
1.3.1 Antecedentes Legislativos
1.3.2 Autoridades Municipales
1.3.3 Servicios Públicos
1.3.3.1 Contraloría Municipal
1.3.3.2 Seguridad Pública
1.4 El concepto de seguridad ciudadana
CAPITULO II. ANTECEDENTES HISTÓRICOS EN LA SEGURIDAD PÚBLICA Y MUNICIPAL
2.1 Antecedentes históricos del Municipio
2.1.1 El municipio a través de las grandes ciudades del mundo
2.1.1.1 La Polis Griega
2.1.1.2 El Municipio en Roma
2.1.1.3 El Municipio Español
2.1.2 El municipio en las diferentes constituciones
2.1.2.1 El Origen del Municipio Constitucional
2.1.2.2 El Municipio en las Constituciones Mexicanas del Siglo XIX
2.1.2.3 El Periodo del Porfiriato
2.1.2.4 La Constitución de 1917 y el Municipio
2.2 Semblanza histórica de la seguridad pública en México
2.2.1 Época prehispánica
2.2.1.1 Los Mayas
2.2.1.2 Los Aztecas
2.2.2 La Colonia
2.2.2.1 Los Primeros Funcionarios y la Real Audiencia
2.2.2.2 El Virreinato
2.2.3 México independiente
2.2.3.1 Primer Imperio
2.2.3.2 Etapa Presidencial
2.2.3.3 Segundo Imperio
2.2.3.4 México Liberal
2.2.3.5 México Moderno

LXIX
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

CAPITULO III. FUNDAMENTO Y ESTRUCTURA DEL SISTEMA DE SEGURIDAD PÚBLICA


MUNICIPAL
3.1 Componentes estructurales de la seguridad pública
3.1.1 La prevención del delito en México
3.1.2 La procuración de justicia
3.1.3 Los procedimientos ante los órganos de jurisdicción
3.2 El fundamento del municipio mexicano
3.2.1 El artículo 115 constitucional
3.2.1.1 Sumario de reformas del artículo 115 constitucional
3.2.2 Fuentes del derecho municipal
3.2.2.1 Fuentes del orden federal La Constitución General de la República
3.2.2.2 Fuentes relativas a las entidades federativas
3.2.2.3 Fuentes estrictamente municipales
3.2.2.4 Fuentes mixtas
3.3 El sistema de seguridad pública municipal
3.3.1 Organización
3.3.1.1 Órganos de la policía municipal
3.3.2 Elementos de la policía municipal
3.3.3 Perfil de la policía municipal
3.3.4 Juzgados calificadores
3.4 Coordinación del sistema de seguridad pública municipal con la federación y el estado
3.4.1 Materias de coordinación
3.4.2 Coordinación con las principales corporaciones federales y estatales de seguridad pública
3.4.3 Principios generales de la coordinación
3.4.4 Conferencia nacional de participación municipal en seguridad pública
3.5 Marco jurídico de la seguridad pública en México
3.5.1 La situación actual
3.5.2 Constitución política de los estados unidos mexicanos
3.5.2.1 El artículo 21 constitucional
3.5.3 El párrafo noveno del artículo 21 constitucional
3.5.3.1 El párrafo décimo del artículo 21 constitucional
3.5.3.2 El artículo 20 constitucional
3.5.3.3 Los artículos 32; 73; 115, y 122 y, Apartado g
3.5.4 Leyes generales y leyes federales
3.5.4.1 Ley general del sistema nacional de seguridad pública
3.5.4.1.1 Objeto

LXX
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

3.5.4.1.2 El contenido de la ley


CAPITULO IV. EL MUNICIPIO EN MÉXICO: COORDINACIÓN DEL SISTEMA DE SEGURIDAD
PÚBLICA MUNICIPAL CON LA FEDERACIÓN Y EL ESTADO
4.1 La coordinación del sistema de seguridad pública municipal con la federación y el estado
4.1.1 Materias de coordinación
4.1.2 Principales corporaciones federales y estatales de seguridad pública con las que puede coordinarse el
municipio
4.1.3 Principios generales de la coordinación
4.1.4 Conferencia nacional de participación municipal en seguridad pública
4.1.5 Participación de la comunidad
4.2 El municipio en México: elementos para implementar la seguridad ciudadana en su ámbito de gobierno y
territorial
4.2.1 La revalorización de los municipios dentro del federalismo en México
4.2.2 Cuatro aportaciones de los municipios en el devenir político-histórico de México
4.2.3 Fundamentos para diseñar políticas públicas de seguridad ciudadana en los municipios mexicanos
4.2.3.1 El gobierno de proximidad
4.2.3.2 Los servicios públicos como competencia exclusiva
4.2.4 La seguridad pública en los gobiernos municipales
4.2.4.1 Objetivos de la seguridad pública municipal
4.2.4.2 La policía preventiva municipal
4.2.4.3 Marco jurídico de la seguridad pública en el municipio
4.3 El presupuesto público federal asignado a las entidades federativas a través del SUBSEMUN
4.4 Ineficacia de la reforma constitucional del artículo 21 publicada el 18/06/08 en materia de seguridad pública
4.4.1 Aspectos actuales de la seguridad pública en México
4.4.2 Eficiencia de las leyes en materia de seguridad pública con la nueva reforma
4.4.3 Ineficacia de la seguridad pública en México
4.5 Posibles reformas en materia de seguridad pública
4.5.1 La educación en materia de seguridad pública
4.5.2 Necesidades urgentes para una reforma policial
4.6 Análisis del Sistema Nacional de Inteligencia en el marco de la estrategia de seguridad nacional 2007-2015
4.6.1 Temas selectos de inteligencia
4.6.1.1 Inteligencia en el segundo sexenio panista (2006-2012)
4.6.1.2 Sobre el narcotráfico
4.6.1.3 El papel de la confianza
4.6.1.4 ¿Qué tipo de inteligencia requiere México?
4.6.1.5 Recursos de inteligencia

LXXI
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

4.6.2 Escenarios a corto plazo


4.7 Propuesta para la creación de un “consejo de honor y justicia” en materia de seguridad pública a nivel
municipal
4.7.1 Justificación
4.7.2 Propuesta Legislativa
4.7.2.1 Naturaleza Jurídica
4.7.2.2 Integración
4.7.2.3 Autonomía
4.7.2.4 Competencia
4.7.3 Ventajas
4.8 Las relaciones intergubernamentales como complemento para la coordinación
4.8.1 Administración de las RIG
4.8.2 Alternativas que proponen las relaciones intergubernamentales
4.8.3 Convenios institucionales
4.8.4 Las RIG como una herramienta complementaria
4.8.5 Congruencia en la coordinación
4.8.6 Aplicación
4.9 Propuesta para disminuir los índices delictivos
4.9.1 Modelo disuasivo de Mark Kleiman
4.9.2 Programas exitosos en otros países con la estrategia disuasiva
4.9.3 Beneficios de aplicar una estrategia de seguridad disuasiva
4.9.4. Acciones inmediatas para México
CONCLUSIONES
BIBLIOGRAFÍA

LXXII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

6.- FORMULACIÓN DE HIPÓTESIS.

Hipótesis Central

La infiltración y control por grupos de la delincuencia organizada de los cuerpos policiacos municipales ocurre
debido a que en la práctica los ayuntamientos carecen de la capacidad económica, organizacional y logística,
para controlar los procesos de selección y capacitación del personal; y menos aún el control de confianza y la
actuación de estas policías; con lo que la propuesta de “mando único”, es decir un solo cuerpo de policía a nivel
estatal, parece tener justificación; sin embargo no es garantía de mejora, si no se ataca también las estructuras de
poder económico y político que protegen a estas organizaciones criminales en el ámbito local.

Hipótesis Secundaria

1. La necesidad de un cuerpo de policía local dirigido en la práctica por la autoridad legítimamente


constituida, tiene por sí mismo, factores potencialmente favorables que permiten una actuación más
pertinente e inmediata para la persuasión, prevención y persecución del delito; por lo que dotar
centralmente a nivel federal o estatal de órganos de control y logísticos objetivos y eficaces resolvería su
vulnerabilidad.
2. La desaparición de los cuerpos policiacos municipales no resolverá, más que una parte minúscula de la
inseguridad en los ámbitos locales, no obstante que podría tener impactos inmediatos en la percepción
ciudadana, la realidad es que sin un combate más preventivo, fundado en la investigación y la
inteligencia judicial, y el combate a la impunidad y la corrupción; el problema no se resolverá y solo se
traslada hacia el futuro.

LXXIII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

7. COMPROBACIÓN-FALSACIÓN DE LAS HIPÓTESIS (PRUEBAS EMPÍRICAS O


CUALITATIVAS).

Hipótesis central

La infiltración y control por grupos de la delincuencia organizada de los cuerpos policiacos


municipales ocurre debido a que en la práctica los ayuntamientos carecen de la capacidad económica,
organizacional y logística, para controlar los procesos de selección y capacitación del personal; y
menos aún el control de confianza y la actuación de estas policías; con lo que la propuesta de “mando
único”, es decir un solo cuerpo de policía a nivel estatal, parece tener justificación; sin embargo no es
garantía de mejora, si no se ataca también las estructuras de poder económico y político que protegen a
estas organizaciones criminales en el ámbito local.

Para comprobar la hipótesis central que guio esta investigación se desarrolló en primer lugar (capítulo 1) un
marco teórico y conceptual basado en los preceptos constitucionales, normativa y posicionamientos explícitos
que se ha reflejado en un marco jurídico e institucional del estado mexicano. Dicho enfoque teórico permite
situar tanto en el tiempo como en el espacio la relevancia que para el desarrollo de una vida social plena tiene
para los pueblos el desarrollo de un marco de leyes y legalidad, en el capítulo 2 se hizo explicito el antecedente y
la situación actual de la forma en que el crimen organizado que ofende gravemente a la población provocando
una situación de vulnerabilidad ante la amenaza de los grupos criminales y la falta de capacidad, y en muchas
ocasiones de complicidad de los grupos de seguridad de los municipios; afectando gravemente la legitimidad de
las autoridades; dicha situación que es característica de los estados autoritarios afectan gravemente a los sistemas
democráticos ya que hacen ver la precaria situación de seguridad como un efecto de los procesos democráticos.
Quienes Por ello, se concluye que es de primer orden incentivar la vivencia de una serie de principios de control
ciudadano a los cuerpos policiacos con el fin de garantizar la aplicación plena de la ley, la existencia de un
ambiente de participación ciudadana reduce la discrecionalidad y la simulación que en ocasiones concurren los
cuerpos de seguridad y el aparato de justicia.

En este sentido, los planteamientos registrados en la presente investigación son para nosotros los más adecuados
para evaluar la actuación y éxito de los cuerpos de seguridad pública y el sistema de impartición de justicia en
México, en particular en los gobiernos locales. Y más aún cuando el tema de la seguridad pública lo
consideramos como sustento de la legitimidad de estado, la eficacia en brindar a la ciudadanía se vuelve columna
de la legitimidad de un sistema democrático, y su relevancia es creciente.

En el siguiente capítulo expusimos la necesidad de mantener la armonía de los marcos jurídicos respecto a la
responsabilidad de los tres niveles de gobierno, y sobre la necesidad de brindar protección a la ciudadanía en su
ámbito más cotidiano, ya que el sometimiento de los poderes públicos de la manera que está ocurriendo tiene
impacto en diversos ámbitos como la democracia, la pobreza y la violencia.

La hipótesis central quedó corroborada con la información presentada en los capítulos 3 y 4. En el tercer

LXXIV
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

capítulo, presentamos una selección de mecanismos jurídico-institucionales, a nivel nacional que promueven y
facultan al municipio como autónomo y responsable de la seguridad ciudadana, siendo el primer eslabón de los
servicios públicos y garantías constitucionales en consonancia directa con los castigos y sanciones previstas por
la ley a las servidores públicos que en contra de los principios de actuación actúan a la par de la criminalidad.
Para el caso de los mecanismos jurídico-institucionales, se presentaron diversos instrumentos, entre leyes,
declaraciones, pactos, convenios, convenciones y programas de acción, en materia de combate al crimen
organizado y los impactos sociales y económicos negativos que ha tenido en la estructura social local de varias
zonas del país, como son ejemplo los estados de Tamaulipas, Michoacán, Veracruz y Guerrero.

De esta manera identificamos que el tema amenaza la misma legitimidad del estado al evidenciar el deterioro
constante en la seguridad ciudadana propósito primero del estado, por lo que es un serio el problema que
enfrenta el Estado, y donde se evidencia los principales factores que complican su combate como son: la calidad
de la policía, la organización y control del sistema penitenciario, la impartición de justicia, la impunidad, y la
corrupción, por mencionar algunos. De esta manera el tema de la actuación de los cuerpos policiacos
municipales, así como la actuación de autoridades, se convierte en un tema de seguridad nacional por lo
complejo que se ha vuelto en los últimos años. Aunado a ello, y tomando en consideración el tópico de que las
instituciones de carácter federal como son la PGJ y la Policía Federal carecen de legitimidad, por los constantes
casos en donde ha quedado entre dicha su eficiencia y honestidad, además de las dependencias gubernamentales
encargadas de la investigación criminal altamente burocráticas, no representan opción por lo menos en el
imaginario colectivo, para la solución a la inseguridad.

Es evidente que lo que se ha hecho hasta ahora no ha sido lo suficiente, por lo tanto, se requiere de una nueva
reformulación de las instituciones, específicamente en la construcción de una nueva institucionalidad, en
particular de la municipal de tal manera que se fortalezca en los diferentes ámbitos de actuación. En el capítulo
final encontramos que la solución a dicha problemática depende principalmente de que se asuma una perspectiva
más preventiva que involucra labores de inteligencia y prevención del delito, además se requiere la intervención
de los sectores de la sociedad.

El incremento de los casos donde se ha visto involucrada la policía y justicia municipal ocurre por la gran
cantidad de recursos económicos y de fuego con los que cuenta la delincuencia organizada que se reflejan en una
gran capacidad de coerción que les permite una mejor tecnología, armamento sofisticado e información
privilegiada que a su vez emana de las corporaciones policíacas; lo que se refleja de manera evidente en su
desempeño.

Por otra parte, la abundancia de recursos económicos obtenidos por sus acciones ilícitas hace suponer que estos
grupos puedan influir negativamente en diversos y múltiples sectores, afectando las economías locales, le
educación y la forma de vida de las comunidades rurales.

En el ámbito nacional, además de la recuperación documental, que abarca desde la Constitución Política hasta

LXXV
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

leyes y programas específicos. También se consideraron los análisis que en distintas esferas de especialidad han
realizado diversas instancias tanto públicas, privadas y de la sociedad civil nacional e internacional, entre ellas
las comisiones estatales y federales de los derechos humanos, la Organización de las Naciones Unidas y grupos
independientes.

En este sentido, el desfase entre los mecanismos jurídico-institucionales establecidos y los resultados concretos
reflejados en acciones y políticas públicas explicitas orientadas al combate de este fenómeno que agota las
estructuras de gobierno local, al que hace referencia la hipótesis central quedó corroborada al enfrentar estos
datos sobre los mecanismos jurídico-institucionales, con una serie de indicadores que fueron elegidos para
evaluar los niveles de consistencia entre los principios suscritos que dan sustento al pacto federal del estado
mexicano, en la cual queda incluido la eficacia del municipio, y las acciones de seguridad ciudadana que deberán
ser implementadas con respecto a dichos principios y puedan ser puestas en práctica.

De esta manera presentamos información empírica sobre tres grandes rubros:

1) La situación general sobre los niveles y la percepción de seguridad en México, en tanto compromisos
legítimos hacia la autoridad legalmente constituida. Los indicadores utilizados fueron: prevalencia de delitos
considerados del ámbito de competencia municipal y estatal, en relación a delitos de competencia federal
como la delincuencia organizada y el tráfico de drogas; en correspondencia con recomendaciones de las
comisiones nacionales y estatales de derechos humanos, así como diversas notas periódicas y estudios sobre
la situación que enfrentan diversos municipios , entre otras.

2) La existencia creciente de organizaciones criminales que han logrado infiltrar las organizaciones de
seguridad del estado en México. Desde un enfoque de políticas públicas, la vivencia y disfrute de los
derechos humanos por la ciudadanía se sustenta en el ideal democrático, según el cual el derecho a la
seguridad en todos los integrantes de la sociedad profundiza la democracia.

Los indicadores utilizados para evaluar la presencia de los principios y garantías jurídicos-institucionales en
México fueron: la presencia de criterios afines a la protección de las personas y al combate a esta situación a
escala nacional, en el marco jurídico que sustenta los derechos fundamentales, principalmente la
constitución, número de denuncias presentas en las comisiones nacionales y regionales, entre otras.

Indicadores que asimismo apoyan la comprobación de la primera hipótesis secundaria.

3) La baja presencia de mecanismos institucionales y jurídicos que garanticen la prevención, persecución y


castigo con el propósito de erradicar esta práctica que aniquila la confianza de la ciudadanía en las
instituciones encargadas de su protección, y que sirven de manera especial para definir parámetros que
sirven para establecer el grado de exclusión y deterioro de la red social.

En este sentido, no se trata de establecer solamente el grado de presencia en el nivel discursivo de la lucha
contra la inseguridad, si no de identificar primero la presencia formal de estos principios en el marco

LXXVI
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

institucional, considerando que estos responden al interés de emitir a la sociedad una imagen positiva de la
autoridad judicial.

En nuestro país, los casos de intervención de los miembros de seguridad pública siguen siendo un grave
problema social que sigue creciendo, e inhabilita el buen desarrollo socioeconómico de las poblaciones
locales.

Es así que se constituye el problema de seguridad en los municipios de la alta presencia e incidencia en los
cada vez más amplios sectores de la criminalidad del país. Asimismo, desde una perspectiva social se trata
de un reto para el desarrollo social y económico del país.

Estos indicadores apoyaron la comprobación de la segunda hipótesis secundaria.

Cabe señalar que los indicadores utilizados provienen de fuentes gubernamentales e instituciones públicas como
el INEGI, la CEPAL, las Comisión Nacional de Seguridad, las comisiones de derechos humanos, entre otras.

Hipótesis secundaria 1

1) La necesidad de un cuerpo de policía local dirigido en la práctica por la autoridad legítimamente


constituida, tiene por sí mismo, factores potencialmente favorables que permiten una actuación más
pertinente e inmediata para la persuasión, prevención y persecución del delito; por lo que dotar
centralmente a nivel federal o estatal de órganos de control y logísticos objetivos y eficaces resolvería
su vulnerabilidad.

Esta hipótesis se comprobó con la presentación de los instrumentos jurídicos específicos en materia de rectoría y
garantía de la prevención, persecución y castigo al secuestro a nivel nacional y estatal: la Constitución Política y
el Programa Nacional de Desarrollo y Programa General de Desarrollo del Gobierno Federal y que tienen
coincidencias con los programas estatales. Si bien dichos instrumentos fueron diseñados con el fin general de
garantizar y promover la seguridad en diversos ámbitos de la vida de todos los ciudadanos; las cifras expuestas
en materia de denuncias ciudadanas víctimas del delito dan idea de reto de una criminalidad creciente; en este
sentido las distintas fórmulas para su combate se caracterizan desde un trabajo local que previene la articulación
de las bandas criminales con la estructura social, por lo que la atención oportuna y eficiente de las denuncias es
el primer paso para revertir la situación. Aprovechando el conocimiento y la participación ciudadana a nivel
local con el fin de prevenir y perseguir el delito.

Los indicadores utilizados para evaluar la baja incidencia de las acciones de los distintos organismos e
instituciones que garantizan el combate a las bandas de criminales a nivel local fueron: número de denuncias
presentadas ante las comisiones locales y federal de derechos humanos; atención a las recomendaciones de las
propias comisiones, estudios realizados por organismos y organizaciones privadas y de organizaciones sociales.

Hipótesis secundaria 2

LXXVII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

2) La desaparición de los cuerpos policiacos municipales no resolverá, más que una parte
minúscula de la inseguridad en los ámbitos locales, no obstante que podría tener impactos inmediatos
en la percepción ciudadana, la realidad es que, sin un combate más preventivo, fundado en la
investigación, la inteligencia judicial, y el combate a la impunidad y la corrupción; el problema no se
resolverá y solo se traslada hacia el futuro.

Esta hipótesis se comprobó con la presentación de los marcos jurídicos e investigaciones sobre el grado de
impunidad prevaleciente en México, que resultan también en una afectación a sus derechos humanos base las
garantías individuales plasmadas en la constitución; en consecuencia se han diseñado y establecido una serie de
agencias gubernamentales para garantizar y promover en diversos ámbitos de la vida social de todos los
ciudadanos, el aspecto de la legalidad; sin embargo parece una paradoja el que en estos años, la ampliación de
funciones y ámbitos de actuación de las instituciones encargadas de los derechos humanos las ha alejado del
cumplimiento de estos principios iniciales.

Los indicadores utilizados para evaluar el bajo éxito en la labor de los organismos e instituciones que eviten la
proliferación de este fenómeno fueron: evaluación de los mecanismos disponibles en distintas agencias
gubernamentales, la presencia de los derechos sociales en los diferentes organismos involucrados con su
salvaguarda.

La impunidad es el principal factor que evita que las medidas preventivas tengan resultados necesarios, la
corrupción estructural y las alianzas coyunturales entre la delincuencia organizada y las autoridades municipales
del país, el desarrollo histórico y un aparato estatal con escasa capacidad de respuesta ante el crimen, propician y
agudizan un marco socio-económico de marginalidad e informalidad en amplios sectores de la población.

La ineficaz legislación para afrontar el fenómeno unida a la falta de garantías a los miembros del Poder Judicial
para el ejercicio de su función, restan posibilidades a esta lucha ya que las acciones que realizan las
Dependencias encargadas de la procuración de justicia, no tienen la correlación efectiva con la aplicación de la
sanción penal compatible con esta clase de delitos.

La desigualdad e injusticia social ha dado lugar a amplios sectores de población de extrema pobreza, generando
profundas contradicciones y luchas entre los grupos sociales.

Por último, la violencia de estos grupos de delincuentes constituye el mayor problema nacional que requiere
atención prioritaria, porque su accionar ocasiona pérdidas en vidas humanas, configura situaciones de
inseguridad y desalienta la inversión, afectando la vida económica del país, agudizando el conflicto social,
desestabilizando políticamente al régimen, convirtiéndose así la violencia armada en el principal perturbador y
obstáculo para el desarrollo de programas y proyectos destinados a superar la crisis económica e institucional;
constituyendo una grave amenaza para la seguridad interna del país.

LXXVIII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Objetivo General Objetivo Específico Pregunta Hipótesis Desarrollo


Examinar la situación y principales Identificar las raíces históricas del 1. ¿Cuáles han sido Hipótesis Central CAPITULO I. CONCEPTOS
problemas que enfrentan los sistemas mandato constitucional sobre la los fundamentos históricos PRELIMINARES
de seguridad pública municipal en autonomía del municipio y su y sociales que otorgan al La infiltración y control por 1.1 Generalidades
México, con el fin de establecer responsabilidad jurisdiccional municipio su carácter grupos de la delincuencia 1.1.1 Nacimiento de la seguridad
acciones que tiendan a revertir la sobre la preservación y cuidado de soberano? organizada de los cuerpos pública
percepción ciudadana sobre su poca la seguridad ciudadana. policiacos municipales 1.1.2 Sociedad y estado
eficacia, corrupción y su 2. ¿Cuáles son los ocurre debido a que en la 1.1.3 Concepto fundamental de
sometimiento a los intereses del Examinar las distintas dinámicas fundamentos normativos práctica los ayuntamientos seguridad pública
crimen organizado. y estructuras organizacionales que por los que el municipio carecen de la capacidad 1.1.4 El binomio estado y
utilizan los municipios para sustenta su actuar? económica, organizacional sociedad en la seguridad
brindar seguridad y protección y logística, para controlar nacional
ciudadana en sus respectivas 3. ¿Cuál ha sido la los procesos de selección y 1.1.5 Definición del concepto de
demarcaciones territoriales evolución del marco capacitación del personal; y sociología jurídica
constitucional y normativo menos aún el control de 1.1.6 Objeto y fines de la
Señalar y describir las principales que garantiza la autonomía confianza y la actuación de Seguridad Pública
circunstancias que presentan los y autoridad local respecto a estas policías; con lo que la 1.1.6.1 Responsabilidad del
hechos delictivos en los que se garantizar la seguridad del propuesta de “mando Ayuntamiento en la Seguridad
han vistos involucrados las municipio en México? único”, es decir un solo Pública
fuerzas del orden municipal, como cuerpo de policía a nivel 1.1.6.2 La Función de Policía
son desapariciones, secuestros, 4. ¿Cuáles son las estatal, parece tener 1.1.6.3 Importancia de la
robos y abuso de autoridad, entre acciones emergentes justificación; sin embargo Seguridad Pública
otros para esclarecer la evidencia necesarias para que el no es garantía de mejora, si 1.2 Naturaleza y definiciones de
respecto a deterioro de su municipio asuma con no se ataca también las la institución municipal
legitimidad. eficacia las estructuras de poder 1.2.1 Naturaleza y conceptos
responsabilidades que le económico y político que generales del municipio
Identificar la eficacia de las están siendo delegadas? protegen a estas 1.2.1.1 Naturaleza del municipio
acciones emprendidas por la organizaciones criminales 1.2.2 Conceptos y definiciones
autoridad federal en relación a la 5. ¿Existe en el ámbito local. generales de municipio
depuración, orden y preparación diferencias regionales que 1.2.2.1 Acepción etimológica de
de estos cuerpos de seguridad que habría que incorporar en el Hipótesis Secundaria municipio
impacten en su mejor accionar y diseño de los programas de 1.2.2.2 Definición de municipio
control por parte de las descentralización de la 1.2.2.3 Diversos conceptos y
autoridades locales. justicia? A) La necesidad de definiciones
un cuerpo de policía local 1.2.3 Elementos del municipio
Identificar cual han sido los 6. ¿Qué dirigido en la práctica por la 1.2.3.1 Población
factores que han favorecido que atribuciones concede la autoridad legítimamente 1.2.3.2 Territorio
una buena parte de los cuerpos de constitución mexicana al constituida, tiene por sí 1.2.3.3 Gobierno - organización
seguridad pública municipal municipio en materia de mismo, factores 1.2.3.4 Autonomía
hayan sido cooptados por el seguridad pública y potencialmente favorables 1.2.4 Derecho municipal
crimen organizado. ciudadana? que permiten una actuación 1.3 Administración pública
más pertinente e inmediata municipal
Identificar líneas de acción 7. ¿Cuáles son las para la persuasión, 1.3.1 Antecedentes Legislativos
pertinentes e inmediatas respecto características que prevención y persecución 1.3.2 Autoridades Municipales
a la valoración de la estrategia de presentan los cuerpos de del delito; por lo que dotar 1.3.3 Servicios Públicos
“mando único” que plantea el seguridad municipal que centralmente a nivel federal 1.3.3.1 Contraloría Municipal
ejecutivo federal. Con el fin de han sido señalados como o estatal de órganos de 1.3.3.2 Seguridad Pública
establecer sus riesgos, así como responsables o participantes control y logísticos 1.4 El concepto de seguridad
sus áreas de oportunidad, con el en hechos delictivos? objetivos y eficaces ciudadana
fin de obtener los resultados resolvería su CAPITULO II.
esperados. 8. ¿Cuáles han sido vulnerabilidad. ANTECEDENTES
las acciones de la autoridad HISTÓRICOS EN LA
federal para combatir la B) La desaparición SEGURIDAD PÚBLICA Y
infiltración y control por de los cuerpos policiacos MUNICIPAL
grupos de la delincuencia municipales no resolverá, 2.1 Antecedentes históricos del
organizada de los cuerpos más que una parte Municipio
de seguridad pública minúscula de la inseguridad 2.1.1 El municipio a través de las
municipal? en los ámbitos locales, no grandes ciudades del mundo
obstante que podría tener 2.1.1.1 La Polis Griega
9. ¿Cuál es la impactos inmediatos en la 2.1.1.2 El Municipio en Roma
situación jurídica de los percepción ciudadana, la 2.1.1.3 El Municipio Español
posibles inculpados en los realidad es que sin un 2.1.2 El municipio en las
procesos de investigación, combate más preventivo, diferentes constituciones
hasta donde el actual marco fundado en la investigación 2.1.2.1 El Origen del Municipio
legal favorece su y la inteligencia judicial, y Constitucional
colaboración con las el combate a la impunidad y 2.1.2.2 El Municipio en las
autoridades en el combate la corrupción; el problema Constituciones Mexicanas del
al crimen organizado? no se resolverá y solo se Siglo XIX
traslada hacia el futuro. 2.1.2.3 El Periodo del Porfiriato
10. ¿Existen 2.1.2.4 La Constitución de 1917
ejemplos en el país o a y el Municipio
nivel internacional respecto 2.2 Semblanza histórica de la
a la eficiencia de las seguridad pública en México

LXXIX
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

medidas propuestas por la 2.2.1 Época prehispánica


autoridad federal, en 2.2.1.1 Los Mayas
particular del “mando 2.2.1.2 Los Aztecas
único”? 2.2.2 La Colonia
2.2.2.1 Los Primeros
11. ¿Cuál es el papel Funcionarios y la Real
del poder legislativo y Audiencia
judicial (como órganos 2.2.2.2 El Virreinato
institucionales encargados 2.2.3 México independiente
de emitir leyes o decretos y 2.2.3.1 Primer Imperio
su debida aplicación) en lo 2.2.3.2 Etapa Presidencial
concerniente al cuidado, 2.2.3.3 Segundo Imperio
protección y acceso a la 2.2.3.4 México Liberal
justicia de la ciudadanía en 2.2.3.5 México Moderno
general? CAPITULO III.
FUNDAMENTO Y
12. ¿Qué medidas se ESTRUCTURA DEL SISTEMA
han tomado para reducir la DE SEGURIDAD PÚBLICA
infiltración de los cuerpos MUNICIPAL
de seguridad municipal en 3.1 Componentes estructurales
los estados que han tenido de la seguridad pública
una mayor cantidad de 3.1.1 La prevención del delito en
denuncias respecto a su México
accionar en la persecución 3.1.2 La procuración de justicia
del delito y esclarecimiento 3.1.3 Los procedimientos ante
de los casos? los órganos de jurisdicción
3.2 El fundamento del municipio
mexicano
3.2.1 El artículo 115
constitucional
3.2.1.1 Sumario de reformas del
artículo 115 constitucional
3.2.2 Fuentes del derecho
municipal
3.2.2.1 Fuentes del orden federal
La Constitución General de la
República
3.2.2.2 Fuentes relativas a las
entidades federativas
3.2.2.3 Fuentes estrictamente
municipales
3.2.2.4 Fuentes mixtas
3.3 El sistema de seguridad
pública municipal
3.3.1 Organización
3.3.1.1 Órganos de la policía
municipal
3.3.2 Elementos de la policía
municipal
3.3.3 Perfil de la policía
municipal
3.3.4 Juzgados calificadores
3.4 Coordinación del sistema de
seguridad pública municipal con
la federación y el estado
3.4.1 Materias de coordinación
3.4.2 Coordinación con las
principales corporaciones
federales y estatales de seguridad
pública
3.4.3 Principios generales de la
coordinación
3.4.4 Conferencia nacional de
participación municipal en
seguridad pública
3.5 Marco jurídico de la
seguridad pública en México
3.5.1 La situación actual

3.5.2 Constitución política de los


estados unidos mexicanos
3.5.2.1 El artículo 21
constitucional

LXXX
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

3.5.3 El párrafo noveno del


artículo 21 constitucional
3.5.3.1 El párrafo décimo del
artículo 21 constitucional
3.5.3.2 El artículo 20
constitucional
3.5.3.3 Los artículos 32; 73; 115,
y 122 y, Apartado g
3.5.4 Leyes generales y leyes
federales
3.5.4.1 Ley general del sistema
nacional de seguridad pública
3.5.4.1.1 Objeto
3.5.4.1.2 El contenido de la ley
CAPITULO IV. EL
MUNICIPIO EN MÉXICO:
COORDINACIÓN DEL
SISTEMA DE SEGURIDAD
PÚBLICA MUNICIPAL CON
LA FEDERACIÓN Y EL
ESTADO
4.1 La coordinación del sistema
de seguridad pública municipal
con la federación y el estado
4.1.1 Materias de coordinación
4.1.2 Principales corporaciones
federales y estatales de seguridad
pública con las que puede
coordinarse el municipio
4.1.3 Principios generales de la
coordinación
4.1.4 Conferencia nacional de
participación municipal en
seguridad pública
4.1.5 Participación de la
comunidad
4.2 El municipio en México:
elementos para implementar la
seguridad ciudadana en su
ámbito de gobierno y territorial
4.2.1 La revalorización de los
municipios dentro del
federalismo en México
4.2.2 Cuatro aportaciones de los
municipios en el devenir
político-histórico de México
4.2.3 Fundamentos para diseñar
políticas públicas de seguridad
ciudadana en los municipios
mexicanos
4.2.3.1 El gobierno de
proximidad
4.2.3.2 Los servicios públicos
como competencia exclusiva
4.2.4 La seguridad pública en los
gobiernos municipales
4.2.4.1 Objetivos de la seguridad
pública municipal
4.2.4.2 La policía preventiva
municipal
4.2.4.3 Marco jurídico de la
seguridad pública en el
municipio
4.3 El presupuesto público
federal asignado a las entidades
federativas a través del
SUBSEMUN
4.4 Ineficacia de la reforma
constitucional del artículo 21
publicada el 18/06/08 en materia
de seguridad pública
4.4.1 Aspectos actuales de la
seguridad pública en México

LXXXI
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

4.4.2 Eficiencia de las leyes en


materia de seguridad pública con
la nueva reforma
4.4.3 Ineficacia de la seguridad
pública en México
4.5 Posibles reformas en materia
de seguridad pública
4.5.1 La educación en materia de
seguridad pública
4.5.2 Necesidades urgentes para
una reforma policial
4.6 Análisis del Sistema
Nacional de Inteligencia en el
marco de la estrategia de
seguridad nacional 2007-2015
4.6.1 Temas selectos de
inteligencia
4.6.1.1 Inteligencia en el
segundo sexenio panista (2006-
2012)
4.6.1.2 Sobre el narcotráfico
4.6.1.3 El papel de la confianza
4.6.1.4 ¿Qué tipo de inteligencia
requiere México?
4.6.1.5 Recursos de inteligencia
4.6.2 Escenarios a corto plazo
4.7 Propuesta para la creación de
un “consejo de honor y justicia”
en materia de seguridad pública
a nivel municipal
4.7.1 Justificación
4.7.2 Propuesta Legislativa
4.7.2.1 Naturaleza Jurídica
4.7.2.2 Integración
4.7.2.3 Autonomía
4.7.2.4 Competencia
4.7.3 Ventajas
4.8 Las relaciones
intergubernamentales como
complemento para la
coordinación
4.8.1 Administración de las RIG
4.8.2 Alternativas que proponen
las relaciones
intergubernamentales
4.8.3 Convenios institucionales
4.8.4 Las RIG como una
herramienta complementaria
4.8.5 Congruencia en la
coordinación
4.8.6 Aplicación
4.9 Propuesta para disminuir los
índices delictivos
4.9.1 Modelo disuasivo de Mark
Kleiman
4.9.2 Programas exitosos en
otros países con la estrategia
disuasiva
4.9.3 Beneficios de aplicar una
estrategia de seguridad disuasiva
4.9.4. Acciones inmediatas para
México

Objetivo General Objetivo Específico Pregunta Hipótesis Desarrollo


Examinar la situación y principales Identificar las raíces históricas del 1. ¿Cuáles han sido Hipótesis Secundaria CAPITULO I. CONCEPTOS
problemas que enfrentan los sistemas mandato constitucional sobre la los fundamentos históricos PRELIMINARES
de seguridad pública municipal en autonomía del municipio y su y sociales que otorgan al A) La necesidad de 1.1 Generalidades
México, con el fin de establecer responsabilidad jurisdiccional municipio su carácter un cuerpo de policía local 1.1.1 Nacimiento de la seguridad
acciones que tiendan a revertir la sobre la preservación y cuidado de soberano? dirigido en la práctica por la pública
percepción ciudadana sobre su poca la seguridad ciudadana. autoridad legítimamente 1.1.2 Sociedad y estado
eficacia, corrupción y su 2. ¿Cuáles son los constituida, tiene por sí 1.1.3 Concepto fundamental de
sometimiento a los intereses del Examinar las distintas dinámicas fundamentos normativos mismo, factores seguridad pública
crimen organizado. y estructuras organizacionales que por los que el municipio potencialmente favorables 1.1.4 El binomio estado y

LXXXII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

utilizan los municipios para sustenta su actuar? que permiten una actuación sociedad en la seguridad
brindar seguridad y protección más pertinente e inmediata nacional
ciudadana en sus respectivas 3. ¿Cuál ha sido la para la persuasión, 1.1.5 Definición del concepto de
demarcaciones territoriales evolución del marco prevención y persecución sociología jurídica
constitucional y normativo del delito; por lo que dotar 1.1.6 Objeto y fines de la
Señalar y describir las principales que garantiza la autonomía centralmente a nivel federal Seguridad Pública
circunstancias que presentan los y autoridad local respecto a o estatal de órganos de 1.1.6.1 Responsabilidad del
hechos delictivos en los que se garantizar la seguridad del control y logísticos Ayuntamiento en la Seguridad
han vistos involucrados las municipio en México? objetivos y eficaces Pública
fuerzas del orden municipal, como resolvería su 1.1.6.2 La Función de Policía
son desapariciones, secuestros, 4. ¿Cuáles son las vulnerabilidad. 1.1.6.3 Importancia de la
robos y abuso de autoridad, entre acciones emergentes Seguridad Pública
otros para esclarecer la evidencia necesarias para que el 1.2 Naturaleza y definiciones de
respecto a deterioro de su municipio asuma con la institución municipal
legitimidad. eficacia las 1.2.1 Naturaleza y conceptos
responsabilidades que le generales del municipio
Identificar la eficacia de las están siendo delegadas? 1.2.1.1 Naturaleza del municipio
acciones emprendidas por la 1.2.2 Conceptos y definiciones
autoridad federal en relación a la 5. ¿Existe generales de municipio
depuración, orden y preparación diferencias regionales que 1.2.2.1 Acepción etimológica de
de estos cuerpos de seguridad que habría que incorporar en el municipio
impacten en su mejor accionar y diseño de los programas de 1.2.2.2 Definición de municipio
control por parte de las descentralización de la 1.2.2.3 Diversos conceptos y
autoridades locales. justicia? definiciones
1.2.3 Elementos del municipio
6. ¿Qué 1.2.3.1 Población
atribuciones concede la 1.2.3.2 Territorio
constitución mexicana al 1.2.3.3 Gobierno - organización
municipio en materia de 1.2.3.4 Autonomía
seguridad pública y 1.2.4 Derecho municipal
ciudadana? 1.3 Administración pública
municipal
7. ¿Cuáles son las 1.3.1 Antecedentes Legislativos
características que 1.3.2 Autoridades Municipales
presentan los cuerpos de 1.3.3 Servicios Públicos
seguridad municipal que 1.3.3.1 Contraloría Municipal
han sido señalados como 1.3.3.2 Seguridad Pública
responsables o participantes 1.4 El concepto de seguridad
en hechos delictivos? ciudadana
CAPITULO II.
8. ¿Cuáles han sido ANTECEDENTES
las acciones de la autoridad HISTÓRICOS EN LA
federal para combatir la SEGURIDAD PÚBLICA Y
infiltración y control por MUNICIPAL
grupos de la delincuencia 2.1 Antecedentes históricos del
organizada de los cuerpos Municipio
de seguridad pública 2.1.1 El municipio a través de las
municipal? grandes ciudades del mundo
2.1.1.1 La Polis Griega
2.1.1.2 El Municipio en Roma
2.1.1.3 El Municipio Español
2.1.2 El municipio en las
diferentes constituciones
2.1.2.1 El Origen del Municipio
Constitucional
2.1.2.2 El Municipio en las
Constituciones Mexicanas del
Siglo XIX
2.1.2.3 El Periodo del Porfiriato
2.1.2.4 La Constitución de 1917
y el Municipio
2.2 Semblanza histórica de la
seguridad pública en México
2.2.1 Época prehispánica
2.2.1.1 Los Mayas
2.2.1.2 Los Aztecas
2.2.2 La Colonia
2.2.2.1 Los Primeros
Funcionarios y la Real
Audiencia
2.2.2.2 El Virreinato
2.2.3 México independiente
2.2.3.1 Primer Imperio

LXXXIII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

2.2.3.2 Etapa Presidencial


2.2.3.3 Segundo Imperio
2.2.3.4 México Liberal
2.2.3.5 México Moderno
CAPITULO III.
FUNDAMENTO Y
ESTRUCTURA DEL SISTEMA
DE SEGURIDAD PÚBLICA
MUNICIPAL
3.1 Componentes estructurales
de la seguridad pública
3.1.1 La prevención del delito en
México
3.1.2 La procuración de justicia
3.1.3 Los procedimientos ante
los órganos de jurisdicción
3.2 El fundamento del municipio
mexicano
3.2.1 El artículo 115
constitucional
3.2.1.1 Sumario de reformas del
artículo 115 constitucional
3.2.2 Fuentes del derecho
municipal
3.2.2.1 Fuentes del orden federal
La Constitución General de la
República
3.2.2.2 Fuentes relativas a las
entidades federativas
3.2.2.3 Fuentes estrictamente
municipales
3.2.2.4 Fuentes mixtas
3.3 El sistema de seguridad
pública municipal
3.3.1 Organización
3.3.1.1 Órganos de la policía
municipal
3.3.2 Elementos de la policía
municipal
3.3.3 Perfil de la policía
municipal
3.3.4 Juzgados calificadores
3.4 Coordinación del sistema de
seguridad pública municipal con
la federación y el estado
3.4.1 Materias de coordinación
3.4.2 Coordinación con las
principales corporaciones
federales y estatales de seguridad
pública
3.4.3 Principios generales de la
coordinación
3.4.4 Conferencia nacional de
participación municipal en
seguridad pública
3.5 Marco jurídico de la
seguridad pública en México
3.5.1 La situación actual
3.5.2 Constitución política de los
estados unidos mexicanos
3.5.2.1 El artículo 21
constitucional
3.5.3 El párrafo noveno del
artículo 21 constitucional
3.5.3.1 El párrafo décimo del
artículo 21 constitucional
3.5.3.2 El artículo 20
constitucional
3.5.3.3 Los artículos 32; 73; 115,
y 122 y, Apartado g
3.5.4 Leyes generales y leyes
federales
3.5.4.1 Ley general del sistema

LXXXIV
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

nacional de seguridad pública


3.5.4.1.1 Objeto
3.5.4.1.2 El contenido de la ley

Objetivo General Objetivo Específico Pregunta Hipótesis Desarrollo


Examinar la situación y principales Señalar y describir las principales 6. ¿Qué B) La desaparición CAPITULO III. FUNDAMENTO
problemas que enfrentan los circunstancias que presentan los atribuciones concede la de los cuerpos policiacos Y ESTRUCTURA DEL
sistemas de seguridad pública hechos delictivos en los que se constitución mexicana al municipales no resolverá, SISTEMA DE SEGURIDAD
municipal en México, con el fin de han vistos involucrados las municipio en materia de más que una parte PÚBLICA MUNICIPAL
establecer acciones que tiendan a fuerzas del orden municipal, seguridad pública y minúscula de la 3.1 Componentes estructurales de
revertir la percepción ciudadana como son desapariciones, ciudadana? inseguridad en los ámbitos la seguridad pública
sobre su poca eficacia, corrupción y secuestros, robos y abuso de locales, no obstante que 3.1.1 La prevención del delito en
su sometimiento a los intereses del autoridad, entre otros para 7. ¿Cuáles son las podría tener impactos México
crimen organizado. esclarecer la evidencia respecto a características que presentan inmediatos en la 3.1.2 La procuración de justicia
deterioro de su legitimidad. los cuerpos de seguridad percepción ciudadana, la 3.1.3 Los procedimientos ante los
municipal que han sido realidad es que sin un órganos de jurisdicción
Identificar la eficacia de las señalados como combate más preventivo, 3.2 El fundamento del municipio
acciones emprendidas por la responsables o participantes fundado en la investigación mexicano
autoridad federal en relación a la en hechos delictivos? y la inteligencia judicial, y 3.2.1 El artículo 115
depuración, orden y preparación el combate a la impunidad constitucional
de estos cuerpos de seguridad que 8. ¿Cuáles han sido y la corrupción; el 3.2.1.1 Sumario de reformas del
impacten en su mejor accionar y las acciones de la autoridad problema no se resolverá y artículo 115 constitucional
control por parte de las federal para combatir la solo se traslada hacia el 3.2.2 Fuentes del derecho
autoridades locales. infiltración y control por futuro. municipal
grupos de la delincuencia 3.2.2.1 Fuentes del orden federal
Identificar cual han sido los organizada de los cuerpos La Constitución General de la
factores que han favorecido que de seguridad pública República
una buena parte de los cuerpos de municipal? 3.2.2.2 Fuentes relativas a las
seguridad pública municipal entidades federativas
hayan sido cooptados por el 9. ¿Cuál es la 3.2.2.3 Fuentes estrictamente
crimen organizado. situación jurídica de los municipales
posibles inculpados en los 3.2.2.4 Fuentes mixtas
Identificar líneas de acción procesos de investigación, 3.3 El sistema de seguridad
pertinentes e inmediatas respecto hasta donde el actual marco pública municipal
a la valoración de la estrategia de legal favorece su 3.3.1 Organización
“mando único” que plantea el colaboración con las 3.3.1.1 Órganos de la policía
ejecutivo federal. Con el fin de autoridades en el combate al municipal
establecer sus riesgos, así como crimen organizado? 3.3.2 Elementos de la policía
sus áreas de oportunidad, con el municipal
fin de obtener los resultados 10. ¿Existen 3.3.3 Perfil de la policía
esperados. ejemplos en el país o a nivel municipal
internacional respecto a la 3.3.4 Juzgados calificadores
eficiencia de las medidas 3.4 Coordinación del sistema de
propuestas por la autoridad seguridad pública municipal con
federal, en particular del la federación y el estado
“mando único”? 3.4.1 Materias de coordinación
3.4.2 Coordinación con las
11. ¿Cuál es el papel principales corporaciones
del poder legislativo y federales y estatales de seguridad
judicial (como órganos pública
institucionales encargados 3.4.3 Principios generales de la
de emitir leyes o decretos y coordinación
su debida aplicación) en lo 3.4.4 Conferencia nacional de
concerniente al cuidado, participación municipal en
protección y acceso a la seguridad pública
justicia de la ciudadanía en 3.5 Marco jurídico de la seguridad
general? pública en México
3.5.1 La situación actual
12. ¿Qué medidas se 3.5.2 Constitución política de los
han tomado para reducir la estados unidos mexicanos
infiltración de los cuerpos 3.5.2.1 El artículo 21
de seguridad municipal en constitucional
los estados que han tenido 3.5.3 El párrafo noveno del
una mayor cantidad de artículo 21 constitucional
denuncias respecto a su 3.5.3.1 El párrafo décimo del
accionar en la persecución artículo 21 constitucional
del delito y esclarecimiento 3.5.3.2 El artículo 20
de los casos? constitucional
3.5.3.3 Los artículos 32; 73; 115,
y 122 y, Apartado g
3.5.4 Leyes generales y leyes
federales

LXXXV
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

3.5.4.1 Ley general del sistema


nacional de seguridad pública
3.5.4.1.1 Objeto
3.5.4.1.2 El contenido de la ley
CAPITULO IV. EL MUNICIPIO
EN MÉXICO: COORDINACIÓN
DEL SISTEMA DE
SEGURIDAD PÚBLICA
MUNICIPAL CON LA
FEDERACIÓN Y EL ESTADO
4.1 La coordinación del sistema
de seguridad pública municipal
con la federación y el estado
4.1.1 Materias de coordinación
4.1.2 Principales corporaciones
federales y estatales de seguridad
pública con las que puede
coordinarse el municipio
4.1.3 Principios generales de la
coordinación
4.1.4 Conferencia nacional de
participación municipal en
seguridad pública
4.1.5 Participación de la
comunidad
4.2 El municipio en México:
elementos para implementar la
seguridad ciudadana en su ámbito
de gobierno y territorial
4.2.1 La revalorización de los
municipios dentro del federalismo
en México
4.2.2 Cuatro aportaciones de los
municipios en el devenir político-
histórico de México
4.2.3 Fundamentos para diseñar
políticas públicas de seguridad
ciudadana en los municipios
mexicanos
4.2.3.1 El gobierno de proximidad
4.2.3.2 Los servicios públicos
como competencia exclusiva
4.2.4 La seguridad pública en los
gobiernos municipales
4.2.4.1 Objetivos de la seguridad
pública municipal
4.2.4.2 La policía preventiva
municipal
4.2.4.3 Marco jurídico de la
seguridad pública en el municipio
4.3 El presupuesto público federal
asignado a las entidades
federativas a través del
SUBSEMUN
4.4 Ineficacia de la reforma
constitucional del artículo 21
publicada el 18/06/08 en materia
de seguridad pública
4.4.1 Aspectos actuales de la
seguridad pública en México
4.4.2 Eficiencia de las leyes en
materia de seguridad pública con
la nueva reforma
4.4.3 Ineficacia de la seguridad
pública en México
4.5 Posibles reformas en materia
de seguridad pública
4.5.1 La educación en materia de
seguridad pública
4.5.2 Necesidades urgentes para
una reforma policial
4.6 Análisis del Sistema Nacional
de Inteligencia en el marco de la

LXXXVI
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

estrategia de seguridad nacional


2007-2015
4.6.1 Temas selectos de
inteligencia
4.6.1.1 Inteligencia en el segundo
sexenio panista (2006-2012)
4.6.1.2 Sobre el narcotráfico
4.6.1.3 El papel de la confianza
4.6.1.4 ¿Qué tipo de inteligencia
requiere México?
4.6.1.5 Recursos de inteligencia
4.6.2 Escenarios a corto plazo
4.7 Propuesta para la creación de
un “consejo de honor y justicia”
en materia de seguridad pública a
nivel municipal
4.7.1 Justificación
4.7.2 Propuesta Legislativa
4.7.2.1 Naturaleza Jurídica
4.7.2.2 Integración
4.7.2.3 Autonomía
4.7.2.4 Competencia
4.7.3 Ventajas
4.8 Las relaciones
intergubernamentales como
complemento para la
coordinación
4.8.1 Administración de las RIG
4.8.2 Alternativas que proponen
las relaciones
intergubernamentales
4.8.3 Convenios institucionales
4.8.4 Las RIG como una
herramienta complementaria
4.8.5 Congruencia en la
coordinación
4.8.6 Aplicación
4.9 Propuesta para disminuir los
índices delictivos
4.9.1 Modelo disuasivo de Mark
Kleiman
4.9.2 Programas exitosos en otros
países con la estrategia disuasiva
4.9.3 Beneficios de aplicar una
estrategia de seguridad disuasiva
4.9.4. Acciones inmediatas para
México

LXXXVII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

CONCLUSIONES Y NUEVA AGENDA DE INVESTIGACIÓN.

El trabajo conjunto entre los poderes de gobierno, buscan mantener un equilibrio en el desarrollo de sus
competencias, sustentado en la constitución la mecánica estatal es coordinada en el logro de objetivos
estratégicos en relación al bienestar de las comunidades, dando una importancia sustantiva para el mejor
funcionamiento del gobierno municipal.

En México el aumento de la incidencia delictiva, el sentimiento de inseguridad, el origen multicausal de la


delincuencia y la deficiencia de las instituciones de seguridad pública conforman una serie de desafíos que deben
ser urgentemente abordados de forma conjunta por el Estado y la sociedad.

El argumento principal de este documento sostiene que una forma de contrarrestar el auge de la delincuencia es a
través de políticas públicas con un enfoque de seguridad ciudadana, diseñadas e implementadas en el ámbito
municipal de gobierno.

Nuestro objetivo ha sido describir dicho enfoque, enfatizando que sus características permiten prevenir de
manera integral la comisión de los delitos, mediante políticas públicas cuyo espacio idóneo de diseño e
implementación gubernamental y territorial, es el ámbito municipal. A lo largo de toda su la línea argumentativa,
la presente investigación llevó el análisis de los conceptos de la seguridad ciudadana en los gobiernos
municipales.

En primer lugar se planteó una problematización sobre la delincuencia como una amenaza pública que atenta
contra la seguridad individual y colectiva de la población. Esto implicó definir los conceptos de seguridad,
Estado y sus elementos constitutivos, políticas públicas, seguridad pública, el sistema de seguridad pública en
México con base en los artículos 21,73 y 115 de la CPEUM, el delito y la delincuencia. Los elementos anteriores
son todos interdependientes y nos permitieron encuadrar nuestra propuesta al ámbito de la ciencia política y
justificar su utilidad social. Sobre algunos de estos conceptos rescatamos las siguientes reflexiones:

• La seguridad es un principio base para el desarrollo humano y como tal es un derecho y una necesidad
fundamental para la convivencia armónica de la sociedad. La seguridad es condición sine qua non para
salvaguardar las libertades y la integridad de las personas. De acuerdo con los autores clásicos del
contractualismo, la razón fundamental de la existencia del Estado es velar por la seguridad de sus habitantes.

• El Estado es una institución política soberana de una sociedad humana, establecida en un territorio concreto,
bajo un régimen jurídico con independencia y autodeterminación, con aparatos de gobierno y de administración.
El Estado persigue determinados fines mediante acciones concretas (Garza, 2002).

• Una de estas acciones son las políticas públicas. Que son iniciativas de gobierno con objetivos de interés
público que surgen de procesos de diagnóstico y análisis de factibilidad para la atención efectiva de problemas
públicos acotados, en donde participa la ciudadanía en la definición de problemas y la búsqueda de soluciones
(Franco Corzo, 2012).

LXXXVIII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

• Las políticas públicas pueden ser útiles para resolver problemas concretos de delincuencia gracias a los
criterios de selección de problemas públicos urgentes, el interés público, la racionalización, eficiencia y la
inclusión de la sociedad.

• Al respecto, el gobierno municipal -por su dimensión territorial definida y las atribuciones que detenta- es un
mejor ámbito de gobierno para diseñar políticas públicas para resolver problemas públicos endógenos. El
municipio representa una instancia de acción pública idónea para identificar factores de riesgo asociados a los
problemas endógenos de delincuencia, así como para establecer correlaciones con situaciones socioeconómicas,
características sociales, actitudes culturales y lugares de ocurrencia de delitos en un espacio geográfico concreto.

• De acuerdo con la Fundación Mexicana Siglo XXI, la seguridad pública es el conjunto de normas, políticas y
acciones coherentes y articuladas que tienden a garantizar el orden público a través de la prevención y represión
de los delitos (Garza, 2002). A través del sistema de control penal y el de la policía preventiva y de reacción.

• El delito se define como todo acto, conducta u omisión voluntaria o imprudencial que trasgrede la norma
jurídica, catalogado como delito en el derecho penal y por tanto sancionable legalmente. La delincuencia es la
reproducción considerable del delito en un territorio determinado, en términos objetivos y subjetivos.

La delincuencia en nuestro país se ha convertido en un problema público de suma gravedad social y con altos
impactos económicos y de desarrollo para la vida de la población.

Podemos afirmar que la delincuencia es un problema que no han podido resolver las actuales políticas de
seguridad pública, caracterizadas por la intervención militar y el endurecimiento del sistema penal, encabezadas
por el gobierno federal, en detrimento de la reconstrucción del tejido social y la prevención del delito desde lo
municipal, y con ello abocarse a solucionar de modo integral la delincuencia.

Dichas políticas tradicionales se caracterizan por una intervención generalizada a pesar de las diferencias y
complejidades del territorio nacional y por encima del origen multicausal del delito. Esto nos llevó a reflexionar
sobre la necesidad de estudiar nuevos métodos para alcanzar el bien colectivo de la seguridad, más allá de la
prevención exclusiva a través del sistema penal y del protagonismo único de las instituciones del Estado. Uno de
estos métodos innovadores es la seguridad ciudadana

Ahora bien, después de hacer una revisión conceptual mencionamos que la seguridad ciudadana es un enfoque
de política pública que posibilita el ejercicio de los derechos humanos, interviniendo sobre el origen multicausal
del delito, respondiendo a condiciones socioespaciales e involucrando al ciudadano en el diseño, la
implementación y evaluación de la política pública, de tal manera que la seguridad no dependa de un enfoque
reactivo, sino de la colaboración entre múltiples actores sociales a través de la prevención integral del delito y
del diseño de policías de proximidad.

Al realizar una exploración sobre la literatura que se ha desarrollado en América Latina, Canadá, Estados Unidos
y el Reino Unido sobre la seguridad ciudadana, encontramos que los autores centran sus esfuerzos en estudiar un

LXXXIX
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

aspecto específico de ésta, como el concepto de nueva prevención del delito (Selmini, 2009), la prevención
situacional del delito (Clark, 1997) o el rol policial dentro del enfoque (Rico, 2005).

Con la intención de plantear una visión panorámica y detallada, en este trabajo concluimos que los elementos
que articulan el enfoque de la seguridad ciudadana como uno de política pública son la prevención situacional,
social y comunitaria del delito, el modelo policiaco de proximidad y la participación ciudadana para la
prevención del delito.

Al respecto, consideramos rescatar las siguientes ideas:

• De acuerdo con Pérez (2004), la prevención del delito se define como las medidas y técnicas emprendidas para
impedir en el futuro las trasgresiones a la ley. La prevención del delito es tradicional cuando a partir de la
sanción penal se busca desincentivar la conducta delictiva en los individuos. Dentro de la seguridad ciudadana,
en cambio, la prevención es integral pues interviene sobre el origen multicausal de la conducta delictiva e
involucra a diferentes actores sociales para lograrlo.

• Existen tres formas de prevención integral: 1) situacional; 2) social y 3) comunitaria.

• La prevención situacional busca reducir las oportunidades que permiten a los individuos cometer delitos. Estas
oportunidades pueden estar presentes en el contexto físico o social. Dicha intervención, ciertamente, puede
ejecutarse de forma individual, por ejemplo, realizando actividades precautorias con base en el entorno urbano y
los riesgos que supone en función de la percepción de inseguridad que éste genera. No obstante, es deseable que
se traten de acciones coordinadas entre autoridades gubernamentales y actores comunitarios para diseñar
políticas públicas de prevención del delito a través del diseño medioambiental o la regulación legal de espacios
y/o actividades que puedan significar un foco de factores de riesgo específicos. O bien, la combinación de
ambos.

• La prevención social mediante la política social busca influir en factores estructurales como en la disminución
de la pobreza para desincentivar el acto delictivo a partir del desarrollo social. Esta práctica incluye políticas de
educación, salud, alimentación, campañas contra las adicciones y la violencia familiar.

• La prevención comunitaria del delito busca la inclusión de grupos sociales en riesgo para coproducir seguridad
y favorecer la cohesión social, tratándose de acciones caracterizadas por una participación activa de una
determinada comunidad local. La prevención comunitaria combina elementos del modelo situacional y social a
través de la cogestión en la ejecución de políticas sociales u otras prácticas como el vigilantismo.

• El modelo policial de proximidad promueve la colaboración entre agentes policiales de baja jerarquía y la
ciudadanía para la identificación de problemáticas específicas fundamentas en la relación reciprocidad-policía-
comunidad (Salgado, 2010).

• Dicha relación supone cambios en la práctica, actitud y organización de los cuerpos policiales, haciéndolos
conscientes de su pertenencia a la comunidad a partir de un enfoque de colaboración. La necesidad de una

XC
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

intensa participación de la población con la policía es fundamental para transformar su imagen y contenido;
garante de los derechos y libertades ciudadanas (Gamboa, 2010).

• Lo anterior fomentará la construcción de una policía encargada de prevenir delitos y capaz de entenderse
dentro de la seguridad ciudadana. En este aspecto también es necesario depurar los mecanismos de reclutamiento
policial con base en competencias, así como generar los incentivos para que el trabajo del policía sea
económicamente atractivo y por ello valorado.

• El marco jurídico mexicano establece que la prevención y la participación ciudadana son estrategias de
seguridad que deben de implementar las instituciones de seguridad pública (artículos 21 y 115 de la CPEUM y
LGSNSP), sin embargo, estas medidas suelen limitarse a la vigilancia policial y recomendaciones a los
ciudadanos para que no sean víctimas de la delincuencia.

• Debido al origen multicausal de la delincuencia, el ciudadano se convierte un aliado estratégico para la


prevención del delito dentro del marco democrático del Estado de Derecho. De este modo la participación
ciudadana en la formulación, ejecución y evaluación de políticas de prevención del delito es un elemento
necesario para la seguridad ciudadana, dotando de legitimidad a la acción gubernamental y permitiendo una
mejor canalización de las necesidades ciudadanas, definición de problemáticas y diseño de soluciones.

• La participación ciudadana permite abordar un problema como la delincuencia de forma inclusiva y recíproca
desde una perspectiva democrática. Construir andamiajes democráticos de seguridad posibilita el fortalecimiento
del poder ciudadano ante instituciones que en el pasado habían sido ajenas a la evaluación, para trabajar ahora
bajo un concepto de gobernanza.

Las características de la seguridad ciudadana deben de ser contempladas por las instituciones de seguridad
pública en los tres niveles de gobierno, al momento de diseñar políticas públicas para resolver problemas de
delincuencia.

Diseñar políticas de prevención con un enfoque de seguridad ciudadana permitiría eficientar la seguridad pública
del país, asumiendo que no son visiones mutuamente excluyentes, en tanto que la primera se concentra en la
prevención integral y la segunda también implica la procuración y administración de la justicia y el castigo de
los delitos. De igual manera los marcos jurídicos de la seguridad pública hacen viable -en principio- la
implementación de la seguridad ciudadana.

La seguridad ciudadana se distingue por ser un enfoque que apuesta por la colaboración entre múltiples actores
sociales para intervenir en múltiples frentes de acción sobre el mayor número posible de factores de riesgo
asociados a la delincuencia. Esto es una tarea compleja en términos políticos, financieros, organizacionales y
administrativos. Es por ello que la política pública es un canal fundamental para poner en práctica la seguridad
ciudadana. Gracias a la focalización, la racionalidad, el interés público y la planeación estratégica es posible la
coordinación institucional entre actores sociales para resolver eficientemente un problema público.

XCI
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Sin embargo, la delincuencia es un fenómeno multidimensional y que no debe de ser definido de manera
generalizadora desde una visión federal. Nuestro país es tan extenso como diverso en aspectos sociales, políticos,
psicológicos y urbanísticos (Merino, 2007), cada una de estas condiciones puede influir de manera directa en la
dinámica de la delincuencia en el territorio.

Las políticas de seguridad coordinadas por el gobierno federal no tienen la sensibilidad de recoger estos
elementos en su diseño y por ello sus objetivos y aplicación pueden ser distintos de los necesarios en un
territorio determinado. Es preciso abordar de forma focalizada el problema delictivo.

Es por ello que el enfoque de la seguridad ciudadana considera como prioritario el rol que pueden desempeñar
los gobiernos municipales para implementar su propuesta de manera eficaz. Después de un análisis particular
podemos mencionar que los municipios en México cuentan con características y competencias exclusivas que los
pueden convertir en actores estratégicos en el combate a la delincuencia a través de la seguridad ciudadana. En
concreto:

• Tener la cualidad de ser gobiernos de proximidad y estar a cargo -en exclusiva- de la prestación de los servicios
públicos para mejorar la calidad de vida de su población. Duchos servicios incluyen a la seguridad pública:
policía preventiva, vial y de tránsito. Estas características municipales son producto de las transformaciones
institucionales que el Estado mexicano ha experimentado en materia económica y democrática y que han
impactado en el diseño de nuestro sistema federal, especialmente con las reformas al artículo 115 de la CPEUM
en 1983 y 1999.

• Por proximidad entendimos la cualidad de un gobierno por estar constantemente en contacto con la ciudadanía
y la población en general. El municipio cuenta con dicha característica pues, como menciona el Instituto de
Desarrollo Municipal (2000), en el territorio es donde los ciudadanos y el gobierno conviven cotidiana y
permanentemente, siendo el lugar donde se presentan los problemas sociales y en el que las comunidades exigen
solución a sus demandas para ser atendidas de manera oportuna y eficiente.

• Desde la perspectiva de la política pública el municipio representa un mejor espacio de concertación territorial
entre gobierno y ciudadanos para focalizar problemáticas concretas y proponer soluciones viables e incluyentes.

• No obstante, lo anterior serviría de poco sin la existencia de marcos institucionales formales que permitan el
diseño de políticas públicas de seguridad ciudadana en los gobiernos municipales. Constitucionalmente, el
municipio tiene a su cargo la seguridad pública, en los términos del artículo 21 de la CPEUM: policía preventiva,
municipal y de tránsito. Precisamente la etapa en donde se enmarca la seguridad ciudadana.

• Dichas atribuciones preventivas se establecen en los Bandos de Policía y Buen Gobierno, los cuales tienen por
objetivo mantener el orden público al interior del territorio del municipio considerando sus especificidades
sociales, culturales, económicas y urbanísticas.

El gobierno municipal es una institución que guarda un potencial importante poco explotado para combatir a la

XCII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

delincuencia, contando con elementos únicos y marcos jurídicos básicos para el diseño de políticas endógenas de
seguridad ciudadana.

Esto no significa que los municipios tienen que actuar de forma independiente y descoordinada con las
instituciones federales de seguridad, al contrario, pueden formar parte de una estrategia nacional de seguridad
pero en donde tengan un rol central en la prevención integral del delito, entendiendo que no todos los delitos,
especialmente los trasnacionales, pueden tener un trato netamente municipal, sin embargo, en estos casos, la
federación tendrá que asumir un rol de asistencia técnica y de coordinación y no por encima de las competencias
municipales.

En la actualidad la tendencia del gobierno federal de centralizar la seguridad pública está desplazando al
gobierno municipal de su papel estratégico en el mejoramiento de la calidad de vida de la población. En este
punto vale la pena cuestionarse lo siguiente: ¿las fuerzas federales por su concepción nacional cuentan con la
preparación, información y sensibilidad necesarias para regular la convivencia comunitaria en los territorios
municipales?

Por su origen multicausal la delincuencia requiere de la instrumentación de políticas públicas para desarrollar la
calidad de vida de la población. Esto implica invariablemente la prestación eficaz de los servicios públicos;
obligación insoslayable de los gobiernos municipales.

La seguridad ciudadana podrá implementarse de forma concreta cuando entendamos, como asevera Mauricio
Merino (2007), que el municipio es parte del abanico de opciones con las que cuenta el sistema político
mexicano para dar respuesta de forma directa y democrática a los problemas públicos que aquejan a la sociedad
en su conjunto.

En esta investigación hemos explorado de forma general elementos conceptuales mínimos para el diseño de
políticas públicas para prevenir integralmente la delincuencia en nuestro país. Lo que representa un enfoque
distinto que busca el involucramiento de la sociedad en su conjunto en coordinación con la autoridad
gubernamental.

Después de tal recorrido conceptual nos encontramos en posibilidades de elaborar y responder la siguiente
cuestión: ¿cuáles son los conceptos básicos para prevenir integralmente la delincuencia en México? Podemos
enlistar los siguientes: seguridad ciudadana, prevención integral del delito, prevención situacional, social y
comunitaria del delito, gobierno municipal, policías de proximidad, participación ciudadana y servicios públicos.

Ahora bien: ¿por qué en la etapa del diseño de políticas públicas? Porque la mencionada fase implica la
definición y comprensión del problema público a la luz de sus origines, con la finalidad de estar en condiciones
de proponer ideas creativas y viables para solucionarlo de forma eficiente y democrática. En esta etapa es donde
tienen cabida los conceptos de la seguridad ciudadana en las políticas públicas.

Nuestro trabajo se ha limitado a describir ideas bajo una metodología descriptiva. En futuros trabajos será

XCIII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

necesario desarrollar análisis cuantitativos y cualitativos de las políticas de seguridad pública adoptadas por el
gobierno federal, estatal y municipal en términos de diagnóstico, diseño, implementación y evaluación. Para
tener información sobre las condiciones institucionales en las que se encuentran los gobiernos municipales en el
país y seguir avanzando en nuestros estudios sobre cómo llevar los elementos de la seguridad ciudadana al
terreno del gobierno local en México de forma viable y concreta.

La delincuencia constituye un reto oceánico para todos. Pensamos, sin embargo, que es posible dinamizar la
realidad social con trabajo comprometido, solidez en nuestras convicciones e ideas innovadoras. En México
tenemos Constitución Política, espacios territoriales y nuevos actores sociales para diseñar e instrumentar
prácticas democráticas en materia de seguridad individual y colectiva.

Para Finalizar

Las políticas, programas, y estrategias del sistema de seguridad y justicia en México, presentan un soporte
teórico y conceptual insuficiente, lo cual se traduce en una debilidad para la adecuada formulación de las
mismas. Los documentos oficiales, en los cuales se exponen programas, estrategias y acciones para el combate al
crimen no reflejan un conocimiento acerca de la magnitud del problema de la inseguridad, y es evidente que
tampoco toman en cuenta la literatura especializada existente para poder ofrecer una base teórica que permita la
elaboración de un diagnóstico a fondo. Por ello:

Se desprende de la lectura de los artículos 21 y 115 de la Constitución Mexicana que una de las principales
atribuciones del Municipio es la de prestar el servicio de seguridad pública, responsabilidad a cuya atención
concurren las autoridades de los tres órdenes de gobierno, así como los sectores social y privado de la Entidad,
ya que tiende a asegurar una adecuada atención a la población y su entorno, ante situaciones apremiantes.

La seguridad pública, ejercida por los cuerpos de seguridad pública, tiene por objeto salvaguardar la integridad y
derechos de las personas, así como preservar las libertades, el orden y la paz públicos, considerándola de esta
manera como una función esencial, de repercusiones nacionales, y por lo tanto, de carácter especial.

La actuación de los cuerpos preventivos de seguridad pública se encuentra alejada de las normas de conducta
que le impone la Ley, degradando su imagen y perdiendo la confianza depositada en ellos, lo cual puede evitarse
implementando los mecanismos necesarios para controlar su actuación pública, mediante unidades
especializadas en éste rubro, sí es que se quiere seguir fortaleciendo la confianza ciudadana en las instituciones.

Debe reconocerse que el objetivo de la seguridad pública no se ha cumplido cabalmente, pues en diversas
ocasiones la sociedad y el mismo gobierno han manifestado su rechazo hacia la actuación de los malos
elementos de los cuerpos de seguridad pública, quienes en muchas ocasiones han aprovechado sus cargos para
ofender a la sociedad, ya sea propiciando la impunidad o bien cometiendo ilícitos.

No es adecuado ni recomendable diseñar políticas generales en materia de seguridad pública con la idea de

XCIV
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

aplicarlas en todo el territorio nacional, debido a que los problemas que genera la inseguridad pública son tan
variados como regiones hay en el país, y según el contexto que prevalezca en cada una.

La seguridad pública, debe relacionarse con la administración pública, sea federal, estatal y municipal, quienes
serán los entes públicos de proporcionarla a la población en un determinado territorio competencial.

La seguridad pública, no es la simple función de la vigilancia preventiva, es la administración, organización,


operación, funcionamiento, coordinación y supervisión de los cuerpos policíacos, encaminada a la procuración
de la integridad de los ciudadanos, derechos y bienes, así como a la preservación de las libertades, el orden y la
paz públicos con estricto apego a los derechos humanos.

La administración pública municipal, es la que definirá los programas y acciones encaminados a proporcionar
los servicios públicos suficientes y de calidad, que tiendan al mejoramiento y progreso de las condiciones de
vida de sus habitantes dentro del territorio municipal.

El primer nivel de gobierno, debe atender los reclamos de la población, con la finalidad de generar la
credibilidad en sus dependencias públicas, sin que se aparte de los criterios y principios que deben orientar su
quehacer público.

El desencadenamiento de la vagancia y delincuencia en el territorio municipal, se debe en gran parte a la pobreza


existente, que es consecuencia de un modelo de desarrollo económico desigual; El ayuntamiento, deberá crear
sistemas productivos que hagan viable la utilización de mano de obra de los habitantes en aptitud de trabajar, a
fin de lograr mejores condiciones de vida.

El poder no se basa en la figura policial, como erróneamente se ha creído; El poder es el imperio, dominio,
suprema potestad rectora, y el policía constituye la facultad administrativa operativa que tiene por objeto la
procuración de la seguridad en general, evitando la generación de la delincuencia.

La actualización de la seguridad pública municipal, se debe llevar a cabo en su nivel más extenso, estableciendo
principios rectores que tiendan a constituir programas dinámicos, cuyo principal objetivo sea crear una policía
sana, equilibrada, leal y competencial cuyo resultado sea el abatimiento de la delincuencia, con estricto apego al
marco legal.

La dependencia pública municipal, encargada de proporcionar la seguridad pública, además de contar con
apropiadas instalaciones y equipo, debe proponer al ayuntamiento la creación de un colegio de policía municipal,
donde se proporcione a los elementos de los grupos policíacos, capacitación y adiestramiento en el uso y manejo
de armamento y vehículos, estrategias operativas para combatir el crimen organizado, instrucción académica en
general, así como el conocimiento de instrumentos jurídicos para acciones eficaces, acordes a las políticas de
seguridad pública.

Los policías municipales en su actuar, deben observar la legislación que regule sus actos y conductas, su
presencia no es infundir temor entre los habitantes del territorio municipal, sino que su proceder debe ser con

XCV
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

apego al respeto de los derechos humanos.

La ciudadanía debe interactuar con la dependencia de seguridad pública municipal, a fin de trabajar
conjuntamente, tanto en la inspección de operativos policiales, así como de informar a la autoridad las zonas de
mayor riesgo delictivo; en este sentido, se sumarán esfuerzos donde gradualmente se forme una actitud de
armonía en el territorio municipal.

La seguridad pública promueve otras reflexiones. Una de ellas, la más inquietante, tiene que ver con la relación
entre el hombre y el Estado en el ámbito penal o cuasipenal, en el que se cifra una buena parte de la carga de
proveer seguridad. Pero no se puede gobernar con el Código Penal en la mano, y sería muy preocupante que en
aras de la seguridad diésemos marcha atrás a las manecillas del reloj, que han venido avanzando con infinitos
tropiezos en el curso de dos siglos, y redujéramos el sistema de derechos y garantías de carácter.

Uno de los grandes temas será el papel del sistema penal en el control social. Quienes lo supusieron resuelto bajo
el concepto de derecho penal democrático vuelven al estado de alerta. Hay que reexplicar la mutua simpatía
entre derechos humanos y seguridad pública, deshaciendo el falso dilema hacia el que se ha deslizado este
asunto. La Constitución, los derechos humanos, las garantías individuales, el amparo, el Ombudsman no son el
enemigo de la seguridad. Si llegásemos a otra conclusión habríamos iniciado el desmontaje del Estado de
derecho.

Líneas de acción en materia de políticas públicas.

Sin lugar a dudas el contexto de violencia y delincuencia que se ha extendido en los últimos años, además de la
corrupción que permea prácticamente a toda la esfera de la administración pública, y que actualmente predomina
en la sociedad mexicana representa para las autoridades un reto considerable, ya que además de instrumentar
mecanismos de protección y restablecimiento de la paz social, se enfrentan a la recuperación de la confianza y
reivindicación de su papel como actor que salvaguarda la integridad de los ciudadanos y contiende las amenazas
que les ponen en riesgo, ante el escenario es preciso establecer estrategias que enlacen y refuercen el proceso
completo de la seguridad pública municipal.

De esta manera se describen las siguientes propuestas que dan lugar a una procuración de la justicia
eficaz y a una eficiente labor de los actores implicados en la seguridad, entendiendo que en el
procedimiento se busca aprovechar las competencias que tienen el Estado para generar condiciones
óptimas en temas de seguridad de tal forma que refuercen las instituciones públicas.

Es importante señalar que se busca que el sistema de seguridad pública realmente se enfoque a la
protección de la sociedad, de tal forma que los ciudadanos vean en este sistema un garante de su
estabilidad.

El hilo conductor de estas propuestas se enfoca a facilitar la aplicación de la justicia, así como la
disminución de la impunidad contando para ello con el respaldo de las instituciones de seguridad pública

XCVI
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

y la reconstrucción del tejido social.

Desde esta perspectiva las propuestas abordan el problema de la inseguridad, violencia e impunidad de
forma integral, tomando en cuenta los múltiples factores que intervienen y el cuidado de los Derechos
Humanos.

PROPUESTA 1.

Reconstrucción del tejido social.

Si tomamos como punto de partida que el principal detonador de la seguridad es el combate de la violencia, la
delincuencia, la impunidad y la corrupción, es más que necesaria la concatenación de las políticas públicas en
todos los niveles al interno del sistema y fuera del mismo, por esta razón se propone involucrar a la sociedad
civil, llevar a cabo acciones comunitarias que recuperen los espacios sociales. Para ello es indispensable la
regeneración de los lazos comunitarios y la apropiación de los espacios públicos, para evitar que esos espacios
sean dominados por la delincuencia.

Hoy en día en que prevalece el individualismo, reforzado por la falta de convivencia y la influencia de las nuevas
tecnologías que aparentemente nos trasladan a escenarios globales y lejanos, nos hace estar más distantes de las
personas con las que convivimos en el día a día. Un sistema democrático busca hacer partícipe a los miembros
de una comunidad; en este sentido los agentes de seguridad pública como miembros de la comunidad bien
pueden ser el enlace de acciones, puesta en común e incluso mediación de conflictos.

La propuesta es llevar a cabo la promoción de acciones que recuperen los espacios sociales y la vida
comunitaria, de tal manera que la comunidad se vea empoderada para el desarrollo y beneficio de sus habitantes.
Esto significa romper el espacio de vacío, la ausencia y la fragmentación, ya que estos elementos dan lugar a la
oportunidad de ser fácilmente aprovechados por el vandalismo y la mafia organizada. Una comunidad que esté
cohesionada alertará de los posibles riesgos o amenazas, cuidándose entre sí y contando con el resguardo de la
autoridad.

De esta manera se restituirá la convivencia y seguridad cotidiana, tejiendo redes sociales comunitarias
contribuye a romper canales oportunidades de financiamiento hormiga a los grupos delincuenciales, un aparente
descuido o vacío da lugar a un mínimo soporte local, que es lo que estos grupos requieren para poder subsistir.

La ciudadanía demanda una policía eficaz y eficiente, meritoria de la confianza y respeto de la sociedad, ya que
son agentes clave del proceso.

Propuesta 2.

Programa de formación policial.

Para contar con policías eficientes en el servicio de la protección de la seguridad, se propone aplicar un
programa de formación que esté significativamente sustentado en la vinculación con la comunidad local,

XCVII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

de tal manera que los elementos policíacos, sean formados para desarrollar conductas de solidaridad y
cercanía a su comunidad, con las que establece vínculos personales e institucionales con la comunidad que
protege; esta capacitación se integrará de valores éticos, respeto y defensa de los Derecho Humanos, así
como capacidad táctica.

Una formación profesional, mejorará los equipos, para ellos mismos y sus familias, ya que la garantía de esta
protegidos como parte de su función central, da certeza a la sociedad en su conjunto. Además, el fortalecimiento
de sus conocimientos repercutirá en su correcta actuación hacia los diferentes grupos de la sociedad.

Es necesario también fomentar la cultura de la denuncia, una vez que en el camino de la recuperación de la
confianza, los ciudadanos, hagan valer sus derechos a partir de un marco legal, a su vez que vigile y evalúe la
actuación tanto del personal de seguridad como de las instituciones de seguridad pública y justicia en su
conjunto.

Así mimo con la creación de cuadros únicos, se prevé que haya una mayor rapidez y eficacia en la capacidad de
respuesta

Como parte de la misma formación es necesario complementar el ciclo con procedimientos de evaluación y
seguimiento que midan los resultados, se evalúen y se mejoren, con el fin de transferir las mejores prácticas así
como reforzar la transparencia y la rendición de cuentas. Monitoreo

Propuesta 3.

Reorientación y modernización de la infraestructura contra el delito. Se propone desarrollar una


geoestructura operativa que no responda a la división política, sino a principios logísticos y de inteligencia
que permita una respuesta más inmediata y eficaz, sustentado en un principio de sustento demográficos...

OTRAS PROPUESTAS:

- REINVIDICAR LOS MECANISMOS de control de confianza, generando dispositivos más eficaces,


eficientes y cercanos a la comunidad, a través de organizaciones de base comunitaria que participen en la
cohesión social y el cuidado en red de los miembros que la integran.

- DESARROLLO DE MECANISMOS DE SEGURIDAD COMUNITARIA, que mediante la interrelación


y trabajo en red, contando con el respaldo y participación de la seguridad pública, hagan frente a los
conflictos derivados de la violencia y delincuencia. A partir de esta experiencia, se podría instrumentar un
observatorio gestionado por la ciudadanía que vigile, supervise y dé seguimiento a las acciones
comunitarias hacia una mejor y mayor seguridad, además de fomentar la cohesión social.

XCVIII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

BIBLIOGRAFÍA

• ABASCAL CARRANZA, Salvador, “Los Desafíos de la Seguridad Pública en México”, Editores


Talleres de Formación Grafica S.A. de C.V., México, 2002.
• ACOSTA ROMERO, Miguel, Derecho Administrativo, México, Ed. Porrúa, décima edición, 1991.
• ACOSTA ROMERO, Miguel, Derecho Administrativo, Parte Especial, Editorial Porrúa, México, 2002.
• ACOSTA ROMERO, Miguel; Teoría General de Derecho Administrativo, Primer Curso; 17a Ed.;
México, Porrúa 2004
• AGUAYO, Sergio, La charola: una historia de los servicios de inteligencia en México, México,
Grijalbo, 2001,413 pp.
• ALBI, Fernando; Derecho Municipal Comparado al Mundo Hispano; Madrid, Ediciones Aguilar 1950
• ALMADA GALLARDO, Ramón David, “H. Policía del Siglo XXI", Fundación Universitaria de
Derecho Administración y Política, S.A., México 2002.
• ANDRADE SÁNCHEZ, Eduardo; Derecho Municipal; ia Ed.; México, Oxford 2006
• ANDRADE SÁNCHEZ, J. Eduardo, “Introducción a la Ciencia Política”, 3a edición, Oxford University
Press S.A. de C.V., México, 2006.
• ARNAIZ, Aurora, “Ciencia del Estado I”, Editorial Libros de México S.A. de C.V., México, 1959.
• AZCÁRATE, Gumersindo; Municipalismo y Regionalismo, Colección Administración y Ciudad;
Madrid, Instituto de Estudios de Administración Local, 1984
• BAILÓN VALDOVINVI, Rosalío, “Derecho Procesal Penal”, 1a Edición, Editorial Limusa Noriega
Editores, México, 2003.
• BARRÓN CRUZ, Martín Gabriel, “Policía y Seguridad en México”, Impresos Chávez S.A., México,
2005.
• BARROW, B.H.; Los Romanos; 2a Ed.; México, Fondo de Cultura Económica 2000
• BENÍTEZ TREVIÑO, Humberto, “Procuración de Justicia”, 3a edición, Editorial Porrúa, México, 1994.
• BODENHEIMER, Edgar, Teoría del Derecho, México-Buenos Aires, Editorial Fondo de Cultura
Económica, 1964.
• BURGOA ORIHUELA, Ignacio; Derecho Constitucional Mexicano; 20a Ed.; México, Porrúa 2001
• CAMPOS CASTELLANOS, Marco Antonio Juan, El Poder de Policía en el Derecho Mexicano,
México, Edita Secretaría de Gobernación, Programa Nacional de Seguridad Publica, Tomo I, 1986.
• CARMONA ROMAY, Adriano; Programa de Gobierno Municipal; 1a Ed.; Cuba, Librería Martí, 1950
• CASTELLANOS, Fernando, "Lineamientos Elementales de Derecho Penal, Parte General", 44- edición,
Editorial Porrúa S.A. de C.V., México, 2003.
• CHABAT, Jorge y BAILEY, John, Compiladores, “Crimen Trasnacional y Seguridad Pública: Desafíos
para México y Estados Unidos”, Plaza & Janés, 1a edición, Editores S.A., México, 2003.

XCIX
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

• CHANONA, Alejandro, La comunidad de seguridad en América del Norte: una perspectiva comparada
con la Unión Europea, México, UNAM-Miguel Ángel Porrúa, 2010, 139 pp.
• CHINOY, Ely, ”La Sociedad, Una Introducción a la Sociología, vigésima segunda Edición, Editorial
Fondo de Cultura Económica, México, 1999.
• CISEN, 20 años de historia: Testimonios, México, 2009, 183 pp.
• CLARK, Robert M., Intelligence analysis: a target-centric approach, Estados Unidos, SAGE-CQ Press,
4a ed., 2013, 432 pp.
• Conferencia Nacional de Gobernadores, Secretaría de Seguridad Pública y Procuraduría General de la
República, Hacia un nuevo sistema integral de combate al crimen organizado. Elementos para una nueva
estrategia y un plan de acción. México, Comisión de Seguridad Pública de la CONAGO, Subcomisión
de combate al crimen organizado, 27 de noviembre de 2006.
• CÓRDOVA, Arnaldo, La Ideología de la Revolución Mexicana, México, Editorial UNAM, 1981.
• CRUZ GAYOSO, Moisés, OCHOA HOFMANN, Alfonso y ROBLES VÁZQUEZ, Jorge, “Teoría
General del Estado”, IURE Editores S.A. de C.V., México, 2006.
• CURCÓ, Felipe, "La Guerra Perdida. Dos Ensayos Críticos sobre la Política de Combate al Crimen
Organizado 2006-2010”, México, Ediciones Coyoacán, Filosofía y Cultura Contemporánea número 49,
primera edición 2010.
• DE LA HIDALGA, Luis, “Teoría General del Estado”, 1a edición, Editorial Porrúa S.A. de C.V.,
México, 2008.
• DE LA MADRID, Miguel; Exposición de Motivos, Iniciativa de Reformas y Adiciones al artículo 115
Constitucional. Cámara de Senadores.
• DE PINA, Rafael, Diccionario de Derecho, México, Editorial Porrúa, décima edición, 1981.
• DELGADILLO GUTIÉRREZ, Luis Humberto. Elementos de Derecho Administrativo, Editorial
Limusa, México, 2000.
• ESQUIVEL, J. Jesús, La DEA en México: Una historia oculta del narcotráfico contada por los agentes,
México, Grijalbo, 2013, 252 pp.
• FRAGA, Gabino; Derecho Administrativo; 45a Ed.; México, Porrúa 2001
• GALENO, Eduardo, Memoria del Fuego, México, Vol. II, "Las Caras y las Máscaras”, Siglo XXI
Editores, primera edición, 1991.
• GARCÍA FERNÁNDEZ, Javier; El Origen del Municipio Constitucional; 1a Ed.; Instituto de Estudios
de Administración Local, Madrid, 1983
• GARCÍA LUNA, Genaro, Para entender el Nuevo Modelo de Seguridad para México, México, Ed.
Nostra, primera edición, primera reimpresión, 2011.
• GARCÍA MÁYNEZ, Eduardo; Introducción al Estudio del Derecho; 60a Ed.; México, Porrúa 2008
• GARCÍA RAMÍREZ Sergio, Molina Piñeiro Luis, Soberanes Fernández José Luís y otros, Historia de la

C
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Procuraduría General de la República. Apuntes y Documentos para la Historia de la Procuraduría


General de la República, México, Edición de la Procuraduría General de la República, 1987.
• GARCÍA RAMÍREZ, Sergio, La Reforma Constitucional (2007-2008) ¿Democracia o autoritarismo?,
México, Ed. Porrúa y Anales de Jurisprudencia y Tribunal superior de Justicia del Distrito Federal,
edición especial, 2009.
• GARDNER, Howard, Estructuras de la mente: la teoría de las inteligencias múltiples, 6a reimp.,
Colombia, 2001, 297 pp.
• GARZA SALINAS Mario y PEÑALOZA PEDRO José, Los Desafíos de la Seguridad Pública en
México, Instituto de Investigaciones Jurídicas, UNAM, México, 2002.
• GONZÁLEZ DE LA VEGA, Rene, Justicia para el Pueblo, México, Edita el Instituto Nacional de
Ciencias Penales, primera edición, 1989.
• GONZÁLEZ FERNÁNDEZ, José Antonio, (Compilador) “Distrito Federal, Sociedad, Gobierno y
Justicia”, la edición, Editorial Miguel Ángel Porrúa, México, 1997.
• GONZÁLEZ FERNÁNDEZ, José Antonio, “Distrito Federal, Sociedad, Gobierno y Justicia”, 1a
edición, Editorial Miguel Ángel Porrúa, México, 1997.
• GRAYSON, George W., ¿Mexico: Narco-Violence and a Failed State?, Nueva Jersey Transaction
Publishers, 4a imp., 339 pp.
• HERMAN, Michael, Intelligence Power in Peace and War, Cambridge, Cambridge University Press,
1996, 414 pp.
• HERNÁNDEZ ISLAS, Juan Andrés, Mitos y Realidades de la Teoría del Delito, México, Ed. Porrúa
México, Tribunal Superior de Justicia, 2011.
• IÑIGO, Alejandro. Bitácora de un Policía (1500-1982), Ensayo histórico, Grupo Editorial Siete, México,
1994.
• KELSEN, Hans, “Teoría General del Derecho y del Estado”, 3a edición, México UNAM, 1969. pág. 224
• KELSEN, Hans; Teoría General del Estado; ia Ed.; México, Ediciones Coyoacán, 2004
• KENT, Sherman, Strategic Intelligence for American World Policy, Estados Unidos, Princeton
University Press, 1966, 226 pp.
• KLEIMAN, Mark. Contención del crimen organizado y no organizado. Instituto Nacional de Ciencias
Penales (INACIPE), México, 2012.
• L. TAMAYO, Jorge, Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia, Selección y Notas,
México, Ed. Presidencia de la República. Primera edición, 1974.
• LABASTIDA, Horacio, “Procuración de Justicia”, Procuraduría General de la República, 1a edición,
Imprenta Aldina, Rosell & Sordo Noriega, S. de R.L., México, 1993.
• LÓPEZ LARA, Eduardo, “300 preguntas y respuestas en materia Procesal Penal”, 5a Edición, Editorial
Sista, México, 2008.

CI
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

• LÓPEZ ROSADO, Felipe, “Introducción a la Sociología, cuadragésima Edición, Editorial Porrúa,


México, 2003.
• LÓPEZ SOSA, Eduardo; Derecho Municipal Mexicano; 2a Ed.; México, Universidad Autónoma del
Estado de México, 1999
• MACEDO, Miguel S., Apuntes para la Historia del Derecho Penal Mexicano, México, Ed. Tribunal
Superior de Justicia del Distrito Federal e Instituto Nacional de Ciencias Penales, primera edición, 2010.
• MANSILLA OLIVARES, Arturo, Fundamentos de Actuación Policial, México, Ed. Secretaría de
Seguridad Pública del Distrito Federal, primera edición, 2006.
• MARTÍN Jorge, Miguel Luis, Análisis histórico y conceptual de las relaciones entre la inteligencia y la
razón: Tesis doctoral, Málaga, Universidad de Málaga, 2007, 738 pp. Disponible en:
http://riuma.uma.es/xmlui/bitstream/handle/10630/2666/1685391x.pdf;¡sessionid=4
8D4D2C3FA76C7F98996E29DFC17C46D?sequence=1, [consulta: 8 de octubre del 2015].
• MARTÍNEZ DE MURGUÍA, Beatriz, “La Policía en México ¿Orden Social o Criminalidad?”, Editorial
Planeta, México 1999.
• MARTÍNEZ GARNELO, Jesús, “Seguridad Pública Nacional”, 1a edición, Editorial Porrúa S.A. de
C.V., México, 1999.
• MARTÍNEZ GARNELO, Jesús, Policía Nacional Investigadora del Delito, México, Ed. Porrúa, 2003.
• MARTÍNEZ MORALES, Rafael. Derecho Administrativo, 5a edición, Editorial Harla, México, 2009.
• MOMMSEN, Teodoro; El Mundo de los Césares; ia Ed.; México, Fondo de Cultura Económica, 2004
• MUÑIZ Sodre, Sociedad, cultura y violencia, Editorial Norma, Bogotá, 2001.
• NACIF MINA, Jorge. La policía en la Historia de la Ciudad de México (1524-1928), Desarrollo Social,
Socicultur, México, 1986.
• OCHOA CAMPOS, Moisés; La Reforma Municipal; 4a. Ed.; México, Porrúa 1985
• ORTEGA, Carlos. “El empleo de la inteligencia naval para la seguridad nacional”, en: SEMAR
Inteligencia estratégica: retos y oportunidades para México, CESNAV, 2014, p. 7.
• PEÑALOZA, Pedro José, “Notas Graves y Agudas de la Seguridad Pública”, Instituto de Ciencias
Penales, Editorial Impresos Chávez, México, 2003.
• PIAGET, Jean, "A Dónde Va la Educación", 2- edición, Editorial Teide, S.A., México 1985.
• POSADA, Adolfo; El Régimen Municipal de la Ciudad Moderna; 1a Ed.; Madrid, Librería General de
Victoriano Suárez 1936;
• QUINTANA ROLDÁN, Carlos F.; Derecho Municipal; 5a Ed.; Porrúa, México 2001
• RAMÍREZ MARÍN, Juan, “Seguridad Pública y Constitución”, Editorial Porrúa S.A. de C.V., México,
2003.
• RECASEHS SICHES, Luis, “Tratado General de Sociología”, vigésima séptima Edición, Editorial
Porrúa, México, 1999.

CII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

• RENDÓN HUERTA BARRERA, Teresita; Derecho Municipal; 1a Ed.; México, Porrúa 1985
• REYES, Tépach, El Presupuesto Público Federal para la FUNCIÓN SEGURIDAD NACIONAL, 2015,
Cámara de Diputados, Dirección de Servicios de Investigación y Análisis, 2015, URL:
http://www.diputados.gob.mx/sedia/sia/se/SAE-ISS-03-15.pdf, [consulta: 4 de febrero de 2016].
• REYES, Tépach. El Presupuesto Público Federal para la FUNCIÓN SEGURIDAD NACIONAL, 2016,
Cámara de Diputados, Dirección de Servicios de Investigación y Análisis, 2015, p. 23. URL:
http://www.diputados.gob.mx/sedia/sia/se/SAE-ISS-23- 15.pdf, [consulta: 4 de febrero de 2016].
• ROBLES MARTÍNEZ, Reynaldo; El Municipio; 5a Ed.; México, Porrúa 2002
• ROUSSEAU, Jean Jacques, “El Contrato Social”, Editorial Edimat Libros, S.A., España, 2000.
• ROUSSEAU, Jean Jacques, “El Contrato Social”, Editorial R.B.A. Proyectos Editores, S.A., España,
1985.
• SALAZAR ANAYA, Delia y Hernández y Lazo, Begoña C., Guía del fondo de la Secretaría de
Gobernación. Sección: Dirección de Investigaciones Políticas y Sociales, 1920-1952, México, Instituto
Nacional de Antropología e Historia, Dirección de Publicaciones de la Coordinación Nacional de
Difusión, 2006, 40 pp. Disponible en:
http://www.estudioshistoricos.inah.gob.mx/guia/INTRODGIPSCOMP.pdf, [consulta: 8 de octubre del
2015].
• SALAZAR, Ana María, “Seguridad Nacional Hoy”, la edición, Editorial Nuevo Siglo Aguilar, México,
2002.
• SANDOVAL ULLOA, José G., “Introducción al Estudio del Sistema Nacional de Seguridad Pública”,
2a edición, J.M. Impresión y Diseño S.A., México, 2000.
• SANTOS, Mario, El modelo general de administración estratégica de la seguridad nacional
multidimensional, Secretaría de Marina-Armada de México (SEMAR)- Centro de Estudios Superiores
Navales (CESNAV), 344 p.
• Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal y Oficina en México del Alto Comisionado de las
Naciones Unidas para los Derechos Humanos (2014). Indicadores sobre Seguridad Ciudadana y
Derechos Humanos de la SSPDF, México.
• SEELKE, CLARE R. y Finklea, Kristin U.S.-Mexican Security Cooperation: The Merida Initiative and
Beyond, United States, Congressional Research Service, 7 de mayo del 2015, 27 pp. Disponible en:
https://www.fas.org/sgp/crs/row/R41349.pdf, [consulta: 8 de octubre del 2015].
• SERRA ROJAS, Andrés, “Diccionario de Ciencia Política”, Tomo I, Editorial Más Actual Mexicana de
Ediciones S.A. de C.V. México, 1997.
• SERRA ROJAS, Andrés, “Teoría del Estado”, 15a edición, Editorial Porrúa S.A. de C.V., México,
2000.
• SERRA ROJAS, Andrés, “Teoría General de Estado”, Editorial Porrúa S.A., México, 1964.

CIII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

• SERRA ROJAS, Andrés, Derecho Administrativo, México, Ed. Porrúa. decimocuarta edición, 1988.
• SERRA ROJAS, Andrés; Derecho Administrativo, Primer Curso; 24a Ed.; México, Porrúa 2006
• STRASSER, Carlos, “Teoría del Estado”, Abeledo-Perrot, Buenos Aires, República de Argentina, 1997.
• SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA NACIÓN, “Las Garantías de Seguridad Jurídica”, 1a
Edición, Impresora y Encuadernación, Nuevo Milenio, México, 2003.
• TAPIA IBARRA, Armando, “Práctica Forense del Ministerio Público de los Fueros Común, Federal y
Militar”, 3a edición, Editorial Sista, México, 2005.
• TELLO PEÓN, Jorge Enrique (coord.), Inteligencia estratégica en el contexto mexicano, México, Plaza
y Valdés, México, 2012, 128 pp.
• TENA RAMÍREZ, Felipe, Leyes Fundamentales de México 1808-1985, México, Ed. Porrúa, décimo
tercera edición, 1985.
• TENA RAMÍREZ, Felipe; Leyes Fundamentales de México; 14a Ed.; México Porrúa 1987
• V. CASTRO, Juventino, “La Procuración de Justicia”, 2a Edición, Editorial Porrúa S.A., México, 1997.
• V. CASTRO, Juventino, El Ministerio Público en México, México, Ed. Porrúa, primera edición, 1976.
• VALDÉS, Guillermo. Historia del narcotráfico en México, México, Aguilar, 2013, 483 pp.
• VALLES MEDINA, Patricia, “La Moral y El Estado”, Universidad Guadalajara, Dirección de
Publicaciones, México, 1993.
• VANDERSCHUEREN, Franz. Et, al. Guía para la prevención local: hacia políticas de cohesión social y
seguridad ciudadana. Organización de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos, Chile,
2009.
• Vega G., Gerardo C. R., Seguridad nacional: concepto, organización, método, México, Secretaría de la
Defensa Nacional, 2000, 403 pp.
• WRIGTH, Deil, "Para entender las Relaciones Intergubernamentales”, México, Fondo de Cultura
Económica, 1997.
• YÁÑEZ ROMERO, José Arturo y otros, “Guardia Nacional y Policía Preventiva, Dos Problemas de
Seguridad en México”, Instituto Nacional de Ciencias Penales, México 2004.

Capítulos de libros

• Medina, L., (2010). Ruptura y cambio. En L. Medina, Hacia el nuevo Estado, (241-266). México: FCE.
• Pimentel, Stanley A. “Mexico's Legacy of Corruption”, en: Godson, Roy (ed.), Menace to Society:
Political-criminal Collaboration Around the World, Estados Unidos, National Strategy Information
Center, 2003, pp. 175-197.
• Villa, Manuel, “Los cambios internos y externos en el periodo posterior a la guerra fría y las políticas e
instituciones mexicanas de seguridad nacional” en: Aguayo, Sergio y Bailey, John (coords.), Las
seguridades de México y Estados Unidos en un momento de transición, México, Siglo XXI, 1997, 346

CIV
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

pp.

Legislación

• Código de Procedimientos Penales para el Distrito Federal. Publicado en el Diario Oficial de la


Federación, el día 29 de agosto de 1931.
• Código de Procedimientos Penales para el Estado de Aguascalientes. Publicado en el Suplemento al
Número 15, del Periódico Oficial del Estado de Aguascalientes, el 12 de abril de 1992.
• Código de Procedimientos Penales para el Estado de Baja California. Publicado en el Periódico Oficial
No. 23, de fecha 20 de Agosto de 1989, Sección III, Tomo XCVI
• Código de Procedimientos Penales para el Estado de Baja California Sur. Publicado en el Boletín Oficial
del Estado de Baja California Sur, el día 21 de diciembre de 1992.
• Código de Procedimientos Penales para el Estado de Campeche. Expedido por Decreto número 66 del
día 3 de diciembre de 1975, de la XLVIII Legislatura. Entró en vigor el día 2 de enero de 1976, según
Acuerdo del Ejecutivo del estado el día 12 de diciembre de 1975, publicado en el Periódico Oficial del
Gobierno del Estado el día 16 de diciembre de 1975.
• Código de Procedimientos Penales para el Estado de Chiapas. Publicado en el Periódico Oficial del
Estado, el día 12 de febrero de 1938.
• Código de Procedimientos Penales para el Estado de México. Publicado en la "Gaceta del Gobierno”, el
1° de septiembre de 2000)
• Código Penal para el Distrito Federal. Publicado en la Gaceta Oficial del Distrito Federal el 16 de julio
de 2002
• Código Procesal Penal para el Estado de Durango. Publicado en el Periódico Oficial número 11,
Extraordinario del día 5 de diciembre del 2008.
• Código Procesal Penal para el Estado de Oaxaca. Publicado en la Cuarta Sección del Periódico Oficial
del Estado de Oaxaca, el sábado 9 de septiembre del 2006.
• Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, Editorial Porrúa, 158a edición, México, 2009.
• Constitución Política del Estado de Guerrero.
• Declaración Universal de las Naciones Unidas, http: // www.un.org/es/documents/udhr/index.shtml.
• Ley de Cultura Cívica en el Distrito Federal. Publicada en la Gaceta Oficial del Distrito Federal, el día
31 de mayo del 2004.
• Ley de Seguridad Nacional, Diario Oficial de la Federación, núm. 21, tomo 616, Primera Sección, 31 de
enero de 2005, pp. 2-11. Disponible en:
http://www.dof.gob.mx/index.php?vear=2005&month=01&dav=31, [consulta: 8 de octubre del 2015].
• Ley de Seguridad Nacional. http://www.ordenjuridico.gob.mx/
• Ley de Seguridad Pública del Distrito Federal. Publicada en el Diario Oficial de la Federación el 19 de

CV
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

julio de 1993.
• Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada.
• Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública del Distrito Federal, Ediciones Fiscales ISEF,
S.A., México 2009.
• Ley general que establece las bases de Coordinación del Sistema Nacional de Seguridad Pública,
• Ley Orgánica de la Administración Pública Federal. http://www.ordebjuridico.gob.mx
• Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación. http://www.ordenjuridico.gob.mx/
• Ley Orgánica del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal. http://www.ordenjuridico.gob.mx/
• Ley Orgánica Municipal del Estado de México
• Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012
• Programa para la Seguridad Nacional 2014-2018: Una política multidimensional para México en el siglo
XXI, Diario Oficial de la Federación, núm. 24, tomo 727, 30 de abril de 2014, pp. 2-46. Disponible en:
http://www.dof.gob.mx/index.php?vear=2014&month=04&dav=30&edicion=MAT, [consulta: 8 de
octubre de 2015].
• Reglamento interior de la Secretaría de Gobernación, Diario Oficial de la Federación, núm. 38, tomo
391, Segunda Sección, 21 de agosto de 1985, pp. 51-76. Disponible en:
http://www.dof.gob.mx/index.php?vear=1985&month=08&dav=21, [consulta: 8 de octubre del 2015].
• Reglamento interior de la Secretaría de Gobernación, Diario Oficial de la Federación, núm. 9, tomo 425,
13 de febrero de 1989, pp. 25-40. Disponible en:
http://www.dof.gob.mx/index.php?vear=1989&month=02&dav=13, [consulta: 8 de octubre del 2015].

Legislación Abrogada

• Aclaración del Departamento del Distrito Federal al Reglamento de la Policía Preventiva del Distrito
Federal. Publicado el 6 de julio de 1984. Diario Oficial. T. CCCLXXIII, No.27, Poder Ejecutivo,
Departamento del Distrito Federal, México, D.F., martes 7 de agosto de 1984.
• Acuerdo Autorizando el Establecimiento de una Escuela Técnica de Policía. Diario Oficial. T. XXIV,
No. 56. Poder Ejecutivo, Gobierno del Distrito Federal, México, D.F., viernes 6 de julio de 1923.
• Acuerdo las Atribuciones de los Inspectores Generales de Policía Reglamentando. Diario Oficial. T.
XXI, No. 15. Poder Ejecutivo, Gobierno del Distrito Federal, México, D.F., viernes 19 de mayo de p.
218.
• Acuerdo por el cual se fijan las bases para el funcionamiento de la Escuela Técnica de Policía. Diario
Oficial. T. XL, No. 38. Sección 1a Poder Ejecutivo, Gobierno del Distrito Federal, México, D.F.,
Miércoles 16 de febrero de 1927.
• Acuerdo por el que se dan a conocer las Atribuciones de los Inspectores Generales de Policía
Reglamentando. Diario Oficial. T. XXI, No. 15. Poder Ejecutivo, Gobierno del Distrito Federal, México,

CVI
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

D.F., viernes 19 de mayo de 1922.


• Acuerdo por el que se dan a conocer las denominaciones que a partir del día 21 de abril de 1923,
tomarán las dos Subcomisarias Auxiliares de
• Decreto previniendo que los Inspectores de Limpia y Transportes del Distrito Federal quedarán sujetos a
las normas que rigen a la Policía Preventiva. Diario Oficial. T. CXXIX, No. 16, 1a Sección. Poder
Ejecutivo, Departamento del Distrito Federal. México, D.F., Miércoles 19 de noviembre de 1941.
• Decreto que crea la Comisión Técnica Consultiva de la Policía del Distrito Federal. Diario Oficial. T.
CLXXI, No. 37, Sección 1a. Poder Ejecutivo, Secretaría de Gobernación, México, D.F., martes 14 de
diciembre de 1948.
• Decreto que deroga el artículo 12 del Reglamento Orgánico de la Policía Preventiva del Distrito Federal.
Diario Oficial. T. CXXI, No. 21. Poder Ejecutivo, Departamento del Distrito Federal. México, D.F.,
Miércoles 24 de julio de 1940.
• Decreto que deroga el artículo 39 del Reglamento de la Policía Preventiva del Distrito Federal. Diario
Oficial. T. CXXI, No. 48. Sección 1a. Poder Ejecutivo, Departamento del Distrito Federal. México,
D.F., Sábado 25 de abril de 1942.
• Decreto que dispone que todo el personal de Jefes, Oficiales e individuos de tropa que integran el grupo
de la Policía Auxiliar del Distrito Federal, encargado de cuidar en la vía pública los vehículos de
propiedad particular, quede bajo las órdenes de la Dirección de Tránsito y Transportes. Diario Oficial. T.
CLXXV, No. 2. Poder Ejecutivo. Departamento del Distrito Federal. México, D.F., Sábado 2 de julio de
1949.
• Decreto que faculta al Ejecutivo Federal para reformar la Ley Orgánica del Ministerio Público del
Distrito y Territorios Federales. Diario Oficial. T. LXXXVII, No. 49, Sección la. Poder Ejecutivo,
Secretaría de Gobernación, México, D.F., Lunes 31 de diciembre de 1934.
• Decreto que reforma el artículo 243 del Reglamento de la Policía Preventiva. Diario Oficial. T.
CXXXVI, No. 38. Poder Ejecutivo, Departamento del Distrito Federal, México, D.F., Martes 16 de
febrero de 1943.
• Decreto que reforma el artículo 36 del reglamento de la Policía del Distrito Federal. Diario Oficial. T.
CXLIII, No. 12. Sección 2a. Poder Ejecutivo, Departamento del Distrito Federal, México, D.F., martes
14 de marzo de 1944.
• Decreto que reforma la Ley Orgánica del Ministerio Público del Distrito y Territorios Federales. Diario
Oficial. T. CLIX, No. 50, Sección 6a. Poder Ejecutivo, Secretaría de Gobernación, México, D.F., lunes
31 de diciembre de 1934.
• Decreto que reforma la Ley Orgánica del Ministerio Público del Distrito y Territorios Federales. Diario
Oficial. T. LXXXVIII, No. I, Sección 3a. Poder Ejecutivo, Secretaría de Gobernación, México, D.F.,
Martes 1° de enero de 1935.

CVII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

• Decreto que reforma la Ley Orgánica del Ministerio Público en el Fuero Común del Distrito y
Territorios Federales. Diario Oficial. T. LXVII, No. 53, Poder Ejecutivo, Secretaría de Gobernación,
México, D.F., lunes 31 de agosto de 1931.
• Decreto reformando la Ley Orgánica del Ministerio Público del Distrito y Territorios Federales, de 9 de
septiembre de 1919. Diario Oficial. T. XXVIII, No. 65, Poder Ejecutivo, Secretaría de Gobernación,
México, D.F., Miércoles 19 de noviembre de 1924.
• Diario El Siglo Diecinueve. Sexta Época, año vigésimo tercero. T. quinto. Número 844. México, viernes
8 de mayo de 1863, p. 6.
• Ley de Organización del Distrito y Territorios Federales. Diario Oficial. T. V. No. 87. 4a Época. Poder
Ejecutivo, Secretaría de Gobernación, México, D.F., sábado 14 de abril de 1917.
• Ley Orgánica del Departamento del Distrito Federal, Reglamentaria de la Base Primera, fracción VI, del
artículo 73 Constitucional. Diario Oficial. T. CXXIX, No. 50. Sección 5a. Poder Ejecutivo,
Departamento del Distrito Federal. México, D.F., Miércoles 31 de diciembre de 1941.
• Ley Orgánica del Departamento del Distrito Federal, Reglamentaria de la Base 1a, fracción VI, del
artículo 73 de la Constitución. Diario Oficial de la Federación, 29 de diciembre de 1970.
• Ley Orgánica del Departamento del Distrito Federal. Diario Oficial de la Federación. 29 de diciembre de
1978.
• Ley Orgánica del Distrito y de los Territorios Federales. Diario Oficial. T. LII, No. 4. 2a Sección Poder
Ejecutivo, Secretaría de Gobernación, México, D.F., sábado 5 de enero del 1929.
• Ley Orgánica del Ministerio Público del Distrito y Territorios Federales. Diario Oficial. T. XIII, No. 12,
Poder Ejecutivo, Secretaría de Gobernación, México, D.F., sábado 13 de septiembre de 1919.
• Ley Orgánica del Ministerio Público Federal. Diario Oficial. T. CXXX, No. 10, Sección la. Poder
Ejecutivo, Secretaría de Gobernación, México, D.F., martes 13 de enero de 1942.
• Ordenanza General para los Cuerpos de Policía que contiene el Reglamento para el Servicio de Ciudad,
Reglamento de estaciones de Policía y el Reglamento del Cuerpo de Bomberos. Diario Oficial. T. XX,
No. 45. Poder Ejecutivo, Gobierno del Distrito Federal, México, D.F., jueves 23 de febrero de 1922.
• Policía de reciente creación. Diario Oficial. T. XXIV, No. 3. Poder Ejecutivo, Gobierno del Distrito
Federal, México, D.F., viernes 4 de mayo de 1923.
• Reglamento de la Policía Preventiva del Distrito Federal. Diario Oficial. T. CCCLXX, No. 5, Poder
Ejecutivo, Departamento del Distrito Federal, México, D.F., Viernes 6 de julio de 1984.
• Reglamento de Policía para el Juego de Pelota en Frontón. Diario Oficial. T. CLI, No. 28. Poder
Ejecutivo, Departamento del Distrito Federal, México, D.F., jueves 2 de agosto de 1945.
• Reglamento de Vigilantes del Orden Público dado en Méjico a 20 días de diciembre de 1828.
• Reglamento del Decreto de 9 de noviembre de 1854. Policía en General 1852 a 1865. T. 7. Expedientes
410 al 503. Archivo Municipal de México, pp. 1-16 .

CVIII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

• Reglamento Interior de la Administración Pública del Distrito Federal. Publicado en el Diario Oficial de
la Federación el 15 de septiembre de 1995.
• Reglamento Interior del Departamento del Distrito Federal. Diario Oficial de la Federación. 6 de febrero
de 1979.
• Reglamento Interior del Departamento del Distrito Federal. Publicado en el Diario Oficial de la
Federación el 17 de enero de 1984.
• Reglamento Interior del Departamento del Distrito Federal. Publicado en el Diario Oficial de la
Federación el 26 de agosto de 1985.
• Reglamento Orgánico de la Policía Preventiva del Distrito Federal. Diario Oficial. T. CXVI, No. 40.
Poder Ejecutivo, Departamento del Distrito Federal, México, D.F., jueves 19 de octubre de 1919.
• Otros documentos oficiales
• Objetivo 1.2. Garantizar la seguridad nacional, en: Presidencia de la República, Tercer Informe de
Gobierno 2014-2015. Disponible en: http://www.presidencia.gob.mx/tercerinforme/. [consulta: 8 de
octubre del 2015].
• Naciones Unidas, Convención de las Naciones Unidas contra la delincuencia organizada trasnacional y
sus protocolos, Nueva York, Oficina contra la Droga y el Delito, 2004, 85 pp. Disponible en:
https://www.unodc.org/documents/treaties/UNTOC/Publications/TOC%20Conventi on/TOCebook-
s.pdf, [consulta: 8 de octubre del 2015].
• Senado de los Estados Unidos, "Investigative Report Criticizes Counterterrorism Reporting, Waste at
State & Local Intelligence Fusion Centers”, Comité sobre Seguridad Interior y Asuntos del Gobierno, 3
de octubre de 2012. Disponible en:
http://www.hsgac.senate.gov/subcommittees/investigations/media/investigative- report-criticizes-
counterterrorism-reporting-waste-at-state-and-local-intelligence- fusion-centers, [consulta: 8 de octubre
del 2015].
• Acuerdos, Convenios, Convenciones, Pactos, Protocolos y Tratados Internacionales Códigos, Planes
Nacionales de Desarrollo, Decretos y Jurisprudencia.
• Acuerdo número A/003/10, del C. Procurador General de la República por el que se da por concluida la
operación de las unidades mixtas de Atención al Narcomenudeo (UMAN) e inicia la operación de los
Centros de Operación Estratégica. Publicado en el Diario Oficial de la Federación el 3 de febrero del
2010.
• Acuerdos tomados en la XVIII Reunión Ordinaria de la Conferencia Nacional de Gobernadores
(CONAGO)
• Código Civil Federal. Código publicado en el Diario Oficial de la Federación en cuatro partes los días 26
de mayo, 14 de julio, 3 y 31 de agosto de 1928
• Código Federal de Procedimientos Penales. Código publicado en el Diario Oficial de la Federación el 30

CIX
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

de agosto de 1934
• Código Penal Federal. Publicado en el Diario Oficial de la Federación el 14 de agosto de 1931
• Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Publicada en el Diario Oficial de la Federación
el lunes 5 de febrero de 1917.
• Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Publicada en el Diario Oficial de la Federación
el día 29 de mayo del 2009.
• Decreto por el que se reforman los artículos 19, 20 y 73 de la Constitución Política de los Estados
Unidos Mexicanos. Publicado en el Diario Oficial de la Federación el día 14de julio del 2011.
• Decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Constitución Política de los
Estados Unidos Mexicanos. Publicado en el Diario oficial de la Federación el día 18 de junio del 2008.
• Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley General de Salud,
del Código Penal Federal y del Código Federal de Procedimientos Penales. Publicado en el Diario
Oficial de la Federación el día 20 de agosto del 2009.
• Jurisprudencia Administrativa Primera, Segunda Y Tercera Época 1987/2004, Tercera Edición 2005,
publicación del Tribunal de lo Contencioso Administrativo del Estado de México. Publicación Oficial.
• Ley de Seguridad Nacional. Publicada en el Diario Oficial de la Federación el 31 de enero del 2005.
• Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada. Publicada en el Diario Oficial de la Federación, el día 7
de noviembre de 1996.
• Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos. Publicada en el Diario Oficial de la Federación el 11 de
enero de 1972.
• Ley Federal de Extinción de Dominio Reglamentaria del artículo 22 de la de la Constitución Política de
los Estados Unidos Mexicanos.
• Ley federal del Procedimiento Administrativo. Publicada en el Diario Oficial de la Federación, el día 4
de agosto de 1994.
• Ley General de Salud. Publicada en el Diario Oficial de la Federación el día 7 de febrero de 1984.
• Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública. Publicada en el Diario Oficial de la Federación
el día 2 de enero del 2009.
• Ley General para prevenir y Sancionar los delitos en materia de secuestro, Reglamentaria de la Fracción
XXI del Artículo 73 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Publicada en el
Diario Oficial de la Federación, el día 30 de noviembre del 2010.
• Ley Orgánica de la Administración Pública Federal. Publicada en el Diario Oficial de la federación el
día 29 de diciembre de 1976.
• Ley Orgánica del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos. Publicada en el Diario Oficial de la Federación el
día 26 de diciembre de 1986.
• Suprema Corte de Justicia de la Nación. Semanario Judicial de la federación y su Gaceta XVI, Agosto

CX
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

de 2002, p. 14. Tesis: P. XXXV/2002, Tesis Aislada. Materia (S): Constitucional, Penal. PRESUNCIÓN
DE INOCENCIA. EL principio relativo se contiene de manera implícita EN la constitución federal.
• Suprema Corte de Justicia de la Nación. Semanario judicial y su Gaceta XI. Novena Época. Registro:
192080. Instancia: Pleno. Jurisprudencia. Abril de 2000. Materia(s): Constitucional. Tesis: P./J. 38/2000.
p. 549.

Hemerografía

• 83 mil muertos del narco en sexenio de Calderón: Semanario Zeta. 27 de noviembre de


2012.http://www.animalpolitico.com/2012/11/83-mil-muertos-por-el-narco-en-sexenio-de-calderon-
semanario-zeta/
• Arroyo Juárez. Mario. Urge cambiar la estrategia. Periódico Reforma. Domingo 18 de mayo del 2008.
• Arzaluz, S., (1996). Los gobiernos municipales y alternancia política en ciudades mexicanas. Revista
Frontera norte, 8, 103-124.
• Ávila Negrón, Santiago, Análisis Jurídico del Arraigo, Derecho Penal Mínimo, Revista de Análisis
Jurídico Penal, Actualidades en el Derecho Penal Mexicano, Número 7, enero del 2007, México Si son
nombres de revistas falta entonces el título de los artículos consultados.
• Buzan, Barry, "New Patterns of Global Security in the Twenty-First Century”, International Affairs,
núm. 3, vol. 67, 1990, pp. 431-451.
• Grimaldo Lorente, Jaime y Rangel Guerrero, Christi, "Importancia de las relaciones
intergubernamentales en un sistema de gobierno federal”, Provincia, Venezuela, Universidad de los
Andes, enero-diciembre, No. 10, 2003.
• Guerrero Gutiérrez, Eduardo. Cómo reducir la violencia. Revista Nexos, Número 305, Noviembre 2010.
• Guerrero Gutiérrez. Eduardo. La raíz de la violencia. Revista Nexos. Número 402. Junio 2011.
• Hernández Díaz, Ana María, "Relaciones Intergubernamentales”, Espacios Públicos, México, Toluca,
Universidad Autónoma del Estado de México, vol. 9, No. 18, 2006
• Kahn, David, "An historical theory of intelligence”, Intelligence and National Security, núm. 3, vol. 16,
pp. 79-92.
• Montero, Juan Carlos, "La estrategia contra el crimen organizado en México: análisis del diseño de la
política pública”, en: Perfiles Latinoamericanos, Vol. 20, No. 39, 2012, pp. 25-29. URL:
http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=11523035001, [consulta: 4 de febrero de 215].
• Pampillo Baliño, Juan Pablo*, "La investigación jurídica en México (debate)", El Mundo del Abogado,
vol. 2, núm. 7, julio-agosto de 1999,
• Pérez, H., (1984) El municipio y la reforma al artículo 115 constitucional, Gaceta mexicana de
administración pública estatal y municipal, 16, 97-107.
• Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (1994). Informe sobre Desarrollo Humano. Fondo

CXI
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

de Cultura Económica, México.


• Revista Este País número 196, Julio de 2007 págs. 4-13.
• Ruiz Harrell, Rafael, "El saldo de la impunidad", Revista Mexicana de Procuración de Justicia, Vol. I,
núm. 2, 1996, pp. 15-30.
• SHERER GARCÍA, “García Luna ya tiene su propio ejército”, Revista Proceso, semanal, No. 1717,
Presidencia/Seguridad, Proceso, México, 17 de septiembre de 2009.
• SHERER GARCÍA, “Monterrey: la multiplicación de los secuestros”, Revista Proceso, semanal, No.
1709, Justicia, Proceso, México, 2 de agosto de 2009.
• SHERER GARCÍA, Julio, “Lo que calla García Luna”, Revista Proceso, semanal, No. 1713,
Internacional/Narcotráfico, Proceso, México, 30 de agosto de 2009.
• Sin Autor, "Programas federales de seguridad pública”, Diálogo y debate de cultura política, 3:12, abril-
junio de 2000, con base en un documento proporcionado por Patricio Patiño, en ese momento Secretario
Técnico de la Policía Federal Preventiva (PFP).
• Vélez, Luis Andrés, "La lucha contra el crimen organizado como dilema para el Estado de Derecho:
aproximación a una alternativa”, Revista Jurídica, Colombia, núm. 5, vol. 2, p, 91. Disponible en:
http://www.redalvc.org/pdf/1290/129012573006.pdf, [consulta: 8 de octubre del 2015].

Artículos de periódico

• "Mainstream Science on Intelligence”, The Wall Street Journal, 13 de diciembre de 1994, p. A18.
Disponible en: http://www.udel.edu/educ/gottfredson/reprints/1994WSJmainstream.pdf, [consulta: 8 de
octubre del 2015].
• Álvarez, Fred, "¿Quién es Monte Alejandro Rubido?”, El Blog de Fred L. Álvarez, 20 de septiembre de
2008. Disponible en: http://fredalvarez.blogspot.mx/2008/09/monte-aleiandro-rubido-garca.html,
[consulta: 8 de octubre del 2015].
• Badillo, Miguel "Cisen: los 39 altos mandos y sus onerosos salarios”, Contralínea, 26 de mayo de 2013.
Disponible en: http://contralinea.info/archivo-revista/index.php/2013/05/26/cisen-los-39-altos-mandos-
sus-onerosos-salarios/, [consulta: 8 de octubre del 2015].
• Badillo, Miguel "Oficio de papel”, Contralínea, 26 de enero de 2009. Disponible en:
http://contralinea.info/archivo-revista/index.php/2006/01/26/oficio-de-papel-lunes- 26-de-enero-de-
2009/, [consulta: 8 de octubre del 2015].
• Badillo, Miguel "Traición, filtrar información de la Defensa”, Contralínea, 29 de julio de 2012.
Disponible en: http://contralinea.info/archivo-revista/index.php/2012/07/29/traicion- filtrar-informacion-
de-la-defensa/, [consulta: 8 de octubre del 2015].
• Bajo Reserva, El Universal, 15 de junio del 2015. Disponible en:
http://www.eluniversalmas.com.mx/columnas/2015/06/113153.php, [consulta: 8 de octubre del 2015].

CXII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

• Bajo Reserva, El Universal, 16 de junio del 2015. Disponible en:


http://www.eluniversalmas.com.mx/columnas/2015/06/113174.php, [consulta: 8 de octubre del 2015].
• Ballinas, Víctor y Becerril, Andrea, "Delincuencia, terrorismo y corrupción amenazas la seguridad
nacional: Cisen", La Jornada, 19 de julio de 2011. Disponible en: http://www. jornada. unam. mx/2011
/07/19/politica/007n1pol, [consulta: 8 de octubre del 2015].
• Camacho, Zósimo "Cisen, el retorno de los brujos”, Contralínea, 15 de enero de 2009. Disponible en:
http://contralinea.info/archivo-revista/index.php/2009/01/15/cisen-el-retorno-de-los-bru¡os/, [consulta: 8
de octubre del 2015].
• Camacho, Zósimo "Focos rojos en Sedena ante posible intervención de EU”, Contralínea, No. 209, 21
de noviembre de 2010. Disponible en: http://contralinea.info/archivo-
revista/index.php/2010/11/21/focos-roios-en-sedena-ante-posible-intervencion-de- eu/, [consulta: 8 de
octubre del 2015].
• Camacho, Zósimo "La seguridad nacional falló”, Contralínea, 10 de mayo de 2009. Disponible en:
http://contralinea.info/archivo-revista/index.php/2009/05/10/la-seguridad-nacional-fallo/, [consulta: 8 de
octubre del 2015].
• Camacho, Zósimo "Se incrementa espionaje telefónico y cibernético del Cisen”, Contralínea, 28 de
febrero de 2010. Disponible en: http://contralinea.info/archivo-revista/index.php/2010/02/28/se-
incrementa-espionaie-telefonico-y-cibernetico-del- cisen/, [consulta: 8 de octubre del 2015].
• Camacho, Zósimo "Sedena, bajo escrutinio por ocho contratos de 5.6 mil MDP”, Contralínea, 22 de
julio de 2012. Disponible en: http://contralinea.info/archivo-revista/index.php/2012/07/22/sedena-ba¡o-
escrutinio-por-ocho-contratos-de-5-6- mil-mdp/, [consulta: 8 de octubre del 2015].
• Castillo, Gustavo, "Disminuye Estados Unidos 60% número de agentes en sus oficinas de México”, La
Jornada, 10 de agosto de 2014. Disponible en:
http://www.iornada.unam.mx/2014/08/10/politica/006n1pol, [consulta: 8 de octubre del 2015].
• Egremy, Nydia, "México a la zaga de en expertos de inteligencia”, Contralínea, 13 de septiembre de
2009. Disponible en: http://contralinea.info/archivo-revista/index.php/2009/09/13/mexico-a-la-zaga-en-
expertos-en-inteligencia/, [consulta: 8 de octubre del 2015].
• Esquivel, J. Jesús y Carrasco, Jorge, "El gran espía”, Proceso, No. 1776, 14 de noviembre de 2010, pp.
6-9.
• Esquivel, J. Jesús, "Obama en México Hacia la militarización de la frontera”, Proceso, No. 1693, 12 de
abril de 2009, pp. 6-7.
• Esquivel, J. Jesús, "Washington invade México poco a poco...”, Proceso, 27 de julio de 2011. Disponible
en: http://www.proceso.com.mx/?p=277191, [consulta: 8 de octubre del 2015].
• Evans, Michael, "NSA Staffed U.S.-Only Intelligence, Fusion Center" in México City”, Migration
Declassified, National Security Archive, 14 de noviembre de 2013. Disponible en:

CXIII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

https://migrationdeclassified.wordpress.com/2013/11/14/nsa-staffed-u-s-only-intelligence-fusion-center-
in-mexico-city/, [consulta: 8 de octubre del 2015].
• Flores, Nancy, "Gasto de 110 mil MDP en seguridad nacional”, Contralínea, 28 de noviembre de 2009.
Disponible en: http://contralinea.info/archivo-revista/index.php/2009/11/29/gasto-de-110-mil-mdp-en-
seguridad-nacional/, [consulta: 8 de octubre del 2015].
• Martínez, Cecilia, "Infografía: Los altos mandos del Cisen”, Contralínea, 26 de mayo de 2013.
Disponible en: http://contralinea.info/archivo-revista/index.php/2013/05/26/inforgrafia-los-altos-
mandos-del-cisen/, [consulta: 8 de octubre del 2015].
• Monge, Gastón, "Construirá EU en Laredo, Centro de Inteligencia Antiterrorista”, En Línea Directa, 12
de abril de 2012. Disponible en:
http://enlineadirecta.info/?option=view&article=178917#sthash.Q5v32deS.dpbs. [consulta: 8 de octubre
del 2015].
• O'Harrow Jr., Robert, "DHS „fusion centers" portrayed as pools of ineptitude and civil liberties
intrusions”, The Washington Post, 2 de octubre de 2012. Disponible en:
http://www.washingtonpost.com/investigations/dhs-fusion-centers-portrayed-as-pools-of-ineptitude-and-
civil-liberties-intrusions/2012/10/02/10014440-0cb1- 11e2-bd 1 a-b868e65d57eb story.html, [consulta: 8
de octubre del 2015].
• Padgett, Humberto, "La gran traición: la inteligencia en manos del narco”, Sin Embargo, 5 de septiembre
de 2013. Disponible en: http://www.sinembargo.mx/05-09-2013/742900, [consulta: 8 de octubre del
2015].
• Ramos, Jorge "Cisen multiplicó 5 veces presupuesto en 10 años”, El Universal, 25 de septiembre de
2007, URL: http://archivo.eluniversal.com.mx/nacion/154543.html, [consulta: 4 de febrero de 2016].
• Redacción, "Cuentas del Cisen, al descubierto”, Contralínea, 1 de enero de 2009. Disponible en:
http://contralinea.info/archivo-revista/index.php/2009/01/01/cuentas- del-cisen-al-descubierto/,
[consulta: 8 de octubre del 2015].
• Redacción, "Desaparece la AFI; nace la Policía Federal Ministerial”, Notimex-El Universal, 29 de mayo
de 2009. Disponible en: http://www.eluniversal.com.mx/notas/601232.html, [consulta: 8 de octubre del
2015].
• Redacción, "Eugenio Ímaz, futuro titular del Cisen”, Contralínea, 26 de noviembre de 2012. Disponible
en: http://contralinea.info/archivo-revista/index.php/2012/11/26/eugenio-imaz-futuro-titular-del-cisen/,
[consulta: 8 de octubre del 2015].
• Riva Palacio, Raymundo, "Estrictamente personal”, El Universal, 30 de mayo de 2007. Disponible en:
http://www.eluniversal.com.mx/columnas/65423.html, [consulta: 8 de octubre del 2015].
• Romero, Mauricio, y Ramírez, Érika, "México, al borde del estallido social”, Contralínea, 9 de
noviembre de 2014. Disponible en: http://contralinea.info/archivo-

CXIV
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

revista/index.php/2014/11/09/mexico-al-borde-del-estallido-social/, [consulta: 8 de octubre del 2015].


• Sierra, Jorge Luis, "Fallas de la inteligencia militar”, El Universal, 20 de julio de 2007. Disponible en:
http://www.eluniversal.com.mx/editoriales/38127.html, [consulta: 8 de octubre del 2015].
• Sierra, Jorge Luis, "Vacíos de contrainteligencia”, Contralínea, 21 de junio de 2009. Disponible en:
http://contralinea.info/archivo-revista/index.php/2009/06/21/vacios-de-contrainteligencia/, [consulta: 8
de octubre del 2015].

Diccionarios y Enciclopedias

• Diccionario de la real academia de la lengua española; Microsoft Encarta 2006


• Diccionario de la real academia española, en www.rinconcastellano.com/drae.html
• Diccionario Jurídico Espasa-Calpe. Espasa Calpe, s.a., México, 1996.
• Diccionario jurídico mexicano. instituto de investigaciones jurídicas. UNAM. tomos a-ch, d-h, i-o, p-z,
décima tercera edición, Porrúa, México, 1999.
• Diccionario jurídico mexicano; 7a. ed.; México, Porrúa-unam, instituto de investigaciones jurídicas,
1994
• Diccionario nuevo Espasa ilustrado. Espasa Calpe, S.A., México, 2005.
• Enciclopedia jurídica OMEBA. tomo XIX
• Enciclopedia wikipedia. http://es.wikipedia.org/wiki/jurisdicci%c3%b3n
• Espionage en: Lerner, K. Lee y Lerner, Brenda Wilmoth (eds.), Encyclopedia of Espionage, Intelligence
and Security, Estados Unidos, Thomson-Gale, vol. 1 "A-E”, 424 pp.
• Instituto de investigaciones jurídicas, diccionario jurídico mexicano, décima tercera edición, ed. Porrúa,
México, 1999, p. 2885, tomo p-z

Manuales Ponencias y simposios y otras referencias

• Cárdenas Villarello, Ernesto, “Comentarios a la reforma del Sistema Nacional de Seguridad Pública, El
Cotidiano, México, Universidad Autónoma de México, vol. 24, No. 153, enero-febrero, 2009, p- 41.
• CISEN, Palabras del Lic. Eduardo Medina-Mora, director general del Centro de Investigación y
Seguridad Nacional, órgano desconcentrado de la Secretaría de Gobernación, durante la presentación a
los medios de los resultados del proceso de evaluación del CISEN, julio 19 del 2001, 21 pp. Disponible
en: http://www.cisen.gob.mx/pdfs/doc desclasificados/59- 2003 METODOLOGÍA VALUACIÓN
PALABRAS EDUARDO MEDINA.pdf, [consulta: 10 de agosto del 2015].
• Conferencia impartida por González de la Vega, René, "Narcomenudeo: una legislación fallida”, ciclo
de conferencias impartido en el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, septiembre del 2010.
• Ley General que establece las Bases de Coordinación en el Sistema Nacional de Seguridad Pública
Diario Oficial de la Federación 02/01/2009.
• MANUAL ADMINISTRATIVO DE LA SECRETARÍA DE SEGURIDAD PÚBLICA DEL DISTRITO

CXV
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

FEDERAL, agosto del 2005.


• Moloeznik, Pablo. "Retos y perspectivas de la seguridad ciudadana en Jalisco" en Memorias del
Simposio Retos de la seguridad ciudadana y el mando único policial en Jalisco. Universidad de
Guadalajara y Congreso del Estado de Jalisco. México, 2014, pp. 121-139.
• Pontifes Martínez, Arturo, “Relaciones Intergubernamentales”; Gaceta Mexicana de Administración
Pública Estatal y Municipal, Núm. 34-35 Mayo Diciembre, 1989, p. 43.

Mesografía

• Administración Pública Municipal, [En línea]. Disponible: http://inafed.gob.mx/wb2/ELOCAL/ELOC


Administración Pública Municipal IN AFED, 06 de junio de 2009 11:00 am.
• Centro de Estudios Superiores Navales, "Historia del Centro de Estudios Superiores Navales”, Página
web. Disponible en: http://www.cesnav.edu.mx/institucion/historia.html, [consulta: 8 de octubre de
2015].
• Exposición de motivos de las modificaciones a la ley orgánica municipal del estado de México del 22 de
septiembre de 1992. [Enlínea]. Disponible:
http://www.edomex.gob.mx/legistelfon/doc/pdf/lev/vig/levvig022.pdf. 16 de febrero de 2009. 11:00
AM."
• INFOIUS; http://info4.juridicas.unam.mx/ijure/fed/9/116.htm?s=
• Intelligence, en: Harper, Douglas, Online Etymology Dictionary. Disponible en:
http://www.etymonline.com/index.php?term=intelligence, [consulta: 8 de octubre del 2015].
• Intelligence, en: Merriam Webster Online Dictionary, Estados Unidos, Merriam Webster. Disponible en:
http://www.merriam-webster.com/dictionary/intelligence, [consulta: 8 de octubre del 2015].
• La Seguridad Pública Municipal. [En línea]. Disponible: http://www.inafed.gob.mx/wb/ELOCAL/ELOC
La seguridad pública municipal. 03 de marzo de 2009. 14:30 PM.
• Plan Nacional De Desarrollo 2006-2012, [En línea]. Disponible:
http://pnd.calderon.presidencia.gob.mx/index.php?page=documentos-pdf. 05 de junio de 2009, 15:30
PM.
• Policía. La Policía En El Mundo. [En línea]. Disponible:
http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Polic%C3%ADa Metropolitana de Lo ndres&action=edit 19
de Enero de 2009. 18:30 PM.
• Presidencia de la República (2012), "Antecedentes históricos del Estado Mayor Presidencial”, Página
web. Disponible en: http://calderon.presidencia.gob.mx/oficina-de-la-presidencia/estado-
mayor/antecedentes-históricos/, [consulta: 8 de octubre de 2015].
• Programa Nacional Fronterizo (PRONAF), en Ciudad Juárez, Chihuahua. http://www.atlas.ufba.br/atlas
observatorio/C¡udad%20Juarez mexico.pdfy http://iuarezvsextorsion.wordpress.com/2011/07/21/zona-

CXVI
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

pronaf-libre-de-delitos/
• Reglamento tipo de la Administración Pública Municipal, [En línea]. Disponible: http://www.e-
local.gob.mx/wb2/ELOCAL/ELOC Administración Pública Municipal, consultado el 05 de junio del
2009, 17:00PM.
• Seguridad Pública, [En línea]. Disponible:
http://www.cndh.org.mx/lacndh/informes/espec/2infSegPublica08/2informeSegur idad08.htm 03 de
marzo de 2009, 16:30 PM.
• Seguridad Pública. Rosas Greco, Editorial, [En línea], México, Secretaría de Seguridad Ciudadana,
Gobierno del Estado de Querétaro, Enero 2007, [citado 06/11/2009], Revista Omicrón 20, Gaceta
Interna Bimestral (Núm. 1), Formato pdf, Disponible en:
http://www.seguridad.queretaro.gob.mx/ssc/ssc/content/download/629/4163/file/ Omicron 06.pdf, 15 de
Diciembre del 2009, 19:00 P.M.
• Seguridad, "estrategia”, "inteligencia”, en: Diccionario de la Lengua Española, Madrid, Real Academia
Española, 22a edición, 2012. Disponible en: http://lema.rae.es/drae/, [consulta: 8 de octubre del 2015].

CXVII
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

"LA SEGURIDAD PÚBLICA MUNICIPAL EN MÉXICO:


ANTECEDENTES, SITUACIÓN ACTUAL Y PERSPECTIVAS"

DESARROLLO DE LA INVESTIGACIÓN
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Índice

INTRODUCCIÓN ..............................................................................................................................................1

CAPITULO I. CONCEPTOS PRELIMINARES.....................................................................................................10


1.1 Generalidades ........................................................................................................................... 10
1.1.1 Nacimiento de la seguridad pública.................................................................................................................... 10
1.1.2 Sociedad y estado ............................................................................................................................................. 11
1.1.3 Concepto fundamental de seguridad pública ....................................................................................................... 18
1.1.4 El binomio estado y sociedad en la seguridad nacional ........................................................................................ 25
1.1.5 Definición del concepto de sociología jurídica .................................................................................................... 28
1.1.6 Objeto y fines de la Seguridad Pública ............................................................................................................... 28
1.1.6.1 Responsabilidad del Ayuntamiento en la Seguridad Pública ........................................................ 30
1.1.6.2 La Función de Policía .................................................................................................................... 31
1.1.6.3 Importancia de la Seguridad Pública ............................................................................................. 32
1.2 Naturaleza y definiciones de la institución municipal ..................................................................... 32
1.2.1 Naturaleza y conceptos generales del municipio.................................................................................................. 32
1.2.1.1 Naturaleza del municipio ............................................................................................................... 32
1.2.2 Conceptos y definiciones generales de municipio ................................................................................................ 34
1.2.2.1 Acepción etimológica de municipio .............................................................................................. 34
1.2.2.2 Definición de municipio ................................................................................................................ 35
1.2.2.3 Diversos conceptos y definiciones................................................................................................. 37
1.2.3 Elementos del municipio ................................................................................................................................... 38
1.2.3.1 Población ....................................................................................................................................... 39
1.2.3.2 Territorio........................................................................................................................................ 39
1.2.3.3 Gobierno - organización ................................................................................................................ 40
1.2.3.4 Autonomía ..................................................................................................................................... 43
1.2.4 Derecho municipal ........................................................................................................................................... 44
1.3 Administración pública municipal ............................................................................................... 46
1.3.1 Antecedentes Legislativos ................................................................................................................................. 46
1.3.2 Autoridades Municipales .................................................................................................................................. 52
1.3.3 Servicios Públicos ............................................................................................................................................ 57
1.3.3.1 Contraloría Municipal.................................................................................................................... 57
1.3.3.2 Seguridad Pública .......................................................................................................................... 58
1.4 El concepto de seguridad ciudadana ............................................................................................. 64

CAPITULO II. ANTECEDENTES HISTÓRICOS EN LA SEGURIDAD PÚBLICA Y MUNICIPAL ..............................68


La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

2.1 Antecedentes históricos del Municipio ......................................................................................... 68


2.1.1 El municipio a través de las grandes ciudades del mundo ..................................................................................... 68
2.1.1.1 La Polis Griega .............................................................................................................................. 68
2.1.1.2 El Municipio en Roma ................................................................................................................... 70
2.1.1.3 El Municipio Español .................................................................................................................... 75
2.1.2 El municipio en las diferentes constituciones ...................................................................................................... 79
2.1.2.1 El Origen del Municipio Constitucional ........................................................................................ 79
2.1.2.2 El Municipio en las Constituciones Mexicanas del Siglo XIX ..................................................... 81
2.1.2.3 El Periodo del Porfiriato ................................................................................................................ 86
2.1.2.4 La Constitución de 1917 y el Municipio ....................................................................................... 87
2.2 Semblanza histórica de la seguridad pública en México ................................................................. 89
2.2.1 Época prehispánica........................................................................................................................................... 89
2.2.1.1 Los Mayas ..................................................................................................................................... 90
2.2.1.2 Los Aztecas ................................................................................................................................... 90
2.2.2 La Colonia ....................................................................................................................................................... 91
2.2.2.1 Los Primeros Funcionarios y la Real Audiencia ........................................................................... 91
2.2.2.2 El Virreinato .................................................................................................................................. 93
2.2.3 México independiente....................................................................................................................................... 98
2.2.3.1 Primer Imperio............................................................................................................................... 98
2.2.3.2 Etapa Presidencial........................................................................................................................ 100
2.2.3.3 Segundo Imperio.......................................................................................................................... 107
2.2.3.4 México Liberal ............................................................................................................................ 109
2.2.3.5 México Moderno ......................................................................................................................... 113

CAPITULO III. FUNDAMENTO Y ESTRUCTURA DEL SISTEMA DE SEGURIDAD PÚBLICA MUNICIPAL ..........133
3.1 Componentes estructurales de la seguridad pública ...................................................................... 133
3.1.1 La prevención del delito en México ................................................................................................................. 133
3.1.2 La procuración de justicia ............................................................................................................................... 137
3.1.3 Los procedimientos ante los órganos de jurisdicción ......................................................................................... 142
3.2 El fundamento del municipio mexicano...................................................................................... 149
3.2.1 El artículo 115 constitucional .......................................................................................................................... 149
3.2.1.1 Sumario de reformas del artículo 115 constitucional .................................................................. 149
3.2.2 Fuentes del derecho municipal ........................................................................................................................ 159
3.2.2.1 Fuentes del orden federal La Constitución General de la República .......................................... 161
3.2.2.2 Fuentes relativas a las entidades federativas ............................................................................... 162
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

3.2.2.3 Fuentes estrictamente municipales .............................................................................................. 164


3.2.2.4 Fuentes mixtas ............................................................................................................................. 164
3.3 El sistema de seguridad pública municipal .................................................................................. 166
3.3.1 Organización ................................................................................................................................................. 166
3.3.1.1 Órganos de la policía municipal .................................................................................................. 167
3.3.2 Elementos de la policía municipal.................................................................................................................... 167
3.3.3 Perfil de la policía municipal ........................................................................................................................... 168
3.3.4 Juzgados calificadores .................................................................................................................................... 168
3.4 Coordinación del sistema de seguridad pública municipal con la federación y el estado ................... 170
3.4.1 Materias de coordinación ................................................................................................................................ 170
3.4.2 Coordinación con las principales corporaciones federales y estatales de seguridad pública ................................... 170
3.4.3 Principios generales de la coordinación ............................................................................................................ 171
3.4.4 Conferencia nacional de participación municipal en seguridad pública................................................................ 172
3.5 Marco jurídico de la seguridad pública en México ....................................................................... 173
3.5.1 La situación actual ......................................................................................................................................... 173
3.5.2 Constitución política de los estados unidos mexicanos....................................................................................... 174
3.5.2.1 El artículo 21 constitucional ........................................................................................................ 174
3.5.3 El párrafo noveno del artículo 21 constitucional ................................................................................................ 175
3.5.3.1 El párrafo décimo del artículo 21 constitucional ......................................................................... 199
3.5.3.2 El artículo 20 constitucional ........................................................................................................ 205
3.5.3.3 Los artículos 32; 73; 115, y 122 y, Apartado g ........................................................................... 205
3.5.4 Leyes generales y leyes federales..................................................................................................................... 213
3.5.4.1 Ley general del sistema nacional de seguridad pública ............................................................... 213
3.5.4.1.1 Objeto...................................................................................................................................................... 213
3.5.4.1.2 El contenido de la ley ................................................................................................................................ 214

CAPITULO IV. EL MUNICIPIO EN MÉXICO: COORDINACIÓN DEL SISTEMA DE SEGURIDAD PÚBLICA MUNICIPAL CON LA
FEDERACIÓN Y EL ESTADO ..............................................................................................................................224
4.1 La coordinación del sistema de seguridad pública municipal con la federación y el estado ............... 224
4.1.1 Materias de coordinación ................................................................................................................................ 224
4.1.2 Principales corporaciones federales y estatales de seguridad pública con las que puede coordinarse el municipio ... 224
4.1.3 Principios generales de la coordinación ............................................................................................................ 225
4.1.4 Conferencia nacional de participación municipal en seguridad pública................................................................ 226
4.1.5 Participación de la comunidad ......................................................................................................................... 227
4.2 El municipio en México: elementos para implementar la seguridad ciudadana en su ámbito de gobierno
y territorial ................................................................................................................................... 227
4.2.1 La revalorización de los municipios dentro del federalismo en México ............................................................... 228
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

4.2.2 Cuatro aportaciones de los municipios en el devenir político-histórico de México ............................................... 235
4.2.3 Fundamentos para diseñar políticas públicas de seguridad ciudadana en los municipios mexicanos ....................... 239
4.2.3.1 El gobierno de proximidad .......................................................................................................... 240
4.2.3.2 Los servicios públicos como competencia exclusiva .................................................................. 242
4.2.4 La seguridad pública en los gobiernos municipales ........................................................................................... 244
4.2.4.1 Objetivos de la seguridad pública municipal ............................................................................... 245
4.2.4.2 La policía preventiva municipal .................................................................................................. 247
4.2.4.3 Marco jurídico de la seguridad pública en el municipio.............................................................. 247
4.3 El presupuesto público federal asignado a las entidades federativas a través del SUBSEMUN.......... 248
4.4 Ineficacia de la reforma constitucional del artículo 21 publicada el 18/06/08 en materia de seguridad
pública......................................................................................................................................... 250
4.4.1 Aspectos actuales de la seguridad pública en México ........................................................................................ 250
4.4.2 Eficiencia de las leyes en materia de seguridad pública con la nueva reforma ...................................................... 251
4.4.3 Ineficacia de la seguridad pública en México .................................................................................................... 251
4.5 Posibles reformas en materia de seguridad pública ...................................................................... 254
4.5.1 La educación en materia de seguridad pública .................................................................................................. 254
4.5.2 Necesidades urgentes para una reforma policial ................................................................................................ 259
4.6 Análisis del Sistema Nacional de Inteligencia en el marco de la estrategia de seguridad nacional 2007-
2015 ............................................................................................................................................ 263
4.6.1 Temas selectos de inteligencia ......................................................................................................................... 263
4.6.1.1 Inteligencia en el segundo sexenio panista (2006-2012) ............................................................. 263
4.6.1.2 Sobre el narcotráfico .................................................................................................................... 266
4.6.1.3 El papel de la confianza ............................................................................................................... 267
4.6.1.4 ¿Qué tipo de inteligencia requiere México? ................................................................................ 270
4.6.1.5 Recursos de inteligencia .............................................................................................................. 273
4.6.2 Escenarios a corto plazo.................................................................................................................................. 278
4.7 Propuesta para la creación de un “consejo de honor y justicia” en materia de seguridad pública a nivel
municipal ..................................................................................................................................... 279
4.7.1 Justificación................................................................................................................................................... 280
4.7.2 Propuesta Legislativa...................................................................................................................................... 284
4.7.2.1 Naturaleza Jurídica ...................................................................................................................... 286
4.7.2.2 Integración ................................................................................................................................... 287
4.7.2.3 Autonomía ................................................................................................................................... 289
4.7.2.4 Competencia ................................................................................................................................ 290
4.7.3 Ventajas ........................................................................................................................................................ 291
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

4.8 Las relaciones intergubernamentales como complemento para la coordinación ............................... 292
4.8.1 Administración de las RIG .............................................................................................................................. 292
4.8.2 Alternativas que proponen las relaciones intergubernamentales .......................................................................... 294
4.8.3 Convenios institucionales................................................................................................................................ 296
4.8.4 Las RIG como una herramienta complementaria ............................................................................................... 298
4.8.5 Congruencia en la coordinación ....................................................................................................................... 301
4.8.6 Aplicación ..................................................................................................................................................... 303
4.9 Propuesta para disminuir los índices delictivos............................................................................ 305
4.9.1 Modelo disuasivo de Mark Kleiman................................................................................................................. 306
4.9.2 Programas exitosos en otros países con la estrategia disuasiva ........................................................................... 308
4.9.3 Beneficios de aplicar una estrategia de seguridad disuasiva ................................................................................ 309
4.9.4. Acciones inmediatas para México ................................................................................................................... 310

CONCLUSIONES ................................................................................................................................................313

BIBLIOGRAFÍA ..................................................................................................................................................324
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

INTRODUCCIÓN

Uno de los problemas más sentidos en la sociedad mexicana, es sin duda el tema de la inseguridad, cual afecta de
manera cotidiana la forma de vida de una gran cantidad de personas a los largo de la república, es en este sentido
que cobra relevancia el tema de la seguridad en los municipios por ser el ámbito más cercano e inmediato que
tiene la población, la presente investigación con el título: “La seguridad pública municipal en México:
antecedentes, situación actual y perspectivas”, tiene como propósito aportar información relevante para un
mayor entendimiento y con el objetivo de orientar al lector sobre la forma en que será diseñada la investigación
se presentará una parte metodológica, donde se describe con precisión la importancia de estudiar “La Seguridad
Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas”, los objetivos planteados, la
delimitación y el planteamiento preciso del problema a estudiar, las preguntas de investigación y las hipótesis
desprendidas de éstas. Asimismo, se puntualiza la forma en que se constataron y falsearon las hipótesis de
trabajo que guiaron este estudio, por otra parte se describirán las fuentes de información las cuales servirán para
el apoyo de la formación del documento, finalmente se llegará a la parte donde se describirán las conclusiones
resultado de la investigación realizada.

La presente investigación, surge del interés por tratar un tema que no es nuevo, pero sí es uno de los más
importantes hoy en día; la inseguridad es un problema que afecta la vida diaria de los mexicanos, se manifiesta
de múltiples formas y genera consecuencias en diversos ámbitos que van desde el individual hasta el
internacional, pasando por el familiar, el colectivo, el nacional y el gubernamental. Las afectaciones de la
delincuencia disminuyen el potencial de la sociedad y propician desequilibrios que distancian a las personas
entre sí, y con respecto de las autoridades. Así, es enorme el impacto psicológico, físico y mental que la
inseguridad puede ocasionar en las victimas, en los ofendidos y, según la naturaleza de los ilícitos, en grupos o
en la sociedad en general. Abordamos al objeto de estudio a partir de sus manifestaciones materiales cuyo origen
es explicado y determinado en última instancia por factores económicos, sin dejar de lado el papel del sujeto
histórico-social transformador de esos factores económicos, legales y políticos.

Este trabajo, parte de la premisa de que a medida que la ciudadanía se involucre en las prácticas
gubernamentales y en los procesos de rendición de cuentas, podrá revertir de manera gradual las malas prácticas,
costumbres y desatención que los ciudadanos hacia el gobierno y al mismo tiempo, constituirá un elemento
importante para abatir la corrupción, impulsar la transparencia y contribuir a la transformación del gobierno y
una administración pública más democrática que no se vea rebasada por las demandas de la sociedad en sus
diferentes aspectos.

Lo que se pretende con estas investigaciones, es que la sociedad conozca más profundamente la naturaleza de los
problemas sociales, políticos y económicos de México, con lo cual tendrá mayores elementos para criticar,
corregir y exigir de su gobierno una mayor y mejor atención de los problemas cotidianos; para un desarrollo
integral de un México, necesitado de crecimiento y mejor calidad de vida.

1
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

El problema de la inseguridad pública, por el que atraviesa México actualmente, es un tema que se coloca en el
centro del debate de distintos sectores: gobierno, medios de comunicación, Organizaciones No
Gubernamentales, sociedad civil, entre otros. Desde hace aproximadamente seis años, algunas zonas geográficas
de nuestro país han experimentado altos niveles de criminalidad sin precedentes, no sólo se cometen más delitos
sino que cada vez son más violentos. Este grave problema se traduce en severos daños y afectaciones, tanto en la
vida y expectativas de los mexicanos, como en desarrollo pleno del país.

Hasta el momento, ni las autoridades federales ni locales han logrado dimensionar adecuadamente el fenómeno
delictivo, y por lo tanto no han logrado emprender una estrategia adecuada de seguridad pública. En el año 2007,
a principios del sexenio del presidente Felipe Calderón (2006-2012), se emprendió una lucha en contra del
crimen organizado, específicamente del narcotráfico; esta lucha lejos de generar resultados favorables la
estrategia elegida solamente desató una serie de actividades delictivas más violentas como los altos índices de
homicidio relacionados con el crimen organizado, extorsiones, secuestros, robo con violencia, entre otros.

La estrategia utilizada por el gobierno federal para combatir al crimen no obtuvo los resultados esperados en
favor de la disminución delictiva. Se enfocó en abatir o arrestar a integrantes de distintas organizaciones
delictivas, propiciando la aparición de nuevas y pequeñas organizaciones criminales que fueron expandiéndose a
ciertos puntos del país, y que a la vez utilizaron un poder de fuego nunca antes visto. Esta situación implica
nuevos desafíos para las autoridades del sistema de seguridad y justicia mexicano, tanto del orden federal como
estatal y municipal.

En nuestro sistema político, el municipio tiene tal importancia que es considerado como el primer orden de
gobierno, es aquel que permite y propicia el contacto primario con la ciudadanía y el principal encargado de
proporcionar los servicios básicos para el desarrollo de la comunidad. La Constitución dedica un amplio
apartado a la regulación, integración, operación y funcionamiento del municipio libre, en su artículo 115; el cual,
ha tenido una serie de modificaciones que permiten que al día de hoy, se cuente con mayor regulación respecto
de sus actividades; lo que necesariamente implica que sea perfectible, pues la evolución de la institución no se
detiene y cada vez se hace más necesario un marco regulatorio completo y que contemple las necesidades
actuales de la administración municipal.

La Seguridad Pública constituye un elemento primordial de toda sociedad, quien para su mejor funcionamiento,
organización y convivencia social, debe existir un orden, sin embargo, no hay sociedades perfectas, dado que
cada una de ellas, viven inmersos una diversidad de individuos que desarrollan comportamientos heterogéneos,
ideas, valores y actividades diferentes que al cruzarse entre sí, puede dar como origen a múltiples conflictos,
motivo por lo cual, hubo la necesidad de crear el Estado, cuya principal función es lograr orden social, que
permita un mejor desarrollo y crecimiento social entre los individuos que lo componen.

A través del tiempo se han aplicado diversas formas de gobierno a fin de mantener un orden en la sociedad, pero
no ha sido posible lograrlo, debido a la falta de seguridad que día a día se vislumbra en las calles y en los

2
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

diversos medios de comunicación, los asaltos, asesinatos, agresiones, etc., se convierten en el pan de todos los
días, siendo éste el motivo fundamental por el que se creó el Estado, quien a su vez dio origen a la creación de
leyes que regulan la conducta de los seres humanos, para que quien vaya en contra de las mismas y se adecue a
algunas de las hipótesis establecidas en la Ley, se le castigue su proceder; para esto nuestra Constitución de
1917, en sus artículos 21 y 73 implementa una solución a tal enorme conflicto, que permite un mejor desarrollo a
los integrantes de nuestra sociedad y una coordinación entre la Federación, el Distrito Federal, los Estados y los
Municipios, en la que en su conjunto apliquen estrategias y acciones que den solución a tan grave problema de la
inseguridad.

Debido a que la delincuencia crece a la par de la impunidad, la ciudadanía vive en extrema desconfianza, y teme
salir a realizar sus actividades habituales por el miedo de ser víctima de un delito, para esto, el Estado debe de
establecer un plan a seguir mediante la creación de cuerpos policiacos eficientes, honestos y leales que trabajen a
favor de los gobernados y rescaten la confianza perdida. De igual manera es muy importante que tal lucha contra
la delincuencia esté apoyada por la ciudadanía, quienes mediante la denuncia ante el Ministerio Público ante la
comisión de un delito, podrían dejar actuar a las autoridades, ya que de lo contrario día a día aumenta la
impunidad al grado de perderse un control y poner en riesgo nuestra Seguridad Nacional y con ella el bienestar y
futuro de nuestro país.

La sociedad debe estar consciente de la importancia de su participación en la prevención del delito, y estar
consciente de que el Estado requiere de su apoyo y el de todas las familias a fin de que se implemente en cada
una de ellas educación y comunicación, para de esta manera se forjen lazos que den batalla a la delincuencia.

El Estado, ha querido demostrar a la ciudadanía su preocupación por mejorar la seguridad, así como la
procuración e impartición de justicia, esto con el fin de rescatar la confianza pérdida, de ahí su interés por no
dejar impune ningún delito aplicando la ley Penal en el caso concreto. Lo anterior, basado en lo establecido por
el artículo 21 de nuestra Constitución en la que establece la obligación del Ministerio Público de investigar los
delitos con el auxilio de la Policía Judicial, quien en caso de ser procedente el ejercicio de la acción penal al
presunto responsable, se le dicte el auto de formal prisión y se ponga a disposición del juez compete para que se
lleve el proceso respectivo.'

En ese marco, los tópicos sobre la delincuencia y los mecanismos para garantizar la seguridad individual y
colectiva de la sociedad se han convertido en uno de los principales temas de debate para la opinión pública y de
estudio en el mundo académico en nuestro país.

Si bien es cierto que el abordaje científico de la delincuencia y sus impactos en la sociedad puede abocarse de
forma aislada en aspectos económicos, sociológicos y psicológicos, nos parece fundamental reflexionar -bajo
una mirada que involucre la concurrencia entre múltiples campos disciplinarios y que demande la colaboración
entre actores sociales diversos- sobre las formas innovadoras e institucionales con las que se puede contribuir a
contener el auge delictivo a través de la política pública. Un ejercicio de tal naturaleza resulta ineludible para la

3
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

ciencia política.

Tal aseveración se fundamenta en la teoría política clásica. Si exploramos de forma sintética la propuesta
contractualista, considerando que es una corriente del pensamiento político representativa de las reflexiones en
torno a la necesidad de la organización jurídica de la sociedad bajo la forma política del Estado, encontramos
que Thomas Hobbes (1992), John Locke (2008) y Jean Jaques Rousseau (2000) mencionaron -aunque con
diferentes matices- que el Estado es el protector de la vida de sus habitantes y es el último fundamento racional
de su seguridad colectiva.

El Estado que es la máxima organización política y objeto de estudio prioritario dentro de nuestro campo de
disciplinario, tiene por tarea principal garantizar la seguridad de sus habitantes. De acuerdo con la etimología
latina securitas, el término clásico de seguridad significa libre de amenazas o de preocupaciones (Bárcenas,
2000).

Así entendida, la seguridad es un principio guía para el desarrollo humano de la población y tiene que ser un eje
obligado y transversal en la agenda del gobierno mexicano en sus tres órdenes: federal, estatal y municipal. Con
una prestación eficiente de los servicios públicos de seguridad en los tres niveles de gobierno, nuestro país estará
en condiciones de buscar un crecimiento integral y democrático con integración y con una base de certeza social.

En los últimos diez años, sin embargo y puntualmente, las políticas de seguridad pública adoptadas por el Estado
mexicano se han caracterizado por la represión, la sanción penal de los delincuentes y la militarización de las
policías (Pérez, 2004; Malvido, 2005; Salgado, 2010). Se han distinguido por ser reactivas, sancionatorias y
coordinadas principalmente por las instituciones de seguridad pública a nivel federal (Casar, 2014).
Interviniendo sobre las consecuencias y no en los múltiples orígenes de la problemática. Estas acciones han
ignorado la dimensión territorial de la delincuencia y las potencialidades que tiene el ámbito municipal de
gobierno para diseñar e implementar políticas endógenas de prevención del delito.

Se puede decretar que las políticas actuales de seguridad pública se han mostrado insuficientes e ineficientes
pues los resultados que han ofrecido se encuentran lejos de crear ambientes de tranquilidad para la población.

Al respecto, los indicadores revelan que la incidencia delictiva, principalmente en homicidio, secuestro,
extorsiones, el sentimiento de inseguridad y la cifra negra, crecieron considerablemente durante los últimos diez
años, evidenciando el desempeño precario de las instituciones de seguridad y el impacto negativo que la
delincuencia tiene en las posibilidades de desarrollo de la población.

Por dicho motivo e intentando aportar al combate a la delincuencia desde el frente académico politológico,
hemos formulado la siguiente pregunta de investigación: ¿cómo es posible contribuir a contrarrestar el auge
delictivo en México, con la participación de múltiples actores sociales y a través de políticas públicas integrales
de seguridad? Por integralidad nos referimos a políticas de seguridad que no sean exclusivamente de carácter
reactivo y sancionatorio y que tengan un claro énfasis preventivo, considerando el origen multicausal del delito y

4
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

que funcionen bajo un enfoque de cooperación institucional entre actores gubernamentales y de la sociedad civil
en su conjunto.

En ese sentido, nuestro argumento principal es que una forma de contrarrestar el auge de la delincuencia es
previniendo integralmente el delito mediante políticas públicas con un enfoque de seguridad ciudadana,
diseñadas e implementadas en el orden de gobierno municipal. En este trabajo descriptivo y de carácter
conceptual presentamos una estructura para hacer énfasis en la promoción de la prevención integral del delito
interrelacionada con la acción pública municipal, como elementos para combatir a la delincuencia a través la
política pública.

En consecuencia, la presente investigación tiene como objetivo general: analizar y describir el enfoque de la
seguridad ciudadana, enfatizando que sus características permiten prevenir de manera integral la comisión de los
delitos, a través de políticas públicas cuyo espacio idóneo de diseño e implementación es el ámbito municipal
(por sus características gubernamentales y dimensión territorial).

Este ejercicio analítico y de exploración conceptual toma relevancia si consideramos que la seguridad ciudadana
es una perspectiva relativamente reciente, aún poco detallada de forma panorámica, y de interés para la ciencia
política por la propuesta democrática que ofrece para resolver de forma innovadora un problema complejo, de
carácter político, económico y social como la delincuencia.

Bajo ese mirador, nuestro trabajo busca colocar a debate un enfoque que puede ser útil para contener de forma
integral el auge delictivo en nuestro país. De igual forma, estamos intentando abonar al campo reflexivo una
dimensión local sobre el tratamiento de esta problemática en México, observando en el municipio a una
institución sociopolítica estratégica en el combate a la delincuencia. Por su condición como gobierno autónomo
de proximidad, y por tener a su cargo la prestación de los servicios públicos en exclusiva.

Con el objetivo de orientar al lector sobre la forma en la cual será diseñada la investigación se presentará una
parte metodológica, donde se describe con precisión la importancia del tema de estudio, los objetivos planteados,
la delimitación y el planteamiento preciso del problema a estudiar, las preguntas de investigación y las hipótesis
desprendidas de éstas. Asimismo, se puntualiza la forma en que se constataron y falsearon las hipótesis que
guían este estudio, por otra parte se describirán las fuentes de información las cuales serán para el apoyo de la
formación del documento, finalmente se llegará a la parte donde se describirán las conclusiones a las cuales se
llegó con la investigación realizada.

Ahora bien; en cuanto a las técnicas que se utilizaron para la elaboración de la investigación “La Seguridad
Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas” se utilizará el método
descriptivo, toda vez que la finalidad de este método es el describir situaciones y eventos. Decir cómo es y cómo
se manifiesta determinado fenómeno. Se encuentran la documental y de campo, recabando libros y consultando
revistas y periódicos históricos, así como páginas de Internet relacionadas con el tema. Por lo que respecta a los
métodos utilizados, éstos consisten en el método cualitativo, y por otra parte el método analítico mismo útil para

5
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

razonar la información obtenida.

Para nuestros fines, el texto se estructurará por cuatro capítulos que establecen aspectos como los siguientes:

En nuestro primer capítulo nos enfocamos a una propuesta teórico-conceptual, donde busca plantear una
problematización desde la ciencia política sobre la delincuencia como un problema público que por su origen
multidimensional, crecimiento e impacto en la sociedad merece urgentemente la atención formal y obligada por
parte del gobierno en colaboración con la ciudadanía. En principio se plantea un marco conceptual general sobre
la relación teórica que existe entre la seguridad y el Estado. Lo anterior implica describir, analizar y definir el
contenido conceptual de ambos elementos en términos de bienestar comunitario.

Dicho ejercicio nos conduce a puntualizar sobre los elementos constitutivos del Estado y preguntarnos cuáles
son las acciones que éste emprende a través del gobierno. Dentro de éstas analizamos con mayor detalle las
políticas públicas, conceptualizándolas como iniciativas de gobierno con objetivos de interés público que surgen
de procesos de análisis y diagnósticos de factibilidad, formuladas para resolver de forma eficiente problemas
públicos concretos que requieren de mecanismos para que la sociedad participe en la definición de la
problemática y en la búsqueda de las soluciones.

Enfatizar sobre las políticas públicas es relevante puesto que las cualidades de su diagnóstico, diseño, ejecución
y evaluación, nos permiten concebirlas como cursos de acciones que permiten enfrentar de forma integral a la
delincuencia a nivel municipal. Lo anterior entendiendo que la delincuencia es un problema público
multidimensional que requiere la atención pronta, clara, racional, compartida e institucional por parte del
gobierno, para inhibir el mayor número de factores de riesgo asociados con tal problemática desde múltiples
frentes de acción.

En esa lógica, en el primer apartado también se define qué es la seguridad pública y se incluye una descripción
general del sistema de seguridad pública en México con base en los artículos 21, 73 y 115 de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos (en adelante CPEUM), pertinente considerarlo para conocer cuáles
son los marcos institucionales y qué actores gubernamentales son los encargados de combatir este fenómeno
social en nuestro país.

En esta primera sección, recordando que el paso inicial para diseñar una política pública es seleccionar y definir
la problemática a la luz de sus orígenes (Merino, 2013), igualmente se define al delito y la delincuencia y cuándo
ésta se convierte en un problema público.

Una vez establecidos los elementos que nos permiten esbozar a la delincuencia como un problema público desde
la ciencia política y justificar la utilidad social del presente trabajo y la necesidad de estudiar nuevas alternativas
de acción pública contra dicho flagelo social en nuestro país, estaremos en condiciones de avanzar hacia la
segunda sección del texto.

6
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

El segundo capítulo antecedentes históricos en la seguridad pública y municipal, se describe la Historia de la


Seguridad Pública, desde la etapa colonial hasta nuestros días, se hace una reseña de la forma en que se ha
ejercido el servicio de seguridad pública en las distintas etapas de la historia de nuestro país, y de esta manera se
da a conocer al lector los problemas de corrupción, irrespeto a los derechos humanos, abusos de autoridad,
comisión de faltas administrativas y delitos, carencia de educación y formación, participación ciudadana, falta de
capacitación y educación a cargo de los integrantes de las instituciones de seguridad pública, impunidad,
etcétera, que desde hace siglos surgieron y que hasta el momento no se han erradicado.

En el tercero capítulo, Fundamento y estructura del sistema de seguridad pública municipal: se inicia
presentando el panorama jurídico en torno a la situación que vive México con respecto a la seguridad pública, y
ahí exponemos cómo en un ejercicio autoritario y totalitario del poder, se atenta contra principios básicos de
nuestra historia, como son el Federalismo y la autonomía del Municipio, dando origen a múltiples normas
anticonstitucionales e inconstitucionales, la inclusión en la Carta Magna de dispositivos legales violatorios de los
derechos humanos, leyes contradictorias unas con las otras y tratados internacionales que son aplicados a la
entera conveniencia de países altamente desarrollados en una forma que dista mucho de ser equitativa e
igualitaria.

En la cuarta y última sección del trabajo El municipio en México: Coordinación del Sistema de Seguridad
Pública Municipal con la Federación y el Estado se encuentra la descripción y análisis de una política pública
de seguridad ciudadana

En esta sección mencionamos algunos puntos sobre por qué los municipios en México son el espacio de
gobierno político y territorial idóneo, tanto en términos conceptuales como institucionales, para diseñar e
implementar políticas de seguridad ciudadana.

El hincapié está en dos elementos: 1) en la cualidad de ser gobiernos de proximidad y 2) en la prestación -en
exclusiva- de los servicios públicos que tienen a cargo los ayuntamientos, de acuerdo con el artículo 115 de la
CPEUM. El municipio al conformar una unidad de gobierno local representa la base de la división territorial y
administrativa de las entidades federativas y del Estado en su conjunto. Por su condición de gobierno cuenta con
autonomía política, fuerza reglamentaria propia y un cuadro de atribuciones constitucionalmente establecidas.

Dentro de éstas últimas se encuentra la prevención del delito, policía preventiva, vial y de tránsito. Por lo
anterior, el municipio supone la primera instancia de gobierno dentro de la federación para asegurar la calidad de
vida de la población y buscar un umbral mínimo de gobernabilidad sobre el territorio.

En concreto, en este apartado describimos un panorama general sobre el acontecer histórico de los municipios en
México. De sus aportaciones al cambio político del país y sus atribuciones en materia administrativa, como
elementos que han formado parte de los procesos de democratización del régimen político y del rediseño

7
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

87
institucional del federalismo que el Estado ha experimentado en las últimas tres décadas. La intención es
plantear un marco y análisis jurídico sobre los instrumentos y las instituciones de seguridad pública municipal
que nos permita conceptualizar al municipio como una instancia de gobierno que además de ser relevante en la
historia de nuestro país en términos políticos, económicos y sociales, puede ser una institución política
estratégica en el combate a la delincuencia por sus características y atribuciones de carácter endógeno.

De esta manera, todos los temas que se presentan en esta investigación constituyen una abstracción que facilita el
estudio, pero que a la vez invita a interrelacionar permanentemente la metodología, el soporte teórico-conceptual
y el desarrollo temático, hasta arrojar unas inferencias a propósito del tema tratado.

Por último, se especifican las conclusiones, que son el producto del estudio de todos los ordenamientos sociales
y políticos que citamos; son propuestas que pretenden ayudar a la comprensión y resaltar las ideas relevantes
dentro del texto, las limitantes del argumento y su planteamiento. También algunas de las tareas pendientes por
estudiar, en materia institucional a nivel municipal, que en el futuro permitirán esbozar ideas innovadoras sobre
cómo instrumentar de forma viable los conceptos básicos de la seguridad ciudadana, al mayor terreno posible del
gobierno local en México. El propósito fundamental es apuntar ciertas directrices para que puedan consolidarse y
ampliarse los logros alcanzados. Tratamos de aportar ideas conscientes, apegadas a nuestra realidad política,
social, económica y cultural, pero sobre todo, apegadas al a la realidad de nuestro país.

De esta forma ha quedado establecido el contenido de la presente investigación, misma que en todo momento
busca contribuir para lograr un desarrollo integral entre la sociedad y su gobierno.

La investigación es de naturaleza no experimental, descriptiva y observacional, es decir, se han identificado y


descrito los principales elementos y características de la situación de las candidaturas independientes en México,
para lo cual se utilizaron bases de datos del pasado como son estadísticas, así como documentación oficiales e
informes y reportes de programas de gobierno.

La actividad se centra en el uso de fuentes bibliográficas y hemerográficas, así como referencias documentales
como informes, evaluaciones y de manera relevante memorias de los trabajos realizados diversos ámbitos de
evaluación de las condiciones de las en que actúan el sistema de partidos en el país, con referencia al marco
normativo.

Las referencias utilizadas se encuentran adecuadamente registradas en el aparato crítico y la bibliografía que
acompaña al reporte escrito.

Asimismo en cuanto al diseño de la investigación se encuentra el haber sido de carácter retrospectivo y


transversal, dado que se preparó con información obtenida con anterioridad al proyecto y con fines ajenos al
trabajo de investigación, así como se miden las variables una sola vez y en un momento determinado.

87
La dimensión territorial se refiere a los procesos sociales y las relaciones entre actores gubernamentales y no
gubernamentales que se presentan de forma endógena dentro de una demarcación geográfica delimitada.

8
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

9
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

CAPITULO I. Conceptos Preliminares

1.1 Generalidades

La actualización de la seguridad pública municipal, no sólo se debe concebir como la instrumentación de la


prevención del delito, sino también como la propuesta de creación de condiciones legales, institucionales,
administrativas, culturales y de conducta policial; En el marco de un constante esfuerzo principalmente para la
reestructuración a fondo del actual sistema de seguridad pública municipal.

Asimismo, acorde al cumplimiento con la ciudadanía en proporcionar seguridad y tranquilidad, el policía


municipal debe obtener una remuneración satisfactoria, a fin de dar cumplimiento con mayor eficacia a su labor;
Por consiguiente, el policía municipal debe ser sujeto en cuanto a su situación laboral a una revisión y
evaluación de las condiciones económicas y prestaciones sociales, para tal efecto, se debe programar estímulos
económicos de acuerdo a los niveles o grados y la trayectoria de los mismos.

Dentro de las acciones de actualización en materia de seguridad pública, uno de los ejes vertebrales será
tendiente a la profesionalización y capacitación del cuerpo policiaco, es decir, la impartición de clínicas
especializadas en seguridad y manejo de armamento, donde especialistas de la materia, instrumenten programas
dirigidos a los policías municipales, incluyendo mandos medios y superiores de la corporación.

Dentro de las acciones tendientes a la actualización, se debe incluir el uso y manejo del campo vehicular, que se
utiliza en el servicio, donde las unidades deberán estar en perfectas condiciones de uso y tránsito, de esta forma
el ayuntamiento no deberá escatimar recursos en la adquisición y forma el ayuntamiento no deberá escatimar
recursos en la adquisición y reparación de unidades vehiculares.

Dentro de las acciones aplicables en la actualización de la seguridad pública será la de proporcionar cursos
básicos de lectura y escritura, y dentro de la fase legal, será inculcar a los policías el hábito de la interpretación y
la aplicación del conocimiento legal, toda vez que especialistas deberán proponer diversos programas de
actualización pedagógica y de conocimientos básicos en materia legal.

1.1.1 Nacimiento de la seguridad pública

Es preciso señalar que durante la época colonial en nuestro país se concebía a la seguridad pública como la
función de vigilancia preventiva, es decir, la labor encomendada a los gendarmes o policías preventivos,
generalmente realizada por policías municipales para prevenir infracciones a reglamentos y bandos de policía y
buen gobierno.

Esta concepción tiene sus antecedentes históricos en las ordenanzas de la época que sustentaban la actuación de
aquellos vigilantes nocturnos o serenos y de los alguaciles que velaban por su exacto cumplimiento y contaban
para ello con la colaboración de los vecinos. Eran entonces, como ahora, objeto de esta materia las reglas de
comportamiento de los ciudadanos y de la población en general, en vías públicas, calles, plazas, caminos y
lugares de concurrencia.

10
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

En consecuencia, la seguridad pública, por tradición, fue una materia a la cual se le restaba importancia, por
ende, poca cosa se hacía para enfrentar el fenómeno de la delincuencia desde una perspectiva seria, profesional y
legal.

La seguridad pública es la garantía que el poder público ofrece a la ciudadanía en general, a cuantos residen en el
territorio de su jurisdicción, de no ser ofendidos impunemente y de ser amparados en sus reclamaciones legales.

En sentido más amplio, la palabra seguridad indica la situación de estar alguien seguro frente a algún peligro. En
la vida social el individuo, necesita tener la seguridad de que los demás respetarán su integridad y bienes, y por
otra, saber cómo ha de comportarse respecto de los bienes de los demás.

El asegurar la existencia de ciertos comportamientos en la vida social, su aplicación es necesaria para la


subsistencia de la vida misma, por consiguiente, para que exista paz hace falta que los miembros de la sociedad
respeten los bienes y vidas ajenas, por eso es necesario que la sociedad asegure, conminando con la coacción
pública, que dichos ordenamientos y comportamientos han de llevarse a cabo.

En este sentido, la palabra seguridad “proviene de la palabra securitas, la cual deriva del adjetivo securus (de
secura) que en su sentido más general, significa estar libre de cuidados.88

1.1.2 Sociedad y estado

En la ciencia del derecho media como un elemento prevalente el buscar siempre el beneficio social y es
preocupación no sólo de los políticos, o de los sociólogos el atender a actividades benéficas para ésta, sino que
los abogados y quienes estamos inmersos en el mundo de lo jurídico nos preocupamos por buscar siempre un
beneficio a la sociedad a la que pertenecemos para zanjar problemas y motivar a grandes realizaciones.

La palabra sociedad, proviene del latín societas, que significa reunión de personas, familias, pueblos o naciones.

En su uso general, la sociedad se refiere al hecho de asociación humana, al respecto Luis Recasehs Siches, dice
el conjunto de las formas, de las interacciones, y de los procesos que se dan entre los hombres, al cual llamamos
sociedad, se da y se desenvuelve en la vida humana.”.89

Asimismo, la concepción del Origen de este término refleja una agrupación natural del elemento humano que
conforma a la sociedad, es decir, la sociedad en la ciencia política se integra por la conjunción de hombres que se
agrupan para beneficiarse recíprocamente.

La sociedad para López Rosado dice “... que la sociedad es la unión permanente, orgánica, total establecida en
determinado territorio y sometida a un gobierno soberano; así la sociedad se identifica con Estado.”.90

Este autor confunde la sociedad con el Estado que son términos totalmente distintos, ya que la primera atiende al
contenido y el segundo atiende al continente, no se puede confundir el todo con la parte, puesto que el Estado es
88
Instituto de Investigaciones Jurídicas, Diccionario Jurídico Mexicano, décima tercera edición, Ed. Porrúa, México, 1999, p. 2885, Tomo P-
Z
89
RECASEHS SICHES, Luis, "Tratado General de Sociología", séptima Edición, Editorial Porrúa, vigésima México, 1999 pág. 109.
90
LÓPEZ ROSADO, Felipe, "Introducción a la Sociología, cuadragésima Edición, Editorial Porrúa, México, 2003, pág. 45.

11
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

el todo y la sociedad es un concepto del Estado pues forma parte de él.

La sociedad se identifica con caracteres propios que los estudiosos en la materia lo llaman societas humanis
generis.

Aún cuando la sociedad es de origen remoto, no cabe duda que ésta ha ido cambiando de acuerdo a las épocas y
se adecua de acuerdo a las necesidades del hombre de hábitat diversos.

Para un autor como Ely Chinoy, el concepto de sociedad, es el segundo de los conceptos básicos de la
Sociología, ya que el primero para él es la cultura tomando la idea de Tylor dice que es el todo complejo de
conocimientos que el hombre adquiere siendo miembro de la sociedad, pero el punto que nos concierne es la
sociedad, siendo ésta hecho básico de la asociación humana, asimismo refiere a la sociedad “ ... en el más amplio
sentido , para incluir toda clases y grado de relaciones en que entran los hombres, sean ellas organizadas o
desorganizadas, directas o indirectas, consientes o inconscientes, de colaboración o de antagonismo ...”91

Asimismo, el autor antes indicado señala dos tipos de sociedad tales como:

Sociedad como grupo, entendiendo a esta como el tejido total o el complejo esquema total de las relaciones
sociales, en las que se agrupan los hombres, tales como la sociedad mexicana en alusión a la totalidad de los
mexicanos que habitan en ese país en esta época), o bien se puede referir a la agrupación de seres humanos tales
como la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, Organizaciones profesionales, asociaciones criminales,
la Sociedad Panteológica Mexicana, etc.

“ ... La sociedad, pues, es más un grupo dentro del cual pueden vivir los hombres una completa vida común, que
una organización limitada a algún propósito ... Desde este punto de vista, una sociedad consiste no sólo de
individuos vinculados los unos a los otros, sino también de grupos interconectados y superpuestos..."92

...Sociedad como conjunto de Instituciones, la define como el " tramado de las relaciones sociales" o como un
grupo que lo abarca todo, posee una forma de vida o, en nuestra terminología, una cultura. Los patrones de
interacción y de relación social se definen por las normas que definen la conducta y son afectados por los valores
y creencias que comparten los miembros de la sociedad. Dentro de esta concepción, la sociedad deberá ser
descrita en términos de sus principales instituciones: familiares, religiosas, económicas, políticas, educacionales,
etc. ...”93

Algunos pensadores como lo fueron Jean Jacques Rousseau, estableció la teoría contractualista referente al
convenio que celebran los miembros que la integran para vivir más armónicamente; el contrato social surte sus
efectos para conglomerar entes de una misma especie.

Así, Jean Jacques Rousseau, señala, “ ... habiendo nacido libre el hombre se encuentra por doquier encadenado.

91
CHINOY, Ely, "La Sociedad, Una Introducción a la Sociología, vigésima segunda Edición, Editorial Fondo de Cultura Económica, México,
1999 pág. 45.
92
Ibíd. pág. 46.
93
Ibíd. pág. 47.

12
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

La cuestión remite al análisis de la naturaleza misma del orden social, el cual es un derecho sagrado que sirve de
base a los demás. Este derecho no procede de la naturaleza, sino que se basa en un pacto, convención o contrato.
La única sociedad de derecho natural sería la familia, pero su unión está condicionada a la necesidad que los
hijos tienen de sus padres para su propia conservación. Al cesar esta necesidad acaba el derecho natural; los hijos
se independizan y recuperan su libertad. De este modo, la prolongación de la sociedad familiar se da sólo en
función de un contrato voluntario entre sus miembros.

Esta forma de contrato no se impone por la fuerza y la coacción, pues ello negaría la libertad natural del hombre
y no institucionalizaría ni permitiría una libertad civil y políticas adecuadas. La única fuente legítima de la
autoridad hay que buscarla en las convenciones o pactos entre los hombres. Ahora bien, el hombre no puede
enajenar su libertad o someterse a un semejante, pues renunciar a su libertad implica renunciar a su cualidad de
hombre, a sus derechos e incluso a sus deberes. Hay que buscar pues, un medio de establecer y justificar la
soberanía y la autoridad colectivas, sin que ello suponga una merma en las libertades individuales. Esto no
significa que en orden social y político establecido por el contrato no haya o no deba haber sumisión y
obligatoriedad de la ley. En suma, el problema está en conciliar la obediencia, el orden y la autoridad con la
libertad e inalienable de los individuos. El contrato social posibilita esta conciliación; esto es, los hombres no se
someten más que a la ley que ellos mismos se han dado con la finalidad de conseguir en la unión social una
ayuda indispensable para hacer frente a los obstáculos que ponen en peligro su supervivencia en un orden natural
y solitario"94

Cabe señalar como ejemplo: si no hubiere sociedad no se pagarían impuestos, y toda vez que estos se cubren
hasta la actualidad, al principio parecería que existe una pérdida, pero en realidad termina siendo una ganancia,
ya que a partir de que sus miembros son partícipes dentro de la sociedad al cubrir sus impuestos, esto da como
lugar que se cubran ciertas necesidades en común para ellos.

En el contrato social, el individuo no se somete a nadie en particular, pues el contratante no enajena sus derechos
a favor de otros individuos, sino a favor de la comunidad, es decir de la voluntad en general. Sin duda que este
pasó del orden natural al social es beneficioso para los individuos, sus actos empiezan a ser morales, la justicia
sucede al instinto, el deber al impulso físico, el derecho al apetito, la razón a su capricho.

El autor de referencia nos dice asimismo: las cláusulas de este contrato están de tal suerte determinadas por la
naturaleza del acto, que la menor modificación en ellas las haría inútiles y sin efecto; de manera que, aunque no
hayan sido jamás formalmente enunciadas, resultan en todas partes las mismas, así como tácitamente
reconocidas y admitidas, hasta tanto que, violando el pacto social, cada cual recobra sus primitivos derechos y
recupera su libertad natural al perder la condicional por la cual había perdido a la primera. Estas cláusulas,
suficientemente estudiadas, se reducen a una sola, a saber; la alineación total de cada asociado con sus
innegables derechos a toda la comunidad. Pues, primeramente, dándose por completo cada uno de los asociados,

94
ROUSSEAU, Jean Jacques, "El Contrato Social", Editorial Edimat Libros, S.A., España, 2000, págs. 20-21.

13
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

la condición es igual para todos; y siendo igual, ninguno tiene interés en hacerla gravosa para los demás.”95

En conclusión, la sociedad requiere de las voluntades de todos sus miembros para encontrar una igualdad de
derechos que sean en común beneficio para todo el grupo, y teniendo como ejemplo el cuerpo humano, todos los
miembros que lo componen son indispensables para un mejor funcionamiento ya que hay coordinación entre
ellos, y en este caso del tema que nos atañe, la sociedad funcionaría mejor si realmente se aplicara la unión de
voluntades, tomando de alguna manera la conveniencia para cada uno en particular.

No obstante lo anterior, la sociedad en la que vivimos inmersos requiere para su mejor funcionamiento de una
organización e implantar un orden, toda vez que debido a que cada individuo desarrolla diversos
comportamientos, ideas, valores y actividades diferentes que al cruzarse entre sí puede dar como origen diversos
conflictos, es muy importante crear una Institución que nos garantice una seguridad que nos permita saber a qué
atenernos, que podemos hacer y hasta que límites podemos actuar, para eso se crea el Estado.

El Estado, considerado como una Institución de Derecho Público, proviene del latín status, stare, que atiende a
la traducción de situación en que se encuentra alguien o algo.

El diccionario de ciencia política señala entre otras definiciones la siguiente:

El Estado es la sociedad jurídicamente organizada, con un territorio y un pueblo determinado. Permite y favorece
la convivencia pacífica y la realización de la totalidad de los fines humanos... y refiere también Estado en sentido
amplio al conjunto de personas que viven en un momento dado en y en un territorio determinado, unidas por
vínculos de distinta naturaleza (de nacionalidad, culturales, jurídicas, etc. ) y bajo un poder soberano que es
común sobre todas ellas. Estos son Estados de pleno derecho y forman parte de la comunidad jurídica
internacional. En sentido restringido, Estado es sinónimo de poder soberano. Es la estructura dotada de poder de
un Estado en sentido. ...”96

El Estado es creado por los hombres para una mejor convivencia entre ellos en sociedad, de esta manera
tendremos un mejor orden y organización. Diversos autores han dado el concepto de lo que para ellos representa
el Estado y los señalo a continuación.

El autor Andrés Serra Rojas en su obra Teoría General del Estado, da diversos conceptos de Estado y refiere a
los siguientes autores:

“ ... BARTHELEMY: El Estado es una sociedad organizada sometida a una autoridad política y ligada a un
territorio determinado.

GROPPALI: El Estado es la persona jurídica que está constituida por un pueblo organizado sobre un territorio,
bajo el mando de un poder supremo, para fines de defensa, de orden, de bienestar y de superación común.

95
ROUSSEAU, Jean Jacques, "El Contrato Social", Editorial R.B.A. Proyectos Editoriales S.A., España, 1985. págs. 41-42.
96
SERRA ROJAS, Andrés, "Diccionario de Ciencia Política", Tomo I, Editorial Más Actual Mexicana de Ediciones S.A. de C.V. México,
1997. pág. 436.

14
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

BULLRICH: El Estado es la nación considerada bajo el punto de vista de su organización política.

LEÓN DUGUIT: En su sentido más general se puede decir que hay un Estado en todas las veces que exista en
una sociedad determinada una diferenciación política, por rudimentaria, o por complicada o desarrollada que ella
sea. La palabra Estado designa sea a los gobernantes o al poder político, sea a la sociedad misma donde existe la
diferenciación de gobernante y gobernados y donde existe por esto mismo un poder político.

FISCHBACH: El Estado es una situación de convivencia humana en la forma más elevada, dentro de las
condiciones de cada época y de cada país..."97

Para la autora Patricia Valles Medina: "... El Estado es una entidad política con un territorio circunscrito
estructurado bajo un gobierno autónomo que se da sus propias leyes ...”98

Asimismo, señala: “ .la necesidad de la existencia de una entidad política misma de la cual se derivan diversas
cuestiones tales como las sociales, que sirven para regular la conducta de sus miembros, las económicas, que
tiene como fin regular las formas de satisfacción de las necesidades humanas y en lo político, como
representante de los intereses de determinados grupos sociales ...”99

Carlos Strasser : “... el Estado es la estructura y la condición de posibilidad de una sociedad y también por otra
parte, en efecto, un instrumento de denominación política cuyo objeto es imponer ese orden que está en su
función, así también refiere, ... esa dominación política, a la vez expresa y no expresa el interés general y el
interés de algún sector dominante. o, dicho a la inversa, es expresión a la vez de un interés general y del interés
de uno o más sectores dominantes en toda suerte de sociedad.

Ese interés general o esa voluntad general puede ser variable en tiempo y espacio, y también puede ser variable
el sector o los sectores dominantes que representa en alguna medida el Estado o que están de cierta forma en
posesión de él...”100

El jurista Vienés Hans Kelsen, nos dice : “ ... El estado es el orden de la conducta humana que llamamos orden
jurídico, el orden hacia el cual se orientan ciertas acciones del hombre, o la idea a la cual los individuos ciñen su
comportamiento.”101

Asimismo, Besave Fernández del Valle hace referencia al doctor Luis Sánchez Agesta, catedrático de derecho
público de la Universidad de Granada, quien describe al Estado de la siguiente manera: “ ... El estado es la
organización de un grupo social, establemente asentado en un territorio determinado, mediante un orden jurídico
servido por un cuerpo de funcionarios y definido y garantizado por un poder jurídico, autónomo y centralizado
que tiende a realizar el bien común ...”102

97
SERRA ROJAS, Andrés, "Teoría General de Estado", Editorial Porrúa S.A., México, 1964. pag.165.
98
VALLES MEDINA, Patricia, “La Moral y El Estado”, Universidad Guadalajara, Dirección de Publicaciones, México, 1993. pág. 15.
99
Ibíd. pág. 19.
100
STRASSER, Carlos, "Teoría del Estado", Abeledo-Perrot, Buenos Aires, República de Argentina, 1997. pág. 22.
101
KELSEN, Hans, "Teoría General del Derecho y del Estado", 3- edición, México UNAM, 1969. pág. 224.
102
FERNÁNDEZ DEL VALLE, Agustín Besave, "Teoría del Estado", Fundamentos de Filosofía Política, Editorial Trillas, 1- impresión,

15
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Felipe López Rosado en su obra Introducción a la Sociología nos señala: “ ... Fue Nicolás Maquiavelo quien
empleó por primera vez en El Príncipe la palabra estado, stato, con su significado moderno de un cuerpo político
establecido en un territorio determinado y bajo un gobierno que lo rige... Ello ocurrió a principios del siglo XVI;
stato significó, pues, una extensión de tierra, con un pueblo que habita y con un gobierno que lo rige. ...asimismo
refiere que Juan Bodín, el más notable tratadista de Derecho Público del siglo XVI, definió al Estado de esta
manera: ... El Estado es el conjunto de familias y sus posesiones comunes gobernadas por un poder soberano,
según la razón. El conjunto de familias quiere indicar lo que otros autores llaman población, o demos política; el
conjunto de sus posesiones puede traducirse en el territorio sobre el cual está asentado ese pueblo; y el poder
soberano indica un gobierno independiente. ...”103

La catedrática Aurora Arnaiz, lo define: El Estado como Institución Política, es la forma política de un pueblo o
la organización política de un pueblo. ...”104

Por su parte los autores Moisés Cruz Gayoso, Alfonso Ochoa Hofmann y Jorge Robles Vázquez conceptúan al
Estado de índole social y jurídico, entendiendo al primero como: “... la suma de las relaciones sociales que se
dan entre los hombres, lo que conciben como una creación humana eminentemente social y que existe junto o
sobre el hombre. En tales relaciones sociales existe una marcada jerarquía y división: los que mandan y los que
obedecen, además de que están establecidos en el territorio del Estado ... y el segundo establece cuando el Estado
se somete y autolimita al sistema jurídico que le da la estructura, funciones y limitaciones, a la vez que se
convierte en sujeto de derechos y obligaciones. ...”105

Como se puede observar, en general el concepto de Estado para cada uno de los diferentes autores toma como
referencias a los individuos, territorio, organización, orden, relaciones sociales, poder supremo, etc., todos con la
idea de señalar que cada uno de esos conceptos tienen como finalidad el de mantener el orden de los individuos
que se desenvuelven en un lugar determinado.

De acuerdo a los siguientes conceptos, se entiende que el Estado es una Institución de Derecho Público, creado
por el conjunto de voluntades de los individuos que forman la sociedad, con la finalidad de obtener una mejor
organización, convivencia, mantener el orden público y obtener por consiguiente bienestar común entre ellos.

Una vez teniendo claro el concepto de Estado, es importante señalar en forma general los elementos que lo
constituyen, esto con la finalidad de no confundir estos conceptos con el Estado, y pasar al tema que nos atañe
que es la seguridad pública.

La mencionada Aurora Arnaiz señala: “... En una posición elemental cabe afirmar que los hombres de un Estado
conviven porque hay una autoridad que rige en su territorio y ordena lo que debe o no se debe hacer en beneficio
de la comunidad. He aquí, por consiguiente, los tres elementos básicos clásicos del Estado: pueblo, territorio y

México, 2003. pág. 102.


103
Ibíd. págs. 217-218.
104
ARNAIZ, Aurora, "Ciencia del Estado I", Editorial Libros de México S.A. de C.V., México, 1959. pág. 9.
105
CRUZ GAYOSO, Moisés, OCHOA HOFMANN, Alfonso y ROBLES VÁZQUEZ, Jorge, "Teoría General del Estado", IURE Editores S.A.
de C.V., México, 2006. pág. 59-60.

16
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

gobierno. ...”106

Luis de la Hidalga nos habla del primer elemento que es el Pueblo y nos dice que: “ ... es el producto y proceso
de las acciones de asociación individual dentro de su propio ambiente físico y cultural, en una circunscripción
determinada. ...”107

El ya mencionado Agustín Besave Fernández del Valle, nos da una variedad de conceptos de pueblo y nos
señala:

a) El pueblo como población-concepto cuantitativo-está integrado por los hombres que habitan determinado
territorio.

b) El pueblo como masa amorfa y neutra que no participa en las actividades estatales, es un concepto
negativo y pasivo. En este sentido hablaba Sieyes cuando consideraba al pueblo como el tercer estado, el de los
no privilegiados.

c) El pueblo que aclama conducido por el jefe.

d) El pueblo como sujeto de la opinión pública frente a la actuación de la autoridad.

e) El pueblo como sujeto de decisión a través del sistema de votaciones, esto es, como cuerpo electoral.

f) El pueblo representado, es decir, actuando a través de sus representantes. ...”108

Para los autores Moisés Cruz Gayoso, Alfonso Ochoa Hofmann y Jorge Robles Vázquez ya antes referidos, el
Pueblo: “ . Es el conjunto de la población establecida en un determinado territorio, denominados también
ciudadanos y que intervienen en los asuntos políticos del gobierno y del Estado, en cuyo beneficio se garantizan,
establecen y reconocen determinados derechos y obligaciones. ...”21

Sin embargo, yo considero que el pueblo se separa de la población, ya que la población atiende a un concepto
sociológico y no político- jurídico como el de pueblo, en la teoría del Estado.

El ya mencionado Luis de la Hidalga hace referencia al Doctor Ignacio Burgoa quien afirma:

“ ...Territorio, es el espacio dentro del cual se ejerce el poder estatal o "imperium", y en ese sentido, como lo
afirma Burdeau, "un cuadro de competencia y un medio de acción". Como esfera de competencia el Estado
delimita espacialmente la independencia de éste frente a otros Estados, es el suelo dentro del que los gobernantes
ejercen sus funciones, es el ambiente físico de vigencia de las leyes y demarcación de su aplicabilidad -
territorialidad- fuera del cual carecen de eficacia normativa - extraterritorialidad -. ...”109

Asimismo, el autor en cita indica: “ ... El Poder, es la capacidad o autoridad de dominio, freno y control de los
seres humanos, con objeto de limitar su libertad y reglamentar su actividad. Este poder puede ser por uso de la

106
Id. pág. 9.
107
DE LA HIDALGA, Luis, "Teoría General del Estado", 1- edición, Editorial Porrúa S.A. de C.V., México, 2008. pág. 59-60.
108
Ibid. págs. 103-104.
109
Ibid. pág. 157.

17
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

fuerza, la coerción, voluntaria ... o por diversas causas, pero en toda relación social el poder presupone la
existencia de una subordinación de orden jerárquico, de competencias o cooperación reglamentadas. ...”110

1.1.3 Concepto fundamental de seguridad pública

La seguridad pública es una función a cargo de la Federación, estados y municipios, quienes deberán determinar
las bases para la administración, organización, operación, funcionamiento, coordinación y supervisión de los
cuerpos policíacos, y cuyo objetivo es establecer las medidas preventivas para la seguridad y protección de la
integridad de los ciudadanos, derechos y bienes, asimismo, para preservar las libertades, el orden y la paz
públicos con estricto apego a la ley y a los derechos humanos.

Otro discernimiento moderno concibe a la seguridad pública no sólo como una función que comprende las
actividades ejecutivas de prevención, sino también las acciones sustantivas de investigación y persecución para
que los delincuentes sean enjuiciados, sancionados y readaptados conforme a las leyes.

En este orden de ideas, la seguridad pública se define como todas aquellas actividades encaminadas a prevenir y
disminuir las infracciones y delitos, así como las acciones que realizan el ministerio público a través de la
procuración de justicia, las autoridades administrativas responsables de la readaptación social del delincuente y
la adaptación del menor infractor, así como la labor de las instituciones encargadas de la protección de
instalaciones y servicios estratégicos del país y, en general, todas las que realicen directa o indirectamente, las
dependencias y entidades que deban contribuir a los fines de la seguridad pública en México.

La palabra “seguridad”, deriva del latín securitas, -atis, que significa “cualidad de seguro” o “certeza”.

El autor Juan Ramírez Marín nos dice:

“ ... El término seguridad proviene del latín securitis, que significa confianza, tranquilidad de una persona,
procedente de la idea de que no hay ningún peligro que temer.

Asimismo refiere:

... Seguridad, según el Diccionario de la Real Academia, es la “calidad de seguro"; en tanto que “seguro" es
definido como “libre o ausente de todo peligro, daño o riesgo".

De Seguridad, ramo de la administración pública que vela por la tranquilidad de las personas.

El término público (a) deriva también del latín: publicus, cuyo significado es: perteneciente a todo el pueblo.
...”111

José G. Sandoval Ulloa dice que la seguridad pública: “ .es la función estatal a cargo de la Federación, el Distrito
Federal, los Estados y los Municipios, en sus respectivas competencias, que comprenden todas aquellas
actividades dirigidas a la prevención y persecución de infracciones y delitos; la imposición de las sanciones

110
Ibid. pág. 156.
111
RAMÍREZ MARÍN, Juan, “Seguridad Pública y Constitución", Editorial Porrúa S.A. de C.V., México, 2003. pág. 1.

18
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

administrativas; la reinserción social del delincuente y del menor infractor y en general, todas las que
contribuyen a alcanzar los fines superiores de salvaguardar la integridad y derechos de las personas, así como
preservar las libertades, el orden y la paz pública. ...”112

No obstante, Salvador Abascal Carranza dice: “ ... La seguridad pública constituye un aspecto esencial de la
seguridad integral del Estado, al cual le ha sido otorgado por la sociedad fundante misma un poder de
salvaguarda de los intereses de todas las personas que integran dicha comunidad. ...” 113

Rousseau comenta: “ Si el Estado o la ciudad nos es más que una persona moral cuya vida consiste en la unión
de sus miembros, y si el más importante de sus cuidados es el de la propia conservación, le es indispensable una
fuerza universal e impulsiva para mover y disponer de cada una de sus partes de la manera más conveniente al
todo. ...”114

Asimismo, Mario A. Garza Salinas nos dice que: “ ... La seguridad implica una exigencia fundamental del
hombre que tiene por objeto controlar su destino y disponer libremente de su propia vida; así, en el hombre la
seguridad no se presenta como un anhelo accidental o de coyuntura sino como una parte esencial de su
naturaleza racional. El hombre necesita proceder racionalmente, con conocimiento de causa, es decir con certeza
para intentar lograr sus fines. La idea de seguridad está relacionada íntimamente con la percepción de libertad y
de orden social. El hombre requiere de mayor seguridad en la medida que pretende ejercer plenamente su
libertad de manera responsable y cuando, por consiguiente, valora el orden social establecido que le permite
condiciones para su desarrollo individual. ...”115

Por lo anterior se concibe a la Seguridad pública, como el elemento indispensable para un mejor
desenvolvimiento de los individuos en sociedad, y que vivan con la confianza, seguridad y tranquilidad para
tener una vida en común.

Ahora bien, dicho concepto se escucha bonito, pero cuál es la realidad actual? La Inseguridad, ya que día a día se
ven en los diferentes medios de comunicación el gran índice de delincuencia, en la que no faltan los asaltos,
asesinatos, agresión, etc., correspondiendo al Estado implementar las medidas de seguridad para poner un límite
a este problema social que crece con el transcurso del tiempo y que no permite una libertad de ninguna
naturaleza.

Así, el mencionado Salvador Abascal Carranza también refiere: “ .Uno de los principales derechos que la
autoridad pública debe garantizar al gobernado es el de la seguridad en la libertad. El derecho a la vida, a la
integridad, a la propiedad, a la honra, a la expresión y manifestación de las ideas, al tránsito, al descanso, están

112
SANDOVAL ULLOA, José G., “Introducción al Estudio del Sistema Nacional de Seguridad Pública", 2- edición, J.M. Impresión y Diseño
S.A., México, 2000. pág. 41.
113
ABASCAL CARRANZA, Salvador, "Los Desafíos de la Seguridad Pública en México", Editores Talleres de Formación Grafica S.A. de
C.V., México, 2002. pág. 22.
114
Ibid. pág. 60.
115
Ibid. págs. 110-111.

19
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

estrechamente vinculadas con el derecho a la seguridad, tanto jurídica como pública. ...”116

Martín Gabriel Barrón Cruz en su libro Policía y Seguridad en México, cita al autor Sánchez Augusto, el cual
señala que la seguridad pública: “.cumple la función conservadora del orden social, con base a un orden jurídico
que controle el poder y norme sus relaciones con los ciudadanos y de éstos entre sí. Es decir la existencia y
permanencia de un orden público y de un orden privado, como condición necesaria para la vida social. Así, la
seguridad pública se constituye en una manifestación de la acción gubernamental, ejercida para salvaguardar la
integridad, intereses y bienes de las personas, y de las entidades públicas y privadas. ...”117

La Seguridad Pública en México, es un derecho que tenemos todos los gobernados y se encuentra establecido en
los artículos 21 y 73 de nuestra Carta Magna, de lo que se desprende en lo conducente:

El artículo 21 constitucional en sus últimos párrafos señala:

" ... La seguridad pública es una función a cargo de la Federación, el Distrito Federal, los Estados y los
Municipios, que comprende la prevención de los delitos; la investigación y persecución para hacerla efectiva, así
como la sanción de las infracciones administrativas, en los términos de la ley, en las respectivas competencias
que esta Constitución señala. La actuación de las Instituciones de seguridad pública se regirá por los principios
de legalidad, objetividad, eficiencia, profesionalismo y honradez y respeto a los derechos humanos en ésta
Constitución.

Las Instituciones de seguridad pública serán de carácter civil, disciplinario y profesional. El Ministerio Público y
las Instituciones policiales de los tres órdenes de gobierno deberán coordinarse entre sí para cumplir los
objetivos de la seguridad pública y conformarán el Sistema Nacional de Seguridad Pública, que estará sujeta a
las siguientes bases mínimas:

a) La regulación de la selección, ingreso, formación, permanencia, evaluación, reconocimiento y


certificación de los integrantes de las Instituciones de seguridad pública. La operación y desarrollo de estas
acciones serán competencia de la Federación, el Distrito Federal, los Estados y los Municipios en el ámbito de
sus respectivas atribuciones.

b) El establecimiento de las bases de datos criminalísticos y de personal para las Instituciones de seguridad
pública. Ninguna persona podrá ingresar a las Instituciones de seguridad pública si no ha sido debidamente
certificado y registrado en el sistema.

c) La formulación de políticas públicas tendientes a prevenir la comisión de delitos.

d) Se determinará la participación de la comunidad que coadyuvará, entre otros, en los procesos de


evaluación de las políticas de prevención del delito así como de las Instituciones de seguridad pública.

e) Los fondos de ayuda federal para la seguridad pública, a nivel nacional serán aportados a las entidades

116
Ibíd. pág. 23.
117
BARRÓN CRUZ, Martín Gabriel, "Policía y Seguridad en México", Impresos Chávez S.A., México, 2005. pág.

20
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

federativas y municipios para ser destinados exclusivamente a estos fines. ...”118

El Artículo 21 de nuestra Ley Fundamental, antes transcrito, establece que la Federación, el Distrito Federal, los
Estados y los Municipios, se coordinarán, para lograr una mayor eficacia en cuanto a la seguridad al gobernado.
De ahí que la seguridad no puede alcanzarse con estrategias y acciones aisladas de la autoridad; sino que exige la
articulación y coordinación de todos los órganos que intervienen en todos los niveles de gobierno, a lo cual se
deben de adherir Instituciones de educación, salud, desarrollo social e inclusive la sociedad civil, para de esta
manera se obtenga una paz y tranquilidad social.

Así también, el artículo 73 de nuestra Carta Magna en sus fracciones XXIII, establece:

“... Artículo 73. El Congreso tiene facultad: ... XXIII. Para expedir leyes que establezcan las bases de
coordinación entre la Federación, el Distrito Federal, los Estados y los Municipios, en materia de seguridad
pública; así como para la organización y funcionamiento, el ingreso, selección, promoción y reconocimiento de
los integrantes de las Instituciones de seguridad pública en el ámbito federal.119

Como se mencionó, el Artículo 21 Constitucional indica que la seguridad pública en el país, se puede lograr con
la unión efectiva y la coordinación de la Federación, el Distrito Federal, los Estados y los Municipios en su
respectivas competencias, quien en conjunción con el artículo 73 de dicho ordenamiento, el Congreso de la
Unión tiene facultades para expedir las leyes que en materia de seguridad pública sean necesarias para lograr la
coordinación de la Federación, el Distrito Federal, los Estados y los Municipios cuya finalidad es brindar
seguridad al gobernado combatiendo la delincuencia teniendo como apoyo no solo a las Instituciones, sino a la
sociedad civil que de alguna manera es quien sale beneficiada si se cumple efectivamente dicho fin.

Antes de pasar a las leyes relativas a la Seguridad Pública creadas en razón de los artículos Constitucionales que
anteceden es importante hablar que se entiende por Seguridad Nacional.

El Artículo 3° de la Ley de Seguridad Nacional nos dice: que son las acciones destinadas de manera inmediata y
directa a mantener la integridad, estabilidad y permanencia del Estado Mexicano, pero esta se puede lograr,
estableciendo las bases de integración y acción coordinada de las instituciones y autoridades encargadas de
preservar dicha Seguridad Nacional, en sus respectivos ámbitos de competencia; tomando la forma y términos en
que las autoridades de las entidades federativas y los municipios colaborarán con la Federación en dicha tarea y
regular los instrumentos legítimos para fortalecer los controles aplicables a la materia.

Asimismo, corresponde al Titular del Ejecutivo Federal determinar la política en dicha materia y dictar los
lineamientos que permitan articular las acciones de las dependencias que integran el Consejo de Seguridad
Nacional, con la finalidad de lo siguiente:

1. Dar protección a la nación mexicana frente a las amenazas y riesgos que enfrente nuestro país;

118
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, 158- edición, Editorial Porrúa, México, 2009, pág. 26.
119
Ibíd. pág. 77.

21
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

2. Preservar la soberanía e independencia nacional y la defensa del territorio;


3. Mantener el orden constitucional y el fortalecimiento de las instituciones democráticas de gobierno;
4. Mantener la unidad de las partes integrantes de la Federación que señala el artículo 43 de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos;
5. Defender el Estado Mexicano respecto de otros Estados o sujetos de derecho internacional, y
6. Preservar la democracia, fundada en el desarrollo económico social y político del país y sus habitantes.

La Ley en comento, se rige por los principios de legalidad, responsabilidad, respeto a los derechos
fundamentales de protección a la persona humana, garantías individuales y sociales, confidencialidad, lealtad,
transparencia, eficiencia, coordinación y cooperación.

Las leyes supletorias de esta Ley son:

• Ley General de Coordinación del Sistema Nacional de Seguridad Pública;


• Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos
• Código Federal de Procedimientos Civiles y la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación;
• Código Federal de Procedimientos Penales y la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada
• Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, y los principios
generales del derecho. ,.."120

Así también, Mario A. Garza Salinas en el libro de Pedro José Peñaloza nos dice: “ ... Seguridad Nacional.- Es
el conjunto de condiciones necesarias para garantizar la soberanía, la independencia y la promoción del interés
de la Nación, fortaleciendo los componentes del proyecto Nacional y reduciendo al mínimo las debilidades o
inconsistencias que puedan traducirse en ventanas de vulnerabilidad frente exterior. ...121

Ahora bien, también la Administración Pública Federal, en cumplimiento al mandato Constitucional, da los
lineamientos tendientes a lograr la Seguridad Pública y para esto, La LEY ORGÁNICA DE LA
ADMINISTRACIÓN PÚBLICA FEDERAL señala entre algunas de las funciones de la Secretaría de Seguridad
Pública las siguientes:

I. Dar las políticas de seguridad pública y criminal en el ámbito federal, que comprenda las normas,
instrumentos y acciones para prevenir de manera eficaz la comisión de delitos;
II. Proponer al Ejecutivo Federal las medidas que garanticen la congruencia de la política criminal entre las
dependencias de la administración pública federal;
III. Presidir el Consejo Nacional de Seguridad Pública;
IV. Representar al Poder Ejecutivo Federal en el Sistema Nacional de Seguridad Pública;
V. Proponer al Consejo Nacional de Seguridad Pública la designación del Secretario Ejecutivo del Sistema
Nacional de Seguridad Pública y, en su caso, removerlo libremente;

120
Ley de Seguridad Nacional. pág. 1-3. http://www.ordenjuridico.gob.mx/
121
Ibíd. pág. 111.

22
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

VI. Proponer en el seno del Consejo Nacional de Seguridad Pública, políticas, acciones y estrategias de
coordinación en materia de prevención del delito y política criminal para todo el territorio nacional;
VII. Fomentar la participación ciudadana en la formulación de planes y programas de prevención en materia
de delitos federales y, por conducto del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en los delitos del fuero común;
VIII. Promover y facilitar la participación social para el desarrollo de actividades de vigilancia sobre el
ejercicio de sus atribuciones;
IX. Atender de manera expedita las denuncias y quejas ciudadanas con relación al ejercicio de sus
atribuciones;
X. Organizar, dirigir, administrar y supervisar la Policía Federal Preventiva, así como garantizar el
desempeño honesto de su personal y aplicar su régimen disciplinario;
XI. Proponer al Presidente de los Estados Unidos Mexicanos el nombramiento del Comisionado de la
Policía Federal Preventiva;
XII. Salvaguardar la integridad y el patrimonio de las personas, prevenir la comisión de delitos del orden
federal, así como preservar la libertad, el orden y la paz públicos;
XIII. Establecer un sistema destinado a obtener, analizar, estudiar y procesar información para la prevención
de delitos, mediante métodos que garanticen el estricto respeto a los derechos humanos;
XIV. Elaborar y difundir estudios multidisciplinarios y estadísticas sobre el fenómeno delictivo;
XV. Efectuar, en coordinación con la Procuraduría General de la República, estudios sobre los actos
delictivos no denunciados e incorporar esta variable en el diseño de las políticas en materia de prevención del
delito;
XVI. Organizar, dirigir y administrar un servicio para la atención a las víctimas del delito y celebrar acuerdos
de colaboración con otras instituciones del sector público y privado para el mejor cumplimiento de esta
atribución;
XVII. Organizar, dirigir y administrar el servicio civil de carrera de la policía a su cargo;
XVIII. Regular y autorizar la portación de armas para empleados federales, para lo cual se coordinará con la
Secretaría de la Defensa Nacional;
XIX. Otorgar las autorizaciones a empresas que presten servicios privados de seguridad en dos o más
entidades federativas, así como supervisar su funcionamiento;
XX. Celebrar convenios de colaboración, en el ámbito de su competencia y en el marco del Sistema Nacional
de Seguridad Pública, con otras autoridades federales, estatales, municipales y del Distrito Federal, así como
establecer acuerdos de colaboración con instituciones similares, en los términos de los tratados internacionales,
conforme a la legislación;
XXI. Colaborar, en el marco del Sistema Nacional de Seguridad Pública, cuando así lo soliciten otras
autoridades federales, estatales, municipales o del Distrito Federal competentes, en la protección de la integridad
física de las personas y en la preservación de sus bienes, en situaciones de peligro cuando se vean amenazadas
por disturbios u otras situaciones que impliquen violencia o riesgo inminente;

23
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

XXII. Auxiliar al Poder Judicial de la Federación y a la Procuraduría General de la República, cuando así lo
requieran, para el debido ejercicio de sus funciones;
XXIII. Ejecutar las penas por delitos del orden federal y administrar el sistema federal penitenciario; así como
organizar y dirigir las actividades de apoyo a liberados;
XXIV. Participar, conforme a los tratados respectivos, en el traslado de los reos a que se refiere el quinto
párrafo del artículo 18 constitucional;
XXV. Administrar el sistema federal para el tratamiento de menores infractores, en términos de la política
especial correspondiente y con estricto apego a los derechos humanos; y
XXVI. Promover la celebración de convenios entre las autoridades federales, y de éstas, con aquéllas estatales,
municipales y del Distrito Federal competentes, en aras de lograr la efectiva coordinación y funcionamiento del
Sistema Nacional de Seguridad Pública y el combate a la delincuencia ...122

Otra de las Leyes importantes relativas a la Seguridad Pública es LA LEY GENERAL DEL SISTEMA
NACIONAL DE SEGURIDAD PÚBLICA que es reglamentaria del artículo 21 de la Constitución Política de
los Estados Unidos Mexicanos y tiene por objeto regular la integración, organización y funcionamiento del
Sistema Nacional de Seguridad Pública, además de establecer la distribución de competencias y coordinación
entre la Federación, los Estados, el Distrito Federal y los Municipios, en esta materia.

El Artículo 2° nos da la definición de seguridad pública y nos dice: que esta es una función a cargo de la
Federación, el Distrito Federal, los Estados y los Municipios, que tiene como fin salvaguardar la integridad y
derechos de las personas, así como preservar las libertades, el orden y la paz públicos, prevención de los delitos
y su investigación, la sanción de las infracciones administrativas, investigación y la persecución de los delitos y
la reinserción social del individuo.

Asimismo nos dice que para dar cumplimiento a dicho fin, se requiere la intervención de las Instituciones
Policiales, el Ministerio Público, instancias encargadas de aplicar infracciones administrativas, los responsables
de la prisión preventiva y ejecución de penas, autoridades competentes en materia de justicia para adolescentes,
así como por las demás autoridades que en razón de sus atribuciones deban contribuir directa o indirectamente al
objeto de dicha Ley.

Dichas Instituciones de Seguridad Pública serán de carácter civil, disciplinado y profesional, su actuación se
regirá además, por los principios de legalidad, objetividad, eficiencia, honradez, y respeto a los derechos
humanos reconocidos por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, quienes deberán fomentar
la participación ciudadana y rendir cuentas en términos de ley, y quienes de acuerdo a lo establecido en el
Artículo 7° de dicha Ley, deberán coordinarse para cumplir dichos fines. ...”123

Vivían Macías y Fernando Castillo, nos dicen que el Sistema Nacional de Seguridad Pública y refieren que: “ ...

122
Ley Orgánica de la Administración Pública Federal pág. 1-3. http://www.ordenjuridico.gob.mx/
123
Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública del Distrito Federal, Ediciones Fiscales ISEF, S.A., México 2009, pág. 1-7.

24
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

es la instancia ideada para engarzar esfuerzos de las distintas esferas de gobierno y sociedad, en el prioritario
tema de la seguridad pública, [su] engranaje jurídico, político y social constituye una respuesta estatal ante una
situación emergente. Esta nueva política pública integra las facultades y competencias de autoridades federales,
estatales y municipales en tareas de policía y también suma de facultades dictadas por las leyes y reglamentos
civiles y penales para normar el trabajo de juzgados, ministerios públicos y centros de detención penitenciaria.
La forma en que se estructura está plasmada en la LG-SNSP. Esta ley, reglamentaría del párrafo sexto del
artículo 21 constitucional, fue el producto de un intenso trabajo de negociaciones y de consensos logrados en
forma previa a su presentación formal al Congreso. ...”124

Juan Ramírez Marín señala: "... el artículo 21 Constitucional permite integrar un Sistema Nacional de Seguridad
Pública (SNSP), en el que participen la policía preventiva, en sus tres niveles (federal, estatal y municipal), el
Ministerio Público federal y estatal; los tribunales judiciales (federales y estatales), las autoridades responsables
de las prisiones en todo el país y las autoridades administrativas encargadas de imponer sanciones por
infracciones a reglamentos y Bandos de Policía y Buen Gobierno. ...”125

1.1.4 El binomio estado y sociedad en la seguridad nacional

Como ya quedó señalado, la sociedad es la unión de voluntades de todos sus miembros para la obtención de la
igualdad de derechos en común para todo el grupo, y para obtener una mejor organización, convivencia,
mantener el orden público y obtener el bienestar común se crea el Estado. Al momento que dichos elementos se
unifican efectivamente, se puede lograr disminuir el índice elevado de la delincuencia que se vive a diario y
poder obtener la Seguridad Pública que todos pedimos.

Tal y como comento al existir este binomio de Estado y Sociedad como unidad, la Seguridad Nacional por
consiguiente se mantiene a salvo, para esto Luis Carlos Cruz Torrero hace referencia a varios autores, indicando
que se entiende por Seguridad Nacional y dice:

“ ... La connotación habitual de seguridad nacional, según Sergio Aguayo es la de estar libre de peligro.

Según Walter Lippman la nación está segura cuando no tiene que sacrificar sus legítimos intereses para evitar la
guerra y cuando es capaz "si fuera necesario", de mantenerlos mediante la guerra .

... Para Luis Herrera Lasso la seguridad nacional "es el conjunto de condiciones necesarias para garantizar la
soberanía, la independencias, la promoción del interés de la nación, fortaleciendo los componentes del proyecto
nacional y reduciendo al mínimo las debilidades e inconsistencias que pueden traducirse en ventanas de
vulnerabilidad frente al exterior".

Jorge Bustamente, por su parte, explica la seguridad nacional como "aquello que sea definido como tal por los
órganos del Estado. En México se deriva de la justificación legar para la movilización de las fuerzas armadas

124
CHABAT, Jorge y BAILEY, John, Compiladores, "Crimen Trasnacional y Seguridad Pública: Desafíos para México y Estados Unidos", 1-
edición, Plaza & Janés Editores S.A., México, 2003. pág. 85.
125
Ibíd. pág. 287.

25
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

frente amenazas internas o externas. De esta forma se entiende como amenaza cualquier hecho cuya dirección
previsible o cuyos efectos concretos impidan la vigencia de los preceptos constitucionales. ...”126

Pedro José Peñaloza nos dice: “ ... La seguridad nacional refleja a la nación como un todo, es decir, integra las
concepciones de seguridad individual y colectiva para proporcionar en determinado territorio el clima de orden y
tranquilidad necesarios para que las actividades nacionales se desarrollen en beneficio de la nación. ...127

La Seguridad Nacional, atiende a sus circunstancias estratégicas, a problemas de salud como son epidemias y
pandemias, problemas de comunicación, problemas de Seguridad Pública, etc. Como el tema de nuestra
investigación se refiere a la Seguridad Pública, establezco una armonización entre Estado y Sociedad para
atender a los problemas propios de la Seguridad Nacional, en específico, lo referente a la Seguridad Pública.

Mucho se ha disertado acerca del concepto de Seguridad Pública; así, Jesús Martínez Garnelo dice:

“ ... Seguridad Pública.- ... se refiere a todas aquellas actividades encaminadas a prevenir y disminuir las
infracciones y delitos, así como las acciones que realiza el Ministerio Público a través de la Procuración de
Justicia, las autoridades administrativas responsables de la readaptación social del delincuente y la adaptación
del menor infractor, asimismo, la labor de las Instituciones encargadas de la protección de las instalaciones y
servicios estratégicos del país y, en general, todas las que realicen directa o indirectamente, las dependencias, y
entidades que deban contribuir a las fines de la Seguridad Pública en México. ' '128

Ahora bien, para que exista el binomio de Estado y Sociedad, hay que saber que funciones desarrolla cada uno
de estos elementos para identificar su participación y como se ven reflejados a nivel nacional.

Voy a iniciar con el Estado, el cual, dentro de sus funciones tendientes a garantizar la seguridad pública prevé.

• La Prevención y persecución de las infracciones y los delitos mediante la ayuda de la policía preventiva,
Ministerio Público y Policía Judicial.
• La Impartición de Justicia mediante los jueces y tribunales
• La reinserción social del delincuente y del menor infractor, mediante actividades impartidas dentro de
los centros de readaptación social.

En dichas funciones, el Estado las establece con la finalidad de salvaguardar la integridad y derechos de las
personas, preservar las libertades, el orden y la paz pública.

Ahora pasemos a la función que realiza la sociedad con la finalidad de adherirse a tales funciones del Estado
para lograr ese binomio del cual les hablo y del cual menciono y de lo que podemos señalar:

Tales funciones son a saber:

• Participación de la ciudadanía en forma activa en la calle, colonia, zonas escolares, deportivas, de recreo y

126
Ibid. pág. 23.
127
Ibid. pág. 112-113.
128
MARTÍNEZ GARNELO, Jesús, "Seguridad Pública Nacional", 1- edición, Editorial Porrúa S.A. de C.V., México, 1999. pág. 53.

26
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

hasta en su propio hogar.


• Opinar sobre las políticas y seguridad pública.
• Sugerir medidas preventivas para evitar la delincuencia
• Realizar denuncias o quejas sobre irregularidades en que encuentren servidores públicos que impidan una
efectiva aplicación de justicia
• Auxiliar a las autoridades competentes en el ejercicio de sus tareas con excepción de aquellas funciones
exclusivas y confidenciales o que pongan en peligro la función de Seguridad Pública.
• Sentirse parte del Estado, no sólo opinando sino proponiendo actividades de acuerdo a condiciones
delictivas de su entorno para poder combatir el índice elevado de delincuencia.

Al combinarse tales funciones, la sociedad y Estado podrán brindar a los individuos una paz y tranquilidad social
que tanto se espera, es decir, se lograría mantener una forma de vida digna y se mantendría en equilibrio la
seguridad nacional, esto sin restar diversos logros en los diversos ámbitos de la sociedad, principalmente el
económico de nuestro país, ya que los inversionistas tendrán la seguridad de invertir sus bienes en México para
generar una mejor economía y se creen fuentes de trabajo para disminuir el desempleo y por consiguiente
también la delincuencia.

Ahora bien para no llegar a confundir la Seguridad Pública de la Seguridad Nacional, es importante diferenciar
ambas, para esto la autora Ana María Salazar nos dice:

129

Como podemos ver en el cuadro anterior, la seguridad pública implica que la sociedad en conjunción con el
Estado preserven el orden y la paz pública, el cual, en el caso de que la sociedad se sienta en peligro de caer en
las garras de la delincuencia o se vea afectada por la inseguridad, tomará en primer lugar, las medidas necesarias
para evitarlas y tratará de resolver dicha problemática y cuando ya no esté en sus manos hacerlo, dada la
magnitud del problema, sin embargo, cuando se origine una inestabilidad social, puede constituir una amenaza
para la seguridad nacional, dado que ponen en riesgo el bienestar y futuro del país.

129
SALAZAR, Ana María, "Seguridad Nacional Hoy", 1- edición, Editorial Nuevo Siglo Aguilar, México, 2002. pág. 62.

27
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Así también, la autora antes citada señala: " ... Cuando un problema cae en el ámbito de la seguridad nacional,
quiere decir que el Estado y la sociedad fracasaron en sus políticas e intentos anteriores de resolverlos, entonces
las soluciones contemplarán medidas excepcionales. Esto también conlleva un alto costo para la sociedad y para
el Estado, especialmente para una democracia como México. Cuando un Estado decide incluir un problema en
sus estrategias de seguridad nacional, le da prioridad sobre todos los demás problemas que enfrentan el país. De
no actuar en esta forma el Estado enfrentaría consecuencias, como amenazas a la integridad de los ciudadanos,
degradación general de su calidad de vida e incluso la desaparición del Estado. ...”130

De lo anterior podemos entender la importancia de ese Binomio del Estado y Sociedad para que la problemática
de Seguridad no salga de los límites controlables, a fin de no poner en riesgo nuestra Seguridad Nacional.

Lo anterior, atiende a consolidar un bloque férreo entre el ente soberano que tiene el poder y que se pone al
servicio de la sociedad, y que dicho poder sería nugatorio si la sociedad no le contribuye a la solución del
problema, ya que aún cuando el Estado proporcione los medios para combatir la delincuencia, no se logra evadir
tal problemática sin la ayuda de la sociedad, es decir, se requiere de esfuerzos en conjunto de Sociedad y Estado
para integrar ese Binomio y por consiguiente, mantener en equilibrio nuestra seguridad Nacional.

1.1.5 Definición del concepto de sociología jurídica

Es aquella disciplina que estudia los problemas, las implicaciones, y todo aquello concerniente a las relaciones
entre el derecho y la sociedad.

Siendo entonces, que al momento de que nos referimos al problema de la seguridad, se tiene que ese problema
no podemos resolverlo sin que entre en acción el campo del derecho, pues el problema de la sociedad consistente
en la seguridad pública se encuentra inmerso en el mismo, existiendo una relación entre la sociedad y el campo
del derecho y por consecuencia entra en acción la sociología jurídica, esto en virtud de que la si la sociología
estudia el interactuar humano, esto es las relaciones que se llevan a cabo entre los individuos y si existe un
problema que atañe a toda la sociedad y que esta lo debe de resolver aplicando reglas jurídicas, entonces se debe
de resolver mediante la sociología jurídica y por consecuencia el problema de la seguridad publica lo
resolveremos con la sociología jurídica. Por lo tanto tenemos que la sociología jurídica no solamente resolvería
el problema de la seguridad pública, sino que con la misma podríamos llevar a cabo la estructura de la propia
autoridad.

1.1.6 Objeto y fines de la Seguridad Pública

Resulta complicado señalar con precisión cuál es el objetivo y fin principal de la Seguridad Pública, más sin
embargo, se hará un análisis por separado, ya que estos dos rubros son importantísimos para el bien común de
toda sociedad, a pesar de que la Seguridad Pública no solo represente los programas, actividades, técnicas
empleadas por el Estado, para encaminar sus acciones de prevención y control del delito.

130
Ibíd. pág. 65.

28
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Para Garza Salinas y Peñaloza,131 el objeto del incremento de inseguridad y de algunos delitos como robo en
todas sus modalidades, secuestro, narcotráfico, etc., sería pues, que ante la iniciativa que pretende darle el
gobierno federal y local, de darle un planteamiento especial a la ley de la materia para combatir de manera
directa y eficaz a la delincuencia organizada, y entablar una lucha coordinada entre Federación, Estados y
Municipios en la prevención de los delitos.

El objeto de la Seguridad Pública debe ser vista y considerada no solo exclusivamente como una obligación del
Estado en el ejercicio de sus funciones, sino que debe de involucrarse a toda la sociedad sin distingos de estatus
social, religión, raza; ya que para lograr el objeto que sería encaminar a un bien común a la sociedad se necesita
la participación de todos creando una nueva ideología o cultura en materia de seguridad.

Los objetivos de la seguridad pública en los municipios se orientan a:

• Garantizar el cumplimiento de los Bandos, Reglamentos y disposiciones administrativas vigentes en la


materia, dentro del territorio del Municipio. De igual forma, en el caso de algunas leyes federales y estatales
el Ayuntamiento tiene el carácter de autoridad auxiliar, por lo que sus cuerpos de seguridad pública
coadyuvan al cumplimiento de dichas leyes.
• Prevenir la comisión de acciones que contravengan disposiciones jurídicas aplicables al Municipio y que sean
constitutivas de delitos o infracciones.
• Guardar el orden público dentro del territorio del municipio.
• Sancionar a los individuos que contravengan las disposiciones administrativas aplicables dentro del
municipio.
• Administrar los Centros de Detención Municipales (Cárceles Municipales)
• Auxiliar a las autoridades Estatales y Federales competentes, en la investigación y persecución de los delitos.

La ley general que establece las bases de coordinación del sistema Nacional de Seguridad Pública comprende la
parte objetiva y el objeto de la estrategia de dicho sistema el cual comprende en resumen lo siguiente:

• Conformación de un nuevo sistema para proteger a la sociedad.


• Afrontar, combatir y enfrentar a los delincuentes preservando el orden jurídico.
• Reestructurar sistemática y metódicamente y en forma transparente, todas las instituciones de Seguridad
Pública.

Dichos objetivos son los planteamientos de una política nacional que describe a la Seguridad Pública como un
sistema y como una función de servicio de quienes la ejercen a favor de la sociedad. Como consecuencia el
objetivo directo de la Seguridad Pública será la de conformar los estatutos y estrategias que establecerán las
bases de la creación y conformación de un nuevo sistema que busque proteger, conservar y auxiliar a la
sociedad, contra la delincuencia.

131
GARZA SALINAS MARIO y PEÑALOZA PEDRO JOSÉ, Los Desafíos de la seguridad Pública en México, Instituto de Investigaciones
Jurídicas, Universidad Nacional Autónoma de México, México, 2002.

29
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Uno de los objetivos que no puede dejarse pasar por alto de dicho sistema es la capacitación, funcionalidad y
profesionalismo de los órganos judiciales y de los órganos de Seguridad Pública. Dentro de la parte objetiva de
este sistema encontramos las condiciones legales, reestructuración de las instituciones, la conformación
funcional administrativa y profesionalización especial bajo los principios de legalidad, probidad, eficacia, para
policías y servidores públicos.

El artículo primero de la ley que establece las bases de coordinación, nos menciona que el objeto de este sistema
es:

• Establecer las bases de coordinación entre la Federación, Estados, Distrito Federal y los Municipios,
para la integración y funcionamiento de Seguridad Pública.

Por ende sus disposiciones son de orden público e interés social y de observancia general en todo el territorio
nacional.

En cuanto a los fines de la seguridad el artículo 21 de nuestra Carta Magna y tomando en consideración los
efectos de la Ley General que establece las bases en este sistema, nos señala que la Seguridad Pública es una
función a cargo del Estado que tiene como finalidad salvaguardar la integridad y el derecho de las personas, así
como de preservar las libertades, el orden y la paz pública.

Toda autoridad competente podrá alcanzar los fines antes mencionados mediante:

• Aplicación de las sanciones a los infractores de los delitos.


• El conocimiento técnico de lo que es la acreditación de los tipos penales y la probable responsabilidad.
• La prevención, persecución.
• La reinserción social del delincuente y de los menores infractores.

Aunque estos fines son generales, debe tener como parte fundamental el crear nuevas políticas de servicio y
acciones encaminadas por el Estado para combatir las causas que originan la comisión de los delitos,
desarrollando políticas alternativas a través de programas y acciones que vengan a inculcar valores sociales,
culturales, cívicos, entre otros a la sociedad en general, inducidos al respeto a la legalidad.

1.1.6.1 Responsabilidad del Ayuntamiento en la Seguridad Pública

Una de las principales atribuciones del municipio es la de prestar el servicio de seguridad pública para procurar
que el desarrollo de la vida Comunitaria transcurra dentro de los cauces del Estado de Derecho.

La autoridad municipal debe organizar y proveer de medios a las dependencias que tienen a su cargo las
funciones de policía, seguridad, vialidad y asistencia a la población en situaciones de emergencia.

• Entre las atribuciones que tiene encomendadas el Ayuntamiento están las de:
• Reglamentar todo lo relativo a la Seguridad Pública Municipal en concordancia a la Constitución
Federal y a las Leyes Federales y Estatales relativas.

30
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

• Organizar a la policía municipal, designando las jefaturas y atribuciones correspondientes de acuerdo


con la legislación y reglamentación vigente.
• Dotar a la policía y órganos auxiliares de los recursos materiales indispensables para realizar las
funciones de policía y apoyo a la administración de justicia municipal.
• Seleccionar y capacitar a los miembros que conforman la policía municipal.
• Administrar y mantener en operación los Centros de Detención Municipales.
• Organizar el juzgado calificador municipal, en coordinación con las autoridades judiciales de la entidad.

El Presidente Municipal, como ejecutor de las determinaciones del Ayuntamiento, es quien deberá encargarse de
que los objetivos de la seguridad pública municipal y las atribuciones del Ayuntamiento en dicha materia sean
cumplidas. Es el Presidente Municipal quien nombra a los titulares de los órganos encargados de la seguridad
pública municipal y quien dispone de éstos para asegurar el pleno disfrute de las garantías individuales, la
conservación del orden y la tranquilidad pública. 132

1.1.6.2 La Función de Policía

La principal función de la policía es mantener el orden y la paz pública, así como el bienestar y tranquilidad de la
comunidad.

La función de policía está compuesta por actividades del cuerpo policiaco y sus órganos auxiliares, de las que se
destacan las siguientes:

• Vigilancia, a fin de mantener estable el orden público.


• Prevención del delito
• Detención de infractores y auxilio al Ministerio Público en la persecución de presuntos delincuentes.
• Protección de la ciudadanía.
• Protección de los bienes, recursos materiales y medio ambiente del Municipio.
• Organización de la estadística del índice delictivo en el Municipio.
• Registro de "incidencias" y "novedades" relativas a las acciones de vigilancia y prevención ejecutadas por
los elementos policiacos.
• Custodia de los Centros de Detención Municipales.
• Comunicación y coordinación con la policía estatal para la ejecución de las operaciones propias del
servicio.
• Orientación de la ciudadanía con relación al cumplimiento de las normas y disposiciones que rigen en el
Municipio.
• Vigilancia de la circulación de vehículos y peatones en el Municipio, en coordinación con las autoridades
del Estado.

132
MARTÍNEZ MORALES, RAFAEL, Derecho Administrativo, Editorial Harla, México, 2003, pp. 210 - 214.

31
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

• Organización del archivo policiaco, los expedientes técnicos de la corporación y registros de faltas
cometidas en contravención y violación de la legislación y reglamentación municipal.
• Conservación del material, equipo y enseres propios de las funciones de seguridad pública.

1.1.6.3 Importancia de la Seguridad Pública

Muñiz Sodre133 , nos dice que llevando a cabo de manera integral las funciones de seguridad pública, se puede
alcanzar el orden, la paz, la tranquilidad y, por consiguiente, el bienestar de la población. Asimismo, en
condiciones de orden, paz y estabilidad, un país puede alcanzar niveles de desarrollo mayores. Mientras menos
haya que preocuparse por esta materia, más nos ocuparemos en materia que ayuden a elevar el nivel de vida de
la mayoría de la población. Un Estado que garantiza seguridad para el mayor número de habitantes, será un
estado unido y dentro del cual se fortalezca la confianza en las instituciones. Por ser esta una función tan
importante y con tantas implicaciones, es necesario que los tres órdenes de gobierno, se aboquen de manera
coordinada a ella para fortalecer el Estado de Derecho y garantizar el bienestar de la mayoría.

• Para alcanzar los objetivos de la Seguridad Pública se necesita:


• La actuación legal e imparcial de la autoridad municipal y de los cuerpos policiacos.
• El respeto a las instituciones del gobierno municipal.
• La confianza de la población en la autoridad y el respeto a la corporación policial.
• La cooperación de la comunidad en el mantenimiento de la seguridad pública.
• Capacitación adecuada de los cuerpos policiacos.

1.2 Naturaleza y definiciones de la institución municipal

1.2.1 Naturaleza y conceptos generales del municipio

1.2.1.1 Naturaleza del municipio

La palabra naturaleza proviene del latín naturalis y que para el motivo de este estudio, es decir con un enfoque
totalmente municipal, significa "esencia y propiedad característica de cada ser” y "virtud, calidad o propiedad de
134
las cosas”. ' Se trata, entonces de integrar sobre las esencias y virtudes para alcanzar un profundo
conocimiento del Municipio. Esta tarea tiene como único fin buscar la precisión del concepto Municipio.

Específicamente en México, es necesario analizar dos corrientes: la que ve al Municipio como un organismo
descentralizado de la administración pública y la que ve en él un nivel de gobierno.

a) Como Organismo Descentralizado de la Administración Pública, se ha sostenido que el Municipio es una


descentralización por región, de acuerdo a la doctrina administrativa francesa, que tanta influencia ha tenido en
nuestro país por la difusión que en sus libros de Derecho Administrativo, han hecho dos maestros: Gabino Fraga
y Serra Rojas.

133
MUÑIZ SODRE, Sociedad, cultura y violencia, Editorial Norma, Bogotá, 2001.
134
Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española; Microsoft Encarta 2006

32
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Gabino Fraga sostiene que: "el Municipio no constituye una unidad soberana dentro del Estado, ni un poder que
se encuentra al lado de los poderes expresamente establecidos por la Constitución; el Municipio es una forma en
que el Estado descentraliza los servicios públicos correspondientes a una circunscripción territorial
determinada”. 135

Para Serra Rojas: "La descentralización territorial es una forma de organización administrativa, descentralizada,
que tiene por finalidad la creación de institución pública, dotada de personalidad jurídica, patrimonio propio y un
régimen jurídico establecido por la Constitución en su artículo 115 y reglamentado por sus leyes orgánicas
municipales y que atiende las necesidades locales y o específicas de una circunscripción territorial”.136

Estos autores coinciden en la idea de adecuar la figura del Municipio jurídico de México con la teoría francesa,
principalmente siguiendo a Buttgenbach, en las ideas que éste expresa tanto en su Derecho Administrativo, como
en su obra Theorie generale des modes de gestión de services publics en Belgique.

Sin embargo, estos autores, dejaron de observar que Francia cuenta con un gobierno y una administración de
índole centralista, que permite la congruencia de una descentralización administrativa regional, a diferencia de
México, que es una Federación donde el Municipio tiene características bien diferentes del francés, razón por la
cual no es aplicable su doctrina.

Además, aunque es cierto que el Municipio coincide con los organismos descentralizados en que ambos tienen
personalidad jurídica, patrimonio propio y organismos de representación también lo es que tienen diferencias
sustanciales como son:

• Los organismos descentralizados son creados por la administración pública central, la cual los dota de
personalidad jurídica, les asigna un patrimonio y les determina su competencia.

• El organismo descentralizado presupone un órgano centralizado, que es parte del Ejecutivo que le va a
trasferir una porción de su competencia.

• El organismo descentralizado puede ser creado a instancias de la administración pública ya sea federal,
estatal o bien municipal.

• La descentralización administrativa es una opción que tiene la administración para organizarse y nunca una
obligación.

Los organismos descentralizados pueden ser suprimidos, desaparecidos, en el momento que lo estime oportuno
el Ejecutivo, ya que fueron creados para apoyarlo y auxiliarlo en su actividad y al regionalizarse pueden
suprimirse la alternativa del órgano descentralizado.

El Municipio, en cambio:

• No es parte del Poder Ejecutivo Federal, ni del Poder Ejecutivo Estatal, su competencia no se deriva de
135
FRAGA, Gabino; Derecho Administrativo; 45ä Ed.; México, Porrúa 2001; p. 220
136
SERRA ROJAS, Andrés; Derecho Administrativo, Primer Curso; 24^ Ed.; México, Porrúa 2006; p. 715.

33
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

ninguno de ellos.

• El Municipio es libre y tiene su propia esfera de competencia, sin que estas atribuciones que la integran se
hayan desprendido de un órgano federal o estatal.

• El Municipio no nace del Poder Ejecutivo Federal, ni del Poder Ejecutivo Estatal, el Municipio nace por
mandato del pueblo, plasmado en la Constitución Federal como forma de organización política y no sólo
administrativa.

• El Municipio no es una opción de organización, es un imperativo constitucional que la Federación y los


Estados de ésta deben acatar y, por lo mismo, el Municipio no es, ni debe ser concebido como una agencia
que depende del Gobierno del Estado o de la Federación.

• El Municipio nace con la Carta Fundamental del Estado, ya que las entidades federativas para estructurarse
internamente desde el punto de vista territorial, político y administrativo, la única forma exclusiva que tienen
es el Municipio y, por lo tanto, deben hacerlo en base al mismo. De aquí que debemos abandonar el concepto
de que el Municipio es una descentralización administrativa.

b) Como Primer Nivel de Gobierno, nuestro texto constitucional señala diversos niveles de gobierno, los cuales
deben desarrollar y ejercer la administración pública. El artículo 40 constitucional dispone:

"Es voluntad del pueblo mexicano constituirse en una República representativa, democrática federal, compuesta
de Estados libres y soberanos en todo lo concerniente a su régimen interior; pero unidos en una Federación
establecida según los principios de esta Ley Fundamental”.

El Estado mexicano es un sistema compuesto, que se integra por entidades federativas, éstas, a su vez, se
integran por Municipios, según lo dispone el artículo 115 constitucional, que establece en su primer párrafo:
"Los Estados adoptan para su régimen interior, la forma de gobierno republicano, representativo popular,
teniendo como base la división territorial y de su organización política y administrativa del Municipio libre”.

Así, podríamos afirmar que en nuestro país existen tres niveles de gobierno: federal, estatal y municipal;
teniendo cierta autonomía pero supeditados a un ordenamiento único y general, respetado por dichos niveles,
éstos, no sólo se refieren de los artículos anteriormente mencionados, sino de otras varias disposiciones más.

1.2.2 Conceptos y definiciones generales de municipio

1.2.2.1 Acepción etimológica de municipio

Posiblemente porque el término Municipio se ha convertido en algo tan común y familiar en los más diferentes
contextos y situaciones, parecería que el concepto de la institución municipal está bien establecido, pero no es
así.

Diversos autores presentan monografías de definiciones y conceptos en ocasiones contradictorios, sin ofrecer
una solución elaborando un nuevo concepto; otros autores, por el contrario, exponen sólo una definición o un

34
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

concepto pero estos de índole personal, a veces de manera puramente dogmática; y una buena parte evita el
tema, dando por conceptualizado y definido al Municipio.

Para estudiar el concepto de Municipio, es necesario partir del antecedente etimológico; posteriormente
analizaremos diferentes conceptos, así como los elementos del Municipio que a mi juicio, son esenciales para
integrar el concepto de Municipio, precisando sus características intrínsecas.

El vocablo municipio proviene de latín, compuesto de dos locuciones: el sustantivo “munus”, que se refiere a
cargas u obligaciones, tareas, oficios, entre otras varias acepciones, y el verbo “capere”, que significa tomar,
hacerse cargo de algo, asumir ciertas cosas. De la conjunción de estas dos palabras surgió el término latino
“municipium”, que definió etimológicamente a las ciudades en las que los ciudadanos tomaban para sí las
cargas, tanto personales como patrimoniales, necesarias para atender lo relativo a los asuntos y servicios locales
de esas comunidades.137

De lo anterior deriva el concepto “munícipe”, que hace alusión a los propios gobernantes o a los habitantes de las
circunscripciones municipales; también encontramos el uso frecuente del término “municipia”, para referirse en
general a todas las ciudades que el derecho romano otorgó la calidad de autónomas en su manejo administrativo.

En el propio idioma latino con frecuencia encontramos otros términos asociados a estos vocablos, como el caso
de los juramentos comunales o municipales conocidos en esa época como “jura comuna”, que constituía la
asociación por juramento y sin ésta no había Municipio, por lo tanto para la existencia de éste era necesaria dicha
asociación.

Finalmente, en su exposición de motivos a la H. LI Legislatura del Estado de México, el entonces Gobernador


del Estado de México, Licenciado Ignacio Pichardo Pagaza, se dirige al Municipio como:

“...la base de la división territorial y de la organización política y administrativa de los estados de la Federación.

‘El Municipio es la sociedad política primordial, el primer escaño de nuestra democracia, la expresión
institucional del Estado Mexicano más inmediata a la población. Es la forma de asociación política de las
pequeñas, medianas y, en ocasiones, grandes comunidades de la Nación, que se gobiernan a sí mismas a través
de los Ayuntamientos, cuyos integrantes conocen y atienden a la solución de los asuntos que las más de las veces
les atañen más cercana y directamente y, por ello, pueden resolverlos en la forma más adecuada.”

1.2.2.2 Definición de municipio

Tenemos variadas orientaciones y matices, son las definiciones que en torno al Municipio exponen los
estudiosos del tema, notándose en ellos, sin embargo, el sustrato común que tiene la institución, es decir, el
aspecto propio de la vida local de la comunidad.

El Dr. Ignacio Burgoa Orihuela, en su obra de Derecho Constitucional, señala que “El Municipio implica en

137
ANDRADE SÁNCHEZ, Eduardo; Derecho Municipal; 15 Ed.; México, Oxford 2006; p.104.

35
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

esencia una forma jurídica-política según la cual se estructuran a una determinada comunidad asentada sobre el
territorio de un Estado”.

Las definiciones y términos en la cotidianidad las encontramos en compilaciones como diccionarios y


enciclopedias, por ello, se hace obligado su consulta. Así el Diccionario de la Real Academia Española señala
que el municipio es:

“Conjunto de habitantes de un mismo término jurisdiccional, regido por un Ayuntamiento”.138

El Diccionario Jurídico editado por el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, se refiere al Municipio
como:

“La organización político-administrativa que sirve de base a la división territorial y organización política de los
estados miembros de la federación. Integran la organización política tripartita del estado mexicano, Municipios,
estados y federación”.139

En Enciclopedia Jurídica Omeba, define al Municipio como:

“Una persona de Derecho Público constituida por una comunidad humana, asentada en un territorio determinado,
que administra sus propios y peculiares intereses, y que depende siempre en mayor o menor grado de una
entidad pública superior, el Estado Provincial o Nacional”.140

Es de resaltar que en congruencia con lo anterior, J. Eduardo Andrade Sánchez, señala que el Municipio es “la
organización político-administrativa que sirve de base en la división territorial y organización política de los
estados o miembros de la federación”,141 el concepto responde “a la idea de una organización comunitaria, con
gobierno autónomo que nace por mandato de la Constitución expresado en el artículo 115”.142

Para reforzar el presente apartado, también encontramos que "el Municipio es un ente político administrativo con
personalidad jurídica y patrimonio propios, constituido por uno o varios núcleos de población establecidos sobre
una demarcación territorial que constituye la base organizativa del Estado, y está dotado de una capacidad de
decisión autónoma de carácter derivado143

Algunos conceptos y definiciones dan preponderancia al elemento humano, destacando el vínculo social de
vecindad. Dentro de este grupo encontramos que se considera al Municipio como la reunión de varios individuos
o familias ligadas entre sí por el vínculo de muchos siglos de hábitos no interrumpidos, de propiedades comunes,
de cargas solidarias y de todo lo que contribuye a formar una sociedad natural; no puede disolverse ni debilitarse
la existencia material del Municipio; no es una creación del poder público ni tampoco es una ficción de la ley;
procedió a ésta, es la vida en común, del disfrute pro indiviso de ciertos bienes y de todas las relaciones que de

138
Diccionario de la Real Academia Española; Microsoft Encarta 2006.
139
Diccionario Jurídico IIJ-UNAM, Tomo correspondiente a las letras de la L a O.
140
Enciclopedia Jurídica Omeba. Tomo XIX, p. 55.
141
Diccionario Jurídico Mexicano; 75. Ed.; México, Porrúa-UNAM, Instituto de Investigaciones Jurídicas, 1994.
142
ANDRADE SÁNCHEZ, Eduardo; Derecho Municipal; 1ª Ed.; México, Oxford 2006; p.104.
143
Ídem.

36
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

aquí se deriven.

El Municipio tiene su raíz, por así decirlo, en el origen de la convivencia social. Vecinos o familias que necesitan
llenar en común algunos servicios deben unirse y lo hacen para realizarlos. Conservar los caminos, enterrar los
muertos, crear una escuela, constituir la iglesia, son problemas que originan la necesidad de organizar esos
servicios, y con el tiempo, la compilación de la vida moda moderna y la división del trabajo determinaron
nuevos problemas que contemplar los vecindarios.

Por su parte Miguel de la Madrid nos dice que:

"El Municipio es sociedad natural domiciliada. El Municipio es la comunidad social que posee territorio y
capacidad política, jurídica y administrativa... activamente participativa, que puede asumir la conducción de un
cambio cualitativo que es el desarrollo económico, político y social, capaz de permitir un desarrollo integral. El
Municipio como célula política fundamental y escuela de la democracia.’

‘Tres núcleos de gobierno: Federación, Estado y Municipio. El Municipio como primer nivel de gobierno es la
base de nuestra vida republicana y federal”.144

1.2.2.3 Diversos conceptos y definiciones

Ya establecida la naturaleza, y conocido el origen etimológico y diversas consideraciones de la institución


municipal, es fundamental que señale las principales acepciones que nos permitirán vislumbrar al Municipio en
su más amplio sentido.

De tal forma que encontramos al órgano principal de las decisiones en el Municipio, constituido como un cuerpo
colegiado, el cual se le denomina Ayuntamiento.

El término Ayuntamiento proviene del latín “adiunctum", forma nominal del verbo “adiungere" juntar, reunir.
Así entonces, contemplando que viene de la raíz romana “junta”, podremos señalar que deviene en cuerpo
colegiado. La Real Academia Española lo define como la corporación compuesta de un alcalde y varios
concejales para la administración de los intereses del Municipio.

De tal manera que entenderemos como Ayuntamiento a la reunión de un cuerpo colegiado que según lo establece
el artículo 115 de nuestra Carta Magna, estará conformado por un presidente municipal y el número de síndicos
y regidores que la ley determine, electo de manera popular y directa; el cual, tomará las funciones de cuerpo
deliberante respecto los asuntos municipales.

Cuando el Ayuntamiento se reúne para deliberar los asuntos del Municipio, estamos en presencia de un cabildo.

Se le llama cabildo a la asamblea reunida generalmente en la sala de cabildos, de los integrantes del
Ayuntamiento. En dicha sesión es en donde se discuten y aprueban los asuntos municipales que a decir de la Ley
Orgánica Municipal del Estado de México, éstas serán abiertas; esto es, podrán acudir de oyentes cualquier

144
DE LA MADRID, Miguel; Exposición de Motivos, Iniciativa de Reformas y Adiciones al artículo 115 Constitucional. Cámara de Senadores.

37
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

integrante de la comunidad o persona interesada, pero sin derecho a intervenir en la misma.

El Presidente Municipal es la cabeza del Ayuntamiento, quien dirige las sesiones de cabildo asistido por un
secretario y es el encargado de ejecutar, por medio de las unidades administrativas con las que cuente la
administración municipal, las decisiones que de manera colegiada se tomen en ellas.

El Síndico Procurador conocido así comúnmente, "es el encargado de la procuración y defensa de los derechos e
intereses del Municipio, en especial los de carácter patrimonial y la función de contraloría interna, la que, en su
caso, ejercerá conjuntamente con el órgano de control y evaluación que al efecto establezcan los
Ayuntamientos”.145

Son integrantes del Ayuntamiento, los Regidores, cuyo número dependerá al igual que los Síndicos, del tamaño
de la población en la demarcación territorial. Los Regidores "han sido miembros característicos de los cuerpos
colegiados que gobiernan los Ayuntamientos desde mucho tiempo atrás. Generalmente sus funciones están
relacionadas con la vigilancia y atención de diversas funciones y servicios que corresponden al Municipio, de
modo que a cada uno de ellos se le asigna uno o varias áreas específicas como el orden en la vía pública, el
tránsito, el servicio de limpia, los panteones, etcétera”.146

Como veremos más adelante, los Ayuntamientos cuentan con autoridades y organismos auxiliares que
coadyuvan a la ejecución y funcionamiento de los quehaceres municipales.

1.2.3 Elementos del municipio

Para integrar un concepto que describa con propiedad el Municipio, cómo es, para qué sirve, es necesario
precisar sus elementos y características esenciales. Analizar los conceptos y definiciones que ya se han anotado,
entendido como Municipio libre, la base de la división territorial y de la organización política del Estado,
investido de personalidad jurídica propia, integrado por una comunidad establecida en un territorio, con un
gobierno autónomo en su régimen interior y en la administración de su Hacienda Pública, en términos del
Artículo 115 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

De lo anterior, podemos considerar que los elementos del Municipio son los siguientes:

a) Población
b) Territorio
c) Gobierno - Organización

Sin embargo, es toral resaltar un elemento que a mi consideración y en concordancia con lo señalado por el
Maestro Carlos Quintana Roldán, es parte fundamental de la estructura, organización y gobierno de la célula
básica de la división política de nuestro país:

d) Autonomía

145
Ley Orgánica Municipal del Estado de México, art. 52.
146
ANDRADE SÁNCHEZ, Eduardo; Derecho Municipal; 15 Ed.; México, Oxford 2006; p.140.

38
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

1.2.3.1 Población

Tenemos que Jellinek nos dice que los hombres que pertenecen a un Estado, forman su población. Kelsen, en su
Teoría General del Estado nos dice que:

"Una pluralidad de hombres no se convierte en la unidad de un pueblo estatal, sino mediante la unidad del poder
del Estado que la somete, es decir, mediante la validez vinculadora de un orden jurídico”.147

El Municipio como célula de organización requiere una población, pero esto no le basta, sino que requiere una
población unida por vínculos de identificación como los que dan un mismo lenguaje, un mismo pasado histórico,
las tradiciones, los lazos de sangre, la religión, la educción, e inclusive la alimentación y el vestido.

Como un ejemplo, podemos señalar lo establecido por la Ley Orgánica Municipal del Estado de México, que en
cuanto a población, refiere lo siguiente en sus artículos 13 y 14:

Artículo 13.- Son habitantes del Municipio, las personas que residan habitual o transitoriamente dentro de su
territorio.

Artículo 14.- Los habitantes del Municipio adquieren la categoría de vecinos por:

III. Tener residencia efectiva en el territorio del Municipio por un período no menor de seis meses.

IV. Manifestar expresamente ante la autoridad municipal el deseo de adquirir la vecindad.

La categoría de vecino se pierde por ausencia de más de seis meses del territorio municipal o renuncia expresa.

La vecindad en un Municipio no se perderá cuando el vecino se traslade a residir a otro lugar, en función del
desempeño de un cargo de elección popular o comisión de carácter oficial.

1.2.3.2 Territorio

Es el espacio físico determinado jurídicamente por los límites geográficos, que constituye la base material del
Municipio y que es el ámbito natural para el desarrollo de la vida comunitaria.

El criterio que establece la Ley Orgánica Municipal del Estado de México, refiriéndose a que la extensión
territorial de los Municipios comprende la superficie y límites reconocidos jurídicamente para cada uno de ellos.

Su división territorial está integrada por la cabecera municipal, y por las delegaciones, subdelegaciones,
colonias, sectores y manzanas, con la denominación, extensión y límites que establezcan los Ayuntamientos en
el ejercicio exclusivo de sus atribuciones.

Por su parte, dicho precepto normativo en su artículo 9 establece una clasificación de categorías políticas en
cuanto a las localidades establecidas dentro del territorio municipal como sigue:

“I. CIUDAD: Localidades con más de quince mil habitantes, servicios públicos, servicios médicos,

147
KELSEN, Hans; Teoría General del Estado; 1ª Ed.; México, Ediciones Coyoacán, 2004; p. 332.

39
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

equipamiento urbano; hospital, mercado, rastro, cárcel y panteón; instituciones bancarias, industriales,
comerciales y agrícolas; y centros educativos de enseñanza preescolar, primaria, media y media superior;

II. VILLA: Localidades entre cinco mil y quince mil habitantes, servicios públicos, servicios médicos,
equipamiento urbano; hospital, mercado, cárcel y panteón; y centros educativos de enseñanza primaria y media
superior;

III. PUEBLO: Localidades entre mil y cinco mil habitantes, servicios públicos indispensables, cárcel y panteón;
y centros educativos de enseñanza primaria;

IV. RANCHERÍA: Localidades entre quinientos y mil habitantes, edificios para escuela rural, delegación o
subdelegación municipal;

V. CASERÍO: Localidad de hasta quinientos habitantes."15

Además, se les otorga a los Municipios la facultad para aprobar y administrar la zonificación de su territorio, así
como para participar en la creación y administración de sus reservas territoriales y ecológicas.

1.2.3.3 Gobierno - organización

Entendemos como Gobierno u Organización, a la disposición de los órganos de una persona jurídica para
conseguir los fines propuestos. En general, tenemos como clases de órganos los siguientes:

• Unipersonal, cuando el titular es una persona.


• Colegiado, cuando el órgano está formado por un determinado número de personas. La resolución de este
órgano, para que equivalga a la voluntad colectiva, ha de ser acordada por una mayoría previamente fijada
en una reunión anteriormente convocada.
• Activos, son los que actúan, resuelven y determinan la voluntad del colectivo que representan. Por ejemplo:
El Presidente del Gobierno, Ministros, el Alcalde, el Pleno, etcétera.
• Consultivos, solamente emite su juicio o informe, no resuelven ni se abstienen y, por tanto, no determinan
la voluntad. Generalmente, su informe no es vinculante. Por ejemplo: el Consejo de Estado.
• Deliberantes, son los que no emiten resoluciones, pero hacen posible que los órganos activos las emitan. Por
ejemplo: el Consejo de Ministros, en el que, generalmente, los asuntos no se votan, se discuten y el
Presidente emite la resolución.
• Simples, son los que están formados por un órgano unipersonal o colegiado. El alcalde y el pleno son
órganos simples.
• Complejos, están formados por varios órganos, internos o externos, que pueden actuar de forma
independiente. Por ejemplo: un Ministerio, en el que actúa el Ministro, el Subsecretario, etcétera.

Establecido lo anterior, el gobierno u organización del Municipio está a cargo del colegiado denominado
Ayuntamiento, designado por elección popular directa conforme a los principios de mayoría relativa y de

40
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

representación proporcional, con dominante mayoritario; y en el cual no existe ninguna autoridad intermedia
entre éste y el Gobierno del Estado.

Conforme al artículo 16 de la Ley Orgánica Municipal del Estado de México, el Ayuntamiento, está integrado
por: 148

I. Un presidente, un síndico y siete regidores, electos por planilla según el principio de mayoría relativa y hasta
seis regidores designados según el principio de representación proporcional, cuando se trate de Municipios que
tengan una población de más de 150 mil y menos de 500 mil habitantes;

III. Un presidente, dos síndicos y nueve regidores, electos por planilla según el principio de mayoría relativa.
Habrá un síndico y hasta siete regidores según el principio de representación proporcional, cuando se trate de
Municipios que tengan una población de más de 500 mil y menos de un millón de habitantes; y

IV. Un presidente, dos síndicos y once regidores, electos por planilla según el principio de mayoría relativa y un
síndico y hasta ocho regidores designados por el principio de representación proporcional, cuando se trate de
Municipios que tengan una población de más de un millón de habitantes.

Esencialmente, la integración de los Ayuntamientos se encuentra establecida de la forma antes señalada, sin
embargo, algunas condiciones varían de acuerdo a cada legislación local.

Para el eficaz desempeño de sus funciones públicas, los Ayuntamientos se auxilian por:

III. Comisiones del Ayuntamiento;

IV. Consejos de participación ciudadana;

III Organizaciones sociales representativas de las comunidades;

IV Las demás organizaciones que determinen las leyes y reglamentos o los acuerdos del Ayuntamiento.149

Las comisiones edilicias son permanentes y transitorias, de tal forma, tenemos que son permanentes:

a) De gobernación, de seguridad pública y tránsito y de protección civil, cuyo responsable será el presidente
municipal;

b) De planeación para el desarrollo, que estará a cargo del presidente municipal;

c) De hacienda, que presidirá el síndico o el primer síndico, cuando haya más de uno;

d) De agua, drenaje y alcantarillado;

e) De mercados, centrales de abasto y rastros;

148 Un presidente, un síndico y seis regidores, electos por planilla según el principio de mayoría relativa y hasta cuatro regidores
designados según el principio de representación proporcional, cuando se trate de Municipios que tengan una población de menos de 150
mil habitantes.
149
Ley Orgánica Municipal del Estado de México; art. 64.

41
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

f) De alumbrado público;

g) De obras públicas y desarrollo urbano;

h) De fomento agropecuario y forestal;

i) De parques, jardines y panteones;

j) De cultura, educación pública, deporte y recreación;

k) De turismo;

l) De preservación y restauración del medio ambiente;

m) De empleo;

n) De salud pública; ñ) De población;

o) De revisión y actualización de la reglamentación municipal;

p) Las demás que determine el Ayuntamiento, de acuerdo con las necesidades el Municipio.

II Serán comisiones transitorias, aquéllas que se designen para la atención de problemas especiales o situaciones
emergentes o eventuales de diferente índole y quedarán integradas por los miembros que determine el
Ayuntamiento, coordinadas por el responsable del área competente.150

Las comisiones edilicias carecen de facultades ejecutivas, coadyuvarán en la elaboración del Plan de Desarrollo
Municipal y vigilarán e informarán al Cabildo sobre los asuntos de su competencia.

Por otro lado, los Concejos de Participación Ciudadana son agrupaciones conformadas por vecinos del
Municipio, cada miembro tiene un suplente y están organizados con un Presidente, un Secretario, un Tesorero y
vocales. Son electos por los habitantes de la localidad en la forma y términos que para tal efecto establezca el
Ayuntamiento mediante la aprobación y publicación de la convocatoria correspondiente.

También existen organizaciones sociales de carácter popular, integradas y designadas por los habitantes del
Municipio, las cuales son promovidas por el Ayuntamiento para que participen en el desarrollo vecinal, cívico y
en beneficio colectivo de sus comunidades; generando y participando en proyectos específicos en los que
acuerden participar.

De la misma manera, existen autoridades auxiliares como los delegados, subdelegados, jefes de sector o de
sección y jefes de manzana que el Ayuntamiento designa; ejercerán, en sus respectivas jurisdicciones, las
atribuciones que éste les delegue, para mantener el orden, la tranquilidad, la paz social, la seguridad y la
protección de los vecinos, conforme a lo establecido en las Leyes Orgánicas, Bandos Municipales y los
reglamentos respectivos.

150
Óp. cit.; art. 69.

42
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Por lo que respecta a Delegados y Subdelegados, la ley establece:

I Corresponde a los delegados y subdelegados:

a) Vigilar el cumplimiento del bando municipal, de las disposiciones reglamentarias que expida el
Ayuntamiento y reportar a la dependencia administrativa correspondiente, las violaciones a las mismas;

b) Coadyuvar con el Ayuntamiento en la elaboración y ejecución del Plan de Desarrollo Municipal y de los
programas que de él se deriven;

c) Auxiliar al secretario del Ayuntamiento con la información que requiera para expedir certificaciones;

d) Informar anualmente a sus representados y al Ayuntamiento, sobre la administración de los recursos que en
su caso tenga encomendados, y del estado que guardan los asuntos a su cargo;

e) Elaborar los programas de trabajo para las delegaciones y subdelegaciones, con la asesoría del Ayuntamiento.

II Corresponde a los jefes de sector o de sección y de manzana:

a) Colaborar para mantener el orden, la seguridad y la tranquilidad de los vecinos del lugar, reportando ante
los cuerpos de seguridad pública, a los oficiales calificadores las conductas que requieran de su
intervención;

b) Elaborar y mantener actualizado el censo de vecinos de la demarcación correspondiente;

c) Informar al delegado las deficiencias que presenten los servicios públicos municipales;

d) Participar en la preservación y restauración del medio ambiente, así como en la protección civil de los
vecinos.

Los jefes de sector y de manzana, son nombrados generalmente por el Ayuntamiento y conforme a necesidades y
condiciones de cada lugar.

De tal manera, podemos verificar que el gobierno como elemento del Municipio, no es un elemento insípido,
sino que está conformado por una serie de organismos, autoridades y organizaciones, encabezados siempre por
el Ayuntamiento teniendo como objetivo el cumplimiento de las obligaciones públicas de la autoridad municipal.

1.2.3.4 Autonomía

Morell Ocaña en su obra "La Autonomía Local: Cualidad de una Colectividad o de una Institución señala que se
entiende como autonomía al atributo de toda agrupación social, la que por la misma naturaleza de su creación,
nace con ella, como una forma de identidad y de independencia ante las demás comunidades.

Es preciso identificar que hablar de autonomía, no es lo mismo que soberanía. La autonomía es una cuestión de
defensa de competencia territorial y de incumbencia (competencia material) propias de la actividad integral y
propia de los Municipios; es de carácter administrativo, no político; se garantiza en función del respectivo

43
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

interés. Es el derecho de la comunidad municipal a participar a través de órganos propios, en el gobierno y


administración de cuantos asuntos les atañe.

Esta autonomía de la que hablo es difícil de conceptuar, pues está inmersa en facultades y obligaciones; pero sin
duda, es la que consagra nuestra Carta Magna en su artículo 115.

El principio de la autonomía municipal va mucho más allá que el mero afán de concentrar poder, pues trata de
acercar las decisiones a las realidades vecinales. Para eso es la autonomía municipal y numerosas son sus
ventajas, pues permite una atención ágil, primaria de las necesidades básicas de los ciudadanos, pues el gobierno
local está más cerca de la gente que cualquier otra instancia pública; por ende, su capacidad de respuesta
adecuada es igualmente mayor.

Es su ejercicio el que posibilita a los Municipios estar alerta ante las necesidades, quizá minúsculas, en una
perspectiva nacional, pero que en el plano de las personas pueden hacer la diferencia en su calidad de vida, léase
avenidas, parques, servicios comunitarios, educación, entre otros supuestos contemplados por la ley. Es su
autonomía lo que posibilita a los Municipios acudir con presteza y eficiencia a la satisfacción de las reales
necesidades de sus habitantes.

La autonomía municipal, además, cumple un rol esencial en las prácticas democráticas, puesto que permite un
escrutinio permanente de actividades y personas, lo que a su vez significa un mejor acierto al momento de
evaluar y emitir el sufragio.

1.2.4 Derecho municipal

Finalmente, es por demás relevante ya que se ha detallado la naturaleza del Municipio y su origen etimológico;
lo que se considera sobre éste derivado del análisis de un sinnúmero de estudiosos sobre el tema y los elementos
que lo conforman; tomar la rama del derecho que se encarga de regular las funciones, ámbitos de competencia e
injerencia de la institución que nos ocupa.

El objeto de conocimiento del Derecho Municipal, es el Municipio como institución jurídica sin pretender en
estricto rigor, su vinculación e implicaciones respecto a los factores histórico, sociológico, político, financiero,
cultural y teológico que determinaron su origen.

Dentro del campo general del derecho, tres son los grupos en que los estudiosos del tema ubican al Derecho
Municipal, a saber:

• Como integrante del Derecho Constitucional

• Como parte especializada del Derecho Administrativo

• Como rama del Derecho Público Político

Particularmente sin profundizar en la polémica que se presenta, considero que el Derecho Municipal en estricto
sentido, no se supedita a los campos de estudio señalados anteriormente; en efecto, es clara la interrelación con

44
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

la Teoría del Estado, el Derecho Político, el Derecho Administrativo, el Constitucional, entre otros, pero estoy a
favor de su autonomía técnica, didáctica y científica. Es entonces el Derecho Municipal una rama del derecho
que tiene como objeto de estudio al Municipio y que guarda autonomía de las ramas del derecho que estudiamos
en las aulas.

Así entonces, tenemos que el concepto de Derecho Municipal encuentra en la doctrina una gran variedad de
orientaciones y, por consiguiente, de aportaciones. Adriano Carmona Romay señala que el Derecho Municipal es
el conjunto de principios legales y normas de jurisprudencia referentes a la integración, organización y
funcionamiento de los gobiernos locales.151

De la misma manera, se señala que: "El Derecho Municipal es, el conjunto de normas jurídicas que regulan la
integración, organización, funcionamiento del Municipio, así como las actividades que éste realiza y las
relaciones entre éstos y otros órganos del Estado, o de la Federación y con los particulares”.152

También por Derecho Municipal entendemos al conjunto de normas que regulan la actividad administrativa y
gubernamental del Ayuntamiento o de otros órganos constitucionales en relación con la actividad de éste, así
como las que dictan los órganos municipales para la regulación de la convivencia en el Municipio. 153

El estudio del Derecho Municipal implica el estudio del Municipio, como objeto y como sujeto de derecho. En la
medida en que se profundice en el conocimiento de las cuestiones municipales, se darán las condiciones para
estructurar y proponer mejores alternativas, para el desarrollo y consolidación de la célula básica de la
organización política y administrativa de nuestro país.

Para poder realizar una efectiva investigación, es primordial estudiar los conceptos y definiciones más básicas,
como se puede observar en este capítulo, donde se hace mención de éstos. Al hablar de la conceptualización del
Municipio se hace más factible proporcionar una definición más acertada de lo que corresponde al Derecho
Municipal, no obstante, tenemos que analizar el origen de la palabra y su evolución en todo el ámbito jurídico, es
por lo que en el presente capítulo me refiero a lo que es el Municipio, los elementos de éste y una vez que los
estudiamos con mayor profundidad, se habla de lo que es el Derecho Municipal.

Un concepto que alude a la autonomía del Derecho Municipal respecto a otras ramas, nos dice es la ciencia que
estudia, investiga, analiza y explica el conjunto de instituciones, disposiciones y normas reguladoras del
Municipio mexicano, a partir de su origen y evolución, pero sobre todo por la importancia y trascendencia en el
desarrollo económico, político y social del país.154

Finalmente de manera particular, considero que el Derecho Municipal es un sistema de normas jurídicas, que
tienen como objeto de estudio al Municipio en su aspecto estrictamente jurídico, y están encaminadas a regular
su operación y funcionamiento, y a establecer los mecanismos en que éste cumplirá con sus fines y objetivos

151
CARMONA ROMAY, Adriano; Programa de Gobierno Municipal; 15 Ed.; Cuba, Librería Martí, 1950; p.19
152
ROBLES MARTÍNEZ, Reynaldo; El Municipio; 55 Ed.; México, Porrúa 2002; p. 163
153
ANDRADE SÁNCHEZ, Eduardo; Derecho Municipal; 15 Ed.; México, Oxford 2006; p.106.
154
LÓPEZ SOSA, Eduardo; Derecho Municipal Mexicano; 25 Ed.; México, Universidad Autónoma del Estado de México, 1999; p.22.

45
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

últimos.

Con todo lo planteado a lo largo del capítulo y como ya sabemos, la institución del Municipio como primer nivel
de gobierno se establece en el artículo 115 Constitucional, la actividad que tiene el Municipio en el desarrollo
político, económico, social y cultural dentro del Estado, ha propiciado que tanto juristas, sociólogos, politólogos,
economistas, historiadores y legisladores, estudien al Municipio, teniendo como resultado un profundo análisis y
perfeccionamiento de los diversos conceptos que forman parte del Municipio y del Derecho Municipal.

La importancia actual que adquirió el Municipio en nuestro país ha sido palpable; aún más con las reformas de
1983 y de 1987 al artículo 115 de la Constitución, se demuestra que con éstas se pretendió alcanzar una
autonomía política y económica de este primer nivel de gobierno, que forma parte del Estado y de la Federación.

Por lo que podemos decir que el Municipio no limita su actividad a la simple prestación de los servicios, sino
que éste realiza un sinnúmero de actividades políticas, administrativas, financieras y culturales; es esta
circunscripción territorial de carácter político y administrativo la que se ubica dentro del Estado y que entraña
una forma de descentralización de los servicios públicos.

Para que el Municipio pueda existir debe estar constituido por los tres elementos esenciales del Estado:
población, territorio y gobierno; pudiendo incluirse un cuarto, respecto de la autonomía; éstos dan como
consecuencia que cuente con una estructura organizada, un ámbito geográfico definido, una identidad y,
finalmente, la verdadera posibilidad de autodeterminarse y administrar sus bienes; lo último, un tanto limitado,
ya que se rige por las leyes federales y locales como lo son: la Constitución Federal y la Estatal; y la Ley
Orgánica Municipal expedida por las Legislaturas de los Estados, que dicta las disposiciones jurídicas y
administrativas del Municipio, entre otras.

1.3 Administración pública municipal

La Administración Pública Municipal es en general la forma de organización y funcionamiento de todas aquellas


unidades administrativas que componen, integran y dan funcionalidad al Ayuntamiento, entendido este como un
eje rector de gobierno frente a los particulares o gobernados, es decir, es el órgano de representación popular
encargado del gobierno y la administración del municipio, el cual está contemplado en nuestro régimen
constitucional como la base de la división territorial y de la organización política y administrativa de los Estados
de la Federación.

Para el adecuado funcionamiento de las tareas de gobierno y administración es necesario establecer mecanismos
de coordinación entre los integrantes del Ayuntamiento y los servidores públicos que conforman el aparato
público administrativo. Así, el Presidente Municipal dirige las tareas referentes a la administración pública
municipal y los regidores y síndicos efectúan las tareas de vigilancia, en apego a lo que dispone la legislación
local respectiva.

1.3.1 Antecedentes Legislativos

46
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Durante años, en México y en varios países de América Latina, la policía fue una institución abandonada dentro
del aparato gubernamental. Organizaciones que contribuyeron a la modernización del país en los rubros de la
educación, la política y la economía por ejemplo, se desarrollaron dificultades y hoy siguen haciéndolo de cara al
Siglo XXI; la policía, en cambio, fue tratada como "un mal necesario”, alejada de la sociedad, poco capacitada y
remunerada, indispuesta a la autocrítica y ajena al principio de rendición de cuentas.155

La reforma policial debe partir del principio de rendición de cuentas, mediante la utilización de esquemas
transparentes y cercanos a la sociedad, por lo que la rendición de cuentas de la policía, apunta a cumplir el
artículo 21 Constitucional, en el sentido de que la actuación policial debe sujetarse a los principios de legalidad,
eficiencia, profesionalismo y honradez.

Los antecedentes de este sistema, se explica en el entorno de múltiples transformaciones, pasando por la reforma
al artículo 21 Constitucional, la creación de un nuevo marco jurídico, el fortalecimiento y la creación de nuevas
instituciones y órganos colegiados con participación ciudadana.

Se ha pretendido enfatizar el papel central que representan la Integridad, la Ética y la Justicia como parte de esta
reforma, lo mismo al velar por los intereses de los ciudadanos, que al juzgar la conducta de un policía como ser
humano, lo cual implica comprender sus acciones dentro y fuera del servicio.

La palabra "policía" deriva del idioma francés y su uso data del siglo XVIII. De una manera indirecta deriva del
latín politia, y ésta del griego πολιτεία, de πολις, "ciudad", que se refiere al gobierno o a la administración del
estado.156

Vigilar se convirtió en una función de los clanes de jefes de estado, así en la Europa Antigua los magistrados y
militares eran los responsables de mantener la ley y el orden en las ciudades, en las que a veces designaban a un
alguacil, en algunos casos sin sueldo, para que se encargase de hacer cumplir la ley.

“...En 1663, Londres contrató cuidadores para resguardar sus calles en las noches, en un comienzo haciendo uso
de la fuerza. Ésta práctica fue muy difundida por todo el Reino Unido. Por lo que, el día 30 de junio de 1800 las
autoridades de Glasgow, Escocia consiguieron con éxito la petición al gobierno de pasar de la "acción policial de
Glasgow" a la Policía de la Ciudad de Glasgow. Éste fue el primer servicio profesional de Policía en el país y
diferente a las anteriores aplicaciones de la ley; lo que rápidamente fue copiado en otras ciudades.

En 1829, la legislación de la Policía Metropolitana pasó a depender del parlamento, permitiendo a Sir Robert
Peel, secretario de asuntos internos, fundar la Policía Metropolitana de Londres, reconocida por ser la primera
policía organizada con fuerzas civiles en líneas modernas. Se convirtió en un modelo para las fuerzas policiales
de otros países, incluidos los Estados Unidos. El primer servicio policial fuera del Reino Unido fue en Gibraltar,

155 Vid. Rosas Greco, Seguridad Pública, Editorial, [En línea], México, Secretaría de Seguridad Ciudadana, Gobierno del Estado de
Querétaro, Enero 2007, [citado 06/11/2009], Revista Omicrón 20, Gaceta Interna Bimestral (Núm. 1), Formato pdf, Disponible en:
http://www.seguridad.queretaro.gob.mx/ssc/ssc/content/download/629/4163/file/Omicron 06.pdf 22 de Enero de 2009. 13:30 PM.
156
DICCIONARIO JURÍDICO MEXICANO. Instituto de Investigaciones Jurídicas, UNAM, tomo P- Z, décima tercera edición, Porrúa, México,
1999, pp. 2453 y 2454.

47
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

con la formación del Gibraltar Police en 1830.

En 1721, se forman los Mossos d'Esquadra en Cataluña, al noreste de España.

En 1834, se forma la Policía de Toronto en Canadá, una de las primeras fuerzas policiales de América.

Dentro de los Estados Unidos, dos de las primeras fuerzas policiales de tiempo completo, fueron el
Departamento de Policía de Boston, fundada Dor Joseph Osier en 1839; y el Departamento de Policía de Nueva
York en 1845...”157

Los antecedentes de la policía en México, refiere el autor Jorge Nacif Mina en su obra "La Historia de la Policía
en la Ciudad de México (1524 - 1928)”, tiene que establecerse en Europa y no en Mesoamérica, sin embargo en
el México precortesiano existieron formas de organización con características similares a las de un cuerpo de
vigilancia especializado.158

El antecedente más antiguo de la seguridad pública en México, se encuentra referido en el libro de Alejandro
Iñigo, "Bitácora de un Policía (1500-1982)”, aparece alrededor del año 1500 en tres figuras principales: los
denominados teachcacauhtin, guerreros que se hacían cargo de la situación interna de los barrios en tiempos de
guerra; y los tianquizpan, guardianes de los mercados.159

En el MANUAL ADMINISTRATIVO DE LA SECRETARÍA DE SEGURIDAD PÚBLICA DEL DISTRITO


FEDERAL, de agosto del 2005, haciendo referencia a la obra de Alejandro Iñigo, expone:

En 1524, ya con los españoles establecidos, aparece la primera cárcel provisional en la Ciudad de México al
poniente de la Plaza Mayor; y el primer esquema en que se basó la policía.

En 1525 se expide el primer lineamiento policíaco en forma de Reglamento de Policía, que entre muchas otras
cosas, asentaba la prohibición a los indios de habitar dentro del casco urbano destinado a los españoles.

El 30 de marzo de 1531, a través de la Cédula Real, se faculta a los cuerpos policíacos, entonces denominados
alcaldes y alguaciles de diferentes categorías, a aprehender a infractores.

En 1631, fue inaugurada la prisión mayor construida en el Real Palacio de Virreyes, con calabozos de castigo y
la tan temida Sala de Tormentos.

En 1789, ya con el virrey Conde de Revillagigedo, se creó un nuevo cuerpo policiaco conocido como Policía de
Seguridad y Ornato que se encargaba de preservar la seguridad pero también de cuidar el buen aspecto de la
Ciudad.

En 1790 aparecen los guardias de faroles conocidos como serenos, que de acuerdo al nuevo Reglamento para
Alumbrado y para los Guardas, se encargaban de cuidar los 93 faroles instalados, un sereno por cada uno. La

157
Vid. Policía. La Policía en el mundo. [En línea]. Disponible: http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Polic%C3%ADa Metropolitana de
Londres&action=ed it 19 de Enero de 2009. 18:30 PM.
158
Cfr. NACIF MINA, Jorge. La policía en la Historia de la Ciudad de México (1524-1928), Desarrollo Social, Socicultur, México, 1986, p. 11.
159 Vid. IÑIGO, Alejandro. Bitácora de un Policía (1500-1982), Ensayo histórico, Grupo Editorial Siete, México, 1994, pp. 11 y 12.

48
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

vigilancia se desarrollaba en un entorno de cercanía, en donde cada vigilante conocía perfectamente su territorio
y los habitantes del vecindario los conocían a ellos.

En marzo de 1812, se ordena en la Constitución de Cádiz la desaparición de la La Acordada y se otorga amplio


poder político a los miembros del Ayuntamiento, poniendo en sus manos la fuerza de seguridad. En el mismo
contexto, en junio de 1813 la Ley de Instrucción deposita en los jefes políticos la facultad y responsabilidad de
vigilar por la seguridad de bienes y personas en la ciudad, así como hacer cumplir el reglamento de policía.

En 1821 se conforma un cuerpo de vigilantes voluntarios para subsanar la falta de policía en la Ciudad, cada
voluntario portaba un sable con tahalí (tira de cuero u otra materia que cruza desde el hombro derecho hasta la
cintura por su parte izquierda, donde se pone la espada).

En 1827 se establece la primera República con la Ciudad como residencia de los poderes supremos. La ciudad se
divide en cuarteles. Un reglamento establece nuevas bases para el régimen policial, convirtiendo a los vigilantes
en soldados de policía a quienes les llamaron gendarmes, aunque este sistema policíaco desapareció muy pronto
y un nuevo reglamento dejó otra vez la vigilancia en manos de los propios vecinos de barrios o cuarteles; no
obstante, el sustantivo de gendarme se mantuvo por décadas para referirse a las personas encargadas de la
seguridad.

En 1837, la vigilancia de la ciudad quedó bajo la responsabilidad de los prefectos y subprefectos que luchaban
contra la delincuencia; y los guardiarios que tenían como responsabilidad la vigilancia de los ríos, las acequias,
los caños y la limpieza de las calles de la ciudad.

En marzo de 1838 se creó el cuerpo de la Policía Montada, con el objeto de contribuir a la preservación de la
seguridad pública.

El 20 de julio de 1848, la guardia de policía quedó conformada por escuadrones de infantería y caballería que
sumaban mil hombres; de manera simultánea desaparecen los guardias voluntarios que participaban en la
vigilancia de la ciudad desde 1821.

Para 1853 la fuerza policiaca estaba integrada por 200 guardias diurnos, 145 guardias nocturnos, 131 serenos, 10
elementos de estado mayor, 122 soldados de infantería y 243 de caballería.

En 1865 se expide la Ley sobre la Policía General del Imperio, se designan comisarios imperiales, prefectos y la
guardia municipal misma que se dividía en guardias diurnos y nocturnos, todos ellos responsables de hacer
cumplir los reglamentos de policía. La ciudad se divide en ocho cuarteles mayores.

Una vez caído el segundo imperio, el gobierno federal, encabezado por Benito Juárez, emite un decreto el 21 de
enero de 1869 en donde se conforma un cuerpo de policías rurales dependiente de la Secretaría de Gobernación.
Del mismo modo, se reestructura el sistema policíaco, pues se determina que en la Ciudad de México se había
elevado, más que en ninguna otra parte, el índice de hechos delictivos. El Gobernador del Distrito Federal vuelve
a convertirse en la autoridad policial junto con un inspector general de policía, responsable directo de la

49
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

corporación. Al frente de cada uno de los cuarteles había un inspector de policía o comisario. En diciembre de
1871 se crea también un cuerpo de policía reservada.

Para 1877 los cuerpos de la policía seguían agrupados bajo el mando de un inspector general del que dependían
todas las fuerzas de gendarmería, escuadras de bomberos, comisiones de seguridad y comisarías. En enero de
1878 se implanta un nuevo Reglamento de Policía en donde las comisiones de seguridad pasan a ejecutar
funciones reservadas a la policía judicial, con atribuciones para auxiliar a jueces y al inspector general de la
policía en la captura de delincuentes.

En 1879 cambia el nombre de gendarmes por el de Policía Urbana, cada unidad se conformaba por un
comandante, un segundo comandante, dos cabos montados, quince gendarmes de primera y sesenta de segunda.

A principios del siglo XX, el 28 de septiembre de 1900, Porfirio Díaz inaugura el Palacio de Lecumberri,
edificio que de alguna manera terminó con el antiguo sistema carcelario, aunque siguieron coexistiendo las
mazmorras en otras partes del país.

En septiembre de 1903 aparecen leyes que disponen la creación de los cuerpos de gendarmes judiciales y
fiscales.

Con el estallido de la Revolución la Ciudad es puesta en estado de sitio y el ejército se hace cargo de la
seguridad pública. Los miembros de la gendarmería son enrolados en las fuerzas regulares y otros regresan a sus
lugares de origen para incorporarse a filas revolucionarias. Los pocos elementos que quedan se dedican a
auxiliar en servicios médicos. Prácticamente no hay presupuesto para sostener la fuerza policíaca.

En 1912, el Presidente Francisco I. Madero informa que se creó una guardia especial con el nombre de Batallón
de Seguridad; y también que los cuerpos de gendarmes aumentaron en 1,136 plazas.

El contexto de inestabilidad general en la Ciudad de México durante la década de 1910 a 1920 se reflejaba en los
cuerpos policíacos, en este período hubo un total de veinte directores de la Policía, tal situación implicaba que la
inseguridad en la ciudad se agudizara notablemente, aparecieron bandas organizadas y surge el secuestro como
uno de los delitos más recurrentes. El 30 de diciembre de 1912, Madero inaugura el Casino de la Escuela de
Policía. A finales de esta década se reorganiza el cuerpo responsable de la seguridad en el Distrito Federal,
creándose la Inspección General de Policía, con el General Pedro J. Almada al frente de ella.

En 1922 se organiza en forma provisional una Jefatura de Tránsito dependiente de la Inspección General de
Policía. El 23 de junio de 1923 se crea la Escuela Técnica de Policía, con el fin de instruir y capacitar a los
miembros en técnicas de investigación policíaca, criminalística y laboratorio, entre otras materias.

El 31 de diciembre de 1928, se establece la creación de la Jefatura del departamento del Distrito Federal apoyada
por delegados, subdelegados y jefes de dependencias, entre los que se encontraba en Jefe de Policía,
desapareciendo así el cargo de Inspector General de Policía. En documentos oficiales se elimina el término de
gendarmería sustituyéndose por Policía del Distrito Federal. Antonio Ríos Zertuche ocupa el primer

50
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

nombramiento de Jefe de la Policía. Surgen por primera vez las motocicletas tripuladas por elementos
encargados de supervisar y agilizar el tráfico vehicular.

En 1930, la Jefatura de Policía, con Valente Quintana al frente, crea el cuerpo de la Policía Femenil con 69
integrantes, las opiniones se dividen entre los que piensan que es bueno incorporar a las mujeres a actividades de
vigilancia y la ola de críticas en contra, de cualquier manera la presencia de este cuerpo policial es efímera y
resurge formalmente años después.

El 20 de noviembre de 1932, entra en funcionamiento el primer semáforo eléctrico en la Ciudad de México, en el


crucero de Avenida Juárez y San Juan de Letrán. En este mismo año se oficializa el escuadrón de motopatrullas,
que dieciséis años después pasa a ser de la Policía Preventiva.

El 31 de diciembre de 1938, se aprueba la Ley Orgánica del Departamento del Distrito Federal. La ciudad queda
dividida en doce delegaciones, en cada una de las cuales queda instalada una agencia del Ministerio Público y
una Compañía de Policía. La Policía del Distrito Federal se convierte en Preventiva y se instalan casetas de
policía en cada una de las entradas y salidas de la ciudad.

En septiembre de 1939, se establece en el Reglamento Orgánico de la Policía Preventiva, que corresponde al


Presidente de la República el mando supremo de la corporación, misma que está integrada por policías de a pie,
montados, auxiliares, vigilantes de cárceles, penitenciaría y bomberos. Se crea en este año el Agrupamiento de
Granaderos, que nueve años después se incorpora a la Policía Preventiva.

El 1 de septiembre de 1941 se crea la Policía Bancaria e Industrial; y el 12 de noviembre se aprueba el nuevo


Reglamento de la Policía Preventiva, mismo que establece que el Jefe de la Policía debe tener grado de General
de División y sus principales subalternos también grados militares. El 12 de diciembre del mismo año, la policía
se divide en dos especialidades: la Policía Preventiva del Distrito Federal, encargada de la vigilancia; y la
Dirección General de Tránsito como responsable de la vialidad.

Hacia la mitad del siglo, la policía comienza a dejar paulatinamente la vigilancia de a pie para utilizar mayor
número de vehículos automotores con el objeto de abarcar mayores distancias.

Para 1967 se contaba ya con 6 mil policías. Después de los sucesos de 1968 la cifra aumenta a 10 mil y se
adquieren modernos equipos, entre ellos diez unidades antimotines. En 1969, por Acuerdo Presidencial, se
fusionan las policías Preventiva y de Tránsito.

El 17 de enero de 1984 la institución policial se denomina oficialmente Secretaría General de Protección y


Vialidad.

El 19 de julio de 1993 se publica en el Diario Oficial de la Federación la Ley de Seguridad Pública del Distrito
Federal, con el objeto de establecer las bases para la prestación del servicio de seguridad pública, así como
regular los servicios privados de seguridad en el Distrito Federal.

51
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

En septiembre de 1995 la institución cambia su nomenclatura por la de Secretaría de Seguridad Pública del
Distrito Federal...” 160

Después de la revisión de las diversas y primigenias formas de organización estatal a lo largo de la historia, tanto
de aquellas que sólo se quedaron en teoría, como de las que sí se llevan a la práctica, confirma que la reforma
constitucional que estatuye la seguridad pública como una función del Estado, recupera precisamente la
naturaleza que le corresponde, pues no es posible concebir un Estado sin el elemento indispensable de la
seguridad pública y ésta existe en la medida en que existe el propio Estado, lo que nos conduce a la insoslayable
conclusión de que la ausencia de seguridad pública trae consigo la desaparición del propio Estado y, por el
contrario, la seguridad pública garantiza su viabilidad.

El concepto de seguridad pública que aporta la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública en su
artículo 2, es en los términos siguientes: "La seguridad pública es la función a cargo del Estado que tiene como
fines salvaguardar la integridad y derechos de las personas, así como preservar las libertades, el orden y la paz
públicos”, de tal manera que al otorgarle la naturaleza jurídica de ser una función del Estado, debe llevarse a la
práctica de manera integral.

1.3.2 Autoridades Municipales

Es el órgano de representación popular encargado del gobierno y la administración del municipio, integrado por
el Presidente Municipal, el (los) Sindico(s) y los Regidores, elegidos por elección directa, con una duración en el
cargo de tres años161, y sus funciones se encuentran contempladas en el artículo 31 de la Ley Orgánica Municipal
del Estado de México, donde se precisa que corresponde al Ayuntamiento como cuerpo colegiado que es, de
forma enunciativa formular, aprobar y expedir el Bando Municipal y demás reglamentos, acuerdos y
disposiciones de carácter general que se requieren para la organización y funcionamiento de la administración y
de los servicios públicos.

Así mismo, se le encomienda designar entre sus miembros las comisiones para la inspección y vigilancia de los
diferentes aspectos de la administración y los servicios públicos municipales, organizando la estructura y
funcionamiento de la administración pública municipal y nombrar y renovar al Secretario del Ayuntamiento, al
Tesorero Municipal, al Jefe de la oficina de Obras y Servicios Públicos, al Comandante de Policía y demás
funcionarios de la administración pública, a propuesta del presidente municipal.

En cuanto a sus obligaciones de carácter fiscal y de auditoria, se destacan por su trascendencia analizar, discutir
y aprobar el presupuesto de egresos y la iniciativa de ley de ingresos del municipio, y la oportuna y correcta
recaudación de los ingresos municipales; así mismo se obligan a presentar oportunamente al Congreso local las

160
MANUAL ADMINISTRATIVO DE LA SECRETARÍA DE SEGURIDAD PÚBLICA DEL DISTRITO FEDERAL, agosto del 2005. pp.19-35.
[En línea]. Disponible: http://www.infodf.org.mx/capacitación/retarp/DOCS/3RETAIP10/MANUALDEORGANIZACION/ manual SSPDF.pdf 25
de Enero de 2009. 20:30 PM.
161
El Plan Nacional de Desarrollo 2006-2012, contempla la posibilidad de modificar el periodo constitucional, previa autorización del H.
Congreso de la Unión. [En línea]. Disponible: http://pnd.calderon.presidencia.gob.mx/index.php?page=documentos-pdf. 05 de junio de 2009,
15:30 PM.

52
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

cuentas y comprobantes de recaudación y gastos de los fondos públicos, expedir licencias, permisos y
autorizaciones propias de su competencia, celebrar convenios con las dependencias federales, estatales y con
otros ayuntamientos para la realización de obras o la prestación de servicios públicos, aprobar los planes y
programas de desarrollo urbano municipal, entre otras.

Funciones de los miembros del Ayuntamiento

1. - El Presidente Municipal

El artículo 48 de la Ley Orgánica Municipal del Estado de México, señala que es el encargado de llevar a la
práctica las decisiones tomadas por el ayuntamiento y el responsable del buen funcionamiento de la
administración pública municipal.

Destacando como sus principales funciones:

► Cumplir y hacer cumplir la Constitución Política de la República, la Constitución Política del Estado, la
Ley Orgánica Municipal, los reglamentos municipales y las resoluciones del Ayuntamiento.

► Informar anualmente a la población de la situación que guarda la administración municipal, detallando


las actividades realizadas por las dependencias municipales y el manejo y destino de los fondos públicos.

► Nombrar y remover empleados y funcionarios cuya designación sea exclusiva del ayuntamiento.

► Llevar a cabo un control sobre la aplicación y el ejercicio de la ley de ingresos y del presupuesto de
egresos.

► Vigilar la aplicación de los planes y programas estatales y municipales de desarrollo, así como que la
administración y prestación de los servicios públicos se lleve a cabo de la mejor manera y con apego a los
reglamentos.

2- Los Síndicos

Contempladas en el artículo 53 de la Ley Orgánica Municipal del Estado de México, los Síndicos son los
encargados de defender los intereses municipales y de representar jurídicamente al ayuntamiento en los litigios
en los que éste fuere parte, siendo los responsables de supervisar la gestión de la hacienda pública municipal,
todo ello en observancia a la Ley Orgánica Municipal vigente.

Sus principales funciones son:

► Vigilar el buen manejo de las finanzas públicas municipales, los estados de cuentas de la tesorería
municipal y remitirlos a la Contaduría Mayor de Glosa del Congreso del Estado.

► Vigilar que se presente oportunamente la cuenta pública para su revisión por el Congreso Local, así
como los informes contables y financieros mensuales.

► Asistir regular y puntualmente a las sesiones de cabildo y actos oficiales.

53
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

► Practicar a falta o en auxilio del ministerio público, las primeras averiguaciones sobre los hechos que
hayan alterado el orden público.

► Comparecer y suscribir los contratos y demás actos jurídicos que contengan obligaciones patrimoniales
para el municipio.

5. - Los Regidores

De conformidad con lo que dispone el artículo 55 de la Ley Orgánica Municipal del Estado de México, son los
miembros del Ayuntamiento que tienen a su cargo las diversas comisiones de la administración pública
municipal.

Sus principales funciones son:

► Asistir y proponer a las sesiones de cabildo las medidas que estimen más convenientes para atender los
asuntos municipales, atender las comisiones que por su cargo le sean conferidas, y los asuntos propios del área
de su responsabilidad.

► Proponer al ayuntamiento los acuerdos que deban dictarse para el mejoramiento de los diversos ramos
de la administración y los servicios públicos municipales.

► Vigilar el funcionamiento de las dependencias administrativas.

► Presentar su programa anual de trabajo e informar al ayuntamiento acerca del cumplimiento de sus
tareas.

► Citar a sesiones extraordinarias del ayuntamiento si no lo hace el presidente municipal y suplirlo en sus
faltas temporales, cuando sean menores de treinta días, de acuerdo al orden de preferencia que el presidente
determine.

6. - Comisiones

El autor Luis Humberto Delgadillo Gutiérrez en su obra Elementos de Derecho Administrativo, define a las
Comisiones como órganos integrados por los miembros del Ayuntamiento para estudiar, examinar y resolver los
problemas municipales y vigilar que se ejecuten sus disposiciones y acuerdos, es decir, vigilar el buen
funcionamiento de la administración municipal162. Las comisiones, de acuerdo a las necesidades de cada
Municipio, además de las previstas en el artículo 69 de la Ley Orgánica Municipal del Estado de México:

162
Vid. DELGADILLO GUTIÉRREZ, Luis Humberto, Elementos de Derecho Administrativo. Editorial Limusa, México. 2000, p. 141.

54
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Organización Administrativa del Ayuntamiento

Para el adecuado funcionamiento de las tareas de gobierno y administración es necesario establecer mecanismos
de coordinación entre los integrantes del H. Ayuntamiento y los servidores públicos que conforman el aparato
público administrativo, así, el Presidente Municipal dirigirá las tareas referentes a la administración pública
municipal y los regidores y síndico(s) efectuarán las tareas de vigilancia.163

6. La Secretaría del Ayuntamiento.

Es el órgano de la administración municipal encargado de atender y resolver los asuntos administrativos que le
encomiende el ayuntamiento, procurando el manejo, registro, control y cuidado del archivo general, de las
adquisiciones de recursos materiales y el control de activos propiedad del municipio, cuyo titular es el
Secretario, que será nombrado por el Ayuntamiento.

De conformidad con lo dispuesto por el artículo 91 de Ley Orgánica Municipal del Estado de México, sus
principales funciones son:

► Atender las actividades que le encomiende el presidente municipal, así como las sesiones del
ayuntamiento con voz informativa y citar por escrito a los miembros del ayuntamiento a las sesiones de cabildo.

► Levantar las actas de cabildo y registrarlas en el libro correspondiente.

► Autorizar con su firma las actas y documentos expedidos por el ayuntamiento.

► Formular los proyectos de reglamentos municipales y someterlos a la consideración del ayuntamiento.

► Vigilar y controlar los asuntos relacionados con el registro civil, como son: nacimientos, matrimonios,
divorcios, adopciones y tutelas.

7. - La Tesorería Municipal.

Debe entenderse como el órgano de la administración municipal que tiene bajo su cargo la recaudación de los
ingresos que corresponden al municipio conforme lo establece la Ley de Hacienda y la Ley de Ingresos
Municipales, así como el manejo de los fondos y valores con estricto apego al presupuesto de egresos,
programando las actividades relacionadas con la recaudación, contabilidad y gastos del ayuntamiento. Por la

163 Vid. Organización basada en un documento denominado “REGLAMENTO TIPO DE LA ADMINISTRACIÓN PUBLICA MUNICIPAL”, [En
línea]. Disponible: http://www.e-local.gob.mx/wb2/ELOCAL/ELOC Administración Pública Municipal, consultado el 05 de junio del 2009,
17:00PM.

55
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

importancia que tiene para el municipio el manejo y destino de sus recursos, es necesario que la Tesorería
informe mensualmente al ayuntamiento de los movimientos de ingresos y egresos, debiendo estar a cargo de un
Tesorero Municipal, designado por el ayuntamiento.164

El artículo 95 de la Ley Orgánica Municipal del Estado de México señala que sus principales funciones son las
siguientes:

► Coordinar y programar las actividades correspondientes a la recaudación, la contabilidad y los gastos


municipales, estableciendo un sistema de inspección, control y ejecución fiscal.

► Elaborar y presentar los informes financieros del ayuntamiento.

► Promover y mantener los mecanismos de coordinación fiscal necesarios con las autoridades estatales y
federales.

► Mantener actualizados los sistemas contables y financieros del ayuntamiento y realizar campañas periódicas
de regularización fiscal de los padrones de causantes y elaborar el proyecto de ley de ingresos.

► Planear y programar los gastos del ayuntamiento para formular el presupuesto de egresos del año fiscal
correspondiente y establecer un mecanismo de pago para los empleados del municipio.

8. Dirección de Seguridad Pública.

Contemplado en el Capítulo VIII, Titulo IV, de la Ley Orgánica Municipal del Estado de México, ésta
dependencia administrativa, también denominada Comandancia de Policía, es el órgano de la administración
municipal encargado de vigilar y conservar el orden y la tranquilidad pública, así como servir y auxiliar a la
comunidad.

9. Dirección de Obras y Servicios Públicos.

El artículo 95 de la Ley Orgánica Municipal del Estado de México señala que, es muy importante que en la
estructura orgánica de la administración pública municipal, se considere la creación de un órgano encargado
específicamente de la construcción de obras y la administración de los siguientes servicios públicos:

► Agua Potable ► Alumbrado Público ► Mercados ► Parques

► Panteones ► Rastros ► Calles ► Jardines

10. La Contraloría Municipal

De la lectura del texto de los artículo 110 al 113 de la Ley Orgánica Municipal del Estado de México, la
Contraloría Municipal es el órgano de la administración municipal encargado de establecer y operar el sistema
de control y evaluación municipal, fiscalizar el ejercicio de gasto público municipal, aplicando las normas y
criterios en materia de control, evaluación, auditorías e inspecciones, así pues cuando en el municipio no opere

164 Vid. Exposición de motivos de las modificaciones a la Ley Orgánica Municipal del Estado de México del 22 de septiembre de 1992. [En
línea]. Disponible: http://www.edomex.gob.mx/legistelfon/doc/pdf/lev/vig/levvig022.pdf., p. 7, 16 de febrero de 2009. 11:00 AM.

56
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

un órgano de control municipal, estas funciones pueden ser realizadas por el Síndico Municipal, o cualquier
Regidor con el apoyo de los demás servidores públicos.

1.3.3 Servicios Públicos

Son todas aquellas actividades que realiza el ayuntamiento de manera uniforme y continua, para satisfacer las
necesidades básicas de la comunidad. Los servicios públicos juegan un papel muy importante dentro de las
funciones que desempeña el ayuntamiento, ya que a través de ellos se refleja la buena marcha de la
administración y se responde a las demandas planteadas por la comunidad para mejorar sus condiciones de vida.

Todos estos servicios deben ser proporcionados de manera regular y continua, sin que haya interrupciones en su
prestación, debiendo prestarse igualmente a todos los habitantes de la comunidad representando un beneficio
colectivo165, y en la medida que se incrementen los servicios se mejorarán las condiciones materiales de
desarrollo de las comunidades.

Tomando en cuenta que un servicio público difícilmente puede ser gratuito, de acuerdo a la Ley de Ingresos
Municipales, se identifican como fuentes de financiamiento (1) Las cuotas que son las aportaciones en dinero o
en especie que un particular debe pagar a las autoridades municipales por el uso de un servicio público municipal
y (2) Las tarifas que son los agrupamientos de cuotas o tasas en las que se consideran precios máximos y
mínimos, que un usuario debe pagar en forma inmediata o en plazos previamente determinados, para poder
disfrutar de un servicio público. 166

Nuestro país se ha visto fuertemente afectado por la escasez de recursos económicos, agravándose por el
acelerado crecimiento poblacional, pues, estos factores han repercutido directamente en los municipios para la
prestación de servicios públicos, y en general en la resolución de las demandas y necesidades de la población.

Sin embargo, la participación de la ciudadanía en el trabajo comunitario, en México tiene una tradición, ya que
los habitantes se organizan para resolver problemas de tipo colectivo; por tanto su papel es importante en la
integración y operación de programas y acciones de gobierno. Los ayuntamientos a través del área administrativa
correspondiente promueve y organiza a la ciudadanía, en: Consejos de Participación Ciudadana, Asociación de
Colonos, Jefes de Manzana, entre otros; y abrir mecanismos de comunicación e intercambio de información, con
asociaciones y organizaciones sociales para que participen en el municipio en forma organizada y permanente.

1.3.3.1 Contraloría Municipal

Es un cuerpo colegiado regulador de la actuación Pública Municipal con plena autonomía en sus funciones y
atribuciones, que garantiza el cabal y correcto cumplimiento en la obtención, en el manejo y en la erogación de
los ingresos públicos, así como para establecer lineamientos de control sobre la normatividad, desempeño y ética
de los servidores públicos involucrados en cada uno de los Departamentos y Direcciones de la Administración

165
Vid. DELGADILLO GUTIÉRREZ, Luis Humberto, Elementos de Derecho Administrativo. Editorial Limusa, México, 2000, p. 208.
166 Vid. PAMPILLO Balino, Juan Pablo, "La investigación jurídica en México (debate)", El Mundo del Abogado, vol. 2, núm. 7, julio-agosto
de 1999, pp. 44-52.

57
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Pública Municipal y en general, para vigilar el correcto y transparente desempeño de la función pública.

Por ello se traduce en sobrada e indubitable importancia considerar a la Contraloría Municipal, como garante y
ejecutor de dichas funciones normativas, como un órgano de control necesariamente autónomo en cuanto a sus
funciones y atribuciones, a fin de transparentar y lograr un adecuado comportamiento y control de todas y cada
una de las actividades de la Administración Pública Municipal; todo ello bajo el sigilo normativo en el que
descansa invariablemente la potestad de concebir a la Contraloría Municipal como un órgano de control
autónomo en cuanto a sus funciones y atribuciones.

De conformidad por lo dispuesto por el artículo 112 de la Ley Orgánica Municipal del Estado de México, entre
sus funciones destacan:

► Intervenir en la entrega y recepción de bienes y valores que sean de la propiedad del Ayuntamiento o se
encuentren en posesión del mismo, cuando se verifique algún cambio de titular de las dependencias o unidades
administrativas correspondientes;

► Vigilar que los servidores públicos municipales cumplan dentro de los plazos y términos establecidos en
la ley de la materia, con la presentación de la declaración de situación patrimonial;

► Recibir y gestionar las denuncias, quejas y sugerencias que los particulares presenten en relación a los
servicios que otorga la administración municipal;

► Formular programas de actividades para realizar revisiones financieras u operacionales, estableciendo


formas del correcto funcionamiento de las coordinaciones de la dirección, así como las bases generales para la
realización de las mismas;

► Practicar revisiones a todas las dependencias del Ayuntamiento, así como proceder al seguimiento de los
programas, convenios, contratos o acuerdos que efectúe el propio Ayuntamiento con organismos del sector
gubernamental y privado, vigilando que se logren los objetivos planeados, evaluando aspectos normativos,
administrativos, financieros y de control.

1.3.3.2 Seguridad Pública

Es la unidad administrativa encargada de prestar el servicio de certidumbre y confianza a la población,


garantizando los niveles de seguridad que demanda la ciudadanía, a través del diseño, implantación y
seguimiento de acciones tendientes a mantener el orden, proteger la integridad y patrimonio de las personas;
prevenir la comisión de delitos e infracciones a los reglamentos gubernativos y de policía; colaborar en la
investigación y persecución de los delitos y auxilio a la población en caso de siniestros y desastres; lo anterior
basado en la profesionalización de la policía y la activa participación ciudadana en las tareas de prevención.167

Su objetivo principal es establecer los servicios y operativos policiales que permitan preservar el orden público,

167
Vid. MANUAL ADMINISTRATIVO DE LA SECRETARIA DE SEGURIDAD PUBLICA DEL DISTRITO FEDERAL, agosto del 2005. p.17.

58
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

salvaguardar la integridad física de las personas y de sus bienes y, disuadir la delincuencia.

Una de las principales atribuciones del municipio es la de prestar el servicio de seguridad pública para procurar
que el desarrollo de la vida Comunitaria transcurra dentro de los cauces del Estado de Derecho, y debe organizar
y proveer de medios a las dependencias que tienen a su cargo las funciones de policía, seguridad, vialidad y
asistencia a la población en situaciones de emergencia.

Fuente: “Programas federales de seguridad pública”, Diálogo y debate de cultura política, 3:12, abril-junio de 2000, p. 265, con base en
un documento proporcionado por Patricio Patiño, en ese momento Secretario Técnico de la Policía Federal Preventiva (PFP).

Tratando de conceptualizar la seguridad pública, podemos decir que es la función a cargo del estado que tiene
como fines salvaguardar la integridad y derechos de las personas, así como preservar las libertades, el orden y la
paz pública.

Esta función debe realizarse en los diversos ámbitos de competencia, por conducto de la autoridades de policía
preventiva, del Ministerio Público, de los Tribunales, de las responsables de la prisión preventiva, ejecución de
penas y tratamiento de menores infractores, de las encargadas de protección de las instalaciones y servicios
estratégicos del país, así como por las demás autoridades que en razón de sus atribuciones deban contribuir
directa o indirectamente con la seguridad pública.

La autoridad municipal debe realizar acciones para garantizar la tranquilidad, paz y protección de la integridad
física y moral de la población, mediante la vigilancia, prevención de actos delictuosos y orientación ciudadana
que proporciona la corporación de policía y los comités de protección civil al conjunto de la comunidad, y
garantizar el cumplimiento de los Bandos, Reglamentos y disposiciones administrativas vigentes en la materia,
dentro del territorio del Municipio.

59
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Dentro del ámbito municipal, la Constitución considera a la seguridad pública como un servicio a cargo del
municipio el cual deberá ejercerse con el concurso del Estado porque así lo determina el artículo 21
Constitucional que establece que la seguridad pública es una función a cargo de la Federación, el Distrito
Federal, Los Estados y los Municipios, en sus respectivas competencias, obligándose a regular el orden público,
el tránsito vehicular y peatonal, así como vigilar y garantizar el cumplimiento de las leyes federales y estatales, y
los reglamentos vigentes en la materia dentro del municipio.

Asimismo con base en el último párrafo de la fracción III del artículo 115 Constitucional, los Municipios de un
mismo Estado, previo acuerdo entre sus Ayuntamientos, podrán coordinarse y asociarse para la más eficaz
prestación de dicho servicio, situación que se ajusta a lo dispuesto por el artículo 21 Constitucional.168

De igual forma, en el caso de algunas leyes federales y estatales el Ayuntamiento tiene el carácter de autoridad
auxiliar, por lo que sus cuerpos de seguridad pública coadyuvan al cumplimiento de dichas leyes, en este sentido
también se encarga de prevenir la comisión de acciones que sean constitutivas de delitos o infracciones, entre
otras.

El Presidente Municipal, como ejecutor de las determinaciones del Ayuntamiento, es quien deberá encargarse de
que los objetivos de la seguridad pública municipal y las atribuciones del Ayuntamiento en dicha materia sean
cumplidas. Es el Presidente Municipal quien nombra a los titulares de los órganos encargados de la seguridad
pública municipal y quien dispone de éstos para asegurar el pleno disfrute de las garantías individuales, la
conservación del orden y la tranquilidad pública.

Un Estado que garantiza seguridad para el mayor número de habitantes, será un estado unido y dentro del cual se
fortalezca la confianza en las instituciones, por ser esta una función tan importante y con tantas implicaciones, es
necesario que los tres órdenes de gobierno, se aboquen de manera coordinada a ella para fortalecer el Estado de
Derecho y garantizar el bienestar de la mayoría.169

El marco jurídico de la seguridad pública municipal, se encuentra delimitado entre otras disposiciones, por el
Bando Municipal, donde se definen las bases para el establecimiento del gobierno municipal y de sus acciones,
señalando las condiciones a desarrollar por los particulares en el ejercicio de sus derechos y obligaciones, este
cuerpo normativo también puede establecer lo relativo a las prohibiciones, infracciones y respectivas sanciones
dentro del ámbito municipal y disponer sobre la autoridad encargada de calificar y sancionar dichas faltas e
infracciones, que pueden ser los Juzgados Calificadores.

El Artículo 5° del Bando Municipal de Tlalnepantla de Baz, Estado de México, en relación con los artículos 22 y
122 del Reglamento Interno de la Administración Pública Municipal de Tlalnepantla de Baz, Estado de México,
visibles en GACETA MUNICIPAL, Periódico Oficial del Gobierno Municipal de Tlalnepantla de Baz, Estado

168
Vid. La Seguridad Pública Municipal. [En línea]. Disponible: http://www.inafed.gob.mx/wb/ELOCAL/ELOC La seguridad publica municipal.
03 de marzo de 2009. 14:30 PM.
169
“Programas federales de seguridad pública”, DIÁLOGO Y DEBATE DE CULTURA POLÍTICA, 3:12, abril-junio de 2000, p. 265, con base
en un documento proporcionado por Patricio Patiño, en ese momento Secretario Técnico de la Policía Federal Preventiva (PFP).

60
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

de México, Nueva Época, Número uno, 17 de septiembre de 2006, entre otras atribuciones que tiene
encomendadas el Ayuntamiento en esta materia están las de:

► Reglamentar todo lo relativo a la Seguridad Pública Municipal en concordancia a la Constitución


Federal y a las Leyes Federales y Estatales relativas.

► Organizar a la policía municipal, designando las jefaturas y atribuciones correspondientes de acuerdo


con la legislación y reglamentación vigente.

► Dotar a la policía y órganos auxiliares de los recursos materiales indispensables para realizar las
funciones de policía y apoyo a la administración de justicia municipal.

► Seleccionar y capacitar a los miembros que conforman la policía municipal.

► Organizar, administrar y mantener en operación los Centros de Detención Municipales y el Juzgado


Calificador municipal, en coordinación con las autoridades judiciales de la entidad.

Así mismo, el Reglamento de la Administración Municipal deberá contener las atribuciones de la Dirección de
Seguridad Pública del Municipio, así como los requisitos para ser titular de la misma y las facultades y
obligaciones de dicho titular.

El Reglamento de Seguridad Pública170, siendo un ordenamiento reglamentario que complementa al Bando


Municipal, destacan las garantías de la población y las atribuciones del Ayuntamiento para regular el orden
público, así como la estructuración del órgano encargado de la seguridad pública, sus atribuciones y, en general,
la forma en la que debe operar.

El Reglamento Interior de la Policía Municipal establecerá las atribuciones, divisiones, jerarquías el cuerpo de
Policía y principios generales de operación y disciplina entre sus miembros.

El conjunto de reglamentos anteriormente citados y que regulan el ámbito municipal son el fundamento de
actuación de la policía, cuyos elementos sólo podrán llevar a cabo aquellas acciones que establezcan las leyes
federales y estatales, así como los reglamentos vigentes en el Municipio.

Este sistema de seguridad pública municipal comprende los órganos, recursos humanos y administrativos del
Municipio que tienen funciones policiales y de auxilio a la población, que se organizan para la vigilancia,
prevención de delitos, sanción de infracciones y protección de la paz y tranquilidad pública del territorio y
localidades municipales.

Los elementos que componen la organización de la seguridad pública municipal son:

► Dirección de Seguridad Pública

► Policía Municipal

170 Documento denominado “Seguridad Publica”, [En línea]. Disponible: http://www.e- local.gob.mx/wb2/ELOCAL/ELOC La seguridad
publica municipal. 06 de junio de 2009, 13:00 PM.

61
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

► Juzgados Calificadores

► Centros de Detención Municipales (Cárceles Municipales)

► Órganos de Participación Ciudadana en materia de Seguridad Pública

El órgano responsable de la seguridad pública municipal es la Dirección del mismo nombre que depende del
Ayuntamiento y, específicamente se encuentra bajo las órdenes del Presidente Municipal.

La Policía Municipal realiza funciones de agrupamientos, dirección, disciplina e instrucción de órdenes y


movilización de los elementos policiales, y está investida de la capacidad que le otorgan las leyes para tomar
decisiones que contribuyan a resolver las situaciones de vigilancia y atención de casos de emergencia que se
presenten en el ámbito municipal.

En términos generales los Órganos de la Policía Municipal son aquellas unidades que tienen funciones
específicas en la corporación de la policía del Municipio, como es el caso de la Dirección de Policía y el de la
Dirección de Tránsito en aquellos Ayuntamientos donde existan ambas funciones, los que por su grado de
especialización y su función de servicio público, tienen una serie de normas administrativas y condiciones
laborales que los hace distintos a otras dependencias del Ayuntamiento.

La policía municipal regularmente se organiza por un sistema de jerarquías y rangos que corresponden a los
diferentes niveles de especialización de cada uno de sus elementos, esta división puede ejemplificarse con los
niveles jerárquicos siguientes:171

Órgano de Dirección.- Es la comandancia de policía o dirección de policía y tránsito (en su caso, dirección de
tránsito), según se denomine en el Municipio y de acuerdo a las funciones que desempeñen.

Órganos Administrativos.- Son las secciones administrativas en que se divide la corporación como: la unidad
de radio y comunicación, armería y almacén, archivo y vigilancia interna de instalaciones policiales, etc.

Órganos Operativos.- Son las unidades que ejecutan las operaciones policiales que determine el mando o
jefatura y están constituida por los policías, quienes desempeñan funciones de vigilancia, rondas, inspecciones,
detenciones, protección y orientación y apoyo a la comunidad, entre otras. Son órganos operativos las patrullas,
grupos de vigilancia, unidades de tránsito, vigilantes diurnos y nocturnos y unidades de protección de las
instalaciones del Ayuntamiento y del Centro de Detención Municipal.

Órganos Auxiliares.- Son unidades que no dependen de la comandancia de policía; corresponde a los órganos
auxiliares que están subordinados directamente al Ayuntamiento como son los juzgados calificadores, que
desempeñan funciones en la calificación de faltas y determinación de sanciones a infractores.

El Ayuntamiento tiene facultades administrativas y de operación en los Centros de Detención Municipal a través
de una autoridad nombrada para procurar que el centro reúna las condiciones de seguridad e higiene debidas. En
171
Vid. Seguridad Pública, [En línea]. Disponible:
http://www.cndh.org.mx/lacndh/informes/espec/2infSegPublica08/2informeSeguridad08.htm 03 de marzo de 2009, 16:30 PM.

62
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

los Centros de Detención Municipales únicamente deberán encontrarse los responsables de la comisión de
infracciones o faltas administrativas a quienes se les haya impuesto la sanción de arresto, y nunca por más de 36
horas por disposición del artículo 21 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Sólo excepcionalmente y de manera temporal se podrá custodiar en dichos establecimientos y presuntos


responsables de la comisión de algún delito que hayan sido detenidos en flagrancia o como consecuencia de una
orden de aprehensión por el tiempo necesario para tramitar su traslado a los lugares de detención dependientes
del ministerio público.

Lo anterior con base en los artículos 14 y 39 de la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública que
dispone que las políticas, lineamientos y acciones de coordinación se llevarán a cabo mediante la suscripción de
los convenios respectivos o con base en los acuerdos y resoluciones que se tomen en el Consejo Nacional de
Seguridad Pública y en las demás instancias de coordinación.172

Los artículos 43 y 109 de la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública establece que la
Federación, los Estados, el Distrito Federal y los Municipios suministrarán, intercambiarán y sistematizarán la
información sobre seguridad pública, mediante instrumentos tecnológicos modernos que permitan el acceso fácil
y rápido de los usuarios. Para poder cumplir con esta disposición, los municipios deberán llevar el control de los
asuntos relativos a la seguridad pública, además de que esta información servirá como base para la planeación de
la función policial de los municipios.

Este sistema de información deberá contener, entre otros, los siguientes aspectos:

► La estadística de las faltas a los reglamentos municipales y la incidencia de delitos en el territorio y


localidades de la municipalidad.

► El inventario de armamento, "parque", equipo e instalaciones de la corporación policial, con sus


registros correspondientes ante las autoridades militares de la zona.

► La estadística de las personas detenidas en los Centros de Detención Municipal a efecto de gestionar su
liberación al cumplir su sanción (cabe señalar que esta función la realiza el juzgado calificador).

► El expediente actualizado de los elementos de la policía, que contengan entre otros datos, las referencias
personales del policía, notas de conducta, promociones y ascensos, y en general, aquella información que
identifique plenamente la actuación de estos servidores públicos.

► Las bitácoras de las rondas, recorridos de vigilancia, control, mantenimiento de equipo y vehículos de la
policía municipal.

El Sistema de Información de la Policía Municipal permitirá a la comandancia y a las autoridades del


Ayuntamiento tomar decisiones acerca de los casos regulares y extraordinarios en que participará la corporación,

172
Vid. Documento denominado “ADMINISTRACION PUBLICA MUNICIPAL”, [En línea]. Disponible:
http://inafed.gob.mx/wb2/ELOCAL/ELOC Administracion Publica Municipal INAFED, 06 DE JUNIO DE 2009 11:00 AM.

63
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

los recursos que deberán emplearse en las operaciones y mantenimiento del equipo, el conocimiento preciso de
los movimientos de cada miembro de la policía en el cumplimiento de sus funciones, los apoyos que deberán
gestionarse ante las autoridades estatales para mejorar el servicio y en general para controlar y desarrollar la
capacidad administrativa del Ayuntamiento en la protección de la población municipal.

La función de seguridad pública en los municipios requiere de una coordinación y cooperación de la policía
municipal y sus órganos auxiliares con las corporaciones del Estado y la Federación, esto se debe a la
complejidad de las operaciones que se realizan para proteger a la población y por el ámbito de competencia de
cada una de las instancias de gobierno; En el caso de la seguridad pública las materias de coordinación de las
autoridades federales, estatales y municipales, en la atención de situaciones y problemas que los requieran, están
establecidas en los artículos 1° y 7° de la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública y dichas
materias son las siguientes:

• Instrumentación de sistemas para mejorar el desempeño de los miembros de las instituciones policiales.

• Modernización tecnológica de las instituciones de seguridad pública.

• Propuestas de aplicación de recursos para la seguridad pública.

• Sistematización de todo tipo de información sobre seguridad pública.

• Acciones policiales conjuntas y en coordinación con la comunidad.

1.4 El concepto de seguridad ciudadana

No existe una definición incuestionable de lo que la seguridad ciudadana es, por lo que la normatividad y la
doctrina no son uniformes en su conceptualización. Sin embargo, con base en la revisión anterior se puede
sostener que su concepto está estrechamente ligado al concepto de la seguridad humana, razón por la cual
contiene per se una carga ideológica y política claramente identificada.

En este apartado se buscará conceptualizar la seguridad ciudadana haciendo uso de algunas concepciones previas
y de algunas otras que nos remitirán forzosamente a conocer la concepción de seguridad ciudadana desde la
visión de organismos públicos encargados de la función de seguridad en nuestro país.

De esta manera, la primera definición a la que recurriremos para explicar qué es la seguridad ciudadana es la
hecha por la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF), misma que en la elaboración de
indicadores que permitan conocer el desempeño de esta institución en materia de protección de derechos
humanos, define a la seguridad ciudadana como "[...] la situación social en la que todas las personas pueden
gozar libremente de sus derechos fundamentales; a la vez que las instituciones públicas de seguridad tienen la
suficiente capacidad, en el marco de un Estado de Derecho, para garantizar su ejercicio y para responder con

64
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

eficacia cuando éstos son vulnerados.” 173

En la misma sintonía, el PNUD define a la seguridad ciudadana como:

"El escenario social en el que todas las personas pueden gozar libremente de sus derechos fundamentales [...] De
este modo, es la ciudadanía el principal objeto de la protección estatal. En consecuencia, la seguridad ciudadana
deviene una condición necesaria —aunque no suficiente— de la seguridad humana que, finalmente, es la última
garantía del desarrollo humano. Por consiguiente, las intervenciones institucionales destinadas a prevenir y
controlar el fenómeno del delito y la violencia (políticas de seguridad ciudadana) pueden considerarse una
oportunidad indirecta pero significativa para, por un lado, apuntalar el desarrollo económico sostenible y, por
otro, fortalecer la gobernabilidad democrática y la vigencia de los derechos h u m a nos . ” 174

En este sentido, debe entenderse que la seguridad ciudadana “[...] involucra la interrelación de múltiples actores,
condiciones y factores; entre los cuales se encuentran la historia y la estructura del Estado y la sociedad; las
políticas y programas de los gobiernos; la vigencia de los derechos económicos, sociales, culturales, civiles y
políticos; así como el escenario regional e internacional.” 175

A su vez, para el Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (UNHABITAT), la
seguridad ciudadana debe ser:

“[...] entendida como la posibilidad de vivir en un ambiente donde los derechos humanos son respetados, tanto
por parte de los individuos como del Estado. La seguridad debe ser experimentada en todos los espacios, desde
el más íntimo en el hogar, pasando por el entorno a la vivienda, el barrio, la comuna y la ciudad en su conjunto.
En este contexto, el derecho a la seguridad es un bien público que está estrechamente ligado a otras dimensiones
sociales [...] No es una demanda ni una política aislada. El ciudadano que demanda seguridad pide paralelamente
política urbana y política social de inclusión. La seguridad es un derecho que cristaliza un conjunto de demandas
sociales frente al riesgo y al mismo tiempo es transversal a las demandas sociales. Quien quiere una política
educacional, de vivienda o de transporte pide que la seguridad esté incorporada en ella.” 176

Con base en las enunciadas conceptualizaciones y en la revisión documental realizada, en esta investigación se
entenderá por seguridad ciudadana a aquella situación social, política y económica en la que el disfrute de los
derechos de las personas está plenamente garantizado por el Estado - entendido como un todo- y como tal, no
sólo involucra al sector gubernamental, sino también la participación ciudadana con un criterio de
corresponsabilidad.

No obstante, al ser la seguridad ciudadana un término vivo dentro de la teoría social no puede conceptualizarse

173
Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal y Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos
Humanos (2014). Op. cit., p. 43.
174
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (1994). Informe sobre Desarrollo Humano. Fondo de Cultura Económica, México,
p.22.
175
Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal y Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los
Derechos Humanos (2014). Op.cit., p. 15.
176
UNHABITAT (2008). Citado por Vanderschueren, Franz. Op.Cit., p. 13.

65
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

en un solo y rígido enunciado, por lo que de acuerdo con Pablo Moloeznik - docente, investigador y experto en
Derechos Humanos y Seguridad Nacional- también se entenderá por ésta a aquel proceso de fortalecimiento del
Estado de Derecho que neutraliza las amenazas de violencia entre la población y permite su coexistencia pacífica
y segura; o aquella estrategia destinada a mejorar la calidad de vida de la población a través de acciones
comunitarias para prevenir la criminalidad y del acceso a un sistema de justicia eficaz y de una educación basada
en valores familiares y cívicos.177

En consecuencia, las conceptualizaciones anteriores clarifican que la seguridad ciudadana no se concentra


únicamente en el mantenimiento del orden público, el cual es visto sólo como un medio para garantizar el
bienestar de las personas y el pleno ejercicio de sus derechos.

Una vez establecido lo anterior, puede argumentarse que la seguridad ciudadana se ve amenazada cuando un
Estado no cumple con la función de brindar protección ante la delincuencia y la violencia extendida en su
territorio, lo que tautológicamente deriva en el débil gozo de los derechos fundamentales de cada individuo.
Resultado de lo anterior es el quiebre de la relación básica entre gobernantes y gobernados.

Así, la seguridad ciudadana no sólo puede, sino debe ser concebida como enfoque de política pública, por lo que
un modelo policial que haga suyos los principios de aquella significaría, entre otras cosas, la transformación de
las condiciones en las que se desarrolla la función policial en la entidad.

En el progreso de esta investigación se sugerirá que la seguridad ciudadana como enfoque de política pública
debe ser aplicada en la reformulación del actual modelo policial en Michoacán y del que se busca implementar
(Mando Unificado Policial), por lo que dicha acción nos remitiría a considerar que este nuevo esquema tendría
que ser: 1) integral (por abarcar sistemáticamente el respeto de los derechos humanos en su conjunto), 2)
participativo (por la intervención permanente de la población involucrada y por favorecer la democratización de
la sociedad) y 3) universal (por su cobertura sin exclusiones ni discriminaciones de ningún tipo).178

Con base en las conceptualizaciones retomadas con anterioridad, se reconoce que para este trabajo el concepto
de seguridad ciudadana es el más adecuado para atender la problemática en estudio, pues permite abordar los
problemas de violencia, impunidad y desconfianza en las autoridades de seguridad y justica desde una
perspectiva de derechos humanos. En consecuencia, el paradigma de la seguridad ciudadana “[...] deriva
pacíficamente hacia un enfoque centrado en la construcción de mayores niveles de ciudadanía democrática con
la persona como objetivo central de las políticas, a diferencia de la seguridad del Estado o del orden político”179,
por lo que dicho enfoque es útil para abordar las mencionadas problemáticas al hacer hincapié en el
fortalecimiento de la participación ciudadana en temas de seguridad y en esquemas policiales centrados en la

177
Estas concepciones están basadas en las nociones expuestas por Marcos Pablo Moloeznik en su participación dentro del Simposio
Retos de la seguridad ciudadana y el mando único policial en Jalisco. Para ver más, consultar Moloeznik, Pablo. "Retos y perspectivas de la
seguridad ciudadana en Jalisco" en Memorias del Simposio Retos de la seguridad ciudadana y el mando único policial en Jalisco.
Universidad de Guadalajara y Congreso del Estado de Jalisco. México, 2014, pp. 122-123.
178
Una descripción más detallada de lo anterior puede encontrarse en Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal y Oficina en
México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (2014). Op.cit., pp. 40 - 41.
179
Ibídem, p. 41.

66
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

protección de la persona.

Llegados a este punto resulta necesario recalcar que lo expuesto hasta este momento nos brinda ya un primer
punto de partida hacia una concepción de seguridad ciudadana que sume en el diseño de un nuevo esquema de
operación policial en Michoacán, que a su vez ayude a devolver la confianza ciudadana en las instituciones
policiales de la entidad; lo que constituye el punto medular de esta investigación.

67
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

CAPITULO II. Antecedentes históricos en la seguridad pública y municipal

2.1 Antecedentes históricos del Municipio

2.1.1 El municipio a través de las grandes ciudades del mundo

2.1.1.1 La Polis Griega

Para hablar del Municipio como una institución es necesario citar los antecedentes más remotos, para ello,
considero que el Doctor Quintana Roldán en su obra de Derecho Municipal, establece un panorama muy claro y
por demás extenso sobre este tema. Por tal circunstancia, me permitiré desarrollar el presente apartado
considerando la información que éste nos presenta.

La cultura griega, que representa a las civilizaciones occidentales y es centro generador de una multiplicidad de
ideas e instituciones. La filosofía entendida desde la perspectiva griega, es sinónimo de ciencia y pensamiento
racional, consecuencia inmediata de la exactitud intelectual de los diferentes pensadores de aquella época.

Grecia fue la base de la concepción política del hombre occidental, resultado de la evolución en su organización
y estructura del Estado y de la democracia, por mencionar algunos de los más importantes; por todo ello, en este
trabajo, merece análisis la evolución de esta estructura en el entendido de ser el cimiento de la polis instituida
como el centro de la propia vida política del pueblo griego.

Adolfo Posada, señala que: "el proceso de la civilización griega empieza y termina en sus ciudades; ninguna otra
nación ha concretado tan completamente su vida y su pensamiento en el perfeccionamiento de la vida de la
ciudad”. 180

La ciudad era para el hombre griego el centro de su vida, su realización y plenitud. Sólo en ella puede realizar
los grandes valores de justicia y virtud, como lo exponen dos grandes autores: Platón en La República y
Aristóteles en La Política.

Cita el Doctor Quintana a Munro cuando en su obra Municipal Government and Administraron nos dice que
Mileto, Atenas y Corinto no eran meras ciudades, palacios o centros de comercio, sino comunidades urbanas, en
el sentido moderno, con un alto grado de vitalidad política, económica... Las crónicas de la civilización griega
comienzan y terminan con las ciudades; el total esfuerzo de la raza helénica se concretó en el mejoramiento de
las condiciones de la vida urbana.

Ahora bien, después de todo lo anterior es necesario determinar nuestra primera cuestión de interés, al
preguntarnos si es posible catalogar a la polis griega como una verdadera organización municipal o simplemente
como el inicio de una institución.

Varios autores estiman que efectivamente la ciudad griega o polis representa un verdadero Municipio pues se
daban las facultades de gobierno y administración mencionadas ya anteriormente, por ejemplo:

180
POSADA, Adolfo; El Régimen Municipal de la Ciudad Moderna; 15 Ed.; Madrid, Librería General de Victoriano Suárez 1936; p. 54.

68
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

"La ciudad llegó a constituir un auténtico Estado Municipal”. 181

Posada estima que la polis contiene más elementos totales del Estado, que los propios de un Municipio, y
concluye que:

"Por esta razón, aparte otras, las ciudades griegas no constituían por sí municipalidades, en el sentido moderno
de la palabra”182.

Abundando en las ideas de los autores citados, precisan que la figura del Municipio como institución política
subordinada al Estado se parece más a los demos o barrios de la polis, que tenían algunas autoridades y
funcionarios particulares.

Coincido con Quintana Roldan al señalar que no existe necesidad de ahondar mayormente esta polémica, pues se
puede apreciar que las instituciones urbanas griegas denotan indudablemente los perfiles que en Roma
adquirieron las civitates municipales. Las ciudades o mejor dicho, las polis griegas son irrefutablemente
antecesoras, con sus demos, de la forma de organización municipal que florecería siglos después.

Fustel de Coulanges, en su obra clásica y conocida La Ciudad Antigua, resalta la fuerte influencia de la religión
y las costumbres en la organización griega. Los ritos y ceremonias fueron diferenciando claramente los intereses
de cada una de aquellas comunidades.

En el "Derecho Municipal” de Quintana Roldán, se establece como ejemplo de la complejidad de aquella vida
urbana, lo citado por Ochoa Campos al enumerar los nombres y funciones de los magistrados que gobernaban
Atenas:

• El Rey, que celebraba los sacrificios.


• El Polemarca, que juzgaba a los extranjeros y fue jefe del ejército.
• El Arconte, que velaba por la conservación de los cultos domésticos.
• Los Tesmotetes, que en número de seis presidían los grandes jurados.
• Los Pritanos, que eran cincuenta individuos elegidos a perpetuidad para velar por la conservación del hogar
público y para verificar las comidas sagradas.

Magistraturas que fueron creadas por la democracia:

• 10 Astinomios, que cuidaban de la policía.

• 10 Agoranomios, responsable de los mercados.

• 15 Sitofilanquios, que vigilaban la renta del trigo.

• 15 Metronomios, encargados de las pesas y medidas.

181 OCHOA CAMPOS, Moisés; La Reforma Municipal; 4ª. Ed.; México, Porrúa 1985; p. 63
182
POSADA, Adolfo; Op. cit.; p. 35.

69
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

• 10 Custodios, del tesoro.

• 10 Receptores de cuentas.

• 11 Encargados de ejecutar las sentencias.

Todos los magistrados duraban en encargo un año y la mayoría de las magistraturas señaladas se repetían en
cada tribu y en cada demo. La superburocratización de la ciudad se manifestaba a primera vista.

2.1.1.2 El Municipio en Roma

Aunque se puede reconocer en la polis griega un antecedente del Municipio, esta institución político-
administrativa surgió en Roma.

La estructura política y jurídica romana necesitó de las municipalidades para la atención de sus asuntos locales,
comunes o cotidianos que el Imperio nunca asumió como suyos. Roma exigía a los habitantes de aquellas
municipalidades obediencia política y pago de tributos.183

A efecto del análisis del Municipio en Roma, es necesario delimitar el horizonte histórico referencial, pues
hablar del imperio romano implica un de muy extenso.

Por regla general, la historia de Roma se divide en tres partes que comprende grandes períodos históricos:

a) Conforme a la tradición más común, Roma fue fundada en el año 753 a.C., y Tarquino el Soberbio, el
último de los reyes, fue expulsado en el año 510 a.C. Este periodo es conocido como Monarquía.

b) La época de la República, desde el año 509 hasta el 27 a.C., es aquella en que Roma conquistó la
supremacía primero en Italia y luego en el Mediterráneo.

c) La tercera época, que empieza en el año 27 a.C., es la del Imperio, misma que comprende dos periodos: la
del Imperio de Occidente, del 29 a. C. con la caída de Roma en manos de Odoacro, y de Oriente, que terminaría
en 1453 d. C. con la caída de Constantinopla, bajo el imperio Turco.184

Es importante precisar este horizonte histórico, con el fin de apreciar las épocas en que se van sucediendo los
diversos pasos evolutivos de las instituciones municipales. El Municipio hispánico sigue una evolución que poco
tiene que ver con el Derecho Romano Bizantino, salvo por la fuerte influencia de sus magníficas codificaciones,
como el Digesto.185

Por el contrario de los griegos, con preferencia por el concepto polis, los romanos no fueron uniformes al
referirse a sus comunidades urbanas; pues sólo para designar a la ciudad de Roma y para las colonias fundadas
bajo el ejemplo del Imperio Romano empleaban el término urbs.

El término Municipio proviene del latín municipium que significa el desempeño de una función que se asume

183
QUINTANA ROLDÁN, Carlos F.; Derecho Municipal; 5ª Ed.; Porrúa, México 2001; p. 31
184
BARROW, B.H.; Los Romanos; 2§ Ed.; México, Fondo de Cultura Económica 2000; pp. 28 y 29.
185
QUINTANA ROLDÁN, Carlos F.; Derecho Municipal, 5ª Ed.; México, Porrúa 2001; p. 32.

70
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

por sí misma y se complementa como institución. Para algunos autores etimológicamente Municipio proviene de
manus, que significa carga, oficio, misión y capio que quiere decir tomar, coger, asumir a la fuerza. Lo que
implica la idea del desempeño de una función que se asume o que se recibe de otro y que de algún modo se venía
ejerciendo.

En Roma, por obra de los legisladores y como una creación de derecho de la literatura jurídica, nace la
terminología jurídica que se refiere al Municipio y el término Municipio proviene del vocablo municipium, el
cual según las fuentes latinas de donde éste emerge, presenta un triple significado, a saber:

a) Equivalente a la población fortificada

El Municipio como equivalente de población amurallada, se justifica porque este término contiene el verbo
munio, que significa precisamente “fortificar” o "amurallar”, donde el sustantivo toponímico de Municipio
significa “lugar amurallado o lugar fortificado”. Debido a la tendencia de los romanos a extender sus dominios,
se encontraron con muchos pueblos asentados dentro de sus propias fortificaciones, llamándolos municipia; así
como también encontrarían a otros pueblos asentados libremente en el campo, sin fortificaciones, a los que
denominaron fundus o ager.

Los romanos denominaron fundus a estas poblaciones debido a que este término significaba fundo o fundación
en el sentido de asentamiento humano; el término latino fundus, se usó para referirse a una clase determinada de
asentamientos, de población no muy numerosa y sin fortificaciones, situación que hacía a dichas poblaciones
más vulnerables.

Por su parte, el término ager, que literalmente hace referencia al campo, significa un asentamiento rural, el cual
recibe los calificativos de ager hosticus, que significa poblado enemigo, agerperegrinus, que significa un poblado
sujeto al régimen del derecho peregrino o ager romanus, que es un poblado sujeto al derecho romano.

Héctor Vázquez en su obra El Nuevo Municipio Mexicano, establece que estos diferentes términos usados por
las fuentes latinas han permitido a la doctrina elaborada para estudio del origen romano del Municipio, concluir
que se trata de diferentes clases de entidades político sociales, ya que varían en el grado de desarrollo que han
alcanzado, así como el grado de organización interna que pudiera tener cada institución.

b) Se refiere al cargo de autoridad que se posee dentro de dicha población

El siguiente significado que adoptó el término municipium, fue el que se dio a poblaciones con autoridades
propias. Las fuentes latinas al utilizar los términos municipium y munícipes, aluden al cargo de autoridad. Esto
se debe a que en el mismo vocablo, se encuentra la voz munus eris que significa "cargo, oficio o autoridad”.

Ligado con este significado tenemos el vocablo munícipes, quienes son los que ejercen algún cargo de autoridad
dentro del Municipio. Los mismos dirigentes romanos les reconocían su autoridad a los munícipes, de tal manera
que se dirigían a ellos para entablar negociaciones, recibiendo trato de iguales para firmar tratados de amistad y
de alianza, por lo que muchos munícipes colaboraron con Roma.

71
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Con lo anterior, tenemos que el término municipium, adquiere dos significados que se conjuntan o
complementan para conformar el concepto de lo que era el Municipio para los romanos: los municipium eran
poblaciones amuralladas (esto con la finalidad de que se distinguieran de otras poblaciones no amuralladas) que
funcionaban bajo una autoridad, las cuales se encontraban a cargo de dichas poblaciones.

Los Municipios por tanto son las entidades que tienen una muy aceptable organización política o autoridades
establemente constituidas, lo cual se comprueba con el reconocimiento de supervivencia que en dichos tratos de
amistad o de alianza se hace acerca de sus leyes particulares. Entonces, el Municipio es una población bien
organizada, asentada en un territorio determinado, amurallado, que tiene autoridad estable y leyes igualmente
determinadas y permanentes.

Con esta definición se deduce que va a prevalecer la forma de organización municipal sobre las demás formas de
organización con que se encontraron los romanos en sus fines expansionistas, por lo que a partir de este
momento la organización municipal fue readecuada por Roma y prevalecerá de manera definitiva.

Nace una pregunta que es necesario plantear ¿Por qué prevaleció la forma de organización municipal como la
que conocemos y no otra clase de entidades como el fundus o el ager? Porque aunque estas clases de entidades o
poblaciones también estaban organizadas y tenían autoridades propias, y tal vez también leyes propias, sus
gobernantes no recibían trato de iguales por parte del pueblo romano, éstas quedaron comprendidas dentro del
término Municipio, que es el que posee el esquema formal de la entidad municipal y el que se extenderá a todas
las demás entidades (como el fundus y el ager), porque así lo determinó la política posterior de Roma, la cual
consistía en unificar, racional y administrativamente, su espacio territorial.

c) Equivalente a los habitantes de la misma población

El último significado que adoptó el término municipium es el que equivale a sus habitantes. Para las fuentes
romanas, el término municipium equivale a habitantes asentados dentro del lugar amurallado, cualquiera que
fuese su calidad y condición o estatus jurídico. Estas mismas fuentes aclaran que en los Municipios unos
habitantes gozan ya de la ciudadanía romana, privilegio que poco a poco, fue otorgándose a todos los hombres
libres del imperio romano, mientras que otros habitantes tienen el estatus de hombres o de peregrinos.

Estas fuentes romanas emplearon el mismo término de municipium tanto para denominar al lugar amurallado
como para denominar igualmente a la autoridad, así como también para denominar a los habitantes de dicho
lugar, dependiendo de cuál era su condición jurídica o política.

Al Imperio Romano le interesó mucho racionalizar su administración en relación con los pueblos anexados. Fue
por eso que se dieron diversas maneras de adscribir estas poblaciones a Roma. La forma más digna era la
celebración del correspondiente trato de paz, alianza o de amistad, forma que únicamente se practicaba con los
pueblos que le merecían a Roma la calificaron de amici vel socii, con quienes se federaba, de donde proviene
expansiones como municipia foederata.

72
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Para los pueblos que no deseaban colaborar ni someterse a Roma, el trato que se les dio fue de enemigos,
conocidos en esa época como hostes. Los romanos procedían al sometimiento militar hasta lograr la rendición
absoluta e incondicional de esos pueblos.

Roma, hacia finales del Imperio, terminará por las mismas razones políticas extendiendo el mismo estatus de
ciudadanía romana a todos los habitantes del Imperio (con excepción de los llamados siervos). Fue así como
concluyó el proceso de racionalización de la administración pública romana, extendiendo la institución
municipal como base de la división político administrativa del Imperio, así como reconociéndoles a todos sus
habitantes la calidad de ciudadanos.

Cabe destacar que Túsculo fue el primer Municipio documentado por las fuentes y lo podemos situar en el año
de 381 a. C. Posteriormente en el año 89 a. C. con la Lex Plauta Papira casi todas las ciudades de Roma se
convirtieron en municipia civium romanorum mejor conocidos como Municipios romanos o de los ciudadanos
romanos.

Entonces concluimos que el vocablo del municipium es una creación de las fuentes jurídicas romanas, y servía
para dominar al lugar amurallado, a las autoridades y a los mismos habitantes en dicho lugar asentados, y
además incluye lo relativo a su organización y a sus leyes. Así vemos que el término municipium tiene varios
significados, los cuales tendrán que precisarse según de que estén hablando las fuentes.

Por su parte, Fernando de Albi, comenta que el origen de los Municipios se debió a la lucha que surgió entre los
plebeyos y los patricios de la antigua Roma; aparecieron los tribunos de la plebe que fueron una especie de
"procuradores del pueblo”, después los ediles plebeyos de la época de los cuestores iniciaron las funciones
municipales y luego los ediles curules habían de representar la existencia de los primeros Municipios. Los
nuevos funcionarios pretores y ediles publicaban al entrar en ejercicio de su cargo edictos (denominados edicta
magistratum) en el que se establecían los principios sobre los cuales decidían los casos que se presentaban.186

Teorías Sobre el Origen del Municipio

Hay tres tendencias dominantes que hablan sobre el origen del Municipio, las cuales devienen en teorías: una se
denomina teoría sociológica o iusnaturalista, otra teoría llamada legalista o jurídica y finalmente encontramos a
la teoría ecléctica, así:

a) Una formación natural anterior al Estado, según la Teoría Sociológica

b) Una creación del Estado, según la Teoría Jurídica

c) Una formación natural, reconocida por el Estado como la presenta la Teoría Ecléctica

a) Teoría Sociológica o Jus-naturalista

Esta teoría explica la existencia del Municipio como una institución de derecho natural, impuesta por

186
ALBI, Fernando; Derecho Municipal Comparado al Mundo Hispano; Madrid, Ediciones Aguilar 1950; pp. 22 a 25.

73
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

necesidades urgentes de la vida humana de una sociedad asentada en una localidad. Se dice que es el reconocer
el principio de solidaridad humana para la seguridad y bienestar del grupo; los vínculos que unen a los elementos
de una comunidad se derivan fundamentalmente de la vecindad, de la habitación continua, de la ubicación de un
núcleo primario de individuos que viven en un pueblo o en una ciudad y que tienen necesidades económicas,
sociales, jurídicas y de naturaleza similar. El Municipio entonces nace de manera espontánea, no lo crea el
Estado, es solamente reconocido en su existencia.

b) Teoría Legalista

Por su parte, esta teoría afirma que el Municipio es una entidad territorial o creada por la ley. 187 Es así como el
Municipio es una realidad social regulada por el derecho a partir de sus más remotos orígenes, dándole mayor o
menor amplitud.

Uno de los exponentes más típicos de estas tesis es Burgoa Orihuela, quien afirma que ni teóricamente ni
prácticamente puede concebirse el llamado "Municipio natural” ya que el Municipio entraña una entidad
jurídico-política que tiene como elementos de su estructura formal una determinada comunidad humana radicada
en un cierto espacio territorial, estos elementos, ónticos o naturales, por sí mismos, es decir, sin ninguna
estructura jurídica, en la que se proclame su autonomía y la autarquía de la que he hablado, no constituyen el
Municipio, cuya fuente es el derecho fundamental del Estado al que pertenezcan.188

Coincido con este último autor, en el sentido de que el Municipio no puede ser un ente natural, pues para su
formal existencia requiere de un reconocimiento y por tanto una regulación establecida en la norma.

c) Teoría Ecléctica.

Reconociendo al aspecto jurídico, pero pretendiendo armonizarlo con el sociológico, surgen teorías que señalan
que, efectivamente a pesar de que algunas agrupaciones vecinales pueden reunir las características de lo que se
denomina Municipio, este no existe mientras no es reconocido por la ley como tal, por lo que se requieren los
dos elementos, al respecto Álvarez Gendin nos dice que así como la ley determina para el hombre el momento en
el cual ya tiene capacidad para obrar, así la ley determina al núcleo de población su capacidad para obrar como
Municipio.

Quintana Roldán afirma que de acuerdo a los más nombrados tratadistas de la historia de Roma, como
Mommsen, Beloch o Kornemann, los Municipios romanos no presentaron uniformidad, por lo contrario, existió
un gran descontrol debido a las cambiantes circunstancias que debió afrontar, ya la República o el Imperio, en su
extensión territorial y dominio de prácticamente todo el mundo conocido en la antigüedad.

Por su parte, el Lic. Jorge Carlos Adame García en su obra El Derecho Municipal en México, señala:

a) Municipia socii, que surgen de los pueblos más cercanos a Roma; son sus socios, probablemente de común

187
ACOSTA ROMERO, Miguel; Teoría General de Derecho Administrativo, Primer Curso; 175 Ed.; México, Porrúa 2004; p. 724.
188
BURGOA ORIHUELA, Ignacio; Derecho Constitucional Mexicano; 20ª Ed.; México, Porrúa 2001; p. 907.

74
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

origen latino y de idiomas similares. Gozaban de plenitud de derechos por lo que se les conoció también como
municipia cum suffragio.

b) Municipia federata, que surgieron por convenios o pactos, muchos de Ellos llegaron posteriormente a contar
con sufragio, otros permanecieron en calidad de municipia sine suffragio, es decir, sin tener derecho al sufragio.

c) Municipia coercita, resultantes de la dominación militar. A éstos, Roma les dejaba prácticamente nulas
prerrogativas, o solamente la administración de cuestiones locales sin trascendencia política o económica para el
Imperio. Desde luego carecían del ius suffragi y no tenían derecho de enviar representantes a Roma.

Es decir, estas denominaciones no eran específicas, por lo que sus generalidades recaen en características propias
de cada pueblo: todos aquellos que reunieran similitud se encuadraban con un mismo nombre.

Aparecen también en las disposiciones romanas, la alusión a Municipios cum iure honorum o sine iure honorum,
según tuvieran sus habitantes el derecho o no de recibir condecoraciones del gobierno de Roma.189

La fuerza del poder romano aumentó incalculablemente gracias a la amplitud dejada a la libertad local; a que su
gran época se apoya en un vasto sistema de autogobierno cívico; a que mientras se mantuvo la libertad
municipal, floreció el Imperio; y, finalmente a que cuando el despotismo domina las municipalidades, la
decadencia de la gran estructura imperial se consuma rápida y fatalmente.

Los caracteres específicos del Municipio romano eran: un territorio determinado propio; un pueblo que resumía
o manifestaba en su asamblea general, afirmándose como tal pueblo de la comunidad municipal; una
organización especializada en un cuerpo deliberante, con sus magistraturas y con los curias y, por último, el
culto a sus dioses. Son estos, los elementos esenciales del Estado.

2.1.1.3 El Municipio Español

Hablar del Municipio en España, o más propiamente, de la península Ibérica, es cubrir un gran espacio y un gran
periodo, desde las épocas de la dominación romana hasta el final del Virreinato en la Nueva España. Sin
embargo, es notorio que la naturaleza de este trabajo sólo nos permite una visión panorámica del Municipio en
dicha ubicación.

La invasión de los bárbaros produjo un decaimiento de la vida urbana y de las instituciones municipales, motivo
por el cual en un periodo de cinco siglos desde el comienzo de la Edad Media hasta el resurgimiento de las
ciudades, sólo sea posible encontrar una institución particular de los visigodos, el denominado Conventus
publicus vicinorum, o sea, la asamblea de los hombres libres de una población o distrito rural, que conservó la
organización y la autonomía de que gozaban los Municipios en los últimos tiempos del Imperio Romano.

En la península Ibérica los centros de población existían dispersos y aislados; es hasta la dominación romana,
siguiendo la forma de dominación imperial sobre los pueblos sometidos, que se establece el Municipio, pero no

189
QUINTANA ROLDÁN, Carlos F.; Derecho Municipal; 55 Ed.; México, Porrúa 2001; p.33.

75
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

por ello todas las ciudades o poblaciones de lo que ahora es España tuvieron tal organización. Por el contario,
diversos autores nos hablan de que en esa época había ciudades libres, federadas, colonias e inclusive
encontramos Municipios gobernados en similitud con las leyes romanas.

No se puede dejar de lado totalmente al Municipio en Roma, ya que el Municipio español proviene en parte
después de la desintegración del Imperio Romano, y aún con la mencionada invasión de los bárbaros, subsistió el
Municipio hasta enlazarse con el movimiento comunal de la Edad Media.

La península quedó en manos de los romanos como consecuencia de su triunfo sobre Aníbal. Una vez que Roma
dominó a Cartago, pronto se aprestó a apoderarse de las vastas regiones peninsulares; los romanos fueron
nombrados procónsules que encabezarían el mando de las dos provincias en que se dividió a Hispania: la ulterior
y la citerior. Consecuencia de esto, de inmediato surgieron múltiples colonias latinas en tierras íberas. 190

La antigua y rica ciudad de Gades (Cádiz), cuyo régimen municipal había transformado ya César quien siendo
pretor, obtuvo ahora del emperador (Augusto) el derecho pleno de municipalidad itálica, convirtiéndola en el
primer Municipio extraitálico no fundado por Roma que entró en la confederación de ciudadanos romanos.
Pocos años después, fue concedido el mismo derecho a algunos otros Municipios españoles. 191

En este punto surgen dos interpretaciones sobre el Municipio español:

a) Por una parte, tenemos a Savigny, A. Thierry y Eichhorn, sostienen que una institución subsiste cuando, a
pesar de adoptar nuevos elementos, y, por ende transformarse, conserva algunos de los suyos primitivos.

b) Por otro lado, C. Hegel. Arnold y Laurent, sostienen que la institución desaparece cuando pierde la forma; y
en el caso del Municipio en España, en parte inclusive desapareció su organización.192

El Municipio en España subsiste aun después de la dominación visigoda. Los visigodos respetan, en algún grado,
la religión, las costumbres y la legislación especial propia de los españoles, quienes formaron un pueblo
separado de sus dominadores; y a decir de Ots, ninguno de los demás pueblos bárbaros imitó a tal grado las leyes
romanas.

Posterior a esta época dominan a España los árabes, quienes en aras de su Jida también conocida como su Guerra
Santa, se lanzan, a principios del siglo VIII, d.C., a la conquista de la península y la van ocupando en diferentes
partes, aunque no sin una tenaz resistencia de sus moradores.

Posteriormente, con el resurgimiento de las ciudades, después del siglo X, comenzó otra estructuración política:
la propia del feudalismo con sus respectivos centros de poder: la Iglesia, los Reyes y la Nobleza. Este proceso no
fue igual en todo Occidente, ya que hubo un variado desarrollo de las ciudades y diversas relaciones entre los
centros de poder. Por lo que existieron distintos regímenes jurídicos según los respectivos países y las etapas

190
Op. cit.; p. 36
191
MOMMSEN, Teodoro; El Mundo de los Césares; 15 Ed.; México, Fondo de Cultura Económica, 2004; p. 20
192
AZCÁRATE, Gumersindo; Municipalismo y Regionalismo, Colección Administración y Ciudad; Madrid, Instituto de Estudios de
Administración Local, 1984; p. 10.

76
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

históricas.

En esta misma época se estableció en Córdoba el Califato, unificando la administración de las ciudades
dominadas, las cuales eran gobernadas por un delegado del Califa, denominado a éste Caide, palabra que devino
posteriormente en alcalde.

La defensa y conquista del territorio español fortaleció la tradición del Municipio, que se convierte en factor
fundamental para repeler la invasión arábiga; coincido con el autor Álvarez Gendin, cuando dice que las
poblaciones de la reconquista tuvieron distinto origen; a veces los monarcas procuraban formar nuevos núcleos
de población, especialmente en territorios fronterizos, con el objeto de evitar el empuje árabe, concediéndoles
ciertos derechos, por lo que acudían a los mismos, tanto hombre libres, como mercaderes e inclusive criminales.

En razón de que el Municipio español se creó con base en la conquista realizada por Roma y, como ya se ha
mencionado, al fortalecer España la tradición del Municipio con base en su defensa y conquista, surge una gran
influencia por parte de Roma, los visigodos y los árabes.

Aludo al claro análisis que genera el Doctor Quintana Roldán en su obra Derecho Municipal sobre el desarrollo
de la institución española respecto a la influencia que he planteado anteriormente. Por ello, me permito trasladar
en lo subsecuente, su estudio sobre este tema.

a) Influencia romana

Es obvia la influencia de Roma en la integración de las municipalidades ibéricas; a ella deben su nacimiento y
estructura. Las ciudades de Urso (Osuna), Cárthago Nova (Cartagena), Valentía (Valencia), Augusta Emerita
(Mérida) o Cesar Augusta (Zaragoza), en poco tiempo tendrían similares sistemas municipales de origen
romano. Las autoridades y funcionarios fueron las propias del Municipio latino, esto es, la Curia, los Duunviros.
En la medida que Roma perdía el control político y militar de las provincias hispánicas, las municipalidades
españolas fueron perdiendo también su antigua estabilidad y eficiencia, mezclándose con nuevas costumbres de
carácter casi primitivo, las cuales darían origen a una nueva organización.193

b) Influencia visigoda

Desde los primeros años del siglo IV d.C., la península Ibérica sufre los embates de frecuentes invasiones, la
cuales continuaron durante todo ese siglo hasta el posterior inmediato. En el año 415 d.C. los visigodos derrotan
a otras tribus germánicas como los suevos, los alanos y los vándalos, quedando de hecho como los verdaderos
dominadores de la península. Figuras como Eurico, Alarico y Teodorico, consolidaron pronto el Reino Visigodo.
Sin embargo, la romanización de estas tribus fue evidente, pues adoptaron una multiplicidad de costumbres y
reglas latinas vertidas en códigos, como el de Eurico; la Lex Romana Wisigorthorum de Alarico, también
conocido como Liber Juris; o Edictum Theodorici dado por Teodorico el Grande. De todas estas importantes
fuentes se desprenden varias instituciones que se arraigaron en el decadente Municipio hispano-romano. Los

193
QUINTANA ROLDÁN, Carlos F.; Derecho Municipal; 5ª Ed.; México, Porrúa 2001; p.37

77
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

tiempos, para esta época, ya habían cambiado, la cultura típicamente urbana de los romanos se vio de pronto
desaparecida frente a organizaciones tribales, casi primitivas, de características más rurales.

Dos instituciones municipales visigóticas son de destacarse: el Conventus Publicus Vicinorum y el Placitum. La
primera de ellas era, a decir del autor Ochoa Campos, la reunión de los habitantes para resolver cuestiones
administrativas. Seguramente antecedente de los cabildos abiertos de la España Medieval.194 Por otra parte
tenemos al Placitum, que igualmente reunía a los hombres del Municipio pero con marcado carácter judicial,
precursor, sin duda, de los jurados populares.

c) Influencia árabe

Es cierto que muy poco se ha estudiado sobre la influencia que la cultura árabe tuvo sobre las instituciones
municipales. Sin embargo, la ocupación de siete siglos, que transcurrió del año 711 al 1492 d.C., indudablemente
aportó elementos a la organización general de la sociedad española. El Municipio visigodo, prácticamente
desaparecido y sobreviviendo en sus elementos esenciales bajo las Curias parroquiales, se transformó por
completo.

La dominación árabe en todos esos siglos, fue sumamente cambiante; generalmente se admiten tres grandes
etapas: la de los emiratos dependientes del Califato de Bagdad; la del Califato Español; y la de los llamados
Reinos de Taifas.

Si bien no fue posible la integración de un Municipio hispano-árabe, debido a la notable diferencia de culturas,
idiomas, religión y un sin fin de cuestiones que eran propias de cada cultura, la dominación árabe aportó diversas
figuras, ya señaladas, que serán posteriormente captadas por el Municipio español de la baja Edad Media.

Uno de los temas más controvertidos de la historia del Municipio español es, sin duda, el relativo a la
continuidad abierta o latente de las instituciones municipales hispano-romano-visigóticas y su influencia o no en
las organizaciones municipales posteriores.

En esta etapa del Municipio existió la figura de los fueros municipales de la baja Edad Media: los estatutos de las
ciudades y poblaciones de la España Medieval en los que se recogían las prerrogativas, privilegios o exenciones
que disfrutaban sus habitantes, se conocieron precisamente como Fueros Municipales, también llamados Cartas-
Pueblas.

Señala Quintana Roldán que el diccionario de la Historia de España define al fuero municipal como el estatuto
jurídico privilegiado de las ciudades o poblaciones medievales, la redacción o expresión escrita de los privilegios
concedidos a la localidad por el rey o el señor, de la autonomía mayor o menor del Consejo o Municipio y del
derecho local en su conjunto o solamente en alguno de sus aspectos.

El Municipio español se fue vigorizando en la medida que la reconquista se extendía por todo el territorio
ibérico. Los fueros mencionados anteriormente ayudaron ampliamente a consolidar el sentido local de vecindad
194
OCHOA CAMPOS, Moisés; La Reforma Municipal; Ed.; México, Porrúa 1985; p. 78.

78
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

gracias a las prerrogativas de sus contenidos.

Desde el siglo X d.C., hasta principios del XIII d.C., la evolución de las instituciones comunales fue creciente.
Era el apogeo municipal: la autonomía que gozaban, la poca dependencia de otras autoridades y las prerrogativas
de sus fueros, hacían de aquellas corporaciones modelos de democracia y participación.

Sin embargo, esos siglos conocidos como de oro del municipalismo tendrían un rápido final en la medida que se
consolidaba la reconquista. El nuevo orden político requería mayor centralización del poder en manos de los
soberanos, trayendo como efecto, entre otros, el paulatino sometimiento de los Municipios al poder del rey. En
1348 en Castilla, Alfonso X, el Sabio, centralizó los fueros en la ley de las Siete Partidas, restando autonomía a
los Municipios y suprimiendo sus viejos fueros. Siguiendo esta tendencia Enrique III de Castilla y León, en
1396, creó la figura de los “Corregidores” con facultades de supervisión sobre los Municipios, restándoles su
antigua autonomía. Bajo Pedro IV de Aragón, en 1340, se instruyó la figura del “justicia mayor” que centralizó,
a nombre del Rey, una amplia gama de facultades judiciales y sancionadoras que hasta antes estaban en manos
de los alcaldes municipales.

De esta forma fue decayendo el esplendor municipal, los soberanos de diversas comarcas tenían cada vez más
intervención en asuntos municipales. Dicho estado de cosas generó fuerte inconformidad de los Municipios,
surgiendo el llamado movimiento de los comuneros que culminó en los inicios del siglo XVI, teniendo como
caudillo a Don Juan de Padilla.

En 1519, teniendo como sede la ciudad de Toledo, la Junta de Comuneros incitó a las poblaciones a promover
acciones en contra de las órdenes autoritarias e intervencionistas de Carlos V. En 1520, de nueva cuenta la Junta
redobló sus esfuerzos en Ávila. El rey declaró la guerra a los comuneros el 31 de octubre de 1520, culminando
ésta en la famosa batalla de los campos de Villar en abril de 1521, con la total derrota de los comuneros y con la
ejecución de sus principales líderes.

El Municipio español peninsular cayó en franca decadencia, sin embargo, habría de florecer nuevamente en las
tierras americanas cuya conquista se iniciaba en esos años.

2.1.2 El municipio en las diferentes constituciones

2.1.2.1 El Origen del Municipio Constitucional

El Municipio, como institución milenaria ha servido de base esencial a la organización de las colectividades en
sus aspectos más inmediatos de convivencia, remonta su surgimiento a la antigüedad clásica del mundo romano.
Fue el derecho público de Roma el creador de esta institución, que habría de llegar a nuestro Continente, muchos
siglos después, por la influencia de la conquista española.

La institución se matizó con algunas características de origen germánico, particularmente visigodas, como el
conventus publicus vicinorum, que diera origen a los cabildos abiertos del antiguo derecho español. Igualmente
se debe destacar la notable influencia que las formas de organización que los árabes impregnaron a la vida

79
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

municipal durante su larga dominación de la península Ibérica, con figuras como el alcalde, el alférez, los
alamines, los alguaciles, el almotacén o los zalmedinas, cuyas funciones, en gran medida, han trascendido hasta
nuestros días.

La reconquista española en su compleja integración de fuerzas monárquicas y locales, produjeron toda una
cultura sobre los fueros municipales y las cartas pueblas, que se consideran importantes precedentes de nuestras
actuales garantías individuales.

Y qué decir del notable papel institucional que jugó en nuestro país el Municipio desde la fundación de La Villa
Rica de La Vera Cruz el veintidós de abril de 1519 por Hernán Cortés. Pasando por los reclamos libertarios de
Primo de Verdad, síndico del cabildo de la Ciudad de México, quién en 1808, ante la usurpación napoleónica,
proclamó el desconocimiento del poder español, sosteniendo que en representación del pueblo mexicano y su
soberanía, el propio cabildo tomaría las riendas del poder.

Refiere Quintana Roldán que en septiembre de 1810, al inicio de la lucha de independencia, el cura Don Miguel
Hidalgo dio muestra del indudable conocimiento y respeto que guardaba por las instituciones municipales. En
efecto, el diecisiete de septiembre de aquel año, en la ciudad de San Miguel el Grande, ahora de Allende, el
caudillo convocó a los ciudadanos notables de la localidad con el fin de nombrar autoridades y acordar las
medidas necesarias para el aseguramiento del orden y la tranquilidad públicas, integrando una junta directiva que
puede ser considerada, justamente, como un verdadero Ayuntamiento, presidida por el abogado Don Ignacio
Aldama, quién era hermano del dirigente Juan Aldama; a esta junta se integraron también los señores Don Felipe
González, el presbítero Don Juan Castiblanque, Don Miguel Vallejo, Don Domingo de Uzcanga, Don Vicente
Umarán y Don Benito Torres.

Como un merecido homenaje a ese primer cabildo independiente del país, se lee actualmente en la fachada
principal del palacio municipal de San Miguel una placa de bronce con la siguiente leyenda:

El 17 de septiembre de 1810 Hidalgo y Allende nombran e instalan el primer Ayuntamiento del México
independiente en este lugar, presidido por el Lic. Ignacio Aldama.195

Muchas otras han sido las gestas protagonizadas en nuestra historia por la institución municipal, sin embargo, al
Derecho Municipal moderno le inquieta ahora una pregunta fundamental en torno al proceso de
institucionalización constitucional del Municipio. La cuestión no resulta fácil, si la comparamos, por ejemplo,
con el planteamiento de un análisis similar de otras instituciones constitucionales, como podrían ser la soberanía
popular, la división de poderes, el surgimiento del Estado Federal u otras, sobre las que existen amplios estudios
doctrinarios e innumerables reflexiones de derecho positivo.

En este contexto, resulta aún más relevante para la teoría municipal, por poco explorado el tema, indagar sobre
los precedentes constitucionales modernos que han definido los perfiles legales de la autonomía municipal.

195
QUINTANA ROLDÁN, Carlos F.; Derecho Municipal; 5ª Ed.; México, Porrúa2001, pp.61 y siguientes.

80
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Estimo, al respecto, que dos son los antecedentes más sobresalientes en la materia, uno ubicado en el derecho
francés y otro en el derecho español. En el primer caso, hablo del decreto supremo de la Asamblea Constituyente
Revolucionaria francesa dictado el catorce de diciembre de 1789. En cuanto a España hago alusión al texto que
en materia municipal contiene la Constitución de Cádiz.196

2.1.2.2 El Municipio en las Constituciones Mexicanas del Siglo XIX

La Constitución de Apatzingán

Fue convocada y promulgada bajo la convocatoria de Don José María Morelos y Pavón, el veintidós de octubre
de 1814. Conocido también como Decreto Constitucional para la Libertad de la América Mexicana, contiene los
fundamentales principios de la ideología insurgente.

Dicho ordenamiento nunca tuvo vigencia, pero sentó las bases de la organización política del país. No contempló
expresamente al Municipio, sin embargo, en el capítulo XVIII refiere que éste no sufriría modificación alguna.

El artículo 208 del ordenamiento constitucional señala que:

Artículo 208.- En los pueblos, villas y ciudades continuarán respectivamente los gobernantes y repúblicas, los
Ayuntamientos y demás empleos, mientras no se adopte otro sistema; a reserva de las variaciones que
oportunamente introduzca el Congreso, consultando al mayor bien y felicidad de los ciudadanos.

El Reglamento Provisional Político del Imperio Mexicano de 1822

El Reglamento Provisional, intentó sustentar legalmente el primer imperio mexicano al frente de Agustín de
Iturbide (Agustín I). Fue suscrito en la Ciudad de México el dieciocho de diciembre de 1822. Algunos artículos
de dicho ordenamiento señala Quintana Roldán, hacen referencia expresa a cuestiones municipales, como son los
siguientes:

Artículo 24.- Las elecciones de Ayuntamientos para el año de 1823, se harán con arreglo al decreto de la Junta
Nacional Instituyente de 13 del próximo pasado noviembre, y éstas y las de diputados y demás que deben
hacerse en lo sucesivo, se sujetarán a la ley de elecciones que se está formando por la misma Junta, y circulará el
gobierno oportunamente.

Artículo 52.- (Parte conducente). En los puertos de mar que no sean capitales de provincia, o en las cabeceras de
partidos muy dilatados o poblados podrá haber un jefe político subalterno al de la provincia. En las demás
cabeceras o pueblos subalternos, el alcalde primer nombrado será el jefe político.

Artículo 91.-

Subsistirán también con sus actuales atribuciones, y serán elegidos como se dijo en el artículo 24, los
Ayuntamientos de las capitales de provincia, los de cabezas de partidos y los de aquellas poblaciones

196
GARCÍA FERNÁNDEZ, Javier; El Origen del Municipio Constitucional; 1ª Ed.; Instituto de Estudios de Administración Local, Madrid,
1983; pp. 26 y siguientes.

81
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

considerables en que a juicio de las diputaciones provinciales y jefes políticos superiores haya competente
número de sujetos idóneos, para alternar en los oficios de Ayuntamiento, y llenar debidamente los objetos de su
institución.

Artículo 92.-

En las poblaciones que carezcan de la idoneidad requerida habrá, sin embargo, a discreción de las mismas
diputaciones y jefes políticos, uno o dos alcaldes; uno o dos regidores, y un síndico, elegidos a pluralidad de su
vecindario.

Artículo 94.- Las elecciones en los pueblos que hayan de tener dos alcaldes, dos regidores y un síndico, se harán
con asistencia del cura o su vicario, presididas por el jefe político subalterno, o por el regidor del Ayuntamiento
más inmediato que vaya en lugar de dicho jefe. Y las de los pueblos en que sólo ha de haber un alcalde, un
regidor y un síndico, serán presididas del propio modo, con asistencia del cura o su vicario, que certificarán la
moralidad y aptitud de los que pueden ser elegidos.

Constitución Federal de 1824

Es considerada como la primera Constitución Federal del país, el Congreso Constituyente inició sus funciones el
5 de noviembre de 1983 y la promulgó el cuatro de octubre de 1824. La trascendencia de este ordenamiento se
debe a la adopción del federalismo como forma de gobierno estableciendo una república representativa, popular,
federal, y enumeró los Estados integrantes de la Federación.

De nueva cuenta, no se refirió de manera directa al Municipio, pero dispuso en su artículo 161 fracción I, que:

Artículo 161.- Cada uno de los Estados tiene obligación:

I. De organizar su gobierno y administración interior, sin oponerse a esta Constitución ni al Acta


Constitutiva.

De tal manera, fundados en el ordenamiento citado, los Estados comenzaron a tener sus primeras Constituciones
y por ende, las primeras disposiciones normativas que en cierto modo, regulaban la función de los Municipios
que se encontraban dentro de sus territorios, tomando como base la forma de organización que se estableció en
determinado momento en la Constitución de Cádiz, incluyendo por supuesto las jefaturas políticas.

Los Regímenes Unitarios

• Leyes Constitucionales de 1836

Ubicándonos en el momento histórico de aquellos primeros años del México independiente, las fuerzas
conservadoras y liberales se imponían sucesivamente y, de acuerdo con sus tendencias e intereses ideológicas, se
modificaba la forma de gobierno.

Al llegar al poder los conservadores dejaron sin efecto al Estado Federal y la Constitución de 1824, creando a su

82
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

vez, las llamadas Siete Leyes Constitucionales de 1836. La sexta de esas leyes, del veintinueve de diciembre de
aquel año, se destinó a regular la "División del Territorio de la República y el Gobierno Interior de los Pueblos".

Así la división territorial se formó por Departamentos y Juntas Departamentales, estas últimas de elección
popular con facultades económicas, municipales, electorales y legislativas.197

Algunos artículos de la sexta ley, refiere Quintana Roldán, son el 3° 5° 7° del 8° al 11, 16, 18, 19, del 21 al 23 y
25, que establecieron directrices con relación a los Municipios; a saber, citaré algunos de ellos:

Artículo 22 - Habrá Ayuntamientos en las capitales de departamentos, en los lugares en que los había el año de
1808, en los puertos cuya población llegue a cuatro mil almas, y en los pueblos que tengan ocho mil. En los que
no haya esa población, habrá jueces de paz, encargados también de la policía, en número que designen las juntas
departamentales, de acuerdo con los gobernadores respectivos.

Artículo 23.- Los Ayuntamientos se elegirán popularmente en los términos que arreglará una ley. El número de
alcaldes, regidores y síndicos, se fijará por las juntas departamentales respectivas, de acuerdo con el gobernador,
sin que puedan exceder: los primeros, de seis; los segundos de doce; y los últimos de dos.

Artículo 24.- Para ser individuo del Ayuntamiento se necesita:

I. Ser ciudadano mexicano en el ejercicio de sus derechos;

II. Vecino del mismo pueblo;

III. Mayor de veinticinco años;

IV. Tener un capital físico o moral que le produzca por lo menos quinientos pesos anuales.

Artículo 25.- Estará a cargo de los Ayuntamientos: La policía de salubridad y comodidad, cuidar de las cárceles,
de los hospitales y casas de beneficencia que no sean de fundación particular, de las escuelas de primera
enseñanza que se paguen de los fondos del común, de la construcción y reparación de puentes, calzadas y
caminos, y de la recaudación e inversión de los propios y arbitrios, promover el adelantamiento de la agricultura,
industria y comercio, y auxiliar a los alcaldes en la conservación de la tranquilidad y el orden público en su
vecindario, todo con absoluta sujeción a las leyes y reglamentos. ”

La Sexta Ley Constitucional, consagró como constitucionales a los Ayuntamientos, otorgándoles competencias
amplias en materias muy diversas 20 y trascendentes para la vida de la sociedad.198

Por otra parte, es importante hacer notar que en el artículo 7, fracción VIII, de esta Sexta Ley, se asienta un
antecedente de la suspensión de los Ayuntamientos, facultad atribuida a los gobernadores departamentales.

• Leyes o Bases Orgánicas de 1843

197
RENDÓN HUERTA BARRERA, Teresita; Derecho Municipal; 1ª Ed.; México, Porrúa 1985; p. 109.
198
OCHOA CAMPOS, Moisés; La Reforma Municipal; 4ª Ed.; México, Porrúa 1985; p. 236.

83
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Sancionadas por Santa Anna el doce de junio de 1843 y publicadas el día catorce de aquel mes. Nunca llegaron a
ser una Constitución debido a la serie de irregularidades y vicios que imperaban en la política que finalmente
disolvieron el Congreso e instalaron una llamada Junta Nacional de Legisladores. A diferencia de las bases
centralistas de 1836, carecieron de una regulación extensa; sin embargo, varios preceptos abordaron el asunto
municipal, como los siguientes:

Artículo 4.- El territorio de la República se dividirá en Departamentos y éstos en Distritos, Partidos y


Municipalidades...

Artículo 20.- Son obligaciones del ciudadano:

I. Adscribirse en el padrón de su municipalidad.

Artículo 134.- Son facultades de las Asambleas Departamentales:

X. Hacer la división política del territorio del Departamento, establecer corporaciones y funcionarios
municipales, expedir sus ordenanzas respectivas y reglamentar la policía municipal, urbana y rural.

Xlll. Aprobar los planes de tributos municipales y los presupuestos anuales de los gastos de las
municipalidades.199

Constitución de 1857

Habiéndose implementado nuevamente el federalismo y ante la urgente necesidad de expedir una nueva carta
constitucional acorde con las circunstancias que vivía el país, Don Juan Álvarez expidió convocatoria el dieciséis
de octubre de 1855 para integrar un Congreso Constituyente, teniendo como base ideológica los postulados del
Plan de Ayutla, en donde Castillo Velasco presentó el proyecto de adiciones sobre municipalidades.

“...El Proyecto de Constitución que he tenido la honra de suscribir, establece como principio incontrovertible la
soberanía del pueblo, y el congreso lo proclamará también. De este principio nace la libertad que se reconoce a
las partes de la Federación que son los Estados, para su administración interior, debe reconocerse a las partes
constitutivas de los Estados que son las municipalidades. 200”

Respecto al precepto normativo, Don Felipe Tena Ramírez señala que:

“El 5 de febrero de 1857 fue jurada la Constitución, primero por el Congreso integrado en ese momento por más
de 90 representantes, después por el presidente Comonfort. El 17 del mismo mes la asamblea constituyente
clausuró sus sesiones y el 11 de marzo se promulgó la Constitución”.201

En ésta Constitución, pese a que encontramos preceptos que regulan aspectos del Municipio, no se encuentra
reglamentado de manera específica la estructura e integración de los Municipios y de su gobierno interior; sino
que aspecto de tal relevancia, lo dejó en manos de los Estados de la Federación. Cito algunos artículos de ese
199
QUINTANA ROLDÁN, Carlos F.; Derecho Municipal; 5ª Ed.; México, Porrúa 2001; p. 68.
200
RENDÓN HUERTA BARRERA, Teresita; Derecho Municipal; 15 Ed.; México, Porrúa 1985; p.112
201
TENA RAMÍREZ, Felipe; Leyes Fundamentales de México; 145 Ed.; México Porrúa 1987; p. 604.

84
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

ordenamiento:

Artículo 31.- Es obligación de todo mexicano:

II. Contribuir los gastos públicos, así de la Federación como del Estado y Municipio en que resida, de ir
manera proporcional y equitativa que dispongan las leyes.

Artículo 36.-Son obligaciones del ciudadano de la República:

I. Inscribirse en el padrón de la municipalidad, manifestando la propiedad que tiene, o la industria, profesión o


trabajo de que subsiste.

Artículo 72.-El congreso tiene facultad:

VI. Para el arreglo interior del Distrito Federal y Territorios, teniendo por base el que los ciudadanos elijan
popularmente las autoridades políticas, municipales y judiciales, designándoles rentas para cubrir sus atenciones
locales202

Si bien en las discusiones del Congreso Constituyente se escucharon voces de insignes defensores de la libertad
municipal, como lo fueron Don José María Castillo Velasco y Don Francisco Díaz Arriaga, la Constitución de
1857, notable en un sinnúmero de materias, respecto al tema municipal no estableció mayor aspecto sino las
generalidades ya transcritas.

Quintana Roldán reflexiona sobre el artículo 117 del citado ordenamiento, al señalar que es precedente del actual
artículo 124 constitucional, pues señalaba que las facultades no concedidas expresamente a los funcionarios
federales, se entenderían reservadas a los Estados y por esa virtud los asuntos municipales se regularon como
cuestión netamente local de las entidades federativas.

También el artículo 109 de esa Constitución resulta antecedente del actual 115 en materia municipal, mediante
las reformas que al texto de 1857 hiciera Don Venustiano Carranza, en Veracruz, el veinticinco de diciembre de
1914.

Estatuto Provisional del Imperio Mexicano

Ordenamiento emitido por el Emperador Maximiliano de Habsburgo el diez de abril de 1865 en el Castillo de
Chapultepec, tuvo una vigencia, parcial en las áreas dominadas por el Imperio. La tenaz lucha de Don Benito
Juárez habría de impedir su mayor vigencia, sin embargo es importante citar algunos de sus preceptos que se
refieren al Municipio:

Artículo 36.- Cada población tendrá una administración municipal propia y proporcionado al número de sus
habitantes.

Artículo 37.- La administración municipal estará a cargo de los alcaldes, Ayuntamientos y comisarios

202
QUINTANA ROLDÁN, Carlos F.; Derecho Municipal; 5ª Ed.; México, Porrúa 2001; p. 69.

85
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

municipales.

Artículo 38.- Los alcaldes ejercerán solamente facultades municipales.

El de la capital será nombrado y removido por el Emperador; los demás por los prefectos en cada departamento,
salvo la rectificación soberana. Los alcaldes podrán renunciar a su cargo después de un año de servicio.

Artículo 39.- Son atribuciones de los alcaldes:

I. Presidir los Ayuntamientos.

III. Ejercer en la municipalidad las atribuciones que les encomienda la ley.

IV. Representar judicial y extrajudicialmente la municipalidad, contratando por ella y defendiendo sus intereses
en los términos que prevenga la ley.

Artículo 40.- El Emperador decretará las contribuciones municipales con vista de los proyectos que formen los
Ayuntamientos respectivos. Estos proyectos se llevarán al Gobierno por conducto y con informe del Prefecto del
Departamento a que la municipalidad corresponda.

Artículo 41.- En las poblaciones que excedan de veinticinco mil habitantes, los alcaldes serán auxiliados en sus
labores y sustituidos en sus faltas temporales por uno o más tenientes. El número de éstos se determinará
conforme ley.

Artículo 42.- En las poblaciones en que el Gobierno lo estime conveniente; se nombrará un letrado que sirva de
asesor a los alcaldes y ejerza las funciones de síndico procurador en los litigios que deba sostener la
municipalidad. Este asesor percibirá sueldo de la municipalidad.

Artículo 43.- Los Ayuntamientos formarán el consejo del Municipio, serán elegidos popularmente en elección
directa y se renovarán por mitad cada año.

Artículo 44.- Una ley designará las atribuciones de los funcionarios municipales, y reglamentará su elección.203

El Imperio trató de instaurar un régimen policiaco de control absoluto, mediante el engranaje y subordinación
jerárquica de Prefectos, Subprefectos y Alcaldes, dejando a los Ayuntamientos solamente las funciones
deliberativas de la esfera local.

Se estableció una Ley de Policía General del Imperio que en las municipalidades encargaba la función a los
alcaldes que no eran sino agentes del Imperio, otorgándoles competencias en: tránsito, limpieza y alumbrado
público, seguridad, vigilancia de pesas y medidas, servicio contra incendios, ornato y conservación de edificios
públicos urbanismo, represión de la mendicidad y la vagancia y conservación de la moral pública.204

2.1.2.3 El Periodo del Porfiriato

203
Op. cit.; p. 70
204
OCHOA CAMPOS, Moisés; La Reforma Municipal; 4ª Ed.; México, Porrúa 1985; p. 265.

86
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Bajo la dictadura de Porfirio Días que duró más de treinta años, se generaron algunas reformas que llevaron al
Municipio al ejercicio de poderes delegados, que se controlaban por los Jefes Políticos a los que se refería la
Constitución de Cádiz. Situación que sometió férreamente al país, propició una cerrada jerarquización de
autoridades que obedecían solamente a su dictador y se impuso por completo a los Municipios pues tenían
injerencia directa y despótica sobre éstos.

Las jefaturas políticas dependían directamente del gobernador del Estado, quien era manejado en todo momento
por Díaz. Los Jefes Políticos tenían enorme poder y actuaban de manera regional, frecuentemente además eran
los caciques, debilitando consecuentemente a los Ayuntamientos.

Sobre este asunto, Tena Ramírez citado por Teresita Rendón Huerta en su obra Derecho Municipal, nos dice que
el odio que despertaron tales funcionarios fue uno de los motivos inmediatos de la revolución, la cual consagró
entre sus principales postulados la implantación del Municipio Libre.

2.1.2.4 La Constitución de 1917 y el Municipio

Siendo derrocado el gobierno dictador del General Díaz, se requería establecer un nuevo régimen en el país con
un principio fundamental de justicia social que compensara a todos los sectores participantes en el movimiento
revolucionario. Es por ello, que se convocó a un Congreso Constituyente por parte de Venustiano Carranza en
septiembre de 1916, mismo que se instaló en la ciudad de Querétaro e inició sus trabajos el primero de diciembre
de ese mismo año.

Al comenzar el siglo XX la situación del país presentaba evidentes y acentuadas contradicciones. Por una parte
había rasgos que hacían apreciar un alto grado de desarrollo y progreso. El comercio vivía época de bonanza,
que vio surgir importantes mercados y almacenes; la industria, si bien incipiente, era de rasgos modernos como
lo denota el pujante ferrocarril de la época, al igual que la industria tabacalera y la textil; las finanzas se veían
fomentadas por una creciente actividad bancaria; existía en varias ciudades, sobre todo en la capital del país, una
amplia clase urbana preparada, culta y cosmopolita.

Contrastantemente, grandes regiones de la república, sobre todo los sectores rurales, padecían la más lacerante
miseria y explotación. Las haciendas, eje de la producción agraria de aquellos años, concentraba la mano de obra
campesina, orillando a los peones y obligándolos a hacer sus compras en las tiendas de raya, a más de
responsabilizar hereditariamente de las deudas contraídas a hijos y familiares.

Surgieron destacados ideólogos y caudillos revolucionarios que proponían diversos postulados y consignas de
cambio político y de justicia social, pugnando por una nueva organización social de la nación.

Este estado de cosas daría como resultado uno de los postulados revolucionarios más profundamente sentidos del
pueblo mexicano, me refiero al reclamo por un Municipio Libre. Los planes de casi todos los caudillos
revolucionarios, de las más encontradas tendencias, fueron unánimes en abogar por la emancipación municipal
que, finalmente, se vería plasmada en el artículo 115 de la Constitución de 1917.

87
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

A mi juicio tres fueron en nuestra vigente Ley Suprema los temas sociales de más amplia trascendencia para las
nuevas estructuras del país. En primer lugar el tema agrario contemplado jurídicamente en el artículo 27 de la
Constitución, como respuesta lógica al apoyo mayoritario del campesinado, que fue el motor central del
movimiento.

En segundo lugar, aparece como novedad social el tema del trabajo, como resultado del esfuerzo de los obreros y
jornaleros que lucharon de manera valiente en el movimiento armado, especialmente los operarios de la industria
textil y minera, recordemos a Río Blanco y Cananea. Por ello nos explicamos el surgimiento del artículo 123 de
la Carta Magna.

En tercer término aparece también como novedad del derecho público pero con alto contenido social, el tema
municipal, como resultado de la participación de múltiples fuerzas populares encabezados por los
Ayuntamientos de la época, que lucharon por reivindicaciones estructurales de la organización del Estado, a fin
de restaurar la libertad municipal.

De esta manera, la Constitución Federal de 1917 contempló un apartado normativo para el Municipio en el
citado artículo 115, rompiendo la tradición de los anteriores documentos constitucionales federales de 1824 y
1857, que dejaban este tema como asunto exclusivo de los Estados de la Federación.

De la promulgación de la Constitución a la fecha, el artículo 115 ha tenido trece reformas o adiciones, que por
obvio de tiempo sería difícil tratar de manera minuciosa en este apartado. Sin embargo debo resaltar cuando
menos dos de ellas, como son las publicadas en el Diario Oficial de la Federación del tres de febrero de 1983 y
del veintitrés de diciembre de 1999, que junto a las reformas y adiciones que en diciembre de 1994 se hicieron al
artículo 105, nos dan los principales perfiles jurídico-constitucionales de nuestro actual Municipio.

Mediante la reforma municipal de 1983 se dio prácticamente un nuevo texto al artículo 115 de la Carta Magna,
precisando mejor las facultades y atribuciones de los Ayuntamientos. A su vez la reforma de diciembre de 1999
trajo también importantes definiciones jurídicas para nuestra institución. Esta reforma es por cierto la única de
las hechas al artículo 115 que no ha provenido de una iniciativa de ley del Presidente de la República, pues se
originó y se integró por más de una veintena de diversas iniciativas de diputados o grupos parlamentarios en la
Cámara Baja, lo que habla de la pluralidad que ya para 1999 se estaba viviendo en el Congreso.

Entiendo que la aportación fundamental de esta reforma fue haber considerado al Ayuntamiento como un órgano
político y no solamente con un carácter meramente administrativo. Señaló también un conjunto de normas más
explícitas en materia de facultades territoriales y de desarrollo urbano. Amplió el listado de servicios públicos a
cargo de los Ayuntamientos y dio mejor tratamiento al tema hacendario, especialmente en cuanto a los bienes
que estarán exentos de pagar las contribuciones municipales, acotando ese renglón de manera notable a fin de
que las Haciendas Municipales encuentren mejores circunstancias que podían gravar en su favor.

De todo lo planteado en el desarrollo de este apartado, podemos señalar, que el Municipio como una institución

88
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

administrativa y de gobierno, fue creándose durante el transcurso del tiempo, esto a consecuencia de la propia
evolución de la sociedad, es decir, que la Institución del Municipio como un ente milenario, ha servido de base
esencial para la organización de las colectividades en sus aspectos más inmediatos de convivencia, organización
y gobierno, remonta su surgimiento a la antigüedad clásica del mundo romano.

Fue el derecho público de Roma el creador de esta Institución, que habría de llegar a nuestro continente, muchos
siglos después a consecuencia inmediata de la conquista española.

La reconquista española en su compleja integración de fuerzas monárquicas y locales, produjeron toda una
cultura, sobre los fueros municipales y las cartas pueblas, que se consideran importantes precedentes de nuestras
actuales garantías individuales.

Y qué decir del notable papel institucional que jugó en nuestro país el Municipio desde la fundación de La Villa
Rica de La Vera Cruz el veintidós de abril de 1519 por Hernán Cortés; pasando por los reclamos libertarios de
Primo de Verdad, síndico del cabildo de la Ciudad de México, quién en 1808, ante la usurpación napoleónica,
proclamó el desconocimiento del poder español, sosteniendo que en representación del pueblo mexicano y su
soberanía, el propio cabildo tomaría las riendas del poder.

Es entonces el Municipio una forma de gobierno que tiene sus inicios desde tiempos muy remotos, no
constituido como tal en ese tiempo, pero ya con la base de esta institución como forma de gobierno ya
establecida, que surge por la propia necesidad de la población; su fin fue organizar a una sociedad de forma
económica, territorial y política, lo que trae como consecuencia un desarrollo social de la población. Esta
institución prevalece hasta nuestros días, enriquecida por la influencia española que encontramos en esta figura,
siempre fue y ha sido perfeccionada, pues la movilidad social así lo requiere y demanda.

Ya tenemos entonces, que hasta la aparición del Constituyente convocado por Don Venustiano Carranza, fue la
base para la aparición de nuestra Constitución de 1917, en esa época el comercio posaba con una tranquilidad
notable, la aparición de nuevos mercados, la industria textil comenzó a florecer, el surgimiento del ferrocarril, se
logró un gran avance político administrativo, cambió la forma de gobierno, la forma de administrar justicia;
surgieron nuestros nuevos ordenamientos jurídicos, hasta la actual Carta Magna, en donde ya se habla del
Municipio, se regula y se establecen las bases de su organización. Puede decirse entonces, que surge la base de la
Institución municipal moderna que conocemos en la actualidad.

2.2 Semblanza histórica de la seguridad pública en México

2.2.1 Época prehispánica

Se aprecia en esta época una de las formas más rudimentarias de seguridad pública, aquella que no atiende a la
prevención del actuar antisocial, a analizar el problema desde su origen y a procurar resolverlo antes de que
surja, su objeto se concreta a determinar y definir las conductas que al ejercitarse lesionan el enjambre social y a
castigar a quien las ejecuta.

89
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

2.2.1.1 Los Mayas

Entre los mayas, durante los siglos V al X D.C., en cada una de sus ciudades, gobernaba un halach uinic con la
ayuda de un consejo de nobles y sacerdotes, quien además de dirigir la política interior y exterior del Estado,
designaba a los bataboob, (administradores y jueces con funciones militares y religiosas), de las aldeas adscritas
a su ciudad-estado. Además de estos funcionarios, en cada aldea había un consejo de ancianos, así como dos o
tres consejeros municipales, responsables de los barrios.

La base de esta sociedad se encontraba en los agricultores, quienes mediante el pago de tributos pagados al
alacha uinic205 sostenían a los nobles, sacerdotes, comerciantes y artesanos. Por debajo de esta clase se
encontraba los esclavos, producto de las guerras, de la venta de niños, o seres que habían nacido como tales.

En este tipo de sociedad, el derecho penal, respaldo de la seguridad pública, era muy severo, distinguía entre los
delitos cometidos con dolo y los imprudenciales,206 regulando para el homicidio intencional, la ley del talión; el
robo traía como sanción, el gravar en la cara de su autor, el símbolo del delito y entre otros castigos se daba la
lapidación por la comunidad, el ahogamiento en el cenote sagrado, la responsabilidad a cargo de los integrantes
de la familia del ofensor de responder por los daños ocasionados al o a los ofendidos y la esclavitud.207

2.2.1.2 Los Aztecas

En la época de los aztecas, la seguridad pública descansaba en el Tlatoani, que era el jefe máximo del ejército y
no tenía límites legales. Detentaba en su función los poderes ejecutivo, legislativo y judicial, donde el ejército
era la única figura que brindaba seguridad a los pobladores: "El ejército gozaba de especiales privilegios,
principalmente se otorgaba a los soldados importantes extensiones territoriales; teniendo el Tlatoani la
discrecionalidad de declarar la guerra a cualquier poblado”.208

Por su parte, el Tlatoani o Colhuatecutli delegaba sus funciones en materia de justicia, administración y por tanto
de seguridad pública, en el Cihuacoatl, quien bajo un orden jurídico bien estructurado, impartía justicia y ejercía
la seguridad pública a partir de los barrios o campas, que era donde se desarrollaban las actividades diarias de los
pobladores, y en donde se ejercía y aplicaba la seguridad pública a través de los siguientes funcionarios: los
Topillis (concepto que se acerca al actual de policía), quienes se encargaban de vigilar el orden en los barrios y
cuidar el acceso a los mismo; y, los Tequitlatoques, también llamados notificadotes, y que remitían
(consignaban) los delitos al juez del Calpulli. Al Cihuacoatl le correspondía también atender las apelaciones de

205
Halach uinic o halah uinic, hombre verdadero o soberano absoluto, también era llamado Ahau, tenía funciones civiles y religiosas, su
cargo era hereditario y debía pasar a su hijo mayor.
206
HERNÁNDEZ ISLAS, JUAN ANDRÉS, Mitos y Realidades de la Teoría del Delito, México D.F., Porrúa, Tribunal Superior de Justicia, 2011,
p. 9. Este autor señala: “La justificación del dolo en el ser humano obedece en la mayoría de los casos, a ese afán del hombre por ser libre;
es rebelde y como consecuencia, transgrede la ley o más propiamente, afecta el Derecho Ajeno” y señala así mismo, “La actitud culposa del
sujeto, es producto de un descuido o falta de cuidado, lo que produce un resultado dañoso, teniendo obligación y responsabilidad de tutelar
o proteger determinados bienes jurídicos”.
207
ORTIZ PORRAS, MARCO ANTONIO. “Historia del Derecho Mexicano”. Universidad Abierta, en
http://www.universidadabierta.edu.mx/Biblio/O/OrtizMarco HistDerMex.htm Vid. MARTÍNEZ GARNELO, JESÚS, Policía Nacional Investigadora
del Delito, México, Porrúa, 2003, p. 30.
208
CAMPOS CASTELLANOS, MARCO ANTONIO JUAN, El Poder de Policía en el Derecho Mexicano, Tomo I, México, Secretaria de Gobernación,
Programa Nacional de Seguridad Pública, 1986, pág. 23.

90
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

carácter penal.209

El ejercicio de la seguridad pública descansaba en un severo sistema de penas. La pena de muerte era común y se
aplicaba a través de la quema en la hoguera, el ahorcamiento, ahogamiento, apedreamiento, azotamiento, por
golpes de palos, el degollamiento, empalamiento y desgarramiento del cuerpo. Estas penas se aplicaban en los
casos de homicidio, con excepción del caso en el que la viuda de la víctima optara por la esclavitud (a efecto de
no verse desamparada), homosexualidad (en ambos sexos), en violación, estupro, incesto, adulterio y embriaguez
pública o de los nobles dentro del palacio. Y los casos de riña y lesiones daban lugar al pago de una
indemnización.

En todo caso, los autores y cómplices recibían el mismo castigo y se hacían aplicables hasta los parientes dentro
del cuarto grado. Penas menos severas lo fueron la esclavitud, la mutilación, el destierro definitivo o temporal, la
perdida de ciertos empleos, la destrucción de la casa del delincuente o el encarcelamiento y las de cortar o
chamuscar el pelo.210

2.2.2 La Colonia

Se aprecia en esta época que no obstante que se pretende respetar los usos, costumbres y normas que imperaban
hasta antes de la llegada de los españoles, se aprecia una marcada tendencia a imponer las instituciones jurídicas
españolas, se crea la primera cárcel, el primer cuerpo de alguaciles que da origen a la policía complementaria de
los Alcaldes; la seguridad pública se encamina a castigar a quienes cometían conductas antisociales, a los vagos
y malvivientes y se observan ya las primeras acciones de prevención del delito.

2.2.2.1 Los Primeros Funcionarios y la Real Audiencia

América, a partir de su descubrimiento por el mundo occidental y en especial durante la Colonia, manifiesta
como punto primordial la seguridad pública. Siendo ésta la base para gobernar el nuevo mundo por parte de los
españoles dirigidos por Hernán Cortés, "el primer municipio de América, Veracruz, fue el primer gobierno del
mundo occidental... reconoce como función original y primordial, a las funciones públicas de justicia y
seguridad pública; orden y respeto para progresar, paz social para cumplir a cabalidad con las tareas del hombre
pleno". 211

Durante el siglo XVI, y no obstante que Felipe II se inclinaba porque se respetaran y conservaran las leyes y
costumbres "de los aborígenes a menos que se opusieran a la fe moral”, opera simplemente la imposición de las
instituciones jurídicas españolas en el nuevo territorio.

209
MARTÍNEZ GARNELO, JESÚS, Policía Nacional Investigadora del Delito, Loc. Cit, p. 10.
210
MARCO ANTONIO ORTIZ PORRAS, Historia del Derecho Mexicano, Loc. Cit., p. 7. Vid. MARTÍNEZ GARNELO, JESÚS, Policía Nacional
Investigadora del Delito, Loc. Cit., pp. 9 y 10. En este sentido, Martínez Garnelo, señala que “México prehispánico dividido en reinos y
señoríos, entre los que el Azteca acabó por sobresalir, tuvo una dispersa y severa legislación penal donde a menudo se preveía la
aplicación de la pena de muerte; otras sanciones frecuentemente contempladas fueron la esclavitud, los castigos corporales, el destierro, la
confiscación, e inclusive ciertas formas de pena capital: el cauchcalli, para responsables de delitos graves; el Malcalli, para prisioneros de
guerra y el Petracalli, para faltas leves. ofrece especial importancia en esta época la ordenanza penal de Texcoco atribuida a
Nezahualcoyotl”.
211
GONZÁLEZ DE LA VEGA, RENÉ, Justicia para el Pueblo, México, Instituto Nacional de Ciencias Penales, Primera Edición, México, 1989,
pág. 114.

91
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Y al fundarse la Ciudad de México, se instituyeron una serie de instrumentos de carácter jurídico-administrativo


que se basaban en un esquema de policía, considerado como un esquema de "buen gobierno”. Al Cabildo le
correspondía manejar todas las disposiciones que los requerimientos de la sociedad exigían en la época,
integrando comisiones especiales denominadas Juntas de Policía que presididas por un Diputado de Policía
estaban formadas por dos o más personas. Destacándose entre sus funciones las de hacerse cargo de las obras de
desagüe, de las atarjeas, del aseo de las acequias y de las calles, de que las construcciones no provocaran
desórdenes en el trazado de la ciudad, de vigilar que no hubiera pleitos ni se cometieran abusos en los tianguis
(mercados) o que los naturales no fueran despojados de sus inmuebles, quedando obligados a través de sus
celadores, guarda faroles, vigilantes guardias e inspectores, a dar aviso de inmediato al Cabildo para que en
reunión con sus demás integrantes tomaran las decisiones a que hubiere lugar.212

Con ello, no puede afirmarse que en esta época existieran cuerpos de policía encargados de mantener el orden,
prevenir el delito o perseguir a los delincuentes.

En 1524 al construirse una de las primeras cárceles y no existiendo quien se hiciera cargo de perseguir a los
delincuentes para enviarlos a prisión, hubo de darse una reestructuración. Por lo que en 1525 y en atención al
primer cuerpo de alguaciles que designó Cortés al fundar el Ayuntamiento de la Villa Rica de la Veracruz, se
creó el primer cuerpo de alguaciles que paulatinamente y con las Ordenanzas de Cortés, en las que se otorgaba el
derecho de voz y voto a estos funcionarios en las juntas de Cabildo. Éste se fue perfeccionando hasta el grado de
que fue designado como cuerpo de policía complementaria de los Alcaldes Mayores, quienes ante la ya creciente
delincuencia en la ciudad, se dedicaron a aplicar severas sanciones y a tomar medidas contra vagos y
malvivientes.

La reestructuración de la administración continuó, creándose de esta manera los cargos de alguaciles menores y
de tenientes de alguacil, ocupándose los primeros de hacer rondas (que en un principio eran durante el día pero
dada la inseguridad que reinaba porque indios y españoles, aprovechándose de la oscuridad cometían los
primeros, robos, y los segundos, bajo el influjo del alcohol, incurrían en diversos abusos, desórdenes y pleitos
campales que en ocasiones derivaban en la comisión de delitos), patrullar la ciudad y cobrar las multas impuestas
por el tesorero de la Audiencia; y los segundos, ante la carencia de tribunales, de ejecutar a los salteadores de
caminos justo en el lugar en que eran aprehendidos.

Para 1527, a partir de Cédula Real de 13 de diciembre, se crea la Real Audiencia, en donde al no existir una
adecuada reglamentación y delimitación de funciones, todos sus integrantes querían dar órdenes, convirtiéndose
en una entropía administrativa que las llevó al fracaso, dando de esa manera paso al Virreinato y permitiendo su
existencia bajo la titularidad de los Alcaldes Mayores, conocidos como corregidores, para encargarse de impartir

212
MARTÍNEZ GARNELO, JESÚS, Policía Nacional Investigadora del Delito, Loc. Cit. P. 46. Señala este autor que el término policía debe
entenderse en una forma más amplia con respecto a la manera en que actualmente se conoce, ya que en la época que se trata, no se
reducía “a vigilar, perseguir, aprehender o cuidar el orden en una sociedad, sino más bien, para administrar todas las actividades que se
generaban en la ciudad, anteponiendo el aseo, vigilancia en toda ella, para que se estableciera un desarrollo en la municipalidad requerida;
por lo mismo podemos pensar que la policía fue sinónimo de buen gobierno”.

92
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

justicia, designar a los tenientes de alcalde y defender la moral pública.213

Este estado de cosas motivó el incremento de la inseguridad por lo que en 1529 se expide el primer Reglamento
de Policía en el que se destacaba la prohibición a los indios de habitar dentro de los límites del casco urbano que
se encontraba destinado a los españoles.

La legislación resultó insuficiente y ante los crecientes desórdenes que se escenificaban en las calles de la ciudad
a manos de españoles en estado de ebriedad, delitos fundamentalmente robos que cometían los indígenas, y la
incapacidad institucional de hacer frente a este tipo de eventos, en junio 25 de 1530, se reglamentó el derecho a
portar espada, legitimando así, tras el escudo de una "legítima defensa” múltiples abusos; situación que lejos de
aminorar la comisión de ilícitos, la detonó, por lo que en julio 12 de ese mismo año se crearon los títulos de
alguaciles de indios y alguaciles de doctrinas,214 y en marzo 30 de 1531 se expide una Cédula Real que faculta la
aprehensión de infractores de la ley.

A partir de 1535, con Antonio de Mendoza, y hasta 1821, con Juan O'Donojú, la Real Audiencia limita sus
actividades, desarrollándolas bajo la presidencia de los Virreyes quienes se encargaban de todas las acciones
políticas y jurídicas, descargando en los funcionarios de la Real Audiencia, los asuntos de carácter
administrativo.

2.2.2.2 El Virreinato

Después de una insurrección de negros en 1537, en la que el primer Virrey Antonio de Mendoza solicitó apoyo
de Felipe II, aduciendo a que no contaban con armas y que los negros, criollos e indios eran mayoría con
respecto de los españoles que habitaban en la ciudad, lo que implicaba un serio problema de carácter social y de
seguridad pública en el que se ponía en peligro la estabilidad gubernamental, se determinó, en 1539 y según
acuerdo de 24 de octubre, ampliar la jurisdicción civil y criminal a 15 leguas a la redonda de la ciudad.215

Por otra parte, con la conversión de los indígenas a la fe católica a través de la evangelización en unos casos, y
en otros con el apoyo de los alguaciles de indios, así como con el fortalecimiento del poder político y el
eclesiástico, la figura de los alguaciles de indios se fue fortaleciendo al interior de los cuerpos de vigilancia. Así
que de conformidad con el Ordenamiento de 30 de julio de 1546, se encargaban de castigar a los herejes que
mediante denuncia o simple confesión eran sometidos a diversos castigos como: la trasquilada, los azotes y el
empalamiento. 216

Dado el incremento en los índices de criminalidad, se estableció el toque de queda, quedando los alguaciles

213
Loc. Cit., pp. 46, 47 y 48.
214
Ibídem, p. 50. Los alguaciles de doctrinas se “encontraban al servicio de la iglesia para perseguir a los indios obstinados que se resistían
en adoptar la fe cristiana”.
215
http://es.wikipedia.org/wiki/Legua. consultada el 5 de marzo de 2011. “La legua castellana se fijó originalmente en 5.000 varas
castellanas. es decir. 4.19 kilómetros o unas 2.6 millas romanas. y variaba de modo notable según los distintos reinos españoles. e incluso
según distintas provincias. quedando establecida en el siglo XVI como en 20.000 pies castellanos; es decir, entre 5.573 y 5.914 metros.” En
el caso que nos ocupa bien se puede hablar de aproximadamente sesenta kilómetros alrededor de la ciudad.
216
MARTÍNEZ GARNELO. JESÚS. Loc. cit.. p. 52. Vid. ALEJANDRO IÑIGO. Bitácora de un Policía 1500-1582. México. Departamento del Distrito
Federal. 1985. p. 25.

93
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

obligados a: vigilar 125 calles; invitar a la gente a que se retirara a sus casas antes del toque de queda; así como
detener sospechosos y recoger armas. Todo con el objeto de evitar escándalos, robos y homicidios causados por
asaltos y venganzas. Las cárceles se encontraban a su máxima capacidad y no era extraño ver en las calles
procesiones encabezadas por los alcaldes del crimen que conducían a la horca a reos sentenciados por delitos
cometidos en caminos reales o en contra de la fe católica. 217

Para 1626, el Virrey Rodrigo Pacheco de Osorio (Marqués de Cerralvo), instituye el Ministerio Público, en una
ley de 5 de octubre. Y en 1635, el Virrey Lope Díaz de Armendáriz (Marqués de Cadereyta), expide por bando
de 7 de mayo, el "Nuevo Reglamento de Justicia” en el que se establecían y regulaban multas, castigos
corporales y confiscaciones como castigo a la embriaguez. 218

Por si fuera poco, en la Recopilación de Leyes de 1680 se hace mención a dos fiscales: uno de lo Civil y otro de
lo Penal. Sin embargo, posteriormente hubo un tercer fiscal también encargado de los asuntos civiles, que se
suprimió en 1778.219

En el período que abarca las últimas dos décadas del siglo XVII y las dos primeras del XVIII se inicia un
proceso para legalizar el número de integrantes de la junta de policía, estableciéndose que serían dos capitulares
quienes tendrían bajo su mando a la misma. Situación que continuó hasta el 2 de enero de 1746, cuando se
anunció el Decreto Real del Virrey Juan Francisco de Güemes, Conde de Revillagigedo, que fueran tres
personas, las que en carácter de diputados, se hicieran cargo de la policía, a efecto de que sin modificar la
competencia de cada uno de ellos, se obtuviera un mejor control del cuerpo policiaco y se tuviera una ciudad
más ordenada y limpia (al que ya nos hemos referido y que en la época se entendía como buena policía). Ello a
través de la expedición de bandos y mandamientos públicos.220

En esa misma época y en atención a que con el crecimiento de la ciudad operaba también el incremento en los
índices de criminalidad, en 1717 se autorizó la construcción de una nueva cárcel, misma que fue inaugurada dos
años después. En ese mismo año también fue puesto en servicio el nuevo patíbulo en la calle de Alvarado. Y el
22 de mayo de 1722, por acuerdo de las Reales Audiencias se creó un nuevo cuerpo de policía al que se llamó la
acordada.221

Para 1734, época en la que gobernaba el Arzobispo de México, Juan Antonio de Vizarrón y Eguiarreta, la
impunidad creció y con ella la inseguridad, al grado de que la Secretaría de la Cámara del Virreinato fue robada
sin que la policía pudiera hacer algo. La realidad era que el régimen de seguridad pública se debatía entre la
justicia divina y la terrenal y si el delincuente no era detenido en el momento en que ejecutaba el crimen, éste

217
MARTÍNEZ GARNELO, JESÚS, Policía Nacional Investigadora del Delito, Loc. cit., pp. 53 y 54.
218
Ibídem, p.56.
219
Ibídem, p. 55. Dicho ordenamiento establecía: “Es nuestra merced y voluntad que en cada una de las reales audiencias de Lima y
México haya dos fiscales; que le mas antiguo sirva la plaza, en todo lo civil, y el otro en lo criminal”. Vid. V. CASTRO, JUVENTINO, El Ministerio
Público en México, México D.F., Porrúa, 1976, 1a edición, p. 24. Vid. Historia de la Procuraduría General de la República, México, Edición
de la Procuraduría General de la República, 1987, p. 15.
220
Ibídem, p. 56. Vid. NACIF MINA, JORGE, La Policía en la Historia de la ciudad de México (1524-1928), México, Ed. Desarrollo social,
socicultur, 1986, p. 19.
221
MARTÍNEZ GARNELO, JESÚS, Loc. Cit., p. 57. Vid. ALEJANDRO IÑIGO, Loc. Cit., p. 45.

94
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

buscaba la protección de los clérigos quienes los protegían sosteniendo que se trataba de hombres arrepentidos
que se sometían a la justicia divina, lo que provocó un profundo debilitamiento en la policía de la época.222

Con el correr de los años, se tomaron diversas medidas para combatir el delito y las faltas cívicas, pudiendo
señalar, entre otras:

1. La orden que el 23 de septiembre de 1762 dio el corregidor Tomás de Rivera de Santa Cruz, para que
en cada balcón y en cada puerta se colocaran faroles a efecto de que se iluminara la calle hasta las once
de la noche todos los días.

2. El Reglamento de 26 de octubre de 1769 por el que Francisco de Croix, Marqués de Croix, obligaba a
los vecinos a barrer las calles en los frentes de sus casas bajo la pena de ser multados o ser enviados
hasta por un término de treinta y seis horas a la cárcel en los casos de reincidencia.

3. El 1° de enero de 1776 se intentó el levantamiento de un padrón en cada uno de los barrios para que se
conociera quiénes no gozaban de ocupación honesta para imponerles una multa o alistarlos al ejército.
Esta labor le correspondió a los párrocos ya que eran ellos quienes mejor conocían a los habitantes de
los diferentes barrios.

4. En 1777 se dicta decreto por el que se crea una nueva fiscalía especializada en asuntos de la Real
Hacienda alcanzando así la Audiencia de México, la cual estaba integrada por cuatro fiscales, dos
civiles, un penal y otro para la Real Hacienda.

5. En 1780 el Arzobispado propuso la creación de los "Alcaldes de Barrio” para que estos funcionarios se
hicieran cargo de organizar los registros de los ladrones y malvivientes que causaron graves males con
los que la policía no había podido terminar.

6. En 1782 la Ciudad de México se dividió en ocho cuarteles mayores y treinta y dos menores; y a los
alcaldes de cuartel y barrio se les otorgaron amplias facultades en materia de policía.

7. En 1783, Matías Gálvez expidió un reglamento en el que se establecía que los puestos de alcaldes de
cuartel y barrio, eran honoríficos e irrenunciables, situación que dio origen a diversas protestas que
solo condujeron al incremento de la criminalidad.

8. En 1786 el Virrey Bernardo de Gálvez dictó nuevos reglamentos en los que se establecía la sustitución
de Intendentes por Gobernadores y Subdelegados por Alcaldes Mayores. A los Intendentes se les
concedió en estas Ordenanzas amplias facultades en materia de guerra, justicia y policía, de donde se
derivó la reestructuración de la policía para actuar con mayor severidad en contra de quienes cometían
delitos o de los que se dedicaban a la vagancia. Nació en esta época también la policía privada que era

222
ALEJANDRO IÑIGO, Bitácora de un Policía 1500-1582, Loc. Cit., p. 47. Al respecto, este autor señala: “Me imagino los graves problemas de
conciencia que debió haber pasado el Virrey. Arzobispo don Antonio de Vizarrón, cuando tenía que atender en forma simultánea las leyes
divina y terrenal. Era como servir a Dios y al Cesar, sin quedar bien con ninguno de los dos”.

95
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

contratada por personas acaudaladas para que los escoltaran en las calle y los acompañaran a los
lugares públicos.223

Para 1787, con el virrey Manuel Antonio Flores, se establecen los principios de lo que hoy conocemos como
policía preventiva ya que fue este funcionario en quien se preocupó por que se incrementara la vigilancia
policial. 224

En 1789, el Virrey Juan Vicente de Güemes Padilla Horcasitas y Aguayo (Segundo Conde de Revillagigedo,
caballero de la Orden Militar de Carlos III y barón de Benilova y Rivarroja), reformó las ordenanzas de
intendentes para crear nuevos cuerpos de policía este funcionario pretendía no solo preservar la seguridad si no
darle un buen aspecto a la ciudad de México. 225

Al siguiente año, dicho Virrey, considerando las actividades de la Junta de Policía como las más importantes en
la ciudad, expidió un reglamento para evitar incendios. Y en julio de 1791 se expidió una Cédula Real dirigida a
vagos y malvivientes por la que se imponían penas consistentes en cárcel y azotes a quienes eran detenidos bajo
el influjo del alcohol y en la que también se establecía que para el caso de reincidencia, se les daba la
oportunidad de aprender algún oficio y en su defecto se les enviaba desterrados a las Filipinas.

El Segundo Conde de Revillagigedo preocupado también por la oscuridad que reinaba en las calles, dada la
carencia de luz artificial, puso en marcha, a partir del 7 de abril de 1790, un programa para establecer el servicio
de guardafaroles (a los que posteriormente se les denomino serenos). Estos, provistos de un chuzo, silbato,
linterna, escalera, alcuza y paños, se encontraban organizados por un Guarda Mayor, un Teniente y doce
Guardafaroles, a quienes se les asignó la tarea de encargarse de prender y apagar cada uno de ellos (doce faroles
diariamente). Para la puesta en marcha de este programa de estableció un impuesto de tres reales por cada carga
de harina que entrara a la ciudad. De esta manera se instalaron en las 397 calles y callejones, 78 plazas y
plazuelas de la ciudad de México un total de 1128 faroles.

Por su parte, en la Constitución de Cádiz de 1812, se refiere, específicamente en su artículo 4, lo relacionado con

223
ALEJANDRO IÑIGO, Bitácora de un Policía 1500-1582, Loc. Cit., p. 53. VID. MARTÍNEZ Garnelo, Jesús, Policía Nacional Investigadora
del Delito, pp. 59 y 60. Ambos autores señalan que En el primero de los casos, se determinó que los pobres quedaban exceptuados de
poner faroles en puertas y ventanas, lo que condujo al fracaso de la medida, ya que todo mundo se declaró pobre; y en cuanto al segundo
de los casos, las protestas de los vecinos no se hicieron esperar, ya que reclamaban la imposibilidad de barrer las calles llenas de tierra o
de lodo en caso de lluvias, por lo que el marqués de Croix, ordenó se empedraran las principales calles de la ciudad. Agrega Alejandro Iñigo
que dada la falta de vigilancia los robos y asaltos motivados por la oscuridad que provocaba la ausencia de faroles, continuaron impunes, “y
es que hasta los encargados de la Ronda aparecían al amanecer desnudos y amordazados a la orilla de una acequia o en un oscuro
callejón donde solo había un poca de visibilidad en las noches de luna, o cuando se producía algún incendio”. Por lo que al punto tres se
refiere, Martínez Garnelo nos dice que la labor de hacer el censo de desocupados y malvivientes se encomendó a los párrocos por
conducto del arzobispado y fracasó ya que cuando los párrocos eran vistos en los barrios, los desocupados y malvivientes, simplemente
desaparecían. En el caso del nacimiento de la Policía Privada, Martínez Gamelo nos dice que estos guardias iban armados con espadas y
la gente los identificaba como “corchetes”. Por su parte también los ministros religiosos contrataban este tipo de personas a las que se les
conocía como “golillas” y les era prohibido el usar armas. Vid. García Ramírez Sergio, Molina Piñeiro Luis, Soberanes Fernández José Luís
y otros, Historia de la Procuraduría General de la República. Apuntes y Documentos para la Historia de la Procuraduría General de la
República, México, Edición de la Procuraduría General de la República, 1987, p. 15.
224
IÑIGO, ALEJANDRO, Loc. Cit., p. 59. En este mismo sentido véase a MARTÍNEZ GARNELO, JESÚS, Loc. Cit., p.61.
225
Sobre este virrey: http://es.wikipedia.org/wiki/Juan Vicente de G%C3%BCemes Pacheco y Padilla Güemes Padilla ordenó el
embellecimiento de paseos, plazas y alamedas, controló el caos vial de la ciudad, introdujo los coches de alquiler y organizó el servicio de
policía, tanto el diurno como el que por las noches prestaban los llamados serenos. Por supuesto persiguió sin piedad a los ladrones y
asesinos, caracterizándose su gobierno por la mano dura que utilizó contra los criminales. Vid. ALEJANDRO IÑIGO, Bitácora de un Policía
1500-1582, Loc. Cit., p. 60.

96
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

la seguridad pública al señalar que: "La Nación está obligada a conservar y proteger por leyes sabias y justas la
libertad civil, la propiedad y los demás derechos legítimos de todos los individuos que la componen”. Sin
embargo, en su artículo 321 consigna, en forma más concreta, como atribuciones a cargo de los Ayuntamientos:

a) La policía de salubridad y comodidad.


b) Auxiliar al alcalde en todo lo que pertenezca a la seguridad de las personas y bienes de los vecinos, y a
la conservación del orden público.
c) Cuidar las escuelas de primeras letras y que los establecimientos de educación se paguen con fondos del
común.
d) Cuidar los hospitales, hospicios, casas de expósitos y demás establecimientos de beneficencia.
e) Cuidar de la construcción y reparación de los caminos, calzadas, puentes y cárceles, de los montes y
plantíos del común y de todas las obras públicas de necesidad, utilidad y ornato.226

Con lo antes citado, se aprecia que se deja a la seguridad pública acciones tales como:

1. Proteger a las personas y a sus bienes.

2. Mantener el orden público.

3. Vigilar y cuidar establecimientos y bienes públicos.

Además, por Decreto de 9 de octubre de ese mismo año, se dispuso que la Audiencia de México contara con dos
fiscales. Y el 13 de septiembre de 1813 se dividieron las Cortes en Partidos Judiciales y se normó que en cada
uno de ellos hubiera un Promotor Fiscal que fuera letrado y nombrado por el jefe político superior de la
provincia, oyendo el parecer de la audiencia y del juez de primera instancia. El Promotor, Procurador Fiscal o
simplemente Fiscal, según las disposiciones que rigieron en la época, tenía como función, defender los intereses
tributarios de la Corona, perseguir los delitos, ser acusadores en el proceso penal y asesorar a los órganos
encargados de administrar justicia.227

También en 1813, por Decreto de 23 de junio, se estableció que la Policía de Salubridad, al depender de los
Ayuntamientos de los pueblos, estaba obligada a cuidar la limpieza de las calles, mercados, plazas públicas,
hospitales, cárceles, casas de caridad y beneficencia, la calidad de los alimentos, cementerios, aguas potables o
insalubres y todo aquello que pudiera alterar la salud pública.228

En Los Sentimientos de la Nación de 14 de septiembre de 1813 en su punto 17 se toca lo relativo a la seguridad


pública al establecerse que "a cada uno se le guarden las propiedades y respete en su casa como en un asilo

226
TENA RAMÍREZ, FELIPE, Leyes Fundamentales de México 1808-1985, México, Ed. Porrúa, S.A., 1985, Décimo tercera edición, pp. 60, 96
y 97.
Vid. RAMÍREZ MARÍN, JUAN, Seguridad Pública y Constitución, México, Ed. Porrúa, Facultad de Derecho y Universidad Anáhuac, 2003,
pp.240-241.
227
GARCÍA RAMÍREZ SERGIO, MOLINA PIÑEIRO LUIS, SOBERANES FERNÁNDEZ JOSÉ LUIS Y OTROS, Loc. Cit., p. 15. Vid. V. CASTRO, JUVENTINO,
El Ministerio Público en México, Loc., Cit. p. 24.
228
BARRÓN CRUZ, MARTÍN GABRIEL, Policía y Seguridad en México, México, Ed. Instituto Nacional de Ciencias Penales. Colección
Investigación, 2005, p. 59.

97
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

sagrado señalando penas a los infractores”.229

La Constitución de Apatzingán o Decreto Constitucional para la Libertad de la América Mexicana (1814) que
careciendo de vigencia en la práctica, refiere en su artículo 27 lo referente a la seguridad de los ciudadanos al
establecer que "La seguridad de los ciudadanos consiste en la garantía social: esta no puede existir sin que fije la
ley los límites de los poderes y la responsabilidad de los funcionarios públicos”; por otra parte en forma
específica refiere a la seguridad general y a la protección de todos los ciudadanos, como fin del Estado.230

Para 1822 la Audiencia de México había sido reducida a dos Magistrados Propietarios y un Fiscal, lo que fue
confirmado por Decreto de 22 de febrero de ese año.231

2.2.3 México independiente

Al iniciar el primer imperio con Agustín de Iturbide, no obstante que se había logrado la independencia, las
normas, hábitos y costumbres, estos no podían desaparecer de un momento a otro, y la reglamentación en
materia de seguridad pública sigue por el mismo sendero. De esta manera, durante el Imperio no se dieron
grandes cambios en el sistema de seguridad pública de la Ciudad de México, más bien se presentó una evolución
paulatina, como podrá verse a continuación.

2.2.3.1 Primer Imperio

Al igual que en la colonia, la policía preventiva en las dos primeras décadas del siglo XIX no se encontraba a
cargo de funcionarios y agentes especiales con un sueldo determinado, lo agentes pagados eran muy pocos y su
función era rudimentaria y deficiente. El servicio de seguridad pública era adicional al servicio que prestaban los
empleados municipales y en la mayoría de los casos se requería del auxilio del ejército permanente y de las
milicias locales.232

De esta manera, por Ley Instrucción expedida el 23 de junio de 1813 se deposita en los jefes políticos la facultad
y obligación de velar por la seguridad de bienes y personas en la ciudad y de hacer cumplir el Reglamento de
Policía; mientras que en la Ley de Instrucción de 17 de diciembre de 1813, que fuera posteriormente ratificada y
aceptada en todos sus términos el 16 de julio de 1822, se establecían diversas disposiciones en materia
administrativa.233

229
TENA RAMÍREZ, FELIPE, Leyes Fundamentales de México 1808-1985, Loc. Cit., p. 30. Vid. RAMÍREZ MARÍN, JUAN, Seguridad Pública y
Constitución, Loc. Cit., p. 242. Vid. MARTÍNEZ DOMÍNGUEZ, ALFONSO (Coordinador), Derechos del Pueblo Mexicano. México a través de sus
Constituciones, México, XLVI Legislatura del Congreso de la Unión. Ed. H. Cámara de Diputados, Vol. I, 1967, pp. 35-41.
230
TENA RAMÍREZ, FELIPE, Leyes Fundamentales de México 1808-1985, Loc. Cit., pp. 33 y 35. Vid. RAMÍREZ MARÍN, JUAN, Seguridad
Pública y Constitución, Loc. Cit., p. 242.
231
Vid. V. CASTRO, JUVENTINO, El Ministerio Público en México, Loc. Cit., p. 24. Vid. GARCÍA RAMÍREZ SERGIO, MOLINA PIÑEIRO LUIS,
SOBERANES FERNÁNDEZ JOSÉ LUIS Y OTROS, Historia de la Procuraduría General de la República. Apuntes y Documentos para la Historia de
la Procuraduría General de la República, Loc. Cit., p. 17.
232
MACEDO, MIGUEL S., Apuntes para la Historia del Derecho Penal Mexicano, México, Ed. Tribunal Superior de Justicia del Distrito
Federal e Instituto Nacional de Ciencias Penales. 1a edición, facsimilar, 2010, p. 257.
233
Vid. NACIF MINA, JORGE, La Policía en la Historia de la Ciudad de México (1524-1928), Loc. Cit., pp. 35 y 36. Vid. ALEJANDRO IÑIGO,
Bitácora de un Policía 1500-1582, Loc. Cit., p. 61.
Vid. GARCÍA RAMÍREZ SERGIO, MOLINA PIÑEIRO LUIS, SOBERANES FERNÁNDEZ JOSÉ LUIS Y OTROS, Historia de la Procuraduría General de la
República. Apuntes y Documentos para la Historia de la Procuraduría General de la República, Loc. Cit., p. 17. Vid. V. CASTRO,
JUVENTINO, El Ministerio Público en México, Loc. Cit., p. 24. Vid. CURSO DE ACTUALIZACIÓN A DISTANCIA PARA AGENTES DEL MINISTERIO

98
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

"Las bases de la organización de la policía en el municipio de México fueron fijadas por la Junta Provisional
Gubernativa en Reglamento de febrero de 1822,”234 en el que disponía que cada año el Ayuntamiento designaría
a los regidores que tendrían a su cargo la policía y la vigilancia de cada uno de los cuarteles menores, barrios y
pueblos suburbanos en que la ciudad se dividía, contando con dos vecinos como auxiliares, quienes en cada
ronda se hacían acompañar de otros seis vecinos designados también por los Ayuntamientos, teniendo a su cargo
las siguientes obligaciones:

1. Cuidar el Orden.

2. Vigilar la conducta de los vecinos.

3. Vigilar la regularidad de los servicios públicos.

4. En caso de flagrancia, aprehender a los delincuentes y presentarlos de inmediato ante el Alcalde o en la


cárcel.

5. Rendir los partes correspondientes indicando el nombre los testigos si los hubiere.

6. Asistir a los heridos y remitirlos al hospital.

Para el 31 de agosto de 1827 el ayuntamiento expide una cartilla para el servicio de los auxiliares. Y en 1834, al
caer en desuso las disposiciones del bando de 7 de febrero de 1822, se reproducen sus disposiciones en sus
similares de fecha 4 y 12 de febrero de 1834. El 17 de abril del mismo año se ratificó lo relativo a la aprehensión
de los delincuentes en caso de flagrancia haciéndose la aclaración de que no se podían allanar las casas ni
practicar cateos si no se contaba para ello con la orden de un Juez.

No obstante que los Bandos de 4 y 12 de febrero de 1834 fueron derogados por Bando de 24 de abril de ese
mismo año, la Ley de 7 de febrero de 1822 continuó vigente y fue nuevamente reglamentada por Bando de 28 de
abril de 1834.

En esta misma época el régimen policial se deposita en jueces auxiliares a quienes también se les denominaba
beneméritos públicos y se reglamentan sus funciones. Los jueces tenían por objeto perseguir y prevenir el delito,
impedir desordenes públicos y abatir la vagancia y la prostitución.

Durante estos años, en materia de prevención del delito y de cultura cívica o buen gobierno, se dio un especial
cuidado en prevenir y perseguir la portación de armas, el uso de bebidas alcohólicas así como la vagancia y la
mendicidad ya que se consideraba que estos hechos constituían "el primer período de la carrera del crimen o el
disfraz de los delincuentes de profesión”.235

De aquí, y con respecto a las armas y ante la ausencia de leyes, se adoptó un sistema restrictivo consistente en
exigir a quien las portaba la licencia correspondiente expedida por el Gobernador o por los Alcaldes

PÚBLICO EN ACTIVO, México D.F., Procuraduría General de la República. Instituto de Capacitación. Antología. T. 1. 1a edición, 1995, p. 29.
234
MACEDO, MIGUEL S., Loc. Cit., pp. 257 y 258.
235
Ibid., pp. 251 y 252.

99
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Municipales. De tal forma que para 1831 se lamentaba la facilidad con que se expedían dichas licencias, así
como las trabas que la Corte Suprema ponía a los Alcaldes y a los Jueces para la imposición de penas por la
portación de armas, las que en muchas ocasiones quedaban sin efecto o este resultaba ineficaz por lo tardío del
procedimiento que se sustanciaba.

En cuanto a la vagancia, el esfuerzo resultó ser más serio ya que el tres de marzo de 1828 se expidió una ley que
consideraba como delito a la vagancia, definiéndola en su artículo sexto, como la ociosidad o falta de dedicación
a trabajo útil y honesto, imponiendo como pena el servicio en la marina o en el ejército hasta por cuatro años a
los adultos, mientras que a los menores de dieciséis años, se les enviaba a casas correccionales o en aprendizaje
con maestros elegidos por la autoridad. El procedimiento era sumario, se llevaba ante el Alcalde Primero y dos
regidores del ayuntamiento y era apelable ante el Alcalde Segundo y dos vecinos, uno designado por el Síndico
del Ayuntamiento y otro por el reo.

Por lo que a la mendicidad respecta, se prohibió pedir limosna en las puertas de los templos, en las plazas, en las
calles, paseos y otros lugares públicos y se abrió en el Hospicio de Pobres, un área encargada de atender a las
personas verdaderamente necesitadas.

En lo que a las bebidas alcohólicas se refiere y para el efecto de prevenir la embriaguez, se permitió el expendio
en las tabernas, solo a las horas en que podía vigilar la policía, se evitó que se convirtieran en lugares de
atracción y recreo y se procuró darles cierta incomodidad.

Algo que también se había señalado en 1810, cuando el cuerpo de curas de la capital promovió que se dictasen
providencias para evitar la embriaguez. Por lo que se ordenó que las vinaterías cerraran a las nueve de la noche y
se prohibió que las mismas y las pulquerías se abrieran los domingos y días festivos antes de la una de la tarde,
imponiéndose a los hombres, penas consistentes en realizar obras públicas y a las mujeres servicio de cárceles
cuando se les encontrare tirados o haciendo escándalo en la vía pública.

A partir de esa fecha se dieron diversas restricciones para vender bebida alcohólicas o concediendo autorización
para su venta con diversas restricciones y en diciembre 8 de 1833, luego de que el gobernador José María Tornel
había ordenado la clausura de los expendios de bebidas embriagantes de bajo precio establecidos en accesorias y
corrales, el 18 de diciembre y ante la presión de los tratantes en pulque, dio marcha atrás afirmando que es
"deber de los funcionarios de un país libre, sacrificar sus opiniones en obsequio del bien público”. 236

2.2.3.2 Etapa Presidencial

Con Guadalupe Victoria (Miguel Fernández Félix) se inicia la reestructuración de la policía a partir de su objeto,
ya que hasta ese momento se le seguía considerando como sinónimo "de buen gobierno”. Por lo que por Bando
de Policía y Buen Gobierno de 7 de febrero de 1825 se dejaron ver en 50 artículos las ideas de orden y limpieza
que requería la Ciudad de México y hacía extensivo el artículo primero de la Ley de 27 de septiembre de 1823,

236
Ibídem, pp. 252 - 255.

100
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

que regulaba lo concerniente al delito de robo a cargo de ladrones en cuadrilla y de ladrones comunes.

Al no existir en ese tiempo una organización judicial que pudiera hacer frente a los procesos que se seguían a los
delincuentes, se estableció en este ordenamiento que todos los responsables de la comisión de ilícitos, serían
juzgados militarmente, y consideró además dos formas de policía: la administrativa que dependía del
Ayuntamiento y la militar que emanaba del ejército.

Con la Constitución Federal de los Estados Unidos Mexicanos de 1824, se integró la Suprema Corte de Justicia
con once ministros distribuidos en tres salas, y un fiscal. 237

Posteriormente, por Ley de 14 de febrero de 1826 se considera como necesaria la intervención del Ministerio
Público Fiscal en todos los asuntos penales (criminales) en los que participe la Federación, así como en los
conflictos de jurisdicción para entablar o no el recurso de competencia. En esta misma ley, se establecen las
bases de la organización de la Corte, señalando la competencia de cada Sala y el número de instancias de los
juicios, fijando tres para los de mayor gravedad, dos para las causas criminales y tres si la segunda presentaba
diferencias sustanciales con la primera.238

En Decreto de 20 de mayo de ese mismo año, se profundiza más sobre la figura del Ministerio Fiscal, a quien se
le otorga la facultad de visitar las cárceles semanalmente.

En lo que a la materia de seguridad se refiere, en mayo 23 de 1826 se creó un cuerpo de policía que tenía como
función el vigilar la ciudad constituyéndose en el antecedente más directo de lo que hoy en día son los cuerpos
de policía. A este nuevo grupo policial se le conoció como Cuerpo de Policía Municipal o de Celadores Públicos
y dependía directamente del Ayuntamiento.239

Con el establecimiento de la Primera República en 1827, la ciudad es dividida en cuarteles y se incrementa la


vigilancia. Un nuevo reglamento sienta las bases del régimen policial, uniformándose a los policías al estilo
francés, por lo que se les da el calificativo de gendarmes palabra que se deriva de los vocablos “gens d' arms".
Surgieron con este nuevo sistema vicios y atropellos y ante la crítica terminó por disolverse. Sin embargo, a
partir de ese momento el término gendarme se consideró como sinónimo de policía. Y en ese mismo año
desaparece el cuerpo de alguaciles que servía de apoyo a los alcaldes ordinarios.

237
GARCÍA RAMÍREZ SERGIO, MOLINA PIÑEIRO LUIS, SOBERANES FERNÁNDEZ JOSÉ LUIS Y OTROS, Historia de la Procuraduría General de la
República. Apuntes y Documentos para la Historia de la Procuraduría General de la República, Loc. Cit., p. 18. En este sentido de cosas, se
señala en el artículo 125 de la Constitución de 1824, que los requisitos para ser fiscal, lo eran estar instruido en la ciencia del Derecho de
acuerdo a las legislaturas de los Estados, tener la edad de treinta y cinco años cumplidos, ser ciudadano natural de la República o haber
nacido en cualquier parte de Hispanoamérica, con tal de que se tuviese la vecindad de cinco años cumplidos en el territorio de la República,
mientras que en el 126 se regula la inamovilidad del Ministerio Público. Vid. V. CASTRO, JUVENTINO, El Ministerio Público en México, Loc.
Cit., pp. 24 y 25. Vid. PROCURADURÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA, Curso de actualización a distancia para agentes del Ministerio Público
en activo, México, Instituto de Capacitación, Antología, T. 1. 1a edición, 1995, p. 30.
238
MACEDO, MIGUEL S., Apuntes para la Historia del Derecho Penal Mexicano, Loc. Cit., p. 250.
239
NACIF MINA, JORGE, La Policía en la Historia de la Ciudad de México (1524-1928), Loc. Cit., p. 52. El cuerpo de Celadores Públicos,
“estuvo compuesto por 250 miembros, divididos en 150 de a pie y 100 a caballo, teniendo los primeros un sueldo de 25 pesos mensuales y
los segundos 35 mensuales; estaban supeditados a tres jefes: un cabo superior, y dos subalternos con un sueldo de 1880 pesos y 1200
pesos anuales; manifestando que los mismos no gozarían de fuero y el nombramiento lo haría el Gobernador del Distrito quien podría
despedirlos a su arbitrio si fuere necesario”. Vid. V. CASTRO, JUVENTINO, Loc. Cit., p.25. Vid. GARCÍA RAMÍREZ SERGIO, MOLINA PIÑEIRO LUIS,
SOBERANES FERNÁNDEZ JOSÉ LUIS Y OTROS, Historia de la Procuraduría General de la República. Apuntes y Documentos para la Historia de
la Procuraduría General de la República, Loc. Cit., p. 18. Vid. PROCURADURÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA, Curso de actualización a
distancia para agentes del Ministerio Público en activo, Loc. Cit., p. 30.

101
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

En las postrimerías del gobierno de Guadalupe Victoria, en diciembre de 1828, se expide un "Reglamento de
Vigilantes del Orden Público”240 por el que, y ante el escaso presupuesto con el que se contaba para crear grupos
de seguridad suficientes en número y calidad para hacer frente a la creciente delincuencia, se optó por dar mayor
participación a la sociedad en materia de seguridad pública.

Dicho reglamento fue expedido por José María Tornel y Mendivil, gobernador y diputado al Congreso de la
Unión por el Distrito Federal y en el mismo, la participación vecinal se regulaba de la siguiente manera:

1. La verificación (ratificación) de los nombramientos de los vigilantes de orden público, quedaba a cargo
de por lo menos 20 individuos cabezas de familia.

2. Los ciudadanos estaban obligados a cuidar el orden y a dar parte a las autoridades de las faltas que
noten.

3. Los ciudadanos están obligados a prestar auxilio a los vigilantes y personas encargadas del orden en la
conservación de éste y la aprehensión de los malhechores.

4. La obligación a cargo de las cabezas de familia de tener una boleta de seguridad expedida por regidor.241

5. Por cada calle se designarán cuatro vecinos nombrados por el vigilante para que diariamente ronden y
vigilen durante todo el día la zona que habitan.

6. Se autorizaba a los vecinos que integraban la ronda a portar un sable como distintivo de su encargo.

En el período gubernamental de Vicente Guerrero los adelantos que se presentaron en materia de seguridad
pública se enfocaron sólo en modificar el

Reglamento de Incendios. En él, se tomaron diversas medidas de seguridad a efecto de evitar que se iniciaran
incendios en inmuebles que en su interior contaran con hornos o cocinas; o bien, comercios que por la naturaleza
de los productos que ofrecían, tales como tlapalerías o aquellas tiendas donde se expendiera carbón, leña o
aceite, fueran más proclives a incendiarse.

Poco antes del gobierno de Anastasio Bustamante, el 29 de diciembre de 1829, se expide un reglamento para
celadores públicos y alumbrado el que, constando de 27 artículos, presenta una reestructuración administrativa
de los guardafaroles, a quienes integra al cuerpo de celadores públicos, suprimiendo así las plazas de Guarda
Mayor del Alumbrado, su Teniente y ocho plazas de Cabos de Guarda-Serenos y estableciendo también que el
nombramiento del Cabo Superior era facultad exclusiva del Gobernador del Distrito. También reglamentaba la
forma en que deberían prestar su servicio dichos funcionarios.
240
Reglamento de Vigilantes del Orden Público dado en Méjico a 20 días de diciembre de 1828. Vid. BARRÓN CRUZ, MARTÍN GABRIEL,
Policía y Seguridad en México, p.211. Este autor refiere que los Vigilantes de Orden Público, eran los mismos vecinos que se obligaban a
velar por el cumplimiento de todas las leyes de policía y cuidar de evitar riñas y violencias que no pueden ser toleradas en un “pueblo de
hermanos que obedece a la autoridad y a la ley”. Tenían también como obligación contribuir al completo restablecimiento del orden, de tal
forma que las cosas volvieran al estado que tenían antes, contando para ello con el deseo de todos los buenos mexicanos en el sentido de
que las leyes se cumplan.
241
Las boletas de seguridad las expedía el regidor y en las mismas se hacía constar que su portador era una persona de buena conducta y
de vida honesta.

102
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Para concluir el período presidencial de Manuel Gómez Pedraza, de enero a marzo de 1833 se dictaron diversas
medidas relevantes en materia de seguridad pública. Dentro de las que destacan las relativas a la limpieza y aseo
de la ciudad para evitar la propagación del cólera, para la fluidez del tránsito, multas a quienes ensucien o
maltraten paredes, puertas de los zaguanes y cocheras, rejas de los balcones y ventanas y los marcos de las
vidrieras que tengan vista a la calle, así como para evitar pintas de muñecos, animales o cualesquiera otras cosas
o figuras (grafitis), entre otras determinaciones.

En 1834, en Ley expedida el 22 de mayo, se menciona de la existencia de un Promotor Fiscal en cada Juzgado
de Distrito, nombrado como el de Circuito y yo con las mismas funciones. 242

Y en 1836, durante la administración de Justo Corro, se intentó reordenar la administración de la ciudad


mediante el Reglamento Provisional para el Gobierno Interior de los Departamentos, que poco trataba sobre el
tema de seguridad pública asignándoles a la policía funciones que además de la seguridad, se encontraban
relacionadas con la salubridad, la limpieza y el ornato. Un año después, en Ley expedida el 23 de mayo, se
indicaba: "el Fiscal tendrá el tratamiento de Señoría”. Además, detallaba el modo de suplir sus faltas, fijaba su
sueldo e imponía la necesidad de su intervención en los negocios judiciales seguidos en la Corte Suprema, así
como en los Tribunales de los Departamentos”.243

En 1838 durante la administración de Anastasio Bustamante se reiniciaron los trabajos de los cuerpos de policía
y con el fin de mantener del orden público la junta del Departamento de México, se establecieron (7 de abril de
1838) los cuerpos de policía municipal de vigilantes nocturnos y diurnos mediante la expedición del reglamento
respectivo que hacía mención de:

1. El establecimiento de un cuerpo de policía montada denominado de seguridad pública compuesto por


dos jefes subalternos con la denominación de primero y segundo, ocho cabos, uno para cada cuartel
mayor y 114 vigilantes montados.

2. La designación de un jefe superior bajo la denominación de Prefecto de Distrito y bajo cuyas órdenes y
mando estarían sujetos todos los funcionarios que dependerían del cuerpo de seguridad pública.

3. El objeto del grupo de seguridad pública que consistía en brindar seguridad a las personas y bienes de
los habitantes del Distrito, evitar toda clase de excesos, perseguir y aprehender a los delincuentes y
conservar la tranquilidad pública.

4. La forma de prestar el servicio, estableciéndose las obligaciones en su ejercicio a cada uno de los
elementos de la seguridad pública.

242
Vid. PROCURADURÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA, Curso de actualización a distancia para agentes del Ministerio Público en activo, Loc.
Cit., p. 30. Vid. V. CASTRO, JUVENTINO, El Ministerio Público en México, Loc. Cit., p. 18.
243
GARCÍA RAMÍREZ SERGIO, MOLINA PIÑEIRO LUIS, SOBERANES FERNÁNDEZ JOSÉ LUIS Y OTROS, Historia de la Procuraduría General de la
República. Apuntes y Documentos para la Historia de la Procuraduría General de la República, Loc. Cit., p. 19 Vid. PROCURADURÍA
GENERAL DE LA REPÚBLICA, Curso de actualización a distancia para agentes del Ministerio Público en activo, Loc. Cit., p. 30. Vid. V.
CASTRO, JUVENTINO, El Ministerio Público en México, Loc. Cit., p. 25.

103
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

5. El uso del arma de cargo, permitiéndoles la utilización de la misma en los casos de "peligrosa agresión”
o "abierta y tenaz resistencia” o bien, "cuando absolutamente no pudieran hacerse respetar de otro
modo”.

6. Las obligaciones a cargo de los Cabos y del Jefe Superior.

7. Las penas a imponerse por ausencia y mal servicio.244

En las Bases Orgánicas de la República Mexicana, dictadas en 1843 se establece que la Suprema Corte de
Justicia se compondrá de un fiscal y genera además la figura de fiscales generales que habrán de hacerse cargo
de los negocios de hacienda y de otros que por su naturaleza se consideren de interés público.245

En 1846, bajo el gobierno de Valentín Gómez Farías, se publicó el Bando de Policía Preventiva y Seguridad del
Distrito Federal, que contenía diversas normas para prevenir la comisión de ilícitos y proteger a los habitantes de
la ciudad mediante la reforma de los órganos de policía y la creación de nuevas disposiciones. Se trata ya en este
Bando la prevención del delito que debe darse "a partir de evitarlo mediante el cuidado mutuo de los ciudadanos,
combinando su interés con el público”, ya que las fuerzas denominadas de policía únicamente pueden servir de
auxiliares, sin que ellas sean bastantes para impedir los delitos.

En este tenor, dicho Bando regula cinco puntos fundamentales:

1. El establecimiento de Junta Superior de Policía.


2. Las obligaciones a cargo de los ayudantes de los Jefes de Manzana.
3. Los procedimientos a seguir ante la comisión de un delito.
4. El procedimiento a seguir por todo Jefe de Manzana ante la comisión de un delito grave.
5. El término de las comisiones de los Jefes de Cuartel, los Jefes de Manzana y los ayudantes, así como el
procedimiento de reelección en estas funciones.

Por otra parte, desde el inicio del gobierno de José Joaquín Herrera (1848), se externó la preocupación por la
seguridad de la población por lo que se consideró el establecimiento de "un cuerpo considerable de policía que
guardara el orden y disminuyera el alto grado de delincuencia, generándose las garantías suficientes a los
ciudadanos”.246 Siendo así como se forma un cuerpo de policía dividido en dos secciones: la de oficiales de
policía; y la de guardias municipales. Este cuerpo se encontraba encabezado por un Jefe de Policía, dos agentes
primero y otros tres más, uno tercero, otro cuarto y otro quinto agentes, 81 oficiales, 80 guardias de pie y 20
caballos, y sus funciones iban dirigidas a la vigilancia sobre la seguridad, el orden y el aseo de la ciudad.

Con la creación del órgano de policía referido y a efecto de evitar duplicidad de funciones, se cancelaron del

244
NACIF MINA, JORGE, La Policía en la Historia de la Ciudad de México (1524-1928), Loc. Cit., pp.65-79.
245
GARCÍA RAMÍREZ SERGIO, MOLINA PIÑEIRO LUIS, SOBERANES FERNÁNDEZ JOSÉ LUIS Y OTROS, Historia de la Procuraduría General de la
República. Apuntes y Documentos para la Historia de la Procuraduría General de la República, Loc. Cit., p. 19.
246
NACIF MINA, JORGE, La Policía en la Historia de la Ciudad de México (1524-1928), Loc. Cit., p. 85. Vid. ALEJANDRO IÑIGO, Bitácora
de un Policía 1500-1582, Loc. Cit. p. 87. Vid. BARRÓN CRUZ, MARTÍN GABRIEL, Policía y Seguridad en México, Loc. Cit., p. 212, quien nos
dice: “En 1858, al crearse la Guardia Civil, se le adjudicó como misión primaria el sostenimiento del orden público y la defensa de las
poblaciones”.

104
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

ramo de alumbrado las funciones del Guarda Mayor, del Teniente y del Escribiente y el cuerpo de Celadores de
Policía. Aunque ese mismo año se expidió el Reglamento para el mejor servicio de la policía municipal, en el
que se establecía quién podía ser Regente de Policía y cuáles eran sus funciones y obligaciones.

En atención a que la gran parte de los esfuerzos realizados en materia de seguridad pública y las disposiciones
relacionadas con la misma, habían caído en desuso y eran objeto del desprecio público, dada la carencia de una
vigilancia constante y eficaz, en mayo de 1850 se emite el Reglamento de los Guardas Diurnos del Distrito
Federal que integrada por 32 cabos y 96 guardas, tendría a su cargo el ornato, el orden, la seguridad y el aseo de
la ciudad. 247

El 17 de enero de 1853 se expide la Ley Cevallos, la cual reconoce la intervención del Ministerio Fiscal en la
segunda instancia. Meses después, el 6 de diciembre, entra en vigor la Ley Lares por la que se organiza el
Ministerio Fiscal como parte del poder ejecutivo. Esta ley impone que el Fiscal sea escuchado cuando existiere
duda u obscuridad sobre el sentido de la ley. Además se crea un Procurador General cuya función fundamental,
era representar los intereses del gobierno. 248

También en este año, con Antonio López de Santana, se expide un Decreto de Gobierno por el que se
suprimieron las ocho Prefecturas de Policía dando origen a una Superintendencia dependiente del Gobernador de
Distrito Federal. Dos años más tarde, el 11 de enero en 1855, se expidió el Reglamento de la Superintendencia o
Reglamento del Decreto del 9 de noviembre de 1854, en el que se establece que al mando de la policía se
encuentra un Superintendente designado por el Supremo Gobierno y subordinado al Gobernador del Distrito,
quien estaba facultado para intervenir en todos sus actos, revisarlos y suspender su ejecución cuando así lo
estimare procedente, así como proteger a la población y mejorar el servicio público de la policía, elaborar el
censo general de población, formar el catastro de los 32 cuarteles de la ciudad y asegurar la salud pública de los
habitantes de la ciudad. Entre sus funciones principales, se cuentan las de:

1. Hacer cumplir todas las leyes y disposiciones de policía.

2. Proponer la creación de nuevas leyes relacionadas con el servicio de policía.

3. “Refundir” en una sola, las diversas disposiciones dictadas en diferentes épocas sobre la misma materia
de policía.

4. Ejecutar todas las órdenes que se le comuniquen del Supremo Gobierno o del Gobernador del Distrito.

5. Establecer el registro del estado civil de las personas.

6. Dictar todas las medidas necesarias para formar la estadística completa y el catastro de los 32 cuarteles
de la ciudad de México.

247
BARRÓN CRUZ, MARTÍN GABRIEL, Policía y Seguridad en México, Loc. Cit., p. 109. Vid. GARCÍA RAMÍREZ SERGIO, MOLINA PIÑEIRO LUIS,
SOBERANES FERNÁNDEZ JOSÉ LUIS Y OTROS, Historia de la Procuraduría General de la República. Apuntes y Documentos para la Historia de
la Procuraduría General de la República, Loc. Cit., p. 19.
248
Vid. V. CASTRO, JUVENTINO, El Ministerio Público en México, Loc. Cit., p. 25.

105
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

7. Atender la salubridad de la ciudad de México:

a) Tomando las medidas necesarias para prevenir o detener el desarrollo de las epidemias.

b) Hacer y observar las leyes y reglamentos relativos a inhumaciones de cadáveres y a panteones.

c) Alejar de la población los cadáveres de animales así como los residuos y materias corrompidas que resulten
de los rastros.

d) Procurar que oportunamente se hagan las limpias de las atarjeas, canales y zanjas. 249

e) Vigilar y hacer visitar las partidas de los animales en que se sospeche haya alguna enfermedad y mandar
darles muerte.

f) “Aprehender” y destruir los comestibles echados a perder que se encuentren en todo tipo de comercios.

g) Mantener fuera de la ciudad, en los suburbios, las tocinerías, las fábricas de almidón, de cola, de fundición
de sebo y todos los talleres, laboratorios y fábricas o manufactureras que resulten insalubres o peligrosas.

h) Encargarse del asilo de mendigos y de la corrección de jóvenes.

i) Ejecutar las leyes que regulen la mendicidad.

j) Encargarse de la administración de prisiones, casas de detención y corrección.

Con lo anterior, se aprecia que a la policía se encargaban otras funciones que en la actualidad corresponden a las
áreas de gobierno, salubridad, ecología, asistencia social, registro civil y estadística de la administración pública.
Inclusive se le asignaban labores de legislación, las que distan mucho de las que actualmente se encargan hoy en
día a esta Institución.

También en ese mismo año, “Juan Álvarez da una ley, aprobada posteriormente por Ignacio Comonfort, que
establecía que los promotores fiscales no podían ser recusados, y se les colocaba en la Suprema Corte, en los
Tribunales de Circuito, y más tarde se les extendió, por Decreto de 25 de abril de 1856, a los Juzgados de
Distrito.”250

Dos años después (1857), Ignacio Comonfort creó un nuevo cuerpo de policía al que se denominó Guardia de
Seguridad. Éste se integraba con cuarenta elementos, a los que se llamaban Celadores, y se encargaban de vigilar
los cuarteles y las manzanas.

En enero 16 de este mismo año, se expidió la "Ley Orgánica de la Guardia de Seguridad Pública", en la que se
estableció que la misma dependía del Ministerio de Gobernación y tenía como objetivos: conservar la
tranquilidad pública, proteger las personas y las propiedades, cuidar el orden en las poblaciones, vigilar los
caminos, prevenir los delitos, perseguir a los malhechores, auxiliar a las autoridades en la ejecución de las leyes
249
Reglamento del Decreto de 9 de noviembre de 1854. Policía en General 1852 a 1865. T. 7. Expedientes 410 al 503. Archivo Municipal de
México, pp. 1-16.
250
V. CASTRO, JUVENTINO, El Ministerio Público en México, Loc. Cit., p. 25.

106
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

y escoltar los caudales públicos.

Esta Guardia de Seguridad Pública no obstante que jurídicamente dependía de la Secretaría de Gobernación, era
paramilitar, derivaba del ejército que la controlaba y ejercía sus atribuciones por encima de las de la policía251.

Además, en esta época se conoce de dos Decretos más: el de Creación de la Guardia Civil en 1858, que tenía a
su cargo mantener el orden público y defender a las poblaciones y el de Creación del Cuerpo de Policía Rural en
1861, que dependía del Ministerio de Guerra.252

2.2.3.3 Segundo Imperio

Poco antes de que Maximiliano tomara posesión, se designó como Regente a Juan N. Almonte, quien con
funciones de administración creó una policía de seguridad para la Ciudad de México, toda vez que se hacía muy
necesaria la vigilancia pública (principal preocupación de la referida Regencia).

Para crear dicha policía, el Subsecretario de Estado y del Despacho de Gobernación, expidió un decreto por el
que además de establecer la Policía de Seguridad para el Distrito de México, determinó que dicha policía se
encontraría supeditada a un jefe superior nombrado por la Regencia del Imperio. En el mismo documento, se fijó
el sueldo del Jefe Superior, así como sus atribuciones y deberes, señalando además las obligaciones a cargo de
cada uno de los funcionarios de los cuarteles.

En esta época, se recomendaba a la policía,253 integrada por inspectores, subinspectores, ayudantes de acera y
guardas diurnos y nocturnos, que procuraran que se observaran reglas ya expedidas y contenidas en los bandos
de policía, referentes a asuntos de salubridad e higiene que debían contemplarse en las calles.

En 1860, Ignacio Zaragoza, General Segundo en Jefe y Cuartel Maestre del Ejército Federal, con el objeto de
"atender la seguridad pública en la población”, restablecer el sosiego y la tranquilidad y corregir los abusos que
se cometen por algunos malos individuos que toman el nombre del ejército para encubrir sus crímenes, dio a
conocer a la población un Decreto con el siguiente artículo:

"Artículo único.- Todo el que se aprehenda con algún robo, cualquiera que sea su cantidad y sea cual fuere la
clase a que pertenezca, sin más averiguación, será pasado en el acto por las armas. Cuartel General en México, a
27 de diciembre de 1860. Ignacio Zaragoza’.254

En esta época, el emperador Maximiliano promulgó las garantías del gobernado (1 de noviembre de 1863), que
limitaban formalmente las potestades punitivas del Estado. Fueron los tiempos, como lo aprecia Eduardo
Galeno,255 cuando los grupos en conflicto dictaban iguales leyes.

El 26 de marzo de 1864, el Decreto por el que se Crea la Policía de Seguridad para el Distrito de México, es

251
BARRÓN CRUZ, MARTÍN GABRIEL, Policía y Seguridad en México, Loc. Cit., p. 119.
252
Ibídem.
253
DIARIO EL SIGLO DIECINUEVE. Sexta Época, año vigésimo tercero. T. quinto. Número 844. México, viernes 8 de mayo de 1863, p. 6.
254
L. TAMAYO JORGE (SELECCIÓN Y NOTAS), Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia, México, Ed. Presidencia de la
República. México, 1974, 1a. Edición, T. IV., p. 46.
255
GALENO EDUARDO, Memoria del Fuego, Vol. II, Las Caras y las Máscaras, P edición, México, Siglo XXI Editores, 1991.

107
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

adicionado al establecerse en el mismo una división de la Ciudad en nueve cuarteles, para distribuir en ellos a los
Policías de Seguridad, dando la vigilancia necesaria a la población y delimitando el Órgano Policial, que
quedaba bajo las órdenes de un Comisario Central.256

El efímero gobierno imperial, tan efímero como las Repúblicas que lo habían precedido, abrió el cauce a la
conciencia liberal e inició la movilización de la opulencia colonial acumulada en manos de la iglesia. Es en este
periodo con Maximiliano de Habsburgo se emiten diversos reglamentos tendientes a dar un marco jurídico
adecuado a la seguridad pública, entre los que podemos señalar se encuentran: el de alumbrado, el de guardas
nocturnas, el del servicio vecinal de policía y orden para la ciudad de México, el de tránsito y el de calles.

En éste sentido, en el de alumbrado y guardas nocturnos se estableció como objetivo principal que la policía
cuidara las calles durante la noche, estableciéndose así mismo que el cuerpo policial se integraría por un Guarda
Mayor diez Cabos de Escuadra y dos de Vigilancia. En este reglamento se regulaba también el uso de la fuerza
estableciéndose que sólo en caso de legítima defensa se podía afectar físicamente al sospechoso o detenido y se
establecía (como a la usanza moderna) la imposibilidad para el policía de llevar a cabo consignaciones directas,
por lo que se encontraba obligado a presentar a los detenidos a la Diputación ante la Guarda Mayor para que en
ese lugar esta autoridad se encargara de realizar la consignación. 257

Por su parte, en el Reglamento Sobre el Servicio Vecinal de la Policía y Orden para la Ciudad de México,
publicado el 15 de mayo de 1865, se estableció fundamentalmente:

1. El respeto a la división por cuarteles con sus manzanas y aceras que ya se tenía establecido para la
ciudad.

2. La obligación a cargo de cada uno de los regidores de los cuarteles (hoy jefes de sector) de designar
como funcionario inmediato inferior al de Teniente de Cuartel a otro vecino del lugar por cada acera
bajo el cargo de ayudante de acera.

3. Las facultades, atribuciones y obligaciones a cargo de los Jefes de Cuartel, Jefes y Ayudantes.

4. Las obligaciones a cargo de los vecinos y de la población en general entre las que destaca la de dar aviso
a la autoridad de sus cambios de domicilio a efecto de evitar convertirse en sospechosos.

Además de los referidos reglamentos se expidió también el 1 de noviembre de 1865 la "Ley sobre Policía
General del lmperio", donde se nombró un comisario general y se designaron 40 Comisarios Imperiales, así
como Prefectos suficientes para hacer cumplir los reglamentos de policía y se creó en febrero de 1865, la Policía
Secreta. 258

En ese mismo año se difundió el Estatuto Provisional del Imperio Mexicano y la Ley Orgánica sobre la

256
BARRÓN CRUZ, MARTÍN GABRIEL, Policía y Seguridad en México, Loc. Cit.
257
NACIF MINA, JORGE, La Policía en la Historia de la Ciudad de México (1524-1928), Loc. Cit. pp. 121-123.
258
BODENHEIMER, EDGAR, Teoría del Derecho, Loc. Cit., p. 51. Vid. ALEJANDRO IÑIGO, Bitácora de un Policía 1500-1582, Loc. Cit.,
pp.91 y 92.

108
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Administración Departamental Gubernativa. En ellas se consignaban términos para poner a disposición a los
reos y para que los jueces los declararan "bien presos” (actualmente auto de formal prisión o de sujeción o
vinculación a proceso) y se determinaban las funciones de la administración en materia de seguridad pública,
destacando que la Administración está obligada a:

1. Hacer cumplir las leyes, decretos y órdenes del gobierno para conservar la tranquilidad y el orden
público.

2. Respetar y hacer respetar las garantías individuales.

3. Ejercer las funciones propias de la policía general.

4. Vigilar el servicio de la policía municipal.

5. Vigilar la conducta de los agentes de policía.

6. Procurar la aprehensión de los delincuentes.

7. Requerir el auxilio de la fuerza pública con el objeto de restablecer la tranquilidad de los pueblos.

8. Imponer multas hasta de trescientos pesos o tres meses de prisión o sujetar a la realización de obras
públicas a quienes infrinjan los reglamentos de policía.259

2.2.3.4 México Liberal

Con la llegada de don Benito Juárez al poder, se expide el 2 de marzo de 1867 el Reglamento de la Policía de la
Ciudad de México, en el que se establece el cargo de Inspector General de Policía en el Distrito Federal (hoy
Secretario de Seguridad Pública o Superintendente General) y en el mismo se establecen:

1. Las facultades y obligaciones del Inspector General de Policía que ya más identificadas con el concepto
moderno de seguridad pública se enfocaban a: mantener el orden público; vigilar la estricta observancia
de las disposiciones de policía y buen gobierno (hoy cultura cívica) en el Distrito y principalmente en la
capital de México; cuidar eficazmente de las propiedades; proseguir con toda actividad a los ladrones y
malhechores (persecución e investigación del delito); auxiliar a las autoridades políticas en la
conservación del orden y persecución de malhechores (actualmente auxiliar al ministerio público en la
persecución e investigación del delito); y una más por la que se obviaban las figuras de lo que hoy
conocemos como juez cívico y agente del ministerio público, ya que se le facultaba para imponer
directamente arrestos y multas correccionales a quienes incurrían en infracciones de policía o faltas de
respeto a la autoridad y para arrestar a los perturbadores del orden o aquellos respecto de los que

259
BARRÓN CRUZ, MARTÍN GABRIEL, Policía y Seguridad en México, Loc. Cit., pp. 212 y 213. Señala este autor que en este ordenamiento se
ordenaba que si la autoridad administrativa hiciese la aprehensión (función actual del Ministerio Público), deberá poner dentro del tercer día
a disposición del juzgador, acompañando los datos correspondientes (en la actualidad el llamado “pliego de consignación”) y si el juzgador
encontrase mérito para declararlo bien preso (en la actualidad: “auto de sujeción a proceso”, “auto de plazo constitucional” o “auto de formal
prisión”), lo hará a más tardar dentro de cinco días (en la actualidad: 72 horas), siendo caso de responsabilidad la detención que pase de
estos términos.

109
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

hubiere indicios de haber cometido algún delito con la única salvedad de que los debía someter a los
tribunales competentes (es decir, realizaba en forma directa y sin intermediación de burócrata alguno la
consignación a los juzgadores).

2. El sueldo que debía percibir el Inspector General.

3. La dependencia directa del Gobierno del Distrito y la facultad de informar directamente para el caso
urgente al ministerio de gobernación o el de guerra.

4. La estructura burocrática con que contaría, consistente en 4 ayudantes designados por el propio
Inspector General de la Policía con la aprobación del Gobernador del Distrito Federal (hoy
subsecretarios que designa el Secretario de Seguridad Pública y aprueba el Jefe de Gobierno).

Ante el creciente índice de criminalidad en los caminos que conducían a la ciudad, a manos de bandoleros y
gavilleros como resultado de las luchas intestinas que en esa época se presentaban en el país, por decreto del 21
de enero de 1869, se suspendieron las garantías de los delincuentes y se creó un cuerpo de policía rural para
hacer frente a éste tipo de delincuentes.260

Dos años después (15 de junio de 1869), se expide la Ley de Jurados en la que independientes unos de los otros
y sin constituir una Institución, Dependencia u Organismo gubernamental, se establecen tres Procuradores que
estaban desvinculados de la práctica civil y se les denominaba representantes del Ministerio Público.261

En mayo primero de 1871 Juárez autoriza que entre en vigor el Reglamento para Celadores de Policía que fuera
aprobado en sesión de cabildo el 9 de diciembre de 1870, mismo que establecía el número de Celadores, Cabos
Primeros y Segundos que deberían existir, sus sueldos y respectivas obligaciones. También se crea un cuerpo de
policía reservado y en el 15 de abril de 1872 se expide el Reglamento de la Policía de la Ciudad de México y del
Distrito Federal, en el que se establecen los turnos de vigilancia a cargo de la policía y se realizan estudios para
mejorar y profesionalizar el Cuerpo de Bomberos.

Al igual que en otras épocas, se dejó también a cargo de la policía la necesaria obligación de vigilar el aseo y
orden de las actividades de los ramos municipales y se consignó además como obligaciones a cargo de la misma,
prevenir los delitos, descubrir los que se hubieren cometido, aprehender a los criminales, y proteger a las
personas y propiedades, es decir, le eran inherentes las facultades de prevención, investigación y persecución del
delito.262

260
L. TAMAYO JORGE (SELECCIÓN Y NOTAS), Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia, Loc. Cit., pp. 579 y 580. Veintiún
años antes, como Gobernador de Oaxaca, Don Benito Juárez , ya se había percatado de este problema al señalar en el discurso que
pronunció en el acto de apertura de las sesiones del VIII Congreso Constitucional del Estado señalando que no obstante el esfuerzo que
han desplegado los gobernadores de los Departamentos para la persecución de los salteadores, “para que esta seguridad pueda afianzarse
más, sería muy conveniente que en todos los pueblos situados en las inmediaciones de los principales caminos hubiese organizada, para
custodiarlos, una fuerza de policía rural armada, municionada y pagada por el tesoro público. De esta manera se ahuyentarán los
malhechores, o serán aprehendidos luego que cometan algún crimen.”
261
PROCURADURÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA, Curso de actualización a distancia para agentes del Ministerio Público en activo, Loc. Cit.,
p. 31. Vid. V. CASTRO, JUVENTINO, El Ministerio Público en México, Loc. Cit., p. 26.
262
NACIF MINA, JORGE, La Policía en la Historia de la Ciudad de México (1524-1928), Loc. Cit., pp. 129-134. Vid. BARRÓN CRUZ, MARTÍN
GABRIEL, Policía y Seguridad en México, Loc. Cit., p. 213.

110
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Existió también la Guardia Nacional y fue utilizada para defender el sistema federal, hizo uso de ella Francisco
García Salinas en Zacatecas para combatir los desmanes del gobierno centralista de Antonio López de Santa
Anna. Asimismo, ayudó a Benito Juárez a enfrentar la intervención francesa, pero los presidentes posteriores,
entre ellos, Porfirio Díaz, recapitularon por considerar a la Guardia Nacional como un ejército paralelo que podía
causar problemas.

Actualmente, la Guardia Nacional la encontramos en la Constitución, y está prevista en la Ley de Servicio


Militar Obligatorio, en la que se establece que forman parte de ella quienes perteneciendo a la segunda reserva,
se encuentran entre los 40 y los 45 años de edad.263

En su período como Gobernador y como Presidente de la República, Benito Juárez informó al Congreso de sus
empeños por sostener y desarrollar la Guardia Nacional, cuyo extraordinario valor para la defensa de la patria
exaltaba.264

En los reportes periodísticos de 1876 aparecen recomendaciones al Gobernador del Distrito Federal para que
ordene a los agentes de policía que se abstengan de pronunciar palabras obscenas en las calles, así como a
embriagarse, a ser prepotentes, a ser corruptos, a ser ineptos. El mismo relato dice que los policías eran de origen
social marginal, tenían bajos salarios y poca estima social. Pareciera que se estuviera describiendo a "algunos”
de los policías de la época actual.

Con Sebastián Lerdo de Tejada como Presidente sólo se hicieron algunas reformas al Reglamento de Comisarios
y se determinó la obligación a cargo de la administración, de dotar de uniformes a los elementos de la policía
(antes de esa fecha cada gendarme compraba su uniforme).

Por su parte, Porfirio Díaz realizó diversos esfuerzos por reorganizar a la policía haciendo una clara división
entre la policía urbana y la rural y luchando contra la impunidad que se dejaba ver en la época que al alcanzar
crisis tuvo que declarar: "...los constantes esfuerzos del Ejecutivo, por garantizar la seguridad pública, no han
bastado, por desgracia, para impedir la consumación de algunos crímenes escandalosos que han tenido lugar
últimamente, produciendo una justa alarma en la sociedad; alarma que ha aumentado con motivo del veredicto
del jurado respectivo, absolviendo a dos de los principales delincuentes en un caso de asalto y homicidio a
inmediaciones de esta Ciudad. Ese veredicto ha introducido el mayor desaliento entre todos los que desean la
pronta y severa represión de los delitos, y amenaza desprestigiar, a una de nuestras más populares

263
CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS. Loc. Cit. Refiere a la Guardia Nacional en sus artículos 10, 31 fracción III,
35 fracción IV, 36 fracción II, 73 fracción XV, 76 fracción IV, 78 fracción I, y, 89 fracción I. Vid. CÓDIGO DE JUSTICIA MILITAR. Artículos 275
párrafo tercero y 434 fracción II; la Ley de Imprenta en sus artículos 3 fracción II, 33 fracción III, y 35 primer párrafo. Vid. LEY DEL SERVICIO
MILITAR. Artículos 5 cuarto párrafo y 6. Vid. LEY FEDERAL DEL TRABAJO. Artículo 44. Vid. LEY ORGÁNICA DE LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA
FEDERAL. Artículos 29 fracciones IV y XVI. Vid. REGLAMENTO DE HONORES, BANDERAS Y LUCES DE LA ARMADA DE MÉXICO. Artículos 43
fracción segunda apartado A número 2. L. TAMAYO JORGE, Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia, Loc. Cit., p. 34. Al
respecto, podemos apreciar en el documento “Apuntes para mis hijos” que Juárez señalaba que a partir del 10 de enero de 1856, fecha en
que tomó la gubernatura de Oaxaca, se dio a la tarea de disolver la tropa permanente en el estado, debido ello a sus vicios y repetidos
motines, dependientes de ambiciosos y desmoralizados jefes, levantando y organizando en su lugar, a la guardia nacional.
264
PROCURADURÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA, Curso de actualización a distancia para agentes del Ministerio Público en activo, Loc. Cit.,
p. 31.

111
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

instituciones”.265

Por esta razón, Porfirio Díaz obtuvo del Congreso la suspensión de las garantías individuales para los autores,
cómplices y encubridores de cualquier ataque violento a las personas o propiedades fuera de la población, y de
plagio, robo o destrucción de la propiedad cometidos con violencia dentro o fuera de las poblaciones.

El 24 de enero de 1878 se expió el Reglamento de Comisarios de Policía, Inspectores de Cuartel, Subinspectores


de Manzana, Ayudantes de Acera y Gendarmes Bomberos, señalándose en el mismo que habría en la ciudad de
México seis Comisarios, un Inspector por cada Cuartel, un Subinspector por cada manzana, dos Ayudantes por
cada acera y una Compañía de Gendarmes bomberos con funciones de policía.

Se mantuvo también la Inspección General de Policía ya que mediante decreto de 10 de febrero de 1878, se da la
organización de la Policía Urbana señalándose que al mando de la misma se encontraba el titular de dicha
Inspección.266

En este mismo año, se aprueba la petición de la Comisión de Policía para la confección y fabricación de
uniformes para la policía, mismos que mediante descuento serian cobrados a sus beneficiarios.267 Mientras
Porfirio Díaz organizó también la Policía Montada.

En el primer Código de Procedimientos Penales de 15 de septiembre de 1880, no se reconoce el ejercicio privado


de la acción penal, sin embargo, sí se establece ya una organización más sólida del Ministerio Público al que se
asigna la función de promover y auxiliar a la administración de justicia en sus diferentes ramas.

Con Manuel González no hubo reformas sustanciales en materia de seguridad pública, ya que por Decreto de 13
de abril de 1882 dado a conocer el 16 de septiembre de ese mismo año, intentó modificar los Bandos de Policía a
efecto de mejorar el servicio de la policía urbana, luego de ser enviado al Congreso para su aprobación, fue
denegado "por no necesitarse”.

Para cuando el General Porfirio Díaz asume la Presidencia en 1884, el índice de criminalidad había bajado
notablemente en los caminos rurales y en la ciudad. En atención al trabajo que realizaban la policía urbana y la
rural que había ampliado su ámbito de acción y se encontraba prestando servicios en el Distrito Federal
contribuyendo de ésta manera en forma eficaz al mantenimiento de la seguridad, por lo que no se dieron cambios
sustanciales en las estructuras públicas encargadas de prestar el servicio de seguridad pública.

En la materia, el 30 de junio de 1891 se publica un reglamento del Ministerio Público y el 16 de septiembre, con
la apertura de las sesiones del Congreso, se trató la ampliación del presupuesto asignado al cuerpo de bomberos
para la contratación de personal y el establecimiento de una planta.

265
NACIF MINA, JORGE, La Policía en la Historia de la Ciudad de México (1524-1928), Loc. Cit., pp. 136137. Al respecto, Jorge Nacif señala
que la razón del comentario expresado por Porfirio Díaz tuvo su origen en el evento que se verificó en Barranca del Muerto donde diversos
delincuentes asaltaron, robaron y mataron a los pasajeros del tren de los Ferrocarriles del Distrito Federal sobre la vía de San Ángel y que
una vez aprehendidos los delincuentes y sujetos a juicio, extrañamente y no obstante que ya habían sido apresados por otros delitos (de
donde se desprende que eran reincidentes o contaban con una conducta delictiva precedente), fueron extrañamente exonerados.
266
BARRÓN CRUZ, MARTÍN GABRIEL, Policía y Seguridad en México, Loc. Cit., p. 139.
267
NACIF MINA, JORGE, La Policía en la Historia de la Ciudad de México (1524-1928), Loc. Cit., pp. 139-141.

112
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Entre 1892 y 1896 se expidieron algunos reglamentos que modificaban la estructura administrativa de la policía,
pero siempre bajo la idea de que en ese entonces la policía prestaba un servicio de seguridad y orden eficiente;
toda vez que había un control estricto de la delincuencia. En este sentido, y habiéndose considerado a la policía
rural como la estructura más sólida en el combate a la delincuencia, por decreto de 22 de noviembre de 1893
publicado el día 25 del mismo mes, se incrementaron de nueve a diez grupos las fuerzas rurales.

En el segundo Código de Procedimientos Penales de 22 de mayo de 1894, se mejora la institución del ministerio
Público y se amplía su intervención en el proceso al otorgársele las características (diferentes a las hispanas) del
Ministerio Público Francés, convirtiéndolo así en auxiliar de la administración de justicia y parte de la policía
judicial. En 1903 Porfirio Díaz expide la Ley Orgánica del Ministerio Público (primera en su género), en la que
se establece que esta Institución es parte en el juicio y por lo tanto, está facultada para intervenir en todos los
asuntos en que se afecte el interés público y el de los incapacitados, en el ejercicio de la acción penal de la que es
titular (a diferencia de las legislaciones anteriores en la que el Ministerio Público solo era auxiliar de la
administración de justicia). Se consigna además que a la cabeza del Ministerio Público, se encuentra el
Procurador de Justicia.268

2.2.3.5 México Moderno

Con Francisco I. Madero como Presidente no hubo grandes cambios en materia de seguridad pública y solo en
septiembre de 1912 se formó un batallón de policía al que se le denominó "De Seguridad”. Al respecto, se señaló
que se había aumentado el número de gendarmes con 300 plazas, con sus respectivos oficiales, y que se había
organizado a la policía montada en alta fuerza de gendarmería, creándose otro cuerpo con 833 plazas. Ambos
cuerpos de policía fueron dotados con fusiles y ametralladoras.

Mientras con Venustiano Carranza, después del 1 de diciembre de 1916, se da término a la facultad con que
contaba la policía de detener y consignar directamente ante las autoridades competentes a quien juzgaran
sospechoso, señalándose que: “...el Ministerio Público, con la Policía Judicial represiva a su disposición, quitará
a los presidentes municipales y a la policía común la posibilidad que hasta hoy han tenido de aprehender a
cuantas personas juzgan sospechosas, sin más mérito que su criterio particular”.269 De ésta manera y ya con la
figura del Ministerio Público se evitan desórdenes y abusos que hasta el momento y apoyados en la legislación
vigente en la época, realizaban los policías de la Ciudad de México.270

En el Constituyente de 1916-1917 se discute y aprueba el artículo 21 de nuestra actual Constitución, en el que se


otorga el monopolio de la acción penal al Ministerio Público al establecerse que: “La investigación y
persecución de los delitos incumbe al Ministerio Público, el cual se auxiliará con una policía que estará bajo su
autoridad y mando inmediato”.
268
PROCURADURÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA, Curso de actualización a distancia para agentes del Ministerio Público en activo, Loc. Cit.,
p. 31. Vid. V. CASTRO, JUVENTINO, El Ministerio Público en México, Loc. Cit., p. 26.
269
NACIF MINA, JORGE, La Policía en la Historia de la Ciudad de México (1524-1928), Loc. Cit., p. 157.
270
Ibídem. Vid. INSTITUTO DE INVESTIGACIONES JURÍDICAS, Diccionario Jurídico Mexicano, T. I-O, México, Ed. Porrúa y Universidad Nacional
Autónoma de México, 2000, Decimocuarta edición, pp. 2128, 2129. Vid. DÍAZ DE LEÓN, MARCO ANTONIO, Diccionario de Derecho Procesal
Penal, T.II, México, Ed. Porrúa y Universidad Nacional Autónoma de México, 1997, pp. 1402, 1403.

113
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Por otra parte, en el artículo 102 de la referida Carta Magna, se consigna que el Ministerio Público de la
Federación está presidido por un Procurador General de la República, designado por el Titular del Ejecutivo
Federal con ratificación del Senado o, en sus recesos, de la Comisión Permanente y que el mismo podrá ser
removido libremente por el Ejecutivo. Se establece además que corresponde al Ministerio Público de la
Federación, la persecución, ante los tribunales, de todos los delitos del orden federal; y, por lo mismo, a él le
corresponderá solicitar las órdenes de aprehensión contra los inculpados; buscar y presentar las pruebas que
acrediten la responsabilidad de éstos; hacer que los juicios se sigan con toda regularidad para que la
administración de justicia sea pronta y expedita; pedir la aplicación de las penas e intervenir en todos los
negocios que la ley determine.

El 14 de abril de 1917 se expide la Ley de Organización del Distrito y Territorios Federales'08 y en su capítulo
VII consigna en materia de seguridad pública:

1. Que en las poblaciones del Distrito Federal y de los territorios de la Federación, la seguridad pública
está a cargo de los Ayuntamientos y son éstos los encargados los que designen y remuevan libremente a
todos los jefes, oficiales y demás personas que presten el servicio de seguridad pública.

2. Excepción a lo anterior, se señala que la ciudad de México el responsable de designar a los funcionarios
que prestan el servicio de seguridad pública, lo es el Gobernador.

3. La policía, para la guarda y seguridad de los caminos despoblados en el Distrito Federal y territorios de
la Federación, está a cargo de los gobiernos respectivos y sus integrantes serán nombrados y removidos
libremente por dichos gobiernos.

4. Excepción a lo anterior, también lo es el Distrito Federal en donde las personas que integran la policía
sólo pueden ser nombradas y removidas con la aprobación del Presidente de la República.

5. Los requisitos para ser Inspector General de Policía en el Distrito Federal.

Es preciso señalar que en este año y dadas las necesidades de la capital, se creó un Departamento de Tránsito.

Por su parte, en la Constitución de 1917 se establece en su artículo 21, que corresponde al Ministerio Público la
investigación y persecución de los delitos y en materia de seguridad pública señala que es una función a cargo de
la Federación, el Distrito Federal, los Estados y los Municipios, en las respectivas competencias que la propia
271 272
Constitución señala, consignando además que la actuación de las instituciones policiales se regirá por los
273
principios de legalidad, eficiencia, profesionalismo y honradez.

En palabras de Venustiano Carranza, Primer Jefe del Ejército Constitucionalista, "el deber primordial del
Gobierno es facilitar las condiciones necesarias para la organización del derecho o, lo que es lo mismo, cuidar de

271
CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, Artículos 21 primer párrafo y 102.
272
LEY DE ORGANIZACIÓN DEL DISTRITO Y TERRITORIOS FEDERALES. Diario Oficial. T. V. No. 87. 4a Época. Poder Ejecutivo, Secretaría de
Gobernación, México, D.F., sábado 14 de abril de 1917, pp. 414-417.
273
CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, Artículo 21, párrafos primero y quinto.

114
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

que se mantengan intactas las manifestaciones de libertad individual, para que, desarrollándose el elemento
social, pueda a la vez, que conseguirse la coexistencia pacífica de todas las actividades, realizarse la unidad de
esfuerzos y tendencias en orden a la prosecución del fin común: la felicidad de todos los asociados". 274

La protección del individuo dejó de basarse en su separación absoluta con respecto al Estado, como lo había
querido el viejo liberalismo, y comenzó a fundarse en un estrecho ligamento entre ambos, que reconocía como,
conducto lógico y necesario la ley, se podía tener la seguridad de que el nuevo orden habría de triunfar con la
fuerza legitimada del poder público.275

Como ya se dejó referido en páginas anteriores, el concepto de la Guardia Nacional se encuentra contemplando
en la Constitución en los Artículos 10, 31 fracción III, 35 fracción IV, 36 fracción II, 73 fracción XV, 76
fracción IV, 78 fracción I, y, 89 fracción I; el Código de Justicia Militar en los artículos 275 párrafo tercero y
434 fracción II. En este sentido, la fracción III del artículo 31 señala como obligación de los mexicanos "alistarse
y servir en la Guardia Nacional, conforme a la ley orgánica respectiva, para asegurar y defender la
independencia, el territorio, el honor, los derechos e intereses de la patria, así como la tranquilidad y el orden
interior". Sin embargo, dicha ley orgánica no se ha promulgado, por lo que aparece como letra muerta. Cabe
mencionar que la Guardia Nacional en otros países como Estados Unidos de Norteamérica y Francia ha tenido
resultados positivos, por lo que convendría revisar las posibilidades de desarrollo en México.

En los códigos de derecho público anteriores y actuales, como lo es la Constitución de 1917, se puede observar
que los cuerpos de seguridad pública protegen fundamentalmente al Estado y no a la sociedad civil.

Posterior a la promulgación de la Constitución, y con el objeto de materializar los objetivos que la misma se
proponía, en 1919 se expide una nueva Ley Orgánica del Ministerio Público para el Distrito y Territorios
Federales, en la que se establece como único depositario de la acción penal, a la Institución del Ministerio
Público, al establecer que "El Ministerio Público del Distrito y Territorios Federales, es una institución que tiene
por objeto ejercitar, ante los tribunales de aquéllos, las acciones penales correspondientes para la persecución,
investigación y represión de los hechos criminosos definidos y penados por las leyes comunes de dichas
entidades federativas; defender los intereses de estas, ante sus tribunales y ejercer todas las demás atribuciones
276
que le confieren la Constitución y las leyes”, señalando además que las querellas o faltas que fueren
competencia de los tribunales del orden común así como las consignaciones que se hicieren por las autoridades
que tuvieren conocimiento de una infracción penal, se harían por conducto del Ministerio Público para que este
se encargue de comprobar el cuerpo del delito y señalar a los responsables de su comisión y en consecuencia
formule la acusación correspondiente pidiendo la aprehensión de los culpables si no se encontraren ya detenidos
por habérseles descubierto en flagrancia. Se consigna además que el Procurador General de Justicia depende

274
CÓRDOVA, ARNALDO, La Ideología de la Revolución Mexicana, México, UNAM, 1981, pág. 241.
275
Ibíd., pág. 243.
276
LEY ORGÁNICA DEL MINISTERIO PÚBLICO DEL DISTRITO Y TERRITORIOS FEDERALES. Diario Oficial. T. XIII, No. 12, Poder Ejecutivo, Secretaría
de Gobernación, México, D.F., sábado 13 de septiembre de 1919. Artículos 1 y 2, p.228. En esta misma norma se establece que el
Procurador General de Justicia se auxilia de seis agentes auxiliares.

115
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

directamente del Presidente de la República.

Con Álvaro Obregón se otorgó un mayor presupuesto al ramo de la policía, se reorganizó ésta, aumentando su
contingente con dos regimientos de gendarmería montada y se equipó a la policía. De tal forma que para 1921 la
estructura policial contaba con 1800 gendarmes de a pie (pie a tierra) y 750 montados. Así se estableció que la
gendarmería se constituiría con cuerpos organizados asimilados a los cuerpos del ejército y se dividirían en de a
pie o infantería y montados o caballería que quedaban bajo el mando de un Inspector General de Policía, bajo
cuyo mando se encontraba también el Cuerpo de Bomberos.277

Pero ante la creciente gendarmería, se acrecentaron paralelamente tres problemas: el de abuso de autoridad, la
negligencia y la corrupción. Por tal motivo, en mayo de 1922 se ampliaron las facultades del Inspector General
de Policía para que consignara a los miembros de la policía que cometieran algún hecho que ameritare la
intervención de la justicia y para que propusiera al Gobernador del Distritito la remoción de los elementos de la
policía que por "negligencia o falta de escrúpulo” realicen actos que sin caer en la comisión de delitos o faltas, si
afecten el buen nombre de la Institución; encontrándose también facultado para suspender a cualquiera de los
miembros de la policía para llevar a cabo investigaciones relacionadas con su conducta.278

En 1923 se crearon dos nuevas Comisarías, aumentando a diez las existentes y se mejoró la vigilancia en los
caminos despoblados, por lo que a la gendarmería montada se sumaron 6 escuadrones y se organizaron además
los servicios de tránsito de la ciudad. En ese mismo año, el 23 de julio, por Acuerdo 2496, surgió la Escuela
Técnica de Policía en atención a que era necesario establecer los métodos científicos para el funcionamiento
eficaz de la policía cuyos elementos desde los jefes hasta los gendarmes, incluyendo a los comisarios y
empleados, puedan dentro de la esfera de sus facultades cumplir con las delicadas funciones que sus cargos les
imponen.

Posteriormente, en 1927 se ratifica el carácter permanente y la dependencia de la Escuela Técnica de Policía del
gobierno del Distrito Federal y se limitan sus funciones a impartir instrucción policial teórica-práctica al cuerpo
de gendarmería a pie, suprimiéndose el curso de aspirantes a gendarmes técnicos.279

En 1924, el 19 de septiembre, se reforma la Ley Orgánica del Ministerio Público del Distrito y Territorios
Federales promulgada el 9 de septiembre de 1919 y publicada en el Diario Oficial el día 13 de ese mismo mes y
año. A efecto de establecer que el Ministerio Público del Distrito y Territorios Federales, se integra de un
Procurador General de Justicia, un Jefe del Ministerio Público del orden común, ocho agentes auxiliares del
277
ORDENANZA GENERAL PARA LOS CUERPOS DE POLICÍA que contiene el REGLAMENTO PARA EL SERVICIO DE CIUDAD, REGLAMENTO DE
ESTACIONES DE POLICÍA y el REGLAMENTO DEL CUERPO DE BOMBEROS. Diario Oficial. T. XX, No. 45. Poder Ejecutivo, Gobierno del Distrito
Federal, México, D.F., jueves 23 de febrero de 1922. Suplemento, p. 3.
278
ACUERDO LAS ATRIBUCIONES DE LOS INSPECTORES GENERALES DE POLICÍA Reglamentando. Diario Oficial. T. XXI, No. 15. Poder Ejecutivo,
Gobierno del Distrito Federal, México, D.F., viernes 19 de mayo de p. 218.
279
ACUERDO POR EL QUE SE DAN A CONOCER LAS DENOMINACIONES QUE A PARTIR DEL DÍA 21 DE ABRIL DE TOMARÁN LAS DOS SUBCOMISARIAS
AUXILIARES DE POLICÍA DE RECIENTE CREACIÓN. Diario Oficial. T. XXIV, No. 3. Poder Ejecutivo, Gobierno del Distrito Federal, México, D.F.,
viernes 4 de mayo de 1923, p. 58. ACUERDO AUTORIZANDO EL ESTABLECIMIENTO DE UNA ESCUELA TÉCNICA DE POLICÍA. Diario Oficial. T. XXIV,
No. 56. Poder Ejecutivo, Gobierno del Distrito Federal, México, D.F., viernes 6 de julio de 1923, p. 941. ACUERDO POR EL CUAL SE FIJAN LAS
a
BASES PARA EL FUNCIONAMIENTO DE LA ESCUELA TÉCNICA DE POLICÍA. Diario Oficial. T. XL, No. 38. Sección 1 Poder Ejecutivo, Gobierno del
Distrito Federal, México, D.F., miércoles 16 de febrero de 1927, p. 5. Bases 1a y 2a. Vid. ALEJANDRO IÑIGO, Bitácora de un Policía 1500-
1582, Loc. Cit., p.122.

116
La Seguridad Pública Municipal en México: Antecedentes, Situación Actual y Perspectivas

Procurador de los cuales dos serán Subprocuradores, uno en Mexicali y el otro en La Paz.280

En la época del General Plutarco Elías Calles, la seguridad Pública era uno de los servicios de mayor
trascendencia e importancia para el gobierno, por lo que el Congreso formuló los proyectos de Ordenanza
General de Policía, Reglamentos de la Inspección General de Comisarías, de Cajas de Ahorros de las Escuelas
de Policía, del Cuerpo de Bomberos, de las Obligaciones de Policía y de los bandos de policía y buen gobierno.
Con dichos ordenamientos se pretendía unificar las corporaciones, para contar con unidad de mando y de acción,
establecer la disciplina militar, hacer de la policía una carrera en la que se ascienda por escalafón y autorizar a
los comisarios para imponer penas administrativas por faltas leves.

En 1928, luego del homicidio de Álvaro Obregón a manos de León Toral, el 28 de agosto de ese año se suprimió
por ley el Municipio libre en que estaba asentada la estructura administrativa del Distrito Federal, por lo que el
Presidente de la República se hacía cargo del Distrito Federal, con las facultades de designar un gobernador en
quien delega las funciones del gobierno capitalino. Posteriormente, el 31 de diciembre de ese mismo año, se
expidió la Ley Orgánica del Distrito y de los Territorios Federales por la que se crea la Jefatura del
Departamento del Distrito Federal, apoyada por delegados, subdelegados y jefes de dependencias, entre ellos el
Jefe de la Policía, desapareciendo el puesto de Inspector General de la Policía que es sustituido por el de Jefe de
la Policía. Entre las atribuciones del Jefe del Departamento, se señalaban el promover en el campo
administrativo, el cumplimiento de los ordenamientos legales (leyes, decretos, reglamentos, etc.), los servicios
de policía y castigar las infracciones a los reglamentos gubernativos y de policía. Consignan